viernes, 1 de febrero de 2013

“EGOÍSMO” Es el Enemigo número uno y una Plaga para la Humanidad.


"Hay hombres que son insaciables y que acumulan sin provecho para persona alguna, o lo hacen con el objeto de saciar sus pasiones." 

A través de la historia de la humanidad, el ser humano ha sido motivado a obtener aquello que nadie tiene o quitárselo al que ya lo tiene. No importa en qué campo del conocimiento humano me refiera, el motivo de este comportamiento no es otro que la codicia y el egoísmo, vano o sea vanidoso.

En el pasado siglo XX, comenzó una carrera por la construcción del edificio más alto del mundo. La ciudad de Nueva York, construyó el “Empire State Building”, luego sucedieron otras ciudades construyendo: La Torre Sears, Las Torres Gemelas en Nueva York, World Trade Center, de ahí, otras ciudades en el mundo han querido ese sueño de construir el rascacielos más alto, todo por el Egoísmo de ser considerados los dueños de lo espectacular de lo que nadie tiene.

Aunque este deseo de superación económica nunca ha de acabar y nunca podrá erradicarse, veamos lo que nos dice La Codificación Espírita a este respecto. En el Libro de Los Espíritus, encontramos lo que Allan Kardec le preguntó a los Espíritus de La Codificación Espírita.






Antes de continuar veamos lo que dice Wikipedia sobre la definición de Egoísmo:

Acepciones
Es un Sustantivo masculino
Singular
/ Plural
1-   Conducta consistente en poner habitualmente los intereses propios antes que los de los demás, generalmente perjudicando a éstos.
2-   Práctica de ser yo mismo.


Aunque la la palabra egoísmo desde el punto de vista de la codificación es lo que se relaciona a la Vanidad Humana, en sentido normal a veces decimos que estamos orgullosos de nuestros hijos de nuestro trabajo de nuestros padres, y eso no es lo mismo al orgullo vano que perjudica a otros.

El Egoísmo Según la Filosofía Espirita, EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO
CAPÍTULO XI

11. El egoísmo, esa plaga de la humanidad, debe desaparecer de la tierra cuyo progreso moral  detiene; al Espiritismo le está reservada la tarea de hacerla subir en la jerarquía de los mundos. El egoísmo es, pues, el objeto hacia el cual todos los verdaderos creyentes deben dirigir sus armas, sus fuerzas, su valor; digo su valor, porque éste es más necesario para vencerse a sí mismo que para vencer a los otros. Que cada uno ponga todo su cuidado en combatir su egoísmo, porque este monstruo devorador de todas las inteligencias, ese hijo del orgullo, es el origen de todas las miserias de la tierra. El es la negación de la caridad, y por consiguiente, el más grande obstáculo para la felicidad de los hombres.


Jesús os ha dado el ejemplo de la Caridad y Poncio Pilatos el del egoísmo, porque cuando el Justo va a recorrer las santas estaciones de su martirio, Pilatos se lava las manos diciendo: ¡Qué me importa! Dijo a los judíos: Este hombre es justo, ¿por qué queréis crucificicarle? Y sin embargo, lo deja conducir al suplicio.


A ese antagonismo de la Caridad y del egoísmo, a la invasión de esa lepra del corazón humano, debe el cristiano el que no haya cumplido toda su misión. A vosotros, nuevos apóstoles de la fe a quienes los espíritus superiores iluminan, incumbe la tarea y el deber de extirpar ese mal para dar al cristianismo toda su fuerza y limpiar el camino de los abrojos que impiden su marcha. Echad fuera de la tierra el egoísmo para que pueda ascender en la escala de los mundos, porque ya es tiempo de que la humanidad vista la toga viril; y para esto es menester primero arrojar a aquél de vuestro corazón. (Emanuel. París, 1861).

12. Si los hombres se amasen con un mutuo amor, la caridad se practicaría mejor; pero para esto sería preciso que os esforzaseis en desembarazaros de esa coraza que cubre vuestros corazones, a fin de ser más sensibles para los que sufren. El rigor mata los buenos sentimientos. Cristo no se negaba a nadie; el que a Él se dirigía, cualquiera que fuese, no era rechazado: la mujer adúltera y el criminal eran socorridos por El; no temía nunca rebajar su propia consideración. ¿Cuándo, pues, lo tomaréis por modelo de todas vuestras acciones? "Sí la caridad reinase sobre la tierra, el malo no tendría imperio; huiría avergonzado, se ocultaría, porque por doquiera se encontraría el mal; estad bien penetrados de esto."

Empezad por dar el ejemplo vosotros mismos, sed caritativos para todos indistintamente, esforzáos en no tildar a los que os miran con desdén y dejad a Dios el cuidado de toda justicia, porque todos los días en su reino separa el buen grano de la cizaña.

El Egoísmo es la negación de la Caridad, y sin la Caridad no puede haber sosiego en la sociedad; digo más, ninguna seguridad. Con el egoísmo y el orgullo que se dan la mano, el mundo sería siempre un juego favorable al más astuto, una lucha de intereses en la que son pisoteados los más santos afectos, en que ni aún son respetados los lazos sagrados de la familia. (Pascal. Sens, 1862).

