domingo, 20 de septiembre de 2015

La Prohibición de Moises, no puede involucrar el Espiritismo, pues no existía el Espiritismo para ese tiempo.

La Prohibición de Moises, no puede involucrar el Espiritismo, pues no existía el Espiritismo para ese tiempo. En este articulo, verán como se cambio la Biblia para perjudicar el Espiritismo. Verán la referencia Bíblico; Levíticos 20:27, como un gran ejemplo de que la Biblia es cambiada por los hombres y por lo tanto no representa la "Palabra de Dios a la humanidad". Los invito a leer este articulo en este blog.  Lo siguiente es una  "Opinión  Personal", aislada, que el Espiritismo no se puede responsabilizar:
"El que engaña, lo hace por ignorancia o con propósito. Si es por ignorancia, pagará su ineptitud, pero si engaña a sabiendas, su castigo será el doble."  Frank Montañez 
_______________________________________________

El siguiente vídeo, es el complemento de esta información:


https://youtu.be/bN0L0M3JnnQ

El Libro del Evangelio Según el Espiritismo nos habla de la Persecución de Cristianos contra el Espiritismo, y que aún persiste.  Es lamentable que sean precisamente los Cristianos los que persigan al Espiritismo, una razón más para comprender que el Espiritismo es de todos, los cristianos, musulmanes y las grandes religiones   serán beneficiadas por las enseñanzas del Espiritismo.  Debe estar claro que el Espiritismo no tiene el propósito de Cristianizar. 



“El Espiritismo, […] su objetivo es el mejoramiento moral de la humanidad.”  
[Libro de los Médiums, ítem #303, las Mistificaciones]


veamos lo siguiente: En El Libro del Evangelio Según el Espiritismo, CAPÍTULO XXVIII:
"Para los enemigos del Espiritismo 
#50. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán hartos. Bienaventurados los que padecen persecución por la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando os maldijeren, y os persiguieren, y dijeren todo mal contra vosotros mintiendo, por mi causa.
Gozaos y alegraos porque vuestro galardón muy grande es en los cielos. Pues así también persiguieron a los profetas, que fueron antes de vosotros. (San Mateo, cap. X, v. 6, 10, 11 y 12). Y no temáis a los que matan el cuerpo y no pueden matar el alma; temed antes al que puede echar el alma y el cuerpo en el infierno. (San Mateo, cap. X, v. 28).
51. Prefacio. De todas las libertades, la más inviolable es la de pensar, que comprende también la libertad de conciencia. Anatematizar a los que no piensan como nosotros, es reclamar esta libertad para sí y rehusaría a los otros, es violar el primer mandamiento de Jesús: la caridad y el amor al prójimo. 
Perseguirles por su creencia, es atentar al derecho más sagrado que tiene todo hombre de creer lo que le conviene y adorar a Dios del modo que él lo entienda. Obligarles a los actos exteriores parecidos a los nuestros, es manifestar que se atiende más a la forma que al fondo, a las apariencias más que a la convicción. La abjuración forzada nunca ha dado fe; sólo puede hacer hipócritas. Es un abuso de la fuerza material, que no prueba la verdad; "la verdad está segura de sí misma; convence y no persigue, porque no tiene necesidad de ello". 
El Espiritismo es una opinión, una creencia; aún cuando fuese una religión, ¿por qué no ha de tener el hombre la libertad de llamarse espiritista, como tiene la de llamarse católico, judío o protestante, partidario de cual o tal doctrina filosófica, de tal o cual sistema económico? Aquella creencia es falsa o verdadera; si es falsa, caerá por su propio peso, porque el error no puede prevalecer contra la verdad cuando las inteligencias se ilustran; si es verdadera, la persecución no la hará falsa.
"La persecución es el bautismo de toda idea nueva, grande y justa"; crece con la grandeza y la importancia de la idea. El encarnizamiento y la cólera de los enemigos de la idea está en razón del miedo que les inspira. Por esta razón el cristianismo fué perseguido en otro tiempo y el Espiritismo lo es hoy con la diferencia, sin embargo, de que el cristianismo lo fué por paganos mientras que el Espiritismo lo es por cristianos.
El tiempo de las persecuciones sangrientas ha pasado, es verdad; pero si no se mata el cuerpo, se atormenta al alma; se la ataca hasta en los sentimientos más íntimos, en los afectos más caros; se dividen las familias, se excita a la madre contra la hija, a la esposa contra el marido; se ataca aún el cuerpo en sus necesidades materiales, quitándole su modo de vivir para sitiarle por el hambre. (Cap. XXIII, núm. 9 y siguientes).
Espiritistas, no os aflijáis por los tiros que os disparan, porque asi prueban que la verdad está de vuestra parte, pues de lo contrario os dejarían tranquilos y no os persiguirían. Es una prueba para vuestra fe, pero con vuestro valor, con vuestra resignación y con vuestra perseverancia, Dios os reconocerá entre sus fieles servidores, cuya enumeración hace hoy para dar a cada uno la parte que le corresponde según sus obras. A ejemplo de los primeros cristianos, tened, pues, orgullo en llevar vuestra cruz. Creed en las palabras de Cristo que dijo: "Bienaventurados los que sufren persecución por la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos". No temáis a los que matan al cuerpo, pero que no pueden matar el alma. Dijo también "Amad a vuestros enemigos haced bien a los que os hacen mal y rogad por los que os persiguen". Mostrad que sois verdaderos discípulos, y que vuestra doctrina es buena, haciendo lo que El dijo e hizo.
La persecución durará sólo un tiempo limitado; esperad, pues, con paciencia el despuntar de la aurora, porque la estrella de la mañana se vislumbra en el horizonte. (Cap. XXIV, números 13 y siguientes).
No es lógico separar a los que desean conocer y cambiar sus comportamientos, mediante el bien común que enseña el Espiritísmo.

Ahora bien, el decir que se es Espiritista  deberá cumplir con lo que El Espiritísmo  postula. Y el mismo Allan Kardec recalca, que El Espiritísmo no tiene Ritos. Eso claramente define que cualquier organización que se hace llamar espiritista y realiza Ritos, no cumple con los postulados del Espiritísmo.

El ser un Espírita o Espiritista requiere cumplir con lo que El Espiritísmo expone en términos de comportamientos, para poder auto denominarse Espiritista.

El Egoísmo es una de las plagas de la humanidad, y ampliamente indicado como muy esencial erradicar en el comportamiento de toda persona.

Da mucha tristeza, como los cristianos han cambiado y adulterado la Biblia para hacer creer que el Espiritismo es malo.  Cambiaron textos antiguos, adulteraron el contenido original para hacer creer que la Biblia condena el Espiritismo.

El siguiente ejemplo, es lo falso y pernicioso que expone la Biblia, que no no puede ser una expresión o una inspiración de un Dios Justo. Aquí se prueba que la Biblia es falsa y perniciosa. Los términos que se refiere al Espiritismo que fue creado por primera vez a partir de la publicación del Libro de Los Espíritus en 1857 como lo son los siguiente: "Espiritismo, Espirita, Espiritista y Médium", fueron creados en el Libro de los Espíritus. Antes del 1857, no existía el Espiritismo, existía el Espiritualismo.

La Biblia, comenzando con el "Antiguo Testamento", fue compilado entre 900 a.C. y el ano 104 d.C. El antiguo testamento no podía tener estos términos que le tachan al Espiritismo, pues el Espiritismo no existía todavia.  vea aquí la perversidad y la despiadada persecución al Espiritismo.  

Un exelente ejemplo es la cita bíblica: 
Levítico 20:27

La prohibición de Moises, no puede referirse al Espiritismo, pues para ese tiempo no existía el Espiritismo. El Espiritismo, denuncia "La Adivinación", y no la practica. veamos el Libro de Los Espíritus: 

Conocimiento del porvenir
Ítem #868. El porvenir, ¿puede ser revelado al hombre?

