lunes, 3 de marzo de 2014

La Angustia o Depresion Mental es un estado afectivo de carácter penoso analizado desde una Perspectiva Espírita

Muchos me llaman y el problema común es básicamente lo mismo. La Angustia, o la llamada Depresión Mental pueden ser erradicadas de la mente.

El Pensamiento puede ser nuestro mejor amigo como el peor enemigo. Lo que aceptes en tu mente, es lo que logrará que tu estado de ánimo sea de Felicidad o Angustia. Ninguna angustia es aceptable bajo ninguna justificación. Los religiosos te dicen que hay que sufrir, como Cristo sufrió, o que Dios castiga, pero Jesús indicó que no le hagas a nadie lo que no te gustaría te hagan a ti. Entonces, ni Dios ni Jesús pretenden nunca que estés angustiado. Eres tú mismo que decide tener angustia o no. Decide por ser feliz y no le des más cabida a la angustia. La Angustia la provocan pensamientos de espíritus impuros.

No permitas pensamientos que causan angustias, retíralos de tu mente. Pide a Dios que te ayude y que Buenos Espíritus derramen de sus fluidos en tí y verás cambios en felicidad. Cambia a ser mejor un poquito cada día y así podrás vencer los malos pensamientos, pues las malicias las domina el hacer el bien.

La Angustia, es un signo que debemos identificar en nuestras vidas. Se precipita la Angustia cuando solo miramos lo que una hormiga puede ver a nuestro alrededor, pero es tiempo de remontar las alturas como el águila y verlo todo desde otro punto de vista. 

Los hechos están ahí, solo hay que analizarlos, y verás que lo que te provoca ese estado de ánimo, PRONTO se resolverá, porque el Mal nunca prevalecerá sobre el Bien. Porque el Bien esta acompañado de un Dios Justo y Bueno. 



Obsesión Espiritual ¿Qué es?

La Angustia o Depresión Mental es una OBSESIÓN Espiritual Subyugante y sí; tiene CURA…

Una obsesión NO SÉ CURA CON 10 minutos de MÚSICA para meditar, Ni con escribir en un papel 10 veces las razones por las cuales debes ser una persona perdonada. Eso solo lo recomienda un religioso que no ha dejado la religión y cree que el Espiritismo es una religión.

Lamentablemente este ha sido en la vida real una recomendación de una casa Espírita, que sus dirigentes no han leído ninguno de los libros codificados, excepto algunas páginas del libro el Evangelio según el Espiritismo. Porque si hubiesen leido el Libro de Los Mediums, claramente identificarían que esto no es un procedimiento que los Espíritus nos han indicado y que sean los apropiados.

La Esquizofrenia y la Angustia o Depresion Mental son ejemplos de Obsesiones Subyugantes, que según el Espiritismo tiene CURA y Auto-Cura.  Veamos el Libro ¿Que es el Espiritismo?, lo que nos dice Allan Kardec, sobre la diferencia entre locura patológica y la Obsesión SUBYUGANTE. Y cito:
"El diablo, se dice, sólo asusta a los niños; es un freno para que se tranquilicen. En efecto, como el cuco y el hombre lobo, y cuando les han perdido el miedo se comportan peor que antes. A fin de obtener ese hermoso resultado no se tiene en cuenta la cantidad de epilepsias causadas por la conmoción de un cerebro delicado. no se debe confundir la locura patológica con la obsesión.
Esta no proviene de ninguna lesión cerebral, sino de la subyugación que Espíritus malévolos ejercen sobre ciertos individuos, y que a veces tiene la apariencia de la locura propiamente dicha. Esta afección, muy frecuente, no depende de la creencia en el espiritismo, y ha existido en todos los tiempos. En ese caso, la medicación común es impotente, e incluso perjudicial.  El espiritismo, al dar a conocer esta nueva causa de perturbación en el organismo, nos ofrece al mismo tiempo el único medio para derrotarla, al actuar no sobre el enfermo sino sobre el Espíritu obsesor. El espiritismo es el remedio y no la causa del mal. termino la cita. Entonces.: cierro cita 
Más claro no canta un gallo. En el tiempo de Allan Kardec, el Espiritismo ya hacia una diferencia entre una locura patológica y la Obsesión SUBYUGANTE. El Espiritismo siempre ha sido consciente de que las OBSESIONES tienen cura sin medicación Psicotrópica.  Los Espiritistas de Verdad pueden hacer mucho indicándole a la ciencia esta diferencia. Pero cuando a un esquizofrénico se le somete a medicación temprana, es que se logra que una obsesión SUBYUGANTE completamente curable, se convierta a un problema patológico causando desorganización en las químicas del cerebro. Entonces es que se logra un desorden patológico inducido no por la obsesión SUBYUGANTE, sino por la medicación psicotrópica aplicada al paciente.  Pues se ha probado científicamente que estas Drogas , Psicotrópicas ni sanan ni curan las OBSESIONES SUBYUGANTES.

Si logramos como Espiritistas de Verdad, llevar un mensaje contundente en definir esos llamados trastornos mentales, en sus etapas iniciales, evitando la medicación automática de psicotrópicos con educación Espírita y trabajando en fortalecer la VOLUNTAD del obsesado, mediante la educación Espírita, logramos aliviar estas Obsesiones en la gran mayoría de los afectados. Pero esta solución no es opción para los profesionales de la salud, pues al no necesitar usar drogas dañinas a la salud del paciente, no es rentable a sus intereses. Y es ahí donde el Espiritismo puede ayudar mucho.

Es más difícil ayudar a un enfermo mental ya medicado que alguien que presenta un cuadro de obsesión SUBYUGANTE en su etapa inicial, pero aunque es siempre reversible cuando media la “Voluntad” del obsesado. Es aquí en este escrito del Libro de Allan Kardec, que se demuestra la posición del Espiritismo en cuanto a las OBSESIONES SUBYUGANTES. Personalmente me consta el conocimiento de casos de los “Llamados trastornos mentales”, que con educación han logrado zafarse de las drogas psicotrópicas a veces a la fuerza por no haber recursos económicos del afectado para la medicación y otros por propia voluntad, y hoy están libres de esas enfermedades mentales inventadas para propósitos comerciales casi exclusivamente. Así que medicar primero y tratar después no es la estrategia, sino Educar primero para lograr la “Voluntad del obsesado” y luego tratar con lo que el Espiritismo ofrece que es en la auto cura de la obsesión. Y reitero, los llamados "Trastornos mentales", que resultan ser "Obsesiones Subyugantes", SI tienen Cura y auto-cura. 

Con mucho honor les presento este tema que nos indica un resumen que sí; es posible la Cura de la Obsesión.

LA OBSESIÓN – EL PASE – EL ADOCTRINAMIENTO

La cura de la Obsesión.

“Tú eres un ser humano adulto y consciente, responsable por tu propio comportamiento. Controla tus ideas, rechaza los pensamientos inferiores y perturbadores, estimula tus tendencias buenas y procura repeler las malas.

Ten cuidado de ti mismo. Dios te ha concedido la jurisdicción sobre ti mismo, eres tú quien manda en los caminos de tu vida. No te hagas el niño mimado. Aprende a controlarte a todo instante y en todas las circunstancias.

Experimenta tu propio poder y verás que es más grande de lo que piensas. La cura de la obsesión es una auto-cura. Nadie puede librarte de la obsesión si tú no quieres librarte de ella. Empieza a librarte ahora, diciéndote a ti mismo: soy una criatura normal, dotada del poder y del deber de dirigirme a mí mismo. Conozco mis deberes y puedo cumplirlos. Dios me ampara. Repite esto siempre que te sientas perturbado. Repítelo y haz lo que te dije. Toma la decisión de portarte como la criatura normal que realmente eres, confía en Dios y en el poder de las fuerzas naturales que hay en tu cuerpo y en tu espíritu, a la espera de tus órdenes. Gobierna tu barco. Reformula tu concepto acerca de ti mismo. Tú no eres un pobrecillo abandonado en el mundo. Los propios gusanos son protegidos por las leyes naturales.

¿Por qué motivo solo tú no tendrías protección? Quita de tu mente la idea de pecado y castigo. Lo que llaman pecado es el error, y el error puede y debe ser corregido. Corrígete. Establece poco a poco tu auto control, con paciencia y confianza en ti mismo.  Tú no dependes de los demás, dependes de tu mente. Mantén la mente despejada, abre sus ventanas al mundo, respira con seguridad y camina con firmeza. Acuérdate de los ciegos, de los mudos y de los sordos, de los lisiados y deficientes que se recuperan confiando en sí mismos. Desarrolla tu fe. Fe y confianza. Existe la Fe Divina, que es la confianza en Dios y en Su Poder que controla el Universo. Tú, racionalmente, ¿puedes dudar de ello? Existe la Fe Humana, que es la confianza de la criatura en sí misma. Tú ¿no confías en tu inteligencia, en tu buen sentido, en tu capacidad de acción? ¿Te juzgas un incapaz y te entregas a las circunstancias, dejándote llevar por ideas degradantes respecto de ti mismo? Modifica ese modo de pensar, que es falso.