Es muy común encontrar a personas que se dicen a si mismos y a todos a su alrededor, que ellos ayudarían en cierta situación, pero que no lo hacen porque no se les reconocerá su ayuda. Y luce como algo trivial pero esta lejos de ser así y veamos lo que La Codificación Espírita tiene que decir a este respecto:
  • 19. "¿Qué debemos pensar de las personas que habiéndoselas pagado sus beneficios con ingratitudes, ya no hacen bien por miedo de encontrar ingratos?".  -Estas personas tienen más egoísmo que caridad, por que hacer el bien sólo para recibir muestras de reconocimiento es no hacerlo con desinterés, y el bien desinteresado es el bien agradable a Dios. También hay orgullo, porque se complacen en la humildad del obligado que viene a poner el reconocimiento a sus pies. El que busca en la Tierra la recompensa del bien que hace, no la recibirá en el cielo; pero Dios tendrá buena cuenta del que no la busca en la tierra. Es necesario ayudar a los débiles siempre, aunque antes se sepa que aquellos a quienes se hacen bien, no quedarán agradecidos. Sabed que si aquellos a quienes se hace el servicio olvidan el favor, Dios os lo tomará más en cuenta que si fuéseis recompensados por el reconocimiento de vuestro obligado. "Dios permite que algunas veces os paguen con ingratitudes para probar vuestra perseverancia en hacer el bien". Por otra parte, ¿qué sabéis vosotros si este favor olvidado por el momento, reportará más tarde buenos frutos? Por el contrario, estad seguros de que es una semilla que germinará con el tiempo. Desgraciadamente vosotros sólo véis el presente, y trabajáis para vosotros y no para los demás. Las buenas obras acaban por ablandar los corazones más endurecidos; puede que sean desconocidas en la tierra; pero cuando el espíritu esté desembarazado de su velo carnal, se acordará, y este recuerdo será su castigo; entonces le pesará su ingratitud, querrá reparar su falta y pagar su deuda en otra existencia, aceptando a menudo una vida de abnegación hacia su bienhechor. Este es el modo cómo, sin vosotros saberlo; habréis contribuido a su adelantamiento moral y reconoceréis más tarde toda la verdad de esta máxima. Una buena obra nunca se pierde. Pero habréis trabajado también para vosotros, porque tendréis el mérito de haber hecho el bien con desinterés, sin dejaros desanimar por los desengaños. ¡Ah! amigos míos, si conociéseis todos los lazos que en la vida presente os unen a vuestras existencias anteriores, si pudiéseis abrazar la multitud de relaciones que unen los seres unos a otros para su progreso mutuo, admiraríais mucho más aún la sabiduría y la bondad del Criador, que os permite volver a vivir para llegar hasta El. (Guía protector. Sens, 1862).
A continuación este es nuestro vídeo 1 de 3 sobre el EGOÍSMO, Aquí te damos una introducción a este tema, pero la esencia de todo este mensaje está en la reflexión aquí expuesta. Espero tengas tiempo de leer toda la reflexión para que puedas tener idea de nuestra percepción con relación a este tema.


http://www.youtube.com/playlist?list=PLwjDITcmNKYVm8wVWLT_njU57pIPyJLED




Estos son Vídeo publicados previamente sobre el tema del Egoísmo. 



A continuación el segundo vídeo de la serie sobre el Egoísmo, Aquí discutimos los comportamientos que se identifican como comportamientos Egoístas, y entonces vemos como a través de nuestra filosofía espírita, podemos modificar estos comportamientos para lograr erradicar el comportamiento Egoísta de nuestras vidas.


A continuación el vídeo final de la serie de 3 sobre el Egoísmo. Aquí le hablo sobre la Cólera y es muy instructivo.


Aunque este deseo de superación económica nunca ha de acabar y nunca podrá erradicarse, veamos lo que nos dice La Codificación Espírita a este respecto. En el Libro de Los Espíritus, encontramos lo que Allan Kardec le preguntó a los Espíritus de La Codificación Espírita.

La pregunta # 883: Lo que el hombre reúne mediante un trabajo honrado es una propiedad legítima, que le asiste el derecho de defender, porque la propiedad que sea fruto del trabajo constituye un derecho natural tan sagrado como el de trabajar y el de vivir.

El deseo de poseer bienes

Allan Kardec preguntó sobre el poseer bienes materiales que viene a ser una de las mayores motivaciones del Egoísmo en el ser humano y esto fue lo que el espíritu en el Libro de Los Espíritus, de la codificación contestó:
883. El deseo de poseer bienes ¿es natural?
- Sí, pero cuando se desean para sí mismo y para satisfacción personal, significa egoísmo.

883 a. Sin embargo, el deseo de poseer, ¿no es legítimo, puesto que aquel que tiene con qué vivir no representa una carga para nadie?
- Hay hombres que son insaciables y que acumulan sin provecho para persona alguna, o lo hacen con el objeto de saciar sus pasiones. ¿Crees que Dios vea bien esa conducta? En cambio, el que reúne bienes por medio de su trabajo, con miras a acudir en ayuda de sus semejantes, practica la ley de amor y caridad, y su trabajo es bendecido por Dios.
Nota de Frank: De manera que el trabajar duro y tenaz, logra acumular riquezas materiales, lo cual es de esperarse. Pero he aquí una prueba de comportamiento, que mide como el hombre puede progresar y lograrlo no a expensas de los demás, no con engaño y con avaricia. Si se logra de esta manera, es algo a tono con las leyes de Dios. Este esfuerzo deberá lograrse sin vestigios de Egoísmo. Pero, como usualmente pasa, estos esfuerzos que son para beneficio exclusivamente propios, sin pensar en sus semejantes, entonces son considerados esfuerzos egoístas y codiciosos.

EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO en el CAPÍTULO XV, Lo que es menester hacer para salvarse. Parábola del Buen Samaritano, #3, nos dice:

“Toda la Moral de Jesús se resume en la Caridad y en la Humildad, es decir, en las dos virtudes contrarias al Egoísmo y al Orgullo“.


En todas sus enseñanzas, manifiesta que estas virtudes son el camino de la eterna felicidad. Bienaventurados, dice, los pobres de espíritu, es decir, los humildes, porque de ellos es el reino de los cielos; bienaventurados los que tienen el corazón puro; bienaventurados los que son mansos y pacíficos; bienaventurados los que son misericordiososamad a vuestro prójimo como a vosotros mismos; haced a los otros lo que quisiereis que hiciesen con vosotros; amad a vuestros enemigosperdonad las ofensas, si queréis que os perdonen; haced el bien sin ostentación; juzgaos vosotros mismos antes de juzgar a los otros. Humildad y caridad, esto es lo que no cesa de recomendar y de lo que El mismo da el ejemplo: orgullo y egoísmo, esto es lo que no cesa de combatir pero hace aún más que recomendar la caridad, la plantea con claridad y en términos explícitos como condición absoluta de la felicidad futura.

Conociendo que el egoísmo es un mal que tenemos que erradicar de nuestras vidas, que sabemos que lejos de producirnos felicidad y paz nos produce mucho sufrimiento, y que claramente lo podemos ver en acción de la manera que nuestros semejantes actúan y se comportan en la vida, debemos entonces pensar que podemos hacer. Esa es la gran pregunta cuya respuesta la encontraremos en esta reflexión, ¿Qué debemos hacer?.

