martes, 8 de abril de 2014

Autenticidad de los libros Codificados por Allan Kardec según el Libro de Génesis, ¿Qué es una Opinión en el Espiritismo? y ¿Cual es el propósito del Espiritismo con la Humanidad? El Espiritismo no es una RELIGIÓN


La Autenticidad de los libros Codificados por Allan Kardec se evidencia con el Método Kardec, que certifica la autenticidad de los Libros Codificados

Ningun otro libro que haya creado el hombre en todas sus existencias ha sido validado como lo han sido los Libros Codificados. Esto incluye la Biblia, el Corán, la Kábala, el Torá, el libro de Apocalipsis en la Bíblia y TODOS los libros que se hayan escritos de cualquier doctrina o Filosofía presentada por el hombre a la humanidad.

Toda filosofía o corriente de pensamiento humano que pretenda hacerse llamar "La Verdad Absoluta", o el derecho a decir que su linea de pensamiento es la única correcta.  Nos circunscribimos a lo que dijeron los Espíritus a preguntas de Allan Kardec:


Libro de Los Espíritus, Ítem #841, Si hay algo que está permitido imponer, es el bien y la fraternidad.

Libro de Los Espíritus, pág. 466
841. Por respeto a la libertad de conciencia, ¿debemos permitir que se difundan doctrinas perniciosas, o podemos –sin atentar contra esa libertad– intentar que vuelvan al camino de la verdad aquellos que se han extraviado por seguir principios falsos?
“Sin duda podéis intentarlo, e incluso debéis hacerlo. Pero enseñad, según el ejemplo de Jesús, mediante la dulzura y la persuasión, y no por la fuerza, lo cual sería peor que la creencia de aquel a quien queréis convencer. Si hay algo que está permitido imponer, es el bien y la fraternidad. Con todo, no creemos que el medio de lograr que se los admita sea obrar con violencia, pues la convicción no se impone.” 
842. Puesto que todas las doctrinas abrigan la pretensión de ser la única expresión de la verdad, ¿por qué signos podremos reconocer a aquella que tenga el derecho de presentarse como tal? 
- Será la que haga más hombres de bien y menos hipócritas, vale decir, más hombres que practiquen la ley de amor y caridad en su mayor pureza y en su más amplia aplicación. Por ese indicio reconoceréis que una doctrina es buena, pues toda doctrina que tenga por resultado sembrar la discordia y establecer demarcaciones entre los hijos de Dios no puede ser sino falsa y perniciosa.
El Espiritismo, es una Filosofía de Bien Común, y cumple con el criterio de hacer hombres y mujeres de bien y nunca promueve la hipocresía, ni la demarcación que convertiría el Espiritismo en una filosofía perniciosa o falsa. El sentido común, indefectiblemente e indudablemente te presenta una Filosofía de Bien Común. Por lo tanto, el Espiritismo, es autentico y conforme a los propósitos de Dios para la humanidad.

Es menester establecer que en estos libros esta contenida La Palabra de Dios, ya que solo los Espíritus Puros y Perfectos tienen la misión de transmitirla a la humanidad. 

En este articulo se define también, ¿Qué es una "Simple Opinión" en el Espiritismo? Esto  evitará que se modifique la Codificación Espírita de como fue entregada por los Espíritus.  Cualquier sueño o visión, o de mentores o experiencias personales de expositores del Espiritismo, se deberán considerar como "Simples Opiniones" a la hora de evaluar lo dicho y compararlo con ya publicado en los Libros Codificados

Es muy importante que reconozcamos también, ¿Cual es el propósito del Espiritismo con la Humanidad?, veremos, claramente que el Libro de Génesis Espiritual escrito y codificado por Allan Kardec, establece que se alcanzará a la Humanidad, sin ninguna etiqueta, sin ninguna demarcación, ni imposición alguna. 

El Espiritismo con el recurso de la Educación, logrará adelantar o alcanzar el progreso espiritual de la Humanidad.

Teniendo muy en claro que el Espiritismo no es una RELIGIÓN, que establece pautas a los seres humanos, y que impone demarcaciones como condición querer ser Espiritista. El Mensaje Espirita nos muestra con su dulce mensaje, que no se necesita ser religioso para lograr la moralización, y por consiguiente predicar un mensaje de Bien Común al mundo.

El Espiritismo es un recurso contundente para que las Almas Encarnadas y Desencarnadas encuentren el camino hacia su adelantamiento Espiritual, protegiendo siempre el Libre Pensar o Libre Albedrío, a lo cual TODOS tienen derecho y para lo cual hemos venido en cada reencarnación.


Los Libros codificados que para los Espiritistas constituyen la Palabra de Dios, muestran un mensaje de DIOS para la humanidad justo, coherente, esperanzador, consolador desprovisto de todo acto violento y ruin.

El Espiritismo, nunca será el asidero a los hombres violentos que utilizan textos Bíblicos o el Corán o Libros Religiosos, para justificar la naturaleza violenta de sus actos.

El mensaje del Espiritismo es claro, es de carácter serio en cuanto son los deseos de DIOS para la humanidad. No se basa en actos violentos, perversos, vengativos de amenazas a los que no piensan igual. Sino plagado de un amor inefable que nos inducen a ser mejores seres humanos en nuestros comportamientos.

Los hombres cuya naturaleza es violencia, inducidos por Espíritus imperfectos, malos e impuros, nunca podrán utilizar ningún texto de los Libros Codificados como asideros a justificar su maldad contra los seres humanos que ellos violan, matan y tratan de controlar para manipulación a que haya que creer como ellos creen.

Nunca jamás los Libros Codificados serán la justificación a ninguna amenaza, ni a ninguna atrocidad contra los semejantes humanos.


Es el Espiritismo que nos conduce al deseo supremo de superación espiritual mediante un comportamiento conforme al mensaje de Jesús y los Espíritus que comunicaron los deseos de Dios para la humanidad TODA. 

El Espiritismo nos consuela, pero nos muestra como adelantar nuestros Espíritus para progreso espiritual, los Violentos siempre justificaran sus actos por libros escritos por hombres, pero nunca jamás por lo que el Espiritismo expone a través de los Libros Codificados.

El Espiritismo logrará alcanzar a la humanidad, sin ningún modelo religioso, sino con su mensaje Moralizador basado en las enseñanzas de Jesús.

El Espiritismo no tiene el propósito de Cristianizar que es una demarcación y violación al Libre Albedrío , ni de Espiritizar como mentores tratan de imponer para los nuevos adeptos, sino claramente establece que es para Moralizar a la humanidad hasta alcanzar un reino de bien y de Justicia para todos.

El Espiritismo a través de Los Libros Codificados por Allan Kardec, prueban ser la Palabra de Dios por la esencia misma de TODO su mensaje. 

Veamos en concreto lo que dijeron los Espíritus en el Libro de Génesis:
Ítem #10. Sólo los espíritus puros reciben la misión de transmitir la palabra de Dios, pues hoy sabemos que los espíritus están lejos de ser todo perfectos y que algunos intentan aparentar lo que no son, razón por la cual San Juan ha dicho: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios” (Primera Epístola Universal de San Juan Apóstol 4:1).
Vemos esta verificación espiritual resumido en lo siguiente:


"Sólo los espíritus puros reciben la misión de transmitir la palabra de Dios”, 

Los Libros Codificados constituyen La Palabra de DIOS, de acuerdo a lo que especifica el Libro de Génesis.

Veamos en este análisis que son Espíritus Puros y cuales son sus caracteristicas y atributos a través de TODOS los Libros Codificados.


