sábado, 3 de mayo de 2014

Autoridad de la doctrina espírita. Control universal de la enseñanza de los Espíritus

Control universal de la enseñanza de los Espíritus
REVISTA ESPÍRITA

PERIÓDICO

ESTUDIOS PSICOLÓGICOS

7el AÑO 04 DE ABRIL DE 1864.

BIBLIOGRAFÍA

EN VENTA:

IMITACIÓN DEL EVANGELIO

Según el Espiritismo (-1)

(1) una gran vol. en-12. Casa de los Sres. Didier y Cie., 35, muelle de las Grands-Augustins; Ledoyen, en el Palais-Royal y en la oficina de la Revista Espírita, precio: 3 p. 50C.).

Contiene: la explicación de máximas Morales de Cristo, su contrato con el Espiritismo y -a las distintas posiciones de vida I aplicación.

De ALLAN KARDEC,  

Con este epígrafe: "no hay ninguna fe inquebrantable que de lo contrario puede enfrentar  cara a cara a la razón, en todas las edades de la humanidad".

Abstenerse de cualquier reflexión sobre este trabajo, nosotros mismos para extraer la introducción y limitar la parte que indica la meta.

"Los evangelios se puede dividir en cuatro materias: los actos comunes de la vida de Cristo, los milagros, las predicciones, y la enseñanza moral. Si las tres primeras partes fueron objeto de controversia, lo último se mantuvo inexpugnable. Dado este código divino, inclina su propia incredulidad; es el terreno donde se pueden encontrar todos los cultos, izan bandera bajo la cual todo el mundo puede tomar refugio, su cren-dren, porque ella nunca ha sido objeto de los conflictos religiosos, siempre y en todas partes se levantadan preguntas sobre los dogmas; discutirlas, por cierto, las sectas se habrían encontrado su propia convicción, porque la mayoría de ellos está vinculada a la parte mística, más que la parte moral que requiere la reforma de la misma. Para los hombres en particular es una regla de conducta que cubre todas las circunstancias de la vida pública o privada, el principio de las relaciones sociales fundadas en estricta justicia; Finalmente y sobre todo, la ruta segura de la felicidad futura, una esquina del velo levantado sobre el más allá. Es esta parte que hace el único objeto de este trabajo.

"Todo el mundo admira la moral evangélica; cada uno lo proclama la sublimidad y la necesidad, pero muchos lo hacen en confianza, sobre lo que escucharon, o sobre la fe en algunas máximas que llegó a ser proverbial; Pero pocos saben el fondo, mucho menos entienden y saben cómo deducir las consecuencias. La razón de esto es en gran medida de la dificultad que presenta la lectura del Evangelio, incomprensible para la mayoría. La forma alegórica, misticismo lenguaje intencional, causa de gran parte de la lectura por la paz de conciencia y deber como leen las oraciones sin comprender ellos, es decir, ninguna fruta. Los preceptos de moralidad, esparcidos aquí y allá, fusionados con la masa de otras cuentas, pasan desapercibidos; se convierte, entonces, imposible le agarran el conjunto y su objeto de una lectura y una meditación si se detiene.

"Hubo, de hecho, tratados Morales evangélicas, pero el moderno estilo de literario arreglo Tómalos ingenuidad primitiva que, al mismo tiempo, les dio el encanto y la autenticidad. Lo mismo ocurre con máxima destacado, reducido a su más simple expresión proverbial; son no más, entonces, o aforismos que pierden parte de su valor e interés, por la ausencia de los accesorios y las circunstancias en las que se les dio.

"Para superar estos inconvenientes, nos reunimos en este artículos de sitio que pueden Contras-form, propiamente hablando, un código moral universal, sin distinción de culto; entre comillas ahorrado todo lo que era útil para el desarrollo del pensamiento, no podar, pero las cosas extrañas al tema. Además, respetamos escrupulosamente la traducción original de Sacy, así como la división en versículos. Más en lugar de arrestar a un imposible cronológicamente y ninguna ventaja real sobre un tema similar, las máximas fueron agrupadas y metódicamente clasificadas según su naturaleza, para que, tanto como sea posible, a deducir de los demás. La llamada de los números de serie de los capítulos y versículos permite recurriendo a tipo vulgar, juzga apropiado.

"Yo no estaba allí, pero un material de trabajo solo, no habría sido lo contrario una utilidad secundaria; lo esencial era ponerlo al alcance de todos, para la explicación de pasajes oscuros y el desarrollo de todas las consecuencias con el fin de implementar las distintas posiciones de la vida. Eso es lo que intentamos hacer con la ayuda de los buenos espíritus que nos asisten.

"Muchos puntos del Evangelio, la Biblia y sagrados autores en General, son no teligíveis, inin-muchos aún no parece irracionales, pero por falta de clave para comprender ellos el verdadero sentido; Esta clave es enteramente en el Espiritismo, como si fueran capaces de convencer a quienes estudiaban en serio, y con el fin de reconocer mejor más adelante. El Espiritismo es en todas partes en la antigüedad y en todas las edades de la humanidad; todos a su alrededor son los rasgos en las escrituras y las creencias acerca de los monumentos; es por ello, si horizontes nuevos y el futuro abierto, arroja una luz no menos vivo sobre los misterios del pasado.

"Como un complemento a cada precepto, poner algunas instrucciones elegidos entre los que fueron dictadas por los espíritus en varios países y a través de diferentes medios. Si estas instrucciones han surgido de una sola fuente, podrian sufrir una influencia personal la medida, mientras que la diversidad de orígenes demuestra que los espíritus dan sus enseñanzas en todas partes y no hay nadie privilegiado bajo este aspecto.

"Este trabajo es para el uso de todo el mundo; cada uno puede dibujar los medios para conformar su conducta a la moral de Cristo. Los espiritistas en él encontrarán otras aplicaciones que se refieren más concretamente. Gracias a lo establecido permanentemente en el futuro las comunicaciones entre el hombre y el mundo invisible, la ley evangélica enseñado en todas las Naciones por los espíritus, ya no será letra muerta, porque cada uno ha de entenderse y pedirá continuamente a ponerla en práctica, por el Consejo de sus guías espirituales. Las instrucciones de los espíritus son rea-mente las voces del cielo para aclarar a los hombres e invitarlos a imitación de los E-como. 
___________________

AUTORIDAD DE LA DOCTRINA ESPÍRITA. 

Control universal de la enseñanza de los espíritus. 

Afloramos este tema ya en nuestra edición anterior, el propósito de un artículo especial (la perfección de los seres creados); Pero ella es de tal gravedad, tiene conseqüência de en las noticias tan importantes para el futuro del Espiritismo, que creemos deben tratarse completamente.

Si la doctrina espírita fuera una concepción puramente humana, no seria que ser segura, pero las luces que había diseñado; Ahora, nadie en el mundo poderia tiener una demanda fundada para poseer solo la verdad absoluta. Si los espíritus que demostraron que se habían manifestado a un solo hombre, nada garantizaría su origen, porque sería creer la palabra del que dijo  haber recibido sus enseñanzas. Investigaciones administrativas, su sinceridad perfecta, jamas podrían convencer a la gente que la acompañan; pero no podrian tiener más  credibilidad alrededor del mundo.