Cuando vengas a las reuniones de Desobsesión  ven con confianza. Los que te esperan están dispuestos a ayudarte. Sé agradecido a esas criaturas que se interesan por ti y ayúdalas con tu buena voluntad. Si lo haces, tu obsesión ya ha empezado a ser derrotada. No te acobardes, sé valiente.

J. Herculano Pires
Traducción de Teresa.




Los siguientes pasos, los resumo para beneficio de tu comprensión sobre este importante tema, en esta informacion de Herculano Pires:
  • Cada cual tiene su libre albedrío para escoger lo bueno y lo malo y modificar su comportamiento, tiene también la oportunidad de repeler y rechazar cualquier mal pensamiento o insinuación, esto debe ser el primer paso a tenerlo claro.
  • Cada cual es responsable de controlarse ante cualquier circunstancia en cualquier momento en su vida, no importa cuál. (Tomar control de nuestras vidas es vital).
  • Nadie podrá zafarse de una obsesión, sino lo haces tú mismo ejerciendo la Voluntad.
  • Una oración de protección y de rechazo es útil, y confía que Dios te ampara.
  • Establece poco a poco tu auto-control, con paciencia y confianza en ti mismo.
En otras palabras, la auto-cura en una Obsesión si es posible, de manera que con la "Voluntad' y el hacer el bien, todos deben lograr controlarse ellos mismos como primer paso, tener confianza, ejercer su Libre Albedrío y Voluntad y esto será el primer paso hacia la auto-cura DE UNA OBSESIÓN.

Nunca debemos pensar que no tenemos los recursos para vencer. La oración de Protección, la confianza en Dios y pedir permiso a Dios para que Buenos Espíritus nos protejan nos dará la victoria. 

Es Espiritismo nos ayuda a vencer este mal espiritual que se convierte en un mal social de grandes proporciones. Pero no temas podrás vencer, te lo aseguro.

Herculano Pires nos lo corrobora, estemos pues con más confianza en tenemos las herramientas necesarias para lograrlo.




¿Como es posible eso de curarse uno mismo? Claro que cualquier Obsesión puede ser curada, y puede ser curada por uno mismo, solo con educarte, leyendo los Libros Codificados se puede curar una OBSESIÓN. 

La contestación es Si es posible. Veamos que dijeron los Espíritus a Allan Kardec:

Pregunta de Allan Kardec al Espíritu:

Intervención de los Espíritus en el Mundo Corporal

467. ¿Podemos liberarnos de la influencia de los Espíritus que nos incitan al mal?
• « Sí, porque esos Espíritus sólo se apegan a quienes los provocan con sus deseos o los atraen con sus pensamientos.”
468. Los Espíritus cuya influencia rechazamos por medio de la voluntad ¿renuncian a sus tentativas?
• « ¿Qué quieres que hagan? Cuando nada pueden hacer, ceden su puesto. Pero atisban, sin embargo, el momento favorable como el gato atisba al ratón». 
Pregunta de Allan Kardec al Espíritu:
469. ¿Por qué medio puede neutralizarse la influencia de los Espíritus malos?
 «Haciendo bien y poniendo toda vuestra confianza en Dios, rechazáis la influencia de los Espíritus inferiores y destruis el imperio que quieren tomar sobre vosotros. Guardaos de escuchar las sugerencias de los Espíritus que os suscitan malos pensamientos, que promueven discordias entre vosotros y que os excitan a todas las malas pasiones. Desconfiad sobre todo de los que exaltan vuestro orgullo; porque os atacan por el lado débil. He aquí por qué os hace decir Jesús en la oración dominical: ¡Señor! no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal».   
470. Los Espíritus que tratan de inducirnos al mal y que de este modo ponen a prueba nuestra firmeza en el bien, ¿han recibido la misión de hacerlo? Y si es una misión la que están cumpliendo ¿les cabe la responsabilidad de ella?
• « Ningún Espíritu recibe la misión de hacer el mal. Cuando lo acomete, es por su propia voluntad y, por tanto, sufre sus consecuencias. Dios puede permitirle que lo haga para probaros, pero no se lo ordena, y a vosotros toca rechazarlo. 
471. Cuando experimentamos un sentimiento de angustia, de ansiedad indefinible, o de satisfacción interior sin causa conocida, ¿se debe esto únicamente a una disposición física?  (Aquí Kardec se refiere a un estado depresivo)
• « - Casi siempre se trata de un efecto de comunicaciones que, sin saberlo, tenéis con los Espíritus, o que habéis mantenido con ellos durante el sueño. 
472. Los Espíritus que quieren incitarnos al mal ¿lo hacen aprovechando las circunstancias en que nos hallamos, o a éstas pueden producirlas?
• « Aprovechan las circunstancias existentes, pero a menudo también las provocan, empujándoos sin que lo sepáis hacia el objeto de vuestra codicia. Así por ejemplo, un hombre encuentra en su camino una suma de dinero. No creo que sean los Espíritus los que la han dejado en tal lugar, pero sí pueden inspirar al hombre la idea de ir hacia ese lado, y entonces ellos le sugieren que se apropie el dinero, en tanto otros Espíritus le están sugiriendo que lo devuelva a su legítimo dueño. Lo propio ocurre con todas las demás tentaciones. 
473. ¿Puede un Espíritu revestir momentáneamente la envoltura corporal de una persona viva, es decir, introducirse en un cuerpo animado y obrar en lugar del que está encarnado?
• «El Espíritu no penetra en un cuerpo como tú en una casa. Se identifica con un Espíritu encarnado que tiene los mismos defectos y las mismas cualidades para obrar de común acuerdo, pero siempre es el encarnado quien obra como quiere, sobre la materia de que está revestido. Un Espíritu no puede sustituir al que está encarnado; porque el Espíritu y el cuerpo están ligados hasta el tiempo señalado para el término de la existencia material». Con la VOLUNTAD...
475. ¿Puede uno por sí mismo alejar a los malos Espíritus y emanciparse de su dominación? 
• «Teniendo la necesaria firmeza de voluntad,  siempre es posible, quien quiera que sea, liberarse de un yugo».
Resumen: Entonces; una Obsesión puede ser curada: HACIENDO EL BIEN Y CON LA VOLUNTAD.
Cuando se trata de decirle a un espiritu que ya no te puede molestar y menos provocar pensamientos no deseados en la mente. Cuatro cosas importante a recordar. Veamos el Libro de los Mediums en el Ítem #249 que menciona estas 4 cosas importantes;
  1. Se le exige al Espiritu que no somos un Juguete de sus Prensiones.
  2. Gastar su paciencia.
  3. Se le pide la ayuda al Espiritu protector.
  4. Es menester tratarle con severidad,
Veamos en concreto esto que he mencionado como lo explica el Item #249 del Libro de Los Mediums:
249. Los medios de combatir la obsesión varían según el carácter que reviste. 
-El peligro, realmente, no existe para todo médium que está bien convencido de que debe habérselas con un Espíritu mentiroso, como esto tiene lugar en la obsesión simple; para él no es más que una cosa desagradable. Pero por lo mismo que esto le es desagradable con tanta más razón el Espíritu se encarniza con él para vejarle. Dos cosas esenciales deben hacerse en este caso.
  • Primero, probar al Espíritu que uno no es su juguete, y que le es imposible el engañarnos; 
  • segundo, gastar su paciencia, mostrándose más paciente que él; si está bien convencido que pierde el tiempo, concluirá por retirarse, como lo hacen los importunos cuando no se les escucha. Pero no siempre basta esto, y el proceso puede ser largo porque los hay que son tenaces, y para ellos los meses y los años son poca cosa.
  • En tal caso el médium debe hacer una evocación ferviente a su buen ángel guardián, lo mismo que a los buenos Espíritus que le son simpáticos, y rogarles que le asistan. 
  • Con respecto al Espíritu obsesor, por malo que sea, es menester tratarle con severidad, pero con benevolencia, y vencerle con buenos procederes, rogando por él. 
  • Si realmente es perverso, se burlará al principio; pero moralizándole con perseverancia, finalizará por enmendarse: es la empresa de una conversión, tarea muy a menudo penosa, ingrata, aun repugnante, pero cuyo mérito está en la dificultad, y que si se cumple bien queda siempre la satisfacción de haber llenado un deber de caridad y muchas veces el haber conducido al buen camino a un alma perdida.
  • Conviene igualmente interrumpir toda comunicación escrita desde el momento que se reconoce que viene de un Espíritu malo que no quiere entender la razón, a fin de no darle el placer de ser escuchado. Aun en ciertos casos puede ser útil el dejar de escribir por algún tiempo; cada uno debe conducirse según las circunstancias. Pero si el médium escribiente puede evitar estas conversaciones, absteniéndose de escribir, no sucede lo mismo con el médium auditivo que el Espíritu obsesor persigue algunas veces a cada momento con sus palabras groseras u obscenas, y que ni siquiera tiene el recurso de taparse los oídos. Por lo demás es menester reconocer que ciertas personas se divierten con el lenguaje trivial de esta clase de Espíritus, que animan y provocan, riéndose de sus necesidades en lugar de imponerles silencio y moralizarles. Nuestros consejos no pueden aprovechar a los que quieren perderse.
De modo si alguien le dice que no se puede tratar con "Severidad a un Espiritu Obsesor", dígale en toda confianza que es eso lo que recomiendan los Espíritus a Allan Kardec en el ítem #249 del Libro de Los Mediums, esto es Espiritismo.

