miércoles, 13 de febrero de 2013

Metafísica No es ESPIRITISMO - Soy Espírita



Metafísica no es Espiritismo

Espiritismo, Espirítista o Espírita no es ni Espiritualismo, ni Metafísica.

A lo largo de los siglos, muchos filósofos han sostenido que de alguna manera u otra, la metafísica es imposible.25 Esta tesis tiene una versión fuerte y una versión débil.25 La versión fuerte es que todas las afirmaciones metafísicas carecen de sentido.


Una Amiga me pregunta si Espiritista y Espírita es lo mismo a Espiritualismo o Metafísica. Mi opinión a este tema es lo siguiente:

Espiritista, Espírita es lo mismo, pero Espiritualismo no es Espiritismo. La Metafísica es Espiritualismo, no es Espiritismo. 

No te debes confundir. El Espírita o Espiritista cree en las manifestaciones de los Espíritus, y cree en las comunicaciones con los Espíritus. Estudia las comunicaciones y puede diferenciar los Espíritus Malos de los Buenos. 

Un Espírita puede definir a Dios  mediante sus atributos, pero los Espiritualistas, creen que todos somos dioses, y que el Alma es el Yo Superior que reside en la 7 dimenciones, donde están los maestros ascendidos. Lo que gobierna el cuerpo no es el Alma Y superior, sino la Personalidad.Mortal y muere con el cuerpo físico, no desencarnan, pues muere con el cuerpo físico. Consideran 

https://drive.google.com/drive/folders/0ByCS2RaTVawOWHZ1Qm1KOGRCUjg?usp=sharing


no  se divide en el Yo Superior y la Personalidad.

mdesencaran. Cree que el Alma en el Panteísmo, que es Materialismo Puro, según el Libro de los Espíritus.

El Espiritismo enseña, entiende y cree en la reencarnación, sabe que el Alma Encarnada es Inmaterial, sabe que tenemos que reparar faltas cometidas del pasado, mediante las expiaciones (es lo justo) y que existe el bien y el mal. y que realizando el bien común adelanta y progresan sus espíritu.  El Espiritualismo es considerado por varios filósofos como "idealismo".


Filosofía

Filosofía

filosofía
nombre femenino
1.   1.
Conjunto de reflexiones sobre la esencia, las propiedades, las causas y los efectos de las cosas naturales, especialmente sobre el hombre y el universo.
"la filosofía propiamente nace con los primeros pensadores griegos"
2.   2.
Sistema filosófico o conjunto sistemático de los razonamientos expuestos por un pensador. "la filosofía de Platón; la filosofía kantiana; la filosofía aristotélica"


Este artículo trata sobre la tradición filosófica occidental. Para la tradición filosófica oriental, véase Filosofía oriental.

El pensador, de Auguste Rodin, representación clásica de un hombre inmerso en sus pensamientos.
La filosofía (del latín philosophĭa, y este del griego antiguo φιλοσοφία, «amor por la sabiduría»)1 es el estudio de una variedad de problemas fundamentales acerca de cuestiones como la existencia, el conocimiento, la verdad, la moral, la belleza, la mente y ellenguaje.2 3 4 Al abordar estos problemas, la filosofía se distingue del misticismo, el esoterismo, la mitología y la religión por su énfasis en los argumentos racionales por sobre los argumentos de autoridad,5 y de la ciencia porque generalmente lleva adelante sus investigaciones de una manera no empírica,6 sea mediante el análisis conceptual,7 los experimentos  mentales,8  la  especulación u otros métodos a priori, aunque sin desconocer la importancia de los datos empíricos.
La filosofía occidental ha tenido una profunda influencia y se ha visto profundamente influida por la ciencia, la religión y la política occidentales.9 10 Muchos filósofos importantes fueron a la vez grandes científicos, teólogos o políticos, y algunas nociones fundamentales de estas disciplinas todavía son objeto de estudio filosófico. Esta superposición entre disciplinas se debe a que la filosofía es una disciplina muy amplia. En la actualidad sin embargo y desde el siglo XIX, la mayoría de filósofos han restringido su área de investigación, y se caracterizan por estudiar las cuestiones más fundamentales y generales.

