miércoles, 7 de mayo de 2014

Iglesia - Soy Espírita

Podemos decir tanto sobre las religiones. 

Mi propia opinión:

¿Te conducen las RELIGIONES a DIOS TODOPODEROSO?
"No he tenido conocimiento de alguna Religión que logre llevar a sus adeptos a DIOS, sin imponer demarcaciones o separación, porque todas las religiones establecen separación e intervienen el Libre Pensar de sus seguidores. 

Solo logran reforzar sus propios egoísmos, de pensar que son los únicos escogidos por Dios.

Creen que tienen el permiso de separar a los individuos adeptos en sus organizaciones; y proclaman el derecho de matar, vejar, quemar o torturar a los que no piensan igual, solo con la asunción de que representar a Dios con sus creencias y que NADIE puede pensar diferente a ellos. 

Cabe preguntar, ¿Dios podrá aceptar estos comportamientos de separación y de orgullos?, No creo; ellos pierden su tiempo en sus existencias."

Frank Montañez

Veamos en los diccionarios el termino de Religión descrito por los mismos religiosos. El término Iglesia puede referirse a:

Religión

  • Iglesia, conjunto o congregación de creyentes, ya sea de modo total o particular;
  • La Iglesia católica, confesión cristiana con sede en Roma;
  • Iglesia, construcción utilizada para servicios religiosos, refiriéndose generalmente a los cristianos;
  • Iglesia matriz, en sentido jerárquico o en el de Madre Iglesia;
  • Iglesia, como denominación cristiana, comunidad;
ejemplos de iglesias eclesiásticas: Iglesia Catolica Iglesia Cristiana Iglesia Matriz
  1. Mateo 16:18
    Yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.
    Mateo 16:17-19 (in Context) Mateo 16 (Whole Chapter) Other Translations
  2. Mateo 18:17
    Columna de Marciano, en Estambul,
    donde está dibujado un lábaro.
    Y si rehúsa escucharlos, dilo a la iglesia; y si también rehúsa escuchar a la iglesia, sea para ti como el gentil y el recaudador de impuestos.
    Mateo 18:16-18 (in Context) Mateo 18 (Whole Chapter) Other Translations
  3. Hechos 4:23
    [ Oración de la iglesia ] Cuando quedaron en libertad, fueron a los suyos y les contaron todo lo que los principales sacerdotes y los ancianos les habían dicho.
    Hechos 4:22-24 (in Context) Hechos 4 (Whole Chapter) Other Translations
  4. Hechos 5:11
    Y vino un gran temor sobre toda la iglesia, y sobre todos los que supieron estas cosas.
    Hechos 5:10-12 (in Context) Hechos 5 (Whole Chapter) Other Translations
  5. Hechos 8:1
    Y Saulo estaba de completo acuerdo con ellos en su muerte. [ Saulo persigue a la iglesia ] En aquel día se desató una gran persecución en contra de la iglesia en Jerusalén, y todos fueron esparcidos por las regiones de Judea y Samaria, excepto los apóstoles.
    Hechos 8:1-3 (in Context) Hechos 8 (Whole Chapter) Other Translations
  6. Hechos 8:3
    Pero Saulo hacía estragos en la iglesia entrando de casa en casa, y arrastrando a hombres y mujeres, los echaba en la cárcel.
    Hechos 8:2-4 (in Context) Hechos 8 (Whole Chapter) Other Translations
  7. Hechos 9:31
    Entretanto la iglesia gozaba de paz por toda Judea, Galilea y Samaria, y era edificada; y andando en el temor del Señor y en la fortaleza del Espíritu Santo, seguía creciendo.
    Hechos 9:30-32 (in Context) Hechos 9 (Whole Chapter) Other Translations
  8. Hechos 11:19
    [ La iglesia en Antioquía ] Ahora bien, los que habían sido esparcidos a causa de la persecución que sobrevino cuando la muerte de Esteban, llegaron hasta Fenicia, Chipre y Antioquía, no hablando la palabra a nadie, sino sólo a los judíos.
    Hechos 11:18-20 (in Context) Hechos 11 (Whole Chapter) Other Translations
  9. Hechos 11:22
    Y la noticia de esto llegó a oídos de la iglesia de Jerusalén y enviaron a Bernabé a Antioquía,
    Hechos 11:21-23 (in Context) Hechos 11 (Whole Chapter) Other Translations
  10. Hechos 11:26
    y cuando lo encontró, lo trajo a Antioquía. Y se reunieron con la iglesia por todo un año, y enseñaban a las multitudes; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.
    Hechos 11:25-27 (in Context) Hechos 11 (Whole Chapter) Other Translations
More results from La Biblia de las Américas
Etimología
La palabra iglesia proviene de la voz griega ἐκκλησία (transliterado como ekklēsía) vía el latín ecclesia.

El sustantivo posee una doble herencia de significado en la Biblia:[1]
1. En el ámbito del mundo europeoccidental helenístico no cristiano, denotaba una asamblea o reunión de ciudadanos congregados en razón de una convocatoria pública (generalmente el llamado de un mensajero oficial o heraldo), para asuntos usualmente de orden político, y se entiende de esta manera en pasajes bíblicos como el de Hechos de los apóstoles:
Y otros gritaban otra cosa; porque la iglesia estaba confusa, y la mayoría no sabía por qué se habían reunido.

Hch 19, 32
2. En la Septuaginta (traducción al griego del Tanaj) se emplea frecuentemente para traducir la voz hebrea qâhâl (o kahal, transliteración de קהל), que se refiere a la congregación de Israel o pueblo de Dios, como por ejemplo en Salmos:
Anunciaré tu nombre a mis hermanos: en medio de la kahal קהל' te alabaré.

Sal 22, 22
Así, Iglesia en algunos pasajes del Nuevo Testamento podría combinar ambas ideas (la hebrea y la griega) o solo una de ellas, dando por eso profundo y complejo significado a las palabras de Jesús de Nazaret a Simón Pedro recogidas en el Evangelio según san Mateo:
Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi kahal קהל' pueblo o iglesia, y las puertas del hades no prevalecerán contra ella.

Mt 16, 18
Por otro lado, otros orígenes etimológicos de Iglesia se observan en idiomas distintos al castellano. Mientras que en las lenguas romances iglesia deviene del griego ekklēsía, como ya hemos visto, en las lenguas germánicas (alemán kirche, inglés church), procede del griego popular bizantino (kyrikē), que puede significar algo "referente al Señor (kyrios)", no obstante, no existe unanimidad al respecto.
Empleos neotestamentarios de la palabra Iglesia
En sentido concreto o real
En algunos pasajes de la Biblia su uso en singular hace referencia a una congregación local y específica, como es el caso del relato en Hechos de los apóstoles con respecto a la Iglesia de Jerusalén:
ηκουσθη δε ο λογος εις τα ωτα της εκκλησιας της εν ιεροσολυμοις περι αυτων και εξαπεστειλαν βαρναβαν διελθειν εως αντιοχειας.

