lunes, 18 de abril de 2011

¿QUE ES LA REENCARNACION?

La Reencarnación, sí EXISTE y tiene un propósito en el Plan Universal de la Humanidad.


Veamos ahora lo que nuestra Filosofía Espírita tiene que decir con   relación a la Reencarnación. Como paso lógico hacia la educación que es lo más importante en la divulgación de nuestra filosofía, no podemos dejar de publicar sobre la Reencarnación.  

Hoy día los que se volcán a los Cultos Religiosos, que lo que promueven, es en algunos, la Prosperidad y otros se desvían a "CULTOS" de todo tipo, incluyendo a Lucifer o Satanás que como   consecuencia de no conocer la realidad del Alma Inmortal, niegan el proceso reencarnatorio y ceden a los caprichos de los Mercaderes Espirituales.  

Estos Mercaderes Espirituales, su único propósito en la vida, es el beneficio propio y el   enriquecimiento ilícito, aprovechando la necesidad de los que con esperanza de que les vaya ir mejor en la vida, caen en manos mistificadoras. 

Toda esta confusión, tiene lugar a partir de la religiosidad, y "CULTOS" Religiosos.

Cada cual tiene derecho a ejercer el Libre Albedrío  que el mismo Jesús nos indicó por medio de sus enseñanzas de Bien Común debíamos acatar. Por lo tanto cada cual puede decir lo que quiera, y el decir que el Espiritismo con el concepto de la Reencarnación no es valido, es faltar a la verdad espiritual.

Cuando Jesús nos enseñó que no le hiciéramos a nadie lo que no nos gustaría nos hicieran a nosotros mismos, estaba indicando que teníamos la voluntad de hacer el bien o el mal por nuestra propia decisión. Porque no hay forma de tener una acción si no es primero decidido en nuestro interior o en nuestras intenciones, para luego actuar. 

Por eso Dios es muy enfático en decir que lo que importa son las intensiones de nuestras acciones. 


Entonces, si el Libre Albedrío es esencial en los comportamientos humanos y además, el Alma  es Inmortal, nada más lógico que la reencarnación para que el Alma encarnada pueda progresar permitiendo que se adelante gradualmente luego de cada reencarnación. Y entonces...

La mayoría de los que corren detrás de milagros y prodigios y a las predicas de Prosperidad, no saben o no entienden lo importante de la Reencarnación en nuestras vidas.  Al no considerar que la Reencarnación es real y que como consecuencia de nuestras Almas Inmortales, tenemos la oportunidad de espiar nuestros errores y no estar condenados a una muerte eterna o en el infierno o en el cielo. Ninguno de estos 2 conceptos son reales, pues ¿para que se necesita un infierno o un cielo si la naturaleza del Alma es Inmortal?, nunca morirá jamás…


Entonces al no conocer esta verdad, sus mentes son amoldadas a lo que Los Mercaderes Espirituales  de nuestros tiempos tienen que decir de una manera subliminal, “Vamos a ser prósperos, primero porque eso es lo que Dios quiere, pues luego de la muerte no se necesita el dinero pero aquí en lo terrenal si es necesario” 

Y esto no es agradable a Dios, por que este comportamiento encierra en sí: “Orgullo, Egoísmo, Avaricia, CodiciaMaterialismos” y todo alejado del Bien Común, que es lo que hace del ser humano uno noble y de principios.  Entonces No dejemos de darle la importancia debida a este término de la Reencarnación.

Ni la Reencarnación, ni todas las leyes espirituales establecidas por DIOS, no están en discusión de sí  existen o no. Si lo crees o no, no es importante, pues Dios  las estableció y ahí están El no va a cambiarlas o modificarlas de acuerdo a nuestras creencias o no. Lo que sí podemos hacer es tratar de entender los propósitos de la razón de nuestras existencias. Si crees o no, en nada cambiaran de por si, pero si logras entenderlas y aceptarlas, por seguro ocasionarán un cambio radical en tus comportamientos y en tus acciones, que es lo que Dios mira en tí. 

Yo te digo, quita la venda religiosa que te han impuesto, y medita si hace lógica o no el que la Reencarnación es correcto o no, o si existe o no. Ese análisis te ayudará en tu crecimiento espiritual.


Vea nuestro Vídeo Complementario sobre este tema de La Reencarnación a continuación 
En el Resumen de la enseñanza de los Espíritus, en el Libro:

El Espiritismo en su Más Simple Expresión, escrito por Allan Kardec, nos dice lo siguiente desde el Ítem #12 al Ítem #20.

12. El perfeccionamiento del Espíritu es fruto de su propio esfuerzo; no pudiendo, en una sola existencia corpórea, adquirir todas las cualidades morales e intelectuales que deben conducirlo al objetivo, él lo alcanza por una sucesión de existencias, en cada una de las cuales da algunos pasos adelante en el camino del progreso.

13. En cada existencia corporal el Espíritu debe llevar a cabo una labor en proporción con su grado de desarrollo; cuanto más ruda y trabajosa sea tanto mayor será el mérito en cumplirla. De esta manera, cada existencia es una prueba que lo acerca al objetivo. El número de esas existencias es indeterminado. Depende de la voluntad del Espíritu abreviarlo esforzándose activamente por su perfeccionamiento moral; del mismo modo que depende de la voluntad del obrero, que debe entregar un trabajo, el disminuir la cantidad de días que emplea en hacerlo.

14. Cuando una existencia fue mal empleada y sin provecho para el Espíritu, debe recomenzarla en condiciones más o menos penosas, debido a su negligencia y su mala voluntad; del mismo modo, en la vida, se puede ser constreñido a hacer al día siguiente, lo que no se hizo en la víspera o a rehacer lo que se hizo mal.

15. La vida espiritual es la vida normal del Espíritu y es eterna; la vida corpórea es transitoria y pasajera: no es sino un instante en la eternidad.

16. En el intervalo de sus existencias corpóreas, el Espíritu está errante. La Erraticidad no tiene una duración determinada; en ese estado, el Espíritu es feliz o infeliz; según el buen o mal empleo que hizo de su última existencia; él estudia las causas que apresuraron o retardaron su adelanto; toma las resoluciones que procurará poner en práctica en su próxima encarnación y escoge, él mismo, las pruebas que cree más apropiadas para su evolución; pero en algunas ocasiones se equivoca o sucumbe, porqueno mantiene, como hombre, las resoluciones que había tomado como Espíritu.

17. El Espíritu culpable es castigado con sufrimientos morales en el mundo de los Espíritus y con penas físicas en la vida corpórea. Sus aflicciones son consecuencias de sus faltas, vale decir, de sus infracciones a la ley de Dios; de esta manera constituyen, a la vez, una expiación del pasado y una prueba para el porvenir; así es que el orgulloso puede tener una existencia de humillaciones; el tirano una de servidumbre y el mal rico una de miseria.

18. Hay mundos apropiados a los diferentes grados de adelanto de los  Espíritus y donde la existencia corporal se encuentra en condiciones muy diferentes. Cuanto menos avanzado es el Espíritu, tanto más pesado y material es el cuerpo con que se reviste; a medida que se purifica, pasa a mundos superiores moral y físicamente. La Tierra no es ni el primero ni el último, pero, sí, uno de los más atrasados.

19. Los Espíritus culpados están encarnados en los mundos menos avanzados donde expían sus faltas por las tribulaciones de la vida material. Esos mundos son para ellos verdaderos purgatorios, pero de donde depende de ellos salir, trabajando por su perfeccionamiento moral. La Tierra es uno de esos mundos.

20. Siendo Dios, soberanamente justo y bueno, no condena a sus criaturas a castigos perpetuos por faltas transitorias; les ofrece en todo momento medios para progresar y reparar el mal que pudieron hacer. Dios perdona, pero exige el arrepentimiento, la reparación y el retorno al bien; de suerte que la duración del castigo es proporcional a la persistencia del Espíritu en el mal; en consecuencia, el castigo sería eterno para aquel que permaneciese eternamente en el mal camino; pero, desde que la claridad del arrepentimiento entra en el corazón del culpado, Dios extiende sobre él su misericordia. Así, El Espiritismo en su Más Simple Expresión la eternidad de las penas debe ser entendida en el sentido relativo y no en el sentido absoluto. Este resumen  es muy importante en este tema de la Reencarnación porque resume todo lo que debemos saber sobre el tema. 








La Reencarnación es para mejorar y adelantar nuestro espíritu, y las faltas cometidas deberán ser expiadas para que este proceso se active y continúe. No es correcto decir que no hay que sufrir o no hay que expiar, pues sería completamente en contra de lo que los Espíritus Superiores y Puros nos dejaron saber a través de lo dictado a Allan Kardec.  Esta  muy bien definido en la Filosofía Espirita estos conceptos de expiación de pruebas y los propósitos esenciales de la reencarnación.

A continuación voy a exponer lo que nos dice la Codificación Espírita de una manera muy clara, sobre  este tema muy importante, además, podrán ver las diferentes definiciones de diferentes fuentes a manera de comparación. Esto hace que este artículo sea un poco extenso. Pero vamos a concentrarnos en lo que dijeron los Espíritus Superiores y Puros a través de Allan Kardec en el Libro de Los Espíritus y El Libro de Los Médium preponderantemente. 

Los Espiritas creemos de una manera inequívoca que  el Espíritu progresa luego de cada reencarnación, y nunca jamás un espíritu es retrogrado en su comportamiento reencarnatorio, ni menos aun reencarna en un animal o en una cucaracha como los detractores de nuestra filosofía tratan de explicar la Reencarnación para hacer desistir a los que desean conocer sobre nuestra Filosofía de Bien Común

Estos que así se expresan, demuestran no tener ningún conocimiento de nuestra filosofía, y son desmentidos por los mismos que se acercan para conocer el mundo espiritual a través de nuestra filosofía.

Cuando las personas que han sido invadidos por falsas definiciones de lo que es la reencarnación y porque reencarnamos, deciden de una manera determinante que lo que La Filosofía Espírita expone si tiene lógica y razón de ser.  Entonces aquellos que trataron de tergiversar lo correcto que es la reencarnación, terminan siendo ridiculizados.

En fin estas y otras interrogantes están definidas en esta reflexión. Quiero hacer una aclaración aquí. Debido a lo importante de este tema, he decidido copiar literalmente lo que los Espíritus Superiores le contestaron a Allan Kardec, el codificador en cuanto a este tema. Luce un poco extenso, pero si te interesa este tema, no es prudente resumir lo que dijeron los Espíritus Superiores. Tarde o temprano lo leerás en el Libro de Los Espíritus, pues te lo hacemos cómodo y servirá de motivación a continuar leyendo este hermoso Libro de Los Espíritus.

Toda la información aquí contenida ha sido sustraída del Libro de Los Espíritus, escrito por Allan Kardec en el 1857. Para los que por primera vez están expuestos a la codificación que hizo Allan Kardec  podrán darse cuenta que se componen de preguntas realizadas por Allan Kardec a los Espíritus Superiores y las contestaciones dadas por ellos. 

Nota aclaratoria, a continuación antes de exponer lo que nos dice la Codificación Espirita de una manera muy clara sobre este tema muy importante, podrán ver las diferentes propuestas de diferentes fuentes y de diferentes creencias religiosas. Esto expone que la manera en que se define la reencarnación no es la manera que los Espíritus Superiores nos hicieron saber en la Codificación Espírita.

Los Espiritas creemos de una manera inequívoca que el Espíritu progresa luego de cada reencarnación, y nunca jamás un espíritu es retrogrado en su comportamiento reencarnatorio, ni menos aun reencarna en un animal o en una cucaracha como los detractores de nuestra filosofía tratan de explicar la Reencarnación para hacer desistir a los que desean conocer sobre nuestra Filosofía de Bien. 


Estos que así se expresan, demuestran no tener ningún conocimiento de nuestra filosofía, y son abatidos  por los mismos que se acercan para conocer el mundo espiritual a través de nuestra filosofía, haciendo que estos sean el ridículo ante ellos mismos, por haber hablado de algo que no saben.

Reencarnación

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegaciónbúsqueda
Para otros usos de este término, véase Reencarnación (desambiguación). 

La reencarnación representada
 en el arte hinduista
La reencarnación representada en el arte hinduista.
La reencarnación es la creencia consistente en que una esencia individual de las personas (ya sea mentealmaconciencia o energía) adopta un cuerpo material no solo una vez sino varias.
Esta creencia aglutina de manera popular diversos términos:

Todos estos términos aluden a la existencia de un alma o espíritu que viaja o aparece por distintos cuerpos, generalmente a fin de aprender en diversas vidas las lecciones que proporciona la tierra, hasta alcanzar una forma de liberación o de unión con un estado de conciencia más alto.
El mismo fenómeno pero sin la creencia en un alma o espíritu:

  • Metensomatosis: viene de meta (después, sucesivo) y soma (cuerpo).
  • Palingenesia o palingénesis: procede de palin (de nuevo) y genesis(nacer/principio).
La creencia en la reencarnación ha estado presente en toda la humanidad desde la antigüedad, en las religiones egipcia, griega, hinduista, budista y romana. Está presente en la mayoría de religiones orientales, como hinduismo, budismo y taoísmo, y también en las religiones no «adulteradas» africanas y tribales de América y Oceanía. En la historia de la humanidad, la creencia de que una persona fallecida volverá a vivir o aparecer con otro cuerpo (con una personalidad generalmente más evolucionada) ha sobrevivido incluso dentro de las religiones judeocristianas (cristianismo, judaísmo e islam). Son prácticamente las únicas que no la contemplan, pero han permanecido bajo la forma de diversas herejías y posturas no oficiales.

Religiones orientales y tradiciones

Todas las religiones llamadas dhármicas (con origen en el hinduismo) afirman que la reencarnación existe en un ciclo sin fin (rueda del karma), mientras las buenas acciones o métodos religiosos (buen fin o propósito o dharma) no sean suficientes para causar una liberación o cese de este ciclo.
Las religiones tradicionales de los diversos países de Asia (como la de los ancestros en China o el shinto en Japón) incorporan la reencarnación e influyen en gran manera en la devoción popular y la cultura y el folclore de estos países.

Hinduismo

Artículo principal: Hinduismo
En la mitología de la religión brahmánica, al momento de la muerte del cuerpo, el alma o parte esencial abandona el cuerpo que se ha vuelto inservible, y es arrastrada por los iamadutas (los mensajeros sirvientes del dios Iamarásh, el encargado de juzgar el karma de todas las almas del universo); y juzgada. En Egipto antiguo, sus actos eran sopesados contra el peso de una pluma.
Dependiendo de las acciones buenas o malas, el alma se reencarna en una existencia superior, intermedia o inferior. Esto incluye desde estados de existencia celestiales a infernales, siendo la vida humana un estado intermedio. Este incesante proceso recibe el nombre de samsara (‘vagabundeo’). Éste término proviene del verbo sánscrito samsrí: ‘fluir junto’, ‘deambular’. Las religiones orientales se refieren a ese deambular (entretenimiento, codicia, acumulación de bienes, «matar el tiempo»...) como una vida sin propósito ni sentido.
Cada alma viaja por esta rueda, que abarca desde los semidioses (devas) hasta los insectos. El sentido de la trayectoria de un alma dentro de este universo lo marca el contenido o sentido de sus actos. Según el hinduismo popular moderno, el estado en el que renace el alma está determinado por sus buenas o malas acciones (karma) realizadas en anteriores encarnaciones.
La calidad de la reencarnación viene determinada por el mérito o la falta de méritos que haya acumulado cada persona como resultado de sus actuaciones; esto se conoce como el karma de lo que el alma haya realizado en su vida o vidas pasadas. El libro de Urantia (compendio revelado de muchas religiones) reconoce que lo que sobrevive es todo lo que contribuya al aumento de la conciencia. Las almas de los que hacen el mal, por ejemplo, renacen en cuerpos «inferiores» (como animales, insectos y árboles), o en estados aún más inferiores de vivencia infernal, o en vidas desgraciadas. El peso del karma se puede modificar con la práctica del yoga (aumento de la conciencia hasta los niveles más altos contemplativos y unitivos, según el grado y la modalidad de yoga), las buenas acciones (generosidad, conservar la alegría interior, responder bien por mal...), el ascetismo (privarse de lo que abotarga los sentidos e impide el crecimiento del alma, o impide la comunicación de los seres superiores con el individuo) y el ofrecimiento ritual (valor del agradecimiento y de la generosidad).
En el pensamiento religioso hinduista, la creencia en la transmigración aparece por primera vez en forma doctrinal en las escrituras religiosas indias llamadas Upanishad, que reemplazaron a los antiquísimos textos épicos no filosóficos llamados Vedas (entre el 1500 y el 600 a. C.). Las Upanishad fueron escritas entre el 400 a. C. y el 1600 d. C.
La liberación de la reencarnación en el hinduismo o liberación del samsāra, se consigue después de haber expiado o superado el peso de su karma, es decir, todas las consecuencias procedentes tanto de sus buenos como de sus malos actos. Este proceso es continuo hasta que el alma individual, Atman, está completamente evolucionada y se identifica o alcanza a Brahman, el creador del mundo, en donde es salvado de la desgracia de la necesidad de más renacimientos. Esta identificación sucede mediante prácticas yóguicas y/o ascéticas. Luego de su última muerte sale del universo material y se funde en la Luz Divina (la refulgencia que emana del Brahman), con la creencia de que el alma individual (atman), y el alma universal (Brahman) son idénticas..

Jainismo

Artículo principal: Jainismo
El jainismo es otra religión previa al hinduismo y que surgió al mismo tiempo que el budismo. En el jainismo, las almas van recogiendo los frutos de sus buenas o malas acciones a través de sucesivas vidas. Cuando un jainista acumula suficiente buen karma, la pureza de su alma puede hacer que se reencarne en un devá o entidad semidivina, si bien esta situación no es permanente, por lo que los jainistas buscan una liberación definitiva.

