martes, 1 de diciembre de 2015

FEB Quirúrgicamente eliminó Ítem 68, Cáp –XV del Libro de Génesis de Allan Kardec.

Cambios no autorizados por los Espíritus al Libro de Génesis, en el Ítem #68 fue remunerado como Ítem #67, eliminado así el Ítem #68. Y ¿Porque esto tuvo lugar? Para beneficiar a los "Roustanquistas".

Vea este vídeo sobre este tema:



En este articulo me propongo compartir información relevante de los cambios al Libro de Génesis Espiritual, por la Federación Espírita de Brasil, sin aval Espiritual, para introducir quirúrgicamente a Jean Baptiste Roustaing, un enemigo declarado del Espiritismo.  Nada justifica cambios arbitrarios a los Libros Codificados sin el aval de los dueños del contenido revelado a Allan Kardec, los cuales son los Espíritus que fueron presididos por el Espíritu de Verdad, que el mismo Jesús nos anunció y que aparece en la Biblia.

La introducción del libro de Génesis, nos apercibe de que ningún cambio especifico debe hacerse en los contenidos de la Revelación contenida en los Libros Codificados.  Veamos que dice literalmente el Libro de Génesis espiritual en su introducción, específicamente a evitar cambios específicos en los Libro Codificados.
________________________________________

INTRODUCCIÓN A LA PRIMERA
EDICIÓN, PUBLICADA EN
ENERO DE 1868.
"Esta nueva obra constituye un paso adelante en el terreno de las consecuencias y las aplicaciones del espiritismo. Conforme lo indica su título, tiene como objetivo el estudio de tres puntos hasta ahora diversamente interpretados y comentados: la génesis, los milagros y las predicciones, en sus relaciones con las nuevas leyes que se deducen de la observación de los fenómenos espíritas.
Dos elementos, o si se quiere, dos fuerzas rigen el universo: el elemento espiritual y el elemento material. De la acción simultánea de esos dos principios resultan fenómenos especiales, que se tornan naturalmente inexplicables si se prescinde de uno de ellos, del mismo modo que la formación del agua sería inexplicable si no se tomara en cuenta uno de sus elementos constituyentes: el oxígeno o el hidrógeno.
Al demostrar la existencia del mundo espiritual y sus relaciones con el mundo material, el espiritismo proporciona la explicación de una inmensidad de fenómenos que no se han comprendido, y que por eso mismo han sido considerados inadmisibles por parte de cierta clase de pensadores. Esos hechos abundan en las Escrituras, pero sus comentadores no han conseguido llegar a una solución racional, pues ignoraban la ley que los rige. Ubicados en dos campos opuestos, han girado siempre dentro del mismo círculo de ideas: los unos menospreciando los datos positivos de la ciencia, los otros sin considerar el principio espiritual.
Esa solución se encuentra en la acción recíproca del espíritu y la materia. Es verdad que ella quita a la mayoría de esos hechos su carácter sobrenatural. Pero ¿qué vale más: admitirlos como resultado de las leyes de la naturaleza, o rechazarlos por completo?  Su rechazo absoluto acarrea la negación de la base misma del edificio, mientras que, admitidos de ese modo, apenas suprimiendo lo accesorio, la base queda intacta. Por eso el espiritismo conduce a tantas personas a la creencia en verdades que no hace mucho consideraban meras utopías.
Esta obra es, pues, como ya lo hemos dicho, un complemento de las aplicaciones del espiritismo, desde un punto de vista especial. Los materiales estaban listos, o al menos elaborados desde hace mucho tiempo, pero aún no había llegado el momento de que fueran publicados. Era preciso, en primer lugar, que las ideas que debían servirles de base llegaran a la madurez y, además, que se tomara en cuenta la oportunidad de las circunstancias. El espiritismo no tiene misterios ni teorías secretas; todo en él debe ser dicho con claridad, a fin de que todos puedan juzgarlo con conocimiento de causa. No obstante, cada cosa debe llegar a su tiempo, para que llegue con seguridad. Una solución dada a la ligera, antes de que la cuestión se elucide por completo, sería más una causa de retroceso que de avance. En la que aquí tratamos, la importancia del asunto nos imponía el deber de evitar toda precipitación.
Antes de que entremos en materia, nos ha parecido necesario definir claramente los roles respectivos de los Espíritus y de los hombres en la elaboración de la nueva doctrina. Esas consideraciones preliminares, que apartan de ella toda idea de misticismo, constituyen el objeto del primer capítulo, titulado: Caracteres de la revelación espírita. Solicitamos que se atienda con seriedad ese punto, porque en cierto modo allí está el nudo de la cuestión.
Sin perjuicio de la parte que toca a la actividad humana en la elaboración de esta doctrina, la iniciativa pertenece a los Espíritus, pero no constituye la opinión personal de ninguno de ellos. La doctrina no es, ni puede dejar de ser, más que el resultado de la enseñanza colectiva y concordante de los Espíritus. Sólo bajo esta condición podemos denominarla doctrina de los Espíritus. De lo contrario, sería apenas la doctrina de un Espíritu, y sólo tendría el valor de una opinión personal.
Generalidad y concordancia en la enseñanza, tal es el carácter esencial de la doctrina espírita, la condición misma de su existencia, de donde resulta que todo principio que no haya recibido la consagración del control de la generalidad no puede ser considerado parte integrante de esa misma doctrina, sino una simple opinión aislada cuya responsabilidad el espiritismo no puede asumir.
Esa concordancia colectiva de la opinión de los Espíritus, sometida además al criterio de la lógica, constituye la fuerza de la doctrina espírita y asegura su perpetuidad. Para que ella cambiara, sería necesario que la universalidad de los Espíritus cambiara de opinión, y que ellos acudieran un día para decir lo contrario de lo que dijeron anteriormente. Dado que la doctrina tiene su fuente de origen en la enseñanza de los Espíritus, para que desapareciera sería necesario que los Espíritus dejaran de existir. Eso es también lo que hará que el espiritismo prevalezca sobre los sistemas personales, pues estos no poseen raíces en todas partes. El Libro de los Espíritus ha visto consolidado su prestigio porque es la expresión de un pensamiento colectivo general. En abril de 1867 cumplió su primer decenio. En ese lapso, los principios fundamentales, cuyas bases había asentado, fueron sucesivamente completados y desarrollados en virtud de la enseñanza progresiva de los Espíritus. Ninguno ha sido desmentido por la experiencia.
Todos, sin excepción, han permanecido en pie, más vivos que nunca, mientras que de las ideas contradictorias que algunos han intentado oponerle, ninguna prevaleció, precisamente porque entodas partes se enseñaba lo contrario. Ese es un resultado característico que podemos proclamar sin vanidad, pues jamás nos hemos atribuido el mérito de ello. Los mismos escrúpulos han regido la redacción de nuestras demás obras, de modo que con absoluta verdad pudimos incluir en sus títulos la expresión según el espiritismo, porque estábamos seguros de su conformidad con la enseñanza general de los Espíritus. Lo mismo ocurre con esta, que por motivos semejantes podemos presentar como complemento de las precedentes, con excepción, sin embargo, de algunas teorías aún hipotéticas, que hemos tenido cuidado de indicar como tales, y que deben ser consideradas "simples opiniones" personales, hasta tanto sean confirmadas o rechazadas, a fin de que no pese sobre la doctrina espírita la responsabilidad de ninguna de ellas.