“En principio, el porvenir se le oculta, y sólo en casos raros y excepcionales Dios permite que le sea revelado.”
 El Espiritismo no postula la Adivinación.


A continuación vemos como, en al menos 12 Biblias en Español y en Ingles, cambiaron los términos "Agoreros, Pitonisas" por "Espiritismo y Mediums", solo para perjudicar el Espiritismo. 

Júzguelo usted mismo, cómo se ha cambiado la Biblia para acusar el Espiritismo. ¿Porque tanto temor de los Cristianos con el Espiritismo?.


Levítico 20:27 - La Biblia de las Américas (LBLA)
27 “Si hay médium o espiritista entre ellos, hombre o mujer, ciertamente han de morir; serán apedreados; su culpa de sangre sea sobre ellos.”
Copyright © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation 


Levítico 20:27 - Nueva Biblia al Día (NBD)
27 »Cualquiera de ustedes, hombre o mujer, que sea nigromante o espiritista, será condenado a muerte. Morirá apedreado, y será responsable de su propia muerte.»
La Santa Biblia, Nueva Biblia al Dia (The New Living Bible, Spanish) Copyright © 2006, 2008 byBiblica, Inc.® Used by permission. All rights reserved worldwide.
  


Levítico 20:27 - Jubilee Bible 2000 (Spanish) (JBS)
27 Y el hombre o la mujer que fuere espiritista o adivino morirán; los apedrearán con piedras; su sangre será sobre ellos.

2000, 2001, 2010 by LIFE SENTENCE Publishing



Levítico 20:27 - Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy (NBLH)
27 Si hay adivino o espiritista entre ellos, hombre o mujer, ciertamente han de morir; serán apedreados; su culpa de sangre sea sobre ellos.’”
© 2005 by The Lockman Foundation, La Habra, California



Levítico 20:27Nueva Traducción Viviente (NTV)
27 »Los hombres o las mujeres entre ustedes que actúen como médiums o que consulten a los espíritus de los muertos, deberán morir apedreados. Son culpables de un delito de muerte».
La Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, © Tyndale House Foundation, 2010. Todos los derechos reservados.



 
Levítico 20:27 - Nueva Versión Internacional (NVI)
27 »Cualquiera de ustedes, hombre o mujer, que sea nigromante o espiritista, será condenado a muerte. Morirá apedreado, y será responsable de su propia muerte.»
La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional® NVI® Copyright © 1999 by Biblica, Inc.® Used by permission. All rights reserved worldwide.




Levítico 20:27 - Nueva Versión Internacional (Castilian) (CST)
27 »Cualquiera de vosotros, hombre o mujer, que sea nigromante o espiritista, será condenado a muerte. Morirá apedreado, y será responsable de su propia muerte.»
La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI® (Castilian Version) Copyright © 1999, 2005 by Biblica, Inc.® Used by permission. All rights reserved worldwide.




Levítico 20:27 -Palabra de Dios para Todos (PDT)
27 »Será condenado a muerte todo hombre o mujer que sea espiritista o brujo. El pueblo tiene que matarlos a pedradas; ellos mismos se han buscado su propia muerte».
© 2005, 2008, 2012 Centro Mundial de Traducción de La Biblia © 2005, 2008, 2012 World Bible Translation Center



Levítico 20:27 - Complete Jewish Bible (CJB)
27 “‘A man or woman who is a spirit-medium or sorcerer must be put to death; they are to stone them to death; their blood will be on them.’”
Haftarah K’doshim: ‘Amos 9:7–15 (A); Yechezk’el (Ezekiel) 20:2–20 (S)
B’rit Hadashah suggested readings for Parashah K’doshim: Mattityahu (Matthew) 5:33–37; 5:43–48; 15:1–11; 19:16–30; 22:33–40; Mark 7:1–23; 12:28–34; Luke 10:25–39; Romans 13:8–10; Galatians 5:13–26; Ya‘akov (James) 2:1–9; 1 Kefa (1 Peter) 1:13–21
Copyright © 1998 by David H. Stern. All rights reserved.




Levítico 20:27 - 1599 Geneva Bible (GNV) Esto debe ser el texto original
27 ¶ And if a man or woman have a spirit of divination, or soothsaying in them, they shall die the death: they shall stone them to death, their blood shall beupon them.
Geneva Bible, 1599 Edition. Published by Tolle Lege Press. All rights reserved. No part of this publication may be reproduced or transmitted in any form or by any means, electronic or mechanical, without written permission from the publisher, except in the case of brief quotations in articles, reviews, and broadcasts.




Levítico 20:27 - New King James Version (NKJV)
27 ‘A man or a woman who is a médium, or who has familiar spirits, shall surely be put to death; they shall stone them with stones. Their blood shall be upon them.’”
Scripture taken from the New King James Version®. Copyright © 1982 by Thomas Nelson. Used by permission. All rights reserved.




Levítico 20:27 - New Revised Standard Version (NRSV)
27 A man or a woman who is a medium or a wizard shall be put to death; they shall be stoned to death, their blood is upon them.
New Revised Standard Version Bible, copyright © 1989 the Division of Christian Education of the National Council of the Churches of Christ in the United States of America. Used by permission. All rights reserved.





Claramente existe un interés en perjudicar el Espiritismo, valiéndose de la Biblia y cambiando  y tergiversando textos bíblicos por inescrupulosos religiosos cristianos.

A continuación les presento un claro ejemplo de la campaña de difamación y mentiras en contra del Espiritismo, en este articulo publicado por los cristianos en su deseo de confundir e involucrar el Espiritismo en la Prohibición de Moises.


¿Qué dice Dios acerca de lo referido a los Médium?

Canalización es un nombre moderno para lo que la Biblia llama espiritismo o lo relativo a médium. Un canalizador es un místico que se vuelve un canal, o agente de recepción, para recibir comunicaciones inteligentes que vienen desde el mundo espiritual. ¿Qué dice Dios acerca de esto? Está en la Biblia, Levíticos 19:31 “No os volváis a los encantadores ni a los adivinos; no los consultéis, contaminándoos con ellos.”

La canalización es un método de adivinación que ha existido desde la antigüedad. Los más modernos canalizadores estudian el arte mediante la práctica de la meditación Oriental. Este estado suavemente alterado de la conciencia capacita al canalizador para percibir psíquicamente los mensajes espirituales. Estos se manifiestan como una voz fuera del rango de percepción normal, una “voz pensada” distinta, la cual es percibida en el estado de la mente de los médium. Médium experimentados pueden entrar en un estado de trance a través del cual la entidad espiritual toma control directo sobre la voz del médium, hablando a través de él con un acento bastante distinto al modo normal de hablar del médium. Está determinado que las comunicaciones telepáticas vienen de seres espirituales altamente desarrollados que existen en el normalmente mundo invisible de la dimensión espiritual. A veces el médium tendrá una visión por la cual el espíritu es visto en una forma visible manifestada en las super-energizadas facultades de imaginación de la conciencia del médium. Los guías espirituales usualmente visten mantos blancos y a menudo irradian luz dorada-blanca, brillante. Los canalizadores aseguran que los mensajes recibidos representan sabiduría divina y verdad, y tienen valor benéfico para toda clase de hombre.