Dios quería que la nueva revelación de llegar alguna vez a los hombres para un más rápido y más auténtico, por eso yo le ordené a los espíritus para ir desde un poste otro, que se manifiesta en todas partes, sin dar a nadie el privilegio exclusivo para escuchar su palabra. Un hombre puede engañar, puedes engañar a ti mismo; Este podría serlo cuando millones de hombres, ver y oír lo mismo: es una garantía para cada uno y para todos. De hecho, usted puede deshacerse de un hombre, no fazem desaparecen las masas; Usted puede quemar los libros, pero no se queman los espíritus; Ahora, quemar todos los libros, la fuente de la doctrina así no sería menos inagotable, así que incluso si no está en la tierra, que aparece por todas partes y que cada uno pueden hauri. La falta de hombres para difundirlo, siempre que los espíritus que llegan a todo el mundo y que nadie puede alcanzar.

En realidad, son por lo tanto sus propios Espíritus que hacen la propaganda, con la ayuda de incontables médiums que plantean desde todos los ángulos. Si no hubiera sino un solo intérprete, aunque favoreció, apenas era conocido el Espiritismo; el intérprete, de cualquier clase que perteneció, habría sido que objeción de las medidas de parte de mucha gente; Todas las Naciones bien podrían haber aceptado, mientras que el espíritu-tos, comunicando por todas partes, a todos los pueblos, a todas las sectas y todo par-tomado, son aceptados por todos; El Espiritismo no tiene ninguna nacionalidad; de todos los cultos particulares; No se cumple por cualquier clase de sociedad, ya que cada uno puede aceptar las instrucciones de tu familia y tus amigos más allá de la tumba. Necesitas que sea así para podrías llamar a todos los hombres a la fraternidad; Si él no estaba colocado en un terreno neutral, habría mantenido bastante falta de consenso de calmarlos.

Esta universalidad en la enseñanza de los espíritus es la fuerza del Espiritismo; También es la causa de su propagación tan rápidamente. Mientras la voz de un solo hombre, incluso con el recurso de los medios de comunicación, empleando siglos antes de llegar al oído de todo, he aquí miles de voces se escuchan simultáneamente en todos los puntos de la tierra para proclamar los mismos principios y transmitirlos a los más ignorantes, como el más sabio, para que nadie ser desheredado. No es una ventaja que go-za ninguno de las doctrinas que han aparecido hasta ahora. Por lo tanto, el Espiritismo es una verdadera, no teme a la mala voluntad de los hombres, ni las revoluciones Morales, ni las distorsiones en el mundo físico, porque ninguna de estas cosas puede llegar a los espíritus.

Pero esto no es la única ventaja que resulta de esta situación excepcional; la espiritualidad que se encuentra una mayor garantía de poder ilimitado contra los cismas que podría planteadas por internacionales-tar, es la ambición de unos pocos, las contradicciones de ciertos espíritus. Estas tradiciones-con, seguramente, son un pico que se toma el remedio para el lado del mal.

Es sabido que los espíritus, como consecuencia de la diferencia en sus capa-ciudades, están lejos de ser individualmente de posesión de la verdad; No es de todo penetrar algunos misterios; que su conocimiento es proporcional a su depuración; espíritus ordinarios no saben más que los hombres y menos de algunos hombres; entre ellos y entre estos últimos, los aspirantes y la pseudo-sábios que creen saben lo que no sabes; la sistemática tomando sus ideas para la verdad; De todos modos, los espíritus de orden superior, aquellos que son completamente des-materializados, son los únicos que despojado de ideas y prejuicios terrestre; Pero también es engañoso espíritus no escrúpulos para a refugiarse bajo nombres prestados, a aceptar sus utopías. Se deduce que, por todo lo que está fuera de la enseñanza exclusivamente moral, las revelaciones que cada uno puede obtener, tienen un carácter individual sin autenticidad; que sean considerados como opiniones personales de tal o tal un espíritu y que sería temerario a aceptarlos y promulgar los ligeramente como absoluta verdad.

El primer control, sin razón, contradijo, a los que debe presentar, sin excepción, todo lo que proviene de los espíritus; cada teoría en contradicción manifiesta con sentido común, con una lógica rigurosa, y con los datos positivos que tiene que ser respetable nombre firmado, debe ser rechazada. Pero este control es incompleta en muchos casos, como consecuencia de la insuficiencia de ciertas personas y la tendencia de muchos a su propio juicio por único árbitro de la verdad. En tal caso, lo que los hombres que no tienen, en sí mismos, una confianza absoluta. La opinión de la mayoría, y la opinión mayoritaria es tu guía. Por lo tanto, uno debe estar en guardia sobre la enseñanza de los espíritus, que ellos mismos nos proporcionan al mei.

El acuerdo en la enseñanza de los espíritus es, por tanto, mejor control; Pero tarda un-inda que ocurre bajo ciertas condiciones. El menos seguro de todo es cuando un psíquico, interroga a varios espíritus en un punto dudoso; está muy claro que, si estás bajo el pulgar de una obsesión, y si usted tiene negocios con un espíritu engañoso, este espíritu puede decir la misma cosa bajo diferentes nombres. No, no, ya una garantía adecuada de acuerdo que usted puede obtener por medios de un solo centro, porque pueden sufrir la misma influencia. La única verdadera garantía está de acuerdo que existe entre las revelaciones hechas espontáneamente, a través de un gran desnudo-número de extraños medios uno al otro y en varios países. Concibe que no es una cuestión de comunicaciones relativas a intereses secundarios, pero la vinculación a los principios de la doctrina. La experiencia demuestra que, cuando un nuevo ingrediente debe recibir su solución, que le enseñado espontáneamente sobre diferentes puntos al mismo tiempo e idénticamente, pero por cierto, al menos por el fondo. Si, sí, soy un espíritu presente sistema excéntrico, basado únicamente en sus ideas y la verdad, uno puede estar seguro que este sistema será ser circunscrito y caen en la unanimidad de las instrucciones dadas por otras piezas, como ya ha ocurrido en varios ejemplos. Fue esta unanimidad que le hizo caer todos los sistemas parciales del Espiritismo, nacieron cuando cada uno explicó el fenómeno en su propio camino, y antes de que conocen las leyes que regulan las relaciones en el mundo- y la diferencia de nivel mundial es invisible.

Tal es la base en la cual apoyamos cuando formulamos un principio de enseñanza; No es porque él está de acuerdo con nuestras ideas que nosotros como verdadero; no ponemos en modo alguno como árbitro Supremo de la verdad, y no decimos el nin-nadie: "Creo en tal cosa, porque decimos". Nuestra opinión no es, a nuestros propios ojos, pero una opinión personal que puede ser justa o falsa, porque somos infalibles no más que otro. No es, ya no, porque un principio se nos enseña que es para nosotros la verdad, sino porque recibió la sanción del acuerdo.

Este control remoto universal es una garantía para el futuro del Espiritismo y las interrupciones-RA todas las teorías contradictorias. Es donde, en el futuro, una decisión se alcanzará como criterio de la verdad. ¿Qué hizo el éxito de la doctrina formulada en el libro de los espíritus y en el libro de los médiums, es que, en todas partes, cada una puede recibir directamente con los espíritus con reclamaciones que contienen. Si, de todos los partidos, los espíritus han sido contradice a ellos, estos libros tendría después de mucho tiempo sufrió el destino de todas nes fantásticos conceptuales. El apoyo de la prensa no hubiera salvado del naufragio, mientras apoyo privado, así que me queda por hacer una vía rápida, porque tenían los espíritus cuya buena voluntad pagó y además, la falta de voluntad de los hombres. Será con todas las ideas que emanan de los espíritus o de hombres, que no soportaba a rem-prueba de ese control, que nadie puede disputar el poder.