Espíritus Puros según los 5 Libros Codificados…

L.E. = Libro de Los Espíritus
  • Tienen la misión de transmitir la Palabra de Dios.(Génesis Cap1, #10).
  • Ellos son los mensajeros y los ministros de Dios, cuyas órdenes ejecutan para mantener la armonía universal. (L.E. Ítem #113).
  • Dirigen a los Espíritus inferiores a ellos, los ayudan a perfeccionarse y les asignan su misión. (L.E. Ítem #113).
  • Tienen Influencia nula de la materia. (L.E. Ítem #113).
  • Tienen Superioridad intelectual y moral absoluta en comparación con los Espíritus de los otros órdenes. (L.E. Ítem #113).
  • Gozan de una dicha inalterable, porque no están sujetos a las necesidades ni a las vicisitudes de la vida material.  (L.E. Ítem #113).
  • Asisten a los hombres en sus padecimientos. (L.E. Ítem #113).
  • Incitan al bien o a la expiación de las faltas que los alejan de la felicidad suprema. (L.E. Ítem #113).
  • Es para ellos una grata ocupación. Se los designa a veces con los nombres de ángeles, arcángeles o serafines. (L.E. Ítem #113).
  • Los hombres pueden entrar en comunicación con ellos, pero muy presuntuoso sería el que pretendiese tenerlos constantemente a sus órdenes. (L.E. Ítem #113).
  • La pureza de sus sentimientos y su amor al bien: son los ángeles o Espíritus puros. (L.E. Ítem #113).
  • Pertenecen a la primera categoría de espíritus, son los que podemos considerar a los que llegaron a la perfección: los Espíritus puros. Han alcanzado el grado supremo de la perfección. (LE Ítem # 97).
  • Los seres que llamamos ángeles, arcángeles y serafines, son los Espíritus puros. (LE Ítem #128).
  • Sería más exacto llamar vida eterna a la de los Espíritus puros, los que por haber alcanzado la perfección no habrán de sufrir más pruebas. Esa es más bien la dicha eterna. (LE Ítem # 153ª).
  • Existen mundos en los que el Espíritu, cuando deja de habitar en un cuerpo material, no tiene otra envoltura más que el periespíritu e incluso esa envoltura se vuelve tan etérea que para vosotros es como si no existiera. Ese es el estado de los Espíritus puros.” (LE Ítem # 186).
  • “La vida eterna es la vida del Espíritu; la del cuerpo es transitoria y pasajera. Cuando el cuerpo muere, el alma regresa a la vida eterna.” O sea se le puede llamar vida eterna a la de los Espíritus puros, los que por haber alcanzado la perfección no habrán de sufrir más pruebas.
  • Existen mundos en los que el Espíritu, cuando deja de habitar en un cuerpo material, no tiene otra envoltura más que el periespíritu, e incluso esa envoltura se vuelve tan etérea que para vosotros es como si no existiera. Ese es el estado de los Espíritus puros.
  • Los Espíritus puros habitan en mundos determinados, pero no están confinados en ellos como los hombres en la Tierra. Con más facilidad que los demás Espíritus, pueden estar en todas partes. (LE Ítem # 188).
  • Aunque se haya tenido en una vida, una conducta perfecta, deberá aún, superar todos los grados hasta convertirse en Espíritus Puros, por lo tanto deberá pasar por todos los grados intermedios. (LE - Ítem # 192).Los Espíritus puros, aquellos que han llegado a la perfección, no son errantes: su estado es definitivo. es decir, perfectos y sin necesidad de volver a encarnar. ” (LE Ítem # 226).
  • La felicidad de los Espíritus buenos, consiste en conocer todas las cosas. En no tener odio, celos, envidia, ambición, ni ninguna de las pasiones que causan la desdicha de los hombres. El amor que los une es para ellos la fuente de una suprema felicidad. No experimentan las necesidades ni los padecimientos ni las angustias de la vida material. Son felices por el bien que hacen. Por lo demás, la dicha de los Espíritus siempre es proporcional a su elevación. Si bien es cierto que sólo los Espíritus puros gozan de la dicha suprema, los demás no son desdichados. (LE Ítem # 967.).
  • Los Espíritus puros están reunidos en el seno de Dios y ocupados como todo en la naturaleza, desde el grano de arena, canta, es decir, proclama el poder, la sabiduría y la bondad de Dios. Pero no creas que los Espíritus bienaventurados se encuentran en estado de contemplación por toda la eternidad. Sería una felicidad estúpida y monótona. Además, sería la felicidad del egoísta, puesto que su existencia constituiría una inutilidad sin término. Esos Espíritus ya no sufren las tribulaciones de la existencia corporal, lo cual es de por sí un goce. Por otra parte, como hemos dicho, conocen y saben todas las cosas. Aprovechan la inteligencia que han adquirido para contribuir al progreso de los otros Espíritus. Esa es su ocupación y, al mismo tiempo, un goce.” (LE Ítem # 969.).
  • La reencarnación del alma en un mundo menos grosero, es una recompensa. Es la consecuencia de su purificación. Porque a medida que los Espíritus se purifican, encarnan en mundos cada vez más perfectos, hasta que se hayan despojado por completo de la materia y limpiado todas sus manchas, para gozar eternamente de la felicidad de los Espíritus puros en el seno de Dios.” (LE Ítem # 985.).
  • Los espíritus puros son los mesías mensajeros de Dios para la transmisión y la ejecución de sus voluntades. levan a cabo las grandes misiones, presidiendo a la formación de los mundos y a la armonía general del Universo, cometido glorioso al cual se llega con la perfección. Los espíritus de rango más elevado son los únicos iniciados en los secretos de Dios, inspirándose en su pensamiento, puesto que son sus representantes directos. Cielo y el Infierno – CAPÍTULO III El Cielo - Ítem #12.
  • La dicha radica en las cualidades propias de los individuos, y no en el estado material del centro en que se encuentran. La dicha está, pues, en todas partes donde haya espíritus capaces de ser felices, y no tiene ningún sitio señalado en el Universo. En cualquier lugar en que se encuentren los espíritus puros puede contemplarse la Divina Majestad, porque Dios está en todas partes. Cielo y el Infierno – CAPÍTULO III El Cielo Ítem #15.
  • Así se encuentra realizada la gran ley de unidad de la Creación. Dios no ha estado jamás inactivo. Siempre ha tenido espíritus puros experimentados e iluminados, para transmitirle sus órdenes y para la dirección de todas las partes del Universo, desde el gobierno de los mundos hasta los más ínfimos detalles. No ha tenido, pues, necesidad de crear seres privilegiados exentos de cargas. Todos, antiguos o nuevos, han conquistado sus grados en la lucha y por su propio mérito, en fin, son hijos de sus obras. Así se cumplen igualmente la soberana justicia de Dios. [Cielo y el Infierno – CAPÍTULO VIII Los Ángeles según la Iglesia Ítem #15.].
  • Sólo los espíritus puros reciben la misión de transmitir la palabra de Dios, pues hoy sabemos que los espíritus están lejos de ser todo perfectos y que algunos intentan aparentar lo que no son, razón por la cual San Juan ha dicho: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios” (Primera Epístola Universal de San Juan Apóstol 4:1). (Génesis - CAPÍTULO I, Caracteres de la revelación espírita #10.).