Asimismo, los lectores asiduos de la Revista Espírita ya deben de haber notado, bajo la forma de esbozos, la mayoría de las ideas desarrolladas en esta obra, conforme lo hemos hecho con las anteriores.
A menudo la Revista representa para nosotros un terreno de ensayo, destinado a sondear la opinión de los hombres y de los Espíritus sobre algunos principios, antes de admitirlos como partes constitutivas de la doctrina.

Allan Kardec
_____________________________________
La intención de hacer que el Espiritismo siga las enseñanzas de Roustaing, son apócrifas, son falsas y perniciosas.

Este no es un mensaje de alarma. Hasta ahora se ha descubierto que la Federación Espirita de Brasil, ha cambiado el Libro de Génesis y el contenido de algunas revistas Espiritas para favorecer las posturas de Roustaing y las “Colonias Espirituales”

Hoy es más difícil adulterar los libros codificados, pero la propagación de "Nosso Lar y el UMBRAL" [Libro y Película], si es preocupante, y muy serio, porque demuestran un mundo Espiritual que no es lo que el Espiritismo enseña.

Las “Colonias Espirituales”, solo aparecen en “Nosso Lar” y lo que escribió André Luiz, que es un Espíritu inventado por Chico Xavier. No existe evidencia de que existió. 

Se ha tratado de hacer ver que las enseñanzas de Roustaing son correctas, cuando no lo son para el espiritismo. De eso se trata la Educación Espirita, que tengamos en claro que Jean Baptiste Roustaing, fue desautorizado por Allan Kardec, por el Espíritu Erasto y por el Espíritu de Verdad. Se consideró por Allan Kardec y los Espíritus que Roustaing presentaba información Mediúmnica apócrifa. Así se hizo constar en la carta de Erasto y en las Revistas Espiritas.

Las enseñanzas de JB Roustaing son apócrifas o falsas en contra de los postulados del Espiritismo, veamos los puntos fundamentales de Roustaing en contra de las enseñanzas del Espiritismo:






Los Espiritistas de Verdad que seguimos las enseñanzas de Espiritismo de los Libros Codificados no estamos de acuerdo a Roustaing, y los Espíritus que hoy día predican lo mismo. Hoy día Emmanuel, fiel seguidor de Roustaing, hablan de Almas Gemelas que no existen y de la Caída del Espíritu, Además coloca a Jesús como Puro y Perfecto antes de encarnar (Espíritus Puros ya no reencarnan más, ítem 113, Libro de los Espíritus en la Escala Espirita), Y André Luiz que habla sobre "Larvas Espirituales". Roustaing utilizo las Larvas Espirituales para justificar su posición de la Caída del Espíritu. Estos Espíritus son Roustanguistas.



A continuacion articulo de Sergio Alexio:

_____________________________________

Traducción, Traidor

Fiel a su condición estatutaria de integrante de la “escuela” rustenista y concordando con el opúsculo Los Cuatro Evangelios de J.-B. Roustaing — Respuesta a sus Críticos y a sus Adversarios (1883), la Federación Espírita Brasileña osó contrariar al Codificador en este punto de La Génesis: cap. XV, n. 66. Registró en una nota al pie de la traducción de G. Ribeiro la siguiente afirmación, puestos aún al público en las nuevas ediciones:

(1) Nota del editor: Ante las comunicaciones y fenómenos surgidos después de la partida de Kardec, se concluye que no hubo realmente un simulacro, como igualmente no hubo simulacro de Jesús, después de su muerte, al pronunciar las palabras registradas por Lucas (24:39): - Soy yo mismo, palpadme y ved, porque un espíritu no tiene carne ni huesos como veis que yo tengo”.