Las personas Obsesionadas sufren mucho, y es cuando los Espiritas podemos ayudarle, sin ofrecerles soluciones que no han sido avaladas por los Espíritus.

Muchos que desean ayudar en la desobsesion, han leído de todo, pero no han leído el Libro de Los Mediums, que nos enseña cómo curar una obsesione.

Amigos ESPÍRITAS, UNA OBSESIÓN SÉ CURA CONFORMANDO TU COMPORTAMIENTO EN SER MEJOR HOY DE LO QUE FUISTE AYER. O sea haciendo y pensando en Bien Común y con la "VOLUNTAD".


¿Como se comienza la moralización personal?

ó
"Si AYER MENTÍAS, HOY DECIDE YA NO MENTIR MAS, si AYER ODIABAS Y ABORRECÍAS A TUS ENEMIGOS, HOY AMAS A TUS ENEMIGOS, si AYER HACÍAS MAL, HOY NO LE HACES A NADIE LO QUE NO TE GUSTARÍA TE HAGAN A TI, entonces, ya estas en el proceso de moralización que se necesita para activar tu adelantamiento Espiritual."

Este comportamiento de Bien Común, te eleva en Moral sobre cualquier Espíritu Obsesor.

Inmediatamente que te vas moralizando haciendo el bien, rechazas a ese Espíritu Obsesor con "SEVERIDAD" de tu mente, le puedes decir: 
"YA NO TE PERMITO QUE ESTES EN MI MENTE, NO TE DOY PERMISO Y EXIJO QUE TE RETIRES Y NO REGRESES MAS".
Es ahí donde comienza tu curación de una obsesión.

A eso le añades la aplicación de Pases Magnéticos y por supuesto le pidas a DIOS PERMISO PARA QUE ASIGNE A BUENOS ESPÍRITUS QUE DONEN Y DERRAMEN de LOS BUENOS FLUIDOS CÓSMICOS UNIVERSALES, QUE ALIVIEN TU INTERIOR Y TE DEN BUENAS IDEAS EN TU MENTE.

NO PERMITAS "NUNCA" más que malos pensamientos toquen tu mente. Tienes derecho a NO ser molestado con voces estúpidas y perversas que atormenten tu mente.

Con solo practicar el Bien y con tu "V O L U N T A D", puedes vencer una obsesión. No es con música suave, ni con oraciones "RELIGIOSAS" que sé curan las Obsesiones.

Es tiempo de abrir los ojos, y comenzar a leer los libros Codificados, principalmente, el Libro de Los Espíritus y el Libro de Los Mediums.

No permitas que te falten el respeto con procedimientos no conformes al ESPIRITISMO.

COMPARTE ESTO EN TU MURO, BASTA YA DE OBSESIONES, QUE PODEMOS VENCER NOSOTROS MISMOS. TIENES TODO EL DERECHO DEL MUNDO A SER LIBRE DE OBSESIONES Y SER FELIZ.


La Obsesión sin lugar a dudas afecta la vida de muchos seres humanos, todos lo saben, pero muy pocos se preocupan en saber ¿que es una obsesión?, ¿que la causa?, ¿donde podemos encontrar ayuda para lidiar con ella? y ¿que remedios son apropiados para lograr la cura?. 

Es por eso la razón de preparar esta serie de 8 vídeos cortos para ayudar en proveer información valiosa relacionada a este tema.

Espero que pueda más que ser una fuente de información sea un recurso útil para ayudar y orientar a personas que son obsesionadas por espíritus inferiores.  Que podamos lograr que se identifique esta condición y que al ser identificada la condición, se logre aliviar a aquellos que la padecen. 


La OBSESIÓN Espiritual Tiene CURA… y todo comienza con el uso de Tu VOLUNTAD, tu Libre Albedrío y tu ascendencia MORAL

Decide hoy, que no permitirás nunca más que alguien decida por ti, nunca más. 


Que no confíes en ningún Ritual, ningún hechizo, ningún sacrificio, ninguna adivinanza, nadie que te diga el porvenir, ningún HORÓSCOPO que te diga el futuro, nada que intervenga en tu Libre Albedrío ni en tu VOLUNTAD de querer ejercer ese derecho. Desecha toda tristeza. Las pruebas que tenemos son parte de tus propias decisiones que elegisteis por virtud de tu libre albedrío, antes de encarnar. 


Todas las decepciones que has tenido hasta hoy, debes tomarlas como pruebas que ya superaste. Deja tu pasado atrás, no te quejes de lo que ya viviste. Mira tu futuro como una puerta que se abre a la felicidad, no pensando que te encontrarás con lo mismo. 


Toda obsesión comienza cuando se rinde la voluntad a un Espíritu Obsesor. Por lo tanto comienza a darle importante a preservar tu Libre Albedrío y tu Voluntad. Lucha por vencer la Obsesión, pues no solo te afectas tu, sino tus hijos también se afectan. La OBSESIÓN Espiritual Tiene CURA…

Como lo primero que hace ese espíritu fascinador en su estrategia de obsesión es evitar que se pueda entender esta condición y que la persona obsesada no pueda encontrar la manera fácil de salir de esa obsesión, pues al no considerar lo que dijeron los Espíritus Superiores sobre este tema son presa fácil de estos Malos Espíritus. Si pueden decir que se comunican con los espíritus, pero como no conocen que para poder dominar a los obsesores es la ascendencia Moral lo que los domina, no pueden protegerse efectivamente. La Moral es o no es, se es Moral o no, y la moral ni Allan Kardec estarán anticuados jamás, pues la verdad espiritual contenida en La Codificación Espírita, es y será actual siempre, se es malo o se es bueno, se es despiadado o se es piadoso, no existen términos medios.  El que le diga que Kardec y La Codificación Espírita es algo anticuado, CUIDADO, porque ese pensamiento lo producen Espíritus que no desean ser descubiertos.  Nada adelanta el espíritu, sino la Moral o Bien Común, y eso nunca necesitara de actualización ni cambio. A continuación que es una obsesión de fascinación.


¿Porque Dios no me ayuda?

Porque DIOS te dio desde que naciste la libre decision de todos tus actos en la vida, y tu eres responsanble por cada decision que haces. Eres responsable de lo bueno o lo malo que haces, *Vea Libro de Los Espíritus, Ítem 258a).


El Águila vuela alto y esa visión que el Águila te da, desde las alturas de tu situación, está incluido tu Libre Albedrío. Entonces no es Dios el culpable de tu ANGUSTIA, sino tu mismo que no has querido entender que tu puedes rechazar esos pensamientos con tu Voluntad.

Hoy, comienza a mirar tus pensamientos y reclama victoria, rechaza los que te producen Angustia, que es posible sea tu incredulidad de que el Bien puede vencer el mal.

Los que hacen el mal, pronto desaparecerán como el viento y quedas tu sin tu Angustia, mucho antes que los malos desaparezcan.

Génesis, Allan Kardec, Los Fluidos, Cáp. 14, "Los Espíritus buenos, encarnados o desencarnados, no tienen nada que temer de la influencia de los Malos Espíritus".

Vídeo complementario de este tema:



Veamos que es la Angustia según Sigmund Freud. 





Angustia
De Wikipedia, la enciclopedia libre

La angustia (etimología: del indoeuropeo anghu-, moderación, relacionado con la palabra alemana Angst) es un estado afectivo de carácter penoso que se caracteriza por aparecer como reacción ante un peligro desconocido o impresión. Suele estar acompañado por intenso malestar psicológico y por pequeñas alteraciones en el organismo, tales como elevación del ritmo cardíaco, temblores, sudoración excesiva, sensación de opresión en el pecho o de falta de aire (de hecho, “angustia” se refiere a “angostamiento”). En el sentido y uso vulgares, se lo hace equivalente a ansiedad extrema o miedo. Sin embargo, por ser un estado afectivo de índole tan particular, ha sido tema de estudio de una disciplina científica: la psicología, y especialmente del psicoanálisis, que ha realizado los principales aportes para su conocimiento y lo ha erigido como uno de sus conceptos fundamentales. Como todos los conceptos freudianos, el de Angustia fue construido por Freud poco a poco, articulándose a la vez con los demás que integraban la teoría psicoanalítica en pleno desarrollo, y creciendo a la luz de los nuevos descubrimientos que el maestro vienés realizaba en su práctica clínica.

