martes, 27 de noviembre de 2012

ZOANTROPIA


Los Espiritas deben comprender que estas manifestaciones si; pueden ser posible, pero la ascendencia Moral prevalece siempre. Ningún Espíritu Impuro que quiera transfigurarse solo lo puede hacer para atemorizar, pero, nada puede hacer contra los Espiritas Moralizados.  La Ascendencia Moral es lo mas importante que tenemos los Espiritas. 

Nadie que ha dedicado su vida al Bien Común debe temer de estas manifestaciones que no son demonios ni demoníacas  sino el resultado de una transfiguración que es posible en el mundo espiritual y que del mismo modo que lo logra un mal espíritu  puede darse el caso de que alguien Moralizado pueda transfigurarse también   

El Libro de Los Medíums en el Capitulo 7, Ítem #114 nos habla de ese tema y Allan Kardec nos da varios ejemplos. 

Por lo tanto baste esta  información solo para referencia, pero no para creer que esto pueda afectarnos a los que hacen el Bien Común y gozan de una ascendencia Moral.  Frank Montañez




Veamos este articulo publicado por María Magdalena Naufal:

ZOANTROPIA
Maria Madalena Naufal


Zoantropia es el fenómeno en que los espíritus desencarnados devotos del mal se tornan visibles a los hombres bajo formas animalescas, demostrando su degradación tanto moral como espiritual. Esas formas son de las más diversas, sin olvidar la forma "diabolica" en que muchos se presentan, con cara de hombre, cachos, patas y rabo de chivo, o sea, un ser mixto de hombre y animal.

Muchos libros de ficción fueron escritos sobre el tema, y también surgieron varias películas y novelas explorando el asunto. Como siempre, en el fondo de las leyendas y de la imaginación popular hay siempre una verdad a ser encontrada. Mas es preciso no aceptar todo y tampoco negar todo. No existe lo sobrenatural, porque todo lo que ocurre en la naturaleza es natural, obedeciendo a leyes emanadas del Creador. El desconocimiento de esas leyes es que nos lleva a la superstición. Es por eso que el hombre coloca "aderezos" a la verdad para desfigurarla.

Muchas personas ya me contaron casos de hombres-lobo (licantropo) y juran que lo vieron. Esta vez, voy a dejar de lado esos casos y narrar algunos encontrados principalmente dentro de la hagiografía y de la literatura espirita.
Las fuerzas malévolas siempre atacan a aquellos que sirven al bien. Y, siendo así, no es raro encontrarnos en la vida de los santos fenómenos de Zoantropía.

El hagiógrafo Jose Hussieim, en la obra Heroinas de Cristo (Editorial Poblet) relata que en la vida de Santa Gemma Galgani (1878-1903), ocurrieron dolorosos fenómenos de infestación espiritual producidos por entidades maléficas del mundo invisible, que tomaban las más terribles formas. Una de ellas aparecía a veces " como un perro feroz que se arrojaba sobre ella o como un monstruo gigantesco que la afligía la noche entera, gritando: Tu me perteneces! Tú me perteneces!"
San Pedro de Alcántara (1499-1562) sufrió grandemente la envestida de las fuerzas del mal, las cuales venció con su humildad y devoción al bien. Fray Estefano José Piat, en la obra San Pedro de Alcántara (Ed. Vozes), describe uno de esos ataques, acompañado de fenómenos físicos: "El Diablo entra ahora en escena. Lo obsesa bajo formas asquerosas, lo persigue con escarnios, con ruidos y gritos nocturnos. Y llega por las vías del hecho: Lo derrumba, sofoca hasta casi estrangularle, lo cubre con una palada de piedras que, a la mañana siguiente todavía se encontraban esparcidas por la pobre habitación".

Quien también recibió crueles ataques de entidades tenebrosas y vengativas, interesadas en perjudicar su obra misionera, fue Don Bosco (1815-1888). El Padre Aufiray, en la célebre obra Saint Jean Bosco (Librarie Catholique Emmanuel Vitte) describe esas persecuciones confiadas por el notable santo a los padres Cagliero, Bonetti y Ruffino, que cierta mañana lo encontraran palido y extenuado. Mas allá de los gritos oídos, vientos repentinos, jalones de la cobija, ruidos en el techo de la casa y otros fenomenos fisicos. Don Bosco enfrento también los fenómenos de Zoantropía (inclusive de licantropia) probando su Mediúmnidad poderosa y gran espiritualidad. Los perseguidores desencarnados aparecían "bajo las expresiones de animales feroces, tigres, lobos, serpientes o bajo el aspecto de monstruos indescriptibles, que lo atacaban furiosamente".

San Geraldo Majela (1726-1755), cuya vida fue empolvada por los mas extraordinarios fenómenos, no escapo también a la zoantropía. Su hagiógrafo, padre Montes, narra varios casos en la obra San Geraldo. El primero ocurrió antes del santo entrar para el noviciado de los redentoristas. Dotado de grandes virtudes y fervor, gustaba de hacer vigilia en la Iglesia de Muro, su ciudad natal. "Una noche, al abrirla puerta de la iglesia vio Geraldo en la obscuridad los enormes ojos encendidos de un perro que avanzo como si quisiese lanzarse a su cuello. El primer impulso del joven fue gritar y huir.

Comprendió, sin embargo, que aquel perro descomunal, que se encontraba dentro del templo, no era un animal como los demás. Entro, tomo agua bendita e hizo la señal de la cruz. El macabro asaltante retrocedió y, dando horroroso aullido, desapareció como por encanto":

Ya como hermano coadjutor, en Iliceto y otros conventos, numerosos grupos de "demonios" se le aparecían en forma corpórea. “A veces, tal cual como los representa la imaginación popular, con enormes cachos, fisionomía repugnante, piel roja o negra y rabo descomunal. Ejecutaban ataques simulados y daban gritos y aullidos capaces de helar la sangre a un cristiano. Otras veces, disfrazados en enormes perros negros y lobos horrendos, atacaban a Geraldo como queriendo devorarlo. Viendo que sus amenazas no impresionaban al heroico joven, los espíritus infernales no se contentaran con berridos y amenazas".