Etimología

Busto de Pitágoras, a quien se atribuye
la invención de la palabra «filosofía».
La invención del término «filosofía» suele atribuirse al pensador y matemático  griego Pitágoras de  Samos,11 aunque no se conserva ningún escrito suyo que lo confirme.12 Según la tradición, hacia el año 530 a. C., el tirano León trató de sabio (σοφóς) a Pitágoras, el cual respondió que él no era un sabio, sino alguien que aspiraba a ser sabio, que amaba la sabiduría, un φιλο-σοφóς:

Admirado León de la novedad del hombre, le preguntó a Pitágoras quiénes eran, pues, los filósofos y qué diferencia había entre ellos y los demás; y Pitágoras respondió que le parecían cosas semejantes la vida del hombre y la feria de los juegos que se celebraba con toda pompa ante el concurso de Grecia entera; pues, igual que allí, unos aspiraban con la destreza de sus cuerpos a la gloria y nombre que da una corona, otros eran atraídos por el lucro y el deseo de comprar y vender. Pero había una clase, y precisamente la formada en mayor proporción de hombres libres, que no buscaban el aplauso ni el lucro, sino que acudían para ver y observaban con afán lo que se hacía y de qué modo se hacía; también nosotros, como para concurrir a una feria desde una ciudad, así habríamos partido para esta vida desde otra vida y naturaleza, los unos para servir a la gloria, los otros al dinero, habiendo unos pocos que, despreciando todo lo demás, consideraban con afán la naturaleza de las cosas, los cuales se llamaban afanosos de sabiduría, esto es, filósofos.
La invención del término «filosofía» suele atribuirse al pensador y matemático griego  Pitágoras de Samos,11 aunque no se conserva ningún escrito suyo que lo confirme.12  Según la tradición, hacia el año 530 a. C., el tirano León trató de sabio (σοφóς) a Pitágoras, el cual respondió que él no era un sabio, sino alguien que aspiraba a ser sabio, que amaba la sabiduría, un φιλο-σοφóς:
Admirado León de la novedad del hombre, le preguntó a Pitágoras quiénes eran, pues, los filósofos y qué diferencia había entre ellos y los demás; y Pitágoras respondió que le parecían cosas semejantes la vida del hombre y la feria de los juegos que se celebraba con toda pompa ante el concurso de Grecia entera; pues, igual que allí, unos aspiraban con la destreza de sus cuerpos a la gloria y nombre que da una corona, otros eran atraídos por el lucro y el deseo de comprar y vender. Pero había una clase, y precisamente la formada en mayor proporción de hombres libres, que no buscaban el aplauso ni el lucro, sino que acudían para ver y observaban con afán lo que se hacía y de qué modo se hacía; también nosotros, como para concurrir a una feria desde una ciudad, así habríamos partido para esta vida desde otra vida y naturaleza, los unos para servir a la gloria, los otros al dinero, habiendo unos pocos que, despreciando todo lo demás, consideraban con afán la naturaleza de las cosas, los cuales se llamaban afanosos de sabiduría, esto es, filósofos.
Cicerón, Cuestiones Tusculanas, Libro V, capítulos 7 a 11.13
Según Pitágoras, la vida era comparable a los juegos olímpicos, porque en ellos encontramos tres clases de personas: las que buscan honor y gloria, las que buscan riquezas, y las que simplemente buscan contemplar el espectáculo, los filósofos.
Años más tarde, Platón agregó más significado al término cuando contrapuso a los filósofos con los sofistas. Los filósofos eran quienes buscaban la verdad, mientras que los sofistas eran quienes arrogantemente afirmaban poseerla, ocultando su ignorancia detrás de juegos retóricos o adulación, convenciendo a otros de cosas infundadas o falsas, y cobrando además por enseñar a hacer lo mismo. Aristóteles adoptó esta distinción de su maestro, extendiéndola junto con su obra a toda la tradición posterior.14
El texto más antiguo que se conserva con la palabra «filosofía» se titula Tratado de medicina antigua, y fue escrito hacia el año 440 a. C. Allí se dice que la medicina «moderna» debe orientarse hacia la filosofía, porque sólo la filosofía puede responder a la pregunta «¿qué es el hombre?».12