Primeros desarrollos freudianos
En sus primeros desarrollos sobre la angustia, Freud comienza señalando la particularidad de este estado afectivo penoso, que es el afecto penoso por excelencia, diferente de todos los otros. Lo que lo hace tan particular y digno de investigación dirá Freud es, en parte, que aparece refiriéndose a algo indeterminado, es decir, sin objeto. Dice además, en la Conferencia 25 de las Conferencias de introducción al psicoanálisis, que en realidad no necesita presentarla al lector, pues es seguro que alguna vez la ha sentido, dada su universalidad. En este mismo texto de 1916 (17) señala la necesidad de una explicación del tema diferente de la medicina académica de la época que pretendía reconducir todo a cuestiones orgánicas, lo cual le restaba importancia a este concepto pues, en palabras de Freud:
(...)el problema de la angustia es un punto nodal en el que confluyen las cuestiones más importantes y diversas; se trata, en verdad, de un enigma cuya solución arrojaría mucha luz sobre el conjunto de nuestra vida anímica. (Sigmund Freud: Conferencias de introducción al Psicoanálisis, Conferencia 25)
Angustia realista y angustia neurótica
En esta primera versión de la teoría de la angustia (luego de las elucidaciones alcanzadas más adelante con respecto al Yo, el Ello y el Superyó Freud hará un giro fundamental), parte de la diferencia entre “angustia realista” y “angustia neurótica”. La angustia realista es aquella que, como un apronte angustiado, alerta y prepara para la huida ante un peligro exteriores un estado de atención sensorial incrementada y tensión motriz. Puede haber dos desenlaces para ella: o bien genera una reacción adecuada al fin y se limita a una señal que ayuda a ponerse a salvo del peligro, o genera por el desarrollo total de la angustia una reacción inadecuada que termina en paralizar al individuo.
Es importante diferenciar la angustia del miedo y del terror. El miedo a diferencia de la angustia se refiere claramente a un objeto, y el terror es el sentimiento que aparece, justamente, cuando no hubo apronte angustiado y el peligro sobresalta.
Sin embargo lo que verdaderamente le interesa a Freud es lo que llama angustia neurótica. En relación con ciertos cuadros clínicos encuentra tres constelaciones posibles: 

  • una “angustia expectante” o libremente flotante que está a la espera de unirse de forma pasajera a cualquier objeto posible;
  • una angustia que se ha relacionado con un peligro externo que a cualquier observador le parece desmedida;
  • y aquella angustia que se da en forma de ataques o de permanencia prolongada pero sin que nunca se le descubra fundamento exterior. En todos estos casos la pregunta es ¿A qué se le tiene “miedo” en la angustia neurótica?.
En sus primeros desarrollos Freud concluye, obteniendo esta idea del estudio de las neurosis actuales y de la excitación sexual inhibida (y otras neurosis  como la histeria), que la angustia es una transmudación de la libido no aplicada: es decir, que ha obrado la represión sobre una moción de deseo  inconsciente, y que el monto de energía psíquica o libido ligado a esa representación reprimida, que necesariamente debe ser descargado,
pasa a la conciencia como angustia.

Es que la aplicación de esa libido, si bien a priori seria placentera, no acuerda con el principio de realidad y terminaría generando un monto mayor de displacer al Yo. En el caso de la angustia infantil la reconduce a una endeblez del Yo aun en conformación, que en la añoranza de la persona amada, no puede elaborar aun ese monto de excitación, y lo traspone en angustia (angustia a la soledad, a personas ajenas, etc.), es decir, que en realidad está del lado de la angustia neurótica y no de la realista.

Es en sus indagaciones sobre la relación entre síntoma y angustia, en las que se evidencia que el síntoma impide el desarrollo de esta última al ligar la energía no aplicada, que Freud llega a una primera respuesta; en sus propias palabras:
Aquello a lo cual se tiene miedo es, evidentemente, la propia libido. La diferencia con la situación de la angustia realista reside en dos puntos: que el peligro es interno en vez de externo, y que no se discierne conscientemente. (Sigmund Freud: Nuevas Conferencias de Introducción al Psicoanálisis, Conferencia 32)
Sin embargo, Freud vio inconsistente la ligazón entre la angustia realista, que como mecanismo de auto conservación responde a un peligro externo, con lo elucidado sobre la represión y el peligro interno que constituye la libido en la angustia neurótica.

La segunda teoría freudiana de la angustia Instancias psíquicas y angustia

Una vez que alcanzó a conocer mejor los procesos diferentes del Yo, el Ello y el Superyó como instancias psíquicas en tensión, llegó a la conclusión de que el Yo es el único “almácigo de angustia”, y que sólo él puede producirla y sentirla. Presenta entonces tres variedades de angustia que se corresponden con cada una de las servidumbres o vasallajes a los que está sometido el Yo: la angustia realista, que corresponde a los peligros del mundo exterior; la angustia neurótica, que es sentida por el Yo por la tensión con el Ello donde imperan las pulsiones que sólo buscan satisfacción y descarga sin miramiento por la realidad; y la angustia social o de la conciencia moral, en la que el Superyó, receptor de las identificaciones parentales y roles similares de la cultura, arroja su crítica sobre un Yo que quiere alcanzar el ideal del yo.
En principio atribuyó la formación de la angustia a la represión. Luego, ya en 1926, en "Inhibición, síntoma y angustia", dice que es la angustia la que crea la represión: "La angustia causa aquí entonces la represión y no, como antes habíamos dicho (Freud alude aquí a su primera teoría sobre la angustia) que la represión cause la angustia, o sea que la represión transforme el impulso instintivo en angustia."

El arquetipo del nacimiento y el peligro objetivo de toda angustia
Freud además, al diferenciar angustia de duelo y dolor por sus particulares sensaciones e innervaciones orgánicas, propone como modelo de la angustia la situación del nacimiento (primer uso de pulmones, aceleración del ritmo cardiaco para evitar el envenenamiento de la sangre, etc.), cuya suma de excitación displacentera es para el humano inmanejable, y que se convertirá en el futuro en la reacción a reproducir ante la percepción de un peligro como adecuada al fin, si se limita a una señal, o inadecuada, si paraliza. Esta es una situación de peligro objetiva, pero no se le puede adjudicar al recién nacido ningún conocimiento de ella, no tiene contenido psíquico. La pregunta es entonces cómo puede repetir esta angustia y recordar esa situación que le permite identificar una situación de peligro.

Para responder a ello se remite a las primeras exteriorizaciones de angustia en los niños: soledad, oscuridad y persona ajena en el lugar de la madre. Todas reconducen a la pérdida de objeto: en efecto la analogía con la angustia de castración (ver complejo de castración) se impone, pues representa una separación de un objeto estimado en grado sumo (pérdida del amor paterno en la mujer), y la misma situación de nacimiento, la angustia más originaria, es por una separación de la madre. Freud va más allá: cuando un niño añora a la madre, dice, es porque sabe que ella satisface sus necesidades sin dilación; quiere resguardarse del aumento de la tensión de necesidad, de la insatisfacción; esta es la situación de peligro, pues ante ella es impotente para su descarga. Impotente como lo fue en el momento del nacimiento; se ha repetido entonces la situación de peligro. Se trata de un aumento enorme de una energía intramitable. Así sobreviene la reacción de angustia, y esto es todo lo que necesita retener el lactante para identificar el peligro y producir la reacción adecuada al fin, que acarrea el llanto y los movimientos. El contenido del peligro se desplaza de esta situación económica a su condición: la pérdida del objeto (pues es este objeto el que puede poner término al peligro). La ausencia de la madre genera angustia, porque luego podría devenir un peligro mayor, el verdadero. Es en este momento que la angustia deviene producción deliberada como señal de peligro. La siguiente mudanza de la angustia se da en la fase fálica, y sigue los lineamientos de la pérdida de objeto: es la angustia de castración, la separación de los genitales que mantienen la posibilidad de reunión con la madre (vuelve otra vez la representación de la separación de la madre). El contenido de las situaciones de peligro se irá mudando así a lo largo del desarrollo libidinal y desemboca en la angustia social, aunque el Yo puede mantenerlas lado a lado. En el caso de las neurosis, Freud sostiene que la angustia siempre se reconduce a una angustia de castración, y según sea el monto de angustia exteriorizada se habla de una represión mejor o peor lograda.