"Cierto día, lanzaron sobre Geraldo, extendieron sus asquerosas manos, lo lanzaron por la tierra y lo maltrataron de tal manera que, al día siguiente, no podia levantarse del lecho. Otra noche, se precipitaron sobre el dos lobos gigantes, con aullidos salvajes y, agarrándolo por la sotana, lo arrastraron por los corredores, salieron con él para el huerto y allá en el fondo, habiéndolo arrastrado por las piedras y cuanta inmundicia habia, lo dejaron medio muerto". Intentaban también, lanzarlo al fuego.
Llamada de la vidente de Prevorist, Frederica Hauffe (1801-1829), sensitiva alemana de facultades excepcionales, acostumbraba expulsar los espíritus por medio de formulas escritas. A pedido del Dr. Justinus Kemer, ayudo Fritzien, una señora anciana que fue perseguida durante 24 años. #Todo comenzó cuando, al acostarse, todavía acostada, vio por primera vez un chasquido en la cama, enseguida vio un rayo de luz azulada y la aparición de un ser semejante a una zorra, que se le aproximo a la cama y desapareció. Otra noche percibió la mano de un niño en la suya. Esforzándose para retirarla, se sintió presa, como bajo la influencia de un gran peso. Desde entonces, se vio perturbada todas las noches, al principio por luces, después por la aparición de formas vivas, gatos, caballos, todos asustadores". Con la ayuda prestada por la vidente cesaron las perturbaciones en la vida de Fritzien.

En la literatura espirita encontramos explicaciones de como se procesan esas deshonras de las formas. Según Gubio, instructor de André Luiz, tenemos que tomar "por base, por encima de todo, los elementos plásticos del periespíritu".
La Zoantropía no se manifiesta solo en los desencarnados. Los encarnados también presentan problemas de este tipo. Veamos tres casos: uno extraído de la biblia, otro de una obra de André Luis y el tercero narrado por el Cel. Edynardo Weyne.

El caso bíblico, encontramos en Daniel (4:25 a 34), y habla del Rey Nabucodonosor. de Babilonia, que vivió como animal durante siete años, hasta que recobro el juicio, el reino de la figura humana, glorificando a Dios y su Justicia. Destaquemos el trecho en que se opera la transformación:" Anuncian a ti, rey Nabucodonosor, que tu reino te fue arrebatado. Van a expulsarte de dentro de los hombres para hacerte vivir entre los animales de los campo, pastaras hierbas como los bueyes. Siete tiempos pasaran sobre ti, hasta que reconozcas que el Altísimo domina sobre la creación humana y que la confiere a quien le place". (Biblia Sagrada, Editora Ave María, 18 edición, 1971).

"En la misma hora se cumplió esta palabra en la persona de Nabucodonosor, y el fue lanzado de la compañía de los hombres, y comió como el buey, y su cuerpo fue mojado del roció del cielo, de suerte que le crecieron los cabellos y el pelo, como las plumas de las águilas, y sus uñas se hicieron como las garras de las aves".
En el capítulo 23 de la obra "En los dominios de la Mediúmnidad" tenemos un ejemplo de fascinación muy interesante. Una señora, dominada por un terrible hipnotizador, acompañado por varios compañeros vengativos, adquiría aspecto animalesco, "casi que aullando y arrastrándose por el suelo". Si no fuese por la asistencia espiritual, seria victima integral de licantropia deformante. El instructor Gubio explica "Muchos espíritus, pervertidos en el crimen, abusan de los poderes de la inteligencia, haciendo pesar tamaña crueldad sobre cuántos sintonicen con ellos por las deudas del pasado. A semejantes vampiros debemos muchos cuadros dolorosos de la patología mental en los manicomios, en que numerosos pacientes, bajo intensiva acción hipnótica, imitan costumbres, posiciones y actitudes de animales diversos".

En la obra La Próxima Parada el Cel. Edynardo narra un caso interesantísimo: " El 5 de agosto de este año (1983), Valdeci Ribeiro de Souza, hijo de Joao de Souza Hijo y Francisca Ribeiro de Souza, 14 años, residente en el Sitio Coqueirinho, en Mangabeira, Aquiraz, y alumno del grupo escolar local, tuvo una crisis convulsiva. Fue llevado para el puesto José Frota de Mecejana, Le aplicaron una inyección de Diasepan y recomendaron que lo condujeran al Hospital de Salud Mental para tomar un electroencefalograma, pues sospechaban epilepsia. Como las crisis continuaban, no hablaba, no dormía y lloraba sin parar, lo trajeron al Hospital de Salud Mental. Allá quedo por tres dias".

"Al volver a la casa, el cuerpo tenia marcas de golpes, rostro demacrado y un ojo negro. Conto que recogiera mucho. En nuestra reunión de Miércoles la familia lo trajo al Centro Espirita Amor al prójimo. No parecía una criatura humana! La entidad que lo manipulaba le transmitió su configuración espiritual (fenómeno de zoantropía). Adquiriera la forma de un mono macaco. Esa degradación del periespíritu del obsesor fue luego identificado por una vidente de nuestro equipo de desobsesión. Cerca de diez personas, que se encontraban presentes, lo vieron con las manos dobladas, como si fuesen patas, intentando agredir a bofetadas. Con furia animalesca, procuraba morder, a quie se le aproximara. No hablaba, gruñia. Su expresión fisionómica era de simio. Rascaba su barriga exactamente como hacen los macacos. Su fuerza era superior a la de varios hombres juntos".
El continuaba narrando que " Después de tres sesiones de transfusión energética, con complementación ectoplasmia, recupero el aspecto humano y el comando de la mente. El lunes siguiente, día de sesión pública, mas de cien asistentes de todas las clases sociales vieron el final de esta trágica metamorfosis. La vuelta de la conciencia de su propia identidad!.

"Reprimir, bloquear, drogar, someter a choques eléctricos o bioquímicos la incipiente Mediúmnidad de un paciente sensitivo es inocuo, casi perverso! Jamás el pasara de un "trapo ambulante". Nunca se llegaría a una solución autentica como en el caso del niño-macaco. Para ese tratamiento no empleamos ningún producto farmacéutico convencional. Apenas el humilde arsenal terapéutico de Medicina de los Espíritus: La Oración, el pase, la cooperación de los bienhechores del espacio, agua fluidificada, amor y la fe. Principalmente la fe. Fe consciente, inamovible. Aquella fe que mueve montañas, como nos hablo el Hijo de María".