Los enemigos de Kardec siempre insisten en que después de su muerte algo revolucionario apareció en términos de fenómenos y comunicaciones mediúmnicas. Sin embargo, para cualquier estudioso de la Codificación Kardeciana y, sobretodo, del vasto acervo reunido en los tomos de la Revista Espírita, esto no es una verdad absoluta.

La F. E. B. no dudo en utilizar su equipo editorial para desafiar el pensamiento de Kardec, y sucesivas directivas han dado su aval a este propósito, pues, como ya dije, la desavenencia ha sido reeditada. El texto consignado en Lucas 24:39 no ha de ser fiel. En nada se parece a los demás relatos de la resurrección de Jesús. Aun así, la F. E. B. lo resalta para reprender a Kardec. Se trata de la antilógica rustenista de que las Escrituras serían infalibles. Bajo esta premisa, los adeptos de Roustaing rechazaron también, aun en el siglo XIX, la tesis de los espíritas para explicar la desaparición del cuerpo físico de Jesús en el sepulcro:

El cuerpo de Jesús era un cuerpo terrenal igual a los nuestros y, como tal, producido con la participación de los dos sexos; los ángeles o espíritus superiores, tornándolo invisible, podían sustraerlo y lo sustraerían del sepulcro en el momento preciso en que, rotos los sellos que le habían colocado, la piedra que lo cerraba fuera retirada hacia un lado. (1)

Sin embargo, el hecho es que esta hipótesis proviene del ítem No. 67 del capítulo XV de La Génesis. Kardec, hablo allí de fenómenos de transporte y de invisibilidad. Y cuando en 1869 recomienda la lectura de su libro para contra argumentar la tesis del cuerpo fluídico de Jesús, dice claramente en su Catálogo Razonado de Obras Susceptibles de Servir para Crear una Biblioteca Espírita: “Sobre esa teoría vedLa Génesis según el Espiritismo, capítulo XV, No. 64 a 68” (2). Por lo tanto, Kardec menciona en el capítulo XV de su obra, la existencia de los números 64 a 68. ¿Por qué la casi totalidad de las traducciones registra solo los números 64 a 67? Curiosamente, la nueva edición febiana[1] de La Génesis, (3) firmada por el mismo traductor del Catálogo anteriormente citado, solo incluyó los números 64 a 67.

En 1884, en la Revista Espiritismo, de Gabriel Delanne, el biógrafo Henri Sausse ya había lanzado cuestionamientos sobre la no coincidencia de dos ediciones que había cotejado de La Génesis. Leymarie dice que el hecho verificado por Sausse se había basado en una edición anterior a la definitiva. (4) Lo incontestable, del ejemplo aquí tomado, es que el verdadero No. 67 fue retirado y el No. 68, renumerado. Por eso, no creo tampoco en la explicación del antiguo secretario de Kardec, A. Desliens, (5) quien atribuyó al propio maestro lionés, quince años después de su muerte, esas alteraciones quirúrgicas en La Génesis.

Como quiera que haya sido, esto demuestra que, si no fue G. Ribeiro el mentor de tales modificaciones, seguramente otro lo hizo antes que él. Consta que la 4ª edición de La Génesis tuvo problemas en su distribución por la muerte repentina de Kardec el 31 de marzo, quedando a cargo de la Librería Espírita y de Ciencias Psicológicas. Esta edición, revisada, corregida y ampliada por el autor, es la que contiene el texto definitivo. Impresa en las oficinas gráficas de Rouge Fréres y Cia., fue entregada en abril de 1869. Según F. Barrera, “unos meses más tarde sale a la venta, bajo la responsabilidad de M. A. Desliens, director de la Revista Espírita”, de común acuerdo con “M. Bittard, gerente de la librería, y M. Tailleur”. (6)

Desliens, en 1885, estaba presionado seguramente, no solo por H. Sausse (1884), sino también, por la ambivalencia de los sinsabores causados por el cisma rustenista, declarado abiertamente en 1883, en la obra Los Cuatro Evangelios de J. B. Roustaing – Respuesta a sus Críticos y a sus Adversarios, y que albergaba los insultos más hirientes y criticas desleales al fundador de la filosofía espírita, a quien Roustaing nunca se dirigió sino por escrito.

El mismo Desliens confiesa al final de su texto que, quiere “eliminar de la familia espírita una causa de desunión”. (7) Solo que no nos explica porque las alteraciones identificadas en La Génesis tienen tanto en común con el rustenismo. En relación con el ejemplo aquí tomado, Kardec no podría eliminar justamente la explicación que se propuso sobre la desaparición del cuerpo de Jesús en la tumba, porque el maestro lo menciona como parte integrante de su obra, al recomendar la lectura contra argumentativa de los números 64 a 68 del capítulo XV de La Génesis. F. Barrera, en el resumen referente a este libro kardeciano, registra sin equivoco: “Desaparición del cuerpo de Jesús, 64 - 68”. (8)

En cuanto a la nueva edición febiana de esta obra (10 mil ejemplares, 02/2009), por Evandro Noleto Bezerra, cuyo nombre estampa la primera carátula, simplemente no se sabe qué edición francesa le sirvió de base. Nada se dice al respecto. Tampoco registra, insisto, el verdadero No. 67 del capítulo XV de La Génesis, en el que solo siguió el modelo de G. Ribeiro. Sin embargo, esto no es de admirar, pues E. Bezerra considera los trabajos de este último “irreprensibles”, como dice en la introducción de su Revista Espírita, ¿Por qué entonces los corrigió en esto y no en aquello? ¿Cuál de los dos es más irreprensible?