Sijismo

Artículo principal: Sijismo
La reencarnación es una creencia central de esta religión, también parte de las englobadas bajo la palabra Hinduismo. Los sijes creen que el alma tiene que transmigrar de un cuerpo a otro como parte de su evolución. Esta evolución finalmente resultará en una unión con Dios mediante la purificación del espíritu. Si uno no realiza buenas acciones, el alma continúa reencarnándose para siempre. Desde la forma humana, si alguien realiza buenas acciones propias de un gurmukha, entonces consigue la salvación con Dios. El alma se purifica mediante la recitación del naam (nombre de Dios), teniendo presente al waheguru (maestro espiritual) y siguiendo el camino del gurmat.

Budismo

Artículo principal: Samsara
El budismo surgió del hinduismo pero incluyó una gran reforma de sus puntos de vista hasta constituir una nueva religión. Tiene una noción distinta de la reencarnación, ya que por un lado la niega y por otro la afirma. Niega que exista una entidad en el individuo que pueda reencarnarse; ni alma, ni mente, ni espíritu; llamado Anātman. Pero la afirma al decir que un nuevo individuo aparece en función de las acciones de uno anterior. Esta noción de reencarnación está más cerca de la palingenesia que de la transmigración. Los budistas creen que mediante la realización del nirvana, el estado de total liberación, se logra también el cese del renacimiento. Dentro del budismo, la tradición tibetana utiliza muy frecuentemente la reencarnación, mientras que otras, como la tradición zen, la ignora en buena medida. Así, la tradición tibetana indica que ha de pasarse por el bardo, que significa literalmente ‘estado intermedio’ o ‘estado de transición’, inmediatamente después de la muerte que duraria 49 dias segun el Libro Tibetano de los Muertos.
Las diferencias de concepción seguramente sólo provienen de distinto punto de evolución al que están refiriéndose, o a como conciben de distintas formas las posibles vías de evolución, así como a la influencia de las diferentes culturas. Más allá de tales aspectos «externos» ―aunque tratan de aspectos muy profundos― habría una esencia común real y objetiva, imposible de definir con la limitada palabra humana.

El budismo, a diferencia del cristianismo y de las religiones occidentales, no ha concebido nunca una noción semejante a la de «alma inmortal» sino que está próximo a la palingénesis. En el Milinda-pañha (‘preguntas del rey Milinda’), el sabio que instruye al rey plantea que existe una continuidad entre individuos (Yo soy tú y tú eres yo, viene a decir Cristo), pero que nada transmigra de uno a otro. Para comprender tales aparentes diferencias, habría que comprender el tema del tiempo y de la eternidad, y como desde la Eternidad un Macroser se separa en miles de millones de seres que son indviduos que se creen separados entre sí (un libro que desarrolla el tema es Habla Seth). Para Santa Teresa, el Cielo es como un océano y los individuos son como gotas, indivisibles y a la vez fusionadas con el Todo Conciencia, pero Cristo vino a traer el Cielo (la conciencia suprema de unidad indivisible) a la Tierra. Milindapañha ejemplifica la (aparente) paradoja con el símil de una antorcha que enciende a otra: «Ni la llama ni la antorcha son la misma, y sin embargo una existe a causa de la anterior».[1]
El budismo plantea el nirvana como cese de la rueda de los nacimientos y las muertes. La escuela mahāyāna le añade además un significado más universalista, señalando que dicho ciclo se terminará cuando todos los seres vivos hayan logrado la iluminación. Realmente lo que significa la reencarnación es el cambio en el transcurso de una misma vida. Es la evolución del yo. De la misma manera que el niño tiene que morir para dar lugar al adolescente con otros temores y otros deseos, las sucesivas reencarnaciones son cambios de perspectivas, de identidades, de verdades. Cambio de personalidad. Todo esto se da en una misma vida. No hay reencarnación luego de la muerte física sino que en el transcurso de una misma vida es posible ir muriendo y renaciendo cada vez. Eso es vivir en real presente sin dependencia del tiempo ni de lo externo.

Shinto

Artículo principal: Shinto
El shinto no se identificó a sí mismo como religión hasta la llegada del budismo a Japón, por lo que se vio influido en sus creencias. Siendo una mezcla de animismo y chamanismo, ya tenía presente la noción de reencarnación en forma de espíritus o almas que se relacionaban con los vivos. El shinto no tiene por tanto una soteriología clara de salvación, sino que los japoneses acuden para esto al budismo. Con la absorción de nociones budistas, el shinto convertirá a algunos de sus elementos míticos como los llamados kami, en seres que se reencarnan con misiones diversas.

Taoísmo

Artículo principal: Taoísmo
El taoísmo es una visión filosófica de la vida y la naturaleza, cuya faceta religiosa se caracteriza por métodos de vida, salud y meditación. Según el taoísmo, el tao es un principio supremo que impregna todo el universo, y por tanto su naturaleza es inmortal y eterna. La reencarnación existe ya que nada muere al estar todo lo vivo fluyendo con el tao. El taoísta no busca acabar con la reencarnación directamente, sino que sigue el camino del tao cuya culminación es volverse uno con el tao, y por tanto, conseguir la inmortalidad.

Religiones del oeste y tradiciones

Filosofía griega clásica

Artículo principal: Filosofía griega
Artículo principal: Platón
Diógenes Laercio describe una anécdota en la cual Pitágoras reconoce a un amigo fallecido en el cuerpo de un perro que había sido golpeado. Platón es el principal exponente de la reencarnación en los griegos del que tenemos noticia. En la obra Fedro, escribe cómo el alma humana, de acuerdo al descubrimiento de la verdad que haya alcanzado, nacerá en un tipo de cuerpo o en otro. Estas existencias suponen pruebas para que las almas se perfeccionen. En La República explica cómo el mítico guerrero Er muere en el campo de batalla pero regresa al cabo de diez días, durante los cuales ve a las almas de los hombres esperando renacer.

Judaísmo

Artículo principal: Judaísmo
Artículo principal: Cábala
De manera similar al cristianismo, la reencarnación no es admitida como doctrina oficial, si bien aparece dentro de la Cábala. En el Zohar (2.99b) se lee: «Todas las almas están sujetas a la transmigración, y los hombres que no conocen los caminos del Señor, que sean bendecidos; ellos no saben que están siendo traídos delante del tribunal, tanto cuando entran en este mundo como cuando salen de él. Son ignorantes de las muchas transmigraciones y pruebas secretas que deben de pasar».

Gnosticismo

Artículo principal: Gnosticismo

Cristianismo

Artículo principal: Cristianismo
El cristianismo oficial actual rechaza la reencarnación de manera mayoritaria por considerarla una doctrina contraria a la Biblia,[2] difícilmente armonizable con la creencia en la resurrección, y ajena a la concepción salvífica que mantiene esta religión. No obstante algunas denominaciones cristianas, tratadas como apóstatas por la corriente principal del cristianismo, han promovido la creencia en la reencarnación (principalmente el Nuevo Pensamiento e iglesias de la Nueva Era) o espíritus (muchas iglesias espiritualistas se identifican a sí mismas como cristianas). Estos grupos normalmente aseguran que tales doctrinas se pueden encontrar en la Biblia[3] o en la tradición cristiana primitiva.

Cristianismo antiguo

Diversos grupos cristianos en los primeros tiempos, como los gnósticos, asumieron la creencia en la reencarnación, como elemento fundamental desde muy pronto, ya que esta concepción estaba muy extendida en el mundo clásico y antiguo. Algunos de los Padres anteriores al Concilio de Nicea I para combatir esta filosofía trataron este tema en sus escritos, rechazándola abiertamente y tratando de mostrar sus contradicciones a un pueblo que en aquellos días, probablemente, no tenía problema en asumir dicha creencia, dentro del marco del cristianismo primitivo, al estar éste influido por muchas tradiciones anteriores.


Tertuliano posiblemente fue el escritor que trató con mayor profundidad el tema, dedicando ocho capítulos de su tratado sobre el alma[4] a la cuestión de la reencarnación.


Orígenes en cambio, se muestra ambiguo cuando favorece a la reencarnación en sus escritos y otras veces la rechaza.[5]
Miremos lo siguiente sobre la ambiguedad de Origen

  1.  «Cada cual, por consiguiente, de aquellos quienes descienden hacia la tierra es, de acuerdo a sus méritos o a la posición que tenía allí, ordenado para nacer en este mundo ya sea en un lugar diferente, o en una nación diferente, o en una ocupación diferente, o con diferentes debilidades, o para ser descendiente de padres religiosos o al menos píos, así como a veces para producir que un israelita descienda entre los escitas y que un pobre egipcio sea traído a Judea». De Principiis IV Cap. 3, 10, 26, 23. Consta en el latín de la traducción de Rufino de esta manera: Unusquisque ergo descendentium in terram pro meritis vel loco suo, quem ibi habuerat, dispensatur in hoc mundo in diversis veI locis vel gentibus vel conversationibus vel infirmitatibus nasci vel a religiosis ant certe minus piis parentibus generari, ita ut inveniat aliquando Israheliten in Scythas descendere et Aegyptium pauperem deduci ad Iudaeam.. Del origen griego se conserva esto: kai para toisde e toisde tois patrasin os dynasthai pote Israeliten pasein eis Schythas kai Aigypton eis ten Ioudaian katelthein.
Otros autores como Ireneo de Lyon,[6] además de Orígenes,[7] también trataron de refutar en repetidas ocasiones la creencia en la reencarnación.[8]

Amerindios


Artículo principal: Amerindios

Mitología nórdica


Artículo principal: Mitología nórdica

Investigación sobre la reencarnación


Ian Stevenson
El psiquiatra Ian Stevenson, de la Universidad de Virginia, ha investigado numerosos informes de niños que afirmaban recordar una vida pasada. Llevó a cabo más de 2.500 estudios de caso, en un período de 40 años, y publicó doce libros, incluyendo Twenty Cases Suggestive of Reincarnation (traducido al español como Veinte casos que hacen pensar en la reencarnación) y Where Reincarnation and Biology Intersect. Stevenson documentaba metódicamente las declaraciones de cada niño, y posteriormente encontraba la identidad de la persona fallecida con la que el niño se había identificado, y verificaba los hechos de la vida de la persona fallecida que coincidían con los recuerdos del niño. También encontró coincidencias de marcas y defectos de nacimiento con las heridas y cicatrices del fallecido, certificadas por historias clínicas, así como por fotografías de autopsias, en su libro Reincarnation and Biology.[9]

Stevenson buscó evidencias refutatorias y explicaciones alternativas a los informes, y creía que sus estrictos métodos descartaban todas las posibles explicaciones "normales" para los recuerdos de los niños.[10] Sin embargo, una gran mayoría de casos de reencarnación notificados por Stevenson se originaron en sociedades orientales, donde las religiones dominantes a menudo permiten el concepto de reencarnación. A raíz de este tipo de crítica, Stevenson publicó un libro sobre casos europeos del tipo reencarnación (European Cases of the Reincarnation Type). Otras personas que han llevado a cabo investigaciones sobre la reencarnación incluyen a Jim B. TuckerBrian Weiss, y Raymond Moody.
Algunos escépticos, como Paul Edwards, han analizado muchos de estos relatos, llamándolos anecdóticos.[11] Los escépticos sugieren que las afirmaciones de evidencia de la reencarnación se originan en el pensamiento selectivo y en los falsos recuerdos, que a menudo resultan de un sistema de creencias propio y de miedos básicos, y por lo tanto no se pueden tener en cuenta como evidencia empírica. Carl Sagan se refiere a los casos, aparentemente de las investigaciones de Stevenson, en su libro El mundo y sus demonios (The Demon-Haunted World), como un ejemplo de datos empíricos cuidadosamente recolectados, aunque rechazó, como mezquina, la reencarnación como una explicación de los relatos.[12]

Una objeción a las afirmaciones sobre la reencarnación incluye el hecho de que la gran mayoría de la gente no recuerda vidas anteriores, y que no hay ningún mecanismo conocido por la ciencia moderna que permita a la personalidad sobrevivir a la muerte y viajar a otro cuerpo. Investigadores como Stevenson han reconocido esas limitaciones.[13]

Perspectivas contemporáneas

Antroposofía

Artículo principal: Antroposofía

Teosofía

Artículo principal: Teosofía

Movimiento Nueva era

Artículo principal: Movimiento New Age

Cultura popular occidental

Durante el siglo XX, Occidente ha sido más que permeable en lo tocante a la asimilación de conceptos religiosos-filosóficos provenientes de las antiguas colonias británicas y francesas de Asia, tal vez sólo con fines de ensanchar el gusto popular por lo exótico y remoto, y legitimar indirectamente el expansionismo con el favor de la publicidad. No obstante, la situación vivencial de muchos europeos y estadounidenses, víctimas de angustiosas incertidumbres provocadas por el caos económico y las tensiones políticas que afectaban directamente las concepciones personales de la vida, propició nuevas maneras de afrontar los interrogantes sobre el sufrimiento y la existencia. Fue auspicioso para la aristocracia estadounidense y europea evitar las tensiones internas entre los espiritualistas en boga (que siempre han contado con sugestiva influencia, en especial entre los jóvenes) y la búsqueda política de consenso. La reencarnación desvió las injusticias sociales hacia la explicación metacientífica del karma, a tal punto que en el Reino Unido y en los Estados Unidos numerosas sectas orientalistas hacían énfasis en la neutralidad política y en la resignación ante los hechos nefastos de la vida social y personal, a favor de una búsqueda de la «verdad» en uno mismo con el fin de trascender a mejor existencia en una supuesta vida futura.

La noción de Renacimiento o como se ha traducido en Occidente de Reencarnación también se encuentra entre los Aborígenes de las Praderas en Estados Unidos: consideran que en la vida el hombre recorre el Camino Rojo o el Camino Negro y que al morir realiza un viaje cuya culminación en caso de haber seguido el primer sendero, consiste en cesar de nacer y morir y poder replegarse en el centro de todas las cosas. En cambio, una vida llena de afectos egoístas y equivocada, se hace merecedora de nuevos nacimientos para purgar su conducta.

Críticas

Pensadores modernos

Entre los pensadores modernos que han criticado la reencarnación se encuentra René Guénon[14] quien se extiende sobre el concepto en su libro El error espiritista. Afirma que dicha doctrina es occidental y nada tiene que ver con las doctrinas orientales como la metempsicosis o la transmigración de las almas:
[La reencarnación es una] Idea perteneciente al espiritismo kardecista que ha sido adoptada por otras escuelas neoespiritualistas. El comienzo no estuvo exento de polémicas. Así, los espiritistas estadounidenses e ingleses fueron unánimes en su oposición (ver Daniel Dunglas HomeLes lumières et les ombres du spiritualisme, pág. 118-141). En Francia mismo, algunos de los primeros espiritistas, como Piérart y Anatole Barthe, se separaron de Allan Kardec sobre este punto; pero, hoy en día, se puede decir que el espiritismo francés por entero ha hecho de la reencarnación un verdadero «dogma». Es del espiritismo francés de donde esta idea fue tomada por el teosofismo primero y luego por el ocultismo papusiano y diversas otras escuelas. La idea en sí es una invención moderna enteramente occidental. Sería más justo hablar de «concepción social»: para los socialistas franceses de la primera mitad del siglo XIX, que se la inculcaron a Allan Kardec, esta idea estaba destinada a proporcionar una explicación de la desigualdad de las condiciones sociales. Los espiritistas han conservado este mismo motivo e incluso han querido extender la explicación a todas las desigualdades, tanto intelectuales como físicas (Allan Kardec, Le Livre des Espirits, p. 102-103; M. Léon Denis, Aprés la mort, p. 164-166; Papus, Traité méthodique de Science oculte, p. 167 y La Réincarnation, p. 113 y 118).
René Guenón

Véase también

Referencias

1.        Milindapañha
2.        Hebreos 9,27; 2 Sm 14,14; 2 Mac 7,36
3.        Juan 9:2; Mateo 11:10-14; Mateo 17:10-13; Lucas 9:18-20
4.        Tertuliano, De ánima, capítulos XXVIII, XXIX, y ss.
5.        «Cada cual, por consiguiente, de aquellos quienes descienden hacia la tierra es, de acuerdo a sus méritos o a la posición que tenía allí, ordenado para nacer en este mundo ya sea en un lugar diferente, o en una nación diferente, o en una ocupación diferente, o con diferentes debilidades, o para ser descendiente de padres religiosos o al menos píos, así como a veces para producir que un israelita descienda entre los escitas y que un pobre egipcio sea traído a Judea». De Principiis IV Cap. 3, 10, 26, 23. Consta en el latín de la traducción de Rufino de esta manera: Unusquisque ergo descendentium in terram pro meritis vel loco suo, quem ibi habuerat, dispensatur in hoc mundo in diversis veI locis vel gentibus vel conversationibus vel infirmitatibus nasci vel a religiosis ant certe minus piis parentibus generari, ita ut inveniat aliquando Israheliten in Scythas descendere et Aegyptium pauperem deduci ad Iudaeam.. Del origen griego se conserva esto: kai para toisde e toisde tois patrasin os dynasthai pote Israeliten pasein eis Schythas kai Aigypton eis ten Ioudaian katelthein.
6.        «Podemos derribar su doctrina de la transmigración de cuerpo a cuerpo por el hecho de que las almas no recuerdan ninguno de los eventos que habrían tenido lugar en su anterior estado de existencia». Ireneo de Lyon, Contra las herejías, II, XXXIII:1
7.        «La transmigración es ajena a la Iglesia de Dios, no enseñada por los apóstoles, y no apoyada por las Escrituras». Orígenes, Comentario de Mateo XXIII, I:46–53
8.        El destierro de la doctrina reencarnacionista empezó a expandirse en el año 312, cuando el emperador Constantino el Grande se convirtió al cristianismo. Hubo tres argumentos que eliminaron la idea de la reencarnación en el nuevo cristianismo, a pesar de que ninguna encíclica papal la condenara. La primera fue su desaprobación por parte del Concilio de Constantinopla II en el año 553, a instancias del emperador Justiniano I. Sus poderosos edictos incluyeron el decreto que consideraba anatema cualquier enseñanza sobre la preexistencia del alma, así como la doctrina de su retorno a la Tierra. También fue decisivo para el destierro del concepto reencarnacionista la condena de la metempsicosis, establecida por el Concilio de Lyon (1274) y por el de Florencia (1439), en los que se afirmó que las almas que partían de este mundo se dirigían al Cielo, al Purgatorio o al Infierno. El tercer argumento, por último, fue la persecución, especialmente la de la Inquisición, y la supresión de las ideas por la fuerza de las armas, de las que el ejemplo más cruel fue la denominada Cruzada Albigense, en 1209.
9.        Cadoret, Remi. Book Review: European Cases of the Reincarnation Type The American Journal of Psychiatry, Abril 2005.
12.    Demon Haunted WorldRandom House1996. p. 300. ISBN 978-0394535128.
13.    «Ian Stevenson; Sought To Document Memories Of Past Lives in Children». Washingtonpost.com (2007-02-11). Consultado el 2012-03-03.
14.    En el capitulo VI de su libro reduce la idea de reencarnación al absurdo y en el capítulo VII se narran algunas extravagancias relacionadas con la reencarnación.