Para cerrar este articulo voy a narrar un caso más ocurrido con un encarnado, cuyas facultades Mediúmnicas estaban comenzando a aflorar. En la obra Ala Desoito, el escritor espirita Frungilo Junior presenta un fenómeno de Zoantropía muy interesante, ocurrido con un abogado que se encontraba interno en un hospital, por presentar comportamiento anormal, debido a "visiones" que estaba teniendo. “Roberto comienza a agitarse. Abre los ojos y aquello que le parecía un sueño comienza a mezclarse con la realidad. En primer lugar, no consigue dar con el lugar donde se encuentra, iluminada por la luz, ve a su esposa acostada en el sofá, pero no la ve sola. A su lado, dos figuras animalescas asediándolas voluptuosamente. Poseen cuerpo, brazos, piernas, cabeza, como un ser humano, pero, su constitución física, en lo que se refiere a lo que les sirve como tejido epidérmico, son de textura animalesca y repugnante. Cascos en lugar de pies, garras como manos, ojos oblicuamente comprimidos, maxilares protuberantes, todo con fuerte olor nauseabundo y fétido, son las características horripilantes de esas criaturas que poseen, como vestidos, apenas un tipo de capa escamosa, que más parece una continuación de sus horrendos cuerpos, diferenciándose de todo el resto por su color escarlata".

Cuando la medicina terrestre se de la mano con el conocimiento espiritual, será mas fácil el tratamiento y la cura de esos problemas expuestos. Esperemos! 





CAPÍTULO VII
BICORPOREIDAD Y TRANSFIGURACIÓN
Apariciones de Espíritus de personas vivas.
– Hombres dobles. – San Alfonso de Ligori, y
San Antonio de Padua. – Vespasiano. –
Transfiguración. – Invisibilidad.


114. Estos dos fenómenos son variedades de las manifestaciones visuales, y aunque desde luego puedan parecer maravillosos, se reconocerá fácilmente, por la explicación que pueda darse de los mismos, que no salen del orden de los fenómenos naturales. Uno y otro descansan sobre este principio, a saber: que todo lo que sea dicho sobre las propiedades del periespíritu después de la muerte, se aplica al periespíritu de los vivos. Sabemos que durante el sueño el Espíritu recupera parte de su libertad, quiere decir, se aísla del cuerpo, y fue en este estado que tuvimos muchas ocasiones de observarlo. Pero el Espíritu, sea el hombre muerto o vivo, tiene siempre su envoltura semimaterial, que por las mismas causas que hemos descrito puede adquirir la visibilidad y al tangibilidad. Hechos muy positivos nos dejan ninguna duda en cuanto a esto; sólo citaremos algunos ejemplos que conocemos personalmente, cuya exactitud podemos garantizar, y todos pueden recoger ejemplos análogos consultando su memoria.

115. La esposa de uno de nuestros amigos vio diferentes veces durante la noche entrar en su cuarto, con luz o sin ella, una vendedora de fruta de las cercanías, que conocía de vista, pero a la cual no había hablado jamás. Esta aparición le causó un espanto tanto más grande, cuanto que en esta época esta señora no tenía ningún conocimiento del Espiritismo, y que este fenómeno se repitió muy a menudo. Pues la vendedora estaba perfectamente viva, a esta hora probablemente dormía; mientras que su cuerpo material estaba en casa, su Espíritu y su cuerpo fluídico estaban en la de esta señora; ¿por qué motivo? Esto es lo que no se sabe. En semejante caso, un espiritista iniciado en esta clase de cosas se lo hubiera preguntado, pero dicha señora no tuvo tal idea. Cada vez la aparición se eclipsaba sin que supiera cómo, y siempre que desaparecía iba a asegurarse que todas las puertas estaban perfectamente cerradas, y que nadie había podido introducirse en su habitación. Esta precaución le probaba que estaba bien despierta y que no era juguete de un sueño. Otras veces vio de la misma manera un hombre que no conocía, pero un día vio a su hermano que estaba en California; tenía de tal modo la apariencia de una persona real, que en primer momento creyó en su vuelta y quería dirigirle la palabra, pero desapareció sin darle tiempo. Una carta recibida posteriormente le acreditó que no había muerto. Esta señora era lo que se puede llamar un médium vidente natural, pero como hemos dicho en aquella época no había oído jamás hablar de médiums.

116. Otra señora que habita en la provincia, estando gravemente enferma, vio una noche, a eso de las diez, un caballero anciano, habitante en la misma ciudad, y que veía algunas veces en la sociedad, pero sin ninguna relación de intimidad. Este caballero estaba sentado en un sillón al pie de su cama, y de cuando en cuando tomaba un polvo, aparentando que la cuidaba.
Sorprendida de tal visita a semejante hora, quiso preguntarle el motivo, pero el caballero le hizo señas para que no hablase y de que durmiera; varias veces quiso dirigirle la palabra y siempre le hizo la misma recomendación. Al fin se durmió. Después de algunos días, estando restablecida, recibió la visita de este mismo caballero pero en una hora más conveniente, y esta vez era verdaderamente él; tenía el mismo traje, la misma caja de tabaco y exactamente las mismas maneras. Persuadida de que había venido durante su enfermedad, le dio las gracias por la molestia que se había tomado. El caballero, muy sorprendido, le dijo que no había tenido el gusto de verla hacía bastante tiempo. La señora, que conocía los fenómenos espiritistas, comprendió lo que era esto; pero no queriéndoselo explicar, se contentó con decirle que probablemente lo habría soñado.
Esto es lo probable, dirán los incrédulos, los Espíritus fuertes, lo que para ellos es sinónimo de gentes de genio; pero es cierto que esta señora no dormía esta vez ni la precedente. – Entonces sería que soñaba despierta o, de otro modo, que estaba alucinada. – He aquí la gran palabra, la explicación universal de todo lo que no se comprende. Como hemos ya refutado suficientemente esta objeción, continuaremos dirigiéndonos a aquellos que pueden comprendernos.