El uso de médium era común entre los pueblos paganos de las tierras Bíblicas. Dios advirtió a los Hijos de Israel sobre esto justo antes de su entrada a la Tierra Prometida de Canaán. Deuteronomio 18:9-12 dice, “Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones. No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti.”
El Rey Saúl de Israel buscó consejo de una médium llamada “Pitonisa de Endor.” Los ejércitos de Israel estaban por ser atacados por los filisteos. Saúl estaba revelado contra Dios y en su desesperación buscó los servicios del espiritismo. 1° Samuel 28:8 nos informa, “Y se disfrazó Saúl, y se puso otros vestidos, y se fue con dos hombres, y vinieron a aquella mujer de noche; y él dijo: Yo te ruego que me adivines por el espíritu de adivinación, y me hagas subir a quien yo te dijere.” Saúl entonces le pidió a la médium que llamara al espíritu del fallecido profeta Samuel, para pedirle su consejo con relación a los Filisteos. Versículos 13 y 14 continúan diciendo, “¿Por qué me has engañado? Pues tú eres Saúl. Y el rey le dijo: No temas. ¿Qué has visto? Y la mujer respondió a Saúl: He visto dioses que suben de la tierra. Él le dijo: ¿Cuál es su forma? Y ella respondió: Un hombre anciano viene, cubierto de un manto. Saúl entonces entendió que era Samuel, y humillando el rostro a tierra, hizo gran reverencia.”

Saúl debería haber sido más sabio en vez de ir a consultar con un médium, porque Dios había advertido en Levíticos 20:6, “Y la persona que atendiere a encantadores o adivinos, para prostituirse tras de ellos, yo pondré mi rostro contra la tal persona, y la cortaré de entre su pueblo.” El resultado final de la búsqueda del Rey Saúl fue trágico. Poco tiempo después de su visita a la pitonisa, el rey se quitó su propia vida luego de haber sido herido en batalla. ¿Fue el espíritu llamado por la médium un agente genuino de Dios? La respuesta esta en la Biblia, en 1º Crónicas 10:13 “Así murió Saúl por su rebelión con que prevaricó contra Jehová, contra la palabra de Jehová, la cual no guardó, y porque consultó a una adivina.” El espíritu de la médium era un impostor, porque la Escritura claramente establece que Saúl “no consultó a Jehová” (vers. 14, primera parte).

En nuestro tiempo moderno, como en los viejos tiempos del Rey Saúl, la gente busca consejo de los médium psíquicos. Varios canalizadores declaradores de fortuna se han vuelto enriquecidas celebridades como resultado de predicciones publicadas en las pizarras de los supermercados y también aconsejando a clientela que paga bien tales como estrellas del cine de Hollywood, políticos y empresarios. Los psíquicos (o médium) algunas veces aseguran estar canalizando a “Jesucristo”, “Dios el Padre” y “la Virgen María”. Pero ¿cuál es el verdadero recurso de los mensajes pronunciados por estos espíritus?Un evento en la vida del Apóstol Pablo arroja luz sobre su identidad. Pablo estaba con sus compañeros Lucas y Silas en la ciudad pagana de Filipos. Hechos 16:16-18 nos cuenta, “Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando. Ésta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación. Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora.”
El espíritu de la muchacha pagana poseída era un espíritu malo, un demonio, al cual Pablo estuvo capacitado para echar fuera. Jesús mismo en varias ocasiones estuvo confrontado con personas controladas por espíritus de demonios. Por ejemplo, Marcos 1:23-26 nos cuenta, “Pero había en la sinagoga de ellos un hombre con espíritu inmundo, que dio voces, diciendo: Ah! ¿qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Sé quién eres, el Santo de Dios. Pero Jesús le reprendió, diciendo: Cállate, y sal de él! Y el espíritu inmundo, sacudiéndole con violencia, y clamando a gran voz, salió de él.

Los malos espíritus estuvieron en un tiempo viviendo en el cielo con Dios antes de volverse malos. Pero se rebelaron con Satanás y fueron condenados al planeta Tierra. Está en la Biblia, en Apocalipsis 12:7-9, “Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.”
La actividad de los espíritus de canalización es aborrecida por Dios porque es satánica. El castigo para cualquiera que estuviera practicando ser médium entre los Israelitas era la muerte. Está en la Biblia, en Levíticos 20:27 “Y el hombre o la mujer que evocare espíritus de muertos o se entregare a la adivinación, ha de morir; serán apedreados; su sangre será sobre ellos.” En Isaías 8:19 el Escrito Sagrado aconseja “Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores ya a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos?” La amonestación desde los cielos es clara. Cuando se necesita consejo, debemos buscar a Dios. Él es quien nos asegura en 2º Crónicas 7:14 “si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.” Mientras buscamos a Dios, su Palabra, la Santa Biblia, es la luz que nos guía. Dice el Salmista, en Salmos 119:105 “Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino.” 

 _________________________________

Al escribir este artículo, pretendo defender el Espiritismo, y exponer la otra cara de la moneda. Basta ya de no decir nada y aceptar las mentiras de los detractores del Espiritismo.

Vea este vídeo Complementario sobre este tema:




Acerca de la prohibición de evocar a los muertos, el Libro el Cielo y el Infierno,  Capítulo XI, uno de los Libros Codificados por Allan Kardec, nos habla sobre esta prohibición, que no tiene nada que ver con el Espiritismo.

1. La Iglesia no niega de ningún modo la realidad de las manifestaciones espíritas. Por el contrario, según vimos en las citas precedentes, las acepta por completo, pero las atribuye a la intervención exclusiva de los demonios. Es un error invocar el Evangelio, como hacen algunas personas, para justificar su prohibición, pues el Evangelio no dice nada al respecto. El principal argumento
que se utiliza es la supuesta prohibición de Moisés. Veamos en qué términos se refiere al tema la misma pastoral que citamos en los capítulos anteriores:
“No está permitido ponerse en relación con ellos (los Espíritus), ya sea directamente o por intermedio de quienes los evocan e interrogan. La ley mosaica castigaba con la muerte esas prácticas condenables, en uso entre los gentiles. Dice el libro del Levítico:
‘No busquéis a los magos, ni deseéis saber cosa alguna de los adivinos, a fin de que no os contaminéis con ellos’ (19:31). ‘Si un hombre o una mujer tienen un espíritu de Pitón o de adivinación, que se les aplique la pena de muerte; serán lapidados y sobre ellos caerá su sangre’ (20:27). Y en el libro del Deuteronomio consta:
‘Nunca exista entre vosotros quien consulte adivinos, considere sueños y augurios, emplee maleficios, sortilegios y encantamientos, o consulte a los que tienen el espíritu de Pitón y practican la Primera Parte - adivinación, o que interrogan a los muertos para saber la verdad. El Señor abomina todas esas cosas, y Él destruirá, a vuestra entrada,
a las naciones que cometan esos crímenes’ (18:10 a 12).”

2. Es oportuno, para que se comprenda el verdadero sentido de las palabras de Moisés, reproducir el texto completo, un tanto abreviado de esas citas:
“No os apartéis de vuestro Dios, para ir en busca de los magos,
ni consultéis a los adivinos, a fin de que no os contaminéis al dirigiros a ellos. Yo soy el Señor vuestro Dios.” (Levítico, 19:31.)
“Si un hombre o una mujer tienen un espíritu de Pitón, o un espíritu de adivinación, que se les aplique la pena de muerte; serán lapidados y sobre ellos caerá su sangre.” (Levítico, 20:27.)
“Cuando hayáis entrado en la tierra que el Señor vuestro Dios os dará, tened cuidado de no imitar las abominaciones de esos pueblos. Que no haya ninguno entre vosotros que pretenda purificar a su hijo o a su hija haciéndolos pasar por el fuego, o que consulte a los adivinos, considere sueños y augurios, emplee maleficios, sortilegios y encantamientos, o consulte a los que tienen el espíritu de Pitón, que se proponen adivinar o que interrogan a los muertos para saber la verdad. El Señor abomina todas esas cosas, y Él exterminará a todos esos pueblos a vuestra entrada, por causa de los crímenes que han cometido.” (Deuteronomio, 18:9 a 12.)