Y llegó la fama de estas cosas á oídos de la iglesia que estaba en Jerusalem: y enviaron á Bernabé que fuese hasta Antioquía.

Hch 11, 22 (TR1894 y RVA)
Pero en otros pasajes Pablo de Tarso parece utilizar el vocablo para referirse a un conjunto de congregaciones:
ηκουσατε γαρ την εμην αναστροφην ποτε εν τω ιουδαισμω οτι καθ υπερβολην εδιωκον την εκκλησιαν του θεου και επορθουν αυτην.

Porque ya habéis oído acerca de mi conducta otro tiempo en el Judaismo, que perseguía sobremanera la iglesia de Dios, y la destruía.

Ga 1, 13 (TR1894 y RVA)
Con todo, los estudiosos concuerdan en que las Escrituras hacen poca distinción entre el singular y el plural, por eso, del mismo modo, Iglesia puede hacer referencia a una reunión de creyentes en un hogar, como es el caso de la mencionada en la Epístola a los romanos:
και την κατ οικον αυτων εκκλησιαν ασπασασθε επαινετον τον αγαπητον μου ος εστιν απαρχη της αχαιας εις χριστον.

Asimismo á la iglesia de su casa. Saludad á Epeneto, amado mío, que es las primicias de Acaya en Cristo.

Ro 16, 5 (TR1894 y RVA)
Como asimismo a una reunión de creyentes en una sola ciudad, como los destinatarios de la Primera epístola de san Pablo a los corintios
τη εκκλησια του θεου τη ουση εν κορινθω ηγιασμενοις εν χριστω ιησου κλητοις αγιοις συν πασιν τοις επικαλουμενοις το ονομα του κυριου ημων ιησου χριστου εν παντι τοπω αυτων τε και ημων.

A la iglesia de Dios que está en Corinto, santificados en Cristo Jesús, llamados santos, y á todos los que invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo en cualquier lugar, Señor de ellos y nuestro:

1 Co 1, 2 (TR1894 y RVA)
O a la reunión de creyentes de una provincia, como se refiere San Pablo a las iglesias de Asia en su Primera epístola a los tesalonicenses:
ασπαζονται υμας αι εκκλησιαι της ασιας ασπαζονται υμας εν κυριω πολλα ακυλας και πρισκιλλα συν τη κατ οικον αυτων εκκλησια.

Las iglesias de Asia os saludan. Os saludan mucho en el Señor Aquila y Priscila, con la iglesia que está en su casa.

1 Co 16, 19 (TR1894 y RVA)
En sentido ideal o místico
En otros pasajes de la Biblia, particularmente en las epístolas paulinas, se utiliza Iglesia para designar aquello que los cristianos han definido a lo largo de su historia como cuerpo místico de Cristo o, toda la comunidad universal de los creyentes.
Así ocurre, por ejemplo, en la Epístola a los efesios donde Pablo de Tarso explica el eterno propósito redentor de Dios realizado en una Iglesia en la que participan tanto judíos como no judíos, personas de todas las naciones, tanto esclavos como hombres libres, etc. Un verso de la Epístola a los colosenses deja muy clara esta idea, una Iglesia...
οπου ουκ ενι ελλην και ιουδαιος περιτομη και ακροβυστια βαρβαρος σκυθης δουλος ελευθερος αλλα τα παντα και εν πασιν χριστος.

Donde no hay Griego ni Judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni Scytha, siervo ni libre; mas Cristo es el todo, y en todos.

Col 3, 11 (TR1894 y RVA)
La Iglesia universal
Pila bautismal, en la Catedral
de Santiago de Compostela
.

En un primer plano, la Iglesia sería el conjunto de todos los cristianos, congregados en virtud del bautismo. En la mayoría de las denominaciones se cree que todos los bautizados conforman un solo cuerpo con Cristo a la cabeza: la Iglesia sería entonces el cuerpo místico de Cristo.
"Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular".
"...porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador".
Efesios 5:23
Lo común de cada Iglesia cristiana y cada cristiano es que, todos (por definición) creen en Cristo, es decir ponen su esperanza y confían en Jesús el Cristo (Jesucristo) para su salvación. En español, "Iglesia" con mayúscula inicial se refiere a la Iglesia católica romana, congregada en torno al Papa y los obispos.
La Iglesia católica se ve a sí misma como esta Iglesia total en virtud de la sucesión apostólica desde el apóstol Pedro en la persona del Papa, en lo cual divergen los protestantes, que niegan valor a la tradición apostólica. La Iglesia ortodoxa e Iglesia anglicana reconocen jerarquía al Papa, mas no autoridad jurisdiccional.

Las iglesias particulares
Artículo principal: Iglesia particular
A comunidades cristianas geográficamente determinadas (un país, una jurisdicción eclesiástica) se les denomina iglesia particular, sin que ello implique que sean congregaciones diferentes a la Iglesia total. Por ejemplo, la iglesia griega.
En la Iglesia católica, suele emplearse para referirse específicamente a cada comunidad bajo la dirección de un mismo prelado: diócesis, vicariatos apostólicos, entre otros.
Denominación cristiana
Una denominación, en el sentido cristiano del término, es una organización religiosa que funciona con un nombre, una estructura o una doctrina en común. El denominacionalismo es a su vez un punto de vista según el cual algunos o todos los grupos cristianos son, en algún sentido, versiones de la misma cosa, a pesar de sus características distintivas.
No todas las denominaciones enseñan esto: la gran mayoría de los cristianos pertenece a iglesias que, aunque acepten parcialmente la validez de otros grupos, consideran la multiplicación de vertientes como un problema. El fundamentalismo cristiano puede llegar a considerar la existencia de tantas denominaciones como un indicio de sectarismo. Por otra parte, el cristianismo denominacional se contrasta con el cristianismo no denominacional, que considera inaceptable la diversidad de denominaciones.
Las divisiones más básicas del cristianismo contemporáneo ocurren entre la Iglesia católica, la Iglesia ortodoxa y las varias denominaciones formadas durante o después de la Reforma Protestante. Las mayores diferencias entre ortodoxia y catolicismo son culturales y jerárquicas. En cuanto a las denominaciones protestantes, estas presentan diferencias teológicas muy acentuadas con la ortodoxia y el catolicismo, así como una gran diversificación doctrinaria entre sus vertientes.
Las comparaciones entre los distintos grupos denominacionales deben ser hechas con cautela. En algunos grupos, por ejemplo, las congregaciones son parte de una organización eclesiástica monolítica; en cambio, en otros grupos, cada congregación es una organización autónoma independiente. Las comparaciones numéricas también son problemáticas: la mayoría de grupos cuentan como miembros solamente a los adultos bautizados, aunque algunos contabilizan tanto a los adultos bautizados como a los niños (sean estos bautizados o no).