117. Sin embargo, he aquí otro hecho más característico, y nos alegraríamos al ver cómo podría explicarse por el solo juego de la imaginación. Un caballero habitante en provincia no había querido jamás casarse, a pesar de las instancias de su familia. Se le había insistido notablemente a favor de una persona que residía en una ciudad vecina, y que él no había visto nunca. Un día, estando en su cuarto, se admiró al verse en presencia de una joven vestida de blanco y la cabeza adornada con una corona de flores. Le dijo que era su desposada; le tendió la mano, que tomó, y en la cual vio un anillo. Al cabo de algunos instantes todo desapareció. Sorprendido de esta aparición, y asegurándose que se hallaba bien despierto, se informó si alguien había venido aquel día, pero se le contestó que no se había visto a nadie. Un año después, cediendo a las nuevas instancias de una parienta, se decidió ir a ver a la que se le proponía. Llegó el día de Corpus; volviendo de la procesión, una de las primeras personas que se presentó a su vista entrando en la casa fue una joven que reconoció por la que se le había aparecido, vestida de la misma manera, porque el día de la aparición era también el del Corpus. Quedó anonadado, y por su parte la joven dio un grito de sorpresa y se puso enferma. Vuelta en sí, dijo que había visto a este caballero en semejante día del año precedente. Se efectuó el casamiento. Esto ocurrió hacia el año de 1835; en aquella época no se trataba de Espíritus, y por otra parte uno y otro son personas de un positivismo extremo y de una imaginación nada exaltada. Puede ser que se diga que uno y otro tenían el Espíritu afectado con la idea de la unión propuesta, y que esta preocupación determinó una alucinación; pero es preciso no olvidar que el marido era tan indiferente a esto, que estuvo un año sin ir a ver a su pretendida. Aun admitiendo esta hipótesis, quedaría por explicar  la doble aparición, la coincidencia del traje con el día de Corpus y, en fin, el reconocimiento físico entre personas que no se había visto jamás, circunstancias que no pueden ser producto de la imaginación.

118. Antes de ir más lejos debemos responder inmediatamente a una pregunta que no dejarán de hacernos: es saber cómo el cuerpo puede vivir mientras que el Espíritu está ausente. Podríamos decir que el cuerpo puede vivir con la vida orgánica que es independiente de la presencia del Espíritu, y la prueba de esto es que las plantas viven y no tienen Espíritu; pero debemos añadir que durante la vida el Espíritu nunca está desprendido completamente del cuerpo. Los Espíritus, lo mismo que ciertos médiums videntes, reconocen el Espíritu de una persona viviente por medio de un cordón luminoso que termina en su cuerpo fenómeno que no tiene nunca lugar cuando el cuerpo está muerto, porque entonces la separación es completa. Por medio de esta comunicación el Espíritu es advertido instantáneamente de la necesidad que el cuerpo puede tener de su presencia, y entonces vuelve con la prontitud del relámpago desde cualquier distancia que esté. Resulta de esto que el cuerpo jamás puede morir mientras dure la ausencia del Espíritu, y que no puede nunca acontecer que éste, a su vuelta, encuentre la puerta cerrada como lo han dicho algunos novelistas en las historias de su invención. El libro de los Espíritus, núms. 400 y siguientes).

119. Volvamos a nuestro asunto. El Espíritu de una persona viva, aislado del cuerpo, puede aparecer como el de una persona muerta, y tener todas las apariencias de la realidad; además, por las mismas causas que hemos explicado, puede adquirir una tangibilidad momentánea. Es el fenómeno designado bajo el nombre de Bicorporeidad, el que ha dado lugar a las historias de los hombres dobles, esto es, de individuos cuya presencia simultánea ha sido acreditada en dos parajes diferentes. He aquí dos ejemplos sacados, no de las leyendas populares, sino de la historia eclesiástica. San Alfonso de Ligorio fue canonizado antes del tiempo exigido, por haberse mostrado simultáneamente en dos parajes diferentes, lo que pasó por un milagro. San Antonio de Padua estaba en España, y al mismo tiempo que predicaba, su padre, que estaba en Padua, iba al suplicio acusado de un asesinato. En este momento aparece San Antonio, demuestra la inocencia de su padre y hace reconocer al verdadero criminal, quien más tarde sufrió el castigo. Se probó que en el mismo momento. San Antonio no había salido de España. Habiendo sido evocado San Alfonso, e interrogado por nosotros acerca del hecho arriba manifestado, contestó lo que sigue:

1. ¿Podría explicarnos este fenómeno?
Sí; el hombre, cuando está completamente desmaterializado por su virtud, y que ha elevado su alma hacia Dios, puede aparecer en dos parajes a la vez. He aquí cómo. El Espíritu encarnado, sintiendo venir el sueño, puede pedir a Dios transportarse a un lugar cualquiera. Su Espíritu o su alma, como queráis llamarla, abandona entonces su cuerpo seguido de una parte de su periespíritu, y deja la materia inmunda en un estado vecino a la muerte. Digo vecino a la muerte porque queda en el cuerpo un lazo que une el periespíritu y el alma a la materia, y este lazo no puede ser definido. El cuerpo aparece en este estado al paraje que se le ha llamado. Creo que es todo lo que deseáis saber.

2. Esto no nos da la explicación de la visibilidad y tangibilidad del periespíritu. El Espíritu, encontrándose separado de la materia según su grado de elevación puede hacerse tangible a la materia.

3. ¿El sueño del cuerpo es indispensable para que el Espíritu aparezca en otros parajes?
El alma puede dividirse, cuando se siente transportada a un lugar diferente de aquel en que se encuentra el cuerpo. Puede acontecer que el cuerpo no duerma, aunque esto sea muy raro, pero entonces el cuerpo no está jamás en un estado perfectamente normal, está siempre en un estado más o menos extático.

Observación. – El alma no se divide en el sentido literal de la palabra; irradia por diferentes lados, y es así como puede manifestarse sobre muchos puntos sin estar dividida; es lo mismo que una luz que pueda simultáneamente reflejarse en muchos espejos.

4. ¿Qué le acontecería a un hombre si se le despertase bruscamente en el mismo momento que, sumergido en el sueño,  su Espíritu apareciese en otra parte?

Esto no sucederá, porque si alguno tenía la intención de despertarle, volvería el Espíritu al cuerpo y prevendría la intención, atendido que el Espíritu lee el pensamiento. Se nos ha dado varias veces una explicación completamente idéntica, por el Espíritu de personas muertas o vivas. San Alfonso explica el hecho de la doble presencia, pero no da la teoría de la visibilidad y tangibilidad.

120. Tácito refiere un hecho análogo. Durante los meses que Vespasiano pasó en Alejandría para esperar la vuelta periódica de los vientos de verano y la estación en que el mar estaba más seguro, acontecieron muchos prodigios, por donde se manifestó el favor del cielo y el interés que los dioses parecían tomar por este príncipe... Estos prodigios redoblaron en Vespasiano el deseo de visitar el lugar sagrado de Dios, para consultarle los asuntos del imperio. Ordenó que el templo se cerrarse para todo el mundo; luego que hubo entrado en él y fijado su atención en lo que iba a pronunciar el oráculo, percibió detrás de él uno de los principales egipcios, nombrado Basilide, que sabía estaba detenido por enfermo a muchas jornadas de Alejandría. Se informó de los sacerdotes si Basilide había venido al templo en este día; se enteró por los demás si se le había visto en la ciudad; en fin, envió hombres a caballo y se aseguró que en dicho momento estaba a ochenta millas de distancia. Entonces no dudó ya que la visión fuese sobrenatural, y el nombre de Basilide le sirvió para él de oráculo. (Tácito, Historias, Lib. IV, cap. 81 y 82, traducción de Burnouf).

