lunes, 22 de octubre de 2012

¿Tienen ALMA LOS CLONADOS?


"Dolly" la Oveja Clonada
Respetemos siempre la Vida, pues fue Dios quien nos la prestó, no era nuestra... ¿Por qué somos tan ingratos que tratamos de modificar esa vida preciosa y menospreciamos lo que Dios hizo en su Creación?

A continuación actualizo este articulo sobre el "Clon Humano", a pesar de que el diario que presenta la noticia como "Noticia Buena", mi opinión es que es "Noticia Mala". No creo que podamos detener el interés científico que quererse ser como Dios, jugando a la creación y modificación  de células  madres, tratando a crear la vida. Lamentablemente los científicos no se detienen ante el querer además modificar la vida. Como Espiritista, me circunscribo a desear que sea Dios el responsable de esa parte.

La modificación de Células Madres, no es bueno, pues le dá al hombre la oportunidad de jugar con patrones genéticos ya diseñados por Dios para la vida. esto acarreará problema con la reproducción humana.



Actualización hoy 20 de abril de 2014
Identifican una proteína clave para las células madre obtenidas por re programación  celular

Escrito por Europapress
Abril 18, 2014
FacebookCorreoTwitterImprimirMás...

Agregar leyenda
Un equipo del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha logrado identificar una proteína que resulta clave para que las células madre de pluripotencia inducida, las llamadas células iPS, obtenidas por reprogramación celular, mantengan íntegro su genoma, según los resultados que publica la revista 'Stem Cell Reports'.

Este proceso de reprogramación celular permite que células especializadas, como las nerviosas o las de la piel, pasen a un estado embrionario mediante un retroceso en su desarrollo evolutivo.
Esto requiere también una marcha atrás en la biología de sus telómeros, las estructuras que protegen los extremos de los cromosomas de modo que, mientras que en condiciones normales se erosionan con el tiempo, durante la reprogramación celular siguen la estrategia inversa y aumentan en longitud.

En este proceso, según el trabajo del Grupo de Telómeros y Telomerasa del CNIO, liderado por la directora del centro, María Blasco, han visto que la proteína SIRT1 es necesaria para el alargamiento y el mantenimiento de los telómeros durante la reprogramación celular, garantizando también la integridad del genoma de las células madre resultantes.
En 2009, el mismo laboratorio del CNIO descubrió que los telómeros aumentan en longitud durante la reprogramación celular, lo que es importante para que las células madre adquieran la inmortalidad que las caracteriza.

Un año más tarde se demostró que los niveles de la proteína SIRT1 --una proteína del tipo de las sirtuinas involucrada en el mantenimiento de los telómeros, la estabilidad genómica y la respuesta al daño en el ADN-- están aumentados en células madre embrionarias, pero faltaba por saber si participa en la reprogramación celular.

A través de modelos animales de ratón y cultivos celulares a los que se les había eliminado SIRT1, el equipo ha descubierto ahora que esta proteína es necesaria para que la reprogramación suceda de forma correcta y segura.

AYUDA A QUE SE MANTENGAN EN "BUEN ESTADO"
"Observamos reprogramación celular en ausencia de SIRT1, pero con el tiempo las iPS resultantes sufren un acortamiento progresivo de los telómeros, aberraciones en los cromosomas y daño en el ADN", dice Blasco, de modo que "ayuda a que las iPS se mantengan en buen estado", concluye.
Los autores describen que este efecto protector sobre las iPS está, en parte, mediado por el regulador c-MYC, cuya degradación viene provocada por esta proteína causando un aumento de telomerasa en las células, la enzima que incrementa la longitud de los telómeros.
El trabajo arroja luz sobre cómo la reprogramación celular garantiza el buen funcionamiento de las células madre, y ayudará a superar las barreras originadas del uso de las iPS para su implementación en medicina regenerativa.


Identifican una proteína clave para las células madre obtenidas por reprogramación celular.

Veamos el vídeo complementario de este importante tema:




        Cuando Dios nos otorgó el derecho a utilizar nuestro Libre Albedrío y nuestra intuición siempre nos proveyó lo que necesitábamos para lograr adelantar el Alma, con igual de oportunidades a todos a que lo hicieran a través de aprender a ser buenos mediante infinito numero de reencarnaciones. Que en realidad no es un número infinito sino finito de oportunidades de reencarnación si le ponemos atención a mejorarnos en Moral o Bien Común.



        Muchos Espiritas se han expresado en este tema de la Clonación Humana. Unos han sido bastante específicos en sus argumentos y otros muy simplistas a un tema de tanta repercusión en nuestro desarrollo espiritual. En mi caso me lancé a verificar en el mundo espiritual que nos tenía que aconsejar en este tema delicado.

 

Mientras hacía mis investigaciones me he percatado que en términos espirituales la única organización que ha dado un DETENTE al Mundo Científico para que no se legalice los procedimientos de Clonación Humana, ha sido la religión Católica, y sí; han logrado detener los avances hacia esa locura.



Precisamente esta madrugada mientras dialogaba con un amigo Español y a eso de las 3:20 am, me llegó el mensaje PSICOGRÁFICO que estaba esperando y que he de compartir en esta reflexión.


        Antes de entrar al tema en detalles, quisiera presentar cual es el “issue” de lo que significa La Clonación Humana, comencemos con “Dolly” la famosa oveja que impactó a toda la comunidad internacional cuando fue anunciada la realidad de su existencia 6 meses después de haber ocurrido es procedimiento de Clonación de “Dolly”, vamos a referirnos a lo que esta publicado en WIKIPEDIA sobre este tema.




Oveja Dolly

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Los restos disecados de “Dolly” están expuestos en el Museo Real de Escocia.
La oveja Dolly (5 de julio de 199614 de febrero de 2003) fue el primer mamífero clonado a partir de una célula adulta. Sus creadores fueron los científicos del Instituto Roslin de Edimburgo (Escocia), Ian Wilmut y Keith Campbell. Su nacimiento no fue anunciado hasta siete meses después, el 23 de febrero de 1997.[1]

La historia de "Dolly"


Fue en realidad una oveja resultado de una combinación nuclear desde una célula donante diferenciada a un óvulo no fecundado y anucleado (sin núcleo). La célula de la que venía Dolly era una célula ya diferenciada o especializada, procedente de un tejido concreto, la glándula mamaria, de un animal adulto (una oveja Fin Dorset de seis años), lo cual suponía una novedad. Hasta ese momento se creía que sólo se podían obtener clones de una célula embrionaria, es decir, no especializada.
Cinco meses después nacía Dolly, que fue el único cordero resultante de 277 fusiones de óvulos anucleados con núcleos de células mamarias donde se encontraron restos de sangre.



Dolly vivió siempre en el Instituto Roslin. Allí fue cruzada con un macho Welsh Mountain para producir seis crías en total. De su primer parto nace "Bonnie", en abril de 1998.[1] Al año siguiente, Dolly produce mellizos: "Sally" & "Rosie", y en el siguiente parto trillizos: "Lucy", "Darcy" & "Cotton".[2] En el otoño de 2001, a los cinco años, Dolly desarrolla artritis comenzando a caminar dolorosamente, siendo tratada exitosamente con medicamentos antiinflamatorios.[3]

Muerte de "Dolly"


El 14 de febrero de 2003, Dolly fue sacrificada debido a una enfermedad progresiva pulmonar.[4] Piénsese que un animal de la raza Finn Dorset como era Dolly tiene una expectativa de vida de cerca de 11 a 12 años, pero Dolly vivió sólo seis años y medio. La necropsia mostró que tenía una forma de cáncer de pulmón llamada Jaagsiekte, que es una enfermedad de ovejas, y está causada por el retrovirus JSRV.[5] Los técnicos de Roslin no han podido certificar que haya conexión entre esa muerte prematura y el ser clon, pues otras ovejas de la misma manada sufrieron y murieron de la misma enfermedad.[4] Tales enfermedades pulmonares son un particular peligro en las estabulaciones internas, como fue la de Dolly por razones de seguridad.


Sin embargo, algunos han especulado que había un factor agravante al deceso de Dolly y era que tenía una edad genética de seis años, la misma edad de la oveja de la cual fue clonada.[6] Una base para esta idea fue el hallazgo de sus telómeros cortos, que son generalmente el resultado del proceso de envejecimiento.[7] [8] Sin embargo, el Roslin Institute ha establecido que los controles intensivos de su salud no revelaron ninguna anormalidad en Dolly que pudieran pensar en envejecimiento prematuro.[6]

Véase también

Veamos ahora en detalle los diferentes procedimientos de Clonación conocidos, según WIKIPEDIA:


Clonación (biología)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Para otros usos de este término, véase Clonación (desambiguación).
La clonación (del griego κλών, "retoño, rama")[1] puede definirse como el proceso por el que se consiguen, de forma asexual,[2] copias semejantes de un organismo, célula o molécula ya desarrollado.
Se deben tomar en cuenta las siguientes características
  • En primer lugar se necesita clonar las moléculas, ya que no se puede hacer un órgano o parte del "clon" si no se cuenta con las moléculas que forman a dicho ser.
  • Ser parte de un animal ya "desarrollado", porque la clonación responde a un interés por obtener copias de un determinado animal, y sólo cuando es adulto se pueden conocer sus características.
  • Por otro lado, se trata de crearlo de forma asexual. La reproducción sexual no permite obtener copias idénticas, ya que este tipo de reproducción por su misma naturaleza genera diversidad.

Clonación Molecular

La clonación molecular se utiliza en una amplia variedad de experimentos biológicos y las aplicaciones prácticas van desde la toma de huellas dactilares a producción de proteínas a gran escala.

En la práctica, con el fin de amplificar cualquier secuencia en un organismo vivo, la secuencia a clonar tiene que estar vinculada a un origen de replicación; que es una secuencia de ADN.

Transfección

Se introduce la secuencia formada dentro de células.

Selección

Finalmente se seleccionan las células que han sido transfectadas con éxit0 con el nuevo ADN. Inicialmente, el ADN de interés necesita ser aislado de un segmento de ADN de tamaño adecuado. Posteriormente, se da el proceso de ligación cuando el fragmento amplificado se inserta en un vector de clonación: El vector se linealiza (ya que es circular), usando enzimas de restricción y a continuación se incuban en condiciones adecuadas el fragmento de ADN de interés y el vector con la enzima ADN ligasa.

Tras la ligación del vector con el inserto de interés, se produce la transfección dentro de las células, para ello las células transfectadas son cultivadas; este proceso, es el proceso determinante, ya que es la parte en la que vemos si las células han sido transfectadas exitosamente o no.

Tendremos que identificar por tanto las células transfectadas y las no transfectadas, existen vectores de clonación modernos que incluyen marcadores de resistencia a los antibióticos con los que sólo las células que han sido transfectadas pueden crecer. Hay otros vectores de clonación que proporcionan color azul/ blanco cribado. De modo, que la investigación de las colonias es necesaria para confirmar que la clonación se ha realizado correctamente.

Clonación celular

Clonar una célula consiste en formar un grupo de ellas a partir de una sola. En el caso de organismos unicelulares como bacterias y levaduras, este proceso es muy sencillo, y sólo requiere la inoculación de los productos adecuados.

Sin embargo, en el caso de cultivos de células en organismos multicelulares, la clonación de las células es una tarea difícil, ya que estas células necesitan unas condiciones del medio muy específicas.

Una técnica útil de cultivo de tejidos utilizada para clonar distintos linajes de células es el uso de aros de clonación (cilindros).

De acuerdo con esta técnica, una agrupación de células unicelulares que han sido expuestas a un agente mutagénico o a un medicamento utilizado para propiciar la selección se ponen en una alta dilución para crear colonias aisladas; cada una proviniendo de una sola célula potencialmente y clónicamente diferenciada.