Divisiones Históricas
Algunas corrientes o grupos del pasado dejaron de existir formalmente con el paso de los años. Es el caso, por ejemplo, de los gnósticos (que sustentaban un modelo dualista de deidad), los ebionitas (que negaban la divinidad de Cristo), los apolinarios (que defendían que Jesús tenía cuerpo humano y mente divina), los montanistas (que pregonaban una nueva revelación concedida a ellos) y los arrianos (que argumentaban que Jesús era un ser creado, por lo tanto no coeterno con Dios Padre, los arrianos, durante bastante tiempo, fueron más numerosos en la Iglesia institucional que los no arrianos). Muchos de estos grupos primitivos, hoy considerados heréticos se extinguieron por falta de seguidores o, de manera general, suprimidos por la Iglesia institucionalizada, que en sus primeros siglos desarrolló un gran esfuerzo por unificar y definir con claridad lo que no era doctrina cristiana.
No obstante este esfuerzo, representado especialmente por los primeros Concilios ecuménicos, se fueron profundizando algunas diferencias entre las tradiciones Oriental y Occidental. Ellas se derivaron inicialmente de las diferencias lingüísticas y socioculturales entre el Imperio romano de Occidente y el Imperio bizantino. Como el mundo Occidental (es decir Europa) utilizaba el Latín como su "lingua franca" y el Oriental (es decir Oriente Medio, Asia y el Norte de África) utilizaba el Griego Koiné para transmitir sus escritos, los desarrollos teológicos de cada parte no llegaban a la otra con fluidez, pues la traducción se hacía muy difícil por costo y logística.

La primera ruptura significativa y duradera del cristianismo histórico se produjo con la Iglesia Asiria de Oriente, a consecuencia de la controversia cristológica sobre el Nestorianismo en 431. En 1994 esta iglesia firmó una declaración cristológica de fe en común con la Iglesia Católica Romana por el que ambas interpretaron este cisma como un problema básicamente lingüístico, derivado de problemas de traducción de términos muy delicados y precisos del Latín al Aramaico y viceversa (véase Concilio de Éfeso). Después del Concilio de Calcedonia, en 451, la siguiente gran división ocurrió entre las Iglesias Siria y Alejandrina (también llamada Iglesia Egipcia o Copta), que se separaron en virtud de las doctrinas monofisitas (El Papa Juan Pablo II y el Patriarca sirio Ignacio Zakka I Iwas firmaron, a fines del siglo XX, una declaración cristológica de fe en común). Estas iglesias monofisitas son conocidas como Iglesias no calcedonianas, diferenciándose de la Iglesia Ortodoxa por aceptar solo las resoluciones de los tres primeros Concilios ecuménicos.

Aunque la Iglesia como un todo no experimentó mayores divisiones en los siglos siguientes, los grupos Oriental y Occidental llegaron a tal punto de desacuerdo, que los patriarcas de ambas familias se excomulgaron mutuamente en 1054, hecho que es conocido históricamente como el Cisma de Oriente y Occidente. Las razones políticas y teológicas del cisma son complejas, sin embargo, el punto más controvertido fue la cuestión de la primacía papal: Los cristianos de Occidente insistían en que el Patriarca de Roma debía mantener una posición especial de autoridad sobre los patriarcas de las iglesias de otras ciudades (Patriarca de Alejandría, Patriarca de Antioquía, Patriarca de Constantinopla e incluso sobre el Patriarca de Jerusalén), en cambio, los cristianos de Oriente sostenían que todos los patriarcas eran de igual autoridad, no teniendo ninguno de ellos primacía sobre jurisdicciones ajenas a la propia. El cisma se afianzó y por siglos cada iglesia consideró a la otra como causante de la división y fue solamente bajo el papado de Juan Pablo II que se hicieron las primeras reformas significativas para mejorar las relaciones entre la Iglesia de Roma y las Iglesias Orientales.
Muchos siglos después del Gran Cisma, el cristianismo Occidental (que se denominaba a sí mismo católico) experimentó una serie de movimientos reformadores geográficamente aislados que precedieron la aparición de la Reforma Protestante. Por ejemplo, en Italia, durante el siglo XII, Pedro Valdo congregó a un grupo de seguidores conocidos como los Valdenses, tal movimiento fue posteriormente absorbido por los reformadores protestantes modernos. En Bohemia, una región de mayoría ortodoxa, la ocupación por parte de los Estados Pontificios (un estado militarmente más poderoso que la posterior Santa Sede) produjo la imposición del catolicismo, pero un movimiento fue iniciado a principios del siglo XIV por Jan Hus (sus seguidores fueron llamados Husitas) para desafiar las enseñanzas de la Iglesia de Roma (Guerras Husitas. Posteriormente el grupo daría origen a los Hermanos Moravos y renacería con otros nombres pero, ya formando parte de la Reforma Protestante.

Un movimiento independiente que, años después, se alinearía también mayoritariamente con la Reforma Protestante, se comenzó a gestar cuando el rey Enrique VIII de Inglaterra se hizo declarar "Cabeza de la Iglesia de Inglaterra" mediante el Acta de Supremacía de 1534, el Anglicanismo paulatinamente fue adoptando algunas doctrinas protestantes hasta declararse inequívocamente Católico y Reformado, por lo menos en la Comunión Anglicana.

Un cisma de enormes dimensiones se produjo a consecuencia de la publicación de Las 95 tesis de Martín Lutero en la Universidad de Wittenberg, el 31 de octubre de 1517. Escritas inicialmente como una serie de reclamaciones a fin de estimular la reforma de la Iglesia Occidental, no pretendían ni remotamente alcanzar el efecto que lograron, los textos de Lutero, combinados con la obra del teólogo suizo Ulrico Zuinglio y del teólogo francés Juan Calvino, provocaron la ruptura del cristianismo católico europeo, fundando la que ha llegado a ser, probablemente, la segunda mayor rama del cristianismo moderno (después del catolicismo romano), el denominado Protestantismo.