3. Si la ley de Moisés debe ser rigurosamente observada en este punto, debe serlo también en todos los otros. Pues, ¿por qué habría de ser buena en lo atinente a las evocaciones y mala en otras de sus partes? Es necesario ser consecuente. Si se reconoce que ciertos aspectos de la ley mosaica ya no están de acuerdo con nuestras costumbres y con nuestra época, no hay razón para que entre ellos no se incluya la prohibición a que nos referimos. Por otra parte, es necesario tomar en cuenta los motivos que dieron lugar a esa prohibición, motivos que en esa época tuvieron su razón de ser, pero que ya no existen en la actualidad.  El legislador hebreo quería que su pueblo abandonase todas las
costumbres adquiridas en Egipto, donde las evocaciones eran habituales y favorecían los abusos, como lo prueban estas palabras de Isaías: “El espíritu de Egipto se aniquilará por sí mismo, y yo derribaré su prudencia; ellos consultarán a sus ídolos, sus adivinos, sus pitones y sus magos”. (19:3.)
Por otra parte, los israelitas no debían contraer ninguna alianza con las naciones extranjeras. Ahora bien, iban a encontrar las mismas prácticas entre esos pueblos a los que se dirigían y a los que debían combatir. Así pues, Moisés se vio obligado, por razones políticas, a inspirar en el pueblo hebreo aversión hacia las costumbres que pudiesen tener semejanzas y puntos de contacto con el
enemigo. Para justificar esa aversión era preciso que presentara esas prácticas como reprobadas por Dios. De ahí estas palabras: “El Señor abomina todas esas cosas, y Él exterminará, a vuestra llegada, a las naciones que cometen esos crímenes”.

4. La prohibición de Moisés estaba aún más justificada porque los muertos no eran evocados por respeto y afecto hacia ellos, ni con un sentimiento de piedad, sino como un medio de adivinación, al igual que en los augurios y presagios explotados por el charlatanismo y la superstición. Por lo que parece, esas prácticas también eran objeto de comercio y, por más que lo intentara, Moisés
no consiguió desarraigarlas de las costumbres del pueblo, como lo demuestran los siguientes pasajes del mismo profeta: 
“Y cuando os dijeren: ‘Consultad a los magos y adivinos que susurran hechizos’, responded: ‘¿No consulta cada pueblo a su Dios? ¿Se les habla a los muertos de lo que compete a los vivos?’.” (Isaías, 8:19.)
“Soy yo quien hace ver la falsedad de los prodigios de la magia; quien vuelve insensatos a los que se proponen adivinar; quien trastorna el espíritu de los sabios y convierte en locura su ciencia vana.” (Isaías, 44:25.)
Primera Parte - 
“Que esos adivinos que estudian el cielo, contemplan los astros y cuentan los meses para hacer predicciones, alegando que os revelan el porvenir, vengan ahora a salvaros. Ellos se han vuelto como la paja, y el fuego los devoró; no podrán librar a sus almas del fuego ardiente; no quedarán de ellos ni brasas para calentarse, ni lumbre alrededor de la cual poder sentarse. En eso se convertirán todas esas cosas de las que os habéis ocupado con tanto ahínco;
esos comerciantes que con vosotros trafican desde la infancia se han ido, cada cual por su lado, sin que se encuentre uno solo de ellos que os quite vuestros males.” (Isaías, 47:13 a 15.) En ese capítulo Isaías se dirige a los babilonios, representados con la figura alegórica de la “virgen hija de Babilonia, hija de
los caldeos” (Versículo 1.), y dice que los adivinos no impedirán la ruina de esa monarquía. En un capítulo siguiente, se dirige específicamente a los israelitas:
“Venid aquí, vosotros, hijos de una adivina, raza de un hombre adúltero y de una mujer prostituida. ¿De quién os burláis? ¿En contra de quién abristeis la boca y mostrasteis la lengua implacable? ¿No sois vosotros hijos perversos y retoños bastardos, vosotros que procuráis consuelo en vuestros dioses debajo de los árboles frondosos, que sacrificáis a vuestros niños en los torrentes,
bajo altivos peñascos? Depositasteis vuestra confianza en las piedras del torrente; esparcisteis licores en su honor; les ofrecisteis sacrificios. Después de eso, ¿cómo no habría de encenderse mi indignación? (Isaías, 57:3 a 6.)
Estas palabras son inequívocas. Prueban claramente que en ese tiempo el objetivo de las evocaciones era la adivinación, y que se había hecho de ellas un comercio. Estaban asociadas a las prácticas de la magia y de la hechicería, acompañadas incluso de sacrificios humanos. Moisés tenía razón, pues, al prohibir esas cosas y expresar que Dios las reprobaba. Esas prácticas supersticiosas se perpetuaron hasta la Edad Media. En la actualidad, la razón ha
hecho justicia, y el espiritismo ha venido a mostrar el objetivo exclusivamente
moral, consolador y religioso de las relaciones de ultratumba. Los espíritas “no sacrifican niños ni esparcen licores para honrar a los dioses”; no interrogan a los astros, ni a los muertos, ni a los adivinos, para conocer el porvenir que Dios, en su sabiduría, ha ocultado a los hombres; repudian toda clase de comercio con la
facultad que algunos han recibido para comunicarse con los Espíritus; no los mueve la curiosidad ni la codicia, sino un sentimiento de piedad, un deseo de instruirse, progresar y brindar alivio a las almas que sufren, de modo que la prohibición de Moisés no se aplica a ellos. Si quienes invocan la ley de Moisés para usarla en contra de los espíritas se hubiesen tomado el trabajo de profundizar el sentido de las palabras bíblicas, habrían reconocido que no
existe ninguna analogía entre lo que ocurría con los hebreos en aquella época y los principios del espiritismo. Más aún: sabrían que el espiritismo condena precisamente todo lo que dio motivo a la prohibición de Moisés. Con todo, esos adversarios de la doctrina espírita, en el ansia ciega de encontrar argumentos contrarios a las ideas nuevas, no se dan cuenta de que tales argumentos son
absolutamente falsos. La ley civil contemporánea castiga todos los abusos que
Moisés se había propuesto reprimir. Con todo, si el profeta decretó la pena capital contra los delincuentes, se debió a que necesitaba métodos rigurosos para gobernar a un pueblo indisciplinado. Por eso la pena de muerte es tan empleada en su legislación. Por otra parte, no había mucho que elegir en cuanto a los métodos de represión. Sin prisiones ni reformatorios en el desierto, Moisés no podía graduar las sanciones como se hace en la actualidad. Además, su pueblo no se habría atemorizado ante penas puramente disciplinarias. Por consiguiente, carecen de razón los que se apoyan en la severidad del castigo para probar el grado de culpabilidad que existe en la evocación de los muertos. ¿Sería conveniente, por respeto a la ley de Moisés, mantener la pena capital en todos los casos en que él la aplicaba? ¿Por qué se recurre, pues, con tanta insistencia a este artículo de la ley, mientras que se guarda silencio acerca del que figura al principio del capítulo, que prohíbe a los sacerdotes la posesión de bienes terrenales, así como participar de alguna herencia,
porque el Señor es su propia herencia? (Deuteronomio, 18:1 y 2.)