¿Supongamos que, por lo tanto, que por favor ciertos espíritus dictan, bajo cualquier título, un li-vro en dirección opuesta: Supongamos que incluso si una intención hostil, y con el fin de desacreditar a la doctrina, el Malevolencia esa entidad comunicaciones apócrifos consenso-cia podría tener estos escritos si se les niega, desde todos los lados, por los espíritus? Es la adhesión de este último para asegurar antes de lanzar un sistema en su nombre. Un sistema único para todos, hay la distancia de la unidad hasta el infinito. Usted puede incluso todos los argumentos de sus detractores en la opinión de las masas, cuando millones de voces amigables, juegos de espacio, vienen desde todos los puntos del globo y dentro de cada familia, atacarlos enérgicamente. ¿La experiencia en este sentido no ha confirmado la teoría? ¿Que se convirtieron en todas estas publicaciones que, supuestamente, aniquilar el Espiritismo? ¿Cuál es el que sólo se detuvo la marcha. Hasta hoy no había visto la cuestión bajo este punto de vista, uno de los más graves, sin contradijo; cada uno dijo a sí mismo, pero sin contar a los espíritus.

Todo esto pone de relieve una verdadera capital, es que aquellos que querían poner como nota-somos cómo ideas de negocio actual establecido y sancionado, podría bien provocar un pecado-en local y momentáneo disturbio, pero nunca dominan el conjunto, incluso en el presente y aún menos en el futuro.

Además señala que las instrucciones dadas por los espíritus en los puntos de doctrina no aclarada aún, no pudo hacer la ley, aunque aislado; por lo tanto, no, debe ser aceptado o bajo todas las reservas y con fines informativos.

De ahí la necesidad de llevar a su publicación la mayor prudencia; y en el caso en el cual creían deber publicarlas, por favor no envié excepto como comentarios individuales, más o menos probable, pero que, en todos los casos, necesidad de consolidación con. Es esta confirmación que tiene que esperar antes de introducir un principio como la verdad absoluta, si no quieres ser acusado de ligereza o credulidad irrefle-tomado.

Los autores intelectuales son, en sus revelaciones, con un extremo sabedori; no aborda las grandes preguntas de doctrina o gradualmente, como la inteligencia es capaz de comprender las verdades de orden superior y que el circunstancias son propicias para la emisión de una nueva idea. ¿Por qué, desde el principio, no dijeron nada, y no han dicho nada hoy, nunca ceder a impaciencia de la gente apurada, que quieren cosechar los beneficios antes de su maturi-dade. Por lo tanto sería superfluo que preceden el tiempo marcado cada cosa por favor clarividencia, porque entonces los espíritus verdaderamente serios niegan positivamente su competencia; Pero los espíritus frívolos, mientras cuida de la verdad, responden a todo; Es por ello que, a todas las preguntas, siempre hay respuestas contradictorias prematura.

Los principios anteriores no son el hecho de una teoría personal, sino la consecuencia es cada de las condiciones en que los espíritus se manifiestan. Es bastante claro que, si un espíritu algo dicho por un lado, mientras millones de fantasmas diga lo contrario en otra parte, la presunción de verdad no puede ser para uno que es justo, o Wed-si, en su opinión; Sin embargo, afirman que la única razón contra todo el mundo, ser tan ilógico de par un espíritu de parte de los hombres. Los espíritus verdaderamente sabios, si no te sientes suficientemente informado acerca de un tema, no decidan de una manera nunca absoluta; declaran no para tratarlo de otra manera en su punto de vista, y ellos mismos un conselham esperan su confirmación.

Para grande, hermoso y justo como una idea, es imposible para ella una, desde el principio-cio, todas las opiniones. Los conflictos que resultan son la consecuencia inevitable del movimiento que opera; se necesitan para delinear mejor la verdad, y es útil que se producen al principio, de manera que las ideas falsas son más fácilmente gas-tas. Los espiritistas que idear algunos de ellos, temiendo por lo tanto deben ser que van desde usted tranquilo. Todas las reclamaciones aisladas caerán por la fuerza de las cosas antes el criterio de control universal grande y poderoso. No es la opinión de un hombre que se unirán, es la voz unánime de los espíritus; No será un hombre, no los nodos más que otro, esa diversión-dará la ortodoxia espírita; No será, no más, un espíritu viene a imponer a quien es la universalidad de los espíritus que se comunican a través de toda la tierra por orden de Dios; Es el carácter esencial de la doctrina espírita; Ahí está su fuerza, su autoridad. Querido su derecho a establecerse sobre una base firme, es por eso no descanse sobre la cabeza de un solo hombre frágil.

Se dará este Areópago de gran alcance, que no conocía ni siquiera los grupos ni la validez ri-celoso, no sectas o naciones, venir a romper todas las ADSL-nes, todas las ambiciones, toda pretensión de supremacía individual; Eso nos braríamos nosotros mismos si queríamos anular nuestras propias ideas a sus niveles de soberanos; Sólo él decidirá todo litigio cuestiones, que cierra el dissidên-noticias y dar razón o no a quien pueda interesar. ¿Dado este impresionante arreglo de todas las voces desde el cielo, que puede otra opinión o un espíritu? Menos de la gota de agua que se pierde en el mar, a menos que la voz de la niña ahogada por la tormenta.

La opinión universal, que es el juez supremo, quien decide en última instancia; Está formado de todas las opiniones individuales; Si uno de ellos no es verdad, o su pariente de peso en la balanza; Si es false, no puedes imponer sobre todos los demás. En esta inmensa competencia, salen las individualidades, y hay un nuevo fracaso para el orgullo humano.

Este sistema de juego es el diseño; Ahora, este siglo no pasará si no o-cupar con todo su brillo para fijar todas las incertidumbres; Porque aquí y allí son poderosos zes habrán recibido la misión de hacer oír sus voces para unir a los hombres bajo la misma bandera, ya que el campo es suficientemente arado. Por eso, el-al que flotan entre dos sistemas opuestos, usted será capaz de ver en qué sentido la opinión general; es el derecho de la pista en el sentido en el cual se pronuncia la mayoría de los espíritus sobre los diferentes puntos donde se comunican; Es un signo no menos seguro de de dos sistemas que impondrán.

________________

Autoridad de la doctrina espírita. Control universal de la enseñanza de los

Espíritus

Espiritualista de doctrina de la autoridad. Control universal de la enseñanza de los Espíritus por encima de mí

REVISTA ESPIRITA

JORNAL

DE ESTUDOS PSICOLÓGICOS

7a ANO NO. 4 ABRIL 1864

BIBLIOGRAFIA

À VENDA:

IMITAÇÃO DO EVANGELHO

SEGUNDO O ESPIRITISMO (1-)

(1) Um grande vol. in-12. Casa Srs. Didier e Cie., 35, cais dos Grands-Augustins; Ledoyen, no Palais-Royal, e no escritório da Revista Espírita, Preço: 3 fr. 50 c.).

Contendo: a explicação das máximas morais do Cristo, sua concordância com o Espiritismo, e sua a-plicação às diversas posições da vida.

Por ALLAN KARDEC,

Com esta epígrafe: "Não há fé inabalável senão aquela que pode encarar a razão face a face, em todas as épocas da Humanidade."

Abstemo-nos de toda reflexão sobre esta obra, nos limitando a extrair da introdução a parte que lhe indica o objetivo.