A diferencia de otras ramas del cristianismo (Catolicismo romano, Ortodoxia, Ortodoxia Asiria, Coptismo y Anglicanismo), el Protestantismo es un movimiento con una gran variedad de estructuras gubernamentales. De esta forma, diversos grupos, como los Presbiterianos, las Iglesias Reformadas, los Luteranos, los Metodistas, los Congregacionalistas, los Anabaptistas, los Bautistas, los Adventistas, los Pentecostales, y hasta cierto punto también los llamados Restauracionistas (dependiendo del esquema de clasificación que se utilice) pueden ser agrupados dentro de esta rama del cristianismo.

Modelos de clasificación
A pesar de que en el pasado, la gran mayoría de los cristianos permanecieron por siglos unidos en una misma Iglesia (solo dividida por factores geográficos), algunos sostienen[cita requerida] que el cristianismo nunca fue una religión de creencias homogéneas. De cualquier forma, la diversidad de creencias y de grupos a inicios del siglo XXI es evidente, no obstante compartir casi todos ellos una historia y una tradición en común. El cristianismo es, actualmente, la mayor religión del mundo (sumando aproximadamente un tercio de su población), este hecho hace pertinente una clasificación comparativa de sus diversas tradiciones, que incorpore tanto las particularidades de cada tradición, como sus doctrinas, escuelas teológicas, formas de gobierno eclesiástico, formas de lenguaje y otros aspectos.
La primera categorización, en la mayoría de los modelos de clasificación, incluye las dos familias más antiguas, el cristianismo oriental y el cristianismo occidental. Dentro de estas dos familias principales encontramos las distintas ramas del cristianismo. Podemos organizarlos en seis grupos (por orden decreciente de número de fieles): Catolicismo, Protestantismo, Ortodoxia Oriental, Anglicanismo, Iglesias no calcedonianas (que siguen el "Monofisismo", como la Iglesia Armenia y la Iglesia Copta, por ejemplo), y "Nestorianismo" (específicamente la Iglesia Asiria de Oriente).
Tras estas grandes ramas, vienen las denominadas "familias denominacionales". En algunas tradiciones estas familias son definidas con precisión (como las Iglesias autocéfalas en las ramas Ortodoxas), en otras, esta precisión se pierde por la existencia de grupos ideológicos que se superponen (este es especialmente el caso del protestantismo, que incluye Anabaptistas, Adventistas, Bautistas, Congregacionalistas, Pentecostales, Luteranos, Metodistas, Presbiterianos, Reformados, y otros, que se suelen clasificar dependiendo del punto de vista del que clasifica). Existen también denominaciones que, en Occidente, han logrado una completa independencia para establecer una doctrina propia, es el caso, por ejemplo, de muchas Iglesias nacionales en la Comunión Anglicana o vinculadas a la Iglesia Luterana Sínodo de Misuri. En este punto, se vuelve muy difícil aplicar una clasificación a las iglesias orientales y católicas en virtud de la rigidez de sus estructuras jerárquicas. Unidades más precisas después de las denominaciones incluyen ciertos tipos de concilios regionales, congregaciones individuales y otros tipos de cuerpos eclesiásticos.
Grupos occidentales
Plaza de San Pedro, en la Ciudad del Vaticano, importante
símbolo del catolicismo romano.

El Catolicismo y el Protestantismo son las dos mayores divisiones del Cristianismo en el mundo occidental, no obstante, y aunque con frecuencia son incluidas como integrantes del segundo grupo, Iglesias pertenecientes al Anglicanismo, y algunas Iglesias bautistas, metodistas y luteranas, no siempre se identifican a sí mismas como protestantes, y estrictamente hablando, no siempre lo son (véase Comunión de Porvoo). El Anglicanismo, por ejemplo, nunca se ha identificado completamente como protestante, incluso, desde la aparición del Movimiento de Oxford, en el siglo XIX, liderado por John Henry Newman, los escritores anglicanos se vieron impulsados a definir más claramente la implicación católica de sus iglesias, caracterizando al Anglicanismo entonces como una vía media, protestante y católica al mismo tiempo.
Un elemento central de la tradición católica es su fuerte adhesión al principio de la Sucesión apostólica. Apóstol significa "aquél que es enviado". Según el concepto católico, Jesús comisionó a los doce primeros apóstoles (véase Apóstoles de Jesucristo para una lista de los doce) y ellos habrían continuado haciendo lo mismo, imponiendo las manos sobre los dirigentes subsecuentes de la Iglesia para "ordenarlos" al "sagrado ministerio". De esta forma, los católicos trazan una línea sucesoria ininterrumpida de sus jerarcas actuales hasta los primeros doce apóstoles. A este respecto, una creencia característica de los católicos es que el Papa ostenta una autoridad superior que puede ser ligada directamente a la que habría sido concedida al apóstol Simón Pedro. Con todo, existen grupos católicos, como los adheridos a la Unión de Utrecht, que rechazan el dogma católico romano de la Infalibilidad Pontificia definido por el Concilio Vaticano I en 1870, por considerarlo contrario a la tradición católica.
El catolicismo es una fe profundamente jerárquica en la cual siempre hay una autoridad suprema para materias de fe y práctica cristiana, para el catolicismo romano esto es dominio exclusivo del Papa, para otros católicos en cambio persiste la tradición de entregar esta autoridad a los Concilios episcopales.
Catedral de Helsinki (de la Iglesia
Evangélica Luterana de Finlandia
).

El elemento central de la tradición protestante en cambio es su adhesión al principio de la Sola Scriptura, por el que la única autoridad suprema para materias de fe y práctica cristiana serían las Sagradas Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento, fuera de este punto, el protestantismo no presenta ninguna forma de organización uniforme de sus fieles, todo lo contrario, presenta una extensa tradición de divisiones consecutivas. Con todo, sus grupos suelen ser analizados a partir de sus grandes familias denominacionales. Cada movimiento protestante se desenvuelve libremente y muchos se dividieron en función de cuestiones teológicas. Un gran número de movimientos, por ejemplo, tuvo su origen a partir de los denominados "avivamientos" religiosos, como fue el caso del movimiento Metodista en la Iglesia de Inglaterra y del Pentecostalismo entre las iglesias evangélicas. Temas doctrinarios y cuestiones de conciencia también han dividido a los protestantes, la tradición Anabaptista, compuesta, entre otros, por Amish y Menonitas, rechaza la doctrina del Bautismo infantil, practicada por católicos, luteranos, anglicanos, ortodoxos, presbiterianos, metodistas y reformados. Algunos de estos grupos rechazan también la participación cristiana en actos de violencia, siendo reconocidos por su defensa radical del pacifismo (véase Iglesias de Paz). El grado de aceptación mutua entre las diversas denominaciones, iglesias y movimientos protestantes es diverso, aunque tiende a incrementarse tras la aparición de los movimientos ecuménicos cristianos durante el siglo XX y de organizaciones multilaterales como el Consejo Mundial de Iglesias. La teología protestante para cada denominación generalmente es definida por las instancias que ellas mismas establecen y sintetizada en sus respectivas Declaraciones de Fe.