5. En la ley de Moisés existen dos partes distintas: la ley de Dios propiamente dicha, promulgada en el monte Sinaí, y la ley civil o disciplinaria, apropiada a los hábitos y al carácter del pueblo. La primera es invariable. La segunda, en cambio, se modifica con el tiempo, y no pasa por la cabeza de nadie que hoy podamos ser gobernados con los mismos métodos que se aplicaban a los judíos
en el desierto, del mismo modo que los decretos de Carlomagno no pueden aplicarse a la Francia del siglo diecinueve. ¿Quién pensaría hoy, por ejemplo, en revivir este artículo de la ley mosaica: “Si un buey acornea a un hombre o una mujer, y le causa la muerte, el buey será apedreado, y nadie comerá su carne; pero el dueño del buey será juzgado inocente”? (Éxodo, 21:28 y siguientes).
Ese artículo, que nos parece tan absurdo, no tenía por objeto castigar al buey y absolver al dueño, sino que equivalía simplemente a la confiscación del animal causante del accidente, a fin de obligar al propietario a una mayor vigilancia. La pérdida del buey era el castigo para su propietario, castigo que debería de ser muy importante para un pueblo de pastores, a tal punto que se prescindía
de cualquier otro. No obstante, ninguno podía sacar provecho de esa pérdida, razón por la cual Moisés prohibió que se comiera la carne del animal. Otros artículos contemplan casos en los que el dueño del buey es responsable.
En la legislación de Moisés todo tenía su razón de ser, porque todo en ella estaba previsto hasta en sus mínimos detalles. Sin embargo, tanto la forma como el fondo se adaptaban a las circunstancias del momento. No cabe duda de que si Moisés volviese en nuestros días para legislar sobre una nación civilizada de Europa, no le daría un código igual al de los hebreos.

6. A esto se objeta que todas las leyes de Moisés fueron dictadas en nombre de Dios, al igual que la del Sinaí. Ahora bien, si consideramos que todas tienen un origen divino, ¿por qué los mandamientos se limitan al Decálogo? ¿A qué se debe la diferencia? Si todas emanan de Dios, ¿por qué no son igualmente obligatorias? ¿Por qué no se conserva la circuncisión, a la cual Jesús se sometió y no abolió? Se olvidan de que todos los legisladores antiguos, para otorgar mayor autoridad a sus leyes, atribuían a estas un origen divino. Moisés necesitaba más que ningún otro ese recurso, debido al carácter de su pueblo. Si a pesar de todo eso, tuvo tantas dificultades para hacer que lo obedecieran, ¡qué no habría ocurrido si hubiese promulgado esas leyes en su propio nombre!
¿No vino Jesús a modificar la ley mosaica, haciendo de su propia ley el código de los cristianos? ¿No dijo Él: “Habéis aprendido que se dijo a los antiguos tal y tal cosa, y yo os digo tal otra?” Con todo, ¿modificó la ley del Sinaí? De ningún modo, sino que la sancionó, y toda su doctrina moral no es más que el desarrollo de esa ley. Ahora bien, Jesús no se refiere en ninguna parte del
Evangelio a la prohibición de evocar a los muertos, a pesar de que era un asunto muy importante como para que lo omitiera en sus prédicas, principalmente si tenemos en cuenta que trató otros temas secundarios.
7. En definitiva, se trata de saber si la Iglesia coloca a la ley mosaica por encima de la ley evangélica, en otras palabras, si es más judía que cristiana. También conviene notar que, de todas las religiones, la judía es precisamente la que menos se opuso al espiritismo, y no invoca la ley de Moisés para oponerse a las relaciones con los muertos, como hacen las sectas cristianas.

8. Otra contradicción: si Moisés prohibió evocar a los Espíritus de los muertos es porque estos podían acudir al llamado, pues de lo contrario esa prohibición no hubiera tenido sentido. Si podían acudir en aquellos tiempos, también pueden hacerlo hoy; y si se trata de los Espíritus de los muertos, eso significa que no
son exclusivamente demonios. Además, Moisés no habla en modo alguno de estos últimos. Así pues, en estas circunstancias, queda claro que no podemos
apoyarnos lógicamente en la ley de Moisés por dos motivos: no rige al cristianismo, y no es apropiada a las costumbres de nuestra época. Con todo, en el supuesto de que esa ley tuviera la autoridad que algunos le atribuyen, no podría, como vimos, aplicarse al espiritismo. Es verdad que Moisés incluye en su prohibición la interrogación de los muertos, pero de un modo secundario, y como complemento de las prácticas de hechicería. La palabra interrogar, puesta
en relación con los adivinos y los augures, demuestra que entre los hebreos las evocaciones eran un medio de adivinación. Ahora bien, los espíritas no evocan a los muertos para obtener revelaciones ilícitas, sino para recibir sabios consejos y proporcionar alivio a los que sufren. Por cierto, si los hebreos sólo se hubieran valido de las comunicaciones de ultratumba con esa finalidad, Moisés, lejos de
prohibirlas, las habría alentado, puesto que habrían contribuido a que el pueblo fuera más dócil. 

9. Si bien algunos críticos bromistas o malintencionados opinan que las reuniones espíritas son asambleas de brujos y de nigromantes, y que los médiums son decidores de la buenaventura; y si bien algunos charlatanes asocian el nombre del espiritismo con prácticas ridículas que este desaprueba, muchas personas, en compensación, dan testimonio del carácter esencialmente
moral de las reuniones espíritas serias. Además, la doctrina, expuesta en libros que están al alcance de todos, rechaza terminantemente los abusos de todo tipo, a fin de que la calumnia recaiga sobre quien lo merece. 

10. Se alega que la evocación es una falta de respeto hacia los muertos, cuyas cenizas no deben ser perturbadas. Pero ¿quiénes dicen eso? Los adversarios de dos campos opuestos, que se dan la mano. Por un lado, los incrédulos, que no creen en las almas; y por otro, los que creen en las almas, pero pretenden que sólo los demonios pueden acudir al llamado. Cuando la evocación se hace religiosamente y con recogimiento; cuando los Espíritus son llamados, no por curiosidad, sino con un sentimiento de afecto y simpatía, y con el deseo sincero de instruirse y mejorar, no nos parece que sea irrespetuoso llamar a las personas después de su muerte, como tampoco lo es hacerlo cuando
están vivas. Con todo, existe otra respuesta categórica a esa objeción: los Espíritus se presentan libremente, no por obligación, e incluso de manera espontánea, sin que se los haya llamado. Además, dan testimonio de la satisfacción que experimentan al comunicarse con los hombres, y suelen quejarse del olvido al que se los ha relegado. Si los Espíritus sintieran que se perturba su quietud, o si les disgustara nuestro llamado, por cierto lo dirían, o directamente no responderían. Puesto que son libres, cuando se manifiestan es
porque eso les place.

11. Se alega esta otra razón: “Las almas permanecen en la morada que la justicia divina les asigna, es decir, en el Infierno o en el Paraíso”. De ese modo, las almas que están en el Infierno no pueden salir de allí, aunque esa prerrogativa sí se les concede a los demonios. Por su parte, las almas que están en el Paraíso, absolutamente entregadas a la beatitud y muy por encima de los
mortales, no pueden fijarse en ellos, y son lo suficientemente dichosas para no volver a esta Tierra de miserias a ocuparse de los parientes y amigos que han dejado aquí. ¿Serán, pues, como esos millonarios que desvían la vista de los pobres para que no se les altere la digestión? En ese caso, ¡se mostrarían poco dignas de la dicha suprema, salvo que esa dicha fuera el premio al egoísmo! Quedan aún las almas que están en el Purgatorio. Pero estas sufren, de modo que antes que nada deben cuidar de su propia salvación. Por consiguiente, dado que ni las almas del Cielo ni las del Infierno, así como tampoco las del Purgatorio, pueden acudir a nuestro llamado, solamente el diablo se presenta en lugar de ellas. Si las almas no pueden venir, no hay motivo para temer por
la perturbación de su reposo. 