Primero que nada, debemos tener cuidado cuando nos adulan con el propósito de que cedamos en nuestro comportamiento. Precisamente, Los espíritus nos advierten de la sutileza de espíritus inferiores, cuando al verse amenazado de que se les pueda obligar a retirarse y salir del obsesado optan por tratar de adular al Médium.

En esta pregunta, según el Libro de Los Médiums, Allan Kardec le pregunta al Espíritu lo siguiente:

469. ¿Por qué medio puede neutralizarse la influencia de los Espíritus malos?

«Haciendo bien y poniendo toda vuestra confianza en Dios, rechazáis la influencia de los Espíritus inferiores y destruís el imperio que quieren tomar sobre vosotros. Guardaos de escuchar las sugerencias de los Espíritus que os suscitan malos pensamientos, que promueven discordias entre vosotros y que os excitan a todas las malas pasiones. Desconfiad sobre todo de los que exaltan vuestro orgullo; porque os atacan por el lado débil. He aquí por qué os hace decir Jesús en la oración dominical: ¡Señor! no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal».

Por lo tanto hay que estar siempre alerta para no permitir que seamos seducidos por espíritus inferiores hacia un comportamiento Egoísta o vanidoso.

Antes de continuar, vamos a verificar como ciertos comportamientos podrían ser considerados como egoístas a la luz de lo que sabemos. Te voy a presentar unos ejemplos y deseo que contestes sí o no, para evaluarlo mas objetivamente:

Veamos un Ejercicio Práctico sobre estos comportamientos egoístas:


Esto es algo que actualmente haces - ¿Si o No?
  • ¿Deseas obtener ventajas de la vida, no importa cómo?
  • ¿Mientes para obtener lo que te interesa conseguir?
  • ¿Te molestas cuando alguien no está de acuerdo contigo?
  • ¿Mientes compulsivamente?
  • ¿Actúas siempre con doble propósito?
  • ¿Siempre ocultas algo y mientes?
  • ¿Te alegras cuando alguien no puede triunfar cuando se propone hacer algo justo?
  • ¿Engañas para obtener algo a un precio más bajo, sabiendo que perjudicas a la otra parte?
  • ¿Niegas realizas un bien justificándolo con que no te lo reconocerán?
  • ¿Te gusta ser exaltado en tus logros materiales o intelectuales?
  • ¿Te enojas con todo aquello que no este de acuerdo a lo que piensas o haces?
  • ¿Eliminas de tu lista de amigos en FACEBOOK, aquellos que no piensan igual a tu?
  • ¿Juzgas a otras personas en como visten, actúan o hablan por el solo hecho de no ser como tu?
  • ¿Das Caridad, siempre esperando ser recompensado por tus actos?
  • ¿Matas ilusiones de otros, por el solo hecho de que no te pasó a ti?
  • ¿Estallas en Cólera fácilmente, sin controlar tus impulsos?
  • ¿Te encierras en tu cuarto a contar tus bienes materiales sin pensar en las necesidades de los demás?
  • ¿Mientes al negar ayudar a alguien en necesidad por temor a que no te paguen?
  • ¿Desconfías de todos y solo piensas que quieren aprovecharse de ti?
  • ¿Eres celoso?
Todas estas preguntas que he presentado, necesitan ser contestadas con un NO, si contestas con un Si en solo una de ellas, tienes entonces un comportamiento Egoísta que debe ser modificado con Caridad, Amor Humildad. No te sientas mal pues casi todos tenemos que mejorar aspectos de nuestra vida, siempre. Y es precisamente en algunas de estas áreas que espíritus inferiores se aprovechan para acecharnos.

La avaricia va de la mano del Egoísmo, la Avaricia surge cuando lo que tienes, lo atesoras más que tu vida, entonces luego viene la codicia donde trabajas para obtener todo lo que la avaricia va a guardar. Qué problema esta situación, por un lado todo lo proteges y por el otro quieres acapararlo todo.

No hay espacio para la  Caridad, el Amor y la Humildad. No pueden estar todos juntos al unísono.

Veamos lo que el Libro de Los Espíritus nos dice,.
  • Los Espíritus Superiores nos enseñan que egoísmo, orgullo y sensualidad son pasiones que nos acercan a la naturaleza animal, ligándonos a la materia.
De manera que lo material es responsable de estos comportamientos. Entonces ¿Qué dirán los Mercaderes de la Prosperidad, que predican tanto y de lo que hablan es de sembrar dinero en ofrendas para obtener más dinero cada noche en la televisión. Como si Dios que es el dueño de todo del oro y de la plata necesitara que estos mercaderes de la prosperidad se llenaran sus bolsillos de dinero, utilizando la excusa de la prosperidad para ser más ricos materialistas y menos espirituales1. ¿Crees que un rico de estas organizaciones se pueda condoler del sufrimiento de otros y que atentaría con vaciar sus bolsillos llenos de dinero obtenido para las necesidades de unos pocos? Creo que no.

Pues aquí, no hay duda que se expone un comportamiento materialista y por consiguiente egoísta. Esto es solo un modo de ilustrar el tema.

Sin embargo existen hombres y mujeres comprometidos con lo que creen y que al no conocer nuestra filosofía, entienden que actúan bien. Entonces cuando lleguen a este conocimiento se darán cuenta que lo material en este mundo no es importante, solo el bien común mediante la Moral es lo que nos conduce a erradicar estos males de la sociedad.







El Libro de Los Espíritus, también nos dice:

VII.- Tercer orden: Espíritus Imperfectos

101. Caracteres generales.- Predominio de la materia sobre el espíritu. Tendencia al mal. Ignorancia y orgulloegoísmo y todas las malas pasiones que de él derivan. Tienen la intuición de Dios, mas no lo comprenden.


VIII.- Segundo orden: Espíritus Buenos

107. Caracteres generales.- Predominio del espíritu sobre la materia: deseo del bien. Sus cualidades y su poder para practicar el bien se hallan en relación con el grado a que llegaron. Unos tienen ciencia, otros sabiduría y bondad. Los más adelantados aúnan el saber a las cualidades morales. No estando aún desmaterializados por completo, conservan más o menos, según su rango, las huellas de la existencia corporal, ora en la forma de expresarse, ora en sus hábitos, en lo que incluso vuelven a encontrarse algunas de sus manías. De otro modo serían Espíritus perfectos.