Grupos orientales
En el cristianismo oriental, la mayor organización de creyentes pertenece a la Ortodoxia Oriental. La Iglesia Ortodoxa también es continuadora de la Iglesia cristiana original establecida por los seguidores de Jesús de Nazaret. De acuerdo con la comprensión oriental de la primacía papal, el Patriarca de Roma es el primero en honra entre todos los patriarcas (véase Primus inter pares), pero a diferencia del catolicismo romano actual, no creen que posea ninguna autoridad directa y absoluta sobre diócesis ajenas a la propia, ni menos infalibilidad en doctrina. Tras el Cisma de Oriente y Occidente, la primacía patriarcal de oriente pasó al Patriarca de Constantinopla, sin embargo, cada Iglesia partícipe de la Ortodoxia Oriental es autocéfala, y es por tanto responsable solo ante sí misma por cuestiones organizacionales y de práctica, mientras que corresponde al Patriarca de Constantinopla resguardar la fe y la doctrina. El Patriarca de Constantinopla (ciudad luego rebautizada como Estambul, en la moderna Turquía) es igualmente conocido como Patriarca Ecuménico, y ostenta un sitial de honra entre todos los obispos como Primus inter pares. Junto a las cuatro iglesias más antiguas, hay otras diez iglesias más o menos organizadas de acuerdo a fronteras de nacionalidad (hay controversia con respecto a la decimoquinta iglesia, la Iglesia Ortodoxa en América que aún no es reconocida como autocéfala). La mayor de todas las iglesias ortodoxas es, por número de feligreses a inicios del siglo XXI, la Iglesia Ortodoxa Rusa. Existen también algunos grupos e iglesias ortodoxas nacionales que de momento no mantienen comunión con otras iglesias ortodoxas (ni con el Patriarca de Constantinopla, requisito para formar parte de la Iglesia Ortodoxa Oriental), este es el caso de la Iglesia Ortodoxa de Macedonia y de la Iglesia Ortodoxa de Montenegro, entre otras.
Las Iglesias no calcedonianas (apodadas monofisitas por sus detractores) nacen por el llamado cisma del monofisismo, ya que rechazan el concilio de Calcedonia. En el caso de la Iglesia Copta, el Patriarca de Alejandría decide separar a su Iglesia del resto de la Iglesia Católica creándose así esta Iglesia, el surgimiento del Patriarcado ortodoxo de Alejandría es debido a la instauración de un Patriarcado paralelo griego en Alejandría que siguiera fiel a la doctrina oficial que seguía el Emperador de Bizancio, siglos después de forma similar se forma el Patriarcado Católico de Alejandría. Las Iglesia monofisitas se organizan de una manera similar a la de ortodoxos, católicos y anglicanos, con seis iglesias nacionales autocéfalas y dos organizaciones autónomas. Aunque la región de las modernas Etiopía y Eritrea mantuvo un fuerte grupo de creyentes desde la infancia del cristianismo, sus iglesias locales solo alcanzaron la autocefalía en 1963 y 1994 respectivamente. Como estos grupos, en general, son un tanto desconocidos en Occidente, la literatura sobre ellos incluye, algunas veces, a la Iglesia Asiria de Oriente como parte de las Iglesias Ortodoxas del Este, pero los asirios mantienen independencia teológica, cultural y eclesiástica con respecto a toda otra iglesia cristiana desde el año 431. Esta iglesia es administrada de acuerdo a un modelo jerárquico no muy diferente al del catolicismo romano, con un líder eclesiástico absoluto, sin embargo, con la inmensa mayoría de sus fieles viviendo en el exilio, desde 1968 dos religiosos ostentan el título de Patriarca Catolicós de Babilonia uno, electo en 1970, SS. Addai II residiría en Bagdad (más probablemente en California) y contaría con el apoyo minoritario de 5 obispos, en cambio, SS. Mar Dinkha IV, electo en 1976, es reconocido por 11 obispos y hasta por el Vaticano, ejerciendo desde su residencia en Morton Grove (Illinois). El caso de la Iglesia Copta se acerca mas a la Iglesia católica ya que también posee un Papa y bajo él dos patriarcas.

Otras denominaciones cristianas
A pesar de ser ya difícil establecer una definición precisa de lo que es la corriente principal del cristianismo, hay algunos grupos que evolucionaron incluso más allá de aquello que popularmente es definido como una organización cristiana, compartiendo no obstante, alguna conexión histórica con una comunidad más amplia de cristianos. Considerando esta diversidad, se hace casi imposible definir lo que es el cristianismo sin incurrir en alguno de estos extremos: rechazar todas las definiciones o adoptar una definición autoritaria y así, rechazar cualquier otra. En términos objetivos, ambas opciones son problemáticas.
El cristianismo, desde sus orígenes como secta del judaísmo, siempre rechazó una definición etnocéntrica, más bien fue concebido y extendido como una religión inter-étnica con ambiciones globales, expandiéndose rápidamente desde Judea hacia reinos y pueblos de todo el mundo conocido. Son sus doctrinas las que definen la esencia del cristianismo, y si a lo largo del tiempo diversos grupos étnicos han mantenido su cristianismo generación tras generación, ello se ha debido a la difusión y asimilación de esas doctrinas.

Templo de Salt Lake City,
de 
La Iglesia de Jesucristo
de los Santos de
los Últimos Días
.