"Podem-se dividir as matérias contidas nos Evangelhos em quatro partes: Os atos comuns da vida do Cristo, os milagres, as predições, o ensino moral. Se as três primeiras partes foram objeto de controvérsia, a última permaneceu inatacável. Diante desse código divino, a própria incredulidade se inclina; é o terreno onde todos os cultos podem se reen-contrar, a bandeira sob a qual todos podem se abrigar, quaisquer que sejam suas cren-ças, porque ela jamais foi o objeto de disputas religiosas, sempre e por toda a parte levan-tadas pelas questões de dogmas; discutindo-as, aliás, as seitas aí teriam encontrado a sua própria condenação, porque a maioria está mais ligada à parte mística, do que à parte moral que exige a reforma de si mesmo. Para os homens em particular é uma regra de conduta abarcando todas as circunstâncias da vida privada ou pública, o princípio de to-das as relações sociais fundadas sobre a mais rigorosa justiça; é, enfim, e acima de tudo, a rota infalível da felicidade futura, um canto do véu levantado sobre a vida futura. É esta parte que se faz o objeto exclusivo desta obra.

'Todo o mundo admira a moral evangélica; cada um lhe proclama a sublimidade e a necessidade, mas muitos o fazem em confiança, sobre o que ouviram dizer, ou sobre a fé em algumas máximas que se tornaram proverbiais; mas poucos a conhecem a fundo, menos ainda a compreendem e sabem deduzir-lhe as conseqüências. A razão disso está em grande parte na dificuldade que apresenta a leitura do Evangelho, ininteligível para a maioria. A forma alegórica, o misticismo intencional da linguagem, fazem com que a maior parte o leiam para descargo de consciência e por dever, como lêem as preces sem com-preendê-las, quer dizer, sem fruto. Os preceitos de moral, disseminados aqui e ali, con-fundidos na massa dos outros relatos, passam desapercebidos; torna-se, então, impossí-
1

vel apreender-lhe o conjunto, e dele fazer objeto de uma leitura e de uma meditação se-paradas.

"Fizeram-se, é verdade, tratados de moral evangélica, mas o arranjo em estilo literá-rio moderno lhes tira a ingenuidade primitiva que, ao mesmo tempo, lhes deu o encanto e a autenticidade. Ocorre o mesmo com as máximas destacadas, reduzidas à sua mais simples expressão proverbial; não são mais, então, senão aforismos que perdem uma parte de seu valor e de seu interesse, pela ausência dos acessórios e das circunstâncias nas quais foram dadas.

"Para obviar esses inconvenientes, reunimos nesta obra os artigos que podem cons-tituir, propriamente falando, um código de moral universal, sem distinção de culto; nas citações conservamos tudo o que era útil ao desenvolvimento do pensamento, não po-dando senão as coisas estranhas ao assunto. Além disso, respeitamos escrupulosamente a tradução original de Sacy, assim como a divisão por versículos. Mais em lugar de nos prendermos a uma ordem cronológica impossível e sem vantagem real num semelhante assunto, as máximas foram agrupadas e classificadas metodicamente segundo a sua na-tureza, de maneira que, tanto quanto possível, se deduzam uma das outras. A chamada dos números de ordem dos capítulos e dos versículos permite_ recorrer à classificação vulgar, julgando-se oportuno.

"Não estivesse aí senão um trabalho material sozinho, não teria sido senão de uma utilidade secundária; o essencial era colocá-lo ao alcance de todos, pela explicação das passagens obscuras, e o desenvolvimento de todas as conseqüências tendo em vista a aplicação às diferentes posições da vida. Foi o que tentamos fazer com a ajuda dos bons Espíritos que nos assistem.

"Muitos pontos do Evangelho, da Bíblia e dos autores sacros em geral, não são inin-teligíveis, muitos mesmo não parecem irracionais, senão por falta da chave para compre-ender-lhes o verdadeiro sentido; esta chave está inteiramente no Espiritismo, assim como já se puderam se convencer disso aqueles que o estudaram seriamente, e assim como se o reconhecerá melhor ainda mais tarde. O Espiritismo se encontra por toda a parte na antigüidade e em todas as épocas da Humanidade; por toda a parte dele se encontram os traços nos escritos, nas crenças, e sobre os monumentos; é por isso que, se abrem hori-zontes novos para o futuro, lança uma luz não menos viva sobre os mistérios do passado.

"Como complemento de cada preceito, juntamos algumas instruções escolhidas en-tre aquelas que nos foram ditadas pelos Espíritos em diversos países, e por intermédio de diferentes médiuns. Se essas instruções tivessem saído de uma fonte única, teriam podi-do sofrer uma influência pessoal ou a do meio, ao passo que a diversidade de origens prova que os Espíritos dão seus ensinos por toda a parte, e que ninguém tem privilégio sob esse aspecto.

"Esta obra é para o uso de todo o mundo; cada um pode nela haurir os meios de conformar a sua conduta à moral do Cristo. Os Espíritas nela encontrarão outras aplica-ções que lhes concernem mais especialmente. Graças às comunicações estabelecidas doravante de maneira permanente entre os homens e o mundo invisível, a lei evangélica ensinada em todas as nações pelos próprios Espíritos, não será mais uma letra morta, porque cada um a compreenderá, e será incessantemente solicitado a pô-la em prática, pelos conselhos de seus guias espirituais. As instruções dos Espíritos são verdadeira-mente as vozes do céu que vêm esclarecer os homens, e convidá-los à imitação do E-vangelho."

___________________

AUTORIDADE DA DOUTRINA ESPÍRITA.

Controle universal do ensinamento dos Espíritos.

Já afloramos esta questão em nosso número anterior, a propósito de um artigo es-pecial (da perfeição dos seres criados); mas ela é de uma tal gravidade, tem conseqüên-cias de tal modo importantes para o futuro do Espiritismo, que acreditamos dever tratá-la de maneira completa.

Se a Doutrina Espírita fosse uma concepção puramente humana, ela não teria por garantia senão as luzes daquele que a tivesse concebido; ora, ninguém nesse mundo po-deria ter a pretensão fundada de possuir sozinho a verdade absoluta. Se os Espíritos que a revelavam tivessem se manifestado a um único homem, nada lhe garantiria a origem, porque seria crer sob palavra em quem dissesse ter recebido seu ensinamento. Admi-tindo-se de sua parte uma perfeita sinceridade, no máximo poderia convencer as pessoas que o acompanham; poderia ter sectários, mais não chegaria jamais a reunir todo o mun-do.

Deus quis que a nova revelação chegasse aos homens por uma via mais rápida e mais autêntica, foi por isso que encarregou os Espíritos de irem levá-la de um pólo a ou-tro, manifestando-se por toda a parte, sem dar a ninguém o privilégio exclusivo de ouvir a sua palavra. Um homem pode ser enganado, pode-se enganar a si mesmo; isso não po-deria ser assim quando milhões de homens vêem e ouvem a mesma coisa: é uma garan-tia para cada um e para todos. Aliás, pode-se fazer desaparecer um homem, não se fa-zem desaparecer as massas; podem-se queimar os livros, mas não se podem queimar os Espíritos; ora, queimem-se todos os livros, a fonte da doutrina por isso não seria menos inesgotável, por isso mesmo que ela não está sobre a Terra, que surge por toda a parte, e que cada um pode hauri-la. À falta de homens para difundi-la, haverá sempre os Espíritos que atingem todo o mundo e que ninguém pode atingir.