121. El individuo que se muestra simultáneamente en dos parajes diferentes, tiene, pues, dos cuerpos; pero de estos dos cuerpos uno solo es real, el otro no es más que la apariencia; se puede decir que el primero tiene la vida orgánica, y que el segundo tiene la vida del alma; al despertar, los dos cuerpos se reúnen y la vida del alma entra en el cuerpo material. No parece posible, al menos no tenemos nosotros ejemplo, y la razón parece demostrarlo, que en el estado de separación, los dos cuerpos puedan gozar simultáneamente y al mismo grado de la vida activa e inteligente. Se deduce, además, de lo que acabamos de decir, que el cuerpo real no podría morir mientras que el cuerpo aparente quedase visible; la aproximación de la muerte llamaría siempre al Espíritu al cuerpo, aunque sólo fuese por un instante. Resulta, igualmente, que no podría darse la muerte al cuerpo aparente, porque no es orgánico ni está formado de carne y hueso; desaparecería en el mismo momento que se tratara de matarle (1).

122. Pasemos al segundo fenómeno, el de la transfiguración. Consiste en el cambio de aspecto de un cuerpo vivo. He aquí respecto a esto un hecho del que podemos garantizar la perfecta autenticidad que pasó en los años 1858 y 1859, en las cercanías de Sain-Etienne. Una joven de unos quince años gozaba de la singular facultad de transfigurarse, esto es, de tomar en momentos dados todas las apariencias de ciertas personas muertas; la ilusión era tan completa, que se creía tener la persona delante de sí tan semejantes eran las facciones, la mirada, el sonido de la voz y hasta la jerga o dialecto. Este fenómeno se ha renovado centenares de veces independientemente de la voluntad de la joven. Muchas veces tomaba la apariencia de su hermano, muerto algunos años antes; tenía no sólo su figura, sino la talla y el volumen del cuerpo. Un médico del país, varias veces testigo de estos raros efectos, y queriendo asegurarse si era él juguete de una ilusión, hizo la experiencia siguiente. Nosotros hemos adquirido estas noticias de él mismo, del padre de la joven y de muchos otros testigos oculares muy honrados y muy dignos de fe. Tuvo la idea de pesar a la joven en su estado normal, después en el de la transfiguración, cuando tenía la apariencia de su hermano, de edad veintitantos años, mucho más corpulento y robusto. Pues bien: se encontró que en este último estado el peso era casi el doble. La experiencia era concluyente y no era posible atribuir esta apariencia a una simple ilusión óptica. Ensayemos la explicación de este hecho que en otro tiempo se hubiera llamado milagro, y que nosotros llamamos simplemente fenómeno.

(1) Véase la Revista Espírita, enero de 1859, “El Duende de Bayona”; febrero 1859, “Los no engendrados, Mi amigo Hermann”; mayo 1859; “El Lazo entre el Espíritu y el cuerpo”; noviembre 1859, “El alma errante”; enero 1860, “El Espíritu de un lado y el cuerpo de otro”; marzo 1860, “Estudio sobre el Espíritu de las personas vivas: El doctor V. y la señora I”.; abril 1860, “El fabricante de San Petersburgo”; “Apariciones tangibles”; noviembre 1860; “Historia de María de Agreda”; julio 1861, “Una aparición providencial”.

123. La transfiguración, en ciertos casos, puede tener por causa una simple contracción muscular que puede dar a la fisonomía una expresión diferente, al punto de hacer la persona casi desconocida. Nosotros lo hemos observado muchas veces en ciertos sonámbulos, pero en este caso la transformación es radical; una mujer podrá aparecer joven o vieja, bella o fea, pero será siempre una mujer, y su peso, sobre todo, no aumentará ni disminuirá. En el caso de que se trata, es bien evidente que hay alguna cosa de más: la teoría del periespíritu nos pondrá en camino. Está admitido en principio que el Espíritu puede dar a su periespíritu todas las apariencias; que por una modificación en la disposición molecular puede darle la visibilidad, la tangibilidad y, por consecuencia, la opacidad; que el periespíritu de una persona viva, aislada del cuerpo, puede sufrir las mismas transformaciones; que este cambio de estado se opera por la combinación de los fluidos. Figurémonos ahora el periespíritu de una persona viva, no aislada, sino irradiando alrededor del cuerpo de manera que lo envuelva con una especie de vapor; en este estado puede sufrir las mismas modificaciones que si estuviese separado del cuerpo; si pierde su transparencia, el cuerpo puede desaparecer, venir a ser invisible y estar velado como si estuviese metido en una densa niebla. Podrá también cambiar de aspecto, volverse resplandeciente si tal es la voluntad o el poder del Espíritu. Otro Espíritu, combinando su propio fluido con el primero, puede sustituirle con su propia apariencia; de tal modo que el cuerpo real desaparezca bajo una envoltura fluídica exterior, cuya apariencia puede variar a gusto del Espíritu. Tal parece ser la verdadera causa del extraño y raro fenómeno, preciso es decirlo así, de la transfiguración. En cuando a la diferencia del peso, se explica de la misma manera que para los cuerpos inertes. El peso intrínseco del cuerpo no ha variado porque la cantidad de materia no ha aumentado; sufre, sí, la influencia de un agente exterior que puede aumentar o disminuir el peso relativo, como lo hemos explicado más arriba, números 78 y siguientes. Es, pues, probable que si la transfiguración hubiese tenido lugar bajo el aspecto de un niño, el peso hubiera disminuido a proporción.

124. Se concibe que el cuerpo pueda tomar otra apariencia mayor o de la misma dimensión; pero, ¿cómo podría tomarla más pequeña la de un niño, como acabamos de decir? En este caso el cuerpo real no pasaría de los límites del cuerpo aparente? No decimos que el hecho se haya producido; hemos querido sólo demostrar, refiriéndonos a la teoría del peso específico, que el peso aparente hubiese podido disminuir. En cuanto al fenómeno en sí mismo, no afirmamos ni su posibilidad, ni su imposibilidad; pero en el caso en que tuviera lugar, del cual no se pudiera dar una solución satisfactoria, no por esto se infirmaría el fenómeno; no olvidemos que estamos al principio de la ciencia y que estamos aún lejos de que lo diga todo sobre este punto, como sobre otros muchos. Además, las partes excedentes podrían perfectamente hacerse invisibles. La teoría del fenómeno de la invisibilidad resalta, naturalmente, de las explicaciones precedentes y de las que se han dado con motivo del fenómeno de los aportes.