Distintos puntos de doctrina pueden variar desde un pequeño número de proposiciones simples hasta una cantidad numerosa de elementos, dependiendo de cada grupo. Algunos grupos mantienen sus doctrinas relativamente estáticas, otros en cambio, han cambiado dramáticamente sus definiciones con el correr del tiempo. Por ejemplo, antes de la Ilustración, los eruditos cristianos que negaban o cuestionaban la doctrina de la Trinidad (dogma para el catolicismo romano y doctrina ampliamente sustentada por las distintas denominaciones que trata sobre las relaciones entre Dios Padre, Dios Hijo y el Espíritu Santo descritas en la Biblia) eran expulsados de sus iglesias y, en algunos casos, exiliados y desprovistos de toda protección legal. Actualmente en cambio, algunas tradiciones que reivindican no ser descendientes de ninguno de los dos grupos históricos hasta aquí reseñados, no dejan de considerarse esencialmente cristianas no obstante rechazar la doctrina cristiana tradicional sobre la trinidad de Dios. Es el caso de las iglesias denominadas mormonas, la principal de las cuales (La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días) es frecuentemente incluida entre las iglesias protestantes, no obstante no compartir sus doctrinas características ni identificarse a ella misma como protestante. Su origen, durante el llamado Segundo Gran Despertar, fue paralelo al surgimiento de otras innumerables religiones estadounidenses, incluyendo a la Iglesia Adventista del Séptimo Día, los Testigos de Jehová y otras incluidas dentro del Restauracionismo como movimiento.
En 1980, la Iglesia Adventista del Séptimo Día alteró sus creencias fundamentales para adherirse a la doctrina de la Trinidad de Dios como una creencia básica, sin embargo, una parte de sus adherentes no estuvo de acuerdo con este cambio, por lo que perdieron su membresía en la iglesia y, bien se sumaron a alguna denominación unitarista o formaron sus propios grupos independientes.

Cristianismo Esotérico
Existen algunas tradiciones cristianas que se autodenominan "religiones de misterios y están relacionadas no con una forma específica de culto religioso, sino con una tradición de autoconocimiento del ser humano como espíritu y parte integrante de Dios. Estas tradiciones son también conocidas como Cristianismo esotérico y son las únicas denominaciones cristianas que aceptan doctrinas como la reencarnación y el evolucionismo (entendido como doctrina).
Estas tradiciones defienden también la idea de que todas las formas vivientes pasan por el mundo como forma de desarrollarse, iniciándose en la inconsistencia y terminando en la más elevada conciencia. La palabra de Cristo sería, entonces, válida para la actual práctica de la humanidad y consistiría en despertar al ser humano para el amor y el altruismo, formando, a su debido tiempo, una fraternidad universal, hasta que la humanidad esté lista para dirigirse directamente Dios.
Una de las organizaciones más conocidas de entre las vinculadas al Cristianismo esotérico es la Fraternidad Rosacruz. Varias otras fraternidades rosacrucianas también se declaran cristianas y gnósticas, como es el caso de la Fraternidad Rosacruciana Antigua.

No categorizados
Algunas denominaciones que surgieron en medio de la tradición cristiana occidental, aunque se consideran cristianas, no pueden ser clasificadas ni como católicas, ni como plenamente protestantes, es el caso de la Sociedad Religiosa de los Amigos (más conocidos como Cuáqueros, pues en su seno denominacional convive una gran variedad de creencias y doctrinas. El Cuaquerismo no tiene un credo oficial, carece de sacerdotes, pastores y sacramentos, y desarrollan diferentes tipos de cultos (aunque algunas comunidades cuáqueras evangélicas hispanoamericanas si tienen pastores).
Por otro lado, la polémica teológica sobre la Trinidad dio origen al Unitarismo, cuya principal denominación en los Estados Unidos renunció a su especificidad cristiana y actualmente es una organización religiosa de carácter pluralista. A pesar de su virtual abstención ante cualquier tipo de doctrina religiosa formal, persisten denominaciones de esta tradición, especialmente en Europa, que se identifican a sí mismas como cristianas, o incluso como protestantes.





Véase también



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguir a Frank en Facebook

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo?

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo? 
Un Espiritista Verdadero es aquel que según el Libro de Obras Póstumas, de Allan Kardec lo describe así:

Breve Contestación a los Detractores del Espiritismo

“Solo reconoce por adeptos suyos a los que practican su enseñanza, es decir, a los que trabajan en su propio mejoramiento moral, esforzándose en vencer sus malas inclinaciones, en ser menos egoístas y orgullosos, más afables, más humildes, pacientes, benévolos, caritativos para con el prójimo y moderados en todas las cosa, pues este es el signo característico del espiritista verdadero…”

Un Espiritista Verdadero, no es el que cobra menos dinero. Esos son “Charlatanes”, infiltrados en el Espiritismo. Los “Charlatanes”, son los que cobran dinero en el Espiritismo.


Evaluar a un Espiritista, y saber si es uno Verdadero, se necesita tener conocimiento adquirido, mediante la lectura de los Libros Codificados de Allan Kardec, Así se puede verificar la autenticidad.

Mensajes en Fotos


Body

















1/15/16

Un RESUMEN sobre los recursos del Espiritismo para sanar las Obsesiones Espirituales seria:









  • Moralización del Obsesado obteniendo su ascendencia Moral y luego al Obsesor moralizarlo.



  • Fortalecimiento de la "Voluntad" del Obsesado para que pueda Rechazar al Obsesor.



  • Oración Magnética Mental. (Grupales),



  • Magnetización del Obsesado, mediante Pases Magnéticos.



  • Educación Espirita.


Los postulados y la definición de la Filosofía Espirita antes expresada es nuestra razón de ser en esta red social. Por la naturaleza de este medio, muchas personas con diferentes corrientes de pensamiento y de diferente postura con relación al Espiritismo, pueden hacer comentarios a nuestras reflexiones. Esto nos llena de mucha satisfacción, porque ilustra claramente que el propósito de la existencia de esta página ha cometido su propósito al lograr cruzar barreras de idiomas y de pensamientos. Estamos muy claros en que nuestra filosofía es una de carácter Kardeciana y es la que promulga el deseo genuino de Dios en cuanto al comportamiento Moral de nuestra sociedad y de toda la raza humana, pero no tenemos ninguna conexión con otras corrientes de pensamiento sincretistas como lo son: Práctica de africanismo, indigenismos o ritualismos étnicos, Religiosos, folclóricos o sincréticos ni se hacen rezos, baños de plantas, consume de aguardiente o tabacos, inhalaciones toxicas, curaciones mágicas, maleficios o encantamientos y Santería.



Las obsesiones se Curan según el Espiritismo.






Excelente recurso de información según El Espiritismo, en el siguiente Libro Gratuito:








Todos están bienvenidos a comentar nuestras reflexiones, pero en nada esto significa que patrocinemos estas corrientes diferentes de pensamientos.