Ramas de la filosofía

Las ramas y los problemas que componen la filosofía han variado mucho a través de los siglos.15 16 Por ejemplo, en sus orígenes, la filosofía abarcaba el estudio de los cielos que hoy llamamos astronomía, así como los problemas que ahora pertenecen a la física.15 Teniendo esto en cuenta, a continuación se presentan algunas de las ramas centrales de la filosofía en el presente.


Metafísica

Artículo principal: Metafísica
La metafísica se ocupa de investigar la naturaleza, estructura y principios fundamentales de la realidad.17 18 Esto incluye la clarificación e investigación de algunas de las nociones fundamentales con las que entendemos el mundo, incluyendo:  ser, entidad, existencia, objeto, propiedad, relación, causalidad, tiempo y espacio.
Antes del advenimiento de la ciencia moderna, muchos de los problemas que hoy pertenecen a las ciencias naturales eran estudiados por la metafísica bajo el título de filosofía natural.19 20

La ontología es la parte de la metafísica que se ocupa de investigar qué entidades existen y cuáles no, más allá de las apariencias.21 22
Aristóteles designó la metafísica como «primera filosofía».23 En la física se asume la existencia de la materia y en la biología la existencia de la materia orgánica pero ninguna de las dos ciencias define la materia o la vida; sólo la metafísica suministra estas definiciones básicas. En el libro quinto de la Metafísica, Aristóteles presenta varias definiciones de términos filosóficos.24
A lo largo de los siglos, muchos filósofos han sostenido que de alguna manera u otra, la metafísica es imposible.25 Esta tesis tiene una versión fuerte y una versión débil.25 La versión fuerte es que todas las afirmaciones metafísicas carecen de sentido.25 Esto depende por supuesto de una teoría del significado.25 Ludwig Wittgenstein y los positivistas lógicos fueron defensores explícitos de esta posición. Por otra parte, la versión débil es que si bien las afirmaciones metafísicas poseen significado, es imposible saber cuáles son verdaderas y cuáles falsas, pues esto va más allá de las capacidades cognitivas del hombre.25 Esta posición es la que sostuvieron, por ejemplo, David Hume e Immanuel Kant.