Angustia señal, desarrollo de angustia, y represión

En la segunda teoría sobre la angustia entonces Freud pone el énfasis en la necesidad de un peligro externopues ahora es evidente que un peligro interno no puede evocar el arquetipo de la angustia: ese peligro externo que el niño temió y que perduró en el inconsciente adulto es la castración. Pero lo que es más importante (que descubre por el análisis de fobias infantiles y por la diferenciación entre angustia señal y desarrollo de angustia), la angustia no es el resultado de la represión, sino su condición: es el Yo, el único capaz de generar y sentir angustia, el que se defiende de los peligros (ahora sabemos, objetivos y externos) del Ello y del Superyó, como lo hace del mundo exterior, es decir generando una pequeña señal de angustia, o apronte angustiado, que pone en marcha el mecanismo del principio de placer (que busca evitar un displacer mayor que sobrevendría con el desarrollo completo de la angustia) y activa así el mecanismo de represión que pone al Yo a salvo de la moción pulsional peligrosa, cuya satisfacción acarrearía la consecuencia temida o la consumación de la situación de peligro.

Vemos cómo Freud logra así una mayor consistencia en su segunda teoría sobre la angustia, que sobreviene a mediados de la década del veinte. El lector debe tener en cuenta la dificultad de comprender un concepto de esta naturaleza, que sustenta y se sustenta en otros conceptos psicoanalíticos tan importantes (como represión, libido, pulsión, Ello, Yo, Superyó, Edipo, Principios de la vida anímica, etc.), si desconoce los principales nodos teóricos del Psicoanálisis. En los textos utilizados para la redacción de este artículo que figuran a continuación, pueden encontrarse más detalles al respecto, así como los fundamentos concretos en los que Freud se basó para sus deducciones.
Bibliografía
  • Obras completas de Sigmund Freud. Standard Edition. Ordenamiento de James Strachey. Volumen XVI. Conferencias de Introducción al Psicoanálisis. Parte III, Doctrina general de las neurosis (1917 [16-17]). Conferencia 25, La angustia.
  • Obras completas de Sigmund Freud. Standard Edition. Ordenamiento de James Strachey. Volumen XX. Inhibición, síntoma y angustia (1926 [1925])
  • Obras completas de Sigmund Freud. Standard Edition. Ordenamiento de James Strachey. Volumen XXII. Nuevas conferencias de introducción al Psicoanálisis (1933 [1932]). Conferencia 32, Angustia y vida pulsional.'
Véase también
Enlaces externos

Libido
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegaciónbúsqueda
Para otros usos de este término, véase Libido (desambiguación).

Libido (del lat. libido: «deseo», «pulsión» y en un sentido estricto: «lascivia») es un término que se usa en medicina y psicoanálisis de manera general para denominar al deseo sexual de una persona. Como comportamiento sexual, la libido ocuparía la fase apetitiva en la cual un individuo trata de acceder a una pareja potencial mediante el desarrollo de ciertas pautas etológicas.1 No obstante, existen definiciones más técnicas del concepto, como las encontradas en las obras de Sigmund Freud y Carl Gustav Jung que hacen referencia a la fuerza o energía psíquica. Estos autores vinculan la energía libidinal, respectivamente, a las pulsiones y a su carácter eminentemente sexual como meta primaria (Freud) o a una energía mental indeterminada que mueve el desarrollo personal general de un individuo (Jung). Sigmund Freud, a su vez, habría tomado el término de A. Moll, quien lo utilizó en 1898 en la obra Untersuchungen über die Libido sexualis [«Investigaciones acerca de la Libido sexualis»].

En medicina
En medicina, el término libido se aplica para designar específicamente el deseo sexual. La mayoría de los médicos y psiquiatras consideran que un nivel de libido inferior a lo «normal» representa una patología. El criterio que más comúnmente se aplica es el de atribuir la disminución de la libido a algún trastorno emocional, considerándola con frecuencia un síntoma de cuadros o trastornos afectivos de corte depresivo.

En psicoanálisis y psicología analítica Según Freud
Libido es también un concepto descrito por el psicoanalista Sigmund Freud.2 Se refiere a la energía de la pulsión, o más propiamente, al afecto ligado a la transformación energética de las pulsiones, cuya meta original es siempre sexual (si bien puede ser «desexualizada» secundariamente, lo que implicaría siempre una renuncia o compromiso y un esfuerzo para canalizarla de manera diversa). La mente es un sistema cuyo equilibrio resulta del conflicto entre tendencias o instancias opuestas: se trata de fuerzas o pulsiones (‘energía psíquica profunda que orienta el comportamiento hacia un fin y se descarga al conseguirlo’). Esta energía que opera en la dialéctica interna de la psique se la llama libido.

Desde la óptica freudiana (psicoanálisis), libido es el afecto que se encuentra ligado a determinada pulsión: en el primer marco teórico (hasta 1914), la energía de las pulsiones sexuales; en el segundo marco teórico (hasta 1920), la energía tanto de las pulsiones sexuales como de las pulsiones yoicas; y en el tercer marco teórico, este término es transformado en Eros.3 Si bien los trabajos iniciales de Freud la definieron desde un punto de vista únicamente sexual, sus últimas obras reconsideraron este concepto y lo ampliaron, aplicándolo no sólo a ese ámbito, sino también a la energía productiva y vital de todo ser humano (véase Eros y Tánatos).

Según Jung
Para el psiquiatra y psicólogo Carl Gustav Jung la naturaleza de la libido representó uno de los primeros puntos de sus discrepancias con Freud. En desacuerdo con el carácter eminentemente sexual enfatizó una energía vital amplia e indiferenciada, se trataría de una «energía psíquica indiferenciada», el «élan vital de Bergson», no atada a un sustrato biologicista (Freud).4
A la hora de explicar el funcionamiento de la energía psíquica propondrá tres ideas básicas derivadas de la física:5 6
  • Principio de los opuestos. Principio omnipresente en todo el sistema junguiano, del mismo modo que existen opuestos o polaridades en la energía física (calor/frío, altura/profundidad, creación/deterioro), lo mismo acontece con la energía psíquica. Es precisamente este conflicto entre polaridades el principal motivador del comportamiento y generador de energía. Dicho de otro modo, a mayor conflicto entre opuestos mayor energía psíquica, no hay energía sin oposición.
  • Principio de equivalencia. Jung aplicará a todo acontecer psíquico el principio físico de la conservación de la energía, es decir, la energía no puede crearse ni destruirse, sólo se puede cambiar de una forma a otra. Tal y como lo describe citando a Ludwig Busse,7
La suma total de la energía no varía y no puede aumentar ni disminuir.
Con lo cual, siempre se produce una continua redistribución de la energía dentro de la personalidad. Si la energía gastada o invertida en originar alguna condición se debilita o desaparece, esta no se pierde, sino que es transferida a otra parte de la psique.
Toda energía invertida o consumida para lograr un efecto determinado provoca la aparición de la misma cantidad de esa o de otra forma de energía en otro punto.8
Así, la pérdida de interés en una persona genera que la energía psíquica antes invertida en esa área cambie a una nueva, o que se produzca un intercambio energético entre la actividad consciente de vigilia y la onírica inconsciente al dormir. Dicha nueva área ha de tener un valor psíquico equivalente, sino el exceso de energía fluirá al inconsciente.
  • Principio de entropía. En física el principio de entropía alude a la igualación de las diferencias de energía. Por ejemplo, tendencia al equilibrio térmico al unir dos cuerpos a diferente temperatura. Aplicando idéntica ley a la energía psíquica Jung propuso la existencia de una tendencia al balance o equilibrio dentro de la personalidad. Así, si existen dos deseos de diferente intensidad o valor psíquico, la energía fluirá del más intenso al más débil.
Según la ley física de la entropía, la energía fluye de niveles más altos a niveles más bajos hacia estados más probables de intensidad.9
La distribución equitativa de energía psíquica en toda la personalidad nunca se alcanza, dado que si fuera así, este tercer principio, el principio de entropía, entraría en contradicción con el primer principio, o principio de los opuestos. Un equilibrio excesivo evitaría el conflicto entre opuestos, fuente de la energía.

Son así mismo de vital importancia los términos regresión y progresión de la libido, haciendo referencia a la dirección del movimiento de la energía,10 así como la función del símbolo, emergido de la base arquetípica de la personalidad, es decir, lo inconsciente colectivo, como gran organizador y transformador de la libido, a diferencia del concepto psicoanalítico de sublimación sustitutiva.11

Errores comunes
Según el diccionario de la Real Academia Española, la palabra debe pronunciarse como llana (li bi do) y no como esdrújula ( bido) porque deriva del latín libído, con i: larga. La pronunciación extendida, aunque incorrecta líbido, probablemente se deba a la influencia de la palabra lívido (que no tiene relación semántica con el concepto y que significa «amoratado» o «pálido»).12
Igualmente erróneo es el artículo singular masculino el («el libido»), puesto que se trata de un sustantivo de género femenino, lo correcto es «la libido».
Véase también
Muchos me llaman y el problema común es básicamente lo mismo. Las Angustias, las que pueden ser erradicar de la mente.