Em realidade, são, pois, os próprios Espíritos que fazem a propaganda, com a ajuda dos inumeráveis médiuns que suscitam de todos os lados. Se não tivesse tido senão um único intérprete, embora favorecido que fosse, o Espiritismo seria dificilmente conhecido; o próprio intérprete, a qualquer classe que pertencesse, teria sido objeto de prevenções da parte de muitas pessoas; todas as nações não o teriam aceito, ao passo que os Espíri-tos, se comunicando por toda parte, a todos os povos, a todas as seitas e a todos os par-tidos, são aceitos por todos; o Espiritismo não tem nacionalidade; está fora de todos os cultos particulares; não é imposto por nenhuma classe da sociedade, uma vez que cada um pode receber instruções de seus parentes e de seus amigos de além-túmulo. Seria preciso que isso fosse assim para que pudesse chamar todos os homens à fraternidade; se ele não estivesse colocado num terreno neutro, teria mantido dissenções ao invés de acalmá-las.

Essa universalidade no ensinamento dos Espíritos faz a força do Espiritismo; aí está também a causa de sua propagação tão rápida. Ao passo que a voz de um único homem, mesmo com o recurso da imprensa, empregaria séculos antes de chegar ao ouvido de todos, eis que milhares de vozes se fazem ouvir simultaneamente sobre todos os pontos da Terra para proclamar os mesmos princípios e transmiti-los aos mais ignorantes, como aos mais sábios, a fim de que ninguém seja deserdado. É uma vantagem da qual não go-za nenhuma das doutrinas que apareceram até hoje. Se, pois, o Espiritismo é uma verda-de, ele não teme a má vontade dos homens, nem as revoluções morais, nem os transtor-nos físicos do globo, porque nenhuma dessas coisas pode atingir os Espíritos.

Mas esta não é a única vantagem que resulta dessa posição excepcional; o Espiri-tismo nisso encontra uma garantia poderosíssima contra os cismas que poderiam susci-tar, seja a ambição de alguns, seja as contradições de certos Espíritos. Essas con-tradições, seguramente, são um escolho que leva em si o remédio ao lado do mal.

Sabe-se que os Espíritos, em conseqüência da diferença que existe em suas capa-cidades, estão longe de estar individualmente de posse de toda a verdade; que não é da-

3

do a todos penetrar certos mistérios; que seu saber é proporcional à sua depuração; que os Espíritos vulgares dela não sabem mais que os homens, e menos do que certos ho-mens; que há entre eles, como entre estes últimos, os presunçosos e os pseudo-sábios que crêem saber o que não sabem; os sistemáticos que tomam suas idéias pela verdade; enfim, que os Espíritos de ordem mais elevada, aqueles que estão completamente des-materializados, são os únicos despojados das idéias e dos preconceitos terrestres; mas sabe-se também que os Espíritos enganadores não fazem escrúpulo de se abrigarem sob nomes emprestados, para fazer aceitar as suas utopias. Disso resulta que, para tudo o que está fora do ensinamento exclusivamente moral, as revelações que cada um pode obter, têm um caráter individual sem autenticidade; que elas devem ser consideradas co-mo opiniões pessoais de tal ou tal Espírito, e que haveria imprudência em aceitá-las e promulgá-las levianamente como verdade absolutas.

O primeiro controle, sem contradita, é o da razão, ao qual é preciso submeter, sem exceção, tudo o que vem dos Espíritos; toda teoria em contradição manifesta com o bom senso, com uma lógica rigorosa, e com os dados positivos que se possui, por respeitável que seja o nome assinado, deve ser rejeitada. Mas esse controle é incompleto em muitos casos, em conseqüência da insuficiência das luzes de certas pessoas, e da tendência de muitos em tomar seu próprio julgamento por único árbitro da verdade. Em semelhante caso, que fazem os homens que disso não têm, em si mesmos, uma confiança absoluta? Tomam a opinião da maioria, e a opinião da maioria é seu guia. Assim, deve-se estar em guarda a respeito do ensino dos Espíritos, que disso eles mesmos nos fornecem os mei-os.

A concordância no ensino dos Espíritos é, pois, o melhor controle; mas é preciso a-inda que ela ocorra em certas condições. A menos segura de todas é quando um médium interroga, ele mesmo, vários Espíritos sobre um ponto duvidoso; é muito evidente que, se estiver sob o domínio de uma obsessão, e se tem negócio com um Espírito enganador, esse Espírito pode lhe dizer a mesma coisa sob nomes diferentes. Não há, não mais, uma garantia suficiente na conformidade que se possa obter pelos médiuns de um único cen-tro, porque podem sofrer a mesma influência. A única garantia séria está na concordância que existe entre as revelações feitas espontaneamente, por intermédio de um grande nú-mero de médiuns estranhos uns aos outros, e em diversos países. Concebe-se que não se trata aqui de comunicações relativas a interesses secundários, mas do que se ligue aos próprios princípios da Doutrina. A experiência prova que, quando um princípio novo deve receber a sua solução, ele é ensinado espontaneamente sobre diferentes pontos ao mesmo tempo, e de maneira idêntica, senão pela forma, ao menos pelo fundo. Se, pois, apraz a um Espírito formular um sistema excêntrico, baseado unicamente sobre as suas idéias e fora da verdade, pode-se estar certo de que esse sistema ficará circunscrito, e cairá diante da unanimidade das instruções dadas por todas outras partes, assim como isso já ocorreu em vários exemplos. Foi esta unanimidade que fez cair todos os sistemas parciais eclodidos na origem do Espiritismo, quando cada um explicava os fenômenos à sua maneira, e antes que se conhecessem as leis que regem as relações do mundo visí-vel e do mundo invisível.

Tal é a base sobre a qual nos apoiamos quando formulamos um princípio da Doutri-na; não é porque ele está segundo as nossas idéias que o damos como verdadeiro; não nos colocamos de nenhum modo como árbitro supremo da verdade, e não dizemos a nin-guém: "Crede em tal coisa, porque o dizemos." Nossa opinião não é, aos nossos próprios olhos, senão uma opinião pessoal que pode ser justa ou falsa, porque não somos mais infalíveis do que um outro. Não é, não mais, porque um princípio nos é ensinado que seja para nós a verdade, mas porque recebeu a sanção da concordância.

Esse controle universal é uma garantia para a unidade futura do Espiritismo, e anula-rá todas as teorias contraditórias. É aí que, no futuro, procurar-se-á o critério da verdade. O que fez o sucesso da doutrina formulada em O Livro dos Espíritos e em O Livro dos Médiuns, é que, por toda a parte, cada um pode receber diretamente dos Espíritos a con-firmação daquilo que encerram. Se, de todas as partes, os Espíritos tivessem vindo con-tradizê-los, esses livros teriam depois de muito tempo sofrido a sorte de todas as concep-ções fantásticas. O próprio apoio da imprensa não os teria salvo do naufrágio, ao passo que, privados desse apoio, por isso não deixaram de fazer um caminho rápido, porque tiveram o dos Espíritos cuja boa vontade compensou, e além, a má vontade dos homens. Assim o será com todas as idéias emanadas dos Espíritos ou dos homens, que não pude-rem suportar a prova desse controle, do qual ninguém pode contestar o poder.