Gnoseología

Artículo principal: Gnoseología
La gnoseología es el estudio del origen, la naturaleza y los límites del conocimiento humano.26 En inglés se utiliza la palabra epistemology[cita requerida], que no hay que confundir con la palabra española epistemología que designa específicamente el estudio del conocimiento científico, también denominado filosofía de la ciencia.27 Muchas ciencias particulares tienen además su propia filosofía, como por ejemplo, la filosofía de la historia, la filosofía de la matemática, la filosofía de la física, etcétera.
El experimento mental del cerebro en una cubeta puede poner a prueba distintas teorías acerca del conocimiento.
Dentro de la gnoseología, una parte importante, que algunos consideran incluso una rama independiente de la filosofía,28 es lafenomenología. La fenomenología es el estudio de los fenómenos, es decir de la experiencia de aquello que se nos aparece en la conciencia.28 Más precisamente, la fenomenología estudia la estructura de los distintos tipos de experiencia, tales como la percepción, el pensamiento, el recuerdo, la imaginación, el deseo, etc.28 Algunos de los conceptos centrales de esta disciplina son la intencionalidad, laconciencia y los qualia, conceptos que también son estudiados por la filosofía de la mente.28
En la gnoseología se suele distinguir entre tres tipos de conocimiento: el conocimiento proposicional, el conocimiento práctico o performativo, y el conocimiento directo (acquaintance).29 El primero se asocia a la expresión «saber que», el segundo a la expresión «saber cómo», y el tercero, en el español, se asocia a la expresión «conocer» (en vez de «saber»). Así se dice, por ejemplo, que en la biología se sabe que los perros son mamíferos. Éste es un conocimiento proposicional. Luego existe un saber cómo entrenar un perro, el cual es un conocimiento práctico o performativo. Y por último, el conocimiento por familiaridad es aquel que posee quien dice, por ejemplo, «yo conozco a mi perro».29 La mayoría del trabajo en gnoseología se centra en el primer tipo de conocimiento, aunque ha habido esfuerzos por cambiar esta tendencia.30
Un debate importante y recurrente en la gnoseología es aquel entre el racionalismo y el empirismo.31 El racionalismo es la doctrina que sostiene que parte de nuestro conocimiento proviene de una «intuición racional» de algún tipo, o de deducciones a partir de estas intuiciones.31 El empirismo defiende, en cambio, que todo conocimiento proviene de la experiencia sensorial.31 Este contraste está asociado a la distinción entre conocimiento a priori y conocimiento a posteriori,32 cuya exposición más famosa se encuentra en la introducción a la Crítica de la razón pura, de Immanuel Kant.
Aún otra distinción influyente fue la que promovió Bertrand Russell entre conocimiento por familiaridad, y conocimiento por descripción. El primer tipo de conocimiento es el conocimiento directo, como puede ser una percepción o un dolor. El segundo es en cambio el conocimiento indirecto, al que llegamos sólo mediante una descripción definida que refiere unívocamente al objeto siendo conocido.33
Algunos de los problemas centrales a la gnoseología son: el problema de Gettier, el trilema de Münchhausen y el problema de la inducción.


Lógica

Artículo principal: Lógica
La lógica es el estudio de los principios de la inferencia válida.34 Una inferencia es un proceso o acto en el que a partir de la evidencia provista por un grupo de premisas, se afirma una conclusión.35 Tradicionalmente se distinguen tres clases de inferencias: las deducciones, las inducciones y las abducciones, aunque a veces se cuenta a la abducción como un caso especial de inducción.36 La validez o no de las inducciones es asunto de la lógica inductiva y del problema de la inducción. Las deducciones, en cambio, son estudiadas por la mayor parte de la lógica contemporánea. En un argumento deductivamente válido, la conclusión es una consecuencia lógica de las premisas.37 El concepto de consecuencia lógica es, por lo tanto, un concepto central a la lógica.37 Para estudiarlo, la lógica construye sistemas formales que capturan los factores relevantes de las deducciones como aparecen en el lenguaje natural.38 Para entender esto, considérese la siguiente deducción:
1.  Está lloviendo y es de día.
2.  Por lo tanto, está lloviendo.
La obvia validez de este argumento no se debe al significado de las expresiones «está lloviendo» y «es de día», porque éstas podrían cambiarse por otras y el argumento permanecer válido. Por ejemplo:
1.  Está nevando y hace frío.
2.  Por lo tanto, está nevando.
En cambio, la clave de la validez del argumento reside en la expresión «y». Si esta expresión se cambia por otra, entonces el argumento puede dejar de ser válido:
1.  Está nevando o hace frío.
2.  Por lo tanto, está nevando.
Las expresiones de las que depende la validez de los argumentos se llaman constantes lógicas, y la lógica las estudia mediante sistemas formales.39 Dentro de cada sistema formal, la relación de consecuencia lógica puede definirse de manera precisa, generalmente por medio de teoría de modelos o por medio de teoría de la demostración.
Otros temas que caen bajo el dominio de la lógica son las falacias, las paradojas y la noción de verdad.40


Ética

Artículo principal: Ética


Importante saber:

DIOS, los ESPÍRITUS ni los Pensamientos son-ENERGÍAS, VIBRACIONES, ni LUZ, pues son INMATERIALES

“LOS ESPIRITAS SOMOS LOS MÁS ADELANTADOS CIENTÍFICAMENTE QUE 
EXISTEN EN ESTO MOMENTOS, LA CIENCIA 
AÚN ESTA REZAGADA POR CIENTOS DE AÑOS 
AL CONOCIMIENTO QUE EL ESPIRITÍSTA 
YA HA ADQUIRIDO MEDIANTE LA LECTURA 
DE LOS LIBROS DEL ESPIRITÍSMO…” 
Frank Montañez, 2 de agosto 2013.