12. Aquí se presenta otra dificultad. Si las almas bienaventuradas
no pueden abandonar la mansión gloriosa para socorrer a
los mortales, ¿por qué la Iglesia invoca la asistencia de los santos,
que deben gozar de una beatitud aún mayor? ¿Por qué aconseja
a los fieles que los invoquen en caso de enfermedad, en las aflicciones
y para preservarse de las calamidades? ¿Por qué, según esa
misma Iglesia, los santos y hasta la propia Virgen se aparecen a los
hombres y hacen milagros? Lo hacen porque pueden dejar el Cielo
para venir a la Tierra. Así pues, si los que se encuentran en lo más
alto de los Cielos pueden salir de ahí, ¿por qué razón los Espíritus
menos elevados no podrían hacerlo?
13. Se comprende que los incrédulos nieguen la manifestación
de las almas, puesto que no creen en el alma. Sin embargo, lo
que resulta asombroso es ver que aquellos mismos cuyas creencias
se basan en la existencia y en el porvenir del alma se ensañan con los
medios que prueban su existencia, esforzándose por demostrar que eso
es imposible. Sería más natural que, dado que son los más interesados
en la existencia del alma, recibieran con alegría y como un beneficio
de la Providencia los medios que sirven para confundir a los
incrédulos con pruebas irrefutables, puesto que esos incrédulos son
también los negadores de la religión. Los que creen en la existencia
del alma deploran sin cesar la invasión de la incredulidad, que
diezma el rebaño de los fieles, pero cuando se les presenta el medio
más poderoso de combatirla, lo rechazan con más obstinación que
los propios incrédulos. Luego, cuando las pruebas se acumulan
hasta tal punto que no dejan ninguna duda al respecto, recurren,
como argumento supremo, a la prohibición de ese medio, y para
justificarla buscan un artículo de la ley mosaica en el que nadie
había pensado hasta entonces, y le confieren de manera forzada
un sentido y una aplicación inexistentes. Por último, se consideran
tan felices con el descubrimiento, que no perciben que ese artículo
constituye incluso una justificación de la doctrina espírita.

14. Los motivos que se alegan para condenar las relaciones
con los Espíritus no pueden resistir un análisis serio. Por el ardor
con que algunos combaten esas relaciones es fácil deducir el gran
interés que el fenómeno les despierta, de ahí que sean tan insistentes.
Al observar esta cruzada de todos los cultos contra las manifestaciones
espíritas, se diría que les tienen miedo. El verdadero
motivo bien podría ser el temor de que los Espíritus, demasiado
ilustrados, viniesen a instruir a los hombres sobre aspectos que se
pretende mantener en la oscuridad, y que les diesen a conocer con
precisión lo que sucede en el otro mundo y las verdaderas condiciones
para ser felices o desdichados en él. Por la misma razón que
se dice a un niño: “No vayas allá, porque está el cuco”, se dice a
los hombres: “No invoquen a los Espíritus, porque son el diablo”.
Con todo, por más que prohíban a los hombres la evocación de los
Espíritus, no impedirán que estos acudan a los hombres para sacar
la lámpara de debajo del celemín.
El culto que se base en la verdad absoluta no tendrá nada
que temer de la luz, pues la luz hará descubrir la verdad, y el demonio
no podrá prevalecer contra la verdad.

15. Rechazar las comunicaciones de ultratumba implica rechazar
el medio más poderoso de instrucción, que resulta de la
iniciación en el conocimiento de la vida futura a través de los ejemplos
que esas comunicaciones nos proporcionan. La experiencia
nos enseña, además, el bien que podemos hacer apartando del mal
a los Espíritus imperfectos, y ayudando a los que sufren a que se
desprendan de la materia y se perfeccionen. Prohibir las comunicaciones
significa, por lo tanto, privar a las almas desdichadas de
la asistencia que podemos dispensarles. Las siguientes palabras de
un Espíritu resumen admirablemente las consecuencias de la evocación
cuando se practica con una finalidad caritativa:
“El Espíritu doliente y angustiado os contará la causa de su
caída, las inclinaciones a las que sucumbió; os hablará de sus esperanzas,
sus luchas, sus temores, sus remordimientos, sus dolores,
su desesperación. Os mostrará a Dios, justamente irritado, castigando
al culpable con toda la severidad de su justicia. Al escuchar
a ese Espíritu, seréis movidos a compadeceros de él y temeréis por
vosotros mismos. Y si lo seguís en sus lamentaciones, veréis que
Dios nunca lo pierde de vista, siempre a la espera del pecador arrepentido,
para tenderle los brazos tan pronto como trate de regenerarse.
Veréis los progresos del culpable, a los cuales tendréis la
dicha y la gloria de haber contribuido. Los seguiréis con solicitud,
como el cirujano que acompaña la cicatrización de una herida que

cura a diario.” (Burdeos, 1861.)
_____________________________
Entonces, el Espiritismo esta mas que claro en su posición de frente a la falsa acusación de que el Espiritismo es sujeto a la Prohibición de Moises.

Es a través del tiempo que siento un gran amor por esta bella Filosofía que ha cambiado mi vida, SOY ESPÍRITA POR CONVICCIÓN:
  • Cuando puedo darme cuenta la maldad de los religiosos en contra del Espiritismo.
  • Cuando valiéndose de Mentiras, y hasta cambiar textos bíblicos con el propósito de engañar y denigrar al Espiritismo.
  • Cuando dejé la Religiosidad y la Idolatría que no me conducían a Dios, y que alejaba mi mirada al mensaje espiritual que me presenta el Espiritismo.
  • Cuando empecé a ser mejor hoy de lo que fui ayer.
  • Cuando Empecé a educar mi espíritu y a ejercer mi Libre Albedrío decidiendo mi vida hacia el bien común, no permitiendo que NADIE decida por mí.
  • Cuando reconocí que ningún Ritual Religioso, ningún Dogma Religioso, ningún acto de Hechicería, Brujería, ninguna imagen religiosa, o sacrificio de animales o adivinatorio, es aceptado por el Espirítismo.
  • Cuando dejé de desearle mal a los demás.
  • Cuando empecé a enfocar mi vida al Bien Común, y a educarme y educar a otros que el Alma mejora cuando se hace el bien común.
  • Cuando empecé a respetar lo que otros piensan y dicen, pero no pasarle la mano, deseando que sus comportamientos eran aceptables, cuando en realidad no lo son.
  • Cuando aprendí bien claro en no aceptar la idolatría y la religiosidad del pasado para que se interpusiera en el Adelantamiento de mi Espíritu.
  • Cuando evalúo lo que otros dicen y reconozco lo que tiene lógica y razón de ser con lo que es claramente sin razón ni lógica.
  • Cuando respeto lo que otros dicen, pero bajo ninguna circunstancia, acepto aquel que se jacte de su liderazgo y lleve a la idolatría a los hombres.
  • Ningún hombre, ni ningún dirigente religioso se le debe idolatrar, como ejemplo vemos los mismos Espiritistas religiosos, idolatrando la imagen de Chico Xavier, de Brasil, pues sería aceptar los comportamientos egoísta y orgullosos cómo buenos. NADIE ES MÁS QUE NADIE ENTRE LOS HOMBRES.
  • Cuando aprendí a respetarme asumiendo una posición y no solo decir "ME GUSTA", porque otros lo dicen, a lo que no tiene lógica ni razón y a lo que es contrario al Espirítismo.
  • Por eso me preocupo en leer los libros de la Codificación Espírita y entender que conceptos hay de lo que se publica en contra del Espiritismo y debo rechazar para que no afecten el adelantar mi Espíritu.
Por eso soy y seré ESPÍRITA POR CONVICCIÓN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguir a Frank en Facebook

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo?

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo? 
Un Espiritista Verdadero es aquel que según el Libro de Obras Póstumas, de Allan Kardec lo describe así:

Breve Contestación a los Detractores del Espiritismo

“Solo reconoce por adeptos suyos a los que practican su enseñanza, es decir, a los que trabajan en su propio mejoramiento moral, esforzándose en vencer sus malas inclinaciones, en ser menos egoístas y orgullosos, más afables, más humildes, pacientes, benévolos, caritativos para con el prójimo y moderados en todas las cosa, pues este es el signo característico del espiritista verdadero…”

Un Espiritista Verdadero, no es el que cobra menos dinero. Esos son “Charlatanes”, infiltrados en el Espiritismo. Los “Charlatanes”, son los que cobran dinero en el Espiritismo.