Suponhamos, pois, que agrade a certos Espíritos ditar, sob um título qualquer, um li-vro em sentido contrário: suponhamos mesmo que, numa intenção hostil, e tendo em vista desacreditar a Doutrina, a malevolência suscitasse comunicações apócrifas, que influên-cia poderiam ter esses escritos se são desmentidos, de todos os lados, pelos Espíritos? É da adesão destes últimos que é preciso se assegurar antes de lançar um sistema em seu nome. Do sistema de um único ao de todos, há a distância da unidade ao infinito. Que podem mesmo todos os argumentos dos detratores sobre a opinião das massas, quando milhões de vozes amigas, partidas do espaço, vêm de todos os pontos do globo, e no seio de cada família, atacá-los vivamente? A experiência, sob este aspecto, já não confirmou a teoria? Que se tornaram todas essas publicações que deveriam, supostamente, aniquilar o Espiritismo? Qual é aquela que dele somente deteve a marcha? Até este dia não se tinha encarado a questão sob esse ponto de vista, um dos mais sérios, sem contradita; cada um contou consigo mesmo, mas sem contar com os Espíritos.

Ressalta disto tudo uma verdade capital, é que quem quisesse se colocar como obs-táculo da corrente de idéias estabelecida e sancionada, poderia bem causar uma peque-na perturbação local e momentânea, mas jamais dominar o conjunto, mesmo no presente, e ainda menos no futuro.

Além disso disto ressalta que as instruções dadas pelos Espíritos sobre os pontos da Doutrina não elucidados ainda, não poderiam fazer lei, enquanto estiverem isolados; que elas não devem, por conseqüência, ser aceitas senão sob todas as reservas e a título de informação.

Daí a necessidade de levar à sua publicação a maior prudência; e, no caso em que se cresse dever publicá-las, importa de não as apresentar senão como opiniões individu-ais, mais ou menos prováveis, mas tendo, em todos os casos, necessidade de con-firmação. É essa confirmação que é preciso esperar antes de apresentar um princípio como verdade absoluta, se não se quer ser acusado de leviandade ou credulidade irrefle-tida.

Os Espíritos superiores procedem, em suas revelações, com uma extrema sabedori-a; não abordam as grandes questões da Doutrina senão gradualmente, à medida que a inteligência está apta a compreender as verdades de ordem mais elevada, e que as cir-cunstâncias são propícias para a emissão de uma idéia nova. É por isso que, desde o começo, não disseram tudo, e ainda não disseram tudo hoje, não cedendo jamais à impa-ciência das pessoas muito apressadas, que querem colher os frutos antes de sua maturi-dade. Seria, pois, supérfluo querer anteceder o tempo assinalado a cada coisa pela Pro-vidência, porque então os Espíritos verdadeiramente sérios recusam positivamente seu concurso; mas os Espíritos levianos, pouco se importando com a verdade, respondem a tudo; é por esta razão que, sobre todas as questões prematuras, há sempre respostas contraditórias.

Os princípios acima não são o fato de uma teoria pessoal, mas a conseqüência for-çada das condições nas quais os Espíritos se manifestam. É bem evidente que, se um Espírito disse uma coisa de um lado, ao passo que milhões de Espíritos dizem o contrário em outra parte, a presunção de verdade não pode estar para aquele que está só, ou qua-se, em sua opinião; ora, pretender ter a única razão contra todos, seria tão ilógico da par-te de um Espírito quanto da parte dos homens. Os Espíritos verdadeiramente sábios, se não se sentem suficientemente esclarecidos sobre uma questão, não decidem jamais de maneira absoluta; declaram não tratá-la senão no seu ponto de vista, e eles mesmos a-conselham esperar-se a sua confirmação.

Por grande, bela e justa que seja uma idéia, é impossível que ela una, desde o iní-cio, todas as opiniões. Os conflitos que dela resultam são a conseqüência inevitável do movimento que se opera; são mesmo necessários para melhor fazer ressaltar a verdade, e é útil que ocorram no começo, para que as idéias falsas sejam mais prontamente gas-tas. Os Espíritas que concebam algumas delas, tementes devem, pois, estar perfeitamen-te tranqüilos. Todas as pretensões isoladas cairão, pela força das coisas diante do grande e poderoso critério do controle universal. Não é à opinião de um homem que se unirá, é à voz unânime dos Espíritos; não será um homem, não mais nós do que um outro, que fun-dará a ortodoxia espírita; não será, não mais, um Espírito vindo se impor a quem quer que seja: será a universalidade dos Espíritos se comunicando sobre toda a Terra por ordem de Deus; aí está o caráter essencial da Doutrina Espírita; aí está a sua força, aí está a sua autoridade. Deus quis que a sua lei se assentasse sobre uma base inabalável, foi por isso que não a fez repousar sobre a cabeça frágil de um único homem.

Será diante desse poderoso areópago, que não conhece nem os grupos, nem as ri-validades invejosas, nem as seitas, nem as nações, que virão se quebrar todas as oposi-ções, todas as ambições, todas as pretensões à supremacia individual; que nos que-braríamos nós mesmos se quiséssemos substituir as nossas próprias idéias aos seus de-cretos soberanos; só ele decidirá todas as questões litigiosas, que fará calar as dissidên-cias, e dará razão ou não a quem de direito. Diante desse imponente acordo de todas as vozes do céu, que pode a opinião de um homem ou de um Espírito? Menos do que a gota d'água que se perde no Oceano, menos que a voz da criança abafada pela tempestade.

A opinião universal, eis, pois, o juiz supremo, aquele que decide em última instância; ela se forma de todas as opiniões individuais; se uma delas é verdadeira, não tem senão seu peso relativo na balança; se é falsa, não pode se impor sobre todas as outras. Nesse imenso concurso, as individualidades se apagam, e está aí um novo fracasso para o orgu-lho humano.

Esse conjunto harmonioso já se desenha; ora, este século não passará se não o o-cupar com todo o seu brilho, de maneira a fixar todas as incertezas; porque aqui e lá vo-zes poderosas terão recebido a missão de se fazerem ouvir para unir os homens sob a mesma bandeira, desde que o campo esteja suficientemente lavrado. A espera disso, a-quele que flutuar entre dois sistemas opostos, poderá observar em que sentido se forma a opinião geral; é o indício certo do sentido no qual se pronuncia a maioria dos Espíritos sobre os diversos pontos onde se comunicam; é um sinal não menos certo daquele dos dois sistemas que se imporá.
________________



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguir a Frank en Facebook

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo?

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo? 
Un Espiritista Verdadero es aquel que según el Libro de Obras Póstumas, de Allan Kardec lo describe así:

Breve Contestación a los Detractores del Espiritismo

“Solo reconoce por adeptos suyos a los que practican su enseñanza, es decir, a los que trabajan en su propio mejoramiento moral, esforzándose en vencer sus malas inclinaciones, en ser menos egoístas y orgullosos, más afables, más humildes, pacientes, benévolos, caritativos para con el prójimo y moderados en todas las cosa, pues este es el signo característico del espiritista verdadero…”

Un Espiritista Verdadero, no es el que cobra menos dinero. Esos son “Charlatanes”, infiltrados en el Espiritismo. Los “Charlatanes”, son los que cobran dinero en el Espiritismo.


Evaluar a un Espiritista, y saber si es uno Verdadero, se necesita tener conocimiento adquirido, mediante la lectura de los Libros Codificados de Allan Kardec, Así se puede verificar la autenticidad.

Mensajes en Fotos


Body

















1/15/16

Un RESUMEN sobre los recursos del Espiritismo para sanar las Obsesiones Espirituales seria:









  • Moralización del Obsesado obteniendo su ascendencia Moral y luego al Obsesor moralizarlo.