En una primera etapa de crecimiento, cuando las colonias tienen sólo unas pocas células; se sumergen aros estériles de poliestireno en grasa, y se ponen sobre una colonia individual junto con una pequeña cantidad de tripsina.
Las células que se clonan, se recolectan dentro del aro y se llevan a un nuevo contenedor para que continúe su crecimiento en forma natural.

Clonación de organismos de forma natural

La clonación de un organismo es crear un nuevo organismo con la misma información genética que una célula existente. Es un método de reproducción asexual, donde la fertilización no ocurre. En términos generales, sólo hay un progenitor involucrado. Esta forma de reproducción es muy común en organismos como las amebas y otros seres unicelulares, aunque la mayoría de las plantas y hongos también se reproducen asexualmente.

También se incluye la obtención de gemelos idénticos de manera natural. Se considera como una alteración espontánea durante el desarrollo embrionario, ignorándose su causa, aunque existe una correlación familiar estadísticamente significativa.

Gemelación artificial

Este tipo de clonación consiste en tomar un embrión de hasta 8 células y generar embriones idénticos preimplantatorios (se podrían generar hasta 8 embriones idénticos, uno a partir de cada blastómera). Las blastómeras biopsiadas del embrión original se introducen individualmente o de dos en dos en una zona pelúcida vacía (puede proceder de otro animal, pues después el embrión sale de ella), o en una cubierta artificial (ZPA), y de cada uno se generan embriones idénticos al original (clones).

En veterinaria se lleva haciendo más de 30 años (para preservar las razas puras y mantener los caracteres deseados de un determinado animal), sin embargo, al considerarse una clonación, está totalmente prohibido en humanos, principalmente porque los embriones humanos pueden morir durante el proceso. Si se legalizase esta técnica, el rendimiento por ciclo de fecundación in vitro (FIV) aumentaría espectacularmente, pues se podrían obtener muchos más embriones y fácilmente; además ya no sería necesario someter a las mujeres a tratamientos fuertes de estimulación ovárica, pues a partir de un sólo embrión podrían obtener hasta 8 clones: se transfiere uno y los otros se congelarían, para poder ser transferidos años después o como reserva de seguridad, por si el hijo necesita células madre para el tratamiento de alguna enfermedad.
En la película Los niños del Brasil se explica lo que la Ciencia sabía en los años 80 sobre la clonación.

Separación de blastómeros para estudios de diagnóstico prenatal

En algunas especies, como los equinos, se ha utilizado la separación de blastómeros de embriones previos a su implantación para efectuar estudios de diagnóstico de enfermedades genéticas. En ellos se ha determinado la viabilidad de los embriones analizados después de su transferencia en hembras receptoras, encontrándose tasas de gestación de 21%. La técnica de separación de los blastómeros implica la remoción de la zona pelúcida, ya sea por métodos químicos, mecánicos o enzimáticos, para posteriormente obtener los blastómeros mediante aspiración, extrusión o disminución de sus interacciones en soluciones libres de Ca2+ y Mg2+. En humanos la separación y cultivo de blastómeros aislados también han sido utilizados en estudios de biopsias de embriones en diferentes etapas de segmentación con la finalidad de dar alternativas a los estudios de diagnóstico prenatal, evaluando a su vez el desarrollo embrionario in vitro con el propósito de que se seleccionen los mejores embriones capaces de desarrollarse en blastocistos y congelarlos mientras se evalúan sus blastómeros aislados.

Clonación reproductiva


La clonación reproductiva es la clonación propiamente dicha, y se basa en la creación de una copia genéticamente idéntica a una copia actual o anterior de un ser humano o animal. Es técnicamente posible, pues se ha conseguido en animales, aunque tiene bajo rendimiento y conlleva ciertos riesgos, como por ejemplo, problemas epigenéticos (síndrome LOS: el clon crece mucho más, que el animal original) y de senescencia. Este tipo de clonación está absolutamente prohibido en humanos, pues no tiene ningún sentido terapéutico, aparte de que al no ser una técnica perfeccionada, pueden morir los embriones humanos en el proceso.

En 1996, fue clonada la oveja Dolly. Fue el primer mamífero clonado a partir del ADN derivado de una adulta en vez de ser utilizado el ADN de un embrión. Pero aunque Dolly tenía una apariencia saludable, se cuestionaba que envejeciera antes que una oveja normal, es decir, que la fuente (Dolly) trasmitió su edad celular al clon. Además fueron necesarios 277 embriones para producir este nacimiento.

Sin embargo, algunos han especulado que había un factor agravante al deceso de Dolly y era que tenía una edad genética de seis años, la misma edad de la oveja de la cual fue clonada. Una base para esta idea fue el hallazgo de sus telómeros cortos, que son generalmente el resultado del proceso de envejecimiento. Sin embargo, el Roslin Institute ha establecido que los controles intensivos de su salud no revelaron ninguna anormalidad en Dolly que pudieran pensar en envejecimiento prematuro.

Clonación terapéutica (o andropática)

La clonación terapéutica está legalizada actualmente, puesto que tiene fines médicos, el tratamiento de enfermedades. Este tipo de clonación consiste en fusionar el núcleo de una célula adulta (madre o diferenciada) y un ovocito enucleado para crear un embrión a partir del que se aislan células madre embrionarias compatibles con el futuro receptor del tejido.

Las células madre se aislan de la masa celular interna del embrión clonado una vez alcanzado el estado de blastocisto. Estas células madre poseen la misma dotación genética que el paciente del que se tomó la célula adulta, por lo que expresará su misma dotación antigénica (proteínas superficiales de reconocimiento), de forma que podremos evitar una reacción inmunológica de rechazo al trasplantarle el tejido obtenido a partir de ellas (se puede inducir la diferenciación de estas células madre hasta el tipo celular deseado, para formar un tejido determinado). Una vez que se han extraído las células madre de la masa celular interna, se destruye el embrión clonado.

En enero de 2008, se anunció que se habían creado 5 embriones clonados a partir de células de piel humana, con vistas a proporcionar una fuente viable de células madre embrionarias para el tratamiento de enfermedades; valiéndose de la misma técnica que dio origen a la oveja Dolly, científicos de la empresa californiana Stemagen Corporation (con sede en La Jolla, California), encabezados por Andrew French, han empleado las células de la piel de dos varones adultos así como los óvulos de tres mujeres jóvenes (entre 20 y 24 años) que se estaban sometiendo a un tratamiento de fertilidad.[3]

El objetivo de la investigación de la clonación humana nunca ha sido el de clonar personas o crear bebés de reserva.[4] La investigación tiene como objetivo obtener células madre para curar enfermedades.[5]

Clonación de sustitución

Un cuarto tipo de clonación sería la llamada clonación de sustitución que sería una combinación de la clonación reproductiva y la clonación terapéutica. En este tipo de clonación se produciría la clonación parcial de un tejido o una parte de un humano necesaria para realizar un trasplante.

Clonación de especies extintas y en  peligro de extinción

La clonación de especies extintas, ha sido un sueño para muchos científicos. Uno de los objetivos previstos para la clonación fue el mamut lanudo, pero los intentos de extraer ADN de mamuts congelados no han tenido éxito, aunque un equipo ruso-japonés está trabajando en ello.

En 2001, una vaca llamada Bessie dio a luz a un gaur ( un bisonte indio) clonado de Asia, una especie en peligro, pero el ternero murió después de dos días.

En 2003, un banteng (tipo de toro) fue clonado con éxito, además también fueron clonadas con éxito tres fieras de África a partir de embriones congelados. Estos éxitos han dado esperanzas sobre la posibilidad de que otras especies extintas puedan ser clonadas. De cara a esta posibilidad; las muestras de tejidos del último bucardo (cabra montesa) fueron congeladas rápidamente tras su muerte.
Los investigadores también están considerando la clonación de especies en peligro de extinción como el panda gigante, el ocelote, y guepardos.
En 2002, los genetistas en el Museo Australiano anunciaron que habían replicado el ADN del Tigre de Tasmania, extinto hace 65 años con la reacción en cadena de la polimerasa. Sin embargo en el año 2005, tuvieron que parar el proyecto ya que las células no se habían conservado bien.

Uno de los obstáculos en el intento de clonar especies extintas es la necesidad de mantener el ADN en perfecto estado, muy bien conservado.

Consideraciones éticas a la Clonación

Argumentos a favor de la Clonación humana terapéutica

El aumento de la esperanza de vida de los seres humanos ha provocado un notable aumento de las enfermedades crónicas o degenerativas, como las enfermedades cardíacas, el alzheimer o el cáncer. El principal problema es que estas enfermedades afectan a partes del organismo que, debido a un aumento de la longevidad o al daño irreversible sufrido, el cuerpo no puede regenerar por sí solo. Una solución a estas enfermedades puede ser la clonación terapéutica, al ser una especialización del tratamiento con células madre. Cuando un órgano o tejido ha sido dañado es necesario regenerarlo o realizar un trasplante, pero los trasplantes tienen varias dificultades, como la dificultad para encontrar donantes, el posible rechazo inmunitario o la imposibilidad de trasplantar ciertos tejidos u órganos.[6]

La clonación terapéutica ofrece grandes posibilidades, aún en investigación, para aplicarse en sustitución a los trasplantes u otras terapias poco efectivas contra enfermedades graves. La obtención de células embrionarias de un individuo, para utilizarlas en beneficio de su propia salud, supone una posibilidad de curación que es tomada en consideración, por el derecho a la salud que tienen los seres humanos, según la Organización Mundial de la Salud[7]

Punto de vista de la Iglesia católica

Tras la intervención realizada por los científicos Ian Wilmut y Keith Campbell en la Oveja Dolly, el Vaticano publicó un documento titulado Reflexiones sobre la clonación. En este documento se da una condena firme de cualquier experimentación con seres humanos o con sus células con fines de clonación humana:[8]
La clonación humana se incluye en el proyecto del eugenismo y, por tanto, está expuesta a todas las observaciones éticas y jurídicas que lo han condenado ampliamente.
'Pontificia Academia Pro Vita (El Vaticano, 1997): Reflexiones sobre la clonación humana, cap. 3.
La condena que la Iglesia católica hace de la clonación humana parte del hecho de que tal técnica científica manipula y excluye la creencia católica de la relacionalidad y complementariedad propias de la procreación humana, instrumentalizaría al embrión y a la mujer que ha de llevar al individuo clonado en su útero y pervertiría las relaciones fundamentales de la persona humana (las propias del parentesco) que desde el punto de vista de la religión católica, son la base misma de una sociedad saludable. Sugiere que la clonación podría llevar a una sociedad enferma.

Unido a todo eso, el documento indica que la clonación humana reafirma la posición de que las personas pueden dominar la existencia de otras incluso programando su identidad biológica, una suerte de tiranía por la ciencia que ninguna persona tiene el derecho de hacer.

Finalmente, la Iglesia católica sostiene la teoría de que permitir la clonación humana implicaría una violación de los principios fundamentales de los derechos del hombre: la igualdad entre los seres humanos y la no discriminación.

Esta posición de la Iglesia católica se hizo patente desde la encíclica Humanae Vitae escrita por S.S. Pablo VI el Jueves 25 de julio de 1968[8]

Véase también


Que nos dice el Libro de Los Espíritus?


El Libro de Los Espíritus

II.- Unión del alma con el cuerpo

344. ¿En qué momento se une el alma al cuerpo?
- La unión comienza en la concepción, pero sólo es completa en el instante del nacimiento. Desde el momento de la concepción, el Espíritu designado para habitar determinado cuerpo se une a él por una lazo fluídico que va estrechándose, cada vez más, hasta el instante en que la criatura es dada a luz. El grito que lanza entonces el recién nacido anuncia que ha pasado a formar parte de los vivientes y servidores de Dios.