Queremos ser un faro, donde aquellos que desean encontrar el puerto seguro, puedan libremente acercarse al dialogo y a la comprensión. Jesús nos enseño a no hacer acepción de persona alguna, somos llamados a la comprensión y a la tolerancia con todos aquellos que aunque tengan pensamientos diferentes, siguen siendo seres humanos en el proceso de encontrar el sendero de la verdad en su camino evolutivo.












REFERENCIAS PARA ESCRIBIR ESTA REFLEXIÓN



  • El Evangelio Según El Espiritismo, Allan Kardec

  • El Libro de Los Espíritus, Allan Kardec

  • Obras Póstumas, Allan Kardec

  • Genesis

  • El Cielo Y el Infierno – Allan Kardec

  • El Libro de Los Médiums – Allan Kardec











Frank Montañez

“Soy Espírita”

Director de la Página


Soy Espirita en Facebook

Nuestro Canal Soy Espirita en Youtube

Blog de Soy Espirita

soyespirita@yahoo.com

"Soy Espirita" en Twitter

"Soy Espirita" en Google +

    No dejes de inscribirte en mi blog, así podrás recibir notificación de nuevas adiciones a mi página. Debes tener una cuenta de correo electrónico de gmail para poder hacer comentarios a los artículos y también para inscribirte en este blog. Además, si consideras que esta reflexión hoy ha sido de mucha ayuda, por favor compártela haciendo un enlace a tu muro en Facebook y no dejes de escribir un comentario para así saber que ha servido de ayuda a alguien. Gracias por leer este blog. Frank





NOTA Importante:




Si consideras que este articulo o reflexión es útil, y deseas citarnos en un artículo o nota que publiques en tu blog o en Facebook, por favor haz una mención de que obtuviste la información de un articulo nuestro ya publicado. Eso es actuar en Moral y bien común. No permitas que el atribuirte consciente o inconscientemente crédito por algo que copiaste de otro autor, afecte tu espiritualidad, y que cometas faltas que se han de acumulan a las que ya tienes.




Si me mencionas o no, no es importante para mí, pero sí; es una falta el atribuirte que la información publicada es de tu autoría al no hacer mención alguna del autor original, si no das el crédito al que originalmente lo creo, eso es propiedad intelectual y al no dar el crédito, constituye una falta de moralidad. Recomiendo que añadas al final de tu reflexión algo así:




Partes de esta reflexión ha sido tomada de un artículo publicado por Frank Montañez de “Soy Espírita” en su blog: www.soyespirita.blogspot.com




Nombre del Artículo:


Fecha Publicado:


Eso evitarás que actúes mal sin quererlo hacer, de eso se trata la Educación Espírita.






Los siguientes enlaces te conducen a estos temas ya publicados para ayudarte en tu desarrollo de educación espiritual:









































Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son mas fáciles de manejar. Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son más fáciles de manejar.




Audio Libros en Español GRATUITOS




Los invito a que descarguen los AUDIO Libros en mi blog. No hay escusas para no leer el Libro de los Espíritus y el de Los Médiums, pues pueden escucharlos narrados. Visita mi blog o simplemente dale clic al libro que ves listado a continuación.





¡VIVA EL ESPIRITÍSMO!





Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO.


Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – GÉNESIS




Espero estos enlaces te conduzcan a información que te ayude a lograr activar tu crecimiento espiritual, a través de la Transformación Moral.


________________________________________




NOTA ACLARATORIA:





Han notado que nuestras reflexiones se redactan para la Educación de nuestra filosofía, tal y como lo ilustran Los Espíritus de La Codificación Espirita dada a Allan Kardec. Muchas de estas enseñanzas lucen como que deben ser tratadas en la Casa Espírita y creo que sí; es esto correcto. Pero la mayoría de nuestros lectores no tienen acceso a Casa Espírita alguna, entonces no nos podemos quedar con las manos cruzadas esperando que Espíritus Impuros que sabiendo esta realidad se adelanten se introduzcan en los hogares de personas que con genuino interés se acercan a nuestra página buscando ayuda. Para ellos les sugiero considerar conformar un pequeño grupo de Estudios en su hogar. Así se deleitaran de las enseñanzas de los Espíritus. Estos dos enlaces te ayudaran a comenzar a conformar tu grupo de Estudio:





  • http://soyespirita.blogspot.com/2014/01/ley-de-sociedad-i-necesidad-de-la-vida.html

  • http://soyespirita.blogspot.com/2011/08/recomendaciones-para-los-nuevos-grupos.html













No demostramos compasión si no ayudamos a estas personas en estos lugares inaccesibles que no existe ninguna Casa Espírita cerca y tal vez nunca la habrá a no ser por nuestra educación por el Internet. Para muchos el desarrollo de la Mediúmnidad es tan serio que no han desarrollado aun Médiums en sus lugares de reunión. Pero eso no debe ser la norma, pues el mismo Allan Kardec nos apercibió de que esto era esencial en el desarrollo espiritual de las comunicaciones Mediúmnica.




Preferimos hacer accesible esta información para aquellos que genuinamente desean crecer espiritualmente, y yo soy el de pensar que si los deseos de estos nuevos allegados son encaminados al desarrollo de la Mediúmnidad, es preferible ayudarlos que dejarlos a expensas de Espíritus Impuros que aprovechándose del deseo más profundo de crecer espiritualmente intervengan para que esto no se logre.




Esta educación debe ser el detonador para el establecimiento de nuevos centros de reunión para nuevos allegados y esto cumple el propósito de la codificación y de la Ley de Progreso y Crecimiento espiritual a que todos tenemos derecho.









































Autenticidad de los libros Codificados por Allan Kardec según el Libro de Génesis, ¿Qué es una Opinión en el Espiritismo? y el propósito del Espiritismo con la Humanidad:





Ítem #10. Sólo los espíritus puros reciben la misión de transmitir la palabra de Dios, pues hoy sabemos que los espíritus están lejos de ser todo perfectos y que algunos intentan aparentar lo que no son, razón por la cual San Juan ha dicho: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios” (Primera Epístola Universal de San Juan Apóstol 4:1).



De modo que nadie tiene la autoridad Espiritual ni Moral de realizar cambios a los libros codificados que no sean los dueños y autores originales; "Los Espíritus".




Veamos lo que dice la introducción del Libro de Génesis, comentado y firmado por Allan Kardec y lee como sigue: Introducción, De la primera edición, publicada en enero de 1868.