La edición conmemorativa de los 150 años de El Libro de los Espíritus, de hecho, en su índice general, consigue relacionar la palabra “colonia”, inexistente en la obra; sin embargo, remite al lector a los No. 234 a 236, que no hablan en absoluto de esto y si de mundos sin vida física, sirviendo de habitación transitoria a los espíritus errantes. Se intenta forzar la confirmación de la existencia, incierta para muchos, de las “colonias espirituales”, como en “Nuestro Hogar”, por ejemplo.

El espíritu de San Luis se refiere a algo que encuentra un análogo en las “colonias espirituales”. Se refirió a los “mundos intermedios”, que no se confunden con los “transitorios” arriba comentados, porque son, según el presidente espiritual de la S.P.E.E., “viveros de la vida eterna”, de donde los espíritus vienen a la Tierra para progresar. Por cierto, el traductor febiano E. N. Bezerra prefirió registrar “centros de formación”, aunque “pepinieres” signifique literalmente “viveros”. (9)

El mismo esfuerzo en vano se verifica en la expresión “centros de fuerza”, colocada como referencia a la pregunta No. 140 de El Libro de los Espíritus, donde Kardec solo se refiere el fluido vital distribuido entre los órganos físicos, y con más abundancia en los que forman los “centros o sede de los movimientos” (centres ou foyers du mouvement). ¿Dónde está la expresión “de fuerzas”? ¡Ahora! André Luiz, por dudosa analogía a los chacras hindúes, habla de “centros de fuerza” en el periespíritu, pero esto no corresponde en absoluto al asunto en cuestión.

En la Revista Espírita de marzo de 1868, Instrucciones de los Espíritus, la consoladora exhortación que un Espíritu pone en los labios espirituales de Jesús fue alterada de “¡Bienaventurados los que conocen mi nuevo nombre!” hacia “¡Bienaventurados los que conocen mi nombre de nuevo!”. Siempre abogue la tesis que ese “nuevo nombre” de Jesús es “El Espíritu de Verdad”. ¿Habrá ocurrido en la traducción febiana algún error material? El hecho es que “mon nouveau nom” nunca será “mi nombre de nuevo”.

Traductor, traidor. Ya era un antiguo dicho latino.

Entonces, he aquí abajo, el verdadero No. 67 del capítulo XV de La Génesis, desde siempre ausente de las ediciones de la F.E.B. y de las demás que, en vez de traducciones de los originales franceses, más parecen haber ofertado al rentable mercado meras versiones de las publicaciones febianas, excepción hecha a esta honrosa cita: 
67. ¿A qué se redujo el cuerpo carnal? Este es un problema cuya solución no se puede deducir, hasta nueva orden, excepto por hipótesis, ante la falta de elementos suficientes para afirmar una convicción. Esta solución, por otra parte, es de importancia secundaria y no añade nada a los méritos de Cristo, ni a los hechos que demuestran, de manera perentoria, su superioridad y su misión divina. No puede pues, haber más que opiniones personales sobre la manera como se realizó la desaparición, opiniones que solo tendrían valor si fuesen sancionadas por una lógica rigurosa y por la enseñanza general de los espíritus; ahora, hasta la presente, ninguna de las que fueron formuladas recibió la sanción de ese doble control. Si los espíritus aún no resolvieron la cuestión por la unanimidad de sus enseñanzas, es porque aún no ha llegado el momento de hacerlo, o porque aún faltan conocimientos con la ayuda de los cuales se podrá resolver personalmente. Entretanto, si la hipótesis de un robo clandestino fuera apartada, se podría encontrar por analogía, una explicación probable en la teoría del doble fenómeno del transporte y de la invisibilidad (El Libro de los Médiums, cap. IV y V) (10).
Este número de La Génesis consta igualmente en su primera edición, como puede ser verificado en la fotocopia del original, disponible en Internet (11).

Sin embargo, nada de esto exonera a Guillon Ribeiro, por cuanto se atrevió, en función del rustenismo, sus propias alteraciones a la obra de Kardec.
1.      Registró en La Génesis, I, 56, que las enseñanzas espíritas completan las vagas nociones que se tenían del alma”, pues, como rustenista, era bibliolatra y le parecía errada e injusta la expresión original de Kardec, que no tenía los mismos reparos, pues a la final las nociones dadas por Jesús sobre el alma fueron vagas, pues no podían ser de otra manera. El hecho es que “complètent les notions vagues qu'IL avait données de l'âme” jamás podrá ser traducido de forma indeterminada.
[“EL”, y no “SE”]

2.      Llamó a Jesús “Señor” y “Salvador” por el mismo motivo deducido arriba, distorsionando la postura kardeciana en los textos de La Génesis XV, 61; en XVII, 37, y en el No. 671 de El Libro de los Espíritus. Yo no confiaría tanto en un traductor que registra “voyaient JÉSUS et le touchaient” como “veían al Señor y lo tocaban”… “le sens de SES paroles” como “el sentido de las palabras del Señor”… o “SA doctrine” como “la doctrina del Salvador”…
[“Jesús” y no “Señor”; “sus palabras”, y no “las palabras del Señor”; “su doctrina”, y no “la doctrina del Salvador”].