345. La unión entre Espíritu y cuerpo ¿es definitiva desde el momento de la concepción? Durante ese período inicial ¿podría el Espíritu renunciar a habitar el cuerpo que se le asignó?
- La unión es definitiva, en el sentido de que otro Espíritu no podría sustituir al que ha sido designado para ese cuerpo. Pero, como los vínculos que los unen son muy débiles, se quiebran con facilidad, y esto puede suceder por voluntad del Espíritu, que retrocede ante la prueba que ha escogido. En tal caso, el niño no vive.

346. ¿Qué acontece al Espíritu si el cuerpo que había elegido muere antes de nacer?
- Opta por otro.

346 a. ¿Cuál puede ser la utilidad de esas muertes tan prematuras?
- Las imperfecciones de la materia suelen ser casi siempre la causa de tales muertes.

347. ¿Qué beneficio podrá reportar a un Espíritu su reencarnación en un cuerpo que fallece pocos días después de su nacimiento?
- El Ser no tiene suficientemente desarrollada la conciencia de su existencia. La importancia de la muerte es casi nula. Constituye a menudo, como ya lo hemos dicho, una prueba para los padres.

348. ¿Sabe el Espíritu de antemano que el cuerpo que escogió no tiene posibilidades de vivir?
- Algunas veces lo sabe, pero si lo ha elegido por ese mismo motivo, es por ello que se echa atrás ante la prueba.

349. Cuando una reencarnación se ve frustrada para el Espíritu, debido a cualquier causa, ¿se suple inmediatamente con otra existencia?
- No siempre en forma inmediata. El Espíritu necesita tiempo para escoger de nuevo, a menos que la reencarnación instantánea no provenga de una determinación anterior.

350. Una vez unido al cuerpo del niño, y cuando ya no puede retroceder, ¿lamenta a veces el Espíritu la elección que ha hecho?
- ¿Quieres decir que, si como hombre, se queja él de la vida que lleva? ¿Si desearía que fuese diferente? Sí. Pero, en lo que respecta a deplorar la elección realizada, no, pues no sabe que la hizo él mismo. Una vez encarnado, el Espíritu no puede lamentar una elección de la que ya no tiene conciencia. Pero tal vez encuentre la carga demasiado pesada, y si cree que ésta excede sus fuerzas, entonces recurre al suicidio.

351. En el intervalo que media entre la concepción y el nacimiento ¿goza el Espíritu de la totalidad de sus facultades?
- Más o menos, según lo avanzado del proceso, porque no está todavía encarnado, pero sí unido. Desde el instante mismo de la concepción empieza la turbación a apoderarse del Espíritu, el cual queda advertido por ello de que ha llegado la hora de iniciar una nueva existencia. Esa turbación va en aumento hasta el instante en que el niño nace. En el ínterin, su situación es más o menos la de un Espíritu encarnado durante el sueño del cuerpo. Conforme se aproxima la hora del nacimiento, sus ideas se van esfumando, así como el recuerdo del pasado, del cual ya no tiene conciencia cuando es hombre, una vez ingresado a la vida corporal. Mas ese recuerdo le volverá poco a poco a la memoria, cuando se encuentre en su estado de Espíritu desencarnado.

352. En el momento de renacer ¿recobra el Espíritu de inmediato la plenitud de sus facultades?
- No, sino que éstas se van desarrollando en forma gradual, conjuntamente con los órganos asociados. Se trata, para él, de una nueva vida. Precisa aprender a servirse de sus instrumentos. Las ideas le vuelven de manera paulatina, como en un hombre que sale del sueño y se encuentra en una postura diferente de la que tenía antes de dormirse.

353. Puesto que la unión del Espíritu con el cuerpo sólo se consuma completa y definitivamente después del nacimiento, ¿podemos considerar al embrión como poseyendo un alma?
- El Espíritu que debe animarlo existe, en cierto modo, fuera de él. No tiene pues, hablando con propiedad, un alma, ya que la encarnación está sólo en vías de operarse. Pero se encuentra unido al alma que debe poseer.

354. ¿Cómo se explica la vida intrauterina?
- Es la de la planta que vegeta. El embrión vive la existencia animal. El hombre, en cambio, poseerá en sí la vida animal y la vegetal, que al nacer completa con la espiritual.

355. ¿Hay, como la ciencia lo indica, niños que desde el seno materno no tienen posibilidades de vivir? Y ¿con qué objeto sucede esto?
- Ocurre a menudo, y Dios lo permite a título de prueba, ya sea para los progenitores, o bien para el Espíritu asignado para ocupar ese cuerpo.

356. ¿Hay niños nacidos muertos que no estaban destinados a la encarnación de un Espíritu?
- Sí, los hay que no tuvieron jamás asignado a su cuerpo un Espíritu. Para ellos nada debía realizarse. En tal caso, sólo por los padres llegó ese niño.

356 a. Un ser de tal naturaleza ¿puede llegar al tiempo normal de nacimiento?
- Sí, en ocasiones, pero entonces no vive.

356 b. Todo niño que ha sobrevivido a su nacimiento ¿tiene pues, por fuerza, un Espíritu encarnado en él?
- ¿Qué podría ser sin Espíritu?  No sería un ser humano.

357. ¿Cuáles son, para el Espíritu, las consecuencias del aborto?
Una existencia nula, que habrá de reiniciarse.

358. El aborto provocado ¿constituye un crimen, sea cual fuere el grado de desarrollo del proceso de gestación?
Siempre hay crimen, desde que trasgredís la ley de Dios. La madre, o cualquier otra persona, cometerán en todos los casos un crimen al quitar la vida al niño antes de su nacimiento, porque ello equivale a impedir al alma que afronte las pruebas cuyo instrumento debía ser el cuerpo.

359. En los casos en que la vida de la madre corre peligro si el niño nace, ¿es un crimen sacrificar a este último para salvar a aquélla?
- Resulta preferible sacrificar al ser que no existe y no al ser que existe.

360. ¿Es racional dispensar al embrión las mismas consideraciones que al cuerpo de una criatura que ha vivido?
- Ved en todo esto la voluntad de Dios y su obra. No tratéis, pues, con ligereza las cosas que debéis respetar. ¿Por qué no respetar aquellas obras de la Creación que han quedado truncas, a veces por voluntad mismo del Creador?  Ello está dentro de sus designios, que nadie está llamado a juzgar.


CAPÍTULO XI
Génesis espiritual
El principio espiritual

1. La existencia del principio espiritual es un hecho que no necesita demostración, tal cual acontece con el principio material. En cierta forma se trata de una verdad axiomática: se constata por sus efectos, al igual que la materia por los que le son propios. De acuerdo con el principio que reza: Si todo efecto tiene una causa, todo efecto inteligente tiene una causa inteligente. No hay quien no haga la diferencia entre el movimiento mecánico de una campana agitada por el viento y el movimiento de esa misma campana destinado a producir una señal, una advertencia que testimonia, por eso mismo, un pensamiento, una intención. Ahora bien, como a nadie se le puede ocurrir atribuir el pensamiento a la materia de la campana, se concluye de esto que se mueve gracias a una inteligencia que se sirve de ella como instrumento para manifestarse. Por la misma causa, nadie atribuye el pensamiento al cuerpo de un hombre muerto. Si el hombre vivo piensa, es porque hay algo en él que ya no está una vez que muere. La inteligencia que hace mover a la campana está fuera de ella, mientras que la que hace actuar al hombre está en él mismo; ésa es la diferencia.

2. El principio espiritual es el corolario de la existencia de Dios. Sin ese principio, Dios no tendría razón de ser, ya que es tan inconcebible imaginar a la soberana inteligencia reinando durante la eternidad sobre la materia bruta, como suponer a un monarca terrestre gobernando durante toda su existencia sobre trozos de roca. No podemos admitir a Dios sin los atributos esenciales de la Divinidad: justicia y bondad; mas esas cualidades resultarían inútiles si sólo se ejercieran sobre la materia.

3. Por otra parte, Dios no sería soberanamente justo y bueno si crease seres inteligentes y sensibles para arrojarlos a la nada, después de algún tiempo de sufrimientos, sin ninguna compensación y gozara su vista como una sucesión infinita de seres que nacen sin haberlo pedido, toman conciencia de sí mismos sólo para conocer el dolor y luego se apagan para siempre después de una efímera existencia. Sin la supervivencia del ser pensante, los sufrimientos de la vida serían, por parte de Dios, una crueldad sin finalidad. He aquí por qué el materialismo y el ateísmo se complementan: al negar la causa, no admiten el efecto, y al negar el efecto, no pueden admitir la causa. El materialismo es consecuente consigo mismo, si bien no lo es con la razón.

4. La idea de la perpetuidad del ser espiritual es innata en el hombre. Es, a la vez, una intuición y una aspiración del ser humano. Éste comprende que solamente en ella reside la compensación por las miserias de la vida, y ésa es la razón por la cual siempre ha habido y habrá más espiritualistas que materialistas, más cantidad de deístas que ateos. A la idea intuitiva y al poder del razonamiento, el Espiritismo suma la sanción de los hechos, la prueba material de la existencia del ser espiritual, de su supervivencia, de su inmortalidad y de su individualidad, precisando y definiendo lo que anteriormente era vaga y abstracta. Nos muestra al ser inteligente actuando fuera de la materia, durante o después de la vida corporal.

5. ¿Son una sola y misma cosa el principio espiritual y el principio vital?
Partiendo, como siempre, de la observación de los hechos, diremos que si el principio vital fuese inseparable del principio inteligente, se los podría confundir. Pero, ya que existen seres que viven y no piensan, como las plantas; cuerpos humanos aún animados por la vida orgánica, pero que ya no manifiestan pensamiento alguno; movimientos vitales que se producen en el ser vivo independientemente de todo acto de voluntad; vida orgánica que sigue activa durante el sueño, mientras que la vida intelectual no presenta signos exteriores, diremos que la vida orgánica reside en un principio inherente a la materia e independientemente de la vida espiritual, que es propia del espíritu; y siendo que el espíritu, a su vez, es dueño de una vitalidad ajena a la materia, resulta, por consiguiente, que esta doble vitalidad reposa dos principios diferenciados el uno del otro (cap. X, n.º 16 a 19).

6. El principio espiritual, ¿proviene del elemento cósmico universal, o será sólo una transformación, un modo de existencia de ese elemento, como lo son la luz, la electricidad y el calor? Si fuese así, el principio espiritual sufriría las vicisitudes de la materia; se extinguiría por la desagregación, como ocurre con el principio vital. El ser inteligente poseería una existencia momentánea y similar a la del cuerpo, y después de la muerte volvería a la nada, o lo que sería igual, al todo universal, lo cual se constituiría en la afirmación de las doctrinas materialistas. Las propiedades sui generis que reconocemos en el principio espiritual prueban que tiene una existencia propia e independiente, ya que si se originase en la materia no poseería tales propiedades. Siendo que la inteligencia y el pensamiento no pueden ser atributos de la materia, remontándonos de los efectos a las causas llegamos a la conclusión de que el elemento material y el espiritual son los dos principios constitutivos del Universo. El Elemento espiritual individualizado conforma a los seres llamados espíritus, al igual que el elemento material individualizado constituye los diversos cuerpos orgánicos e inorgánicos de la Naturaleza.