  • Fortalecimiento de la "Voluntad" del Obsesado para que pueda Rechazar al Obsesor.



  • Oración Magnética Mental. (Grupales),



  • Magnetización del Obsesado, mediante Pases Magnéticos.



  • Educación Espirita.


Los postulados y la definición de la Filosofía Espirita antes expresada es nuestra razón de ser en esta red social. Por la naturaleza de este medio, muchas personas con diferentes corrientes de pensamiento y de diferente postura con relación al Espiritismo, pueden hacer comentarios a nuestras reflexiones. Esto nos llena de mucha satisfacción, porque ilustra claramente que el propósito de la existencia de esta página ha cometido su propósito al lograr cruzar barreras de idiomas y de pensamientos. Estamos muy claros en que nuestra filosofía es una de carácter Kardeciana y es la que promulga el deseo genuino de Dios en cuanto al comportamiento Moral de nuestra sociedad y de toda la raza humana, pero no tenemos ninguna conexión con otras corrientes de pensamiento sincretistas como lo son: Práctica de africanismo, indigenismos o ritualismos étnicos, Religiosos, folclóricos o sincréticos ni se hacen rezos, baños de plantas, consume de aguardiente o tabacos, inhalaciones toxicas, curaciones mágicas, maleficios o encantamientos y Santería.



Las obsesiones se Curan según el Espiritismo.






Excelente recurso de información según El Espiritismo, en el siguiente Libro Gratuito:








Todos están bienvenidos a comentar nuestras reflexiones, pero en nada esto significa que patrocinemos estas corrientes diferentes de pensamientos.











Queremos ser un faro, donde aquellos que desean encontrar el puerto seguro, puedan libremente acercarse al dialogo y a la comprensión. Jesús nos enseño a no hacer acepción de persona alguna, somos llamados a la comprensión y a la tolerancia con todos aquellos que aunque tengan pensamientos diferentes, siguen siendo seres humanos en el proceso de encontrar el sendero de la verdad en su camino evolutivo.












REFERENCIAS PARA ESCRIBIR ESTA REFLEXIÓN



  • El Evangelio Según El Espiritismo, Allan Kardec

  • El Libro de Los Espíritus, Allan Kardec

  • Obras Póstumas, Allan Kardec

  • Genesis

  • El Cielo Y el Infierno – Allan Kardec

  • El Libro de Los Médiums – Allan Kardec











Frank Montañez

“Soy Espírita”

Director de la Página


Soy Espirita en Facebook

Nuestro Canal Soy Espirita en Youtube

Blog de Soy Espirita

soyespirita@yahoo.com

"Soy Espirita" en Twitter

"Soy Espirita" en Google +

    No dejes de inscribirte en mi blog, así podrás recibir notificación de nuevas adiciones a mi página. Debes tener una cuenta de correo electrónico de gmail para poder hacer comentarios a los artículos y también para inscribirte en este blog. Además, si consideras que esta reflexión hoy ha sido de mucha ayuda, por favor compártela haciendo un enlace a tu muro en Facebook y no dejes de escribir un comentario para así saber que ha servido de ayuda a alguien. Gracias por leer este blog. Frank





NOTA Importante:




Si consideras que este articulo o reflexión es útil, y deseas citarnos en un artículo o nota que publiques en tu blog o en Facebook, por favor haz una mención de que obtuviste la información de un articulo nuestro ya publicado. Eso es actuar en Moral y bien común. No permitas que el atribuirte consciente o inconscientemente crédito por algo que copiaste de otro autor, afecte tu espiritualidad, y que cometas faltas que se han de acumulan a las que ya tienes.




Si me mencionas o no, no es importante para mí, pero sí; es una falta el atribuirte que la información publicada es de tu autoría al no hacer mención alguna del autor original, si no das el crédito al que originalmente lo creo, eso es propiedad intelectual y al no dar el crédito, constituye una falta de moralidad. Recomiendo que añadas al final de tu reflexión algo así:




Partes de esta reflexión ha sido tomada de un artículo publicado por Frank Montañez de “Soy Espírita” en su blog: www.soyespirita.blogspot.com




Nombre del Artículo:


Fecha Publicado:


Eso evitarás que actúes mal sin quererlo hacer, de eso se trata la Educación Espírita.






Los siguientes enlaces te conducen a estos temas ya publicados para ayudarte en tu desarrollo de educación espiritual:









































Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son mas fáciles de manejar. Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son más fáciles de manejar.




Audio Libros en Español GRATUITOS




Los invito a que descarguen los AUDIO Libros en mi blog. No hay escusas para no leer el Libro de los Espíritus y el de Los Médiums, pues pueden escucharlos narrados. Visita mi blog o simplemente dale clic al libro que ves listado a continuación.





¡VIVA EL ESPIRITÍSMO!





Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO.


Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – GÉNESIS




Espero estos enlaces te conduzcan a información que te ayude a lograr activar tu crecimiento espiritual, a través de la Transformación Moral.


________________________________________




NOTA ACLARATORIA:





Han notado que nuestras reflexiones se redactan para la Educación de nuestra filosofía, tal y como lo ilustran Los Espíritus de La Codificación Espirita dada a Allan Kardec. Muchas de estas enseñanzas lucen como que deben ser tratadas en la Casa Espírita y creo que sí; es esto correcto. Pero la mayoría de nuestros lectores no tienen acceso a Casa Espírita alguna, entonces no nos podemos quedar con las manos cruzadas esperando que Espíritus Impuros que sabiendo esta realidad se adelanten se introduzcan en los hogares de personas que con genuino interés se acercan a nuestra página buscando ayuda. Para ellos les sugiero considerar conformar un pequeño grupo de Estudios en su hogar. Así se deleitaran de las enseñanzas de los Espíritus. Estos dos enlaces te ayudaran a comenzar a conformar tu grupo de Estudio:





  • http://soyespirita.blogspot.com/2014/01/ley-de-sociedad-i-necesidad-de-la-vida.html

  • http://soyespirita.blogspot.com/2011/08/recomendaciones-para-los-nuevos-grupos.html













No demostramos compasión si no ayudamos a estas personas en estos lugares inaccesibles que no existe ninguna Casa Espírita cerca y tal vez nunca la habrá a no ser por nuestra educación por el Internet. Para muchos el desarrollo de la Mediúmnidad es tan serio que no han desarrollado aun Médiums en sus lugares de reunión. Pero eso no debe ser la norma, pues el mismo Allan Kardec nos apercibió de que esto era esencial en el desarrollo espiritual de las comunicaciones Mediúmnica.




Preferimos hacer accesible esta información para aquellos que genuinamente desean crecer espiritualmente, y yo soy el de pensar que si los deseos de estos nuevos allegados son encaminados al desarrollo de la Mediúmnidad, es preferible ayudarlos que dejarlos a expensas de Espíritus Impuros que aprovechándose del deseo más profundo de crecer espiritualmente intervengan para que esto no se logre.




Esta educación debe ser el detonador para el establecimiento de nuevos centros de reunión para nuevos allegados y esto cumple el propósito de la codificación y de la Ley de Progreso y Crecimiento espiritual a que todos tenemos derecho.









































Autenticidad de los libros Codificados por Allan Kardec según el Libro de Génesis, ¿Qué es una Opinión en el Espiritismo? y el propósito del Espiritismo con la Humanidad:





Ítem #10. Sólo los espíritus puros reciben la misión de transmitir la palabra de Dios, pues hoy sabemos que los espíritus están lejos de ser todo perfectos y que algunos intentan aparentar lo que no son, razón por la cual San Juan ha dicho: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios” (Primera Epístola Universal de San Juan Apóstol 4:1).