  • Sabe que no hay criaturas desheredadas o menos dotadas que otras, que Dios no crea seres privilegiados exentos del trabajo que les es impuesto para progresar; que no hay seres perpetuamente destinados al mal y al sufrimiento; que los que son designados demonios son espíritus atrasados e imperfectos que dañan en el estado de espíritus como lo hacían cuando eran hombres, pero que adelantarán y mejorarán; que los ángeles, o espíritus puros, no son seres privilegiados en la Creación, sino espíritus que han alcanzado su meta, después de haber recorrido el camino del progreso; que no hay creaciones múltiples ni categorías diferentes entre los seres inteligentes, sino que toda creación surge de la ley de unidad que gobierna al Universo y que todos los seres gravitan hacia una meta común: la perfección, sin que unos sean favorecidos a expensas de los demás, pues todos son hijos de sus obras. (Génesis - CAPÍTULO I, Caracteres de la revelación espírita Ítem #30.).
  • Ya hemos admitido al ser espiritual y no podemos aceptar que su origen esté en la materia; pues bien, ¿cuál es, entonces, su punto de partida? En este terreno, los medios de investigación se equivocan, como en todo lo que se refiere al principio de las cosas. El hombre sólo es capaz de constatar aquello que existe. Sobre el resto, únicamente puede emitir hipótesis. Y ya sea porque este conocimiento sobrepasa el alcance de su inteligencia actual o porque tal conocimiento le pueda resultar ahora inútil o inconveniente. Dios no se lo concede ni siquiera por medio de la revelación. Lo que Dios revela a los hombres por intermedio de sus mensajeros y que, por otra parte, ellos mismos podrían deducir por sí del principio de la justicia soberana, que constituye uno de los atributos esenciales de la Divinidad, es que todos tienen un mismo punto de partida. Todos son creados simples e ignorantes y con idéntica aptitud para progresar mediante su actividad individual; que todos alcanzarán el grado de perfección compatible con la criatura gracias a sus esfuerzos personales y que todos, hijos de un mismo Padre, son objeto de igual solicitud, razón por la cual nadie recibe privilegios o dones especiales ni nadie está exento del trabajo que le es impuesto a los demás para alcanzar la meta. (CAPÍTULO XI, Génesis Espiritual, El principio espiritual. Ítem #7).
  • Así como Dios creó los mundos materiales de toda eternidad, también creó seres espirituales eternos: de otro modo, los mundos materiales no tendrían finalidad. Se podría llegar a concebir a los seres espirituales sin mundos materiales, pero nunca a éstos sin seres espirituales. La finalidad de los mundos materiales es abastecer a los seres espirituales de los elementos de trabajo para el desarrollo de su inteligencia. (CAPÍTULO XI, Génesis espiritual, El principio espiritual. Ítem #8).
  • El progreso es la condición normal de los seres espirituales y la perfección relativa la meta que deben alcanzar. Ahora bien, como Dios ha creado de toda eternidad y crea sin cesar eternamente, hay seres que ya han logrado llegar al punto culminante de la escala. Antes de que la Tierra existiese, ya los mundos sucedían a los mundos. Cuando la Tierra salió del caos de los elementos, el espacio estaba poblado por seres espirituales de diferentes órdenes, desde quienes nacían a la vida hasta aquellos que ocupaban ya un lugar entre los espíritus puros, vulgarmente llamados ángeles. (CAPÍTULO XI, Génesis espiritual, El principio espiritual. Ítem #9).
  • Los demonios llenan el intervalo que separa el cielo de la tierra; son el lazo que une el gran todo con el mismo. No entrando nunca la Divinidad en comunicación directa con el hombre, por la mediación de los demonios es como los dioses se comunican y hablan con él, sea en estado de vela o durante el sueño. La palabra Daimón, de la que se ha formado demonio, no se tomaba en mal sentido en la antigüedad, como entre los modernos; no se aplicaba exclusivamente a los espíritus malhechores, sino a todos los espíritus en general, entre los cuales se distinguían a los espíritus superiores, llamándoles dioses; y a los espíritus menos elevados o demonios, propiamente dichos, que comunicaban directamente con los hombres. El Espiritismo dice también que los espíritus pueblan el espacio; que Dios no se comunica con los hombres sino por mediación de los espíritus puros, encargados de transmitir su voluntad; y que los espíritus comunican con ellos durante la vela y durante el sueño. Substituid la palabra demonio por espíritu, y tendréis la doctrina espiritista; poned la palabra ángel, y tendréis la doctrina cristiana. [Evangelio según el Espiritismo, Cap. VI].
  • De todas las facultades que Jesús puso de manifiesto, ninguna se encuentra fuera de las posibilidades humanas. Todas se hallan comúnmente en el hombre, porque están en la naturaleza. No obstante, debido a la superioridad de su esencia moral y de sus cualidades fluídicas, esas facultades alcanzaron en Él proporciones superiores a las vulgares. Cuando dejaba a un lado su envoltura carnal, Jesús exhibía la condición de los Espíritus puros.[La Génesis - Capítulo XV. #44].
  • En las sucesivas encarnaciones, el Espíritu se va despojando poco a poco de sus impurezas y perfeccionándose por el trabajo, llegado así al fin de sus existencias corpóreas; pertenece, entonces, a la orden de los Espíritus puros o de los ángeles y goza, al mismo tiempo de la vida completa de Dios y de una felicidad sin mácula por la eternidad[El Espiritismo en su más simple expresión, Allan Kardec - #27].
  • ¿Hace Dios revelaciones directas a los hombres? Esta es una pregunta que no nos animaríamos a responder con un sí ni con un no rotundo. No es algo totalmente imposible, pero no existe una prueba cierta al respecto. Lo que sí sabemos es que los espíritus más cercanos a Dios por su perfección e imbuidos del pensamiento divino, pueden ser sus transmisores. [El Libro de Génesis, nos indica lo siguiente: #9.].
  • Puesto que el conocimiento de todas las cosas sólo es dado a los Espíritus  perfectos, para los demás Espíritus –tanto como para nosotros– hay misterios que ellos explican a su manera, según sus propias ideas, y acerca de los cuales pueden formarse opiniones más o menos exactas, opiniones que, por amor propio, tratan de hacer que prevalezcan, y que se complacen en reproducir en sus comunicaciones.[Libro de Los Médiums - Capítulo XXVII, Contradicciones y mistificaciones.  
De modo que  los Libros Codificados, exponen la Palabra de Dios a la Humanidad.  Nadie tiene la autoridad Espiritual ni Moral de realizar cambios a los libros codificados que no sean los dueños y autores originales, o sea; "Los Espíritus que dictaron la Codificación a Allan Kardec".