7. Ya hemos admitido al ser espiritual y no podemos aceptar que su origen esté en la materia; pues bien, ¿cuál es, entonces, su punto de partida?
En este terreno, los medios de investigación se equivocan, como en todo lo que se refiere al principio de las cosas. El hombre sólo es capaz de constatar aquello que existe. Sobre el resto, únicamente puede emitir hipótesis. Y ya sea porque este conocimiento sobrepasa el alcance de su inteligencia actual o porque tal conocimiento le pueda resultar ahora inútil o inconveniente. Dios no se lo concede ni siquiera por medio de la revelación. Lo que Dios revela a los hombres por intermedio de sus mensajeros y que, por otra parte, ellos mismos podrían deducir por sí del principio de la justicia soberana, que constituye uno de los atributos esenciales de la Divinidad, es que todos tienen un mismo punto de partida. Todos son creados simples e ignorantes y con idéntica aptitud para progresar mediante su actividad individual; que todos alcanzarán el grado de perfección compatible con la criatura gracias a sus esfuerzos personales y que todos, hijos de un mismo Padre, son objeto de igual solicitud, razón por la cual nadie recibe privilegios o dones especiales ni nadie está exento del trabajo que le es impuesto a los demás para alcanzar la meta.

8. Así como Dios creó los mundos materiales de toda eternidad, también creó seres espirituales eternos: de otro modo, los mundos materiales no tendrían finalidad. Se podría llegar a concebir a los seres espirituales sin mundos materiales, pero nunca a éstos sin seres espirituales. La finalidad de los mundos materiales es abastecer a los seres espirituales de los elementos de trabajo para el desarrollo de su inteligencia.

9. El progreso es la condición normal de los seres espirituales y la perfección relativa la meta que deben alcanzar. Ahora bien, como Dios ha creado de toda eternidad y crea sin cesar eternamente, hay seres que ya han logrado llegar al punto culminante de la escala. Antes de que la Tierra existiese, ya los mundos sucedían a los mundos. Cuando la Tierra salió del caos de los elementos, el espacio estaba poblado por seres espirituales de diferentes órdenes, desde quienes nacían a la vida hasta aquellos que ocupaban ya un lugar entre los espíritus puros, vulgarmente llamados ángeles.

Unión del principio espiritual con la materia

10. La materia debía ser el objeto de trabajo del espíritu, a efectos del desarrollo de sus facultades. Pero era necesario que éste pudiese actuar sobre aquélla, razón por la cual fue destinado a habitarla, así como el leñador habita en el bosque. La materia sería, a la vez, el objeto e instrumento de trabajo. Pero Dios no quiso unir al espíritu con la piedra rígida, sino que prefirió crear cuerpos organizados, flexibles y capaces de recibir los impulsos de la voluntad, que se prestasen a todos los movimientos.  El cuerpo es, a la vez, envoltura e instrumento del espíritu, y a medida que éste adquiere nuevas aptitudes se reviste de la materia apropiada al nuevo tipo de trabajo que deba realizar, exactamente como un obrero a medida que perfecciona su obra se vale de instrumentos más delicados.

11. Para ser más exactos, diremos que el espíritu mismo da forma a su envoltura y la adecúa a sus nuevas necesidades, perfeccionándola. Desarrolla y completa su organismo a medida que siente la necesidad de manifestarse nuevas facultades, es decir, posee el instrumento acorde con su inteligencia. Dios le hace entrega de los materiales; él los pone a trabajar; por ese motivo, las razas más avanzadas poseen un organismo o, si se prefiere, un órgano cerebral más perfeccionado que el de las razas primitivas. También se explica de esta manera el sello especial que el carácter del espíritu imprime a los rasgos de la fisonomía y a los gestos del cuerpo (cap. VIII: “El alma de la Tierra”).

12. Desde el instante en que un espíritu nace a la vida espiritual, debe hacer uso de sus facultades para poder avanzar. En un comienzo estas facultades son rudimentarias, revistiendo una envoltura corporal apropiada a su estado de infancia intelectual, mas a medida que sus fuerzas aumentan deja la vieja envoltura para revestir otra. Ahora bien, como en todos los tiempos ha habido mundos y éstos dieron nacimiento a cuerpos organizados, apropiados para recibir espíritus, en todos los tiempos éstos, fuese cual fuere su grado de adelantamiento, hallaron los elementos necesarios para la vida carnal.

13. Al ser exclusivamente material, el cuerpo sufre las vicisitudes de la materia. Después de haber trabajado durante algún tiempo, se desorganiza y descompone. Al no hallar elemento para su actividad, el principio vital se extingue y el cuerpo muere. Para el espíritu, el cuerpo privado de vida carece de utilidad. Entonces o abandona, como se deja una casa en ruinas o un traje ajado por el uso.

14. El cuerpo sólo es una envoltura destinada a alojar al espíritu. Poco importa su origen o los elementos que lo conforman. Aunque el cuerpo del hombre sea una creación especial, está constituido por los mismos que integran los cuerpos de los animales y es animado por el mismo principio vital, es decir, activado por idéntico fuego, así como es iluminado por la misma luz y está sujeto a vicisitudes de igual tenor e idénticas necesidades: estas aseveraciones nadie las pone en duda. Si consideramos únicamente a la materia, haciendo abstracción del espíritu, no hay nada en el hombre que lo distinga del animal. Pero si hacemos la distinción entre el habitante y la habitación, todo cambia fundamentalmente. Aunque un noble vive en la choza del campesino o vista el sayal del pastor, seguirá siendo un gran señor. Lo mismo sucede con el hombre. No es su vestido de carne el que lo eleva por sobre la bestia y lo convierte en un ser especial, sino su ser espiritual, su espíritu.

Hipótesis sobre el origen del cuerpo humano

15. De la similitud existente en las formas exteriores de los cuerpos del hombre y el mono, ciertos fisiólogos dedujeron que el primero es una mera transformación del segundo. Esta hipótesis no tiene nada de imposible, y, si fuese cierta, la dignidad del hombre no sufriría por ello menoscabo alguno. Los cuerpos de los simios pudieron muy bien haber servido de vestimenta a los primeros espíritus humanos, necesariamente poco adelantados, que vinieron a encarnar en nuestro globo. El cuerpo del simio era más aproximado que el de ningún otro animal para satisfacer las necesidades y poder ejercitar las facultades de aquellos espíritus. En vez de crearse un vestido especial para el espíritu, éste encontró uno ya hecho. El espíritu ha podido vestir la piel del mono sin dejar de ser un espíritu humano, así como el hombre, aun cuando vista la piel de ciertos animales, continúa siendo hombre. Por supuesto que este desarrollo corresponde a una hipótesis, de ninguna manera pretendo establecer un principio. Me ocupo de esta teoría para demostrar que el origen del cuerpo no perjudica al espíritu, que es el ser principal, y agrego, además, que la similitud entre ambos cuerpos no implica paridad de espíritus.

16. Al admitir esta hipótesis, podemos decir que bajo la influencia y por efecto de la actividad intelectual de su nuevo habitante la envoltura se modificó, embelleciéndose en los detalles y conservando, al mismo tiempo, la forma general del conjunto (n.º 11). Al procrearse, los cuerpos embellecidos se reprodujeron siguiendo las nuevas condiciones, como ocurre con los árboles injertados. Dieron nacimiento a una nueva especie que, poco a poco, se fue alejando del tipo primitivo a medida que el espíritu fue progresando. El espíritu del simio que no fue aniquilado continuó procreando cuerpos de simios, así como el fruto del borde reproduce bordes, mientras que el espíritu humano procreó cuerpos de hombres, variantes del primer modelo del cual surgió. El tronco se bifurcó, produjo un retoño, y ese retoño se convirtió en tronco. En la Naturaleza no existen las transiciones bruscas, por lo tanto, es probable que los primeros hombres que poblaron la Tierra hayan diferido muy poco del mono en su forma exterior y tampoco demasiado por su inteligencia. Actualmente existen salvajes que por la longitud de sus brazos y pies y la conformación de la cabeza se asemejan notablemente al simio, sólo les falta el abundante vello para completar el parecido.

Encarnación de los espíritus

17. El Espiritismo nos enseña la manera en que se opera la unión entre el espíritu y el cuerpo en la encarnación. Por su esencia espiritual, el espíritu es un ser indefinido y abstracto que no puede ejercer una acción directa sobre la materia. Necesitaba, pues, de un intermediario, y este intermediario es la envoltura fluídica que, en cierta forma, es parte integrante del espíritu y oficia de eslabón. Esta envoltura es semi - material, porque debe a la materia su origen y a la espiritualidad su naturaleza etérea. Como toda materia, es extraída del fluido cósmico universal, sufriendo en esta circunstancia una modificación especial. Esta envoltura, llamada periespíritu, transforma al espíritu en un ser concreto, definible y comprensible para el pensamiento; lo faculta para actuar sobre la materia tangible, al igual que todos los fluidos imponderables, que son los motores más poderosos. El fluido periespiritual es el lazo que une al espíritu con la materia. Durante su unión con el cuerpo, oficia de vehículo del pensamiento, transmitiendo el movimiento a las diferentes partes del organismo que actúan bajo la influencia de la voluntad y haciendo repercutir en el espíritu las sensaciones producidas por los agentes exteriores. Los nervios sirven de hilos conductores, así como en el telégrafo el hilo metálico conduce al fluido eléctrico.

18. Cuando un espíritu debe encarnar en un cuerpo humano en vías de formación, un lazo fluídico, mera extensión de su periespíritu, lo une al germen hacia el cual se siente atraído por una fuerza irresistible, desde el momento mismo de la concepción. A medida que el germen se desarrolla, la unión se intensifica. Y es bajo la influencia del principio vital material del germen que el periespíritu, poseedor de ciertas propiedades de la materia, se une, molécula a molécula, al cuerpo en formación: podríamos decir que el espíritu, por intermedio del periespíritu, crea raíces en ese germen como una planta lo hace en la tierra. Cuando el germen está enteramente desarrollado la unión es completa, siendo ese el momento en que el espíritu resurge ante la vida exterior. Por un efecto contrario, cuando este principio vital del germen deja de actuar debido a la desorganización del cuerpo, la unión, que era mantenida por una fuerza actuante, cesa en el momento en que esa fuerza deja de accionar; siendo así que el periespíritu se va soltando, molécula
a molécula, en similar trabajo al de la unión, y el espíritu recupera entonces su libertad. Por lo tanto, la partida del espíritu no causa la muerte del cuerpo, sino que, a la inversa, la muerte del cuerpo es
la que produce la partida del espíritu. Después de la muerte el espíritu conserva su integridad y todas sus facultades adquieren una penetración aún mayor; mas, sin embargo, el principio de vida se extinguió en el cuerpo, por lo que es preciso ver en ello la prueba evidente de que el principio vital y el principio espiritual son dos cosas distintas.

19. El Espiritismo nos enseña, mediante hechos que nos induce a observar, los fenómenos que acompañan a esta separación; a veces es rápida, fácil, dulce y sin dolor; en cambio, en otras oportunidades es lenta, trabajosa y terriblemente penosa, y, según el estado moral del espíritu, puede durar meses enteros.

20. Un fenómeno singular, también observado, acompaña siempre a la encarnación del espíritu. Desde el instante en que el espíritu inicia el contacto con el lazo fluídico que lo unirá al germen, la turbación comienza en él y ella va aumentando a medida que la unión se intensifica, siendo que, en los últimos momentos, el espíritu pierde totalmente la conciencia de sí mismo, de manera que jamás es testigo consciente de su nacimiento. En el momento en que el niño inicia la respiración, el espíritu comienza a recobrar sus facultades, y éstas se irán desarrollando a medida que se vayan formando y consolidando los órganos que deberán servirle para su manifestación.

21. Pero, al mismo tiempo que el espíritu recobra la conciencia de sí mismo, olvida su pasado, sin perder las facultades, las cualidades y aptitudes adquiridas anteriormente, las cuales se hallan en estado latente al reiniciar su actividad y lo ayudarán a actuar mejor de lo que lo había hecho precedentemente. Continúa conservando lo logrado gracias a su trabajo anterior: una nueva vida constituye un nuevo punto de partida, una nueva ascensión. Aquí, una vez más se manifiesta la bondad del Creador, ya que el recuerdo de un pasado, a menudo penoso o humillante, sumado a las amarguras de su nueva vida, podría angustiarlo y dificultarle el camino. Recuerda lo que ha aprendido, porque eso le resultará útil. Si a veces conserva una vaga intuición de los acontecimientos pasados, será como el recuerdo de un sueño fugitivo. Sin importar lo viejo que sea su espíritu, tenemos delante de nosotros a un hombre nuevo que se apoya en nuevos hábitos ayudado por lo ya adquirido. Cuando vuelve a la vida espiritual, su pasado se le presenta ante sus ojos, y entonces puede juzgar si ha empleado su tiempo bien o mal.