Enlaces externos


Veamos ahora lo que nuestra Filosofía Espirita tiene que decir con relación a la Reencarnación...

¿Qué es la Reencarnación según Nuestra 
Filosofía Espírita?

¿Por qué Reencarnamos?
¿Qué importancia tiene?
¿Qué son las faltas que se comenten?
¿Qué es la ley de Causa y Efecto?
¿Por qué paso por pruebas en la vida?
¿Qué es el Alma?
¿Por qué el Alma es Inmortal?
¿Qué Pasa con los niños después de la Muerte Orgánica?

En fin estas y otras interrogantes están definidas en esta reflexión. Quiero hacer una aclaración aquí. Debido a lo importante de este tema, he decidido copiar literalmente lo que los Espíritus Superiores le contestaron a Allan Kardec, el codificador en cuanto a este tema. Luce un poco extenso, pero si te interesa este tema, no es prudente resumir lo que dijeron los Espíritus Superiores. Tarde o temprano lo leerás en el Libro de Los Espíritus, pues te lo hacemos cómodo y servirá de motivación a continuar leyendo este hermoso Libro de Los Espíritus.
Toda la información aquí contenida ha sido sustraída del Libro de Los Espíritus, escrito por Allan Kardec en el 1857. Para los que por primera vez estan expuestos a la codificacion que hizo Allan Kardec, podrán darse cuenta que se componen de pregunas realizadas por Allan Kardec a los Espíritus Superiores y las contestaciones dadas por ellos. Este Libro de Los Espíritus, contiene 1,019 preguntas con las respectivas respuestas y comentarios de Allan Kardec.

IX.- Primer orden: Espíritus Puros
112. Carácteres generales.- A estos Seres la influencia de la materia no los conturba. Superioridad intelectiva y moral absoluta, son las características distintivas que tienen con los Espíritus de los otros órdenes.
113. Primera y única clase.- Han recorrido todos los peldaños de la escala y se han despojado de la totalidad de las impurezas de la materia. Habiendo alcanzado el máximo de perfección de que es susceptible la criatura, no han de sufrir más pruebas ni expiaciones. Como no se hallan ya sujetos a la reencarnación en cuerpos perecederos, les corresponde la vida eterna en el seno de Dios.

CAPÍTULO IV
PLURALIDAD DE LAS EXISTENCIAS

I.- De la reencarnación

166. ¿Cómo puede acabar de depurarse el alma que no ha alcanzado la perfección durante la vida corporal?
- Sufriendo la prueba de una nueva existencia.

166 a. ¿De qué manera realiza el alma esta nueva existencia? ¿Por su transformación como Espíritu?
Al depurarse, el alma experimenta sin duda una transformación, pero para ello necesita la prueba de la vida corporal.

166 b. El alma ¿tiene, pues, muchas existencias corpóreas?
Sí, todos tenemos muchas existencias. Los que afirmen lo contrario quieren manteneros en la ignorancia en que ellos mismos están: ese es su deseo.

166 c. De este principio parece resultar que el alma, tras haber dejado un cuerpo, toma otro. Dicho de otra manera, reencarna en un nuevo cuerpo. ¿Así hay que entenderlo?
Evidentemente.

167. ¿Cuál es el objetivo de la reencarnación?
Expiación, mejoramiento progresivo de la humanidad. Sin esto, ¿dónde estaría la justicia?

168. El número de las existencias corporales ¿es limitado, o el Espíritu reencarna perpetuamente?
- Con cada nueva existencia el Espíritu da un paso más por la senda del progreso. Cuando se ha despojado de todas sus impurezas ya no tiene necesidad de las pruebas de la vida corporal.

169. El número de encarnaciones ¿es el mismo para todos los Espíritus?
No, el que adelanta con rapidez se ahorra pruebas. No obstante, esas encarnaciones sucesivas son siempre muy numerosas, por cuanto el progreso es casi infinito.

170. ¿En qué se convierte el Espíritu después de su última encarnación?
- Espíritu bienaventurado, Espíritu puro.
_____________________________________________

Hagamos un paréntesis y veamos vídeos publicados sobre la reencarnación, en la Consola de Soy Espírita, iremos añadiendo vídeos que se publiquen que resulten ser interesantes sobre este tema.
MixPod – Lo Inexplicable Programa de TV– La Reencarnación. Varias historias de Reencarnación y también encontrarás una entrevista con el Dr. Brian Weiss, autor de "Otras Vidas, Otros Sabios". 









Vea la película completa en 11 partes de Jenny Cockell, sin interrupción, gracias a la consola de Soy Espirita...
MI VIDA EN EL MÁS ALLÁ , inspirada en una historia real de Jenny Cockell, cuando rastreo sus hijos de otra vida cuando era Mary Sutton…

Una historia basada en la vida real esta es la historia de Jenny CockellMary Sutton del pasado

Mary Sutton del pasado, rastreo sus hijos hasta lograr encontrarlos.

Como parte de nuestras actividades de educación y divulgación de la Filosofía Espírita, presento una fascinante historia que prueba que La Reencarnación es real. Este ejemplo humano nos ayuda a continuar mejorándonos como seres humanos en búsqueda de nuestro desarrollo espiritual. Muchos escépticos o incrédulos no dan valor a este tema, porque no han vencido la negación. Allan Kardec dijo lo siguiente:

La mayor parte de los incrédulos tienen más fanfarronería que verdadera incredulidad, más duda que convicción, porque tienen miedo del que manifiesta al anonadamiento. El título de espíritu fuerte, lisonjea su amor propio. Además, los incrédulos absolutos están en ínfima minoría, sufren, a pesar suyo, el ascendiente de la opinión contraria, y son contenidos por una fuerza material. Pero si la incredulidad absoluta fuese un día la opinión de la mayoría, la sociedad quedaría disuelta. A esto tiende la propaganda de la idea del nihilismo”. El Cielo y el Infierno o la Justicia Divina según el Espiritismo - Allan Kardec.

Este tema es uno central en nuestra filosofía, y para algunos siempre pondrán resistencia, y le buscaran razones para no creer en el, pero tarde o temprano no tendrán argumentos lógicos y razonables, e inevitablemente lo aceptaran. Esta es la historia basada en hechos reales de Jenny Cockell que rastreo los hijos de una vida pasada cuando era para entonces Mary Sutton, veamos pues la película en 11 cortos videos. Además les incluyo mi consola sobre el tema de la Reencarnación.






Vea nuestro articulo publicado sobre la Historia de Jenny Cockell y Mary Sutton aquí en este enlace.

Continuemos con las referencias a este tema en La Codificación Espírita: en el Libro de Los Espíritus. 

II.- Justicia de la reencarnación

171. ¿En qué se funda el dogma de la reencarnación?
- En la justicia de Dios y en la revelación, porque sin cesar os lo repetimos: Un buen padre deja siempre a sus hijos una puerta abierta para el arrepentimiento. ¿No te dice la razón que sería injusto privar para siempre de la dicha eterna a todos aquellos de quienes no ha dependido mejorar? ¿Acaso todos los hombres no son hijos de Dios? Sólo entre los humanos egoístas se encuentra la iniquidad, el odio implacable y los castigos sin perdón.

·Allan Kardec Comenta: Todos los Espíritus tienden a la perfección y Dios les provee los medios de obtenerla mediante las pruebas de la vida corporal. Pero, en su justicia, les reserva que cumplan en nuevas existencias lo que no pudieron hacer o perfeccionar en una primera prueba.

·No estaría de acuerdo con la equidad y la bondad de Dios castigar para siempre a aquellos que han podido encontrar obstáculos para su mejoramiento, independientemente de su voluntad y en el medio mismo donde se hallaban ubicados. Si la suerte del hombre después de su muerte estuviera irremediablemente fijada, Dios no habría pesado las acciones de todos con la misma balanza y no los hubiera tratado con imparcialidad.

·La doctrina de la reencarnación, esto es, aquella que consiste en admitir para el hombre muchas existencias sucesivas, es la única que responde a la idea que nos formamos de la justicia de Dios para con hombres de una condición moral inferior, la única que puede explicarnos el porvenir y fundamentar nuestras esperanzas, puesto que nos ofrece el medio de rescatar nuestras faltas mediante nuevas pruebas. La razón nos lo indica y los Espíritus así lo enseñan.

·El hombre que tiene conciencia de su inferioridad encuentra en la doctrina de la reencarnación una esperanza consoladora. Si cree en la justicia de Dios no puede esperar que será por siempre diferente de aquellos que han obrado mejor que él. El pensamiento de que esa inferioridad no lo deshereda para siempre del bien supremo, y que podrá conquistarlo por medio de nuevos esfuerzos, lo sostiene y reanima su valor. ¿Quién, al término de su carrera, no lamenta haber adquirido demasiado tarde una experiencia que ya no puede aprovechar? Pero esa experiencia tardía no está perdida, pues la aprovechará en una nueva existencia.

III.- Encarnación en los diferentes mundos
172. Nuestras diversas existencias corporales ¿se cumplen todas en la Tierra?
- No, no todas, sino en los distintos mundos. Las de la Tierra no son las primeras ni las últimas, y son de las más materiales y alejadas de la perfección.
173. En cada nueva existencia corpórea, ¿pasa el alma de un mundo a otro, o puede cumplir varias en un mismo globo?
- Puede encarnar muchas veces en un mismo globo, si no está lo bastante adelantada para pasar a un mundo superior.
173 a. Así pues, ¿podemos reaparecer varias veces en la Tierra?.
- Ciertamente.
173 b. Y después de haber vivido en otros mundos ¿podemos volver aquí? 
Seguro. Es posible que hayáis vivido ya en otras partes y también en la Tierra.
174. Reencarnar en la Tierra, ¿constituye una necesidad?
No. Pero si no adelantáis podréis ir a otro mundo que no sea mejor que la Tierra, o que sea aún peor.
175. ¿Existe una ventaja en volver a vivir aquí?
- Ninguna ventaja en particular, a menos de estar cumpliendo una misión. Entonces se adelanta, aquí como en otras partes.
175 a. ¿No seríamos más dichosos si permaneciéramos en el estado de Espíritus?
¡No, no! Se quedaría estacionario, y lo que se quiere es adelantar hacia Dios.
176. Tras haber encarnado en otros mundos, ¿pueden los Espíritus hacerlo en éste, si no encarnaron nunca aquí?
, como vosotros en los demás globos. Todos los mundos son solidariosLo que no se realiza en uno se cumple en otro.
176 a. De esta manera ¿hay hombres que están en la Tierra por primera vez?
Los hay, muchos y en diversos grados.
176 b. ¿Se puede reconocer por cualquier indicio cuándo un Espíritu está por vez primera reencarnado en la Tierra?
Eso no tendría ninguna utilidad.
177. Para llegar a la perfección y a la ventura suprema, que es la meta postrera de todos los hombres, ¿debe el Espíritu pasar por la serie de pruebas de todos los mundos que en el Universo existen?
No, porque hay muchos mundos que están en el mismo grado y donde el Espíritu no aprendería nada nuevo.
177 a. ¿Cómo explicar entonces la pluralidad de sus existencias en un mismo globo?
- Tal vez se encuentre en cada ocasión en situaciones muy diferentes, que son para él otras tantas oportunidades para adquirir experiencia.
178. ¿Pueden los Espíritus volver a vivir corporalmente en un mundo relativamente inferior a aquel en que han residido ya?
- Sí, cuando deben realizar una misión para ayudar al progreso, y en tal caso aceptan con alegría las tribulaciones de esa existencia, porque les proporcionan un medio para adelantar.
178 a. ¿No puede ocurrir esto también por expiación, y no es posible que Dios envíe a Espíritus rebeldes a mundos inferiores?
- Los Espíritus pueden permanecer estacionarios, pero no retroceden, y entonces su castigo consiste en no seguir adelantando y en recomenzar las existencias mal empleadas en el medio que a su naturaleza conviene.
178 b. ¿Cuáles son los que deben recomenzar una misma existencia?
- Los que fallen en su misión o en sus pruebas.
179. Los Seres que habitan cada mundo ¿han llegado todos a un mismo grado de perfección?
No, es como en la Tierra: los hay más o menos adelantados.
180. Al pasar de este globo a otro ¿conserva el Espíritu la inteligencia que en la Tierra tenía?
Sin duda alguna. La inteligencia no se pierde, aunque acaso no posea los mismos medios de manifestarla. Esto depende de su superioridad y del estado del cuerpo que tome. (Véase “Influencia del Organismo”, parágrafo 367).

IV.- Influencia del organismo
367. Al unirse al cuerpo ¿se identifica el Espíritu con la materia?
- La materia es tan sólo la envoltura del Espíritu, como la ropa es la envoltura del cuerpo. Al unirse al cuerpo, el Espíritu conserva los atributos de su naturaleza espiritual.
368. Las facultades del Espíritu ¿se ejercen con toda libertad después de su unión con el cuerpo?
- El ejercicio de las facultades depende de los órganos que le sirven de instrumentos. Aquéllas se debilitan por lo grosero de la materia.

368 a. Según esto, ¿sería la envoltura material un impedimento para la libre manifestación de las facultades del Espíritu, así como un vidrio opaco se opone al libre paso de la luz?
- En efecto, y muy opaco…

Es posible, incluso, comparar la acción de la materia grosera del cuerpo sobre el Espíritu, con la de una agua cenagosa que impide la libertad de movimientos del cuerpo en ella sumergido.

181. Los Seres que habitan los diferentes mundos ¿tienen cuerpos similares a los nuestros?

- Desde luego, poseen cuerpos, puesto que es necesario que el Espíritu esté revestido de materia para obrar sobre ella. Pero esa envoltura es más o menos material, según sea el grado de pureza a que hayan llegado los Espíritus, y es eso lo que constituye la diferencia entre los mundos que debemos recorrer. Porque hay muchas moradas en la casa de nuestro Padre y, en consecuencia, muchos grados. Unos lo saben y tienen conciencia de ello en la Tierra, al paso que otros no están en modo alguno en las mismas condiciones.

182. ¿Podemos conocer con exactitud el estado físico y moral de los diversos mundos?

- Nosotros, los Espíritus, no podemos responder sino conforme al grado en que vosotros os halláis. Vale decir que no debemos revelar esas cosas a todos, por cuanto todos no están en situación de comprenderlas, y esto los turbaría.

·Comentarios de Allan Kardec: A medida que el Espíritu se purifica el cuerpo de que se halla revestido se va acercando igualmente a la naturaleza espírita. La materia se torna menos densa, ya no se arrastra penosamente por el suelo, las necesidades físicas son menos groseras, los seres vivos no tienen ya necesidad de destruirse unos a otros para nutrirse. El Espíritu es más libre y posee, para las cosas distantes, percepciones que nos son desconocidas; y lo que nosotros vemos con los ojos del cuerpo, él lo percibe mediante el pensamiento.

·La purificación de los Espíritus se refleja en el perfeccionamiento moral de los seres en que se han encarnado. Las pasiones animales se debilitan, el egoísmo cede su lugar al sentimiento fraternal. Así pues, en los mundos superiores al nuestro no se conocen las guerras. Los odios y las discordias no tienen objeto allí, porque nadie piensa en dañar a sus semejantes. La intuición que poseen acerca de su porvenir, la seguridad que les otorga una conciencia libre de remordimientos, hacen que la muerte no les cause la menor aprensión. La ven llegar sin temor, como una mera transformación.

·La duración de la vida, en los diversos globos, parece estar proporcionada al grado de superioridad física y moral de los mismos, y esto es perfectamente razonable. Cuanto menos material sea el cuerpo, tanto menos sujeto estará a las vicisitudes que lo desorganizan. Y cuanto más puro el Espíritu, menos pasiones lo minarán. Es ese un beneficio más de la Providencia, que de este modo quiere abreviar los sufrimientos.

183. Al pasar de un mundo a otro ¿pasa también el Espíritu por una nueva infancia?
- La infancia es dondequiera una transición necesaria, pero no en todas partes es tan torpe como entre vosotros.

184. ¿Puede el Espíritu escoger el nuevo mundo en que ha de residir?
- No siempre, pero le cabe solicitarlo, y podrá obtenerlo si lo ha merecido. Porque los mundos sólo son accesibles a los Espíritus de acuerdo con su grado de elevación.

184 a. Si el Espíritu no pide nada, ¿qué es lo que determina el mundo en que habrá de reencarnar?
- Su grado de elevación.

185. El estado físico y moral de los seres vivos ¿es perpetuamente el mismo en cada globo?
- No. También los mundos se encuentran sometidos a la ley del progreso. Todos han comenzado como el vuestro, en un estado inferior, y la misma Tierra experimentará una transformación similar. Se convertirá en un paraíso terrenal cuando los hombres se hayan hecho buenos.

·Comentario de Allan Kardec: De modo que las razas que en la hora actual pueblan la Tierra desaparecerán un día, siendo sustituidas por seres cada vez más perfectos. Esas razas transformadas sucederán a la de hoy, así como ésta ha reemplazado a otras más groseras todavía.