De modo que nadie tiene la autoridad Espiritual ni Moral de realizar cambios a los libros codificados que no sean los dueños y autores originales; "Los Espíritus".




Veamos lo que dice la introducción del Libro de Génesis, comentado y firmado por Allan Kardec y lee como sigue: Introducción, De la primera edición, publicada en enero de 1868.


“A pesar de la intervención humana en la elaboración de esta





Doctrina, la iniciativa pertenece a los espíritus, pero no a uno en especial, ya que es el resultado de la enseñanza colectiva y concordante de muchos espíritus, puesto que si se basara en la doctrina de un espíritu no tendría otro valor que el de una "opinión personal". El carácter esencial de la Doctrina y su existencia misma se basan en la uniformidad y la concordancia de la enseñanza. Por tanto, todo principio no general no puede considerarse parte integrante de la Doctrina, sino una simple opinión aislada de la cual el Espiritismo no se responsabiliza.


Es esa concordancia colectiva de opiniones, sometidas a la prueba de la lógica, la que otorga fuerza a la Doctrina Espírita y asegura su vigencia. Para que cambiase, sería necesario que la totalidad de los espíritus mudasen de opinión, es decir, que llegase el día en que negasen lo dicho anteriormente. Ya que la Doctrina emana de la enseñanza de los espíritus, para que desapareciese sería necesario que los espíritus dejasen de existir. Y es por eso que esta Doctrina prevalecerá siempre sobre los demás sistemas personales, que no poseen, como ella, raíces por doquier. El Libro de los Espíritus ha consolidado su prestigio porque es la expresión de un pensamiento colectivo y general.”

Firmado por Allan Kardec.






El Libro de Génesis, escrito por Allan Kardec nos indica lo siguiente tambien:


Ítem #40. El Espiritísmo presenta, como ha sido demostrado (cap. I, n.º 30), todos los caracteres del Consolador prometido por Jesús. No es, en absoluto, una doctrina individual, una concepción humana; nadie puede decirse su creador (Pues sus creadores fueron los Espíritus). Es el fruto de la enseñanza colectiva de los espíritus presididos por el Espíritu de Verdad. No suprime nada del Evangelio: lo completa y aclara. Con la ayuda de las nuevas leyes que revela, en unión con las de la ciencia, hace comprender lo que era ininteligible y admitir la posibilidad de aquello que la incredulidad tenía inadmisible. Hubo precursores y profetas que presintieron su llegada. Por su poder moralizador, prepara el reino del bien sobre la Tierra.


La doctrina de Moisés, incompleta, terminó circunscrita al pueblo judío; la de Jesús, más completa, se extendió a toda la Tierra mediante el cristianismo, pero no convirtió a todos; el Espiritismo, más completo aún, con raíces en todas las creencias, convertirá a la Humanidad.1


1. Todas las doctrinas filosóficas y religiosas llevan el nombre de la individualidad fundadora, por lo que se dice: el Mosaísmo, el Cristianismo, el Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, etc. La palabra Espiritismo, por el contrario, no involucra a ninguna persona en especial; pero sí define a una idea general que indica, al mismo tiempo, el carácter y la fuente múltiple de la Doctrina. [N. de A. Kardec.]






Claramente Allan Kardec y El Espíritu de verdad que dictó los Libros Codificados que el Espiritísmo, más completo aún, es con raíces en TODAS LAS CREENCIAS y la fuente múltiple de la doctrina, refiriéndose a que con Moisés la Doctrina fue incompleta y la de Jesús se extendió mediante el Cristianismo, pero no convirtió a todos, por lo tanto es hoy que el Espiritísmo ha de ser de todos, todas las doctrinas religiosas, "Mosaísmo, Cristianismo, Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, y yo ando los Musulmanes, los Hinduistas, los Ateos, los Laicos, los de Joaquín Trincado, los Santeros, Umbanda, en fin a "TODOS", es más incluyo, hasta los extraterrestres, Todos adelantaran sus Espíritus mediante las enseñanzas del Espiritísmo.



En el libro de Obras Póstumas, Allan Kardec, luego de haber dedicado 13 años a la Codificación Espírita, y haber codificado y publicado los 5 Libros Básicos, dijo lo siguiente refiriéndose al Espiritismo:



EL ESPIRITÍSMO NO ES UNA RELIGIÓN Constituida…



El espiritismo es una doctrina filosófica que tiene consecuencias religiosas como toda filosofía espiritualista y por esto mismo toca forzosamente las bases fundamentales de todas las religiones: Dios, el alma y la vida futura; pero no es una religión constituida, dado que no tiene culto, rito ni templo, y que entre sus adeptos ninguno ha tomado ni recibido titulo de sacerdote o sumo sacerdote. Estas calificaciones son pura invención de la crítica.


Obras Póstumas – Allan Kardec







TODOS SOMOS MÉDIUMS





Libro de Los Mediums - Sobre los Médiums - X




Todos los hombres son médiums, todos tienen un Espíritu que los orienta hacia el bien, en caso de que sepan escucharlo. Ahora bien, poco importa que algunos se comuniquen directamente con él a través de una mediumnidad especial, y que otros sólo lo escuchen a través de la voz del corazón y de la inteligencia, pues no deja de ser su Espíritu familiar quien los aconseja. Llamadlo espíritu, razón o inteligencia: en todos los casos es una voz que responde a vuestra alma y os dicta buenas palabras. Sin embargo, no siempre las comprendéis. No todos saben proceder de acuerdo con los consejos de la razón, no de esa razón que se arrastra y repta más de lo que camina, que se pierde en la maraña de los intereses materiales y groseros, sino de esa razón que eleva al hombre por encima de sí mismo y lo transporta a regiones desconocidas. Esa razón es la llama sagrada que inspira al artista y al poeta, el pensamiento divino que eleva al filósofo, el impulso que arrebata a los individuos y a los pueblos. Razón que el vulgo no puede comprender, pero que eleva al hombre y lo aproxima a Dios más que ninguna otra criatura; entendimiento que sabe conducirlo de lo conocido a lo desconocido, y le hace realizar las cosas más sublimes. Escuchad, pues, esa voz interior, ese genio bueno que os habla sin cesar, y llegaréis progresivamente a oír a vuestro ángel de la guarda, que desde lo alto del cielo os tiende la mano. Repito: la voz íntima que habla al corazón es la de los Espíritus buenos, y desde ese punto de vista todos los hombres son médiums.




Channing






Libro de Los Mediums - Capt. XVII


Amigos míos, permitidme que os dé un consejo, dado que avanzáispor un terreno nuevo, y si seguís la ruta que os indicamos no osextraviaréis. Se os ha dicho una gran verdad, que deseamos recordaros: el espiritismo es sólo una moral, y no debe salirse de los límites de la filosofía, ni más ni menos, salvo que quiera caer en el dominio de la curiosidad.


Dejad de lado las cuestiones científicas, pues la misión de los Espíritus no es resolverlas, ahorrándoos el esfuerzo de las investigaciones.


"Tratad antes de mejoraros, pues de ese modo progresaréis realmente".


San Luis






Mapa de Visitas

Horarios en comparación a Chicago