22. A pesar del olvido del pasado, no hay solución de continuidad en la vida espiritual: el espíritu es siempre él, antes, durante y después de la encarnación. Ésta es sólo una etapa especial de su existencia. El olvido persiste únicamente en la vida exterior de relación. Durante el sueño, el espíritu, liberado en parte de los lazos carnales, vuelve a la libertad y a la vida espiritual recordando, pues su visión espiritual no está oscurecida por la materia.

23. Nos preguntamos si el pueblo salvaje más atrasado, ubicado en el último grado de la intelectualidad humana será, tal vez, el punto de partida del alma humana. De acuerdo con la opinión de ciertos filósofos espiritualistas, el principio inteligente, contra parte del principio material, se individualiza y elabora pasando por los diversos grados de la animalidad. En ellos el alma se ensaya en la vida y desarrolla sus primeras facultades mediante el ejercicio: éste sería el período de incubación del alma. Alcanzado el grado máximo de desarrollo que implica este estado, recibe las facultades especiales que caracterizan al alma humana. Según esta teoría existiría filiación espiritual entre el animal y el hombre, así como hay entre ambos filiación corporal. Este sistema, basado en la gran ley de unidad que rige en la Creación, se ajusta a la justicia y bondad del Creador; otorga una salida, una meta, un destino a los animales, quienes dejan de ser seres desheredados para encontrar, en el porvenir que les está reservado, una compensación a sus sufrimientos. No es su origen lo que constituye al hombre espiritual, sino los atributos especiales de los que está dotado cuando entra en la Humanidad. Estos atributos lo transforman y hacen de él un ser diferente, como el fruto sabroso es distinto de la raíz amarga que fue su origen. El hombre no es menos hombre ni más animal porque haya pasado por la escala de la animalidad, así como el fruto no es la raíz ni el sabio el feto informe que lo inició en el mundo. Pero este sistema plantea numerosos problemas, cuyos pro y contra no sería oportuno discutir en este momento, así como tampoco sería correcto examinar aquí las diversas hipótesis existentes sobre el tema. Sin buscar el origen del alma ni las etapas que debió franquear, nos ocuparemos de ella desde el momento de su entrada en la Humanidad, cuando dotada del sentido moral y del libre arbitrio comienza a responsabilizarse de sus actos.

24. El espíritu encarnado está obligado a proveer de alimento a su cuerpo y a luchar por su seguridad y bienestar, y en esta búsqueda ejercitará y desarrollará sus facultades. Su unión con la materia es útil para su adelanto, razón por la cual la encarnación es una necesidad. Además, debido al trabajo inteligente que realiza sobre la materia en beneficio propio, ayuda a la transformación y al progreso material del planeta que habita y así es como, al mismo tiempo que labra su propio adelanto, coopera con la obra del Creador, de quien es un agente inconsciente.

25. Sin embargo, la encarnación del espíritu no es constante ni perpetua, sino transitoria. Al dejar el cuerpo no toma otro instantáneamente, ni tampoco durante un lapso más o menos considerable; vive la vida del espíritu, que es su vida normal, de manera que la suma del tiempo transcurrido durante las diferentes encarnaciones es poca cosa comparada con el tiempo que pasa en estado de espíritu libre. En el intervalo entre una encarnación y otra, el espíritu también progresa, pues aprovecha, para su adelanto, los conocimientos y la experiencia adquiridos durante la vida corporal. Examina lo hecho durante su estancia en la Tierra, pasa revista a todo lo que ha aprendido, reconoce sus faltas, traza sus planes y toma las resoluciones, con cuya ayuda espera guiarse en una nueva existencia y en un nuevo intento por mejorar. Cada existencia es un paso hacia adelante en la vía del progreso, una especie de escuela de aplicación.

26. Usualmente, la encarnación no es un castigo, tal cual algunos piensan, sino una condición inherente a la inferioridad del espíritu, así como un medio para progresar (El Cielo y el Infierno, cap. III, n.º 8 y ss., Primera Parte).
A medida que el espíritu progresa moralmente, se va desmaterializando, es decir, que al sustraerse a la influencia de la materia se depura. Su vida se espiritualiza, sus facultades y percepciones aumentan, mientras que su felicidad será proporcional al progreso realizado. Pero, como actúa en virtud de su libre arbitrio puede, por negligencia o mala voluntad, retardar su adelanto. Prolonga, consecuentemente, la duración de sus encarnaciones, las cuales se convertirán en un castigo conforme a sus faltas, por lo que permanecerá en los grados inferiores obligado a recomenzar la tarea. Depende del espíritu, pues, abreviar con su trabajo de depuración de sí mismo la duración del período de encarnaciones.

27. El progreso material de un planeta guarda íntima conexión con el progreso moral de sus habitantes. Ahora bien, como la creación, tanto de mundos como de espíritus, es incesante, y como éstos aceleran o retardan su progreso en virtud de su libre arbitrio, resulta que hay mundos más o menos antiguos y con diferentes grados de progreso moral y físico, de lo cual dependerá lo materializada de la encarnación y la rudeza del trabajo. Desde este punto de vista, la Tierra es uno de los planetas menos adelantados; poblado por espíritus relativamente inferiores, la vida corporal en él es más penosa que en otros mundos. Pero existen también moradas más atrasadas donde la vida es aún más dificultosa. Los habitantes de esos mundos considerarían a la Tierra un lugar de felicidad.

28. Cuando los espíritus han adquirido en un planeta la suma del progreso que el estado del mismo permite, lo abandonan para encarnar en otro más adelantado en el que podrán adquirir nuevos conocimientos, y así sucesivamente, hasta que la encarnación en un cuerpo material ya no sea necesaria y vivan exclusivamente en el mundo espírita, en el que seguirán progresando todavía en otro sentido y por otros medios. Al alcanzar el punto culminante del progreso, gozan ya de la suprema felicidad. Integrando los consejos del Todopoderoso, conocen su pensamiento y se convierten en sus mensajeros y ministros directos en el gobierno de los mundos, teniendo bajo sus órdenes a espíritus de todas las categorías. Es así que todos los espíritus, encarnados o desencarnados, sin importar el grado jerárquico al que pertenezcan, desde el último hasta el primero poseen atribuciones en el gran mecanismo universal. Todos son útiles al conjunto, al mismo tiempo que lo son para con ellos mismos. A los menos adelantados corresponden tareas materiales, en un principio inconsciente, mas con el tiempo inteligentes. Por doquier hay actividad en el mundo espírita, pues la holgazanería inútil no existe.
La colectividad de espíritus es, en cierta forma, el alma del Universo. Ella conforma el elemento espiritual que actúa en todo y por doquier impulsada por el pensamiento divino. Sin este elemento, sólo la materia inerte existiría, sin finalidad ni inteligencia y sin otro motor que las fuerzas materiales, que dejarían una enorme cantidad de problemas por resolver. En cambio, si tomamos en cuenta la acción del elemento espiritual individualizado, todo tiene una meta, una razón de ser, todo se explica. Contrariamente, si no tomamos en cuenta al factor espiritual se tropieza con dificultades insalvables.

29. En el momento en que la Tierra alcanzó las condiciones climáticas adecuadas para la existencia humana, los espíritus comenzaron a encarnar en ella. ¿De dónde venían? No podemos establecer si esos espíritus fueron creados en ese momento preciso, si surgieron ya como tales en la misma Tierra o si llegaron del espacio o de otros mundos. Lo concreto es que su presencia data de un tiempo pasado determinado, ya que con anterioridad sólo los animales habitaban en este mundo. Estos espíritus revistieron cuerpos apropiados a sus necesidades especiales y a sus aptitudes. Fisiológicamente formaron parte de la animalidad, mas, mediante el ejercicio de sus facultades y gracias a su propia influencia, modificaron y perfeccionaron esos cuerpos: la observación nos ha proporcionado todos estos conocimientos. Dejemos de lado el problema del origen, por el momento aún insoluble, y tomemos al espíritu, no en su punto de partida, sino en el momento en que los primeros gérmenes de libre arbitrio y de sentido moral se manifestaron en él, sin inquietarnos por el sitio donde pasó su período de infancia o incubación y veámoslo actuar en su condición de humano. A pesar de la analogía entre su envoltura y la del animal, distinguimos al espíritu humano por las facultades morales e intelectuales que lo caracterizan, al igual que ante dos seres vestidos con sayales idénticos distinguimos al patán del hombre educado.

30. Aunque los primeros en llegar debieron poseer muy poco adelanto, ya que debieron encarnar en cuerpos muy imperfectos, habrán existido entre ellos diferencias sensibles en cuanto al carácter y a las aptitudes. Los espíritus similares se agruparon naturalmente por analogía y simpatía.
Así es como la Tierra se pobló de espíritus de diferentes categorías, más aptos o rebeldes al progreso. Al recibir los cuerpos la huella del carácter del espíritu y al procrearse de acuerdo con sus tipos respectivos, fueron naciendo las diversas razas, distintas tanto en el plano físico como en el moral (n.º 11). Los espíritus similares encarnan preferentemente entre sus semejantes y así perpetúan los caracteres distintivos físicos y morales de las razas y los pueblos. Pero estas características se van esfumando en el tiempo por obra de la fusión y el progreso que se va operando en ellos (Revista Espírita, julio de 1860; “Frenología y fisiognomonía.”).

31. Podemos comparar a los espíritus que vinieron a poblar la Tierra con esos grupos de emigrantes, de diversos orígenes, que llegan a una tierra virgen para establecerse. Toman la misma madera y la misma piedra para construir sus casas, mas, sin embargo, cada uno le imprime su sello particular, de acuerdo con el grado de su saber y su genio individual. Se reúnen por analogía de orígenes y gustos, y esos grupos formarán más tarde tribus y luego pueblos, y cada uno de ellos tendrá costumbres y características propias.

32. El progreso no fue uniforme en toda la especie humana. Las razas más inteligentes superaron, naturalmente, a las demás, sin contar que espíritus, creados incesantemente para la vida espiritual, vinieron a encarnar en la Tierra desde los comienzos, con lo que la diferencia de progreso fue más notable aún. Sería absurdo atribuir una antigüedad igual de creación a los salvajes, tan similares a los simios, como a los chinos, y más aún a los europeos civilizados. Los espíritus de los salvajes también pertenecen al género humano. Un día alcanzarán el nivel de sus mayores, pero no será, ciertamente, en los cuerpos de la misma raza física, impropios para determinados niveles de desarrollo intelectual y moral. Cuando el instrumento ya no sirva, emigrarán de ese medio para encarnar en un grado superior, y así sucesivamente, hasta que hayan conquistado todos los grados terrestres; después dejarán la Tierra para pasar a mundos más
avanzados (Revista Espírita, abril de 1862: “Frenología espiritualista y espírita. Perfectibilidad de la raza negra”).