El Pensamiento puede ser nuestro mejor amigo como el peor enemigo. Lo que aceptes en tu mente, es lo que logrará que tu estado de ánimo sea de Felicidad o Angustia. Ninguna angustia es aceptable bajo ninguna justificación. Los religiosos te dicen que hay que sufrir, como Cristo sufrió, o que Dios castiga, pero Jesús indicó que no le hagas a nadie lo que no te gustaría te hagan a ti. Entonces, ni Dios ni Jesús pretenden nunca que estés angustiado. Eres tú mismo que decide tener angustia o no. Decide por ser feliz y no le des más cabida a la angustia. La Angustia la provocan pensamientos de espíritus impuros.

No permitas pensamientos que causan angustias, retíralos de tu mente. Pide a Dios que te ayude y que Buenos Espíritus derramen de sus fluidos en tí y verás cambios en felicidad. Cambia a ser mejor un poquito cada día y así podrás vencer los malos pensamientos, pues las malicias las domina el hacer el bien.

La Angustia, es un signo que debemos identificar en nuestras vidas. Se precipita la Angustia cuando solo miramos lo que una hormiga puede ver a nuestro alrededor, pero es tiempo de remontar las alturas como el águila y verlo todo desde otro punto de vista. 

Los hechos están ahí, solo hay que analizarlos, y verás que lo que te provoca ese estado de ánimo, PRONTO se resolverá, porque el Mal nunca prevalecerá sobre el Bien. Porque el Bien esta acompañado de un Dios Justo y Bueno. 






Estoy muy apenado ver tanto sufrimiento entre los Espiritas que están Obsesionados.

Ítem 863 Libro de los Espíritus

863. Las costumbres sociales ¿no obligan muchas veces a un hombre a seguir un camino equivocado, y no está él sometido al contralor del qué dirán cuando escoge sus ocupaciones? Eso que llamamos respeto humano ¿no es un obstáculo para el ejercicio del libre albedrío?

- Los hombres crean las costumbres sociales, no Dios. Y si a ellas se someten es porque les conviene, lo cual constituye un acto más de su libre albedrío, puesto que si lo desearan podrían liberarse de ellas. Entonces, ¿por qué se quejan? No deben acusar a las costumbres sociales, sino a su tonto amor propio, que les lleva a preferir morirse de inanición antes que apartarse de ellas. Nadie les toma en cuenta ese sacrificio que realizan en pro del qué dirán, en tanto que Dios sí les tomará en cuenta el sacrificio que hagan de su vanidad. Esto no significa que haya que desafiar sin necesidad al qué dirán, como hacen ciertas personas, que tienen más extravagancia que verdadera filosofía. Es tan desatinado dar motivo a que lo señalen a uno con el dedo o lo miren cual si se tratara de un ser exótico, como prudente descender por propia voluntad y sin murmurar cuando no puede uno mantenerse en lo alto de la escala.

Mi Comentario a la contestación de los Espíritus a esta pregunta de Kardec hace 155 años. ¿No sería un presagio de los Espíritus a lo que sucede hoy día a esta condición nerviosa psicosomática que afecta a muchos y preocupa a muchos más? ¿Podemos comprender cuan acertado es la descripción dada por los Espíritus a Kardec hace más de un siglo y medio? Es maravillosos saber que Dios que todo lo sabe, nos dejó plasmado esta condición social, mucho antes de que el mundo tuviera constancia de esto. Esto es una prueba contundente del mensaje de Dios a nuestras vidas. Como se describió con lujo de detalles este mal, precisamente causado por costumbres sociales y la descripción es tal que habla hasta de inanición. Me gustaría saber la opinión de los escépticos en prueba tan incuestionable de lo que Dios nos adelantó en conocimiento.

Porque no podemos hoy día aceptar que la solución y cura también nos la da Dios hoy para que podamos vencer este flagelo. Para nosotros los Espiritas es muy natural achacar estos comportamientos obsesivos a ser productos de espíritus inferiores, pero para los incrédulos, los religiosos, los científicos y los escépticos no pueden entender algo obvio y real.

Caminemos pues por la senda de la transformación Moral y veremos como este y otras enfermedades producidas por espíritus inferiores pueden ser derrotadas. No es hablar por hablar, es poder hablar con firmeza y convicción de que el mundo espiritual si existe y es real.

Las siguientes referencias a lo que todos conocemos hoy día como Anorexia Nerviosa, fueron enunciadas en la contestación a la pregunta #863 del  El Libro de Los Espíritus, escrito por Allan Kardec, hace más 157 años encontramos Claras alusiones a la Anorexia Nerviosa que conocemos hoy día:

  • las costumbres sociales, 
  • puesto que si lo desearan podrían liberarse de ellas,
  • tonto amor propio,
  • de inanición,
  • su vanidad,
  • lo señalen a uno con el dedo,
  • cual si se tratara de un ser exótico,
  • cuando no puede uno mantenerse en lo alto de la escala,

El Espíritu que contestó esta pregunta menciona “las costumbres sociales” o sea razones sociales que conducen a propiciar el ambiente apropiado para que la Anorexia Nerviosa se dé.  Muy importante este comentario y cito: “puesto que si lo desearan podrían liberarse de ellas”. Ya se establece que si se desea, aquí el libre Albedrio juega un papel importante. Todos tenemos derecho a decidir, implica que ningún Espíritu Inferior puede imponer esta condición a menos que el obsesado se halla rendido a sus pretensiones y lo permita. 

Cataloga como “tonto amor propio” y es precisamente el detonador de esta condición, un tonto amor a si mismo que es lo que los espíritus inducen en la mente del obsesado para que inadvertidamente se rinda a la obsesión de "Subyugación" de "Subyugación". Pero ya el Espiritu dijo que era un tonto amor propio, ese pensamiento.

Tambien dijo el Espiritu, que les lleva a preferir morirse de inanición antes que apartarse de ellas. No hay alusión más contundente que este argumento, porque es exactamente como se llega a la crisis de esta enfermedad. No hay ninguna duda de el Espiritu se refería a esta enfermedad.

Su vanidad motiva a la persona a tomar la decisión de dejar de alimentarse apropiadamente hasta conducirla a un estado crítico. Pero, aquí se hace referencia a que Dios tomara en cuenta la raíz del problema que es la vanidad y no el resultado. Es aquí donde debemos pensar que la persona que se ha sometido a esta prueba antes de reencarnar, si la vence, logra derrotar la vanidad que solo se logra con la Transformación Moral del individuo. 
Esta otra cita, nos lleva a lo que todos le temen, me refiero al dedo acusador de otro que le indica que esta gordo y que luce mal, cuando en realidad el velo que le han tendido los espíritus inferiores es que se ve mal no por el sobrepeso, sino por la pérdida de peso. Como podemos entender esta ambivalencia, si no es pensando que esa mente obsesionada ha sido tomada por el espíritu obsesor confundiendo a la persona afectada haciéndola creer que cada kilo que pierda lograra que se vea bien.  Es como el que juega y juega compulsivamente a la lotería y justifica su acción a que tarde o temprano se va a pegar con el premio mayor del loto.

Finalmente termina con el dedo acusador que es lo que logra destruir la auto estima de los seres humanos como lo más dañino que existe. Veamos en detalle esta última parte y citamos:

“Esto no significa que haya que desafiar sin necesidad al qué dirán, como hacen ciertas personas, que tienen más extravagancia que verdadera filosofía. Es tan desatinado dar motivo a que lo señalen a uno con el dedo o lo miren cual si se tratara de un ser exótico, como prudente descender por propia voluntad y sin murmurar cuando no puede uno mantenerse en lo alto de la escala.”

O sea todo lo que es esta contestación del Espíritu, lo único que faltó fue ponerle el nombre de Anorexia Nerviosa.

El reto es uno trascendental, y no es fácil, puesto que conlleva una coordinación de factores que comienzan con la educación. Como la Transformación Moral puede explicar esta obsesión es el mayor reto en que los espiritas nos vamos a enfrentar en los años venideros.  Si logramos divulgar un mensaje de Educación bien coordinado, podemos ser de gran esperanza a tantos que sufren de este flagelo social. 
Me gustaría mucho que esta información de esta reflexión, logre de algún modo motivar a que se vea nuestra filosofía con las contestaciones apropiadas a las preguntas de la Anorexia Nerviosa de este tiempo y a otras enfermedades del Alma que nos agobian.