Comprende a Dios y el infinito y disfrutan ya de la felicidad de los buenos. Son dichosos por el bien que hacen y por el mal que impiden. El amor que les une es para ellos fuente de una felicidad inefable, no alterada por la envidia ni por los remordimientos, como tampoco por ninguna de las malas pasiones que constituyen el suplicio de los Espíritus imperfectos; pero todos ellos tienen aún pruebas que soportar, hasta que hayan arribado a la perfección absoluta.

En cuanto Espíritus, inspiran buenos pensamientos, apartan a los hombres de la senda del mal, protegen durante la vida a aquellos humanos que se hacen dignos de su protección, y neutralizan la influencia de los Espíritus imperfectos sobre las personas que no se complacen en sufrirla.

Los que han encarnado son buenos y benévolos para con el prójimo, y no les mueve el orgullo, el egoísmo ni la ambición. No experimentan odio, rencor, envidia ni celos, y hacen el bien por el bien mismo.

A este orden pertenecen los Espíritus que las creencias vulgares designan con los términos de genios buenos, genios protectores o Espíritus del bien. En tiempos de supersticiones e ignorancia se ha hecho de ellos las divinidades benéficas.

La purificación de los Espíritus se refleja en el perfeccionamiento moral de los seres en que se han encarnado. Las pasiones animales se debilitan, el egoísmo cede su lugar al sentimiento fraternal. Así pues, en los mundos superiores al nuestro no se conocen las guerras. Los odios y las discordias no tienen objeto allí, porque nadie piensa en dañar a sus semejantes. La intuición que poseen acerca de su porvenir, la seguridad que les otorga una conciencia libre de remordimientos, hacen que la muerte no les cause la menor aprensión. La ven llegar sin temor, como una mera transformación.

¿Que puedes hacer para vencer este comportamiento Egoísta?

Dome sus pasiones animales, no tenga odio ni envidia, celos ni orgullo, no se deje dominar por el egoísmo, purifique su alma mediante los buenos sentimientos, practique el bien, no conceda a las cosas de este mundo más importancia de la que merecen, y entonces, incluso bajo su envoltura corpórea ya se hallará depurado, ya estará desprendido de la materia, y cuando abandone esa envoltura no sufrirá más su influencia; los sufrimientos físicos que haya experimentado no dejarán en él ningún penoso recuerdo ni le quedará de ellos ninguna impresión desagradable, porque sólo afectaron al cuerpo y no el Espíritu; se sentirá dichoso de haberse liberado, y su tranquilidad de conciencia lo eximirá de todo padecimiento moral. Por nuestra parte, hemos interrogado a miles de Espíritus que pertenecieron en vida a todas las categorías de la sociedad, a todas las posiciones sociales. Los hemos estudiado en la totalidad de los períodos de su vida espírita, desde el instante mismo en que dejaron su cuerpo. Los seguimos paso a paso en esa vida de ultratumba para observar las mudanzas que en ellos se operaban, en sus ideas y sensaciones, y desde este punto de vista los hombres más vulgares han sido los que nos proveyeron de elementos de estudio no menos valiosos. Ahora bien, siempre hemos comprobado que los padecimientos se hallan en relación con la conducta, cuyas consecuencias sufren, y que esa nueva existencia constituye la fuente de una inefable ventura para aquellos que han seguido el recto camino. De lo que se deduce que los que sufren es porque así lo quisieron y sólo deben achacarlo a ellos mismos, así en el otro mundo como en éste.

785. ¿Cuál es el mayor obstáculo del progreso?

El orgullo y el egoísmo. Estoy refiriéndome al progreso moral, por cuanto el progreso intelectual marcha siempre. Incluso pareciera, a la primera mirada, dar a los vicios una actividad redoblada al desarrollar la ambición y la afición a las riquezas que, a su vez, incitan al hombre a investigaciones que ilustran su Espíritu. Así pues, todo se relaciona en el mundo moral tanto como en el físico, y del mismo mal puede surgir el bien. Pero esa situación no durará más que un tiempo: irá cambiando a medida que el hombre comprenda mejor que hay, fuera del disfrute de los bienes terrenales, una felicidad incomparablemente mayor e infinitamente más duradera. (Ver “Del egoísmo”, Capítulo XII, parágrafos 913 a 917).

Comentario de Allan Kardec: Hay dos clases de progreso que se prestan mutuo apoyo y, sin embargo, no avanzan el uno junto al otro: el progreso intelectual y el progreso moral. En los pueblos civilizados, el primero de ellos recibe en este siglo todos los estímulos deseables. Por eso ha alcanzado un grado de adelanto que hasta nuestros días era desconocido. Falta mucho al segundo para estar al mismo nivel, y, sin embargo, si se comparan los hábitos sociales de algunos siglos atrás con los de hoy, habría que ser ciego para negar el progreso moral alcanzado. ¿Por qué, pues, la marcha ascendente debe detenerse más bien por lo moral que por el intelecto? ¿Por qué no habría de haber entre los siglos diecinueve y veinticuatro tanta diferencia como la que se advierte entre el catorce y el diecinueve? Dudar de ello sería pretender que la humanidad esté en el apogeo de la perfección, lo cual sería absurdo, o que no es perfectible moralmente, lo que la experiencia desmiente.







EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO nos hable de :

La Cólera

9. El orgullo os conduce a creeros más de lo que sois, a no poder sufrir una comparación que pueda rebajaros, a veros, por el contrario, de tal modo por encima de vuestros hermanos, sea como genio, sea como posición social, sea también como ventajas personales, que el menor paralelo os irrita y os resiente; ¿y qué sucede entonces? Que os entregáis a la cólera.

Buscad el origen de esos accesos de demencia pasajera que os asimilan al bruto, haciéndoos perder la sangre fría y la razón; buscad y encontraréis casi siempre por base el orgullo resentido. ¿Acaso no es el orgullo resentido por una contradicción el que os hace desechar las observaciones justas, el que os hace rechazar con cólera los más sabios consejos? Aun la impaciencia que causan las contrariedades, a menudo pueriles, son ocasionadas por la importancia que se da a la personalidad ante la cual se cree que todo debe doblarse.

En su frenesí, el hombre encolerizado la pega con todo, con la naturaleza bruta, con los objetos inanimados, que rompe porque no le obedecen. ¡Ah! si en esos momentos pudiera mirarse con sangre fría, se horrorizaría de sí mismo, se contemplaría muy ridículo! Con esto puede juzgar de la impresión que debe producir a los demás.