Reencarnación

33. El principio de la reencarnación es una consecuencia lógica de la ley del progreso. Sin la reencarnación, ¿cómo explicaríamos la diferencia entre el estado social actual y la barbarie de otros tiempos? Si las almas fueran creadas al mismo tiempo que el cuerpo, las que naciesen hoy serían totalmente nuevas y primitivas, tanto como aquellas que vivieron hacen mil años. Además, no habría entre ellas la conexión ni relación necesaria alguna y serían completamente independientes unas de otras. Pues bien, ¿por qué motivo Dios dotaría con más prodigalidad a almas actuales que a sus antecesoras? ¿Por qué causas son más inteligentes? ¿Por qué se han depurado sus instintos y dulcificado sus costumbres? ¿Por qué poseen la intuición de ciertas cosas sin haberlas aprendido? No se puede salir de este ordenamiento, a menos de admitir que Dios crea almas diferentes, según el momento y el lugar, proposición inconciliable con su justicia soberana (cap. II, n.º 19). Por el contrario, considerad que las almas actuales ya vivieron en un tiempo pasado; que pudieron ser bárbaras, como el siglo que las engendró, mas han progresado, y como en cada nueva existencia traen lo adquirido en vidas anteriores, las almas de los tiempos civilizados no son creadas más perfectas, sino que se fueron perfeccionando por sí mismas con el transcurso del tiempo, con lo que tendréis la única explicación lógica de la causa del progreso social (El libro de los Espíritus, cap. IV y V, Libro Segundo).

34. Algunas personas piensan que las diferentes existencias del alma se llevan a cabo en diferentes mundos, y no en un mismo globo, y que en cada uno de ellos el espíritu vivirá sólo una vez. Esta doctrina sería admisible si todos los habitantes de la Tierra poseyesen un mismo nivel intelectual y moral, pues entonces para continuar progresando deberían ir, indefectiblemente, a otro mundo, ya que su reencarnación en la Tierra sería inútil; pero todos sabemos que Dios no hace nada inútil. Dado que en la Tierra encontramos todos los grados de inteligencia y moralidad, desde el salvajismo cercano a la animalidad hasta la civilización más avanzada, y que la Tierra ofrece un vasto campo al progreso, uno se pregunta: ¿Por qué el salvaje iría a buscar en otro sitio el grado superior cuando lo tiene a su lado en escala progresiva? ¿Por qué el hombre civilizado habría de pasar sus primeras etapas en mundos inferiores, mientras que otros análogos a esos mundos se hallan alrededor suyo, comprobándose, además, que se puede progresar no sólo pasando de un pueblo a otro, sino permaneciendo en el mismo pueblo y hasta en el mismo núcleo familiar? De no ser así, Dios habría realizado un acto inútil al colocar la ignorancia y el saber, la barbarie y la civilización, el bien y el mal conviviendo unidos, cuando es precisamente ese contacto el que ayuda a los atrasados a avanzar. No hay necesidad de que los hombres cambien de mundos en cada etapa, así como a un escolar no le es preciso cambiar de escuela todos los años. Lejos de ser esto una ventaja para el progreso, sería una traba, ya que el espíritu estaría privado del ejemplo que le ofrece la visión de los grados superiores y no tendría la posibilidad de repasar sus errores en el mismo medio y ante quienes hubiese ofendido, posibilidad que constituye para él el más poderoso medio de adelanto moral. Si después de una corta cohabitación los espíritus se dispersasen, mostrándose extraños unos con otros, los lazos de familia y amistad no tendrían tiempo suficiente para consolidarse y serían rotos. Al inconveniente moral se sumaría un inconveniente material. La naturaleza de los elementos, las leyes orgánicas y las condiciones de vida varían según los mundos. En este aspecto, no hay dos que sean perfectamente idénticos. Nuestros tratados de Física, Química, Anatomía, Medicina y Botánica no nos serían de utilidad en otros mundos. Pero lo que se aprende no está perdido, porque el aprendizaje desarrolla la inteligencia y sobre todo porque las ideas que ganamos ayudarán a adquirir otras nuevas (cap. VI, n.º 61 y ss.). Si el espíritu hiciese en cada mundo una sola aparición. Muy frecuentemente de corto lapso, en cada migración lo haría en condiciones diferentes. Antes de haber tenido el tiempo suficiente de elaborar los elementos conocidos, estudiarlos y ejercitarse con ellos, estaría operando sobre otros elementos nuevos y según fuerzas y leyes desconocidas para él. En todas esas encarnaciones debería hacer nuevos aprendizajes, constituyendo esos cambios incesantes un obstáculo para su progreso. El espíritu debe permanecer en el mismo mundo hasta que haya adquirido la suma de los conocimientos y el grado de perfección que él le pueda ofrecer (n.º 31).

El principio es el siguiente: Los espíritus abandonan un mundo por otro más adelantado, cuando el que habitaban ya no les brinda más posibilidades de progreso. Si algunos lo abandonan antes, se debe a causas individuales que Dios en su sabiduría toma en cuenta. Todo tiene su finalidad en la Creación. Si no fuese así, Dios no sería sabio ni prudente. Si la Tierra sólo fuese una única etapa en el progreso de cada individuo, ¿qué utilidad tendría para los
niños que mueren a edad temprana venir a pasar algunos años, meses u horas en la Tierra, si ese tiempo insuficiente les impedirá adquirir nuevos conocimientos? Lo mismo podemos decir con respecto a los idiotas y retrasados mentales. Una teoría no es buena si no resuelve todos los problemas que a ella atañen. El problema de las muertes prematuras fue un escollo para todas las doctrinas, salvo para la Doctrina Espírita, que lo resolvió de una manera racional y completa. Para quienes realizan un progreso normal, hay una gran ventaja en el hecho de volver a hallarse en el mismo medio para continuar lo que dejaron inconcluso, a menudo en la misma familia o en contacto con las mismas personas, o bien para reparar el mal que hayan podido hacer o para sufrir la ley del talión.

        Analicemos ahora lo que me dijeron los Espíritus:

Mira lo que dijeron Los Espíritus en el Libro de Los Espíritus:
De acuerdo a lo que dijeron Los Espíritus, Todo niño que ha sobrevivido a su nacimiento ¿tiene pues, por fuerza, un Espíritu encarnado en él? Entonces si el niño nace, luego de ser clonado, y tiene vida, TIENE QUE TENER UN ALMA, aunque el proceso de fecundación no fue natural, el que debe ser, que es por medio de las relaciones sexuales normales de las parejas, ¿Cierto?

Pero, es ahí, donde entramos los Espiritas con una explicación. Yo pregunté a los Espíritus y me contestaron, ¿quieres saber la respuesta?                    



Ok, de acuerdo a lo que dijeron Los Espíritus, Todo niño que ha sobrevivido a su nacimiento ¿tiene pues, por fuerza, un Espíritu encarnado en él? Entonces si el niño nace, luego de ser clonado, y tiene vida, TIENE QUE TENER UN ALMA, aunque el proceso de fecundación no fue el que debe ser que es por medio de las relaciones sexuales normales, ¿Cierto?

Mira lo que dijeron Los Espíritus en el Libro de Los Espíritus:

356. ¿Hay niños nacidos muertos que no estaban destinados a la encarnación de un Espíritu? 
- Sí, los hay que no tuvieron jamás asignado a su cuerpo un Espíritu. Para ellos nada debía realizarse. En tal caso, sólo por los padres llegó ese niño. 

356 a. Un ser de tal naturaleza ¿puede llegar al tiempo normal de nacimiento? 
- Sí, en ocasiones, pero entonces no vive.
 

356 b. Todo niño que ha sobrevivido a su nacimiento ¿tiene pues, por fuerza, un Espíritu encarnado en él?
 
- ¿Qué podría ser sin Espíritu? No sería un ser humano.

Pero, es ahí, donde entramos los Espiritas con una explicación. Yo pregunté a los Espíritus y me contestaron, ¿quieres saber la respuesta?

¿Tienen Alma los Clonados? Porque para clonar a “Dolly” la oveja se necesitaron 277 intentos, y finalmente un éxito, los espíritus me dijeron lo siguiente en una Psicografía dada a Frank Montañez, el día 16 de octubre de 2012, a las 3:20 am, mientras se comunicaba en "CHAT" con un amigo de Facebook.  Cuando esta comunicación llegó, lloramos ambos de emoción:


Psicografía dada a Frank Montañez, 

"Tan pronto se genera la vida, y se llega a la concepción por medio de Clonación que violará las leyes establecidas por Dios de que la concepción sea de un modo natural o sea la unión del macho y la hembra.  Es cuando un Espíritu se encarna, pero las consecuencias serán nefastas, y será parte de la expiación del espíritu que se encarna.  

Este espíritu que ha estado esperando para encarnarse, viene a sufrir en pruebas y aunque hay vida, esa vida será de expiación para el espíritu que tienen que nacer en esas circunstancias, que pueden ser las almas de los mismos científicos que experimentaron con eso, violando la ley de Dios y sufrirán las consecuencias en carne propia de su osadía  esto es la  ley de Causa y Efecto. “


Quiere decir que mi mensaje será, que la "Clonación Humana" no es de acuerdo a nuestra Filosofía Espirita aprobada por Dios.


“Los científicos clonaron a Dolly, tratando de demostrar que la Clonación es posible, pero si lo tratan de hacer a los humanos, entonces, los Espíritus o Almas que encarnaran serán las Almas de los que violaron la ley de Dios en cuanto al proceso normal de reproducción y los individuos que surgen de una Clonación humana, serán seres humanos que sufrirán una encarnación terrible, puesto que no se comportaran como debería ser y adquirirán enfermedades y tal vez envejecimiento prematuro.”  Frank Montañez 
“Nadie puede explicar y contestar ¿Por qué existo y porque estoy en esta existencia, mejor de lo que la Filosofía Espírita puede explicarlo. -Reencarnamos con el propósito de adelantar nuestro espíritu mediante el mejoramiento de nuestro comportamiento en Moral o Bien Común y para reparar las faltas cometidas de esta presente encarnación y encarnaciones anteriores”  Frank Montañez 
Nuestra Filosofía es muy clara y concisa en este tema. La vida se tiene que respetar sin entrar en muchos tecnicismos.

344. ¿En qué momento se une el alma al cuerpo?
- La unión comienza en la concepción, pero sólo es completa en el instante del nacimiento. Desde el momento de la concepción, el Espíritu designado para habitar determinado cuerpo se une a él por una lazo fluídico que va estrechándose, cada vez más, hasta el instante en que la criatura es dada a luz. El grito que lanza entonces el recién nacido anuncia que ha pasado a formar parte de los vivientes y servidores de Dios.

Desde la misma concepción es cuando se une el Alma al cuerpo, si esto crea alguna controversia, pues fue lo que dijeron los espíritus. Lo más importante es el derecho a la vida y la gran responsabilidad de ese espíritu para permanecer en el cuerpo orgánico por toda la vida hasta el fallecimiento del cuerpo orgánico y la desencarnación del Alma.

Para Dios la vida de un ser humano es de gran importancia, hasta desde el punto en que ese nuevo ser que va a nacer, si atenta contra la vida de la madre, y si surge la necesidad de decidir por la vida de la madre o la del niño que puedan estar en algún peligro, se prefiere la vida de la madre sobre el niño que no ha nacido aún.

359. En los casos en que la vida de la madre corre peligro si el niño nace, ¿es un crimen sacrificar a este último para salvar a aquélla?
Resulta preferible sacrificar al ser que no existe y no al ser que existe.

Pues, la madre deberá concluir con lo que le toca vivir de su existencia.  Esto ocasiona el abrir un tema de discusión bastante acalorado, pero prefiero circunscribirme a lo dijeron los espíritus.

"SIEMPRE RESPETEMOS LA VIDA DE LOS SERES HUMANOS A TODA COSTA, ESO ES LO QUE NOS ENSEÑA LA CODIFICACIÓN ESPÍRITA."