“A pesar de la intervención humana en la elaboración de esta





Doctrina, la iniciativa pertenece a los espíritus, pero no a uno en especial, ya que es el resultado de la enseñanza colectiva y concordante de muchos espíritus, puesto que si se basara en la doctrina de un espíritu no tendría otro valor que el de una "opinión personal". El carácter esencial de la Doctrina y su existencia misma se basan en la uniformidad y la concordancia de la enseñanza. Por tanto, todo principio no general no puede considerarse parte integrante de la Doctrina, sino una simple opinión aislada de la cual el Espiritismo no se responsabiliza.


Es esa concordancia colectiva de opiniones, sometidas a la prueba de la lógica, la que otorga fuerza a la Doctrina Espírita y asegura su vigencia. Para que cambiase, sería necesario que la totalidad de los espíritus mudasen de opinión, es decir, que llegase el día en que negasen lo dicho anteriormente. Ya que la Doctrina emana de la enseñanza de los espíritus, para que desapareciese sería necesario que los espíritus dejasen de existir. Y es por eso que esta Doctrina prevalecerá siempre sobre los demás sistemas personales, que no poseen, como ella, raíces por doquier. El Libro de los Espíritus ha consolidado su prestigio porque es la expresión de un pensamiento colectivo y general.”

Firmado por Allan Kardec.






El Libro de Génesis, escrito por Allan Kardec nos indica lo siguiente tambien:


Ítem #40. El Espiritísmo presenta, como ha sido demostrado (cap. I, n.º 30), todos los caracteres del Consolador prometido por Jesús. No es, en absoluto, una doctrina individual, una concepción humana; nadie puede decirse su creador (Pues sus creadores fueron los Espíritus). Es el fruto de la enseñanza colectiva de los espíritus presididos por el Espíritu de Verdad. No suprime nada del Evangelio: lo completa y aclara. Con la ayuda de las nuevas leyes que revela, en unión con las de la ciencia, hace comprender lo que era ininteligible y admitir la posibilidad de aquello que la incredulidad tenía inadmisible. Hubo precursores y profetas que presintieron su llegada. Por su poder moralizador, prepara el reino del bien sobre la Tierra.


La doctrina de Moisés, incompleta, terminó circunscrita al pueblo judío; la de Jesús, más completa, se extendió a toda la Tierra mediante el cristianismo, pero no convirtió a todos; el Espiritismo, más completo aún, con raíces en todas las creencias, convertirá a la Humanidad.1


1. Todas las doctrinas filosóficas y religiosas llevan el nombre de la individualidad fundadora, por lo que se dice: el Mosaísmo, el Cristianismo, el Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, etc. La palabra Espiritismo, por el contrario, no involucra a ninguna persona en especial; pero sí define a una idea general que indica, al mismo tiempo, el carácter y la fuente múltiple de la Doctrina. [N. de A. Kardec.]






Claramente Allan Kardec y El Espíritu de verdad que dictó los Libros Codificados que el Espiritísmo, más completo aún, es con raíces en TODAS LAS CREENCIAS y la fuente múltiple de la doctrina, refiriéndose a que con Moisés la Doctrina fue incompleta y la de Jesús se extendió mediante el Cristianismo, pero no convirtió a todos, por lo tanto es hoy que el Espiritísmo ha de ser de todos, todas las doctrinas religiosas, "Mosaísmo, Cristianismo, Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, y yo ando los Musulmanes, los Hinduistas, los Ateos, los Laicos, los de Joaquín Trincado, los Santeros, Umbanda, en fin a "TODOS", es más incluyo, hasta los extraterrestres, Todos adelantaran sus Espíritus mediante las enseñanzas del Espiritísmo.



En el libro de Obras Póstumas, Allan Kardec, luego de haber dedicado 13 años a la Codificación Espírita, y haber codificado y publicado los 5 Libros Básicos, dijo lo siguiente refiriéndose al Espiritismo:



EL ESPIRITÍSMO NO ES UNA RELIGIÓN Constituida…



El espiritismo es una doctrina filosófica que tiene consecuencias religiosas como toda filosofía espiritualista y por esto mismo toca forzosamente las bases fundamentales de todas las religiones: Dios, el alma y la vida futura; pero no es una religión constituida, dado que no tiene culto, rito ni templo, y que entre sus adeptos ninguno ha tomado ni recibido titulo de sacerdote o sumo sacerdote. Estas calificaciones son pura invención de la crítica.


Obras Póstumas – Allan Kardec







TODOS SOMOS MÉDIUMS





Libro de Los Mediums - Sobre los Médiums - X




Todos los hombres son médiums, todos tienen un Espíritu que los orienta hacia el bien, en caso de que sepan escucharlo. Ahora bien, poco importa que algunos se comuniquen directamente con él a través de una mediumnidad especial, y que otros sólo lo escuchen a través de la voz del corazón y de la inteligencia, pues no deja de ser su Espíritu familiar quien los aconseja. Llamadlo espíritu, razón o inteligencia: en todos los casos es una voz que responde a vuestra alma y os dicta buenas palabras. Sin embargo, no siempre las comprendéis. No todos saben proceder de acuerdo con los consejos de la razón, no de esa razón que se arrastra y repta más de lo que camina, que se pierde en la maraña de los intereses materiales y groseros, sino de esa razón que eleva al hombre por encima de sí mismo y lo transporta a regiones desconocidas. Esa razón es la llama sagrada que inspira al artista y al poeta, el pensamiento divino que eleva al filósofo, el impulso que arrebata a los individuos y a los pueblos. Razón que el vulgo no puede comprender, pero que eleva al hombre y lo aproxima a Dios más que ninguna otra criatura; entendimiento que sabe conducirlo de lo conocido a lo desconocido, y le hace realizar las cosas más sublimes. Escuchad, pues, esa voz interior, ese genio bueno que os habla sin cesar, y llegaréis progresivamente a oír a vuestro ángel de la guarda, que desde lo alto del cielo os tiende la mano. Repito: la voz íntima que habla al corazón es la de los Espíritus buenos, y desde ese punto de vista todos los hombres son médiums.




Channing






Libro de Los Mediums - Capt. XVII


Amigos míos, permitidme que os dé un consejo, dado que avanzáispor un terreno nuevo, y si seguís la ruta que os indicamos no osextraviaréis. Se os ha dicho una gran verdad, que deseamos recordaros: el espiritismo es sólo una moral, y no debe salirse de los límites de la filosofía, ni más ni menos, salvo que quiera caer en el dominio de la curiosidad.


Dejad de lado las cuestiones científicas, pues la misión de los Espíritus no es resolverlas, ahorrándoos el esfuerzo de las investigaciones.


"Tratad antes de mejoraros, pues de ese modo progresaréis realmente".


San Luis






Mapa de Visitas

Horarios en comparación a Chicago