Aun cuando no fuese más que por respeto a sí mismo, debería esforzarse en vencer una inclinación que le hace objeto de piedad. Si pensase que la cólera no remedia nada, que altera su salud y aun compromete su vida, vería que es la primera víctima de ella; pero otra consideración debería sobre todo detenerle, y es la de pensar que hace desgraciados a todos los que le rodean; si tiene corazón, ¿no es un remordimiento para él hacer sufrir a los seres que más ama? ¡Y qué sentimiento tan mortal, si en un acceso de arrebato cometiese un acto que tuviera que reprocharse toda la vida!

En conclusión, la cólera no excluye ciertas cualidades del corazón; pero impide hacer mucho bien y puede contribuir a que se haga mucho mal; esto debe bastar para excitar a que se hagan esfuerzos para dominarla. El espiritista, además, es inducido por otro motivo, cual es el de que es contraria a la caridad y la humildad cristianas. (Un Espíritu protector. Bordeaux, 1863).

10. Según la idea muy falsa de que uno no puede reformar su propia naturaleza, el hombre se cree dispensado de hacer esfuerzos para corregirse de los defectos en los que se complace voluntariamente, o que exigirían demasiada perseverancia; así es, por ejemplo, que el hombre inclinado a la cólera se excusa casi siempre con su temperamento, achaca la falta a su organismo, acusando de este modo a Dios, de sus propios defectos. Esto es también una consecuencia del orgullo que se encuentra mezclado en todas sus imperfecciones.

Sin duda hay temperamentos que se prestan más que otros a los actos violentos, como hay músculos más flexibles que se prestan mejor a movimientos de fuerza, pero que no creáis que ésta sea la causa primera de la cólera y estad persuadidos de que un espíritu pacífico, aun cuando estuviese en un cuerpo bilioso, siempre será pacífico, y que un espíritu violento, en un cuerpo linfático, no será más dócil; sólo que la violencia tomará otro carácter, no teniendo un organismo propio para secundar su violencia, la cólera se concentrará, y en otro caso será expansiva.

El cuerpo no da la cólera al que no la tiene, así como tampoco los otros vicios; todos los vicios y todas las virtudes son inherentes al espíritu; sin esto, ¿en dónde estaría el mérito y la responsabilidad? El hombre contrahecho no puede enderezarse porque el espíritu no toma parte en esto, pero puede modificar lo que es del espíritu cuando tiene para ello una firme voluntad. ¿No os prueba la experiencia, espiritista, hasta dónde puede llegar el poder de la voluntad, por las transformaciones verdaderamente milagrosas que veis operarse? Decid, pues, que "el hombre sólo es vicioso porque quiere serlo"pero que el que quiere corregirse, siempre puede hacerlo. De otro modo la ley del progreso no existiría para el hombre. (Hanhemann. París, 1863).

El Cielo y el Infierno o la Justicia Divina según el Espiritismo - Allan Kardec

913. ¿Cuál es, entre todos los vicios, el que puede considerarse como el más pernicioso?
  • Muchas veces lo dijimos: el egoísmo. De él procede todo el mal. Estudiad cada uno de los vicios y comprobaréis que en el fondo de todos ellos existe el egoísmo. En balde los combatiréis, pues no alcanzaréis a extirparlos en tanto no hayáis atacado el mal en su raíz, destruyendo su causa. Tiendan, pues, todos vuestros esfuerzos hacia ese objetivo, porque allí está la verdadera plaga de la sociedad humana. El que quiera acercarse, ya es esta vida, a la perfección moral, debe arrancar de su corazón todo sentimiento de egoísmo, porque éste es incompatible con la justicia, el amor y la caridad. Él neutraliza todas las demás cualidades.
914. Visto que el egoísmo está basado en el interés personal, pareciera muy difícil desarraigarlo por entero del corazón del hombre. ¿Se llegará a eso?
  • Conforme los hombres se van instruyendo en lo concerniente a las cosas espirituales, atribuyen menos valor a las de la materia. Además, es preciso reformar las instituciones humanas, que mantienen el egoísmo y lo fomentan. Esto corresponde a la educación.
915. Siendo el egoísmo inherente a la especie humana, ¿no constituirá siempre un obstáculo para que reine el bien absoluto en la Tierra?

  • Bien es verdad que el egoísmo es el mayor de vuestros males, pero proviene de la inferioridad de los Espíritus encarnados en la Tierra, y no de la humanidad en sí. Ahora bien, los Espíritus, al ir depurándose mediante sucesivas encarnaciones se van despojando del egoísmo, así como pierden sus otras impurezas. ¿No habéis visto en vuestro mundo a ningún hombre que no tenga egoísmo y que practique la caridad? Hay más de los que vosotros creéis, pero les conocéis poco, pues la virtud no busca el brillo de la plena luz. Si existe uno de ellos, ¿por qué no podría haber diez? Si hay diez, ¿por qué no podría haber mil? Y así por el estilo.
916. Muy al contrario de disminuir, el egoísmo crece con la civilización, que parece alimentarlo y promoverlo. ¿Cómo, pues, la causa podrá destruir al efecto?
- Cuanto mayor es el mal, tanto más aborrecible se torna. Era menester que el egoísmo hiciera mucho mal para que se comprendiese la necesidad de extirparlo. Cuando los hombres se hayan desembarazado del egoísmo que los domina, vivirán como hermanos, sin hacerse mal, ayudándose mutuamente por el sentimiento recíproco de la solidaridad. Entonces, el fuerte será el apoyo y no el opresor del débil, y ya no se verán hombres que carezcan de lo necesario, porque todos practicarán la ley de justicia. Será el reino del bien, que los Espíritus están encargados de preparar. (Ver párrafo 784).