REFERENCIAS PARA ESCRIBIR ESTA 
REFLEXIÓN

El Libro de Los Espíritus, Allan Kardec
Wikipedia - El Aborto

Referencias - Clonación (biología)

1.   «clon», Diccionario de la lengua española (vigésima segunda edición), Real Academia Española, 2001, http://lema.rae.es/drae/?val=clon, consultado el 12 de enero de 2012 .
2.   «clon», Diccionario de la Real Academia Española
4.   Enrique Iáñez Pareja (2005). Departamento de Microbiología e Instituto de Biotecnología - Universidad de Granada (España) (ed.): «Ética de la clonación reproductiva. 1.2 Clonación reproductiva en humanos».
8.   a b Pontificia Academia Pro Vita - El Vaticano (30/09/1997). «Reflexiones sobre la clonación». Consultado el 31 de mayo de 2009.

Bibliografía



4/15/14
Un RESUMEN sobre los recursos del Espiritismo para sanar las Obsesiones Espirituales seria:


  • Moralización del Obsesado obteniendo su ascendencia Moral y luego al Obsesor moralizarlo.
  • Fortalecimiento de la "Voluntad" del Obsesado para que pueda Rechazar al Obsesor.
  • Oración Magnética Mental. (Grupales),
  • Magnetización del Obsesado, mediante Pases Magnéticos.
  • Educación Espirita.
Los postulados y la definición de la Filosofía Espirita antes expresada es nuestra razón de ser en esta red social. Por la naturaleza de este medio, muchas personas con diferentes corrientes de pensamiento y de diferente postura con relación al Espiritismo, pueden hacer comentarios a nuestras reflexiones. Esto nos llena de mucha satisfacción, porque ilustra claramente que el propósito de la existencia de esta página ha cometido su propósito al lograr cruzar barreras de idiomas y de pensamientos. Estamos muy claros en que nuestra filosofía es una de carácter Kardeciana y es la que promulga el deseo genuino de Dios en cuanto al comportamiento Moral de nuestra sociedad y de toda la raza humana, pero no tenemos ninguna conexión con otras corrientes de pensamiento sincretistas como lo son: Práctica de africanismo, indigenismos o ritualismos étnicos, Religiosos, folclóricos o sincréticos ni se hacen rezos, baños de plantas, consume de aguardiente o tabacos, inhalaciones toxicas, curaciones mágicas, maleficios o encantamientos y Santería.

Todos están bienvenidos a comentar nuestras reflexiones, pero en nada esto significa que patrocinemos estas corrientes diferentes de pensamientos.
Queremos ser un faro, donde aquellos que desean encontrar el puerto seguro, puedan libremente acercarse al dialogo y a la comprensión. Jesús nos enseño a no hacer acepción de persona alguna, somos llamados a la comprensión y a la tolerancia con todos aquellos que aunque tengan pensamientos diferentes, siguen siendo seres humanos en el proceso de encontrar el sendero de la verdad en su camino evolutivo.
REFERENCIAS PARA ESCRIBIR ESTA REFLEXIÓN
  • El Evangelio Según El Espiritismo, Allan Kardec
  • El Libro de Los Espíritus, Allan Kardec
  • Obras Póstumas, Allan Kardec
  • Génesis – Allan Kardec
  • El Cielo Y el Infierno – Allan Kardec
  • El Libro de Los Médiums – Allan Kardec

Frank Montañez
No dejes de inscribirte en mi blog, así podrás recibir notificación de nuevas adiciones a mi página. Debes tener una cuenta de correo electrónico de gmail para poder hacer comentarios a los artículos y también para inscribirte en este blog. Además, si consideras que esta reflexión hoy ha sido de mucha ayuda, por favor compártela haciendo un enlace a tu muro en Facebook y no dejes de escribir un comentario para así saber que ha servido de ayuda a alguien. Gracias por leer este blog. Frank

NOTA Importante:
Si consideras que este articulo o reflexión es útil, y deseas citarnos en un artículo o nota que publiques en tu blog o en Facebook, por favor haz una mención de que obtuviste la información de un articulo nuestro ya publicado.  Eso es actuar en Moral y bien común. No permitas que el atribuirte consciente o inconscientemente crédito por algo que copiaste de otro autor, afecte tu espiritualidad, y que cometas faltas que se han de acumulan a las que ya tienes.
Si me mencionas o no, no es importante para mí, pero sí; es una falta el atribuirte que la información publicada es de tu autoría al no hacer mención alguna del autor original, si no das el crédito al que originalmente lo creo, eso es propiedad intelectual y al no dar el crédito, constituye una falta de moralidad. Recomiendo que añadas al final de tu reflexión algo así:
Partes de esta reflexión ha sido tomada de un artículo publicado por Frank Montañez de “Soy Espírita” en su blog: www.soyespirita.blogspot.com
Nombre del Artículo:
Fecha Publicado:
Eso evitarás que actúes mal sin quererlo hacer, de eso se trata la Educación Espírita.


Los siguientes enlaces te conducen a estos temas ya publicados para ayudarte en tu desarrollo de educación espiritual:


5 Libros de La Codificación Espírita escritos por Allan Kardec, son los siguientes
  • Los Espíritus – (18 abril 1857)
  • Los Médiums – (Enero 1861)
  • Evangelio Según El Espiritismo (Abril 1864)
  • Cielo y el Infierno (1° Agosto 1865)
  • Génesis (Enero 1868)
Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son mas fáciles de manejar. Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son más fáciles de manejar.

Audio Libros en Español GRATUITOS
Los invito a que descarguen los AUDIO Libros en mi blog. No hay escusas para no leer el Libro de los Espíritus y el de Los Médiums, pues pueden escucharlos narrados. Visita mi blog o simplemente dale clic al libro que ves listado a continuación. 

¡VIVA EL ESPIRITÍSMO!





Espero estos enlaces te conduzcan a información que te ayude a lograr activar tu crecimiento espiritual, a través de la Transformación Moral.
________________________________________
NOTA ACLARATORIA:

Han notado que nuestras reflexiones se redactan para la Educación de nuestra filosofía, tal y como lo ilustran Los Espíritus de La Codificación Espirita dada a Allan Kardec.  Muchas de estas enseñanzas lucen como que deben ser tratadas en la Casa Espírita y creo que sí; es esto correcto.  Pero la mayoría de nuestros lectores no tienen acceso a Casa Espírita alguna, entonces no nos podemos quedar con las manos cruzadas esperando que Espíritus Impuros que sabiendo esta realidad se adelanten se introduzcan en los hogares de personas que con genuino interés se acercan a nuestra página buscando ayuda. Para ellos les sugiero considerar conformar un pequeño grupo de Estudios en su hogar. Así se deleitaran de las enseñanzas de los Espíritus. Estos dos enlaces te ayudaran a comenzar a conformar tu grupo de Estudio:
  • http://soyespirita.blogspot.com/2014/01/ley-de-sociedad-i-necesidad-de-la-vida.html
  • http://soyespirita.blogspot.com/2011/08/recomendaciones-para-los-nuevos-grupos.html
No demostramos compasión si no ayudamos a estas personas en estos lugares inaccesibles que no existe ninguna Casa Espírita cerca y tal vez nunca la habrá a no ser por nuestra educación por el Internet.  Para muchos el desarrollo de la Mediúmnidad es tan serio que no han desarrollado aun Médiums en sus lugares de reunión.  Pero eso no debe ser la norma, pues el mismo Allan Kardec nos apercibió de que esto era esencial en el desarrollo espiritual de las comunicaciones Mediúmnica.

Preferimos hacer accesible esta información para aquellos que genuinamente desean crecer espiritualmente, y yo soy el de pensar que si los deseos de estos nuevos allegados son encaminados al desarrollo de la Mediúmnidad, es preferible ayudarlos que dejarlos a expensas de Espíritus Impuros que aprovechándose del deseo más profundo de crecer espiritualmente intervengan para que esto no se logre.

Esta educación debe ser el detonador para el establecimiento de nuevos centros de reunión para nuevos allegados y esto cumple el propósito de la codificación y de la Ley de Progreso y Crecimiento espiritual a que todos tenemos derecho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguir a Frank en Facebook

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo?

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo? 
Un Espiritista Verdadero es aquel que según el Libro de Obras Póstumas, de Allan Kardec lo describe así:

Breve Contestación a los Detractores del Espiritismo

“Solo reconoce por adeptos suyos a los que practican su enseñanza, es decir, a los que trabajan en su propio mejoramiento moral, esforzándose en vencer sus malas inclinaciones, en ser menos egoístas y orgullosos, más afables, más humildes, pacientes, benévolos, caritativos para con el prójimo y moderados en todas las cosa, pues este es el signo característico del espiritista verdadero…”

Un Espiritista Verdadero, no es el que cobra menos dinero. Esos son “Charlatanes”, infiltrados en el Espiritismo. Los “Charlatanes”, son los que cobran dinero en el Espiritismo.


Evaluar a un Espiritista, y saber si es uno Verdadero, se necesita tener conocimiento adquirido, mediante la lectura de los Libros Codificados de Allan Kardec, Así se puede verificar la autenticidad.

Mensajes en Fotos


Body

















1/15/16

Un RESUMEN sobre los recursos del Espiritismo para sanar las Obsesiones Espirituales seria:









  • Moralización del Obsesado obteniendo su ascendencia Moral y luego al Obsesor moralizarlo.



  • Fortalecimiento de la "Voluntad" del Obsesado para que pueda Rechazar al Obsesor.



  • Oración Magnética Mental. (Grupales),



  • Magnetización del Obsesado, mediante Pases Magnéticos.



  • Educación Espirita.


Los postulados y la definición de la Filosofía Espirita antes expresada es nuestra razón de ser en esta red social. Por la naturaleza de este medio, muchas personas con diferentes corrientes de pensamiento y de diferente postura con relación al Espiritismo, pueden hacer comentarios a nuestras reflexiones. Esto nos llena de mucha satisfacción, porque ilustra claramente que el propósito de la existencia de esta página ha cometido su propósito al lograr cruzar barreras de idiomas y de pensamientos. Estamos muy claros en que nuestra filosofía es una de carácter Kardeciana y es la que promulga el deseo genuino de Dios en cuanto al comportamiento Moral de nuestra sociedad y de toda la raza humana, pero no tenemos ninguna conexión con otras corrientes de pensamiento sincretistas como lo son: Práctica de africanismo, indigenismos o ritualismos étnicos, Religiosos, folclóricos o sincréticos ni se hacen rezos, baños de plantas, consume de aguardiente o tabacos, inhalaciones toxicas, curaciones mágicas, maleficios o encantamientos y Santería.



Las obsesiones se Curan según el Espiritismo.






Excelente recurso de información según El Espiritismo, en el siguiente Libro Gratuito:








Todos están bienvenidos a comentar nuestras reflexiones, pero en nada esto significa que patrocinemos estas corrientes diferentes de pensamientos.











Queremos ser un faro, donde aquellos que desean encontrar el puerto seguro, puedan libremente acercarse al dialogo y a la comprensión. Jesús nos enseño a no hacer acepción de persona alguna, somos llamados a la comprensión y a la tolerancia con todos aquellos que aunque tengan pensamientos diferentes, siguen siendo seres humanos en el proceso de encontrar el sendero de la verdad en su camino evolutivo.












REFERENCIAS PARA ESCRIBIR ESTA REFLEXIÓN



  • El Evangelio Según El Espiritismo, Allan Kardec

  • El Libro de Los Espíritus, Allan Kardec

  • Obras Póstumas, Allan Kardec

  • Genesis

  • El Cielo Y el Infierno – Allan Kardec

  • El Libro de Los Médiums – Allan Kardec











Frank Montañez

“Soy Espírita”

Director de la Página


Soy Espirita en Facebook

Nuestro Canal Soy Espirita en Youtube

Blog de Soy Espirita

soyespirita@yahoo.com

"Soy Espirita" en Twitter

"Soy Espirita" en Google +

    No dejes de inscribirte en mi blog, así podrás recibir notificación de nuevas adiciones a mi página. Debes tener una cuenta de correo electrónico de gmail para poder hacer comentarios a los artículos y también para inscribirte en este blog. Además, si consideras que esta reflexión hoy ha sido de mucha ayuda, por favor compártela haciendo un enlace a tu muro en Facebook y no dejes de escribir un comentario para así saber que ha servido de ayuda a alguien. Gracias por leer este blog. Frank





NOTA Importante:




Si consideras que este articulo o reflexión es útil, y deseas citarnos en un artículo o nota que publiques en tu blog o en Facebook, por favor haz una mención de que obtuviste la información de un articulo nuestro ya publicado. Eso es actuar en Moral y bien común. No permitas que el atribuirte consciente o inconscientemente crédito por algo que copiaste de otro autor, afecte tu espiritualidad, y que cometas faltas que se han de acumulan a las que ya tienes.