3.      Añadió la inexistente palabra “moral” a la expresión “perfección absoluta”, en el ítem VI de la Introducción de El Libro de los Espíritus, por cuanto el rustenismo asegura que solo la perfección moral absoluta puede ser alcanzada, no ocurriendo lo mismo, según él, con la perfección intelectual.  G. Ribeiro quiso, por lo tanto, corregir a Kardec. La nueva traducción de Evandro Bezerra acertó en eso, a pesar de decir, en la Introducción de La Revista Espírita, que el trabajo de Gillon es impecable.
[la perfection absolue: “la perfección absoluta”, y no “la perfección moral absoluta”].

4.      Informó que el arcángel comenzó “por ser átomo”, y no “por el átomo”, en el No. 540 de El Libro de los Espíritus, para acomodar el texto a la noción monista sustancial de la caída angélica, de P. Ubaldi, del cual G. Ribeiro fue traductor y adepto entusiasta. ¡Ahora! Si digo que el arcángel comenzó por el átomo, soy dualista. El arcángel, principio inteligente, es espíritu, y el átomo es materia. Si digo que el arcángel comenzó por ser átomo, soy monista sustancialista, y creo que el arcángel, el principio inteligente, se solidificó en el momento de la caída, y pasó a ser el mismo átomo, de esta manera, la materia no sería más que el espíritu solidificado por la caída. Algunos ubaldistas modernos ya citan esa traducción tendenciosa de Guillon para fundamentar el ubaldismo y sus tesis como compatibles con el Espiritismo. Por otra parte, ¿por qué traducir "par l'atome" como "por ser átomo”?
[“comenzó por el átomo”, y no “comenzó por ser átomo”].

5.      En El Evangelio según el Espiritismo, XX, 5, la información “tocáis el tiempo” se tornó en “se aproxima el tiempo” porque el rustenismo defiende el “final del ciclo” por catástrofes que anuncian la vuelta de Cristo. Como nada de eso ha ocurrido, Ribeiro quiso corregir ahora al Espíritu de Verdad. “Vous touchez au temps” jamás podrá ser traducido por “se aproxima el tiempo”. [“alcanzaste, o llegaste al tiempo”, y no “se aproxima el tiempo”].

Pero no hablemos solo de los libros con el sello de la “Casa Mater”. También hubo modificaciones en la traducción adoptada por el I.D.E. para un texto de La Revista Espírita de abril de 1869, en el cual Kardec, en verdad dice que, “el alma humana, emanación divina, trae en si el germen o principio del bien [...]” (12).  Sin embargo, el señor Salvador Gentile se arrogó la condición de más docto en materia de Espiritismo que el Codificador de la Doctrina y le añadió al original tres palabras, transformando la sabia instrucción del Maestro en esta aberración filosófica: “El alma humana, emanación divina, lleva en ella el germen o principio del bien y del mal [...]”. (Las cursivas son mías).

E ahí el francés: “L'âme humaine, émanation divine, porte en elle le germe ou principe du bien qui est son but final”. Ante el pensamiento completo de Kardec, no hay dudas: “El alma humana, emanación divina, trae en sí el germen o principio del bien, que es su objetivo final”.  ¿Cómo podría el mal ser objetivo del alma, siendo que esta proviene de Dios?

De todo esto, resta el aparente buen estado de los originales franceses que se encuentran disponibles en medios de acceso digital tanto en Internet como fuera de él y, ojala, la F.E.B y el I.D.E. contribuyeran en ello. Pero estaremos atentos, pues esos “originales” no constituyen imágenes de las ediciones francesas y si digitalizaciones, lo que puede dar lugar a error material o hasta manipulación” (13).

1. Los Cuatro Evangelios. Prefacio. F.E.B., 1920, p. 66.
2. El Espiritismo en su más simple expresión y otros opúsculos de Kardec. F.E.B., Evandro Noleto Bezerra.
3.10 mil ejemplares, 02/2009.
4. Cf. BARRERA, F. Resumen Analítico de las Obras de Allan Kardec. São Paulo: U.S.E./Madras, 2003, p. 81.
5. Revista Espírita, 1885, 15 de marzo, n.º 6, ano 28.º, pp. 169-171.
6. Cf. Resumen Analítico de las Obras de Allan KardecSão Paulo: U.S.E./Madras, 2003, p. 80.
7. Revista Espírita, 1885, 15 de marzo, n.º 6, ano 28.º, p. 171.
8. Resumen Analítico de las Obras de Allan Kardec. São Paulo: U.S.E./Madras, 2003, p. 92.
9. Cf. Revista Espírita. Julho/1862. Hereditariedad Moral. ALEIXO. Ensayos de la Hora Extrema. Sobre André Luiz. 2.1 Aspectos Terrenales del Más Allá. http://ensaiosdahoraextrema.blogspot.com/2010_09_02_archive.html.)
10. Rio de Janeiro, Léon Denis - Gráfica e Editora, 2.ª ed., marzo de 2008, 1.ª tiraje, del 1.º al 3.º millar. Del original Frances: LA GENÈSE. Les Miracles et Les Prédictions Selon Le Spiritisme. Quatrième Édition, 1868.
12. EDICEL. Vol. XII. p. 102-103. Trad.: Júlio Abreu Filho.
13. Mis agradecimientos, aquí formalmente consignados, a los buenos amigos Caio Cardinot, Lair Amaro Faria, Rodrigo Luz, Tiago de Lima Castro, Luciano Ferreira y Sílvia R. O. por sus valiosas contribuciones al cuerpo de informes de este capítulo.