917. ¿Cuál es el medio de terminar con el egoísmo?
- De todas las imperfecciones humanas, la más difícil de arrancar de raíz es el egoísmo, porque procede de la influencia de la materia, de la cual el hombre –todavía demasiado cerca de su origen- no ha podido liberarse. Y todo contribuye a mantener ese influjo: sus leyes, su organización social, su educación. El egoísmo irá debilitándose a medida que prevalezca más la vida moral que la material. Y, sobre todo, con la comprensión, que el Espiritismo os da, de vuestro estado futuro real y no desnaturalizado por ficciones alegóricas. El Espiritismo bien entendido, cuando se haya identificado con las costumbres y creencias, transformará los hábitos, usos y relaciones sociales. El egoísmo se funda sobre la importancia de la personalidad. Pero el Espiritismo bien entendido – lo repito- hace que veamos las cosas desde tan alto que el sentimiento de la personalidad desaparece en cierto modo ante la inmensidad. Al Allan Kardec http://www.espiritismo.es FEE 393

La Naturaleza ha puesto en el hombre la necesidad de amar y ser amado. Uno de los goces mayores que le son concedidos en la Tierra es el encontrar corazones que simpaticen con el suyo. Se le dan de este modo las primicias de la felicidad que le está reservada en el Mundo de los Espíritus perfectos, donde todo es amor y benevolencia. Se trata de un goce que es rehusado al egoísta.







REFLEXIÓN FINAL:

Sin duda este es un tema muy apasionante hablar, podemos argumentar tanto, pero nuestra concentración es el cómo erradicarlo de nuestras vidas. Aquellos lectores que hayan experimentado problemas familiares causado por este flagelo, es menester evaluar bien como se puede uno zafar o alejarse de este comportamiento a veces abusivo y detrimento a nuestras vidas.

Nuestra Filosofía Espírita, nos ayuda tanto a no solo comprender esto, sino nos ayuda a erradicarlo de nuestras vidas para siempre. Se necesita mucha fuerza de voluntad y comprender muy bien el poder de utilizar nuestro Libre Albedrío.

Aquellas parejas de novios que vean este comportamiento terrible en su pareja, trate de abordar el tema con determinación para que su vida futura no se torne en una muy desdichada. Deseo que esta REFLEXIÓN ABRA MUCHOS OJOS Y DESTAPE MUCHOS OÍDOS SORDOS PARA QUE PUEDAN ENTENDER Y MODIFICAR CONDUCTAS Y QUE ESTE MAL DE LA HUMANIDAD, GARNO A GRANO SE PUEDA EXTIRPAR POR SIEMPRE. QUE ASÍ SEA.

EL VERDADERO DEMONIO VIENE A SER EL EGOÍSMO, EL ODIO Y EL ORGULLO QUE ABATEN A LA HUMANIDAD, PERO PODEMOS ERRADICARLO MEDIANTE LA TRANFORMACIÓN MORAL…
___________________________________________________


REFERENCIAS PARA ESCRIBIR ESTE COMENTARIO


************************

Frank Montañez
“Soy Espírita”
Director de la Página
No dejes de inscribirte en mi blog, así podrás recibir notificación de nuevas adiciones a mi página. Debes tener una cuenta de correo electrónico de gmail para poder hacer comentarios a los artículos y también para inscribirte en este blog. Además, si consideras que esta reflexión hoy ha sido de mucha ayuda, por favor compártela haciendo un enlace a tu muro en Facebook y no dejes de escribir un comentario para así saber que ha servido de ayuda a alguien. Gracias por leer este blog. Frank



Revisado en: 1/28/

widgeo.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguir a Frank en Facebook

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo?

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo? 
Un Espiritista Verdadero es aquel que según el Libro de Obras Póstumas, de Allan Kardec lo describe así:

Breve Contestación a los Detractores del Espiritismo

“Solo reconoce por adeptos suyos a los que practican su enseñanza, es decir, a los que trabajan en su propio mejoramiento moral, esforzándose en vencer sus malas inclinaciones, en ser menos egoístas y orgullosos, más afables, más humildes, pacientes, benévolos, caritativos para con el prójimo y moderados en todas las cosa, pues este es el signo característico del espiritista verdadero…”

Un Espiritista Verdadero, no es el que cobra menos dinero. Esos son “Charlatanes”, infiltrados en el Espiritismo. Los “Charlatanes”, son los que cobran dinero en el Espiritismo.


Evaluar a un Espiritista, y saber si es uno Verdadero, se necesita tener conocimiento adquirido, mediante la lectura de los Libros Codificados de Allan Kardec, Así se puede verificar la autenticidad.

Mensajes en Fotos


Body

















1/15/16

Un RESUMEN sobre los recursos del Espiritismo para sanar las Obsesiones Espirituales seria:









  • Moralización del Obsesado obteniendo su ascendencia Moral y luego al Obsesor moralizarlo.



  • Fortalecimiento de la "Voluntad" del Obsesado para que pueda Rechazar al Obsesor.



  • Oración Magnética Mental. (Grupales),



  • Magnetización del Obsesado, mediante Pases Magnéticos.



  • Educación Espirita.


Los postulados y la definición de la Filosofía Espirita antes expresada es nuestra razón de ser en esta red social. Por la naturaleza de este medio, muchas personas con diferentes corrientes de pensamiento y de diferente postura con relación al Espiritismo, pueden hacer comentarios a nuestras reflexiones. Esto nos llena de mucha satisfacción, porque ilustra claramente que el propósito de la existencia de esta página ha cometido su propósito al lograr cruzar barreras de idiomas y de pensamientos. Estamos muy claros en que nuestra filosofía es una de carácter Kardeciana y es la que promulga el deseo genuino de Dios en cuanto al comportamiento Moral de nuestra sociedad y de toda la raza humana, pero no tenemos ninguna conexión con otras corrientes de pensamiento sincretistas como lo son: Práctica de africanismo, indigenismos o ritualismos étnicos, Religiosos, folclóricos o sincréticos ni se hacen rezos, baños de plantas, consume de aguardiente o tabacos, inhalaciones toxicas, curaciones mágicas, maleficios o encantamientos y Santería.



Las obsesiones se Curan según el Espiritismo.






Excelente recurso de información según El Espiritismo, en el siguiente Libro Gratuito:








Todos están bienvenidos a comentar nuestras reflexiones, pero en nada esto significa que patrocinemos estas corrientes diferentes de pensamientos.











Queremos ser un faro, donde aquellos que desean encontrar el puerto seguro, puedan libremente acercarse al dialogo y a la comprensión. Jesús nos enseño a no hacer acepción de persona alguna, somos llamados a la comprensión y a la tolerancia con todos aquellos que aunque tengan pensamientos diferentes, siguen siendo seres humanos en el proceso de encontrar el sendero de la verdad en su camino evolutivo.