Evaluar a un Espiritista, y saber si es uno Verdadero, se necesita tener conocimiento adquirido, mediante la lectura de los Libros Codificados de Allan Kardec, Así se puede verificar la autenticidad.

Mensajes en Fotos


Body

















1/15/16

Un RESUMEN sobre los recursos del Espiritismo para sanar las Obsesiones Espirituales seria:









  • Moralización del Obsesado obteniendo su ascendencia Moral y luego al Obsesor moralizarlo.



  • Fortalecimiento de la "Voluntad" del Obsesado para que pueda Rechazar al Obsesor.



  • Oración Magnética Mental. (Grupales),



  • Magnetización del Obsesado, mediante Pases Magnéticos.



  • Educación Espirita.


Los postulados y la definición de la Filosofía Espirita antes expresada es nuestra razón de ser en esta red social. Por la naturaleza de este medio, muchas personas con diferentes corrientes de pensamiento y de diferente postura con relación al Espiritismo, pueden hacer comentarios a nuestras reflexiones. Esto nos llena de mucha satisfacción, porque ilustra claramente que el propósito de la existencia de esta página ha cometido su propósito al lograr cruzar barreras de idiomas y de pensamientos. Estamos muy claros en que nuestra filosofía es una de carácter Kardeciana y es la que promulga el deseo genuino de Dios en cuanto al comportamiento Moral de nuestra sociedad y de toda la raza humana, pero no tenemos ninguna conexión con otras corrientes de pensamiento sincretistas como lo son: Práctica de africanismo, indigenismos o ritualismos étnicos, Religiosos, folclóricos o sincréticos ni se hacen rezos, baños de plantas, consume de aguardiente o tabacos, inhalaciones toxicas, curaciones mágicas, maleficios o encantamientos y Santería.



Las obsesiones se Curan según el Espiritismo.






Excelente recurso de información según El Espiritismo, en el siguiente Libro Gratuito:








Todos están bienvenidos a comentar nuestras reflexiones, pero en nada esto significa que patrocinemos estas corrientes diferentes de pensamientos.











Queremos ser un faro, donde aquellos que desean encontrar el puerto seguro, puedan libremente acercarse al dialogo y a la comprensión. Jesús nos enseño a no hacer acepción de persona alguna, somos llamados a la comprensión y a la tolerancia con todos aquellos que aunque tengan pensamientos diferentes, siguen siendo seres humanos en el proceso de encontrar el sendero de la verdad en su camino evolutivo.












REFERENCIAS PARA ESCRIBIR ESTA REFLEXIÓN



  • El Evangelio Según El Espiritismo, Allan Kardec

  • El Libro de Los Espíritus, Allan Kardec

  • Obras Póstumas, Allan Kardec

  • Genesis

  • El Cielo Y el Infierno – Allan Kardec

  • El Libro de Los Médiums – Allan Kardec











Frank Montañez

“Soy Espírita”

Director de la Página


Soy Espirita en Facebook

Nuestro Canal Soy Espirita en Youtube

Blog de Soy Espirita

soyespirita@yahoo.com

"Soy Espirita" en Twitter

"Soy Espirita" en Google +

    No dejes de inscribirte en mi blog, así podrás recibir notificación de nuevas adiciones a mi página. Debes tener una cuenta de correo electrónico de gmail para poder hacer comentarios a los artículos y también para inscribirte en este blog. Además, si consideras que esta reflexión hoy ha sido de mucha ayuda, por favor compártela haciendo un enlace a tu muro en Facebook y no dejes de escribir un comentario para así saber que ha servido de ayuda a alguien. Gracias por leer este blog. Frank





NOTA Importante:




Si consideras que este articulo o reflexión es útil, y deseas citarnos en un artículo o nota que publiques en tu blog o en Facebook, por favor haz una mención de que obtuviste la información de un articulo nuestro ya publicado. Eso es actuar en Moral y bien común. No permitas que el atribuirte consciente o inconscientemente crédito por algo que copiaste de otro autor, afecte tu espiritualidad, y que cometas faltas que se han de acumulan a las que ya tienes.




Si me mencionas o no, no es importante para mí, pero sí; es una falta el atribuirte que la información publicada es de tu autoría al no hacer mención alguna del autor original, si no das el crédito al que originalmente lo creo, eso es propiedad intelectual y al no dar el crédito, constituye una falta de moralidad. Recomiendo que añadas al final de tu reflexión algo así:




Partes de esta reflexión ha sido tomada de un artículo publicado por Frank Montañez de “Soy Espírita” en su blog: www.soyespirita.blogspot.com




Nombre del Artículo:


Fecha Publicado:


Eso evitarás que actúes mal sin quererlo hacer, de eso se trata la Educación Espírita.






Los siguientes enlaces te conducen a estos temas ya publicados para ayudarte en tu desarrollo de educación espiritual:









































Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son mas fáciles de manejar. Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son más fáciles de manejar.




Audio Libros en Español GRATUITOS




Los invito a que descarguen los AUDIO Libros en mi blog. No hay escusas para no leer el Libro de los Espíritus y el de Los Médiums, pues pueden escucharlos narrados. Visita mi blog o simplemente dale clic al libro que ves listado a continuación.





¡VIVA EL ESPIRITÍSMO!





Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO.


Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – GÉNESIS




Espero estos enlaces te conduzcan a información que te ayude a lograr activar tu crecimiento espiritual, a través de la Transformación Moral.


________________________________________




NOTA ACLARATORIA:





Han notado que nuestras reflexiones se redactan para la Educación de nuestra filosofía, tal y como lo ilustran Los Espíritus de La Codificación Espirita dada a Allan Kardec. Muchas de estas enseñanzas lucen como que deben ser tratadas en la Casa Espírita y creo que sí; es esto correcto. Pero la mayoría de nuestros lectores no tienen acceso a Casa Espírita alguna, entonces no nos podemos quedar con las manos cruzadas esperando que Espíritus Impuros que sabiendo esta realidad se adelanten se introduzcan en los hogares de personas que con genuino interés se acercan a nuestra página buscando ayuda. Para ellos les sugiero considerar conformar un pequeño grupo de Estudios en su hogar. Así se deleitaran de las enseñanzas de los Espíritus. Estos dos enlaces te ayudaran a comenzar a conformar tu grupo de Estudio:





  • http://soyespirita.blogspot.com/2014/01/ley-de-sociedad-i-necesidad-de-la-vida.html

  • http://soyespirita.blogspot.com/2011/08/recomendaciones-para-los-nuevos-grupos.html













No demostramos compasión si no ayudamos a estas personas en estos lugares inaccesibles que no existe ninguna Casa Espírita cerca y tal vez nunca la habrá a no ser por nuestra educación por el Internet. Para muchos el desarrollo de la Mediúmnidad es tan serio que no han desarrollado aun Médiums en sus lugares de reunión. Pero eso no debe ser la norma, pues el mismo Allan Kardec nos apercibió de que esto era esencial en el desarrollo espiritual de las comunicaciones Mediúmnica.




Preferimos hacer accesible esta información para aquellos que genuinamente desean crecer espiritualmente, y yo soy el de pensar que si los deseos de estos nuevos allegados son encaminados al desarrollo de la Mediúmnidad, es preferible ayudarlos que dejarlos a expensas de Espíritus Impuros que aprovechándose del deseo más profundo de crecer espiritualmente intervengan para que esto no se logre.