125. Nos faltaría tratar del singular fenómeno de los no engendrados (1) que por extraordinario que pueda parecer a primera vista no es más sobrenatural que los otros. Pero como lo hemos explicado en la Revista Espírita (febrero de 1859) creemos inútil reproducir aquí los detalles; diremos solamente que es una variedad de la aparición tangible; es el estado de ciertos Espíritus que pueden revestir momentáneamente las formas de una persona viva a punto de hacer completa ilusión.
(1) Del griego a privatif, et géine, geinomai engendrar; que no ha sido engendrado.
















References:

  • Publicado en Casa Espirita Kardeciana Bezerra de Meneses: Fundada el 18 de abril de 1985 por Benjamin Rodriguez B. Afiliada:Federacion Espirita de la Florida bezerrademenezesmiami@hotmail.com 6450 N.W. 77 Ct. Miami Fl Telf: (305) 477-4148
  • Libro de Los Mediums, Capitulo VII, Item #114









************************

Frank Montañez
“Soy Espírita”
Director de la Página
“Soy ESPÍRITA TV”
No dejes de inscribirte en mi blog, así podrás recibir notificación de nuevas adiciones a mi página. Debes tener una cuenta de correo electrónico de gmail para poder hacer comentarios a los artículos y también para inscribirte en este blog. Además, si consideras que esta reflexión hoy ha sido de mucha ayuda, por favor compártela haciendo un enlace a tu muro en Facebook y no dejes de escribir un comentario para así saber que ha servido de ayuda a alguien. Gracias por leer este blog. Frank

NOTA Importante:
Si consideras que este articulo o reflexión es útil, y deseas citarnos en un artículo o nota que publiques en tu blog o en Facebook, por favor haz una mención de que obtuviste la información de un articulo nuestro ya publicado.  Eso es actuar en Moral y bien común. No permitas que el atribuirte consciente o inconscientemente crédito por algo que copiaste de otro autor, afecte tu espiritualidad, y que cometas faltas que se han de acumulan a las que ya tienes.

Si me mencionas o no, no es importante para mí, pero sí; es una falta el atribuirte que la información publicada es de tu autoría al no hacer mención alguna del autor original, si no das el crédito al que originalmente lo creo, eso es propiedad intelectual y al no dar el crédito, constituye una falta de moralidad. Recomiendo que añadas al final de tu reflexión algo así:

Partes de esta reflexión ha sido tomada de un artículo publicado por Frank Montañez de “Soy Espírita” en su blog: www.soyespirita.blogspot.com
Nombre del Artículo:
Fecha Publicado:

Eso evitarás que actúes mal sin quererlo hacer, de eso se trata la Educación Espírita.




Los siguientes enlaces te conducen a estos temas ya publicados para ayudarte en tu desarrollo de educación espiritual:
Egoísmo              

Espero estos enlaces te conduzcan a información que te ayude a lograr activar tu crecimiento espiritual, a través de la Transformación Moral.



Revisado en: 11/27/12
visitas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguir a Frank en Facebook

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo?

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo? 
Un Espiritista Verdadero es aquel que según el Libro de Obras Póstumas, de Allan Kardec lo describe así:

Breve Contestación a los Detractores del Espiritismo

“Solo reconoce por adeptos suyos a los que practican su enseñanza, es decir, a los que trabajan en su propio mejoramiento moral, esforzándose en vencer sus malas inclinaciones, en ser menos egoístas y orgullosos, más afables, más humildes, pacientes, benévolos, caritativos para con el prójimo y moderados en todas las cosa, pues este es el signo característico del espiritista verdadero…”

Un Espiritista Verdadero, no es el que cobra menos dinero. Esos son “Charlatanes”, infiltrados en el Espiritismo. Los “Charlatanes”, son los que cobran dinero en el Espiritismo.


Evaluar a un Espiritista, y saber si es uno Verdadero, se necesita tener conocimiento adquirido, mediante la lectura de los Libros Codificados de Allan Kardec, Así se puede verificar la autenticidad.

Mensajes en Fotos


Body

















1/15/16

Un RESUMEN sobre los recursos del Espiritismo para sanar las Obsesiones Espirituales seria:









  • Moralización del Obsesado obteniendo su ascendencia Moral y luego al Obsesor moralizarlo.



  • Fortalecimiento de la "Voluntad" del Obsesado para que pueda Rechazar al Obsesor.



  • Oración Magnética Mental. (Grupales),



  • Magnetización del Obsesado, mediante Pases Magnéticos.



  • Educación Espirita.


Los postulados y la definición de la Filosofía Espirita antes expresada es nuestra razón de ser en esta red social. Por la naturaleza de este medio, muchas personas con diferentes corrientes de pensamiento y de diferente postura con relación al Espiritismo, pueden hacer comentarios a nuestras reflexiones. Esto nos llena de mucha satisfacción, porque ilustra claramente que el propósito de la existencia de esta página ha cometido su propósito al lograr cruzar barreras de idiomas y de pensamientos. Estamos muy claros en que nuestra filosofía es una de carácter Kardeciana y es la que promulga el deseo genuino de Dios en cuanto al comportamiento Moral de nuestra sociedad y de toda la raza humana, pero no tenemos ninguna conexión con otras corrientes de pensamiento sincretistas como lo son: Práctica de africanismo, indigenismos o ritualismos étnicos, Religiosos, folclóricos o sincréticos ni se hacen rezos, baños de plantas, consume de aguardiente o tabacos, inhalaciones toxicas, curaciones mágicas, maleficios o encantamientos y Santería.



Las obsesiones se Curan según el Espiritismo.






Excelente recurso de información según El Espiritismo, en el siguiente Libro Gratuito:








Todos están bienvenidos a comentar nuestras reflexiones, pero en nada esto significa que patrocinemos estas corrientes diferentes de pensamientos.











Queremos ser un faro, donde aquellos que desean encontrar el puerto seguro, puedan libremente acercarse al dialogo y a la comprensión. Jesús nos enseño a no hacer acepción de persona alguna, somos llamados a la comprensión y a la tolerancia con todos aquellos que aunque tengan pensamientos diferentes, siguen siendo seres humanos en el proceso de encontrar el sendero de la verdad en su camino evolutivo.