Si me mencionas o no, no es importante para mí, pero sí; es una falta el atribuirte que la información publicada es de tu autoría al no hacer mención alguna del autor original, si no das el crédito al que originalmente lo creo, eso es propiedad intelectual y al no dar el crédito, constituye una falta de moralidad. Recomiendo que añadas al final de tu reflexión algo así:




Partes de esta reflexión ha sido tomada de un artículo publicado por Frank Montañez de “Soy Espírita” en su blog: www.soyespirita.blogspot.com




Nombre del Artículo:


Fecha Publicado:


Eso evitarás que actúes mal sin quererlo hacer, de eso se trata la Educación Espírita.






Los siguientes enlaces te conducen a estos temas ya publicados para ayudarte en tu desarrollo de educación espiritual:









































Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son mas fáciles de manejar. Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son más fáciles de manejar.




Audio Libros en Español GRATUITOS




Los invito a que descarguen los AUDIO Libros en mi blog. No hay escusas para no leer el Libro de los Espíritus y el de Los Médiums, pues pueden escucharlos narrados. Visita mi blog o simplemente dale clic al libro que ves listado a continuación.





¡VIVA EL ESPIRITÍSMO!





Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO.


Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – GÉNESIS




Espero estos enlaces te conduzcan a información que te ayude a lograr activar tu crecimiento espiritual, a través de la Transformación Moral.


________________________________________




NOTA ACLARATORIA:





Han notado que nuestras reflexiones se redactan para la Educación de nuestra filosofía, tal y como lo ilustran Los Espíritus de La Codificación Espirita dada a Allan Kardec. Muchas de estas enseñanzas lucen como que deben ser tratadas en la Casa Espírita y creo que sí; es esto correcto. Pero la mayoría de nuestros lectores no tienen acceso a Casa Espírita alguna, entonces no nos podemos quedar con las manos cruzadas esperando que Espíritus Impuros que sabiendo esta realidad se adelanten se introduzcan en los hogares de personas que con genuino interés se acercan a nuestra página buscando ayuda. Para ellos les sugiero considerar conformar un pequeño grupo de Estudios en su hogar. Así se deleitaran de las enseñanzas de los Espíritus. Estos dos enlaces te ayudaran a comenzar a conformar tu grupo de Estudio:





  • http://soyespirita.blogspot.com/2014/01/ley-de-sociedad-i-necesidad-de-la-vida.html

  • http://soyespirita.blogspot.com/2011/08/recomendaciones-para-los-nuevos-grupos.html













No demostramos compasión si no ayudamos a estas personas en estos lugares inaccesibles que no existe ninguna Casa Espírita cerca y tal vez nunca la habrá a no ser por nuestra educación por el Internet. Para muchos el desarrollo de la Mediúmnidad es tan serio que no han desarrollado aun Médiums en sus lugares de reunión. Pero eso no debe ser la norma, pues el mismo Allan Kardec nos apercibió de que esto era esencial en el desarrollo espiritual de las comunicaciones Mediúmnica.




Preferimos hacer accesible esta información para aquellos que genuinamente desean crecer espiritualmente, y yo soy el de pensar que si los deseos de estos nuevos allegados son encaminados al desarrollo de la Mediúmnidad, es preferible ayudarlos que dejarlos a expensas de Espíritus Impuros que aprovechándose del deseo más profundo de crecer espiritualmente intervengan para que esto no se logre.




Esta educación debe ser el detonador para el establecimiento de nuevos centros de reunión para nuevos allegados y esto cumple el propósito de la codificación y de la Ley de Progreso y Crecimiento espiritual a que todos tenemos derecho.









































Autenticidad de los libros Codificados por Allan Kardec según el Libro de Génesis, ¿Qué es una Opinión en el Espiritismo? y el propósito del Espiritismo con la Humanidad:





Ítem #10. Sólo los espíritus puros reciben la misión de transmitir la palabra de Dios, pues hoy sabemos que los espíritus están lejos de ser todo perfectos y que algunos intentan aparentar lo que no son, razón por la cual San Juan ha dicho: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios” (Primera Epístola Universal de San Juan Apóstol 4:1).



De modo que nadie tiene la autoridad Espiritual ni Moral de realizar cambios a los libros codificados que no sean los dueños y autores originales; "Los Espíritus".




Veamos lo que dice la introducción del Libro de Génesis, comentado y firmado por Allan Kardec y lee como sigue: Introducción, De la primera edición, publicada en enero de 1868.


“A pesar de la intervención humana en la elaboración de esta





Doctrina, la iniciativa pertenece a los espíritus, pero no a uno en especial, ya que es el resultado de la enseñanza colectiva y concordante de muchos espíritus, puesto que si se basara en la doctrina de un espíritu no tendría otro valor que el de una "opinión personal". El carácter esencial de la Doctrina y su existencia misma se basan en la uniformidad y la concordancia de la enseñanza. Por tanto, todo principio no general no puede considerarse parte integrante de la Doctrina, sino una simple opinión aislada de la cual el Espiritismo no se responsabiliza.


Es esa concordancia colectiva de opiniones, sometidas a la prueba de la lógica, la que otorga fuerza a la Doctrina Espírita y asegura su vigencia. Para que cambiase, sería necesario que la totalidad de los espíritus mudasen de opinión, es decir, que llegase el día en que negasen lo dicho anteriormente. Ya que la Doctrina emana de la enseñanza de los espíritus, para que desapareciese sería necesario que los espíritus dejasen de existir. Y es por eso que esta Doctrina prevalecerá siempre sobre los demás sistemas personales, que no poseen, como ella, raíces por doquier. El Libro de los Espíritus ha consolidado su prestigio porque es la expresión de un pensamiento colectivo y general.”

Firmado por Allan Kardec.






El Libro de Génesis, escrito por Allan Kardec nos indica lo siguiente tambien:


Ítem #40. El Espiritísmo presenta, como ha sido demostrado (cap. I, n.º 30), todos los caracteres del Consolador prometido por Jesús. No es, en absoluto, una doctrina individual, una concepción humana; nadie puede decirse su creador (Pues sus creadores fueron los Espíritus). Es el fruto de la enseñanza colectiva de los espíritus presididos por el Espíritu de Verdad. No suprime nada del Evangelio: lo completa y aclara. Con la ayuda de las nuevas leyes que revela, en unión con las de la ciencia, hace comprender lo que era ininteligible y admitir la posibilidad de aquello que la incredulidad tenía inadmisible. Hubo precursores y profetas que presintieron su llegada. Por su poder moralizador, prepara el reino del bien sobre la Tierra.


La doctrina de Moisés, incompleta, terminó circunscrita al pueblo judío; la de Jesús, más completa, se extendió a toda la Tierra mediante el cristianismo, pero no convirtió a todos; el Espiritismo, más completo aún, con raíces en todas las creencias, convertirá a la Humanidad.1


1. Todas las doctrinas filosóficas y religiosas llevan el nombre de la individualidad fundadora, por lo que se dice: el Mosaísmo, el Cristianismo, el Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, etc. La palabra Espiritismo, por el contrario, no involucra a ninguna persona en especial; pero sí define a una idea general que indica, al mismo tiempo, el carácter y la fuente múltiple de la Doctrina. [N. de A. Kardec.]






Claramente Allan Kardec y El Espíritu de verdad que dictó los Libros Codificados que el Espiritísmo, más completo aún, es con raíces en TODAS LAS CREENCIAS y la fuente múltiple de la doctrina, refiriéndose a que con Moisés la Doctrina fue incompleta y la de Jesús se extendió mediante el Cristianismo, pero no convirtió a todos, por lo tanto es hoy que el Espiritísmo ha de ser de todos, todas las doctrinas religiosas, "Mosaísmo, Cristianismo, Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, y yo ando los Musulmanes, los Hinduistas, los Ateos, los Laicos, los de Joaquín Trincado, los Santeros, Umbanda, en fin a "TODOS", es más incluyo, hasta los extraterrestres, Todos adelantaran sus Espíritus mediante las enseñanzas del Espiritísmo.



En el libro de Obras Póstumas, Allan Kardec, luego de haber dedicado 13 años a la Codificación Espírita, y haber codificado y publicado los 5 Libros Básicos, dijo lo siguiente refiriéndose al Espiritismo:



EL ESPIRITÍSMO NO ES UNA RELIGIÓN Constituida…



El espiritismo es una doctrina filosófica que tiene consecuencias religiosas como toda filosofía espiritualista y por esto mismo toca forzosamente las bases fundamentales de todas las religiones: Dios, el alma y la vida futura; pero no es una religión constituida, dado que no tiene culto, rito ni templo, y que entre sus adeptos ninguno ha tomado ni recibido titulo de sacerdote o sumo sacerdote. Estas calificaciones son pura invención de la crítica.


Obras Póstumas – Allan Kardec







TODOS SOMOS MÉDIUMS





Libro de Los Mediums - Sobre los Médiums - X




Todos los hombres son médiums, todos tienen un Espíritu que los orienta hacia el bien, en caso de que sepan escucharlo. Ahora bien, poco importa que algunos se comuniquen directamente con él a través de una mediumnidad especial, y que otros sólo lo escuchen a través de la voz del corazón y de la inteligencia, pues no deja de ser su Espíritu familiar quien los aconseja. Llamadlo espíritu, razón o inteligencia: en todos los casos es una voz que responde a vuestra alma y os dicta buenas palabras. Sin embargo, no siempre las comprendéis. No todos saben proceder de acuerdo con los consejos de la razón, no de esa razón que se arrastra y repta más de lo que camina, que se pierde en la maraña de los intereses materiales y groseros, sino de esa razón que eleva al hombre por encima de sí mismo y lo transporta a regiones desconocidas. Esa razón es la llama sagrada que inspira al artista y al poeta, el pensamiento divino que eleva al filósofo, el impulso que arrebata a los individuos y a los pueblos. Razón que el vulgo no puede comprender, pero que eleva al hombre y lo aproxima a Dios más que ninguna otra criatura; entendimiento que sabe conducirlo de lo conocido a lo desconocido, y le hace realizar las cosas más sublimes. Escuchad, pues, esa voz interior, ese genio bueno que os habla sin cesar, y llegaréis progresivamente a oír a vuestro ángel de la guarda, que desde lo alto del cielo os tiende la mano. Repito: la voz íntima que habla al corazón es la de los Espíritus buenos, y desde ese punto de vista todos los hombres son médiums.




Channing






Libro de Los Mediums - Capt. XVII


Amigos míos, permitidme que os dé un consejo, dado que avanzáispor un terreno nuevo, y si seguís la ruta que os indicamos no osextraviaréis. Se os ha dicho una gran verdad, que deseamos recordaros: el espiritismo es sólo una moral, y no debe salirse de los límites de la filosofía, ni más ni menos, salvo que quiera caer en el dominio de la curiosidad.


Dejad de lado las cuestiones científicas, pues la misión de los Espíritus no es resolverlas, ahorrándoos el esfuerzo de las investigaciones.


"Tratad antes de mejoraros, pues de ese modo progresaréis realmente".


San Luis






Mapa de Visitas

Horarios en comparación a Chicago