Nuestra filosofía Espirita no tiene que ver nada con prácticas de hechiceríassanterías o africanismos. Nuestra filosofía difiere en 
su totalidad de la percepción generalizada sobre lo que es ser Espirita.


Vea mi vídeo sobre este tema:





Comencemos definiendo claramente los términos Espirita y Espiritismo

¿Qué es Ser Espirita?
En el Libro de los EspíritusAllan Kardec deja en claro la locución “mundo espirita”  (monde spirite) como sinónimo de “mundo de los Espíritus”. Salvo cuando es empleada para designar a quien profesa el espiritismo, la palabra “espirita“ (spirite) significa “de los Espíritus”, es decir, perteneciente o relativo a los Espíritus. Reemplazarla por el vocablo “espiritual” (spirituel –spirituelle), implica alterar su sentido. Allan Kardec advirtió que para referirse a cosas nuevas hacen falta palabras nuevas, e introduce la palabra espirita como uno de esos neologismos. Así que, ese adjetivo se aplica a muchos vocablos: (doctrina, teoría, ciencia, alma, vida, escala, turbación, naturaleza, infancia, jerarquía), etc. En Plural, la encontramos junto a los términos visitas, fenómenos, comunicaciones, manifestaciones, ideas, creencias libros, etc. Por su parte la palabra “espiritual” es utilizada salvo pocas excepciones en su sentido tradicional.
Ahora bien, y

¿Qué es el Espiritismo?
Al contrario de lo que muchos se piensan, el Espiritismo no es estar frente a una mesa y jugar a la “Quija” para la evocación de los espíritus. Tampoco tiene nada que ver con el Tarot (Cartomancia), o Leer la Mano (Quiromancia), o con esos que se autodenominan médium y espiritistas, sin ni siquiera conocer el Espiritismo en su fondo, o peor aún que hacen profesión de la Mediúmnidad sacando provecho de ello. 
"El Espiritismo es la ciencia que trata sobre el origen y el destino de los espíritus y las relaciones que pueden establecer con el hombre. El espiritismo es la filosofía que resulta de estas relaciones, y el resultado 
de estas comunicaciones que se constituyen en hechos demostrados." 

Veamos términos importantes en esta discusión y DIOS es uno de los términos necesarios definir.


Dios Espiritista:
Es definido con los siguientes atributos:

Dios es eterno: Si hubiera tenido principio, habría surgido de la nada, o bien hubiera sido creado por un ser anterior a Él. Así, poco a poco, nos remontamos hasta lo infinito y la eternidad.

Es inmutable: Si Él se hallara sujeto a mudanzas, las leyes que rigen el Universo no poseerían ninguna estabilidad.

Es inmaterial: Vale decir, que su naturaleza difiere de todo lo que llamamos materia. De lo contrario no sería inmutable, debido a que se encontraría sujeto a las transformaciones de la materia. No es Energía, pues la Energía depende de la Materia para poder existir.

Es único: Si hubiera varios dioses, no existiría ni unidad de propósitos ni unidad de poder en la ordenación del Universo.

Es todopoderoso: Porque es único. Si no poseyera el soberano poder habría algo más poderoso que Él o tan poderoso como Él. No hubiera creado la totalidad de las cosas, y aquellas que Él no hubiese hecho serían obras de otro dios.

Es soberanamente justo y bueno: La providencial sabiduría de las leyes divinas se pone de relieve así en las cosas más pequeñas como en las más grandes, y esa sabiduría no permite dudar ni de su justicia ni de su bondad.

Ninguno de estos atributos es resaltado en la Biblia, al contrario las enseñanzas de un Dios Vengador que pretende destruir 2 terceras partes de la humanidad como castigo demuestra un claro desconocimiento de la naturaleza de Dios  Cuando se amedrenta al creyente a ser consumido por un lago de fuego y azufre con el permiso del Dios de la Biblia  claramente nos presenta un Dios imperfecto capaz de enojarse al punto de desear la aniquilación de aquellos que no creen a los que ciegamente predican este libro.