Allan Kardec no dejó ninguna puerta abierta para que los conceptos específicos en el Espiritismo se cambien sin el permiso de los Espíritus que contribuyeron con el Espiritu de Verdad a darnos esta hermosa revelación del Espiritismo.

Experiencias con el Espiritismo de Allan Kardec - Libro de Obras Póstumas - Mayo 1855...
Algún tiempo después, en mayo de 1855, me encontré en casa de la sonámbula Mme. Roger, con Mr. Fortier, su magnetizador; allí estaban también Mr, Patier y Mme. Plainemaison quienes me hablaron de estos fenómenos en el mismo sentido que Mr. Carlotti, pero en otro tono bastante diferente. Monsieur Patier era un funcionario público de cierta edad, y hombre muy instruido y de carácter grave, frío y reposado. Su lenguaje, exento de todo entusiasmo, produjo en mi viva impresión, y cuando me ofreció asistir a las experiencias que tenían lugar en casa de Mme. Plainemaison, calle Granpe-Bateliere, 18, acepté con regocijo.
El día designado fue el martes (1) de mayo, a las ocho de la noche. Esta fue la primera vez que fui testigo del fenómeno de las mesas que giraban, saltaban y corrían, y lo fui en condiciones tales, que la duda no me era posible. Presencié también algunos ensayos bastante imperfectos de escritura Mediúmnica sobre una pizarra con ayuda de una cestita. No por esto mis ideas se modificaron, pero entre aquellas futilidades aparentes y la especie de juego a que se había reducido el fenómeno, hube de reconocer un hecho, y por consecuencia, una causa que lo determinara, que desde luego conceptué seria y como la revelación de una nueva ley que me propuse profundizar. La ocasión de poder observar atentamente se me ofreció poco tiempo después. En una de las veladas de madame Plainemaison conocí a la familia Baudin, que por aquel entonces vivía en la calle de Rochechouart. Mr. Baudin me brindó asistiera a las sesiones semanales que celebraba en su casa, y en ellas fui, desde tal instante, uno de los más asiduos concurrentes.
Eran estas reuniones bastante numerosas, tanto por los habituales asistentes a ellas, cuanto porque se admita sin dificultad a todos los que lo solicitaban. Los dos médiums eran las hermanas señoritas Baudin, que escriban sobre una pizarra con la ayuda de una cestita, llamada peonza, (Este dato esta en blanco en el manuscrito), o trompo, ya descrita en El Libro de los Médiums. Este procedimiento, que exige el concurso de dos personas, excluye toda posibilidad de participación de las ideas del médium. Por ende, la continuidad de las comunicaciones y las respuestas dadas a los temas que se proponían, no importando que estos temas se formularan mentalmente, señalan hasta la evidencia la intervención de una inteligencia extraña. Los puntos tratados eran generalmente frívolos. Nos ocupaban, sobre todo, las cosas que afectaban a la vida material, al porvenir, todo aquello que no tenía nada de verdaderamente serio: la curiosidad y el entretenimiento eran el principal móvil de los asistentes.
El Espíritu que se comunicaba de ordinario tomaba, el nombre de Zephir, nombre perfectamente en consonancia con su carácter y con el de la reunión; no obstante, el era muy bueno y se declaró el protector de la familia. Si frecuentemente usaba tonos joviales, también sabía dar sanos consejos y manejar oportunamente el epigrama mordaz e ingenioso. Apenas nos conocimos, me dio constantes pruebas de muy grande simpatía. Aunque no es un Espíritu muy avanzado, más tarde, asistido por otros superiores, me ayudó en mis primeros trabajos. Después me dijo que debía reencarnar y no volví a conversar con él. Aquí fue, pues, donde hice mis primeros estudios serios sobre Espiritismo, aunque tuvieran más de revelaciones que de puras observaciones. Apliqué a esta nueva ciencia, como había hecho siempre con toda otra, el método de la experimentación: no me he fiado nunca de teorías preconcebidas.
Observe atentamente, comparé, deduje las consecuencias de los efectos quise remontarme a las causas por la deducción y el encadenamiento lógico de los hechos, y no admití como verdadera ninguna explicación que no resolviera todo género de dificultades. Así era como había procedido en mis trabajos anteriores desde la edad de 15 a 16 años. Comprendí al momento la gravedad de la exploración que iba a acometer; entreví en estos fenómenos la clave del problema oscuro y controvertido del pasado y del porvenir de la humanidad, la solución que yo haba buscado vanamente toda mi vida; me di cuenta, en una palabra, de que iba a provocar toda una revolución en las ideas y en las creencias, y en vista de todo ello, me prometí obrar con circunspección y no ligeramente, ser positivista y no idealista, para no pagarme de bellas ilusiones.
Uno de los primeros resultados de mis observaciones fue el darme cuenta de que los Espíritus, no siendo otros que las almas de los hombres, no poseen ni la soberana sabiduría ni la soberana prudencia; que su saber era proporcionado a su progreso, y que su opinión no tenía más valor que el de una opinión personal. Esta verdad, reconocida desde el principio, me preservó del grave escollo de creer en su infalibilidad y de formular prematuras teorías sobre la palabra de uno solo o de varios de ellos.
Nota de Frank: Obviamente este comentario de Kardec muy válido por cierto, fue una de las primeras conclusiones a las que el arribó, era para mayo del año de 1855, pero a partir de Diciembre  en el año 1855, comenzaron, entonces las comunicaciones con los Espíritus que dictaron los Libros Codificados, Espíritus Puros y Perfectos dirigidos por el Espiritu de Verdad.  Estos Espíritus que le dictaron las comunicaciones reveladoras para ser expuestas en Los Libros Codificados, se diferenciaban a que eran Espíritus Puros y Perfectos, destacándose su líder el Espíritu de Verdad y no eran los mismos Espíritus de los cuales Allan Kardec se refería en mayo de 1855.
No debe existir confusión o generalidades de las comunicaciones  de mayo 1855, de las comunicaciones recibidas que eran para ser ordenadas en los Libros codificados.
Estas comunicaciones procedían de Espíritus Puros y Perfectos, pues son los únicos que se pueden comunicar y transmitir la palabra de Dios. Esto lo vemos en el Ítem #10 de Libro de Génesis. "Solo los Espíritus Puros tienen la misión de comunicar la palabra de Dios".  
Donde también se sugiere que hay que probar los Espíritus. Pero los Espíritus que dictaron la Codificación fueron Puros, por lo tanto con todos los atributos de Perfectos y Puros. Siendo los autores y los que estaban autorizados a transmitir la Palabra de Dios y que no eran Opiniones Personales, como Allan Kardec se refería en mayo/1855, ya que habían sido corroboradas y emanaban de muchos Espíritus Perfectos.  Tambien Espíritus Superiores contribuyeron con la responsabilidad de seguir las instrucciones de Espíritus Puros, y fueron tambien parte de ese esfuerzo de revelación.
Hoy día, algunos han querido insinuar, que los Espíritus que dictaron la Codificación a Allan Kardec, no eran espíritus perfectos y se podían equivocar y que se constituían en Opiniones Personales, por no tener el conocimiento apropiado.  Así que es menester tener muy en claro que los espíritus que comenzando en diciembre de 1855, si eran puros y perfectos, que se podían corroborar fácilmente por el lenguaje e información suministrada. 
Experiencias con el Espiritismo de Allan Kardec - Libro de Obras Póstumas - Diciembre de 1855...
Todos tenemos nuestro "Guía Espiritual", o nuestro "Ángel Guardián" como le llamaba Allan Kardec o nuestro "Espíritu Protector" como yo le llamó, y Allan Kardec no podía ser una excepción a esta regla espiritual.  Lo interesante de esta reflexión no es solamente que Allan Kardec, también tenía su "Guía Espiritual", sino algo interesante ocurrió cuando Allan conoció a su guía, pues surgió la cuestión Material.  
Vemos aquí lo que le contestó El Espíritu de Verdad a Allan Kardec cuando le expresó su preocupación sobre lo Material y lo que le contestó el Espíritu de Verdad de como ellos consideran la parte material en nuestras vidas. Veamos la historia:
11 de diciembre de 1855
(Casa de Mr. Baudin. - Médium, Mlle. Baudin)
Mi Espíritu Protector Pregunta al Espíritu Z. - En el mundo de los Espíritus, ¿hay alguno que sea para mi un buen genio? -  Respuesta: Si.  - P. ¿Es el Espíritu de algún pariente o de algún amigo -R. Ni lo uno ni lo otro.  - P. ¿Cuál fue su estado en la tierra?  - R. Un hombre justo y sabio.  - P. ¿Que debo hacer para captarme sus simpatías?  - R. El mayor bien posible.  - P. ¿Con que signos podré reconocer su intervención?  - R. Con la satisfacción que experimentarás.  - P. ¿Hay algún medio por el cual pueda invocarle? Si le hay, ¿cual es?  - R. Tener una fe viva y pedirle con insistencia.  - P. Después de mi muerte, ¿le reconoceré en el mundo de los Espíritus?  - R. Esto no es dudoso: el será quien saldrá a recibirte y a felicitarte si has cumplido tu misión. - Nota.  - Por todas estas preguntas puede colegirse cuán novicio era yo todavía en las cosas del mundo espiritual. - Pregunta. El Espíritu de mi madre, ¿viene alguna vez a visitarme?  - Respuesta. Sí, y te protege tanto cuanto le es posible.  - P. Frecuentemente la veo en sueños; ¿es, en efecto, así, o es ilusión imaginativa?  - R. No, es ella que se te aparece, y tú debes comprendedlo por la emoción que experimentas. Nota.  - Esto es perfectamente exacto; tan luego como mi madre se me aparece en sueños, yo experimento una emoción indescriptible, que el médium no podía saber. Pregunta. Hace algún tiempo evocamos a S. y le preguntamos si podría ser el genio protector de algunos de nosotros. "Que uno de vosotros se muestre digno, y yo estaré con él; Z. os lo dirá", nos contestó. ¿Me crees tú capaz de este favor?  - Respuesta: Si, si tú lo quieres.  - P. ¿Qué he de hacer para quererlo? -R. Practicar todo el bien que puedas y soportar las penalidades de la vida con firmeza. - Pregunta. ¿Soy apto. por mi inteligencia, para penetrar tanto cuanto al hombre le es permitido, las grandes verdades de nuestro destino futuro? - Respuesta. Sí; tú tienes las aptitudes necesarias, mas el resultado dependerá de tu perseverancia en el trabajo.  - P. ¿Puedo contribuir a la propagación de estas verdades?  - R. Sin duda alguna.  - P. ¿Por que medios?  - R. Más tarde lo sabrás; ínterin, trabaja. 25 de marzo de 1856 (Casa de Mr. Baudin. - Médium Mlle. Baudin) Mi Guía Espiritual Por esta época habitaba yo en la calle de los Mártires, Nº 8, 2ª habitación interior. Una noche, estando en mi gabinete de trabajo, percibí el ruido de pequeños golpes dados en el tabique que me separaba de la pieza vecina. Al principio no les di importancia ni les preste atención, pero como persistieran cada vez con mayor fuerza y cambiando de lugar, me levante y fui a examinar ambos lados del tabique, y escuché si podrían provenir de alguna otra estancia contigua. Nada en claro pude sacar de mi examen minucioso. Lo particular era, que cada vez que me levantaba para proceder al examen; los golpes cesaban, y en cuanto reanudaba mi trabajo, volvían a dejarse oír. A eso de las diez mi esposa entró en el gabinete, y no tardó en darse cuenta de ellos y en preguntarme a que eran debidos. No lo se, le respondí; hace ya más de una hora que duran. Nos sentamos uno junto al otro y no volvimos a ocuparnos del asunto; a medianoche, hora en que nos retiramos a descansar, todavía continuaban. Al día siguiente tuvimos sesión en casa de Mr. Baudin; conté el hecho, y solicité se me explicara.  Pregunta. Estaréis sin duda enterados del hecho que acabo de referir; ¿podríais decirme la causa de aquellos golpes tan persistentes?  -Respuesta. Era tu Espíritu familiar.  -Pregunta. ¿Con que objeto golpeaba así?  -Respuesta. Quería comunicarse contigo.  -Pregunta. ¿Podríais decirme que quería?  -Respuesta. Puedes preguntárselo a él mismo, ya que está presente. Nota. - En esta época no se había hecho aún la distinción entre las diversas categorías de Espíritus simpáticos y a todos los englobaba bajo la denominación genérica de Espíritus familiares. Pregunta. Mi Espíritu familiar, quien quiera que seáis, os agradezco que os hayáis dignado visitarme. ¿Querríais decirme quien sois?  -Respuesta. Para ti, me llamo la Verdad, y todos los meses, durante un cuarto de hora, estaré aquí a tu disposición. Pregunta. Cuando golpeasteis mientras trabajaba, ¿teníais algo de particular que decirme?  -Respuesta. Lo que quería decirte se relacionaba con el trabajo que estabas realizando; no me satisfacía lo que escribías y quería hacerte cesar. Nota. -Lo que escribía precisamente era relativo al estudio que venia haciendo sobre los Espíritus y sus manifestaciones. Pregunta. Vuestra desaprobación, ¿recae sobre el capitulo que escribía o sobre el conjunto del trabajo?  -Respuesta. Sobre el capítulo de ayer. Te constituyo en juez de tu obra; léelo esta noche y verás cómo reconoces y corriges sus faltas.  -Pregunta. Tampoco yo estaba muy satisfecho, y lo he rehecho hoy; ¿es este mejor?  -Respuesta. Mejor es, pero no está bien. Lee de la tercera a la trigésima línea, y reconocerás un grave error. -Pregunta. Ya rompí lo que hice ayer.  -Respuesta. No importa; lo que rompiste no priva que en lo que hoy has hecho la falta subsista. Léelo y verás. -Pregunta. El nombre de Verdad que vos tomáis, ¿es una alusión a la verdad que yo busco?  -Respuesta. Puede ser; por lo menos será un guía que te protegerá y te ayudará.  -Pregunta. ¿Puedo evocaros por mi?  -Respuesta. Si, te asistiré por el pensamiento; pero por la escritura, pasará mucho tiempo antes de que recibas mis instrucciones. Nota. -En efecto, durante un año, no pude obtener por mi, ninguna comunicación escrita, y cada vez que encontré un médium con el que esperaba lograr alguna cosa, cualquiera circunstancia imprevista se oponía a ello. No conseguí sus comunicaciones de este género hasta que me serví a mi mismo de instrumento. -Pregunta. ¿Podríais comunicarnos más a menudo que todos los meses?  -Respuesta. Si, pero no te lo prometo hasta nueva orden.  -Pregunta. ¿Habéis animado alguna persona conocida sobre la tierra?  -Respuesta. Ya te he dicho que para ti soy la Verdad, y este para ti quiere decir discreción; de ello no saldrás sin ventajas. Nota. -Por la noche, concentrándome en mi mismo, releí lo que había escrito, y así en la copia arrojada al cesto de los papeles, como en la nueva, en la línea 30 reconocí un error grave que me sorprendió lo hubiera cometido. Después de este momento, ninguna comunicación del mismo género tuvo lugar. Las relaciones con mi Espíritu protector quedaron establecidas, mas como aquellas manifestaciones no eran necesarias, cesaron. El intervalo de un mes que él asignó para sus comunicaciones, no fue observado más que al principio, y aún entonces muy raramente, más tarde no se comunicó. Esto fue, sin duda, una advertencia acerca del deber en que me hallaba de trabajar por mi mismo y no recurrir a él para solventar cualquiera dificultad. 9 de abril de 1856 (Casa de Mr. Baudin. - Médium, Mlle. Baudin) -Pregunta. (a la Verdad) Criticasteis el trabajo que hice el otro día y teníais razón: Lo he releído y he hallado en la línea 30 un error, contra el cual vuestros golpes eran una justa protesta. Esto me ha conducido a reconocer otros defectos y a rehacer el trabajo. ¿Los satisface este último?  -Respuesta. Lo encuentro mejor, pero te invito a que esperes un mes antes de darlo a luz.  -Pregunta. ¿Qué entendéis por darlo a luz? Yo no tengo ciertamente la intención de publicarlo, ni jamás he dicho que lo haría.  -Respuesta. Entiendo por darlo a luz mostrarlo a los extraños. Busca un pretexto para rehusar exhibirlo a quienes te lo soliciten, y en el entretanto, lo perfeccionas. Te hago esta recomendación para evitarla critica y que sufra tu amor propio. -Pregunta. Me habéis dicho que seríais para mi un guía que me ayudaría y me protegería; yo concibo en principio esta protección dentro de cierto orden de cosas, pero, ¿querríais decirme si esta protección se extiende también a las cosas materiales de la vida?  -Respuesta. En la tierra la vida material es preocupación para muchos; no ayudarte a vivir, no seria amarte.
Nota. -La protección de este Espíritu, del que estaba lejos de sospechar su superioridad, no ha defraudado jamás mis esperanzas. Su solicitud y la solicitud de los buenos Espíritus a sus órdenes, se ha extendido sobre todas las circunstancias de mi vida, sea para allanar mis dificultades materiales, sea para facilitarme el cumplimiento de mis trabajos, sea, en fin, para preservarme de los efectos de la malevolencia de mis adversarios, justamente reducidos a la impotencia. Si las tribulaciones inherentes a la misión que tengo que llenar no han podido ahorrármelas, han hecho por endulzarles y me las han compensado largamente con inefables satisfacciones morales. Si hubo dolores, también le llegaron suaves compensaciones. La protección y la ayuda de los buenos Espíritus jamás le faltaron.
El Espíritu de Verdad lo asistía, solicito y bueno. Inclusive, orientaciones sobre su salud le fueron dadas. En diversas comunicaciones los Espíritus le pedían prudencia, discreción y dedicación, a fin de que su misión pudiese ser concluida. «No hables jamás de tu misión, ese sería el medio de hacerla fracasar», le recomendó el Espíritu de Verdad. Obedeció a las recomendaciones: sus libros y la Revista Espírita fueron elaborados en el más riguroso silencio. El Espíritu de Verdad demostró desear protegerlo, ocultando su propia identidad, cuando Kardec indagó, el 25 de marzo de 1856, en la casa del Sr. Baudin: «Mi Espíritu familiar, quien quiera que seáis, os agradezco por haber venido a visitarme; ¿Queréis decirme quién sois?»  En respuesta, escuchó: «Para ti, yo me llamaré La Verdad» Exactos quince días después, en el mismo local, este espíritu le brinda una emocionante prueba de afecto cuando Kardec indaga:   «Dijisteis que serías para mí un guía, que me ayudarías y me protegerías; concibo esta protección y su objetivo en un cierto orden de cosas, pero ¿Te gustaría decirme si esa protección se extiende también a las cosas materiales de la vida?». Y la tierna respuesta: «En este mundo, la vida material importa mucho; no ayudarte a vivir, sería no amarte» Tiempo después, Kardec señala que de hecho la protección de este Espíritu  -del cual estaba lejos de deducir su superioridad jamás le faltó. En diversas ocasiones el Espíritu de Verdad registró su felicidad al ver el prodigioso crecimiento del Espiritismo. « ¡Con cuántas dulces consolaciones mis tribulaciones fueron pagas! ¡Cuántas bendiciones! ¡Cuántos testimonios de real simpatía recibí por parte de los numerosos afligidos que la Doctrina consoló! Ese resultado no me fue anunciado por el Espíritu de Verdad que, sin duda, deseó no mostrarme sino las dificultades del camino. ¡Cuánta sería mi ingratitud si me quejase!»,  apuntó. Además, decía que cuando le llegaba una decepción o una contrariedad cualquiera, se elevaba con el pensamiento por sobre la Humanidad. «Me colocaba, por anticipación, en la región de los Espíritus y, desde este punto culminante, las miserias de la vida se deslizaban sobre mí sin afectarme. Hice de esto un hábito para que los gritos de los malos jamás me perturbaran». 
Veamos la Autenticidad de los Libros Codificados, mediante El Método Kardec que certifican su autenticidad.