Fonte: O Primado de Kardec - http://oprimadodekardec.blogspot.com/2011/02/capitulo-9-tradutor-traidor.html

Traducción al español: Oscar R. Cervantes Velásquez
Centro de Estudios Espíritas Francisco de Asís
Santa Marta – Colombia
Julio 4 de 2014

__________________________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguir a Frank en Facebook

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo?

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo? 
Un Espiritista Verdadero es aquel que según el Libro de Obras Póstumas, de Allan Kardec lo describe así:

Breve Contestación a los Detractores del Espiritismo

“Solo reconoce por adeptos suyos a los que practican su enseñanza, es decir, a los que trabajan en su propio mejoramiento moral, esforzándose en vencer sus malas inclinaciones, en ser menos egoístas y orgullosos, más afables, más humildes, pacientes, benévolos, caritativos para con el prójimo y moderados en todas las cosa, pues este es el signo característico del espiritista verdadero…”

Un Espiritista Verdadero, no es el que cobra menos dinero. Esos son “Charlatanes”, infiltrados en el Espiritismo. Los “Charlatanes”, son los que cobran dinero en el Espiritismo.


Evaluar a un Espiritista, y saber si es uno Verdadero, se necesita tener conocimiento adquirido, mediante la lectura de los Libros Codificados de Allan Kardec, Así se puede verificar la autenticidad.

Mensajes en Fotos


Body

















1/15/16

Un RESUMEN sobre los recursos del Espiritismo para sanar las Obsesiones Espirituales seria:









  • Moralización del Obsesado obteniendo su ascendencia Moral y luego al Obsesor moralizarlo.



  • Fortalecimiento de la "Voluntad" del Obsesado para que pueda Rechazar al Obsesor.



  • Oración Magnética Mental. (Grupales),



  • Magnetización del Obsesado, mediante Pases Magnéticos.



  • Educación Espirita.


Los postulados y la definición de la Filosofía Espirita antes expresada es nuestra razón de ser en esta red social. Por la naturaleza de este medio, muchas personas con diferentes corrientes de pensamiento y de diferente postura con relación al Espiritismo, pueden hacer comentarios a nuestras reflexiones. Esto nos llena de mucha satisfacción, porque ilustra claramente que el propósito de la existencia de esta página ha cometido su propósito al lograr cruzar barreras de idiomas y de pensamientos. Estamos muy claros en que nuestra filosofía es una de carácter Kardeciana y es la que promulga el deseo genuino de Dios en cuanto al comportamiento Moral de nuestra sociedad y de toda la raza humana, pero no tenemos ninguna conexión con otras corrientes de pensamiento sincretistas como lo son: Práctica de africanismo, indigenismos o ritualismos étnicos, Religiosos, folclóricos o sincréticos ni se hacen rezos, baños de plantas, consume de aguardiente o tabacos, inhalaciones toxicas, curaciones mágicas, maleficios o encantamientos y Santería.



Las obsesiones se Curan según el Espiritismo.






Excelente recurso de información según El Espiritismo, en el siguiente Libro Gratuito:








Todos están bienvenidos a comentar nuestras reflexiones, pero en nada esto significa que patrocinemos estas corrientes diferentes de pensamientos.











Queremos ser un faro, donde aquellos que desean encontrar el puerto seguro, puedan libremente acercarse al dialogo y a la comprensión. Jesús nos enseño a no hacer acepción de persona alguna, somos llamados a la comprensión y a la tolerancia con todos aquellos que aunque tengan pensamientos diferentes, siguen siendo seres humanos en el proceso de encontrar el sendero de la verdad en su camino evolutivo.












REFERENCIAS PARA ESCRIBIR ESTA REFLEXIÓN



  • El Evangelio Según El Espiritismo, Allan Kardec

  • El Libro de Los Espíritus, Allan Kardec

  • Obras Póstumas, Allan Kardec

  • Genesis

  • El Cielo Y el Infierno – Allan Kardec

  • El Libro de Los Médiums – Allan Kardec











Frank Montañez

“Soy Espírita”

Director de la Página


Soy Espirita en Facebook

Nuestro Canal Soy Espirita en Youtube

Blog de Soy Espirita

soyespirita@yahoo.com

"Soy Espirita" en Twitter

"Soy Espirita" en Google +

    No dejes de inscribirte en mi blog, así podrás recibir notificación de nuevas adiciones a mi página. Debes tener una cuenta de correo electrónico de gmail para poder hacer comentarios a los artículos y también para inscribirte en este blog. Además, si consideras que esta reflexión hoy ha sido de mucha ayuda, por favor compártela haciendo un enlace a tu muro en Facebook y no dejes de escribir un comentario para así saber que ha servido de ayuda a alguien. Gracias por leer este blog. Frank





NOTA Importante:




Si consideras que este articulo o reflexión es útil, y deseas citarnos en un artículo o nota que publiques en tu blog o en Facebook, por favor haz una mención de que obtuviste la información de un articulo nuestro ya publicado. Eso es actuar en Moral y bien común. No permitas que el atribuirte consciente o inconscientemente crédito por algo que copiaste de otro autor, afecte tu espiritualidad, y que cometas faltas que se han de acumulan a las que ya tienes.