REFERENCIAS PARA ESCRIBIR ESTA REFLEXIÓN



  • El Evangelio Según El Espiritismo, Allan Kardec

  • El Libro de Los Espíritus, Allan Kardec

  • Obras Póstumas, Allan Kardec

  • Genesis

  • El Cielo Y el Infierno – Allan Kardec

  • El Libro de Los Médiums – Allan Kardec











Frank Montañez

“Soy Espírita”

Director de la Página


Soy Espirita en Facebook

Nuestro Canal Soy Espirita en Youtube

Blog de Soy Espirita

soyespirita@yahoo.com

"Soy Espirita" en Twitter

"Soy Espirita" en Google +

    No dejes de inscribirte en mi blog, así podrás recibir notificación de nuevas adiciones a mi página. Debes tener una cuenta de correo electrónico de gmail para poder hacer comentarios a los artículos y también para inscribirte en este blog. Además, si consideras que esta reflexión hoy ha sido de mucha ayuda, por favor compártela haciendo un enlace a tu muro en Facebook y no dejes de escribir un comentario para así saber que ha servido de ayuda a alguien. Gracias por leer este blog. Frank





NOTA Importante:




Si consideras que este articulo o reflexión es útil, y deseas citarnos en un artículo o nota que publiques en tu blog o en Facebook, por favor haz una mención de que obtuviste la información de un articulo nuestro ya publicado. Eso es actuar en Moral y bien común. No permitas que el atribuirte consciente o inconscientemente crédito por algo que copiaste de otro autor, afecte tu espiritualidad, y que cometas faltas que se han de acumulan a las que ya tienes.




Si me mencionas o no, no es importante para mí, pero sí; es una falta el atribuirte que la información publicada es de tu autoría al no hacer mención alguna del autor original, si no das el crédito al que originalmente lo creo, eso es propiedad intelectual y al no dar el crédito, constituye una falta de moralidad. Recomiendo que añadas al final de tu reflexión algo así:




Partes de esta reflexión ha sido tomada de un artículo publicado por Frank Montañez de “Soy Espírita” en su blog: www.soyespirita.blogspot.com




Nombre del Artículo:


Fecha Publicado:


Eso evitarás que actúes mal sin quererlo hacer, de eso se trata la Educación Espírita.






Los siguientes enlaces te conducen a estos temas ya publicados para ayudarte en tu desarrollo de educación espiritual:









































Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son mas fáciles de manejar. Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son más fáciles de manejar.




Audio Libros en Español GRATUITOS




Los invito a que descarguen los AUDIO Libros en mi blog. No hay escusas para no leer el Libro de los Espíritus y el de Los Médiums, pues pueden escucharlos narrados. Visita mi blog o simplemente dale clic al libro que ves listado a continuación.





¡VIVA EL ESPIRITÍSMO!





Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO.


Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – GÉNESIS




Espero estos enlaces te conduzcan a información que te ayude a lograr activar tu crecimiento espiritual, a través de la Transformación Moral.


________________________________________




NOTA ACLARATORIA:





Han notado que nuestras reflexiones se redactan para la Educación de nuestra filosofía, tal y como lo ilustran Los Espíritus de La Codificación Espirita dada a Allan Kardec. Muchas de estas enseñanzas lucen como que deben ser tratadas en la Casa Espírita y creo que sí; es esto correcto. Pero la mayoría de nuestros lectores no tienen acceso a Casa Espírita alguna, entonces no nos podemos quedar con las manos cruzadas esperando que Espíritus Impuros que sabiendo esta realidad se adelanten se introduzcan en los hogares de personas que con genuino interés se acercan a nuestra página buscando ayuda. Para ellos les sugiero considerar conformar un pequeño grupo de Estudios en su hogar. Así se deleitaran de las enseñanzas de los Espíritus. Estos dos enlaces te ayudaran a comenzar a conformar tu grupo de Estudio:





  • http://soyespirita.blogspot.com/2014/01/ley-de-sociedad-i-necesidad-de-la-vida.html

  • http://soyespirita.blogspot.com/2011/08/recomendaciones-para-los-nuevos-grupos.html













No demostramos compasión si no ayudamos a estas personas en estos lugares inaccesibles que no existe ninguna Casa Espírita cerca y tal vez nunca la habrá a no ser por nuestra educación por el Internet. Para muchos el desarrollo de la Mediúmnidad es tan serio que no han desarrollado aun Médiums en sus lugares de reunión. Pero eso no debe ser la norma, pues el mismo Allan Kardec nos apercibió de que esto era esencial en el desarrollo espiritual de las comunicaciones Mediúmnica.




Preferimos hacer accesible esta información para aquellos que genuinamente desean crecer espiritualmente, y yo soy el de pensar que si los deseos de estos nuevos allegados son encaminados al desarrollo de la Mediúmnidad, es preferible ayudarlos que dejarlos a expensas de Espíritus Impuros que aprovechándose del deseo más profundo de crecer espiritualmente intervengan para que esto no se logre.




Esta educación debe ser el detonador para el establecimiento de nuevos centros de reunión para nuevos allegados y esto cumple el propósito de la codificación y de la Ley de Progreso y Crecimiento espiritual a que todos tenemos derecho.









































Autenticidad de los libros Codificados por Allan Kardec según el Libro de Génesis, ¿Qué es una Opinión en el Espiritismo? y el propósito del Espiritismo con la Humanidad:





Ítem #10. Sólo los espíritus puros reciben la misión de transmitir la palabra de Dios, pues hoy sabemos que los espíritus están lejos de ser todo perfectos y que algunos intentan aparentar lo que no son, razón por la cual San Juan ha dicho: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios” (Primera Epístola Universal de San Juan Apóstol 4:1).



De modo que nadie tiene la autoridad Espiritual ni Moral de realizar cambios a los libros codificados que no sean los dueños y autores originales; "Los Espíritus".




Veamos lo que dice la introducción del Libro de Génesis, comentado y firmado por Allan Kardec y lee como sigue: Introducción, De la primera edición, publicada en enero de 1868.


“A pesar de la intervención humana en la elaboración de esta





Doctrina, la iniciativa pertenece a los espíritus, pero no a uno en especial, ya que es el resultado de la enseñanza colectiva y concordante de muchos espíritus, puesto que si se basara en la doctrina de un espíritu no tendría otro valor que el de una "opinión personal". El carácter esencial de la Doctrina y su existencia misma se basan en la uniformidad y la concordancia de la enseñanza. Por tanto, todo principio no general no puede considerarse parte integrante de la Doctrina, sino una simple opinión aislada de la cual el Espiritismo no se responsabiliza.