Esta educación debe ser el detonador para el establecimiento de nuevos centros de reunión para nuevos allegados y esto cumple el propósito de la codificación y de la Ley de Progreso y Crecimiento espiritual a que todos tenemos derecho.









































Autenticidad de los libros Codificados por Allan Kardec según el Libro de Génesis, ¿Qué es una Opinión en el Espiritismo? y el propósito del Espiritismo con la Humanidad:





Ítem #10. Sólo los espíritus puros reciben la misión de transmitir la palabra de Dios, pues hoy sabemos que los espíritus están lejos de ser todo perfectos y que algunos intentan aparentar lo que no son, razón por la cual San Juan ha dicho: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios” (Primera Epístola Universal de San Juan Apóstol 4:1).



De modo que nadie tiene la autoridad Espiritual ni Moral de realizar cambios a los libros codificados que no sean los dueños y autores originales; "Los Espíritus".




Veamos lo que dice la introducción del Libro de Génesis, comentado y firmado por Allan Kardec y lee como sigue: Introducción, De la primera edición, publicada en enero de 1868.


“A pesar de la intervención humana en la elaboración de esta





Doctrina, la iniciativa pertenece a los espíritus, pero no a uno en especial, ya que es el resultado de la enseñanza colectiva y concordante de muchos espíritus, puesto que si se basara en la doctrina de un espíritu no tendría otro valor que el de una "opinión personal". El carácter esencial de la Doctrina y su existencia misma se basan en la uniformidad y la concordancia de la enseñanza. Por tanto, todo principio no general no puede considerarse parte integrante de la Doctrina, sino una simple opinión aislada de la cual el Espiritismo no se responsabiliza.


Es esa concordancia colectiva de opiniones, sometidas a la prueba de la lógica, la que otorga fuerza a la Doctrina Espírita y asegura su vigencia. Para que cambiase, sería necesario que la totalidad de los espíritus mudasen de opinión, es decir, que llegase el día en que negasen lo dicho anteriormente. Ya que la Doctrina emana de la enseñanza de los espíritus, para que desapareciese sería necesario que los espíritus dejasen de existir. Y es por eso que esta Doctrina prevalecerá siempre sobre los demás sistemas personales, que no poseen, como ella, raíces por doquier. El Libro de los Espíritus ha consolidado su prestigio porque es la expresión de un pensamiento colectivo y general.”

Firmado por Allan Kardec.






El Libro de Génesis, escrito por Allan Kardec nos indica lo siguiente tambien:


Ítem #40. El Espiritísmo presenta, como ha sido demostrado (cap. I, n.º 30), todos los caracteres del Consolador prometido por Jesús. No es, en absoluto, una doctrina individual, una concepción humana; nadie puede decirse su creador (Pues sus creadores fueron los Espíritus). Es el fruto de la enseñanza colectiva de los espíritus presididos por el Espíritu de Verdad. No suprime nada del Evangelio: lo completa y aclara. Con la ayuda de las nuevas leyes que revela, en unión con las de la ciencia, hace comprender lo que era ininteligible y admitir la posibilidad de aquello que la incredulidad tenía inadmisible. Hubo precursores y profetas que presintieron su llegada. Por su poder moralizador, prepara el reino del bien sobre la Tierra.


La doctrina de Moisés, incompleta, terminó circunscrita al pueblo judío; la de Jesús, más completa, se extendió a toda la Tierra mediante el cristianismo, pero no convirtió a todos; el Espiritismo, más completo aún, con raíces en todas las creencias, convertirá a la Humanidad.1


1. Todas las doctrinas filosóficas y religiosas llevan el nombre de la individualidad fundadora, por lo que se dice: el Mosaísmo, el Cristianismo, el Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, etc. La palabra Espiritismo, por el contrario, no involucra a ninguna persona en especial; pero sí define a una idea general que indica, al mismo tiempo, el carácter y la fuente múltiple de la Doctrina. [N. de A. Kardec.]






Claramente Allan Kardec y El Espíritu de verdad que dictó los Libros Codificados que el Espiritísmo, más completo aún, es con raíces en TODAS LAS CREENCIAS y la fuente múltiple de la doctrina, refiriéndose a que con Moisés la Doctrina fue incompleta y la de Jesús se extendió mediante el Cristianismo, pero no convirtió a todos, por lo tanto es hoy que el Espiritísmo ha de ser de todos, todas las doctrinas religiosas, "Mosaísmo, Cristianismo, Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, y yo ando los Musulmanes, los Hinduistas, los Ateos, los Laicos, los de Joaquín Trincado, los Santeros, Umbanda, en fin a "TODOS", es más incluyo, hasta los extraterrestres, Todos adelantaran sus Espíritus mediante las enseñanzas del Espiritísmo.



En el libro de Obras Póstumas, Allan Kardec, luego de haber dedicado 13 años a la Codificación Espírita, y haber codificado y publicado los 5 Libros Básicos, dijo lo siguiente refiriéndose al Espiritismo:



EL ESPIRITÍSMO NO ES UNA RELIGIÓN Constituida…



El espiritismo es una doctrina filosófica que tiene consecuencias religiosas como toda filosofía espiritualista y por esto mismo toca forzosamente las bases fundamentales de todas las religiones: Dios, el alma y la vida futura; pero no es una religión constituida, dado que no tiene culto, rito ni templo, y que entre sus adeptos ninguno ha tomado ni recibido titulo de sacerdote o sumo sacerdote. Estas calificaciones son pura invención de la crítica.


Obras Póstumas – Allan Kardec







TODOS SOMOS MÉDIUMS





Libro de Los Mediums - Sobre los Médiums - X




Todos los hombres son médiums, todos tienen un Espíritu que los orienta hacia el bien, en caso de que sepan escucharlo. Ahora bien, poco importa que algunos se comuniquen directamente con él a través de una mediumnidad especial, y que otros sólo lo escuchen a través de la voz del corazón y de la inteligencia, pues no deja de ser su Espíritu familiar quien los aconseja. Llamadlo espíritu, razón o inteligencia: en todos los casos es una voz que responde a vuestra alma y os dicta buenas palabras. Sin embargo, no siempre las comprendéis. No todos saben proceder de acuerdo con los consejos de la razón, no de esa razón que se arrastra y repta más de lo que camina, que se pierde en la maraña de los intereses materiales y groseros, sino de esa razón que eleva al hombre por encima de sí mismo y lo transporta a regiones desconocidas. Esa razón es la llama sagrada que inspira al artista y al poeta, el pensamiento divino que eleva al filósofo, el impulso que arrebata a los individuos y a los pueblos. Razón que el vulgo no puede comprender, pero que eleva al hombre y lo aproxima a Dios más que ninguna otra criatura; entendimiento que sabe conducirlo de lo conocido a lo desconocido, y le hace realizar las cosas más sublimes. Escuchad, pues, esa voz interior, ese genio bueno que os habla sin cesar, y llegaréis progresivamente a oír a vuestro ángel de la guarda, que desde lo alto del cielo os tiende la mano. Repito: la voz íntima que habla al corazón es la de los Espíritus buenos, y desde ese punto de vista todos los hombres son médiums.




Channing






Libro de Los Mediums - Capt. XVII


Amigos míos, permitidme que os dé un consejo, dado que avanzáispor un terreno nuevo, y si seguís la ruta que os indicamos no osextraviaréis. Se os ha dicho una gran verdad, que deseamos recordaros: el espiritismo es sólo una moral, y no debe salirse de los límites de la filosofía, ni más ni menos, salvo que quiera caer en el dominio de la curiosidad.


Dejad de lado las cuestiones científicas, pues la misión de los Espíritus no es resolverlas, ahorrándoos el esfuerzo de las investigaciones.


"Tratad antes de mejoraros, pues de ese modo progresaréis realmente".


San Luis






Mapa de Visitas

Horarios en comparación a Chicago