Si me mencionas o no, no es importante para mí, pero sí; es una falta el atribuirte que la información publicada es de tu autoría al no hacer mención alguna del autor original, si no das el crédito al que originalmente lo creo, eso es propiedad intelectual y al no dar el crédito, constituye una falta de moralidad. Recomiendo que añadas al final de tu reflexión algo así:




Partes de esta reflexión ha sido tomada de un artículo publicado por Frank Montañez de “Soy Espírita” en su blog: www.soyespirita.blogspot.com




Nombre del Artículo:


Fecha Publicado:


Eso evitarás que actúes mal sin quererlo hacer, de eso se trata la Educación Espírita.






Los siguientes enlaces te conducen a estos temas ya publicados para ayudarte en tu desarrollo de educación espiritual:









































Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son mas fáciles de manejar. Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son más fáciles de manejar.




Audio Libros en Español GRATUITOS




Los invito a que descarguen los AUDIO Libros en mi blog. No hay escusas para no leer el Libro de los Espíritus y el de Los Médiums, pues pueden escucharlos narrados. Visita mi blog o simplemente dale clic al libro que ves listado a continuación.





¡VIVA EL ESPIRITÍSMO!





Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO.


Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – GÉNESIS




Espero estos enlaces te conduzcan a información que te ayude a lograr activar tu crecimiento espiritual, a través de la Transformación Moral.


________________________________________




NOTA ACLARATORIA:





Han notado que nuestras reflexiones se redactan para la Educación de nuestra filosofía, tal y como lo ilustran Los Espíritus de La Codificación Espirita dada a Allan Kardec. Muchas de estas enseñanzas lucen como que deben ser tratadas en la Casa Espírita y creo que sí; es esto correcto. Pero la mayoría de nuestros lectores no tienen acceso a Casa Espírita alguna, entonces no nos podemos quedar con las manos cruzadas esperando que Espíritus Impuros que sabiendo esta realidad se adelanten se introduzcan en los hogares de personas que con genuino interés se acercan a nuestra página buscando ayuda. Para ellos les sugiero considerar conformar un pequeño grupo de Estudios en su hogar. Así se deleitaran de las enseñanzas de los Espíritus. Estos dos enlaces te ayudaran a comenzar a conformar tu grupo de Estudio:





  • http://soyespirita.blogspot.com/2014/01/ley-de-sociedad-i-necesidad-de-la-vida.html

  • http://soyespirita.blogspot.com/2011/08/recomendaciones-para-los-nuevos-grupos.html













No demostramos compasión si no ayudamos a estas personas en estos lugares inaccesibles que no existe ninguna Casa Espírita cerca y tal vez nunca la habrá a no ser por nuestra educación por el Internet. Para muchos el desarrollo de la Mediúmnidad es tan serio que no han desarrollado aun Médiums en sus lugares de reunión. Pero eso no debe ser la norma, pues el mismo Allan Kardec nos apercibió de que esto era esencial en el desarrollo espiritual de las comunicaciones Mediúmnica.




Preferimos hacer accesible esta información para aquellos que genuinamente desean crecer espiritualmente, y yo soy el de pensar que si los deseos de estos nuevos allegados son encaminados al desarrollo de la Mediúmnidad, es preferible ayudarlos que dejarlos a expensas de Espíritus Impuros que aprovechándose del deseo más profundo de crecer espiritualmente intervengan para que esto no se logre.




Esta educación debe ser el detonador para el establecimiento de nuevos centros de reunión para nuevos allegados y esto cumple el propósito de la codificación y de la Ley de Progreso y Crecimiento espiritual a que todos tenemos derecho.









































Autenticidad de los libros Codificados por Allan Kardec según el Libro de Génesis, ¿Qué es una Opinión en el Espiritismo? y el propósito del Espiritismo con la Humanidad:





Ítem #10. Sólo los espíritus puros reciben la misión de transmitir la palabra de Dios, pues hoy sabemos que los espíritus están lejos de ser todo perfectos y que algunos intentan aparentar lo que no son, razón por la cual San Juan ha dicho: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios” (Primera Epístola Universal de San Juan Apóstol 4:1).



De modo que nadie tiene la autoridad Espiritual ni Moral de realizar cambios a los libros codificados que no sean los dueños y autores originales; "Los Espíritus".




Veamos lo que dice la introducción del Libro de Génesis, comentado y firmado por Allan Kardec y lee como sigue: Introducción, De la primera edición, publicada en enero de 1868.


“A pesar de la intervención humana en la elaboración de esta





Doctrina, la iniciativa pertenece a los espíritus, pero no a uno en especial, ya que es el resultado de la enseñanza colectiva y concordante de muchos espíritus, puesto que si se basara en la doctrina de un espíritu no tendría otro valor que el de una "opinión personal". El carácter esencial de la Doctrina y su existencia misma se basan en la uniformidad y la concordancia de la enseñanza. Por tanto, todo principio no general no puede considerarse parte integrante de la Doctrina, sino una simple opinión aislada de la cual el Espiritismo no se responsabiliza.


Es esa concordancia colectiva de opiniones, sometidas a la prueba de la lógica, la que otorga fuerza a la Doctrina Espírita y asegura su vigencia. Para que cambiase, sería necesario que la totalidad de los espíritus mudasen de opinión, es decir, que llegase el día en que negasen lo dicho anteriormente. Ya que la Doctrina emana de la enseñanza de los espíritus, para que desapareciese sería necesario que los espíritus dejasen de existir. Y es por eso que esta Doctrina prevalecerá siempre sobre los demás sistemas personales, que no poseen, como ella, raíces por doquier. El Libro de los Espíritus ha consolidado su prestigio porque es la expresión de un pensamiento colectivo y general.”

Firmado por Allan Kardec.