Es esa concordancia colectiva de opiniones, sometidas a la prueba de la lógica, la que otorga fuerza a la Doctrina Espírita y asegura su vigencia. Para que cambiase, sería necesario que la totalidad de los espíritus mudasen de opinión, es decir, que llegase el día en que negasen lo dicho anteriormente. Ya que la Doctrina emana de la enseñanza de los espíritus, para que desapareciese sería necesario que los espíritus dejasen de existir. Y es por eso que esta Doctrina prevalecerá siempre sobre los demás sistemas personales, que no poseen, como ella, raíces por doquier. El Libro de los Espíritus ha consolidado su prestigio porque es la expresión de un pensamiento colectivo y general.”

Firmado por Allan Kardec.






El Libro de Génesis, escrito por Allan Kardec nos indica lo siguiente tambien:


Ítem #40. El Espiritísmo presenta, como ha sido demostrado (cap. I, n.º 30), todos los caracteres del Consolador prometido por Jesús. No es, en absoluto, una doctrina individual, una concepción humana; nadie puede decirse su creador (Pues sus creadores fueron los Espíritus). Es el fruto de la enseñanza colectiva de los espíritus presididos por el Espíritu de Verdad. No suprime nada del Evangelio: lo completa y aclara. Con la ayuda de las nuevas leyes que revela, en unión con las de la ciencia, hace comprender lo que era ininteligible y admitir la posibilidad de aquello que la incredulidad tenía inadmisible. Hubo precursores y profetas que presintieron su llegada. Por su poder moralizador, prepara el reino del bien sobre la Tierra.


La doctrina de Moisés, incompleta, terminó circunscrita al pueblo judío; la de Jesús, más completa, se extendió a toda la Tierra mediante el cristianismo, pero no convirtió a todos; el Espiritismo, más completo aún, con raíces en todas las creencias, convertirá a la Humanidad.1


1. Todas las doctrinas filosóficas y religiosas llevan el nombre de la individualidad fundadora, por lo que se dice: el Mosaísmo, el Cristianismo, el Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, etc. La palabra Espiritismo, por el contrario, no involucra a ninguna persona en especial; pero sí define a una idea general que indica, al mismo tiempo, el carácter y la fuente múltiple de la Doctrina. [N. de A. Kardec.]






Claramente Allan Kardec y El Espíritu de verdad que dictó los Libros Codificados que el Espiritísmo, más completo aún, es con raíces en TODAS LAS CREENCIAS y la fuente múltiple de la doctrina, refiriéndose a que con Moisés la Doctrina fue incompleta y la de Jesús se extendió mediante el Cristianismo, pero no convirtió a todos, por lo tanto es hoy que el Espiritísmo ha de ser de todos, todas las doctrinas religiosas, "Mosaísmo, Cristianismo, Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, y yo ando los Musulmanes, los Hinduistas, los Ateos, los Laicos, los de Joaquín Trincado, los Santeros, Umbanda, en fin a "TODOS", es más incluyo, hasta los extraterrestres, Todos adelantaran sus Espíritus mediante las enseñanzas del Espiritísmo.



En el libro de Obras Póstumas, Allan Kardec, luego de haber dedicado 13 años a la Codificación Espírita, y haber codificado y publicado los 5 Libros Básicos, dijo lo siguiente refiriéndose al Espiritismo:



EL ESPIRITÍSMO NO ES UNA RELIGIÓN Constituida…



El espiritismo es una doctrina filosófica que tiene consecuencias religiosas como toda filosofía espiritualista y por esto mismo toca forzosamente las bases fundamentales de todas las religiones: Dios, el alma y la vida futura; pero no es una religión constituida, dado que no tiene culto, rito ni templo, y que entre sus adeptos ninguno ha tomado ni recibido titulo de sacerdote o sumo sacerdote. Estas calificaciones son pura invención de la crítica.


Obras Póstumas – Allan Kardec







TODOS SOMOS MÉDIUMS





Libro de Los Mediums - Sobre los Médiums - X




Todos los hombres son médiums, todos tienen un Espíritu que los orienta hacia el bien, en caso de que sepan escucharlo. Ahora bien, poco importa que algunos se comuniquen directamente con él a través de una mediumnidad especial, y que otros sólo lo escuchen a través de la voz del corazón y de la inteligencia, pues no deja de ser su Espíritu familiar quien los aconseja. Llamadlo espíritu, razón o inteligencia: en todos los casos es una voz que responde a vuestra alma y os dicta buenas palabras. Sin embargo, no siempre las comprendéis. No todos saben proceder de acuerdo con los consejos de la razón, no de esa razón que se arrastra y repta más de lo que camina, que se pierde en la maraña de los intereses materiales y groseros, sino de esa razón que eleva al hombre por encima de sí mismo y lo transporta a regiones desconocidas. Esa razón es la llama sagrada que inspira al artista y al poeta, el pensamiento divino que eleva al filósofo, el impulso que arrebata a los individuos y a los pueblos. Razón que el vulgo no puede comprender, pero que eleva al hombre y lo aproxima a Dios más que ninguna otra criatura; entendimiento que sabe conducirlo de lo conocido a lo desconocido, y le hace realizar las cosas más sublimes. Escuchad, pues, esa voz interior, ese genio bueno que os habla sin cesar, y llegaréis progresivamente a oír a vuestro ángel de la guarda, que desde lo alto del cielo os tiende la mano. Repito: la voz íntima que habla al corazón es la de los Espíritus buenos, y desde ese punto de vista todos los hombres son médiums.




Channing






Libro de Los Mediums - Capt. XVII


Amigos míos, permitidme que os dé un consejo, dado que avanzáispor un terreno nuevo, y si seguís la ruta que os indicamos no osextraviaréis. Se os ha dicho una gran verdad, que deseamos recordaros: el espiritismo es sólo una moral, y no debe salirse de los límites de la filosofía, ni más ni menos, salvo que quiera caer en el dominio de la curiosidad.


Dejad de lado las cuestiones científicas, pues la misión de los Espíritus no es resolverlas, ahorrándoos el esfuerzo de las investigaciones.


"Tratad antes de mejoraros, pues de ese modo progresaréis realmente".


San Luis






Mapa de Visitas

Horarios en comparación a Chicago