186. ¿Hay mundos en que el Espíritu, dejando de habitar un cuerpo material, sólo tiene ya por envoltura al periespíritu?
Sí, y esa envoltura misma se torna tan etérea que para vosotros es como si no existiera. Se trata entonces del estado de Espíritus puros.

186 a. De ello parece resultar que no hay una demarcación neta entre el estado de las últimas encarnaciones y el de Espíritu puro.
- Tal demarcación no existe. Puesto que las diferencias se van borrando poco a poco, aquélla se torna imperceptible, como la noche que se esfuma ante las primeras claridades del alba.

187. La sustancia del periespíritu ¿es idéntica en todos los globos?
- No, es más o menos etérea. Al pasar de un mundo a otro, el Espíritu se reviste de la materia propia de cada uno de ellos, lo que se opera con la rapidez del relámpago.

188. Los Espíritus puros ¿habitan mundos especiales o se hallan en el espacio universal sin estar más ligados a un globo que a otro?
- Los Espíritus puros residen en ciertos mundos, pero no se encuentran confinados en ellos, como sucede a los hombres en la Tierra. Con más facilidad que los otros pueden trasladarse a todas partes. Según los Espíritus, de todos los cuerpos celestes que integran nuestro sistema planetario está la Tierra entre aquellos cuyos habitantes se hallan menos adelantados en lo físico y en lo moral. Marte le sería aún inferior y Júpiter muy superior, desde todos los puntos de vista. El Sol no sería un astro habitado por seres corpóreos, sino un lugar de reunión de los Espíritus superiores, quienes irradian desde allí mediante el pensamiento hacia los otros mundos, a los que dirigen por intermedio de Espíritus menos elevados, con los cuales se comunican sirviéndose del fluido universal. Como constitución física, el Sol sería un foco de electricidad. Todos los soles parecerían estar en una situación idéntica.

El volumen de cada mundo y la distancia que los separa del Sol no tienen ninguna relación necesaria con su grado de progreso, puesto que, a lo que parece, Venus se hallaría más adelantado que la Tierra, y Saturno, menos que Júpiter.

Muchos Espíritus que animaron a personas conocidas en la Tierra dijeron haber reencarnado en Júpiter*, uno de los mundos más cercanos a la perfección, y ha habido oportunidad de asombrarse al ver en ese globo tan adelantado a hombres que la opinión humana no consideraba en la Tierra como de la misma categoría. Esto no ha de sorprendernos en modo alguno. Primero, si se considera que ciertos Espíritus que habitaban aquel planeta han podido ser enviados a la Tierra para cumplir en ella una misión que, a nuestro entender, no los colocaba en el primer rango. Segundo, porque entre su existencia terrestre y la desarrollada en Júpiter han podido tener otras intermedias, en las cuales hayan mejorado. Y tercero, en suma, porque en aquel mundo, igual que en el nuestro, hay diferentes grados de desarrollo, y de uno a otro grado es posible que exista la distancia que separa entre nosotros al salvaje [aborigen] del hombre civilizado. Así pues, por el hecho de vivir en Júpiter no se inferirá que se esté en el nivel de los Seres más perfeccionados, como tampoco se deduce que alguien que vive en París deba hallarse al nivel de un sabio del Instituto.

Las condiciones de longevidad no son tampoco en todas las partes las mismas que en la Tierra y la edad de los individuos no se puede comparar. Una persona que falleció algunos años atrás, al ser evocada manifestó que había encarnado seis meses antes en un mundo cuyo nombre nos es desconocido. Interrogada acerca de la edad que tenía entonces en ese mundo, respondió: “No puedo precisarla, porque no contamos el tiempo como vosotros. Además, la forma de vida no es la misma: nos desarrollamos aquí con mucha mayor rapidez. Por tanto, aunque no haga más de seis de vuestros meses que yo me encuentro aquí, puedo deciros que en lo tocante a la inteligencia tengo treinta años de la edad que contaba en la Tierra”.

Muchas respuestas análogas han dado otros Espíritus, y ello no tiene nada de inverosímil. ¿No vemos acaso en la Tierra a muchísimos animales que adquieren en pocos meses su desarrollo normal? ¿Por qué no ha de acontecer lo mismo con el hombre, en otras esferas? Subrayemos, por otra parte, que el desarrollo alcanzado por el hombre en nuestro mundo a la edad de treinta años quizá no es sino una especie de infancia si se le compara con el que debería alcanzar. Es preciso tener la visión muy limitada para considerarnos en todo los prototipos de la Creación, y es rebajar a la Divinidad creer que fuera de nosotros no haya más nada que crear. [N. de A. Kardec.]
______________________________________________
* En la actualidad resulta chocante pensar en la posibilidad de vida en planetas como Júpiter, Marte o Venus, por carecer ellos de las condiciones ambientales necesarias. Pero hay que recordar al lector, que al igual que no vemos a los Espíritus, y sin embargo podemos dar testimonio de su realidad, un caso análogo ocurriría con los habitantes de dichos planetas, en donde la materia puede estar vibrando en distintas coordenadas vibratorias a las nuestras. Además puede tratarse de mundos transitorios, en donde la vida sólo sea espiritual y no física. (Véase la pregunta nº 236 y ss.)
Kardec recibió múltiples comunicaciones donde los Espíritus afirmaban vivir en Júpiter, entre ellas, famosas son las del espíritu de Mozart (Véase Revue Spirite año 1858 y 1859, meses de mayo), en donde da testimonio de su estancia en dicho planeta, dictando además una sonata como prueba de identidad; o de los dibujos a través del médium V. Sardou (Véase Revue Spirite, año 1858, mes de agosto) de las diferentes casas de los Espíritus que afirmaban habitar ahí, entre ellos el mismo Mozart, Zoroastro o Palissy. [N. del copista.] Como ya señalemos en una nota anterior, el término “salvaje” no es usado en término despectivo, y basándonos en la R.A.E 4ª acepción de la vigésimo primera edición del Diccionario de la Lengua Española podemos leer: “Dícese de los pueblos que no se han incorporado al desarrollo general de la civilización y mantienen formas primitivas de vida”, y es así como se debe entender tal palabra aquí. [N. del copista.]
___________________________________________

VI.- Transmigración progresiva

189. ¿Goza el Espíritu de la plenitud de sus facultades desde el principio de su formación?
- No, porque el Espíritu, igual que el hombre, tiene también su infancia. En su origen, los Espíritus sólo poseen una existencia instintiva y apenas si tienen conciencia de sí mismos y de sus actos. La inteligencia se desarrolla sólo poco a poco.

190. ¿Cuál es el estado del alma en su primera encarnación?
- El estado de la infancia en la vida corporal. Su inteligencia despunta apenas. El alma se ensaya para la vida.

191. Las de nuestros salvajes ¿son almas en estado de infancia?
- Infancia relativa, pues son almas ya desarrolladas, que poseen pasiones.

191 a. En consecuencia, ¿las pasiones constituyen un signo de desarrollo? 
- De desarrollo, sí; pero no de perfección. Son un indicio de actividad y de la conciencia del yo, en tanto que en el alma primitiva la inteligencia y la vida se halla en estado de germen.


·Comentario de Allan Kardec: En su conjunto, la vida del Espíritu recorre las mismas fases que observamos en la existencia corporal. Pasa gradualmente del estado de embrión al de la infancia, para llegar, tras una sucesión de períodos, al estado de adulto, que es el de perfección, con la diferencia de que en la vida del Espíritu, no hay declinación ni decrepitud, como en la vida corporal acontece. Difiere, además, en que su existencia, que tuvo un comienzo, no tendrá un fin; en que necesita un tiempo inmenso, desde nuestro punto de vista, para pasar de la infancia espírita a un completo desarrollo, y su progreso se cumple no en una sola esfera, sino pasando por mundos diversos. La vida del Espíritu está integrada, pues, por un serie de existencias corporales, cada una de las cuales representa para él una oportunidad de progreso, del modo que cada vida corporal se compone de una serie de días, en cada uno de los cuales adquiere el hombre un poco más de experiencia e instrucción. Pero, así como en la vida humana existen jornadas que no aportan ningún fruto, así también en la del Espíritu hay existencias corporales que no dan provecho alguno, porque no supo aprovecharlas.

192. ¿Es posible ya, en esta vida, y por medio de una conducta perfecta, franquear todos los grados y convertirse en Espíritu puro, sin pasar por los grados intermedios?
No, porque lo que el hombre considera perfecto está lejos de serlo. Hay cualidades que desconoce y no puede comprender. Podrá ser tan perfecto como lo permita su naturaleza terrena, pero ello no será la absoluta perfección. Sucede lo propio con un niño: por muy precoz que sea, ha de pasar por la juventud antes de llegar a la edad madura. Así también ocurre con el enfermo, que pasa por la convalecencia antes de recobrar por entero su salud. Además, el Espíritu debe progresar en conocimientos y en moralidad. Si sólo avanzó en uno de esos sentidos, precisa que adelante en el otro para alcanzar el punto más alto de la escala. Pero, cuanto más progrese el hombre en su vida presente, menos largas y penosas resultarán para él las pruebas que sigan.

192 a. ¿Puede el hombre asegurarse en esta vida una existencia futura menos llena de amargura?
Por cierto que sí, le cabe abreviar la longitud y las dificultades del camino. Sólo el despreocupado se encuentra siempre en el mismo punto.

193. ¿Podrá un hombre, en sus nuevas existencias, descender a un punto más bajo que aquel en que se hallaba?
- En su posición social, sí; pero como Espíritu, no.

194. El alma de un hombre de bien ¿puede, en una nueva encarnación, animar el cuerpo de un malhechor?
No, puesto que no le es posible degenerar.

194 a. El alma de un perverso ¿podría convertirse en la de un hombre de bien?
- Sí, si se ha arrepentido, y en tal caso se trata de una recompensa.

·Comentario de Allan Kardec: La marcha de los Espíritus es progresiva y jamás retrocede. Se elevan ellos de manera gradual en la jerarquía y no descienden del rango que han alcanzado. En sus diversas existencias corporales pueden descender en su condición humana, pero no como Espíritus. Así, el alma de un poderoso de la Tierra podrá más tarde animar el cuerpo del más humilde de los artesanos, y viceversa. Porque las categorías entre los humanos están, a menudo, en razón inversa de la elevación de los sentimientos morales. Herodes era rey, y Jesús, carpintero.

195. La posibilidad de mejorar en otra existencia ¿no puede inducir a ciertas personas a perseverar en un mal camino, por pensar que podrán siempre corregirse más tarde?
- El que así piense no cree en nada y la idea de un castigo eterno ya no le hace mella, porque su razón la rechaza, y tal idea lleva a la incredulidad acerca de todo. Si sólo se hubieran empleado medios racionales para conducir a los hombres no existirían hoy tantos escépticos. Un Espíritu imperfecto podrá pensar, en su vida corporal, como tú acabas de decirlo, pero una vez desprendido de la materia reflexionará de otra manera, y pronto comprenderá que ha hecho mal sus cálculos, y es entonces que adquirirá un concepto distinto para aplicar en una nueva existencia. Así se lleva a cabo el progreso, y he aquí por qué tenéis en la Tierra unos hombres más adelantados que otros. Unos tienen ya una experiencia que otros no poseen aún, pero que adquirirán poco a poco. De ellos depende acelerar su progreso o retardarlo indefinidamente.

·Comentario de Allan Kardek: El hombre que se halle en mala posición deseará cambiarla lo antes posible. El que esté persuadido de que las adversidades de esta vida son la consecuencia de sus imperfecciones, tratará de asegurarse una nueva existencia menos penosa. Y este pensamiento lo apartará más de la senda del mal que la idea del fuego eterno, en el cual no cree.

196. Puesto que no pueden los Espíritus mejorar si no es sufriendo las congojas de la existencia corpórea, ¿se deduce de ello que la vida material sería una especie de tamiz o depuratorio por el que deben pasar los Seres del Mundo Espírita para llegar a la perfección?
- Sí, eso es precisamente. Mediante tales pruebas mejoran, evitando el mal y practicando el bien. Pero sólo después de muchas encarnaciones o depuraciones sucesivas alcanzan, en un tiempo más o menos prolongado, según hayan sido sus esfuerzos, la meta a la cual tienden.

196 a. ¿El cuerpo es el que influye sobre el Espíritu para mejorarlo, o el Espíritu el que influye sobre el cuerpo?
- Tu Espíritu lo es todo. Tu cuerpo constituye una vestidura que entra en putrefacción: he ahí todo…

· Comentario de Allan Kardec: Hallamos una comparación material de los diversos grados de depuración del alma en el zumo de la uva. Contiene éste licor denominado espíritu o alcohol, pero debilitado por una cantidad de materias extrañas que alteran su esencia. Sólo alcanza la absoluta pureza tras varias destilaciones, en cada una de las cuales se va despojando de alguna impureza. El cuerpo es el alambique en el que debe entrar para depurarse. Las extrañas son las que desecha el periespíritu al purificarse, conforme el Espíritu se va acercando a la perfección.


V.- Suerte de los niños después de la muerte

197. El Espíritu de un niño muerto a temprana edad ¿está tan adelantado como el del adulto?
- A veces mucho más, porque puede haber vivido mucho y poseer mayor experiencia, sobre todo si ha progresado.

197 a. Así pues, ¿puede el Espíritu de un niño estar más evolucionado que el de su padre?
-Esto es muy frecuente. ¿No lo comprobáis vosotros mismos a menudo, en la Tierra?

198. Puesto que el niño muerto a tierna edad no ha podido hacer el mal, ¿pertenece su Espíritu a los grados superiores?
- Si no ha hecho el mal, tampoco hizo el bien, y Dios no lo exime de las pruebas que ha de padecer. Si es puro no será porque era niño, sino porque se hallaba más adelantado.

199. a. ¿Por qué muchas veces se ve interrumpida la vida en la niñez?
- La duración de la vida del niño puede ser, para el Espíritu en él encarnado, el complemento de una existencia interrumpida antes del término debido, y su muerte es a menudo una prueba o una expiación para los padres.

199 a. ¿En qué se transforma el Espíritu de un niño muerto a edad temprana?
- Recomienza una nueva existencia.

·Comentario de Allan Kardec: Si el hombre tuviera una sola vida, y si después de ella su suerte futura estuviese fijada para la eternidad, ¿cuál sería el mérito de la mitad de la especie humana que muere a tierna edad, para disfrutar sin esfuerzos de la dicha eterna, y con qué derecho sería liberada de las condiciones con frecuencia tan duras impuestas a la otra mitad? Semejante orden de cosas no podría estar de acuerdo con la justicia de Dios. Por medio de la reencarnación se establece la igualdad para todos. El porvenir pertenece a todos sin excepción y no hay favor para nadie. Los que llegan últimos sólo pueden atribuirlo a sí mismos. El hombre debe tener el mérito de sus acciones, así como le cabe la responsabilidad de ellas.

·Por otra parte, no es racional considerar a la infancia como un estado normal de inocencia. ¿No vemos niños dotados de los peores instintos en una edad en que la educación no ha podido todavía ejercer su influjo? ¿No conocemos otros que parecieran haber traído de nacimiento la astucia y la falsedad, la perfidia y el instinto mismo del robo y el crimen, no obstante los buenos ejemplos de que están rodeados? La ley civil les absuelve de sus delitos porque alega que han obrado sin discernimiento. Y tiene razón, pues en efecto actúan más por instinto que en forma deliberada. Pero ¿de dónde pueden proceder esos instintos tan diversos en niños de una misma edad, educados en idénticas condiciones y sometidos a iguales influencias? ¿De dónde proviene esa precoz perversidad, si no es de la inferioridad del Espíritu, puesto que la educación no ha intervenido para nada en ello? Los que son viciosos, lo son porque sus Espíritus han progresado menos y sufren entonces las consecuencias de esto, no por sus acciones de niño, sino por las de sus anteriores existencias, y de esta manera la ley es la misma para todos y la justicia de Dios a todos alcanza.


VI.- Sexos en los Espíritus

200. ¿Tienen sexo los Espíritus?
No, en el sentido en que vosotros lo entendéis, por cuanto los sexos dependen del organismo. Hay entre ellos amor y simpatía, pero basados en la afinidad de sentimientos.

201. El Espíritu que ha animado el cuerpo de un hombre ¿puede en una nueva existencia animar el de una mujer, y viceversa?
- Sí, son los mismos Espíritus los que animan a hombres y mujeres.

202. Cuando se es Espíritu ¿se prefiere encarnar en el cuerpo de un hombre o en el de una mujer?
- Esto importa poco al Espíritu. Depende de las pruebas por las que tenga que pasar.

· Comentario de Allan Kardec: Los Espíritus encarnan en hombres o mujeres, pues no poseen sexo. Como deben progresar en todos sentidos, cada sexo, así como cada posición social, les ofrece pruebas y deberes particulares y la ocasión de cosechar experiencias. El que hubiera sido siempre hombre sólo sabría lo que saben los hombres.


VII.- Parentesco, filiación

203. ¿Transmiten los padres a sus hijos una porción de su alma, o sólo se limitan a darles la vida animal, a la cual, otra alma, brinda la vida moral?
- Sólo la vida animal, puesto que el alma es indivisible. Un padre torpe puede tener hijos talentosos, y a la inversa.

204. Ya que hemos tenido muchas existencias ¿re remonta el parentesco más allá de nuestras vida actual?
- No podría ser de otra manera. La sucesión de existencias corpóreas establece entre los Espíritus vínculos que se remontan a vuestras vidas anteriores. A menudo nace de ahí la simpatía entre vosotros, y también el que algunos Espíritus os parezcan extraños.

205. A los ojos de ciertas personas la doctrina de la reencarnación parece destruir los lazos de familia al hacerlos remontarse más allá de su actual existencia.
- Los amplía, no los destruye. Fundándose el parentesco en afectos anteriores, los vínculos que unen a los miembros de una misma familia son menos precarios. La doctrina de la reencarnación aumenta los deberes de la fraternidad, ya que en vuestro vecino o servidor puede encontrarse un Espíritu que ha estado unido a vosotros por los lazos de la sangre.