El Espiritismo se sostiene con los Libros Codificados (5 obras Básicas). Estos libros son los siguientes:
Las obras básicas de la Codificación Espirita son las siguientes, por orden cronológico de publicación: 

El Método de Kardec 


El Método de Kardec pasó a ser el de la Doctrina misma, y en su propia sencillez lleva implícita la garantía de su eficiencia. Podemos compendiarlo así:

1º) Elección de colaboradores mediúmnicos insospechables, tanto en su aspecto moral cuanto en lo que se refiere a la pureza de sus facultades y de la asistencia espiritual que recibían;

2º) análisis riguroso de las comunicaciones, desde el punto de vista lógico, así como su cotejo con las verdades científicas demostradas, descartándose todo material que no pudiera ser justificado lógicamente;

3º) contralor de las entidades espirituales comunicantes, por medio de la coherencia de sus comunicaciones y del tenor de su lenguaje, y

4º) consenso universal, vale decir, concordancia de varias comunicaciones, obtenidas por médiums diferentes, en forma simultánea y en lugares diversos, acerca de un mismo tema.

Apoyado en tales principios, escudado con rigor en ese criterio, Kardec pudo poner por obra la difícil tarea de reunir la serie de informaciones que le permitieron organizar El Libro de los Espíritus. E interesa recordar que ese mismo criterio había sido enseñado en parte por El Libro de los Espíritus 14 , así como por el apóstol Pablo en su Primera Epístola a los Corintios. De suerte que las raíces del método kardeciano están ya en el Nuevo Testamento.

Kardec expresó lo siguiente:“Apliqué a esta nueva ciencia, como era mi costumbre, el método experimental. Jamás senté una teoría preconcebida; observé atentamente, comparé y deduje consecuencias. De los efectos procuré remontarme a las causas por la deducción y el encadenamiento lógico de los hechos. […] Así había procedido en mis trabajos anteriores, desde la edad de quince a dieciséis años. Desde el primer momento me di cuenta de la gravedad de la exploración que iba a emprender; entreví en aquellos fenómenos la clave del problema tan oscuro y controvertido sobre el pasado y el porvenir de la humanidad, la solución de lo que había buscado toda mi vida; en una palabra, comprendí que se trataba de una revolución en las ideas y en las creencias; me era preciso proceder con circunspección y no a la ligera; ser positivista y no idealista, para no dejarme llevar de mis propias ilusiones”.



¿Qué es una Opinión en el Espiritismo?
Veamos lo que dice la introducción del Libro de Génesis, comentado y firmado por Allan Kardec y lee como sigue: Introducción, De la primera edición, publicada en enero de 1868.
“A pesar de la intervención humana en la elaboración de esta
Doctrina, la iniciativa pertenece a los espíritus, pero no a uno en especial, ya que es el resultado de la enseñanza colectiva y concordante de muchos espíritus, puesto que si se basara en la doctrina de un espíritu no tendría otro valor que el de una "opinión personal". El carácter esencial de la Doctrina y su existencia misma se basan en la uniformidad y la concordancia de la enseñanza. Por tanto, todo principio no general no puede considerarse parte integrante de la Doctrina, sino una simple opinión aislada de la cual el Espiritismo no se responsabiliza.
Es esa concordancia colectiva de opiniones, sometidas a la prueba de la lógica, la que otorga fuerza a la Doctrina Espírita y asegura su vigencia. Para que cambiase, sería necesario que la totalidad de los espíritus mudasen de opinión, es decir, que llegase el día en que negasen lo dicho anteriormente. Ya que la Doctrina emana de la enseñanza de los espíritus, para que desapareciese sería necesario que los espíritus dejasen de existir. Y es por eso que esta Doctrina prevalecerá siempre sobre los demás sistemas personales, que no poseen, como ella, raíces por doquier. El Libro de los Espíritus ha consolidado su prestigio porque es la expresión de un pensamiento colectivo y general.”
Firmado por Allan Kardec.


https://www.youtube.com/watch?v=zJrRLgqeG6s



¿Cual es el propósito del Espiritismo con la Humanidad?:

El Libro de Génesis, escrito por Allan Kardec nos indica el propósito del Espiritismo con la Humanidad en el Libro de Génesis:

Ítem #40. El Espiritísmo presenta, como ha sido demostrado (cap. I, n.º 30), todos los caracteres del Consolador prometido por Jesús. No es, en absoluto, una doctrina individual, una concepción humana; nadie puede decirse su creador (Pues sus creadores fueron los Espíritus). Es el fruto de la enseñanza colectiva de los espíritus presididos por el Espíritu de Verdad. No suprime nada del Evangelio: lo completa y aclara. Con la ayuda de las nuevas leyes que revela, en unión con las de la ciencia, hace comprender lo que era ininteligible y admitir la posibilidad de aquello que la incredulidad tenía inadmisible. Hubo precursores y profetas que presintieron su llegada. Por su poder moralizador, prepara el reino del bien sobre la Tierra. 
La doctrina de Moisés, incompleta, terminó circunscrita al pueblo judío; la de Jesús, más completa, se extendió a toda la Tierra mediante el cristianismo, pero no convirtió a todos; el Espiritismo, más completo aún, con raíces en todas las creencias, convertirá a la Humanidad.1
1. Todas las doctrinas filosóficas y religiosas llevan el nombre de la individualidad fundadora, por lo que se dice: el Mosaísmo, el Cristianismo, el Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, etc. La palabra Espiritismo, por el contrario, no involucra a ninguna persona en especial; pero sí define a una idea general que indica, al mismo tiempo, el carácter y la fuente múltiple de la Doctrina. [N. de A. Kardec.]
Claramente Allan Kardec y El Espíritu de verdad que dictó los Libros Codificados que el Espiritísmo, más completo aún, es con raíces en TODAS LAS CREENCIAS y la fuente múltiple de la doctrina, refiriéndose a que con Moisés la Doctrina fue incompleta y la de Jesús se extendió mediante el Cristianismo, pero no convirtió a todos, por lo tanto es hoy que el Espiritísmo ha de ser de todos, todas las doctrinas religiosas, "Mosaísmo, Cristianismo, Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, y yo ando los Musulmanes, los Hinduistas, los Ateos, los Laicos, los de Joaquín Trincado, los Santeros, Umbanda, en fin a "TODOS", es más incluyo, hasta los extraterrestres, Todos adelantaran sus Espíritus mediante las enseñanzas del Espiritísmo. 

En el libro de Obras Póstumas, Allan Kardec, luego de haber dedicado 13 años a la Codificación Espírita, y haber codificado y publicado los 5 Libros Básicos, dijo lo siguiente refiriéndose al Espiritismo:



EL ESPIRITÍSMO NO ES UNA RELIGIÓN Constituida…
El espiritismo es una doctrina filosófica que tiene consecuencias religiosas como toda filosofía espiritualista y por esto mismo toca forzosamente las bases fundamentales de todas las religiones: Dios, el alma y la vida futura; pero no es una religión constituida, dado que no tiene culto, rito ni templo, y que entre sus adeptos ninguno ha tomado ni recibido titulo de sacerdote o sumo sacerdote. Estas calificaciones son pura invención de la crítica. 

Obras Póstumas – Allan Kardec


El Espiritismo no es una Religión
Del Libro: RAMOS DE VIOLETAS COLECCIÓN DE POESÍAS Y ARTICULO ESPIRITA DE AMALIA DOMINGO SOLER
TOMO PRIMERO A UN MATERIALISTA 
“… Por eso el Espiritismo ni es secta, ni es religión, es la esencia de Dios mismo germinando en la razón.” 