Cuando termine de escribir este artículo, me fue revelado que era necesario en el futuro la construcción de Centros de Rehabilitación Espiritual para ayudar a las víctimas de este flagelo. Me fue indicado además, que filántropos se darían a la tarea de construir Centros de Tratamiento para estos fines. Mi única preocupación fue, que para eso se necesitaba buscar la forma de que fueran aprobados por los gobiernos que por cierto eran muy estrictos en cuanto a otorgar permisos para esto propósitos. Me fue revelado además, que no me preocupara, pues estos iban a ser dirigidos por personal acreditado y experimentado de nuestra Filosofía Espirita. 


Entonces, al buen entendedor, pocas palabras bastan...


Te invito a leer mi articulo sobre la Obsesión Espiritual


REFERENCIAS PARA ESCRIBIR ESTA REFLEXIÓN
  • El Evangelio Según El Espiritismo, Allan Kardec
  • El Libro de Los Espíritus, Allan Kardec
  • Obras Póstumas, Allan Kardec
  • Génesis – Allan Kardec
  • El Cielo Y el Infierno – Allan Kardec
  • El Libro de Los Médiums – Allan Kardec
  • Wikipedia



Frank Montañez
No dejes de inscribirte en mi blog, así podrás recibir notificación de nuevas adiciones a mi página. Debes tener una cuenta de correo electrónico de gmail para poder hacer comentarios a los artículos y también para inscribirte en este blog. Además, si consideras que esta reflexión hoy ha sido de mucha ayuda, por favor compártela haciendo un enlace a tu muro en Facebook y no dejes de escribir un comentario para así saber que ha servido de ayuda a alguien. Gracias por leer este blog. Frank


Revisado en: 12/28/14

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguir a Frank en Facebook

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo?

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo? 
Un Espiritista Verdadero es aquel que según el Libro de Obras Póstumas, de Allan Kardec lo describe así:

Breve Contestación a los Detractores del Espiritismo

“Solo reconoce por adeptos suyos a los que practican su enseñanza, es decir, a los que trabajan en su propio mejoramiento moral, esforzándose en vencer sus malas inclinaciones, en ser menos egoístas y orgullosos, más afables, más humildes, pacientes, benévolos, caritativos para con el prójimo y moderados en todas las cosa, pues este es el signo característico del espiritista verdadero…”

Un Espiritista Verdadero, no es el que cobra menos dinero. Esos son “Charlatanes”, infiltrados en el Espiritismo. Los “Charlatanes”, son los que cobran dinero en el Espiritismo.


Evaluar a un Espiritista, y saber si es uno Verdadero, se necesita tener conocimiento adquirido, mediante la lectura de los Libros Codificados de Allan Kardec, Así se puede verificar la autenticidad.

Mensajes en Fotos


Body

















1/15/16

Un RESUMEN sobre los recursos del Espiritismo para sanar las Obsesiones Espirituales seria:









  • Moralización del Obsesado obteniendo su ascendencia Moral y luego al Obsesor moralizarlo.



  • Fortalecimiento de la "Voluntad" del Obsesado para que pueda Rechazar al Obsesor.



  • Oración Magnética Mental. (Grupales),



  • Magnetización del Obsesado, mediante Pases Magnéticos.



  • Educación Espirita.


Los postulados y la definición de la Filosofía Espirita antes expresada es nuestra razón de ser en esta red social. Por la naturaleza de este medio, muchas personas con diferentes corrientes de pensamiento y de diferente postura con relación al Espiritismo, pueden hacer comentarios a nuestras reflexiones. Esto nos llena de mucha satisfacción, porque ilustra claramente que el propósito de la existencia de esta página ha cometido su propósito al lograr cruzar barreras de idiomas y de pensamientos. Estamos muy claros en que nuestra filosofía es una de carácter Kardeciana y es la que promulga el deseo genuino de Dios en cuanto al comportamiento Moral de nuestra sociedad y de toda la raza humana, pero no tenemos ninguna conexión con otras corrientes de pensamiento sincretistas como lo son: Práctica de africanismo, indigenismos o ritualismos étnicos, Religiosos, folclóricos o sincréticos ni se hacen rezos, baños de plantas, consume de aguardiente o tabacos, inhalaciones toxicas, curaciones mágicas, maleficios o encantamientos y Santería.



Las obsesiones se Curan según el Espiritismo.






Excelente recurso de información según El Espiritismo, en el siguiente Libro Gratuito:








Todos están bienvenidos a comentar nuestras reflexiones, pero en nada esto significa que patrocinemos estas corrientes diferentes de pensamientos.











Queremos ser un faro, donde aquellos que desean encontrar el puerto seguro, puedan libremente acercarse al dialogo y a la comprensión. Jesús nos enseño a no hacer acepción de persona alguna, somos llamados a la comprensión y a la tolerancia con todos aquellos que aunque tengan pensamientos diferentes, siguen siendo seres humanos en el proceso de encontrar el sendero de la verdad en su camino evolutivo.












REFERENCIAS PARA ESCRIBIR ESTA REFLEXIÓN



  • El Evangelio Según El Espiritismo, Allan Kardec

  • El Libro de Los Espíritus, Allan Kardec

  • Obras Póstumas, Allan Kardec

  • Genesis

  • El Cielo Y el Infierno – Allan Kardec

  • El Libro de Los Médiums – Allan Kardec











Frank Montañez

“Soy Espírita”

Director de la Página


Soy Espirita en Facebook

Nuestro Canal Soy Espirita en Youtube

Blog de Soy Espirita

soyespirita@yahoo.com

"Soy Espirita" en Twitter

"Soy Espirita" en Google +

    No dejes de inscribirte en mi blog, así podrás recibir notificación de nuevas adiciones a mi página. Debes tener una cuenta de correo electrónico de gmail para poder hacer comentarios a los artículos y también para inscribirte en este blog. Además, si consideras que esta reflexión hoy ha sido de mucha ayuda, por favor compártela haciendo un enlace a tu muro en Facebook y no dejes de escribir un comentario para así saber que ha servido de ayuda a alguien. Gracias por leer este blog. Frank





NOTA Importante:




Si consideras que este articulo o reflexión es útil, y deseas citarnos en un artículo o nota que publiques en tu blog o en Facebook, por favor haz una mención de que obtuviste la información de un articulo nuestro ya publicado. Eso es actuar en Moral y bien común. No permitas que el atribuirte consciente o inconscientemente crédito por algo que copiaste de otro autor, afecte tu espiritualidad, y que cometas faltas que se han de acumulan a las que ya tienes.




Si me mencionas o no, no es importante para mí, pero sí; es una falta el atribuirte que la información publicada es de tu autoría al no hacer mención alguna del autor original, si no das el crédito al que originalmente lo creo, eso es propiedad intelectual y al no dar el crédito, constituye una falta de moralidad. Recomiendo que añadas al final de tu reflexión algo así:




Partes de esta reflexión ha sido tomada de un artículo publicado por Frank Montañez de “Soy Espírita” en su blog: www.soyespirita.blogspot.com




Nombre del Artículo:


Fecha Publicado:


Eso evitarás que actúes mal sin quererlo hacer, de eso se trata la Educación Espírita.






Los siguientes enlaces te conducen a estos temas ya publicados para ayudarte en tu desarrollo de educación espiritual:









































Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son mas fáciles de manejar. Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son más fáciles de manejar.




Audio Libros en Español GRATUITOS




Los invito a que descarguen los AUDIO Libros en mi blog. No hay escusas para no leer el Libro de los Espíritus y el de Los Médiums, pues pueden escucharlos narrados. Visita mi blog o simplemente dale clic al libro que ves listado a continuación.





¡VIVA EL ESPIRITÍSMO!





Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO.


Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – GÉNESIS




Espero estos enlaces te conduzcan a información que te ayude a lograr activar tu crecimiento espiritual, a través de la Transformación Moral.


________________________________________




NOTA ACLARATORIA:





Han notado que nuestras reflexiones se redactan para la Educación de nuestra filosofía, tal y como lo ilustran Los Espíritus de La Codificación Espirita dada a Allan Kardec. Muchas de estas enseñanzas lucen como que deben ser tratadas en la Casa Espírita y creo que sí; es esto correcto. Pero la mayoría de nuestros lectores no tienen acceso a Casa Espírita alguna, entonces no nos podemos quedar con las manos cruzadas esperando que Espíritus Impuros que sabiendo esta realidad se adelanten se introduzcan en los hogares de personas que con genuino interés se acercan a nuestra página buscando ayuda. Para ellos les sugiero considerar conformar un pequeño grupo de Estudios en su hogar. Así se deleitaran de las enseñanzas de los Espíritus. Estos dos enlaces te ayudaran a comenzar a conformar tu grupo de Estudio:





  • http://soyespirita.blogspot.com/2014/01/ley-de-sociedad-i-necesidad-de-la-vida.html

  • http://soyespirita.blogspot.com/2011/08/recomendaciones-para-los-nuevos-grupos.html













No demostramos compasión si no ayudamos a estas personas en estos lugares inaccesibles que no existe ninguna Casa Espírita cerca y tal vez nunca la habrá a no ser por nuestra educación por el Internet. Para muchos el desarrollo de la Mediúmnidad es tan serio que no han desarrollado aun Médiums en sus lugares de reunión. Pero eso no debe ser la norma, pues el mismo Allan Kardec nos apercibió de que esto era esencial en el desarrollo espiritual de las comunicaciones Mediúmnica.