REFERENCIAS PARA ESCRIBIR ESTA REFLEXIÓN



  • El Evangelio Según El Espiritismo, Allan Kardec

  • El Libro de Los Espíritus, Allan Kardec

  • Obras Póstumas, Allan Kardec

  • Genesis

  • El Cielo Y el Infierno – Allan Kardec

  • El Libro de Los Médiums – Allan Kardec











Frank Montañez

“Soy Espírita”

Director de la Página


Soy Espirita en Facebook

Nuestro Canal Soy Espirita en Youtube

Blog de Soy Espirita

soyespirita@yahoo.com

"Soy Espirita" en Twitter

"Soy Espirita" en Google +

    No dejes de inscribirte en mi blog, así podrás recibir notificación de nuevas adiciones a mi página. Debes tener una cuenta de correo electrónico de gmail para poder hacer comentarios a los artículos y también para inscribirte en este blog. Además, si consideras que esta reflexión hoy ha sido de mucha ayuda, por favor compártela haciendo un enlace a tu muro en Facebook y no dejes de escribir un comentario para así saber que ha servido de ayuda a alguien. Gracias por leer este blog. Frank





NOTA Importante:




Si consideras que este articulo o reflexión es útil, y deseas citarnos en un artículo o nota que publiques en tu blog o en Facebook, por favor haz una mención de que obtuviste la información de un articulo nuestro ya publicado. Eso es actuar en Moral y bien común. No permitas que el atribuirte consciente o inconscientemente crédito por algo que copiaste de otro autor, afecte tu espiritualidad, y que cometas faltas que se han de acumulan a las que ya tienes.




Si me mencionas o no, no es importante para mí, pero sí; es una falta el atribuirte que la información publicada es de tu autoría al no hacer mención alguna del autor original, si no das el crédito al que originalmente lo creo, eso es propiedad intelectual y al no dar el crédito, constituye una falta de moralidad. Recomiendo que añadas al final de tu reflexión algo así:




Partes de esta reflexión ha sido tomada de un artículo publicado por Frank Montañez de “Soy Espírita” en su blog: www.soyespirita.blogspot.com




Nombre del Artículo:


Fecha Publicado:


Eso evitarás que actúes mal sin quererlo hacer, de eso se trata la Educación Espírita.






Los siguientes enlaces te conducen a estos temas ya publicados para ayudarte en tu desarrollo de educación espiritual:









































Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son mas fáciles de manejar. Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son más fáciles de manejar.




Audio Libros en Español GRATUITOS




Los invito a que descarguen los AUDIO Libros en mi blog. No hay escusas para no leer el Libro de los Espíritus y el de Los Médiums, pues pueden escucharlos narrados. Visita mi blog o simplemente dale clic al libro que ves listado a continuación.





¡VIVA EL ESPIRITÍSMO!





Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO.


Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – GÉNESIS




Espero estos enlaces te conduzcan a información que te ayude a lograr activar tu crecimiento espiritual, a través de la Transformación Moral.


________________________________________




NOTA ACLARATORIA:





Han notado que nuestras reflexiones se redactan para la Educación de nuestra filosofía, tal y como lo ilustran Los Espíritus de La Codificación Espirita dada a Allan Kardec. Muchas de estas enseñanzas lucen como que deben ser tratadas en la Casa Espírita y creo que sí; es esto correcto. Pero la mayoría de nuestros lectores no tienen acceso a Casa Espírita alguna, entonces no nos podemos quedar con las manos cruzadas esperando que Espíritus Impuros que sabiendo esta realidad se adelanten se introduzcan en los hogares de personas que con genuino interés se acercan a nuestra página buscando ayuda. Para ellos les sugiero considerar conformar un pequeño grupo de Estudios en su hogar. Así se deleitaran de las enseñanzas de los Espíritus. Estos dos enlaces te ayudaran a comenzar a conformar tu grupo de Estudio:





  • http://soyespirita.blogspot.com/2014/01/ley-de-sociedad-i-necesidad-de-la-vida.html

  • http://soyespirita.blogspot.com/2011/08/recomendaciones-para-los-nuevos-grupos.html













No demostramos compasión si no ayudamos a estas personas en estos lugares inaccesibles que no existe ninguna Casa Espírita cerca y tal vez nunca la habrá a no ser por nuestra educación por el Internet. Para muchos el desarrollo de la Mediúmnidad es tan serio que no han desarrollado aun Médiums en sus lugares de reunión. Pero eso no debe ser la norma, pues el mismo Allan Kardec nos apercibió de que esto era esencial en el desarrollo espiritual de las comunicaciones Mediúmnica.




Preferimos hacer accesible esta información para aquellos que genuinamente desean crecer espiritualmente, y yo soy el de pensar que si los deseos de estos nuevos allegados son encaminados al desarrollo de la Mediúmnidad, es preferible ayudarlos que dejarlos a expensas de Espíritus Impuros que aprovechándose del deseo más profundo de crecer espiritualmente intervengan para que esto no se logre.




Esta educación debe ser el detonador para el establecimiento de nuevos centros de reunión para nuevos allegados y esto cumple el propósito de la codificación y de la Ley de Progreso y Crecimiento espiritual a que todos tenemos derecho.









































Autenticidad de los libros Codificados por Allan Kardec según el Libro de Génesis, ¿Qué es una Opinión en el Espiritismo? y el propósito del Espiritismo con la Humanidad:





Ítem #10. Sólo los espíritus puros reciben la misión de transmitir la palabra de Dios, pues hoy sabemos que los espíritus están lejos de ser todo perfectos y que algunos intentan aparentar lo que no son, razón por la cual San Juan ha dicho: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios” (Primera Epístola Universal de San Juan Apóstol 4:1).



De modo que nadie tiene la autoridad Espiritual ni Moral de realizar cambios a los libros codificados que no sean los dueños y autores originales; "Los Espíritus".




Veamos lo que dice la introducción del Libro de Génesis, comentado y firmado por Allan Kardec y lee como sigue: Introducción, De la primera edición, publicada en enero de 1868.


“A pesar de la intervención humana en la elaboración de esta





Doctrina, la iniciativa pertenece a los espíritus, pero no a uno en especial, ya que es el resultado de la enseñanza colectiva y concordante de muchos espíritus, puesto que si se basara en la doctrina de un espíritu no tendría otro valor que el de una "opinión personal". El carácter esencial de la Doctrina y su existencia misma se basan en la uniformidad y la concordancia de la enseñanza. Por tanto, todo principio no general no puede considerarse parte integrante de la Doctrina, sino una simple opinión aislada de la cual el Espiritismo no se responsabiliza.