205 a. Sin embargo, disminuye la importancia que algunos atribuyen a la filiación, puesto que se puede haber tenido por padre a un Espíritu que haya pertenecido a otra raza, o que viviera en una situación completamente distinta.
- Es cierto, pero esa importancia se basa en el orgullo. Lo que la mayoría honra en sus antepasados son los títulos, el rango, la fortuna. Uno que se ruborizaría por haber tenido como abuelo a un honrado zapatero, se jactaría en cambio sí descendiera de un gentil-hombre libertino. Pero, por más que digan o hagan, no impedirán que las cosas sean como son, porque Dios no ha fundamentado sobre la vanidad de ellos las leyes de la Naturaleza.

206. Del hecho de que no haya filiación entre los Espíritus de los descendientes de una misma familia, ¿se podrá inferir que el culto de los antepasados sea una cosa ridícula?
- Con seguridad que no, porque se debe ser dichoso de pertenecer a una familia en la cual hayan encarnado Espíritus elevados. Aun cuando los Espíritus no proceden los unos de los otros, no por eso dejan de profesar afecto a los que están ligados a ellos por los lazos familiares, porque esos Espíritus a menudo han sido atraídos a tal o cual familia por simpatía o por vínculos anteriores. Pero creed que los Espíritus de vuestros antecesores no se sienten honrados en modo alguno por el culto que les profesáis sobre la base del orgullo. Su mérito no se transmitirá a vosotros sino en la medida en que os esforcéis por seguir los buenos ejemplos que os han dejado, y únicamente entonces vuestro recuerdo podrá no sólo resultarles agradable, sino también serles útil.


VIII.- Semejanzas físicas y morales

207. Los progenitores suelen transmitir con frecuencia a sus hijos una semejanza física. ¿Les transmiten también un parecido moral?
No, puesto que se trata de almas o Espíritus diferentes. El cuerpo procede del cuerpo, pero el Espíritu no procede del Espíritu. Entre los descendientes de las razas sólo existe consanguinidad.

207 a. ¿A qué se deben las semejanzas morales que existen a veces entre padres e hijos?
- Son Espíritus que simpatizan, atraídos por la similitud de inclinaciones.

208. Los Espíritus de los progenitores ¿no ejercen influencia sobre el del niño después del nacimiento de éste?
- Tienen una influencia muy grande. Como ya dijimos, los Espíritus deben coadyuvar a su mutuo progreso. Pues bien, los de los padres tienen por misión desarrollar el de sus hijos mediante la educación. Para el Espíritu del padre es esta una tarea: si falla, será culpable.

209. ¿Por qué padres buenos y virtuosos engendran niños de naturaleza perversa? Dicho de otro modo: ¿por qué las buenas cualidades de los progenitores no atraen siempre, por simpatía, a un Espíritu bueno para animar a su hijo?
- Un Espíritu malo puede solicitar padres buenos, con la esperanza de que sus consejos lo encaminarán por una senda mejor, y a menudo Dios se los concede.

210. ¿Pueden los padres, mediante sus pensamientos y plegarias, atraer hacia el cuerpo de su hijo a un Espíritu bueno más que a uno inferior?
- No, pero podrán mejorar al Espíritu del hijo que han engendrado y que les es confiado. Tal es su deber. Malos hijos constituyen una prueba para sus progenitores.

211. ¿A qué se debe la semejanza de carácter que existe a menudo entre dos hermanos, sobre todo en el caso de gemelos?
- Espíritus simpáticos, que se acercan por la afinidad de sus sentimientos y que se sienten dichosos de estar juntos.

212. En los hermanos siameses, cuyos cuerpos están unido el uno al otro y que poseen ciertos órganos en común, ¿hay dos Espíritus, o sea dos almas?
Sí, pero la semejanza entre ambos hace muchas veces que parezcan sólo uno a vuestros ojos.

213. Puesto que los Espíritus encarnan en los hermanos gemelos por simpatía, ¿cuál es la causa de la aversión que en ciertos casos se advierte entre éstos?
No, es regla que los gemelos sean Espíritus que simpatizan. Ciertos Espíritus malos pueden haber querido luchar juntos en el teatro de la vida.

214. ¿Qué pensar de las historias según las cuales algunos niños luchan en el mismo seno materno?
Es una imagen. Para expresar que su odio era antiguo, se le ha hecho remontar hasta antes de su nacimiento. Por lo general, no tomáis suficientemente en cuenta las figuras poéticas.

215. ¿A qué se debe el carácter distintivo que se observa en cada pueblo? 
- Los Espíritus tienen también familias, formadas por la afinidad de sus inclinaciones, más o menos depuradas, según sea su grado de elevación. Y bien, un pueblo es una gran familia en la que se reúnen Espíritus que simpatizan. La tendencia a unirse que tienen los miembros de esas familias da origen al parecido existente, que determina el carácter distintivo de los individuos de cada pueblo. ¿Crees por ventura que Espíritus buenos y humanitarios buscarán, para encarnar, un pueblo duro y grosero? No, los Espíritus simpatizan con las masas, así como con los individuos: mas siempre procurando su medio.

216. ¿Conserva el hombre, en sus nuevas existencias, huellas del carácter moral de sus vidas anteriores?
- Sí, puede suceder. Pero al mejorar, cambia. Su posición social podrá también no ser ya la misma. Si de amo como era se convierte en esclavo, sus inclinaciones serán completamente distintas y con trabajo le reconoceríais. Siendo el Espíritu el mismo en las diversas encarnaciones, sus manifestaciones pueden presentar ciertas analogías de una a otra, pero modificadas por los hábitos que su nueva posición le inculca, hasta que un perfeccionamiento notable haya mudado por entero su carácter, porque de orgulloso y ruin, que era antes, puede volverse humilde y humanitario, si se ha arrepen-tido.

217. ¿Conserva el hombre, en sus distintas encarnaciones, rasgos físicos del carácter de sus vidas precedentes?
- El cuerpo anterior es destruido y el nuevo no tiene ninguna relación con aquél. Sin embargo, el Espíritu se refleja en el cuerpo. Por cierto que el cuerpo sólo constituye materia, pero pese a ello es modelado de acuerdo con las cualidades del Espíritu, quien le imprime cierto carácter, en modo especial en el semblante, y con razón se ha dicho que los ojos son el espejo del alma. Esto es, que el rostro refleja con más particularidad al alma. Porque una persona excesivamente fea puede tener, sin embargo, algo que agrade cuando su cuerpo es la envoltura de un Espíritu bondadoso, sabio y humanitario, mientras que hay rostros muy bellos que no te hacen sentir nada y por los cuales incluso experimentas repulsión. Podrías creer que sólo los cuerpos bien constituidos son la envoltura de los Espíritus más perfectos, mientras que estás encontrando todos los días a hombres de bien bajo una apariencia exterior deforme. Sin tener un parecido pronunciado, la semejanza de gustos y tendencias puede, pues, dar lo que se llama “aire de familia” a algunos individuos.
  • Comentario de Allan Kardec: Puesto que el cuerpo que reviste al alma en una nueva encarnación no tiene ninguna relación necesaria con el que ella ha dejado, ya que puede provenir de otro origen enteramente distinto, sería absurdo pensar en una sucesión de vidas de una semejanza que sólo es fortuita. Sin embargo, las cualidades del Espíritu modifican con frecuencia a los órganos que sirven a sus manifestaciones, e imprimen al rostro, e inclusive al conjunto de los modales, un sello distintivo. Así pues, bajo la más humilde de las envolturas es posible encontrar la expresión de la grandeza y de la dignidad, al paso que bajo el hábito del gran señor se ve en ocasiones la de la bajeza e ignominia. Algunas personas surgidas de la posición más ínfima adoptan sin esfuerzo los hábitos y modales del mundo elegante. Pareciera como si volviesen a encontrar allí su elemento; mientras que otras, a despecho de su nacimiento y educación, se hallan siempre desubicadas en ese medio. ¿De qué modo explicar este hecho, si no es como un reflejo de lo que ha sido antes el Espíritu?

IX.- Ideas innatas

218. El Espíritu encarnado ¿conserva alguna huella de las percepciones que ha tenido y de los conocimientos que adquirió en sus vidas anteriores?
- Le queda un vago recuerdo, que le da lo que denominamos ideas innatas.

218 a. ¿De manera que la teoría de las ideas innatas no es una quimera?
No: los conocimientos adquiridos en cada existencia no se pierden. Una vez desprendido de la materia, el Espíritu siempre los recuerda. En el trascurso de la encarnación podrá en parte olvidarlos, en forma temporaria, pero la intuición que le queda de ellos coopera a su progreso. A no ser por esto debería recomenzar de continuo. En cada nueva existencia, el Espíritu toma como punto de partida el alcanzado en su vida precedente.

218 b. Así pues, ¿ha de existir una gran conexión entre dos existencias sucesivas?
No siempre tan grande como podrías creerlo, por cuanto las situaciones son a menudo muy diferentes, y en el intervalo ha podido el Espíritu progresar. (Ver el párrafo 216).

219. ¿Cuál es el origen de las facultades extraordinarias de algunos individuos que, sin haber hecho estudios previos, parecen tener la intuición de ciertos conocimientos, como los idiomas, el cálculo matemático, etcétera?
- Recuerdo del pasado. Progreso anterior del alma, pero del cual el individuo mismo no tiene conciencia. ¿De dónde quieres que provengan? El cuerpo cambia, pero no el Espíritu, aunque mude de vestimenta.

220. Al cambiar de cuerpo, ¿se puede perder ciertas facultades intelectuales, por ejemplo, dejar de aficionarse a las artes?
En efecto, si se ha manchado esa inteligencia o si se hizo mal uso de ella. Además, determinada facultad puede permanecer aletargada durante una existencia, porque el Espíritu quiere ejercer otra que no tiene relación con aquélla. Entonces queda en estado latente, para reaparecer más tarde.

221. ¿A un recuerdo retrospectivo debe el hombre, aun en estado salvaje, el sentimiento instintivo de la existencia de Dios y el presentimiento de la vida futura?
- Se trata de un recuerdo que ha conservado de lo que sabía como Espíritu antes de encarnar. Pero el orgullo sofoca a menudo ese sentimiento.

221 a. ¿A ese mismo recuerdo se deben ciertas creencias relativas a la Doctrina Espírita, que en todos los pueblos encontramos?
- Esta Doctrina es tan antigua como el mundo. De ahí que se la halle en todas partes, y esto constituye una prueba de que es verdadera. Al conservar la intuición de su estado como Espíritu, el Espíritu encarnado tiene la conciencia instintiva del Mundo Invisible, pero muchas veces ésta es falseada por los prejuicios, y la ignorancia mezcla a ella con la superstición. 44
________________________________________________________
44 Aluden los Espíritus a la eternidad espiritual de la Doctrina y su permanente proyección en la Tierra. Mas debemos distinguir entre sus manifestaciones falseadas, que se produjeron en el pasado, y la manifestación pura que en este libro se encuentra. Los rasgos de la Doctrina Espírita señalan el derrotero de la evolución humana en la Tierra, pero sólo con esta obra se presentó ella definida y completa. Por eso, el Espiritismo es en la Tierra una Doctrina moderna, aun cuando no sea “una invención moderna”, como lo subraya Kardec, puesto que nadie lo inventó. [N. de J. H. Pires.


Lo que nos dice la Biblia con relación a la Reencarnacion:
Juan el Bautista y Elías Reencarnado
La Biblia de las Américas (LBLA) nos dice:


Jesús hizó declaraciones que se refirió a Juan el Bautista con el profeta Elías


Gabriel fue el primero en señalar que en Juan el Bautista se cumplía la profecía de Malaquías. Juan habría de preceder al Señor para realizar una tarea especial de avivamiento y reforma. Jesús confirmó esto más tarde cuando dijo:

Mateo 11:10

10  Este es de quien está escrito:
"HE AQUI, YO ENVIO MI MENSAJERO DELANTE DE TU FAZ, QUIEN PREPARARA TU CAMINO DELANTE DE TI."

Mateo 11:12-14
12  Y desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo conquistan por la fuerza.
13  Porque todos los profetas y la ley profetizaron hasta Juan.
14  
Y si queréis aceptarlo, él es Elías, el que había de venir.

Mateo 17:10-13
10  Y sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Por qué, pues, dicen los escribas que Elías debe venir primero?
11  Y respondiendo El, dijo: Elías ciertamente viene, y restaurará todas las cosas;
12  pero yo os digo que Elías ya vino y no lo reconocieron, sino que le hicieron todo lo que quisieron. Así también el Hijo del Hombre va a padecer a manos de ellos.
13  Entonces los discípulos entendieron que les había hablado de Juan el Bautista.


Marcos 9:13
13  Pero yo os digo que Elías ya ha venido, y le hicieron cuanto quisieron, tal como está escrito de él.
Lucas 9:18
La confesión de Pedro

18  Y mientras Jesús oraba a solas, estaban con El los discípulos, y les preguntó, diciendo: ¿Quién dicen las multitudes que soy yo?
Lucas 9:19
19  Entonces ellos respondieron, y dijeron: Unos, Juan el Bautista, otros, Elías (la forma griega de Elí), y otros, que algún profeta de los antiguos ha resucitado.
Lucas 1:17
17  E irá delante de Él en el espíritu y poder de Elías PARA HACER VOLVER LOS CORAZONES DE LOS PADRES A LOS HIJOS, y a los desobedientes a la actitud de los justos, a fin de preparar para el Señor un pueblo bien dispuesto.

Malaquías 3:1

Malaquías 3
El día del juicio

1  He aquí, yo envío a mi mensajero, y él preparará el camino delante de mí. Y vendrá de repente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis; y el mensajero del pacto en quien vosotros os complacéis, he aquí, viene --dice el SEÑOR de los ejércitos.
Malaquías 4:5

5  He aquí, yo os envío al profeta Elías antes que venga el día del SEÑOR, día grande y terrible.

Malaquías 4:6

6  El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que venga yo y hiera la tierra con maldición.  

Porque todos los profetas y la Ley profetizaron hasta Juan. Y si quereís recibirlo, él es aquel Elías que había de venir” (Mateo 11: 13,14).

"Entonces sus discípulos le preguntaron, diciendo: '¿Por qué dicen pues los
escribas que es menester que Elías venga primero?' " Y respondiendo Jesús, les dijo: 'A la verdad, Elías vendrá primero y restituirá todas las cosas'. Mas os digo que ya vino Elías, y no le conocieron; antes hicieron en él todo lo que quisieron.
Así también el Hijo del Hombre padecerá de ellos. Los discípulos entonces
entendieron que les habló de Juan el Bautista.' " (Mateo 17: 10-13).
 

2 Reyes 2:11

11  Y aconteció que mientras ellos iban andando y hablando, he aquí, apareció un carro de fuego y caballos de fuego que separó a los dos. Y Elías subió al cielo en un torbellino. 
Esto indica la inmortalidad del Alma, cuando Elías aparece nuevamente.  Elías reaparece en el monte de la transfiguración junto con Moisés (Mateo 17 y Mr. 9).

Palingenesia No se debe confundir con Reencarnación. NO ES LO MISMO
NO ES LO MISMO

No se debe confundir Palingenesia con Reencarnación. Palingenesia Procede de la palabras griegas palin (de nuevo) y génesis (nacer).  Significa Renacer.

La reencarnación Espirita se refiere a reencarnar, manteniendo el Alma su individualidad en cada nueva reencarnación. Así continua evolucionando, siempre mejorando, nunca jamas retrogradando, la Palingenesia se refiere a renacer en cada existencia. , o sea en cada existencia nace una nueva Alma.  Esto es una completa aberración en el Espiritismo

¡Cuidado no es lo mismo!. No debería haber ninguna confusión de estos 2 términos en el Espiritismo.

El Espiritismo se sostiene con los Libros Codificados (5 obras Básicas). Estos libros son los siguientes:
Las obras básicas de la Codificación Espirita son las siguientes, por orden cronológico de publicación: 
·                     “El Libro de los Espíritus”, lanzado en París (Francia) el 18 de abril de 1857; 
·                     “El Libro de los Médiums”, publicado en enero de 1861; 
·                     “El Evangelio según el Espiritismo”, lanzado en abril de 1864; 
·                     “El Cielo y el Infierno o la Justicia Divina según el Espiritismo”, publicado en agosto de 1865; y 
·                     “La Génesis, los Milagros y las Predicciones según el Espiritismo”, lanzada en enero de 1868. Las fechas mencionadas se refieren, obviamente, a la primera edición de cada libro.  
La palingenesia, habla de un volver a nacer y esto no se refiere necesariamente a la reencarnación donde el espíritu encarna en un nuevo cuerpo, sino a un volver a nacer en algo superior.

¡ CUIDADO ¡. La Palingenesia la están tratando de introducir en el Espiritismo como concepto, y esto no es lo mismo a “Reencarnación” término discutido ampliamente en el Libro de Los Espíritus. 
En filosofía, la Palingenesia denota en un sentido más amplio la teoría (por ejemplo de los pitagóricos) de que el alma humana no muere con el cuerpo sino que nace otra vez en nuevas encarnaciones. Sería así equivalente a la metempsicosis. Plutarco (45–125 d. C.) hablaba de palingenesia con respecto a la transmigración  de las almas (la reencarnación al estilo hindú)
Todo pretendido cambio a lo ya establecido en los Libros Codificados, se consideran como “Simples Opiniones”.  Los Espiritistas defendemos la integridad del Los Libros Codificados. No se evoluciona el Espiritismo, cambiando su escencia lo dicho por los Espíritus a través de Espíritus Puros y perfectos y la participación de Espíritus Superiores a Allan Kardec.