2 comentarios:

  1. Que buenas lecturas deberíamos aprender. Muy
    Bien lo que es el espiritismo para no confundirnos pues no hay pierde chao
    Frank abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Sin embargo, el uso de expresiones como "Los Libros codificados que para los Espiritistas constituyen la Palabra de Dios" denota un viraje preocupante en el cual aparece el mismo discurso de los religiosos más recalcitrantes, solo que en lugar de predicar que la biblia es la palabra de Dios, predica que el pentateuco de Kardec es la palabra de Dios. Yo admiro profundamente la obra de Kardec, pero me ha quedado claro que esta marca un punto de referencia para el desarrollo de una ciencia del espiritu, y no constituye su punto final. Ello implica que es una base y que a partir de ella debe continuar desarrollándose como ciencia a través de un trabajo científico que integre cada vez más y más sabias mentes, cohesionadas bajo los elevados principios moralizadores de la obra.

    ResponderEliminar

Seguir a Frank en Facebook

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo?

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo? 
Un Espiritista Verdadero es aquel que según el Libro de Obras Póstumas, de Allan Kardec lo describe así:

Breve Contestación a los Detractores del Espiritismo

“Solo reconoce por adeptos suyos a los que practican su enseñanza, es decir, a los que trabajan en su propio mejoramiento moral, esforzándose en vencer sus malas inclinaciones, en ser menos egoístas y orgullosos, más afables, más humildes, pacientes, benévolos, caritativos para con el prójimo y moderados en todas las cosa, pues este es el signo característico del espiritista verdadero…”

Un Espiritista Verdadero, no es el que cobra menos dinero. Esos son “Charlatanes”, infiltrados en el Espiritismo. Los “Charlatanes”, son los que cobran dinero en el Espiritismo.


Evaluar a un Espiritista, y saber si es uno Verdadero, se necesita tener conocimiento adquirido, mediante la lectura de los Libros Codificados de Allan Kardec, Así se puede verificar la autenticidad.

Mensajes en Fotos


Body

















1/15/16

Un RESUMEN sobre los recursos del Espiritismo para sanar las Obsesiones Espirituales seria:









  • Moralización del Obsesado obteniendo su ascendencia Moral y luego al Obsesor moralizarlo.



  • Fortalecimiento de la "Voluntad" del Obsesado para que pueda Rechazar al Obsesor.



  • Oración Magnética Mental. (Grupales),



  • Magnetización del Obsesado, mediante Pases Magnéticos.



  • Educación Espirita.


Los postulados y la definición de la Filosofía Espirita antes expresada es nuestra razón de ser en esta red social. Por la naturaleza de este medio, muchas personas con diferentes corrientes de pensamiento y de diferente postura con relación al Espiritismo, pueden hacer comentarios a nuestras reflexiones. Esto nos llena de mucha satisfacción, porque ilustra claramente que el propósito de la existencia de esta página ha cometido su propósito al lograr cruzar barreras de idiomas y de pensamientos. Estamos muy claros en que nuestra filosofía es una de carácter Kardeciana y es la que promulga el deseo genuino de Dios en cuanto al comportamiento Moral de nuestra sociedad y de toda la raza humana, pero no tenemos ninguna conexión con otras corrientes de pensamiento sincretistas como lo son: Práctica de africanismo, indigenismos o ritualismos étnicos, Religiosos, folclóricos o sincréticos ni se hacen rezos, baños de plantas, consume de aguardiente o tabacos, inhalaciones toxicas, curaciones mágicas, maleficios o encantamientos y Santería.



Las obsesiones se Curan según el Espiritismo.






Excelente recurso de información según El Espiritismo, en el siguiente Libro Gratuito:








Todos están bienvenidos a comentar nuestras reflexiones, pero en nada esto significa que patrocinemos estas corrientes diferentes de pensamientos.











Queremos ser un faro, donde aquellos que desean encontrar el puerto seguro, puedan libremente acercarse al dialogo y a la comprensión. Jesús nos enseño a no hacer acepción de persona alguna, somos llamados a la comprensión y a la tolerancia con todos aquellos que aunque tengan pensamientos diferentes, siguen siendo seres humanos en el proceso de encontrar el sendero de la verdad en su camino evolutivo.












REFERENCIAS PARA ESCRIBIR ESTA REFLEXIÓN



  • El Evangelio Según El Espiritismo, Allan Kardec

  • El Libro de Los Espíritus, Allan Kardec

  • Obras Póstumas, Allan Kardec

  • Genesis

  • El Cielo Y el Infierno – Allan Kardec

  • El Libro de Los Médiums – Allan Kardec











Frank Montañez

“Soy Espírita”

Director de la Página


Soy Espirita en Facebook

Nuestro Canal Soy Espirita en Youtube

Blog de Soy Espirita

soyespirita@yahoo.com

"Soy Espirita" en Twitter

"Soy Espirita" en Google +

    No dejes de inscribirte en mi blog, así podrás recibir notificación de nuevas adiciones a mi página. Debes tener una cuenta de correo electrónico de gmail para poder hacer comentarios a los artículos y también para inscribirte en este blog. Además, si consideras que esta reflexión hoy ha sido de mucha ayuda, por favor compártela haciendo un enlace a tu muro en Facebook y no dejes de escribir un comentario para así saber que ha servido de ayuda a alguien. Gracias por leer este blog. Frank





NOTA Importante:




Si consideras que este articulo o reflexión es útil, y deseas citarnos en un artículo o nota que publiques en tu blog o en Facebook, por favor haz una mención de que obtuviste la información de un articulo nuestro ya publicado. Eso es actuar en Moral y bien común. No permitas que el atribuirte consciente o inconscientemente crédito por algo que copiaste de otro autor, afecte tu espiritualidad, y que cometas faltas que se han de acumulan a las que ya tienes.




Si me mencionas o no, no es importante para mí, pero sí; es una falta el atribuirte que la información publicada es de tu autoría al no hacer mención alguna del autor original, si no das el crédito al que originalmente lo creo, eso es propiedad intelectual y al no dar el crédito, constituye una falta de moralidad. Recomiendo que añadas al final de tu reflexión algo así:




Partes de esta reflexión ha sido tomada de un artículo publicado por Frank Montañez de “Soy Espírita” en su blog: www.soyespirita.blogspot.com




Nombre del Artículo:


Fecha Publicado:


Eso evitarás que actúes mal sin quererlo hacer, de eso se trata la Educación Espírita.






Los siguientes enlaces te conducen a estos temas ya publicados para ayudarte en tu desarrollo de educación espiritual:









































Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son mas fáciles de manejar. Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son más fáciles de manejar.




Audio Libros en Español GRATUITOS




Los invito a que descarguen los AUDIO Libros en mi blog. No hay escusas para no leer el Libro de los Espíritus y el de Los Médiums, pues pueden escucharlos narrados. Visita mi blog o simplemente dale clic al libro que ves listado a continuación.





¡VIVA EL ESPIRITÍSMO!





Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO.


Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – GÉNESIS




Espero estos enlaces te conduzcan a información que te ayude a lograr activar tu crecimiento espiritual, a través de la Transformación Moral.


________________________________________




NOTA ACLARATORIA:





Han notado que nuestras reflexiones se redactan para la Educación de nuestra filosofía, tal y como lo ilustran Los Espíritus de La Codificación Espirita dada a Allan Kardec. Muchas de estas enseñanzas lucen como que deben ser tratadas en la Casa Espírita y creo que sí; es esto correcto. Pero la mayoría de nuestros lectores no tienen acceso a Casa Espírita alguna, entonces no nos podemos quedar con las manos cruzadas esperando que Espíritus Impuros que sabiendo esta realidad se adelanten se introduzcan en los hogares de personas que con genuino interés se acercan a nuestra página buscando ayuda. Para ellos les sugiero considerar conformar un pequeño grupo de Estudios en su hogar. Así se deleitaran de las enseñanzas de los Espíritus. Estos dos enlaces te ayudaran a comenzar a conformar tu grupo de Estudio:





  • http://soyespirita.blogspot.com/2014/01/ley-de-sociedad-i-necesidad-de-la-vida.html

  • http://soyespirita.blogspot.com/2011/08/recomendaciones-para-los-nuevos-grupos.html













No demostramos compasión si no ayudamos a estas personas en estos lugares inaccesibles que no existe ninguna Casa Espírita cerca y tal vez nunca la habrá a no ser por nuestra educación por el Internet. Para muchos el desarrollo de la Mediúmnidad es tan serio que no han desarrollado aun Médiums en sus lugares de reunión. Pero eso no debe ser la norma, pues el mismo Allan Kardec nos apercibió de que esto era esencial en el desarrollo espiritual de las comunicaciones Mediúmnica.