Preferimos hacer accesible esta información para aquellos que genuinamente desean crecer espiritualmente, y yo soy el de pensar que si los deseos de estos nuevos allegados son encaminados al desarrollo de la Mediúmnidad, es preferible ayudarlos que dejarlos a expensas de Espíritus Impuros que aprovechándose del deseo más profundo de crecer espiritualmente intervengan para que esto no se logre.




Esta educación debe ser el detonador para el establecimiento de nuevos centros de reunión para nuevos allegados y esto cumple el propósito de la codificación y de la Ley de Progreso y Crecimiento espiritual a que todos tenemos derecho.









































Autenticidad de los libros Codificados por Allan Kardec según el Libro de Génesis, ¿Qué es una Opinión en el Espiritismo? y el propósito del Espiritismo con la Humanidad:





Ítem #10. Sólo los espíritus puros reciben la misión de transmitir la palabra de Dios, pues hoy sabemos que los espíritus están lejos de ser todo perfectos y que algunos intentan aparentar lo que no son, razón por la cual San Juan ha dicho: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios” (Primera Epístola Universal de San Juan Apóstol 4:1).



De modo que nadie tiene la autoridad Espiritual ni Moral de realizar cambios a los libros codificados que no sean los dueños y autores originales; "Los Espíritus".




Veamos lo que dice la introducción del Libro de Génesis, comentado y firmado por Allan Kardec y lee como sigue: Introducción, De la primera edición, publicada en enero de 1868.


“A pesar de la intervención humana en la elaboración de esta





Doctrina, la iniciativa pertenece a los espíritus, pero no a uno en especial, ya que es el resultado de la enseñanza colectiva y concordante de muchos espíritus, puesto que si se basara en la doctrina de un espíritu no tendría otro valor que el de una "opinión personal". El carácter esencial de la Doctrina y su existencia misma se basan en la uniformidad y la concordancia de la enseñanza. Por tanto, todo principio no general no puede considerarse parte integrante de la Doctrina, sino una simple opinión aislada de la cual el Espiritismo no se responsabiliza.


Es esa concordancia colectiva de opiniones, sometidas a la prueba de la lógica, la que otorga fuerza a la Doctrina Espírita y asegura su vigencia. Para que cambiase, sería necesario que la totalidad de los espíritus mudasen de opinión, es decir, que llegase el día en que negasen lo dicho anteriormente. Ya que la Doctrina emana de la enseñanza de los espíritus, para que desapareciese sería necesario que los espíritus dejasen de existir. Y es por eso que esta Doctrina prevalecerá siempre sobre los demás sistemas personales, que no poseen, como ella, raíces por doquier. El Libro de los Espíritus ha consolidado su prestigio porque es la expresión de un pensamiento colectivo y general.”

Firmado por Allan Kardec.






El Libro de Génesis, escrito por Allan Kardec nos indica lo siguiente tambien:


Ítem #40. El Espiritísmo presenta, como ha sido demostrado (cap. I, n.º 30), todos los caracteres del Consolador prometido por Jesús. No es, en absoluto, una doctrina individual, una concepción humana; nadie puede decirse su creador (Pues sus creadores fueron los Espíritus). Es el fruto de la enseñanza colectiva de los espíritus presididos por el Espíritu de Verdad. No suprime nada del Evangelio: lo completa y aclara. Con la ayuda de las nuevas leyes que revela, en unión con las de la ciencia, hace comprender lo que era ininteligible y admitir la posibilidad de aquello que la incredulidad tenía inadmisible. Hubo precursores y profetas que presintieron su llegada. Por su poder moralizador, prepara el reino del bien sobre la Tierra.


La doctrina de Moisés, incompleta, terminó circunscrita al pueblo judío; la de Jesús, más completa, se extendió a toda la Tierra mediante el cristianismo, pero no convirtió a todos; el Espiritismo, más completo aún, con raíces en todas las creencias, convertirá a la Humanidad.1


1. Todas las doctrinas filosóficas y religiosas llevan el nombre de la individualidad fundadora, por lo que se dice: el Mosaísmo, el Cristianismo, el Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, etc. La palabra Espiritismo, por el contrario, no involucra a ninguna persona en especial; pero sí define a una idea general que indica, al mismo tiempo, el carácter y la fuente múltiple de la Doctrina. [N. de A. Kardec.]






Claramente Allan Kardec y El Espíritu de verdad que dictó los Libros Codificados que el Espiritísmo, más completo aún, es con raíces en TODAS LAS CREENCIAS y la fuente múltiple de la doctrina, refiriéndose a que con Moisés la Doctrina fue incompleta y la de Jesús se extendió mediante el Cristianismo, pero no convirtió a todos, por lo tanto es hoy que el Espiritísmo ha de ser de todos, todas las doctrinas religiosas, "Mosaísmo, Cristianismo, Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, y yo ando los Musulmanes, los Hinduistas, los Ateos, los Laicos, los de Joaquín Trincado, los Santeros, Umbanda, en fin a "TODOS", es más incluyo, hasta los extraterrestres, Todos adelantaran sus Espíritus mediante las enseñanzas del Espiritísmo.



En el libro de Obras Póstumas, Allan Kardec, luego de haber dedicado 13 años a la Codificación Espírita, y haber codificado y publicado los 5 Libros Básicos, dijo lo siguiente refiriéndose al Espiritismo:



EL ESPIRITÍSMO NO ES UNA RELIGIÓN Constituida…



El espiritismo es una doctrina filosófica que tiene consecuencias religiosas como toda filosofía espiritualista y por esto mismo toca forzosamente las bases fundamentales de todas las religiones: Dios, el alma y la vida futura; pero no es una religión constituida, dado que no tiene culto, rito ni templo, y que entre sus adeptos ninguno ha tomado ni recibido titulo de sacerdote o sumo sacerdote. Estas calificaciones son pura invención de la crítica.


Obras Póstumas – Allan Kardec







TODOS SOMOS MÉDIUMS





Libro de Los Mediums - Sobre los Médiums - X




Todos los hombres son médiums, todos tienen un Espíritu que los orienta hacia el bien, en caso de que sepan escucharlo. Ahora bien, poco importa que algunos se comuniquen directamente con él a través de una mediumnidad especial, y que otros sólo lo escuchen a través de la voz del corazón y de la inteligencia, pues no deja de ser su Espíritu familiar quien los aconseja. Llamadlo espíritu, razón o inteligencia: en todos los casos es una voz que responde a vuestra alma y os dicta buenas palabras. Sin embargo, no siempre las comprendéis. No todos saben proceder de acuerdo con los consejos de la razón, no de esa razón que se arrastra y repta más de lo que camina, que se pierde en la maraña de los intereses materiales y groseros, sino de esa razón que eleva al hombre por encima de sí mismo y lo transporta a regiones desconocidas. Esa razón es la llama sagrada que inspira al artista y al poeta, el pensamiento divino que eleva al filósofo, el impulso que arrebata a los individuos y a los pueblos. Razón que el vulgo no puede comprender, pero que eleva al hombre y lo aproxima a Dios más que ninguna otra criatura; entendimiento que sabe conducirlo de lo conocido a lo desconocido, y le hace realizar las cosas más sublimes. Escuchad, pues, esa voz interior, ese genio bueno que os habla sin cesar, y llegaréis progresivamente a oír a vuestro ángel de la guarda, que desde lo alto del cielo os tiende la mano. Repito: la voz íntima que habla al corazón es la de los Espíritus buenos, y desde ese punto de vista todos los hombres son médiums.




Channing






Libro de Los Mediums - Capt. XVII


Amigos míos, permitidme que os dé un consejo, dado que avanzáispor un terreno nuevo, y si seguís la ruta que os indicamos no osextraviaréis. Se os ha dicho una gran verdad, que deseamos recordaros: el espiritismo es sólo una moral, y no debe salirse de los límites de la filosofía, ni más ni menos, salvo que quiera caer en el dominio de la curiosidad.


Dejad de lado las cuestiones científicas, pues la misión de los Espíritus no es resolverlas, ahorrándoos el esfuerzo de las investigaciones.


"Tratad antes de mejoraros, pues de ese modo progresaréis realmente".


San Luis






Mapa de Visitas

Horarios en comparación a Chicago