Una Simple Opinión en el Espiritísmo:

https://www.youtube.com/watch?v=zJrRLgqeG6s
Libro de Génesis - Introducción, De la primera edición, publicada en enero de 1868
“A pesar de la intervención humana en la elaboración de esta Doctrina, la iniciativa pertenece a los espíritus, pero no a uno en especial, ya que es el resultado de la enseñanza colectiva y concordante de muchos espíritus, puesto que si se basara en la doctrina de un espíritu no tendría otro valor que el de una opinión personal. El carácter esencial de la Doctrina y su existencia misma se basan en la uniformidad y la concordancia de la enseñanza. Por tanto, todo principio no general no puede considerarse parte integrante de la Doctrina, sino una simple opinión aislada de la cual el Espiritismo no se responsabiliza.
Es esa concordancia colectiva de opiniones, sometidas a la prueba de la lógica, la que otorga fuerza a la Doctrina Espírita y asegura su vigencia. Para que cambiase, sería necesario que la totalidad de los espíritus mudasen de opinión, es decir, que llegase el día en que negasen lo dicho anteriormente. Ya que la Doctrina emana de la enseñanza de los espíritus, para que desapareciese sería necesario que los espíritus dejasen de existir. Y es por eso que esta Doctrina prevalecerá siempre sobre los demás sistemas personales, que no poseen, como ella, raíces por doquier. El Libro de los Espíritus ha consolidado su prestigio porque es la expresión de un pensamiento colectivo y general.”

Firmado por Allan Kardec.


Palingenesia

Palingenesia


Palingenesia \Pal`in*ge*ne"si*a\, n. [NL.] See {Palingenesis}. [1913 Webster]

The Collaborative International Dictionary of English. 2000.

Look at other dictionaries:
  • Palingenesia — Saltar a navegación, búsqueda La palabra palingenesia es un término que corresponde a conceptos análogos en historia de la ley, filosofía, teología, política y biología.Procede de la palabras griegas palin (de nuevo) y génesis (nacer).
  • Palingenesia — Palingenesia. Monographien und Texte zur klassischen Altertumswissenschaft (vormals Palingenesia. Schriftenreihe für klassische Altertumswissenschaft) ist eine altertumswissenschaftliche Schriftenreihe, die von Christoph Schubert herausgegeben… …   Deutsch Wikipedia.
  • palingenesia ˌpalə̇njə̇ˈnēzh(ē)ə noun ( s) Etymology: Medieval Latin, from Greek, from palin again + genesia : palingenesis * * * palingenesia (ˌpælɪndʒɪˈniːsɪə) …   Useful english dictionary.
  • palingenesia — (Del gr. palin, otra vez + genesis, acción de engendrar.) sustantivo femenino 1 Retorno a la vida, renacimiento de los seres. 2 FILOSOFÍA Teoría religiosa y filosófica según la cual se produce una reaparición periódica de los mismos… …   Enciclopedia Universal.
  • PALINGENESIA —    name equivalent to new birth, and applied both to regeneration and restoration, of which baptism in the former case is the symbol; in the Stoic philosophy it is preceded by dissolution, as in the rejuvenescence process of MEDEA(q.v.) …   The Nuttall Encyclopaedia.
  • Palingenesis  is a concept of rebirth or re creation, used in various contexts in philosophy, theology, politics, and biology. Its meaning stems from Greek palin, meaning again, and genesis, meaning birth. In biology, it is another word for recapitulation the… …   Wikipedia.
  • Hermetismo — Para el movimiento literario, véase Hermetismo (literatura). «Hermética» redirige aquí. Para otras acepciones, véase Hermética (desambiguación). El hermetismo es un conjunto de creencias filosóficas y religiosas, basadas principalmente en… …   Wikipedia Español.
  • palingenésico  adjetivo De la palingenesia. * * * palingenésico, a adj. De [la] palingenesia. * * * palingenésico, ca. adj. Perteneciente o relativo a la palingenesia. * * * adjetivo Relativo a la palingenesia …   Enciclopedia Universal.
  • Álvaro d'Ors — Nacimiento …   Wikipedia Español.
  • palingénésie — * * * palingénésie [ palɛ̃ʒenezi ] n. f. • 1546; bas lat. palingenesia, du gr.; cf. palin et génésie Philos. Chez les stoïciens, Retour périodique éternel des mêmes événements. Adj. PALINGÉNÉSIQUE , 1665 . Didact. Renaissance des êtres ou des …   Encyclopédie Universelle.
La palabra palingenesia es un término que corresponde a conceptos análogos  en historia de la leyfilosofíateologíapolítica y biología.  Procede de la palabras griegas palin (de nuevo) y génesis (nacer). 
"Esta doctrina plantea que cada ser vivo cumple un ciclo de existencia, comprendido desde el nacimiento, pasando por su existencia, luego su muerte, hasta la reencarnación. En algunos casos también se la ha denominado «eterna recurrencia». La doctrina plantea que dicho ciclo se repite una y otra vez, asegurando la continuidad de los seres."

En filosofía
  • En la India se habla de la reencarnación con el término sánscrito samsara (‘vagabundeo’ del alma de un cuerpo a otro).
  • Los griegos la simbolizaban con el ave fénix.
  • Esta doctrina puede rastrearse desde los estoicos, que usaban el término para referirse a la recreación del universo por el Demiurgo (dios creador), después de su absorción dentro de sí mismo.1
  • Los neoplatónicos también admitían una palingenesia universal.
  • En algunas teorías filosóficas, está relacionada con la ekpirosis, comprendiendo a la palingénesis como el renacimiento que sigue al fin de la existencia producido por una conflagración final.2 Así, Filón creía que Noé y sus hijos habían sido los impulsores de una renovación o renacimiento de la Tierra.1
  • Cicerón (10643 a. C.) utilizaba esta palabra para explicar su propio retorno desde el exilio.1
  • En filosofía, la palingenesia denota en un sentido más amplio la teoría (por  ejemplo de los pitagóricos) de que el alma humana no muere con el cuerpo sino que nace otra vez en nuevas encarnaciones. Sería así equivalente a la metempsicosis.  Plutarco (45–125 d. C.) hablaba de palingenesia con respecto a la transmigración  de las almas (la reencarnación al estilo hindú).
  • Los druidas (sacerdotes galos) creían a su vez que después de un determinado número de revoluciones de siglos, el universo quedaría disuelto o destruido por el agua y el fuego y luego renacería de sus cenizas.[cita requerida]
  • Robert Burton (1577-1640), en su Anatomy of Melancholy (Anatomía de la melancolía, 1628), escribió: «Los pitagóricos defendían la metempsicosis y la palingenesia, en que las almas van de un cuerpo a otro».
  • El italiano Giambattista Vico (1668-1744) enseñó a su vez en su teoría de los círculos, una doctrina análoga.3
  • En cambio el término tiene un sentido más estrecho en el sistema de Schopenhauer (1788-1860), quien lo aplicaba a su doctrina de que la voluntad no muere sino que se manifiesta otra vez fresca en nuevos individuos.
  • De esta manera repudiaba la metempsicosis primitiva que creía en la reencarnación del alma individual.

Así, algunos diferencian la palingénesis de la reencarnación, diciendo que esta última implica la existencia de un alma eterna.

La palingénesis podría considerarse una doctrina paralela a la reencarnación, aunque algunos creen que en la palingénesis el alma nunca alcanza el nirvana que la liberaría de la reencarnación.

Nirvana (espiritualidad)

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Estatua de Buda Sakyamuni, de la dinastía Tang, en la provincia de Hebei.
En la filosofía shramánicanirvana es el estado de liberación tanto del sufrimiento (dukkha) como del ciclo de renacimientos.
Es un concepto importante en el hinduismojainismo y budismo y suele alcanzarse mediante diferentes prácticas y técnicas espirituales.

Etimología

Nirvana significa literalmente "apagado", como en una vela.1
En otros idiomas se dice:
  • निर्वाण (nirvāṇa), en escritura devanagari (del sánscrito);
  • णिव्वाण (nirvāṇa), en prákrito
  • निब्बान, (nibbāna); en pali;
  • 涅槃 (nièpán), en chino;
  • 涅槃 (nehan), en japonés;
  • นิพพาน (nibpan), en tailandés.
  • 열반 (yŏlban), en coreano;

Definición

En el contexto religioso, este término pasa a aplicarse en las religiones surgidas en India como el hinduismobudismojainismo, para así indicar un estado de cese de la actividad mental corriente y que significará una liberación espiritual, el estado de felicidad supremo. Dependiendo de cada contexto religioso, el nirvana tiene diferentes implicaciones. Las dos religiones más importantes respecto a su influencia en Occidente son la hinduista y la budista (fundada por el Buda Gautama).
En todas estas religiones, la palabra nirvana tiene connotaciones de quietud y paz. La persona que experimenta el nirvana se compara con un fuego apagado cuando su provisión de combustible se ha extinguido. En todas ellas también este combustible sería la falsa idea del Yo, que causa (y es causada por) el deseo, la necesidad, la conciencia, el nacimiento, la muerte, la codicia, el odio, la confusión, la ignorancia. Entonces el nirvana no sería un sitio ni un estado, sino una verdad absoluta que debe ser experimentada.
Según sus practicantes, la experiencia del nirvana es posible mediante:
  • el trabajo y el estudio de uno mismo,
  • las prácticas en sí (sin necesidad de un contenido religioso),[cita requerida]
  • la metafísica.
Cada uno de estos senderos considera que es el único que permite alcanzar el nirvana y considera que los demás senderos son seudorreligiosos y dirigidos por maestros o gurús falsos.

El nirvana en el hinduismo

El nirvana es el estado transcendente libre de sufrimiento y de la existencia fenoménica individual; es la experiencia religiosa más identificada con el budismo. La palabra procede de un verbo que significa enfriarse oapagarse, como el final de una vela. La connotación es que sólo en el nirvana están extinguidas las llamas de la lujuria, el odio, la codicia y la ignorancia. En estado de nirvana se rompe el ciclo de la transmigración, que de otra manera sería eterno. Su naturaleza ha sido muy debatida por el pensamiento occidental, algunos de cuyos investigadores sostienen que implica una total aniquilación aunque otros lo interpretan como beatitud eterna. Ambos puntos de vista son problemáticos en ocasiones, ya que el nirvana es indescriptible y sólo puede conocerse desde su experiencia.
En el hinduismo se habla de la unión con el uno absoluto (Brahman), por tanto aunque el nirvana apunta a un mismo suceso de paz interior, no se debe considerar exactamente con las mismas consecuencias que en el budismo, ya que de hecho el budismo redefinió el concepto de nirvana según sus propios postulados. Cada una por tanto tiene su propio marco religioso.
El hinduismo utiliza el término nirvana en su contexto de mokṣa (liberación del samsara o del ciclo de nacimientos y muertes repetidos), en el que el alma o ātmān se fundirá con la divinidad o lo absoluto. Esta liberación es por tanto una fusión del alma con la divinidad.
A su vez dentro del hinduismo este concepto de liberación es concebido de manera diferente por los distintos credos (dárśanas) hindúes. Los vaishnavas (vishnuistas, o devotos del dios Vishnú) consideran que mokṣa no implica la fusión monista del alma dentro de Dios, sino la aceptación del alma para servirlo. Por eso en el vaishnavismo no se desea realmente abandonar la reencarnación, sino servir a Dios, aunque sea sufriendo en este mundo lejos de él.

El nirvana en el budismo

Siddhartha Gautama se refería al nirvana de la siguiente manera: «Hay, monjes, una condición donde no hay tierra, ni agua, ni aire, ni luz, ni espacio, ni límites, ni tiempo sin límites, ni ningún tipo de ser, ni ideas, ni falta de ideas, ni este mundo, ni aquel mundo, ni sol ni luna. A eso, monjes, yo lo denomino ni ir ni venir, ni un levantarse ni un fenecer, ni muerte, ni nacimiento ni efecto, ni cambio, ni detenimiento: ese es el fin del sufrimiento.» (Udana, VIII, 2)
Como no se puede definir el nirvana con palabras, se lo suele delimitar por lo que no es:
  • No es la existencia común a la que está sujeto el ser humano.
  • No tiene principio ni fin (no se encuentra dentro del tiempo medible).
  • No se puede generar o fabricar.
  • No tiene dualidad, por lo que no puede ser descrito con palabras.
  • No es un estado subjetivo de conciencia.
  • No está condicionado a nada o por nada.
  • No es ningún tipo de desarrollo o conversión.[cita requerida]
  • No tiene partes o etapas que se puedan distinguir unas de otras.[cita requerida]
Buda Gautama redefinió la consecución del nirvana presente en el hinduismo mediante un proceso de meditación en el que se analiza el cuerpo y la mente como carentes de una individualidad intrínseca. En ese proceso existe un vacío de individualidad (śūnyatā) de todo lo presente en el cuerpo y mente del sujeto. Esta falta de una individualidad es también común en todos los fenómenos del universo.
Al igual que en el hinduismo, la realización del nirvana budista implica la liberación definitiva del sufrimiento de la existencia o de los diferentes estados de reencarnación a los que todos los seres están sujetos. Pero en el budismo esta idea será llevada hasta sus últimas consecuencias. La diferencia en el contexto hinduista es que esto ocurre por la unión a un absoluto (Brahman) a semejanza de lo que expone la mística de las religiones teístasoccidentales.
La afirmación de que el budismo considera el nirvana como lo opuesto al samsāra (el mundo tal como lo vivimos ahora) no es correcta desde el punto de vista de la doctrina budista, toda vez que dioses y hombres están sujetos al karma y Buda expresó la liberación final de dioses y hombres en medio del mundo de los fenómenos. Por lo tanto, se distanció de ese estado de absorción en la divinidad o unión a un absoluto como vía de liberación definitiva tal como estaba presente en el hinduismo.[cita requerida]
Śūnyatā es por tanto la naturaleza final de la realidad según el budismo y que Buda aplicó a cualquier estado de conciencia y existencia concebibles. En el budismo también aparece la idea de parinirvāṇa o liberación definitiva tras la muerte. El budismo mahāyāna de Asia Oriental entiende el nirvana no como un objetivo externo sino como el encuentro con la naturaleza más profunda de uno mismo, que solo necesita ser reconocida. Se refieren a él como hermandad budista, condición intrínseca, y vacío.

El nirvana en el jainismo


Imagen del nirvana de Mahavira procedente del Kalpasutra. En ella se aprecia el Siddhashila, lugar al que acuden las almas de los que logran el nirvana.
En el jainismo se refiere a la liberación de las ataduras del karma. Cuando un ser humano como un Tirthankara se libera de sus karmas finaliza su experiencia en el mundo logrando el nirvāṇa. Técnicamente, el final del período de vida es llamado nirvana en tanto que ha acabado la existencia terrenal y ha alcanzado la liberación. El Moksa sería entonces la liberación que sigue al nirvana. Así tendríamos un primer paso, el nirvana, que realiza el Arhat y que solo después y mediante el Moksa pasa a convertirse en siddha, el liberado.
Los jainas celebran el Diwali como el día en que Mahavira logró su nirvana. El Kalpasutra narra detalladamente el nirvana de Mahavira.2
En política
Flavio Josefo (38-101) utilizó este término para referirse a la restauración  nacional del pueblo judíoEn su estudio sobre el fascismo, el politólogo  académico Roger Griffin (1948) utilizó la palabra palingénesis para referirse al fascismo (al que definió como un «ultranacionalismo palingenético»). La considera un elemento central de las ideologías fascistas, y la describe como «el núcleo mítico de la ideología fascista».

Los mejores ejemplos de esto se pueden encontrar tanto en la Italia fascista como en la Alemania nazi. Benito Mussolini (1883-1945) buscaba establecer una línea palingenética entre su régimen como una segunda encarnación del Imperio Romano, mientras que Adolf Hitler (1889-1945) veía su tercer Reich (la Alemania nazi) como la tercera encarnación palingenética del Sacro Imperio Romano Germánico (Primer Reich) y el Imperio Alemán de Otto Bismarck (Segundo Reich).
En biología

En la biología moderna (por ejemplo, en Haeckel y Fritz Müller), se utiliza el término palingénesis para denotar la reproducción exacta de los aspectos ancestrales de la herencia, como opuesto a la cetogénesis, en el cual las características heredadas son modificadas por el medio ambiente.
En geología
En la geología, la palingénesis es el fenómeno por el cual —en las zonas profundas de la litósfera— las rocas que ya se habían solidificado retornan al estado fundido.

Notas
1.      Saltar a:a b c Según la Wikipedia en inglés.2.     Volver arriba George BoasDictionary of the history of ideasEE. UU.: University of Virginia Library. Consultado el 21 de septiembre de 2007. Citado en la Wikipedia en italiano.3.     Volver arriba Según el Diccionario enciclopédico popular ilustrado Salvat. España: 1906-1914.Obtenido de «http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Palingenesia&oldid=70492615»
___________________________________________________

Reflexión Final:

El tema de la Reencarnación en la Filosofía Espirita está bastante bien explicado en las preguntas y respuestas antes expresadas y sería el perder la esencia de lo que expresaron los Espíritus si interrumpiera la cadena de preguntas y respuesta para hacer comentarios o aclarar puntos. Por lo tanto lo incluí tal como aparece en el Libro de Los Espíritus, y que puedes obtener una copia gratuita en la sección de descargas. (Descarga de Libros Digitales Gratis)

Lo que si deseo expresar que si debo añadir en otra reflexión como se diferencia el termino religioso de Resurrección de la Carne de lo que es la Reencarnación. Para lo cual lo voy a explicar en otra reflexión específicamente para este tema.

A manera de resumen de lo expresado por los Espíritus a Kardec sería lo siguiente:

1.El Alma es un Espíritu encarnado en cada ser humano, cuando el ser humano muere o desencarna, su Alma se emancipa, porque el Alma es Inmortal, nunca muere. Y este concepto lo vemos en la persona de Jesús que desencarnó y está vivo como un Espíritu Puro.