Preferimos hacer accesible esta información para aquellos que genuinamente desean crecer espiritualmente, y yo soy el de pensar que si los deseos de estos nuevos allegados son encaminados al desarrollo de la Mediúmnidad, es preferible ayudarlos que dejarlos a expensas de Espíritus Impuros que aprovechándose del deseo más profundo de crecer espiritualmente intervengan para que esto no se logre.




Esta educación debe ser el detonador para el establecimiento de nuevos centros de reunión para nuevos allegados y esto cumple el propósito de la codificación y de la Ley de Progreso y Crecimiento espiritual a que todos tenemos derecho.









































Autenticidad de los libros Codificados por Allan Kardec según el Libro de Génesis, ¿Qué es una Opinión en el Espiritismo? y el propósito del Espiritismo con la Humanidad:





Ítem #10. Sólo los espíritus puros reciben la misión de transmitir la palabra de Dios, pues hoy sabemos que los espíritus están lejos de ser todo perfectos y que algunos intentan aparentar lo que no son, razón por la cual San Juan ha dicho: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios” (Primera Epístola Universal de San Juan Apóstol 4:1).



De modo que nadie tiene la autoridad Espiritual ni Moral de realizar cambios a los libros codificados que no sean los dueños y autores originales; "Los Espíritus".




Veamos lo que dice la introducción del Libro de Génesis, comentado y firmado por Allan Kardec y lee como sigue: Introducción, De la primera edición, publicada en enero de 1868.


“A pesar de la intervención humana en la elaboración de esta





Doctrina, la iniciativa pertenece a los espíritus, pero no a uno en especial, ya que es el resultado de la enseñanza colectiva y concordante de muchos espíritus, puesto que si se basara en la doctrina de un espíritu no tendría otro valor que el de una "opinión personal". El carácter esencial de la Doctrina y su existencia misma se basan en la uniformidad y la concordancia de la enseñanza. Por tanto, todo principio no general no puede considerarse parte integrante de la Doctrina, sino una simple opinión aislada de la cual el Espiritismo no se responsabiliza.


Es esa concordancia colectiva de opiniones, sometidas a la prueba de la lógica, la que otorga fuerza a la Doctrina Espírita y asegura su vigencia. Para que cambiase, sería necesario que la totalidad de los espíritus mudasen de opinión, es decir, que llegase el día en que negasen lo dicho anteriormente. Ya que la Doctrina emana de la enseñanza de los espíritus, para que desapareciese sería necesario que los espíritus dejasen de existir. Y es por eso que esta Doctrina prevalecerá siempre sobre los demás sistemas personales, que no poseen, como ella, raíces por doquier. El Libro de los Espíritus ha consolidado su prestigio porque es la expresión de un pensamiento colectivo y general.”

Firmado por Allan Kardec.






El Libro de Génesis, escrito por Allan Kardec nos indica lo siguiente tambien:


Ítem #40. El Espiritísmo presenta, como ha sido demostrado (cap. I, n.º 30), todos los caracteres del Consolador prometido por Jesús. No es, en absoluto, una doctrina individual, una concepción humana; nadie puede decirse su creador (Pues sus creadores fueron los Espíritus). Es el fruto de la enseñanza colectiva de los espíritus presididos por el Espíritu de Verdad. No suprime nada del Evangelio: lo completa y aclara. Con la ayuda de las nuevas leyes que revela, en unión con las de la ciencia, hace comprender lo que era ininteligible y admitir la posibilidad de aquello que la incredulidad tenía inadmisible. Hubo precursores y profetas que presintieron su llegada. Por su poder moralizador, prepara el reino del bien sobre la Tierra.


La doctrina de Moisés, incompleta, terminó circunscrita al pueblo judío; la de Jesús, más completa, se extendió a toda la Tierra mediante el cristianismo, pero no convirtió a todos; el Espiritismo, más completo aún, con raíces en todas las creencias, convertirá a la Humanidad.1


1. Todas las doctrinas filosóficas y religiosas llevan el nombre de la individualidad fundadora, por lo que se dice: el Mosaísmo, el Cristianismo, el Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, etc. La palabra Espiritismo, por el contrario, no involucra a ninguna persona en especial; pero sí define a una idea general que indica, al mismo tiempo, el carácter y la fuente múltiple de la Doctrina. [N. de A. Kardec.]






Claramente Allan Kardec y El Espíritu de verdad que dictó los Libros Codificados que el Espiritísmo, más completo aún, es con raíces en TODAS LAS CREENCIAS y la fuente múltiple de la doctrina, refiriéndose a que con Moisés la Doctrina fue incompleta y la de Jesús se extendió mediante el Cristianismo, pero no convirtió a todos, por lo tanto es hoy que el Espiritísmo ha de ser de todos, todas las doctrinas religiosas, "Mosaísmo, Cristianismo, Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, y yo ando los Musulmanes, los Hinduistas, los Ateos, los Laicos, los de Joaquín Trincado, los Santeros, Umbanda, en fin a "TODOS", es más incluyo, hasta los extraterrestres, Todos adelantaran sus Espíritus mediante las enseñanzas del Espiritísmo.



En el libro de Obras Póstumas, Allan Kardec, luego de haber dedicado 13 años a la Codificación Espírita, y haber codificado y publicado los 5 Libros Básicos, dijo lo siguiente refiriéndose al Espiritismo:



EL ESPIRITÍSMO NO ES UNA RELIGIÓN Constituida…



El espiritismo es una doctrina filosófica que tiene consecuencias religiosas como toda filosofía espiritualista y por esto mismo toca forzosamente las bases fundamentales de todas las religiones: Dios, el alma y la vida futura; pero no es una religión constituida, dado que no tiene culto, rito ni templo, y que entre sus adeptos ninguno ha tomado ni recibido titulo de sacerdote o sumo sacerdote. Estas calificaciones son pura invención de la crítica.


Obras Póstumas – Allan Kardec







TODOS SOMOS MÉDIUMS





Libro de Los Mediums - Sobre los Médiums - X




Todos los hombres son médiums, todos tienen un Espíritu que los orienta hacia el bien, en caso de que sepan escucharlo. Ahora bien, poco importa que algunos se comuniquen directamente con él a través de una mediumnidad especial, y que otros sólo lo escuchen a través de la voz del corazón y de la inteligencia, pues no deja de ser su Espíritu familiar quien los aconseja. Llamadlo espíritu, razón o inteligencia: en todos los casos es una voz que responde a vuestra alma y os dicta buenas palabras. Sin embargo, no siempre las comprendéis. No todos saben proceder de acuerdo con los consejos de la razón, no de esa razón que se arrastra y repta más de lo que camina, que se pierde en la maraña de los intereses materiales y groseros, sino de esa razón que eleva al hombre por encima de sí mismo y lo transporta a regiones desconocidas. Esa razón es la llama sagrada que inspira al artista y al poeta, el pensamiento divino que eleva al filósofo, el impulso que arrebata a los individuos y a los pueblos. Razón que el vulgo no puede comprender, pero que eleva al hombre y lo aproxima a Dios más que ninguna otra criatura; entendimiento que sabe conducirlo de lo conocido a lo desconocido, y le hace realizar las cosas más sublimes. Escuchad, pues, esa voz interior, ese genio bueno que os habla sin cesar, y llegaréis progresivamente a oír a vuestro ángel de la guarda, que desde lo alto del cielo os tiende la mano. Repito: la voz íntima que habla al corazón es la de los Espíritus buenos, y desde ese punto de vista todos los hombres son médiums.




Channing






Libro de Los Mediums - Capt. XVII


Amigos míos, permitidme que os dé un consejo, dado que avanzáispor un terreno nuevo, y si seguís la ruta que os indicamos no osextraviaréis. Se os ha dicho una gran verdad, que deseamos recordaros: el espiritismo es sólo una moral, y no debe salirse de los límites de la filosofía, ni más ni menos, salvo que quiera caer en el dominio de la curiosidad.


Dejad de lado las cuestiones científicas, pues la misión de los Espíritus no es resolverlas, ahorrándoos el esfuerzo de las investigaciones.


"Tratad antes de mejoraros, pues de ese modo progresaréis realmente".


San Luis






Mapa de Visitas

Horarios en comparación a Chicago