El Libro de Génesis, escrito por Allan Kardec nos indica lo siguiente tambien:


Ítem #40. El Espiritísmo presenta, como ha sido demostrado (cap. I, n.º 30), todos los caracteres del Consolador prometido por Jesús. No es, en absoluto, una doctrina individual, una concepción humana; nadie puede decirse su creador (Pues sus creadores fueron los Espíritus). Es el fruto de la enseñanza colectiva de los espíritus presididos por el Espíritu de Verdad. No suprime nada del Evangelio: lo completa y aclara. Con la ayuda de las nuevas leyes que revela, en unión con las de la ciencia, hace comprender lo que era ininteligible y admitir la posibilidad de aquello que la incredulidad tenía inadmisible. Hubo precursores y profetas que presintieron su llegada. Por su poder moralizador, prepara el reino del bien sobre la Tierra.


La doctrina de Moisés, incompleta, terminó circunscrita al pueblo judío; la de Jesús, más completa, se extendió a toda la Tierra mediante el cristianismo, pero no convirtió a todos; el Espiritismo, más completo aún, con raíces en todas las creencias, convertirá a la Humanidad.1


1. Todas las doctrinas filosóficas y religiosas llevan el nombre de la individualidad fundadora, por lo que se dice: el Mosaísmo, el Cristianismo, el Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, etc. La palabra Espiritismo, por el contrario, no involucra a ninguna persona en especial; pero sí define a una idea general que indica, al mismo tiempo, el carácter y la fuente múltiple de la Doctrina. [N. de A. Kardec.]






Claramente Allan Kardec y El Espíritu de verdad que dictó los Libros Codificados que el Espiritísmo, más completo aún, es con raíces en TODAS LAS CREENCIAS y la fuente múltiple de la doctrina, refiriéndose a que con Moisés la Doctrina fue incompleta y la de Jesús se extendió mediante el Cristianismo, pero no convirtió a todos, por lo tanto es hoy que el Espiritísmo ha de ser de todos, todas las doctrinas religiosas, "Mosaísmo, Cristianismo, Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, y yo ando los Musulmanes, los Hinduistas, los Ateos, los Laicos, los de Joaquín Trincado, los Santeros, Umbanda, en fin a "TODOS", es más incluyo, hasta los extraterrestres, Todos adelantaran sus Espíritus mediante las enseñanzas del Espiritísmo.



En el libro de Obras Póstumas, Allan Kardec, luego de haber dedicado 13 años a la Codificación Espírita, y haber codificado y publicado los 5 Libros Básicos, dijo lo siguiente refiriéndose al Espiritismo:



EL ESPIRITÍSMO NO ES UNA RELIGIÓN Constituida…



El espiritismo es una doctrina filosófica que tiene consecuencias religiosas como toda filosofía espiritualista y por esto mismo toca forzosamente las bases fundamentales de todas las religiones: Dios, el alma y la vida futura; pero no es una religión constituida, dado que no tiene culto, rito ni templo, y que entre sus adeptos ninguno ha tomado ni recibido titulo de sacerdote o sumo sacerdote. Estas calificaciones son pura invención de la crítica.


Obras Póstumas – Allan Kardec







TODOS SOMOS MÉDIUMS





Libro de Los Mediums - Sobre los Médiums - X




Todos los hombres son médiums, todos tienen un Espíritu que los orienta hacia el bien, en caso de que sepan escucharlo. Ahora bien, poco importa que algunos se comuniquen directamente con él a través de una mediumnidad especial, y que otros sólo lo escuchen a través de la voz del corazón y de la inteligencia, pues no deja de ser su Espíritu familiar quien los aconseja. Llamadlo espíritu, razón o inteligencia: en todos los casos es una voz que responde a vuestra alma y os dicta buenas palabras. Sin embargo, no siempre las comprendéis. No todos saben proceder de acuerdo con los consejos de la razón, no de esa razón que se arrastra y repta más de lo que camina, que se pierde en la maraña de los intereses materiales y groseros, sino de esa razón que eleva al hombre por encima de sí mismo y lo transporta a regiones desconocidas. Esa razón es la llama sagrada que inspira al artista y al poeta, el pensamiento divino que eleva al filósofo, el impulso que arrebata a los individuos y a los pueblos. Razón que el vulgo no puede comprender, pero que eleva al hombre y lo aproxima a Dios más que ninguna otra criatura; entendimiento que sabe conducirlo de lo conocido a lo desconocido, y le hace realizar las cosas más sublimes. Escuchad, pues, esa voz interior, ese genio bueno que os habla sin cesar, y llegaréis progresivamente a oír a vuestro ángel de la guarda, que desde lo alto del cielo os tiende la mano. Repito: la voz íntima que habla al corazón es la de los Espíritus buenos, y desde ese punto de vista todos los hombres son médiums.




Channing






Libro de Los Mediums - Capt. XVII


Amigos míos, permitidme que os dé un consejo, dado que avanzáispor un terreno nuevo, y si seguís la ruta que os indicamos no osextraviaréis. Se os ha dicho una gran verdad, que deseamos recordaros: el espiritismo es sólo una moral, y no debe salirse de los límites de la filosofía, ni más ni menos, salvo que quiera caer en el dominio de la curiosidad.


Dejad de lado las cuestiones científicas, pues la misión de los Espíritus no es resolverlas, ahorrándoos el esfuerzo de las investigaciones.


"Tratad antes de mejoraros, pues de ese modo progresaréis realmente".


San Luis






Mapa de Visitas

Horarios en comparación a Chicago