2.Ese espíritu desencarnado al terminar su presente existencia, en su estado espiritual continua su camino pero tiene que evaluar los resultados de su última existencia. La cual sirvió para pasar por pruebas ya de antemano determinadas por el mismo Espíritu para expiarla debido a su Karma (En nuestra Filosofía Espírita el Termino Karma no aparece, nosotros enseñamos que es la Ley de Causa y Efecto, pero significa los mismo en términos prácticos, usted utilice el termino que más le guste, conmigo no hay ningún problema). Se espera que su existencia haya sido terminada con un balance positivo en cuanto a faltas cometidas vs. buenas obras realizadas.

3.Si los resultados de esta última encarnación fueron con un balance positivo o sea se cometieron menos faltas en su estado de ignorancia inicial hasta descubrir por qué había encarnado y logró comenzar con su Transformación Moral que lo condujo a ser mejor ser humano, y esas acciones positivas fueron más que las faltas cometidas, entonces esa Alma activo su ascenso espiritual, que es el propósito en este proceso.

4.Entonces seguirá este espíritu reencarnando imponiéndose pruebas en próximas reencarnaciones.

5.Ya en su momento dejará de ser un Espíritu Errante y cesara su proceso reencarnatorio y continuará su asenso venciendo pruebas y circunstancias que lo conduzcan alcanzar un estado espiritual perfecto y así seguir su curso en otras esferas al cuidado de otros Espíritu Puros y la dirección de Dios.

6.Cuanto dure en una encarnación va a estar determinado por lo que tiene que aprender de cada encarnación. Puede morir joven o viejo, o vivir como hombre o mujer, hombre rico o pobre, esclavo o libre, blanco o negro, latino o caucásico, en fin en todo lo que necesite tener la experiencia para poder progresar hacia la perfección.

7.No es un proceso definido en tiempo, todo va a depender de cuán rápido puede activar su asenso espiritual mediante la transformación Moral. Esto acorta el tiempo necesario para reducir el número de reencarnaciones necesaria, hasta llegar al punto de no necesitar más reencarnar.

8. De manero que de lo que se trata amigo o amiga es de comenzar tu Transformación Moral lo antes posible. Esta información se te proporciona de una manera gratuita, solo se necesita tu voluntad que activa tu libre albedrío a conducirte seguro por este camino para lograr este objetivo.


El Libro de Los Espíritus dice y concluyo este tema:

VII.- Duración de las penas futuras
 

1003. La duración de los sufrimientos del culpable en la vida futura ¿es arbitraria o está subordinada a alguna ley?
- Jamás obra Dios por capricho, y todo en el Universo está regido por leyes en las que se ponen de relieve su sabiduría y su bondad. 


1004. ¿En qué se funda la duración de los padecimientos del culpable?
- En el tiempo preciso para su mejoramiento. Visto que el estado de dolor, así como el de felicidad, son proporcionales al grado de depuración del Espíritu, la duración y la índole de sus sufrimientos depende del tiempo que le ha llevado mejorarse. A medida que progresa y conforme se van purificando sus sentimientos, sus padecimientos disminuyen y cambian de naturaleza. 

SAN LUIS.

1005. Para el Espíritu sufriente ¿el tiempo transcurre en la misma medida que en su estado de encarnación?
- Más bien le parece más prolongado. El sueño no existe para él. Sólo para los Espíritus llegados a cierto grado de depuración el tiempo se esfuma, si así vale decirlo, ante lo infinito. (Ver párrafo 240). 

  • 240. ¿Tienen los Espíritus la misma noción del tiempo que nosotros?  - No, y a esto se debe que no siempre nos comprendáis cuando se trata de establecer fechas o épocas.
Los Espíritus viven fuera del tiempo, tal como entendemos nosotros a éste. Para ellos el transcurso del tiempo se anula, si así vale decirlo, y los siglos, que tan largos nos resultan a nosotros, para ellos constituyen sólo instantes que se diluyen en la eternidad, lo mismo que las desigualdades del suelo se borran y desaparecen para aquel que se eleve en el espacio.

1006. ¿Podrá ser eterna la duración de los sufrimientos del Espíritu?
A no dudarlo, si fuera eternamente malo, esto es, si no hubiera de arrepentirse jamás ni de mejorar, entonces sí sufriría por toda la eternidad. Pero Dios no creó Seres que estuviesen perpetuamente destinados al mal. Sólo los ha creado simples e ignorantes, y todos deben progresar en un lapso más o menos prolongado, con arreglo a su voluntad. La voluntad puede ser más o menos tardía, así como hay niños que son más precoces que otros, más tarde o temprano llega por la necesidad irresistible que experimenta el Espíritu de salir de su estado de inferioridad y ser feliz. La ley que rige la duración de las penas es, pues, eminentemente sabia y benévola, puesto que subordina dicha duración a los esfuerzos que realice el Espíritu. No le quita jamás su libre albedrío. Si lo emplea mal, sufre las consecuencias de ello. 

SAN LUIS.
1007. ¿Hay Espíritus que no se arrepientan jamás?
- Los hay cuyo arrepentimiento es muy tardío. Pero pretender que nunca mejorarán equivaldría a negar la ley del progreso y decir que el niño no puede llegar a ser adulto. 

SAN LUIS.
1008. La duración de las penas ¿depende siempre de la voluntad del Espíritu? ¿No hay entre ellas algunas que le sean impuestas por un tiempo determinado?
- Sí, pueden serle impuestas ciertas penas por un lapso establecido, pero Dios, que sólo quiere el bien de sus criaturas, acoge siempre el arrepentimiento, y el deseo de mejorarse nunca es estéril. 

SAN LUIS.
  • 131 “In articulo mortis”, locución latina que significa “antes de morir”. [N. del copista]Ya hemos visto a grandes rasgos de lo que este proceso reencarnatorias se trata.Al leer esta reflexión, tal vez por curiosidad, te lleva tomar decisiones serias en tu vida. Esta información está a tu alcance y siempre estará, porque Dios amante de sus hijos siempre deja una puerta abierta para que nadie se pierda sino que puedan alcanzar el camino seguro hacia su encuentro con Dios que es a través de llegar a ser un Espíritu Puro.
Arrepentimiento:

    Todo progreso espiritual estará sujeto a que exista un arrepentimiento que haya sido como una decisión de su Libre Albedrío

El Arrepentimiento a que nos referimos debe incluir el reconocer las malas acciones cometidas, los comportamientos desplegados en su vida orgánica que hayan sido contrarios al bien común o inmorales contra otros. Tan pronto esto ocurra, el comportamiento, los pensamientos, las intenciones y las acciones serán en Moral o bien común. Un arrepentimiento sincero y genuino provocará unos acontecimientos extraordinarios en el adelantamiento espiritual.  Logramos que se arribe al arrepentimiento a través de la Educación Espírita, la lectura de los libros de La Codificación Espírita o a través de la educación de alguien que utilice la Codificación. Este Arrepentimiento puede tener lugar durante la vida orgánica o cuando el espíritu ya ha desencarnado que aun está presente en los entornos de donde vivía encarnado.
 
o   998. La expiación ¿se cumple en el estado corporal, o en el de Espíritu?
- Se cumple durante la existencia corpórea por medio de las pruebas a que se ha sometido el Espíritu, y en la vida espiritual, por los padecimientos morales propios de su estado de inferioridad.
  • Nota de Frank: Aquí se refiere específicamente, cuando el Alma desencarnada aun esta en los contornos de donde vivía, y que por sus padecimientos morales o por estar aun impregnada de materialismo al no haberse desprendido por completo de lo material, se mantiene vagando por los entornos, como bien dice el Libro del Evangelio Según el Espiritismo.

o   999. El arrepentimiento sincero en el curso de la vida ¿es suficiente para borrar las culpas y obtener la gracia de Dios?
- El arrepentimiento ayuda al Espíritu a mejorarse, pero el pasado debe ser expiado.
  • Nota de Frank: Aquí los espíritus claramente indican que no es suficiente decir que te arrepientes, pero las acciones malas cometidas hay que expiarlas, y esto se hace a través de la reencarnaciones.
Si luego de leer esto, sigues con el mismo modo de pensar de la vida, o si simplemente dices que esto son pamplinas, pues tú tienes el Libre Albedrio activado y tú decides si deseas continuar con una vida vacía sin sentido o comenzar a vivir plenamente lo que significa una vida de bien común y de progreso espiritual, tú tienes la decisión en tus manos hoy.

Te preguntarás ¿Qué necesito hacer ahora para lograr eso? Bien sencillo amigo o amiga que lee estas palabras, debes comenzar cuanto antes a cambiar tu vida mediante una Transformación Moral que incluye cambiar tus costumbres hacia modificar tus pensamientos y tus acciones hacia el bien común, y esto te preparara a erradicar de tu vida el egoísmo, el orgullo, la codicia, el materialismo, la vanidad y el tonto amor propio.


No basta el decir que eres buena persona, eso sería fácil o que ya fuiste salvo con pronunciar unas simples palabras que no significan nada en el mundo espiritual como es: “SOY SALVO SI HE CONFESADO CON MIS LABIOS QUE CREO”, Esto no es ni nunca será el modo de crecer en el mundo espiritual. Lo que si es necesario es lo que significa que mediante la EDUCACION DE COMO TRANSFORMARTE MORALMENTE Y EL QUERER APRENDER COMO LLEGAR A ESO, es que puedes activar tu crecimiento espiritual.

Sé inteligente, comienza ahora mismo a ver la vida no como una de constante sufrimiento e incertidumbre, empieza a preguntarte: ¿De dónde vengo? ¿Porque estoy aquí? ¿Hacia dónde voy cuando muera?

Pero si tu religiosidad que no puede darte las repuestas a estas preguntas es donde quieres permanecer, entonces si estarás destinado a continuar con el mismo vacío y la misma desilusión que ahora tienes.

TE INVITO A QUE CONSIDERES LA EDUCACIÓN GRATUITA QUE TE OFRECEMOS, Y SE QUE NO TE ARREPENTIRÁS.

Te puedo hablar de mí, nunca jamás a través de mis logros profesionales, de una vida sin vicios y dentro de la religión católica al principio, luego religiones evangélicas de los llamados fríos y calientes en el espíritu, nunca jamás fui feliz como hasta hoy. Si te motiva de algún modo saber que los intelectuales más sobresalientes de toda las épocas luego de conocerse esta filosofía al darles la primera oportunidad, nunca la desecharon y terminaron sus días siendo espiritas consumados, Abraham Lincoln, Francisco Madero Presidente de Méjico, Albert Einstein, Víctor Hugo, famoso dramaturgo francés, en fin innumerable es la lista, NO DESPRECIARON ESTA HERMOSA Y UNICA OPORTUNIDAD.

Si hombres que aportaron tanto a la humanidad no vacilaron en conocer esta filosofía y desencarnaron siendo felices, ¿porque tu no puedes comenzar ese cambio que te dará una nueva experiencia?

Espero que esta información sobre la Reencarnación haya sido de algún modo útil para ti.

Termino mi articulo, tratando de que se descorra este velo que no deja ver la realidad de las cosas a todos los que no desean dejar de creer en Dogmas erróneos sin logica, que no pasan la prueba de la razón.  Pero abro la puerta a que poco a poco se pueda ir entendiendo que las cosas no son como nos las han querido atosigar, llegó el momento en que los orgullosos vean al Espiritismo Moral como la puerta al conocimiento del mundo espiritual y que poco a poco se ira descubriendo la verdad de las cosas.  Estos argumentos los hago con toda sobriedad, sin ninguna fanfarria, estará sentado en mi blog, en las redes sociales hasta que tu lo leas y que utilizando tu lógica digas a tu interior es esto cierto o no.  

La religiosidad a través de la historia de la humanidad ha demostrado ser un atraso espiritual a través de las edades de los tiempos.  las cosas sencillas de entender han sido expuestas de tal modo que sean obligadas a creer como la tradición así lo requiere.  Tienes una oportunidad única en dar un paso de avance en tu vida, tienes la oportunidad de decidir por tu Libre Albedrío que esta verdad expuesta aquí ante tus ojos hoy, pueda ser evaluada con cordura y que lo puedas hacer sin temor a que te declaren anatema, que digan que eres un Hereje, y que puedas tener temor que como consecuencia de eso te quemen en la hoguera. 

Te propongo a que seas libre de dogmas, de rituales, de que creas que el Espiritismo Moral que te presento hoy, no es lo que te dijeron que era. Somos gente noble, con mucha capacidad de amar a nuestros semejantes, que no andamos por ahí, pidiendo dinero para sostener causas suntuosas.  Que puedas evaluar que te traemos una verdad dada a nosotros por Espíritus Buenos y Elevados, enviados por Dios para que hoy se descorra un velo que ha ocultado estas verdades expuestas aquí hoy, y que si puedes darle la oportunidad a tu Alma Encarnada a comenzar a crecer espiritualmente, podrás sentir el verdadero propósito de la vida. Las tradiciones fueron establecidas por hombres egoístas que nunca tuvieron la intención de que tu actuaras en la vida utilizando tu propio Libre Albedrío, sino que han violado este gran privilegio por siglos.

Cuando te des cuenta de lo que te digo, me podrás decir que si teníamos razón.   Cuando ese momento llegue, lograrás experimentar una gran felicidad y un deseo enorme de crecer espiritualmente.




6/01/14
Un RESUMEN sobre los recursos del Espiritismo para sanar las Obsesiones Espirituales seria:


  • Moralización del Obsesado obteniendo su ascendencia Moral y luego al Obsesor moralizarlo.
  • Fortalecimiento de la "Voluntad" del Obsesado para que pueda Rechazar al Obsesor.
  • Oración Magnética Mental. (Grupales),
  • Magnetización del Obsesado, mediante Pases Magnéticos.
  • Educación Espirita.
Los postulados y la definición de la Filosofía Espirita antes expresada es nuestra razón de ser en esta red social. Por la naturaleza de este medio, muchas personas con diferentes corrientes de pensamiento y de diferente postura con relación al Espiritismo, pueden hacer comentarios a nuestras reflexiones. Esto nos llena de mucha satisfacción, porque ilustra claramente que el propósito de la existencia de esta página ha cometido su propósito al lograr cruzar barreras de idiomas y de pensamientos. Estamos muy claros en que nuestra filosofía es una de carácter Kardeciana y es la que promulga el deseo genuino de Dios en cuanto al comportamiento Moral de nuestra sociedad y de toda la raza humana, pero no tenemos ninguna conexión con otras corrientes de pensamiento sincretistas como lo son: Práctica de africanismo, indigenismos o ritualismos étnicos, Religiosos, folclóricos o sincréticos ni se hacen rezos, baños de plantas, consume de aguardiente o tabacos, inhalaciones toxicas, curaciones mágicas, maleficios o encantamientos y Santería.

Todos están bienvenidos a comentar nuestras reflexiones, pero en nada esto significa que patrocinemos estas corrientes diferentes de pensamientos.
Queremos ser un faro, donde aquellos que desean encontrar el puerto seguro, puedan libremente acercarse al dialogo y a la comprensión. Jesús nos enseño a no hacer acepción de persona alguna, somos llamados a la comprensión y a la tolerancia con todos aquellos que aunque tengan pensamientos diferentes, siguen siendo seres humanos en el proceso de encontrar el sendero de la verdad en su camino evolutivo.
REFERENCIAS PARA ESCRIBIR ESTA REFLEXIÓN
  • El Evangelio Según El Espiritismo, Allan Kardec
  • El Libro de Los Espíritus, Allan Kardec
  • Obras Póstumas, Allan Kardec
  • Génesis – Allan Kardec
  • El Cielo Y el Infierno – Allan Kardec
  • El Libro de Los Médiums – Allan Kardec

Frank Montañez
No dejes de inscribirte en mi blog, así podrás recibir notificación de nuevas adiciones a mi página. Debes tener una cuenta de correo electrónico de gmail para poder hacer comentarios a los artículos y también para inscribirte en este blog. Además, si consideras que esta reflexión hoy ha sido de mucha ayuda, por favor compártela haciendo un enlace a tu muro en Facebook y no dejes de escribir un comentario para así saber que ha servido de ayuda a alguien. Gracias por leer este blog. Frank

NOTA Importante:
Si consideras que este articulo o reflexión es útil, y deseas citarnos en un artículo o nota que publiques en tu blog o en Facebook, por favor haz una mención de que obtuviste la información de un articulo nuestro ya publicado.  Eso es actuar en Moral y bien común. No permitas que el atribuirte consciente o inconscientemente crédito por algo que copiaste de otro autor, afecte tu espiritualidad, y que cometas faltas que se han de acumulan a las que ya tienes.
Si me mencionas o no, no es importante para mí, pero sí; es una falta el atribuirte que la información publicada es de tu autoría al no hacer mención alguna del autor original, si no das el crédito al que originalmente lo creo, eso es propiedad intelectual y al no dar el crédito, constituye una falta de moralidad. Recomiendo que añadas al final de tu reflexión algo así:
Partes de esta reflexión ha sido tomada de un artículo publicado por Frank Montañez de “Soy Espírita” en su blog: www.soyespirita.blogspot.com
Nombre del Artículo:
Fecha Publicado:
Eso evitarás que actúes mal sin quererlo hacer, de eso se trata la Educación Espírita.


Los siguientes enlaces te conducen a estos temas ya publicados para ayudarte en tu desarrollo de educación espiritual:



5 Libros de La Codificación Espírita escritos por Allan Kardec, son los siguientes
  • Los Espíritus – (18 abril 1857)
  • Los Médiums – (Enero 1861)
  • Evangelio Según El Espiritismo (Abril 1864)
  • Cielo y el Infierno (1° Agosto 1865)
  • Génesis (Enero 1868)
Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son mas fáciles de manejar. Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son más fáciles de manejar.

Audio Libros en Español GRATUITOS
Los invito a que descarguen los AUDIO Libros en mi blog. No hay escusas para no leer el Libro de los Espíritus y el de Los Médiums, pues pueden escucharlos narrados. Visita mi blog o simplemente dale clic al libro que ves listado a continuación. 

¡VIVA EL ESPIRITÍSMO!