Es esa concordancia colectiva de opiniones, sometidas a la prueba de la lógica, la que otorga fuerza a la Doctrina Espírita y asegura su vigencia. Para que cambiase, sería necesario que la totalidad de los espíritus mudasen de opinión, es decir, que llegase el día en que negasen lo dicho anteriormente. Ya que la Doctrina emana de la enseñanza de los espíritus, para que desapareciese sería necesario que los espíritus dejasen de existir. Y es por eso que esta Doctrina prevalecerá siempre sobre los demás sistemas personales, que no poseen, como ella, raíces por doquier. El Libro de los Espíritus ha consolidado su prestigio porque es la expresión de un pensamiento colectivo y general.”

Firmado por Allan Kardec.






El Libro de Génesis, escrito por Allan Kardec nos indica lo siguiente tambien:


Ítem #40. El Espiritísmo presenta, como ha sido demostrado (cap. I, n.º 30), todos los caracteres del Consolador prometido por Jesús. No es, en absoluto, una doctrina individual, una concepción humana; nadie puede decirse su creador (Pues sus creadores fueron los Espíritus). Es el fruto de la enseñanza colectiva de los espíritus presididos por el Espíritu de Verdad. No suprime nada del Evangelio: lo completa y aclara. Con la ayuda de las nuevas leyes que revela, en unión con las de la ciencia, hace comprender lo que era ininteligible y admitir la posibilidad de aquello que la incredulidad tenía inadmisible. Hubo precursores y profetas que presintieron su llegada. Por su poder moralizador, prepara el reino del bien sobre la Tierra.


La doctrina de Moisés, incompleta, terminó circunscrita al pueblo judío; la de Jesús, más completa, se extendió a toda la Tierra mediante el cristianismo, pero no convirtió a todos; el Espiritismo, más completo aún, con raíces en todas las creencias, convertirá a la Humanidad.1


1. Todas las doctrinas filosóficas y religiosas llevan el nombre de la individualidad fundadora, por lo que se dice: el Mosaísmo, el Cristianismo, el Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, etc. La palabra Espiritismo, por el contrario, no involucra a ninguna persona en especial; pero sí define a una idea general que indica, al mismo tiempo, el carácter y la fuente múltiple de la Doctrina. [N. de A. Kardec.]






Claramente Allan Kardec y El Espíritu de verdad que dictó los Libros Codificados que el Espiritísmo, más completo aún, es con raíces en TODAS LAS CREENCIAS y la fuente múltiple de la doctrina, refiriéndose a que con Moisés la Doctrina fue incompleta y la de Jesús se extendió mediante el Cristianismo, pero no convirtió a todos, por lo tanto es hoy que el Espiritísmo ha de ser de todos, todas las doctrinas religiosas, "Mosaísmo, Cristianismo, Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, y yo ando los Musulmanes, los Hinduistas, los Ateos, los Laicos, los de Joaquín Trincado, los Santeros, Umbanda, en fin a "TODOS", es más incluyo, hasta los extraterrestres, Todos adelantaran sus Espíritus mediante las enseñanzas del Espiritísmo.



En el libro de Obras Póstumas, Allan Kardec, luego de haber dedicado 13 años a la Codificación Espírita, y haber codificado y publicado los 5 Libros Básicos, dijo lo siguiente refiriéndose al Espiritismo:



EL ESPIRITÍSMO NO ES UNA RELIGIÓN Constituida…



El espiritismo es una doctrina filosófica que tiene consecuencias religiosas como toda filosofía espiritualista y por esto mismo toca forzosamente las bases fundamentales de todas las religiones: Dios, el alma y la vida futura; pero no es una religión constituida, dado que no tiene culto, rito ni templo, y que entre sus adeptos ninguno ha tomado ni recibido titulo de sacerdote o sumo sacerdote. Estas calificaciones son pura invención de la crítica.


Obras Póstumas – Allan Kardec







TODOS SOMOS MÉDIUMS





Libro de Los Mediums - Sobre los Médiums - X




Todos los hombres son médiums, todos tienen un Espíritu que los orienta hacia el bien, en caso de que sepan escucharlo. Ahora bien, poco importa que algunos se comuniquen directamente con él a través de una mediumnidad especial, y que otros sólo lo escuchen a través de la voz del corazón y de la inteligencia, pues no deja de ser su Espíritu familiar quien los aconseja. Llamadlo espíritu, razón o inteligencia: en todos los casos es una voz que responde a vuestra alma y os dicta buenas palabras. Sin embargo, no siempre las comprendéis. No todos saben proceder de acuerdo con los consejos de la razón, no de esa razón que se arrastra y repta más de lo que camina, que se pierde en la maraña de los intereses materiales y groseros, sino de esa razón que eleva al hombre por encima de sí mismo y lo transporta a regiones desconocidas. Esa razón es la llama sagrada que inspira al artista y al poeta, el pensamiento divino que eleva al filósofo, el impulso que arrebata a los individuos y a los pueblos. Razón que el vulgo no puede comprender, pero que eleva al hombre y lo aproxima a Dios más que ninguna otra criatura; entendimiento que sabe conducirlo de lo conocido a lo desconocido, y le hace realizar las cosas más sublimes. Escuchad, pues, esa voz interior, ese genio bueno que os habla sin cesar, y llegaréis progresivamente a oír a vuestro ángel de la guarda, que desde lo alto del cielo os tiende la mano. Repito: la voz íntima que habla al corazón es la de los Espíritus buenos, y desde ese punto de vista todos los hombres son médiums.




Channing






Libro de Los Mediums - Capt. XVII


Amigos míos, permitidme que os dé un consejo, dado que avanzáispor un terreno nuevo, y si seguís la ruta que os indicamos no osextraviaréis. Se os ha dicho una gran verdad, que deseamos recordaros: el espiritismo es sólo una moral, y no debe salirse de los límites de la filosofía, ni más ni menos, salvo que quiera caer en el dominio de la curiosidad.


Dejad de lado las cuestiones científicas, pues la misión de los Espíritus no es resolverlas, ahorrándoos el esfuerzo de las investigaciones.


"Tratad antes de mejoraros, pues de ese modo progresaréis realmente".


San Luis






Mapa de Visitas

Horarios en comparación a Chicago