Espero estos enlaces te conduzcan a información que te ayude a lograr activar tu crecimiento espiritual, a través de la Transformación Moral.
________________________________________
NOTA ACLARATORIA:

Han notado que nuestras reflexiones se redactan para la Educación de nuestra filosofía, tal y como lo ilustran Los Espíritus de La Codificación Espirita dada a Allan Kardec.  Muchas de estas enseñanzas lucen como que deben ser tratadas en la Casa Espírita y creo que sí; es esto correcto.  Pero la mayoría de nuestros lectores no tienen acceso a Casa Espírita alguna, entonces no nos podemos quedar con las manos cruzadas esperando que Espíritus Impuros que sabiendo esta realidad se adelanten se introduzcan en los hogares de personas que con genuino interés se acercan a nuestra página buscando ayuda. Para ellos les sugiero considerar conformar un pequeño grupo de Estudios en su hogar. Así se deleitaran de las enseñanzas de los Espíritus. Estos dos enlaces te ayudaran a comenzar a conformar tu grupo de Estudio:
  • http://soyespirita.blogspot.com/2014/01/ley-de-sociedad-i-necesidad-de-la-vida.html
  • http://soyespirita.blogspot.com/2011/08/recomendaciones-para-los-nuevos-grupos.html
No demostramos compasión si no ayudamos a estas personas en estos lugares inaccesibles que no existe ninguna Casa Espírita cerca y tal vez nunca la habrá a no ser por nuestra educación por el Internet.  Para muchos el desarrollo de la Mediúmnidad es tan serio que no han desarrollado aun Médiums en sus lugares de reunión.  Pero eso no debe ser la norma, pues el mismo Allan Kardec nos apercibió de que esto era esencial en el desarrollo espiritual de las comunicaciones Mediúmnica.

Preferimos hacer accesible esta información para aquellos que genuinamente desean crecer espiritualmente, y yo soy el de pensar que si los deseos de estos nuevos allegados son encaminados al desarrollo de la Mediúmnidad, es preferible ayudarlos que dejarlos a expensas de Espíritus Impuros que aprovechándose del deseo más profundo de crecer espiritualmente intervengan para que esto no se logre.

Esta educación debe ser el detonador para el establecimiento de nuevos centros de reunión para nuevos allegados y esto cumple el propósito de la codificación y de la Ley de Progreso y Crecimiento espiritual a que todos tenemos derecho.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguir a Frank en Facebook

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo?

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo? 
Un Espiritista Verdadero es aquel que según el Libro de Obras Póstumas, de Allan Kardec lo describe así:

Breve Contestación a los Detractores del Espiritismo

“Solo reconoce por adeptos suyos a los que practican su enseñanza, es decir, a los que trabajan en su propio mejoramiento moral, esforzándose en vencer sus malas inclinaciones, en ser menos egoístas y orgullosos, más afables, más humildes, pacientes, benévolos, caritativos para con el prójimo y moderados en todas las cosa, pues este es el signo característico del espiritista verdadero…”

Un Espiritista Verdadero, no es el que cobra menos dinero. Esos son “Charlatanes”, infiltrados en el Espiritismo. Los “Charlatanes”, son los que cobran dinero en el Espiritismo.


Evaluar a un Espiritista, y saber si es uno Verdadero, se necesita tener conocimiento adquirido, mediante la lectura de los Libros Codificados de Allan Kardec, Así se puede verificar la autenticidad.

Mensajes en Fotos


Body

















1/15/16

Un RESUMEN sobre los recursos del Espiritismo para sanar las Obsesiones Espirituales seria:









  • Moralización del Obsesado obteniendo su ascendencia Moral y luego al Obsesor moralizarlo.



  • Fortalecimiento de la "Voluntad" del Obsesado para que pueda Rechazar al Obsesor.



  • Oración Magnética Mental. (Grupales),



  • Magnetización del Obsesado, mediante Pases Magnéticos.



  • Educación Espirita.


Los postulados y la definición de la Filosofía Espirita antes expresada es nuestra razón de ser en esta red social. Por la naturaleza de este medio, muchas personas con diferentes corrientes de pensamiento y de diferente postura con relación al Espiritismo, pueden hacer comentarios a nuestras reflexiones. Esto nos llena de mucha satisfacción, porque ilustra claramente que el propósito de la existencia de esta página ha cometido su propósito al lograr cruzar barreras de idiomas y de pensamientos. Estamos muy claros en que nuestra filosofía es una de carácter Kardeciana y es la que promulga el deseo genuino de Dios en cuanto al comportamiento Moral de nuestra sociedad y de toda la raza humana, pero no tenemos ninguna conexión con otras corrientes de pensamiento sincretistas como lo son: Práctica de africanismo, indigenismos o ritualismos étnicos, Religiosos, folclóricos o sincréticos ni se hacen rezos, baños de plantas, consume de aguardiente o tabacos, inhalaciones toxicas, curaciones mágicas, maleficios o encantamientos y Santería.



Las obsesiones se Curan según el Espiritismo.






Excelente recurso de información según El Espiritismo, en el siguiente Libro Gratuito:








Todos están bienvenidos a comentar nuestras reflexiones, pero en nada esto significa que patrocinemos estas corrientes diferentes de pensamientos.











Queremos ser un faro, donde aquellos que desean encontrar el puerto seguro, puedan libremente acercarse al dialogo y a la comprensión. Jesús nos enseño a no hacer acepción de persona alguna, somos llamados a la comprensión y a la tolerancia con todos aquellos que aunque tengan pensamientos diferentes, siguen siendo seres humanos en el proceso de encontrar el sendero de la verdad en su camino evolutivo.












REFERENCIAS PARA ESCRIBIR ESTA REFLEXIÓN



  • El Evangelio Según El Espiritismo, Allan Kardec

  • El Libro de Los Espíritus, Allan Kardec

  • Obras Póstumas, Allan Kardec

  • Genesis

  • El Cielo Y el Infierno – Allan Kardec

  • El Libro de Los Médiums – Allan Kardec











Frank Montañez

“Soy Espírita”

Director de la Página


Soy Espirita en Facebook

Nuestro Canal Soy Espirita en Youtube

Blog de Soy Espirita

soyespirita@yahoo.com

"Soy Espirita" en Twitter

"Soy Espirita" en Google +

    No dejes de inscribirte en mi blog, así podrás recibir notificación de nuevas adiciones a mi página. Debes tener una cuenta de correo electrónico de gmail para poder hacer comentarios a los artículos y también para inscribirte en este blog. Además, si consideras que esta reflexión hoy ha sido de mucha ayuda, por favor compártela haciendo un enlace a tu muro en Facebook y no dejes de escribir un comentario para así saber que ha servido de ayuda a alguien. Gracias por leer este blog. Frank





NOTA Importante:




Si consideras que este articulo o reflexión es útil, y deseas citarnos en un artículo o nota que publiques en tu blog o en Facebook, por favor haz una mención de que obtuviste la información de un articulo nuestro ya publicado. Eso es actuar en Moral y bien común. No permitas que el atribuirte consciente o inconscientemente crédito por algo que copiaste de otro autor, afecte tu espiritualidad, y que cometas faltas que se han de acumulan a las que ya tienes.




Si me mencionas o no, no es importante para mí, pero sí; es una falta el atribuirte que la información publicada es de tu autoría al no hacer mención alguna del autor original, si no das el crédito al que originalmente lo creo, eso es propiedad intelectual y al no dar el crédito, constituye una falta de moralidad. Recomiendo que añadas al final de tu reflexión algo así:




Partes de esta reflexión ha sido tomada de un artículo publicado por Frank Montañez de “Soy Espírita” en su blog: www.soyespirita.blogspot.com




Nombre del Artículo:


Fecha Publicado:


Eso evitarás que actúes mal sin quererlo hacer, de eso se trata la Educación Espírita.






Los siguientes enlaces te conducen a estos temas ya publicados para ayudarte en tu desarrollo de educación espiritual:









































Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son mas fáciles de manejar. Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son más fáciles de manejar.




Audio Libros en Español GRATUITOS




Los invito a que descarguen los AUDIO Libros en mi blog. No hay escusas para no leer el Libro de los Espíritus y el de Los Médiums, pues pueden escucharlos narrados. Visita mi blog o simplemente dale clic al libro que ves listado a continuación.





¡VIVA EL ESPIRITÍSMO!





Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO.


Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – GÉNESIS




Espero estos enlaces te conduzcan a información que te ayude a lograr activar tu crecimiento espiritual, a través de la Transformación Moral.


________________________________________




NOTA ACLARATORIA:





Han notado que nuestras reflexiones se redactan para la Educación de nuestra filosofía, tal y como lo ilustran Los Espíritus de La Codificación Espirita dada a Allan Kardec. Muchas de estas enseñanzas lucen como que deben ser tratadas en la Casa Espírita y creo que sí; es esto correcto. Pero la mayoría de nuestros lectores no tienen acceso a Casa Espírita alguna, entonces no nos podemos quedar con las manos cruzadas esperando que Espíritus Impuros que sabiendo esta realidad se adelanten se introduzcan en los hogares de personas que con genuino interés se acercan a nuestra página buscando ayuda. Para ellos les sugiero considerar conformar un pequeño grupo de Estudios en su hogar. Así se deleitaran de las enseñanzas de los Espíritus. Estos dos enlaces te ayudaran a comenzar a conformar tu grupo de Estudio:





  • http://soyespirita.blogspot.com/2014/01/ley-de-sociedad-i-necesidad-de-la-vida.html

  • http://soyespirita.blogspot.com/2011/08/recomendaciones-para-los-nuevos-grupos.html













No demostramos compasión si no ayudamos a estas personas en estos lugares inaccesibles que no existe ninguna Casa Espírita cerca y tal vez nunca la habrá a no ser por nuestra educación por el Internet. Para muchos el desarrollo de la Mediúmnidad es tan serio que no han desarrollado aun Médiums en sus lugares de reunión. Pero eso no debe ser la norma, pues el mismo Allan Kardec nos apercibió de que esto era esencial en el desarrollo espiritual de las comunicaciones Mediúmnica.




Preferimos hacer accesible esta información para aquellos que genuinamente desean crecer espiritualmente, y yo soy el de pensar que si los deseos de estos nuevos allegados son encaminados al desarrollo de la Mediúmnidad, es preferible ayudarlos que dejarlos a expensas de Espíritus Impuros que aprovechándose del deseo más profundo de crecer espiritualmente intervengan para que esto no se logre.




Esta educación debe ser el detonador para el establecimiento de nuevos centros de reunión para nuevos allegados y esto cumple el propósito de la codificación y de la Ley de Progreso y Crecimiento espiritual a que todos tenemos derecho.









































Autenticidad de los libros Codificados por Allan Kardec según el Libro de Génesis, ¿Qué es una Opinión en el Espiritismo? y el propósito del Espiritismo con la Humanidad:





Ítem #10. Sólo los espíritus puros reciben la misión de transmitir la palabra de Dios, pues hoy sabemos que los espíritus están lejos de ser todo perfectos y que algunos intentan aparentar lo que no son, razón por la cual San Juan ha dicho: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios” (Primera Epístola Universal de San Juan Apóstol 4:1).



De modo que nadie tiene la autoridad Espiritual ni Moral de realizar cambios a los libros codificados que no sean los dueños y autores originales; "Los Espíritus".




Veamos lo que dice la introducción del Libro de Génesis, comentado y firmado por Allan Kardec y lee como sigue: Introducción, De la primera edición, publicada en enero de 1868.


“A pesar de la intervención humana en la elaboración de esta





Doctrina, la iniciativa pertenece a los espíritus, pero no a uno en especial, ya que es el resultado de la enseñanza colectiva y concordante de muchos espíritus, puesto que si se basara en la doctrina de un espíritu no tendría otro valor que el de una "opinión personal". El carácter esencial de la Doctrina y su existencia misma se basan en la uniformidad y la concordancia de la enseñanza. Por tanto, todo principio no general no puede considerarse parte integrante de la Doctrina, sino una simple opinión aislada de la cual el Espiritismo no se responsabiliza.


Es esa concordancia colectiva de opiniones, sometidas a la prueba de la lógica, la que otorga fuerza a la Doctrina Espírita y asegura su vigencia. Para que cambiase, sería necesario que la totalidad de los espíritus mudasen de opinión, es decir, que llegase el día en que negasen lo dicho anteriormente. Ya que la Doctrina emana de la enseñanza de los espíritus, para que desapareciese sería necesario que los espíritus dejasen de existir. Y es por eso que esta Doctrina prevalecerá siempre sobre los demás sistemas personales, que no poseen, como ella, raíces por doquier. El Libro de los Espíritus ha consolidado su prestigio porque es la expresión de un pensamiento colectivo y general.”

Firmado por Allan Kardec.






El Libro de Génesis, escrito por Allan Kardec nos indica lo siguiente tambien:


Ítem #40. El Espiritísmo presenta, como ha sido demostrado (cap. I, n.º 30), todos los caracteres del Consolador prometido por Jesús. No es, en absoluto, una doctrina individual, una concepción humana; nadie puede decirse su creador (Pues sus creadores fueron los Espíritus). Es el fruto de la enseñanza colectiva de los espíritus presididos por el Espíritu de Verdad. No suprime nada del Evangelio: lo completa y aclara. Con la ayuda de las nuevas leyes que revela, en unión con las de la ciencia, hace comprender lo que era ininteligible y admitir la posibilidad de aquello que la incredulidad tenía inadmisible. Hubo precursores y profetas que presintieron su llegada. Por su poder moralizador, prepara el reino del bien sobre la Tierra.


La doctrina de Moisés, incompleta, terminó circunscrita al pueblo judío; la de Jesús, más completa, se extendió a toda la Tierra mediante el cristianismo, pero no convirtió a todos; el Espiritismo, más completo aún, con raíces en todas las creencias, convertirá a la Humanidad.1


1. Todas las doctrinas filosóficas y religiosas llevan el nombre de la individualidad fundadora, por lo que se dice: el Mosaísmo, el Cristianismo, el Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, etc. La palabra Espiritismo, por el contrario, no involucra a ninguna persona en especial; pero sí define a una idea general que indica, al mismo tiempo, el carácter y la fuente múltiple de la Doctrina. [N. de A. Kardec.]






Claramente Allan Kardec y El Espíritu de verdad que dictó los Libros Codificados que el Espiritísmo, más completo aún, es con raíces en TODAS LAS CREENCIAS y la fuente múltiple de la doctrina, refiriéndose a que con Moisés la Doctrina fue incompleta y la de Jesús se extendió mediante el Cristianismo, pero no convirtió a todos, por lo tanto es hoy que el Espiritísmo ha de ser de todos, todas las doctrinas religiosas, "Mosaísmo, Cristianismo, Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, y yo ando los Musulmanes, los Hinduistas, los Ateos, los Laicos, los de Joaquín Trincado, los Santeros, Umbanda, en fin a "TODOS", es más incluyo, hasta los extraterrestres, Todos adelantaran sus Espíritus mediante las enseñanzas del Espiritísmo.



En el libro de Obras Póstumas, Allan Kardec, luego de haber dedicado 13 años a la Codificación Espírita, y haber codificado y publicado los 5 Libros Básicos, dijo lo siguiente refiriéndose al Espiritismo:



EL ESPIRITÍSMO NO ES UNA RELIGIÓN Constituida…



El espiritismo es una doctrina filosófica que tiene consecuencias religiosas como toda filosofía espiritualista y por esto mismo toca forzosamente las bases fundamentales de todas las religiones: Dios, el alma y la vida futura; pero no es una religión constituida, dado que no tiene culto, rito ni templo, y que entre sus adeptos ninguno ha tomado ni recibido titulo de sacerdote o sumo sacerdote. Estas calificaciones son pura invención de la crítica.


Obras Póstumas – Allan Kardec







TODOS SOMOS MÉDIUMS





Libro de Los Mediums - Sobre los Médiums - X




Todos los hombres son médiums, todos tienen un Espíritu que los orienta hacia el bien, en caso de que sepan escucharlo. Ahora bien, poco importa que algunos se comuniquen directamente con él a través de una mediumnidad especial, y que otros sólo lo escuchen a través de la voz del corazón y de la inteligencia, pues no deja de ser su Espíritu familiar quien los aconseja. Llamadlo espíritu, razón o inteligencia: en todos los casos es una voz que responde a vuestra alma y os dicta buenas palabras. Sin embargo, no siempre las comprendéis. No todos saben proceder de acuerdo con los consejos de la razón, no de esa razón que se arrastra y repta más de lo que camina, que se pierde en la maraña de los intereses materiales y groseros, sino de esa razón que eleva al hombre por encima de sí mismo y lo transporta a regiones desconocidas. Esa razón es la llama sagrada que inspira al artista y al poeta, el pensamiento divino que eleva al filósofo, el impulso que arrebata a los individuos y a los pueblos. Razón que el vulgo no puede comprender, pero que eleva al hombre y lo aproxima a Dios más que ninguna otra criatura; entendimiento que sabe conducirlo de lo conocido a lo desconocido, y le hace realizar las cosas más sublimes. Escuchad, pues, esa voz interior, ese genio bueno que os habla sin cesar, y llegaréis progresivamente a oír a vuestro ángel de la guarda, que desde lo alto del cielo os tiende la mano. Repito: la voz íntima que habla al corazón es la de los Espíritus buenos, y desde ese punto de vista todos los hombres son médiums.




Channing






Libro de Los Mediums - Capt. XVII


Amigos míos, permitidme que os dé un consejo, dado que avanzáispor un terreno nuevo, y si seguís la ruta que os indicamos no osextraviaréis. Se os ha dicho una gran verdad, que deseamos recordaros: el espiritismo es sólo una moral, y no debe salirse de los límites de la filosofía, ni más ni menos, salvo que quiera caer en el dominio de la curiosidad.


Dejad de lado las cuestiones científicas, pues la misión de los Espíritus no es resolverlas, ahorrándoos el esfuerzo de las investigaciones.


"Tratad antes de mejoraros, pues de ese modo progresaréis realmente".


San Luis






Mapa de Visitas

Horarios en comparación a Chicago