Veamos ahora como la metafisica define a Dios.

Dios Metafísico:
Es Dios como causa última de la realidad. Existe, sin embargo, un debate que sigue aún hoy sobre la definición del objeto de estudio de la metafísica, sobre si sus enunciados tienen propiedades cognitivas.

Dios, el ser, la mónada, el espíritu universal, o la voluntad. (Vea Monada definida al final de este articulo). El monismo materialista, Demócrito (cuyo principio constitutivo del universo, o argé, era el átomo) sostenía que toda realidad es un compuesto material fruto de la unión de átomos. Por eso el ser humano es puramente materia, y por tanto no existe inmortalidad del alma. El materialismo de Demócrito se fortalece a lo largo de los siglos XVII al XIX y XX, a través de filósofos como D`Holbach, Diderot y La Mettrie, que escribió el Hombre Máquina. Para él, el alma es una parte material del cuerpo identificada con el cerebro.


Los Espiritualistas (Idealistas) que son en su mayoría Metafísicos (Existen muchas variantes), no creen ni practican las actividades que el Espiritismo nos enseña.  El metafísico no describe a Dios  sino como un todo y que cada uno es un Dios  Eso no lo enseña el Espiritismo. El metafísico hace decretos que son comportamientos egoístas y que violan el libre albedrio de los demás. Ademas, un decreto es una visualizacion que te lleva a la idolatria, cuando se decreta algo, ese algo se constituye una visualizacion de lo que se decreta. Inmediatamente tu vista se concentra en lo que ese decreto pretende.  El Decreto se convierte sutilmente en un ritual, y claramente los Rituales no son parte del Espiritismo.
  • No se puede decretar el tener algo que en ocasiones no nos pertenece. El Metafísico te habla de prosperidad y de materialismo, eso por consiguiente envuelve egoísmo, envuelve visualización y te lleva a la idolatría  El comportamiento metafísico es un comportamiento “Panteísta” según el Espiritismo. El Metafísico cree en Portales espirituales que no existen en el Espiritismo.
Hablan del porvenir afectando el libre albedrio utilizando el horóscopo, lecturas de la mano, Lectura del tarot, oráculos, etc.  Ejemplos recientes: los supuestos acontecimientos del 11/11/11, 12/12/12 que ni saben explicar ni tampoco ocurrió nada de lo que vaticinaron ocurriría.  También hablaron de 3 días de oscuridad en el 12/21/12 (21 de diciembre de 2012). Nada de esos vaticinios se dieron.

Los Metafísicos creen en naves espaciales y viajes astrales que no están de acuerdo al Espiritismo.  Diría que lo más concluyente a que son de tendencias panteístas es la posición de que el Alma es una chispa que al desencarnar regresa a un todo y que pierde su individualidad convirtiéndose en un todo en el universo. La concepción de Dios no es como lo expresa y enseña el Espiritismo. La reencarnación para el Metafísico, no es posible, pues si el Alma se diluye con un todo al separarse del cuerpo físico, pues lo que encarna no es la misma Alma. No tiene sentido sus predicas, pero los que solo les gusta oír palabras bonitas y que no conocen el Espiritismo, se conforman con oír decretos y afirmaciones que violan las leyes del universo. 

No es lo mismo decir que se rechazan todas las malas insinuaciones en la mente que provocan los espíritus malos y que provocan infelicidad, que decir “Yo decreto que Soy Feliz”.  ¿Y cómo puedes decretar que eres feliz si no eliminas la fuente que produce la infelicidad? ¿Como puedes decretar que tendrás algo material como prosperidad, si lo que se pretende es tener algo que le pertenece a otro?. Entonces estas violando el Libre Albedrio de los demás, y además es un acto egoísta, porque solo piensas en lo que tú dices merecer por el decreto y que implicaria quitárselo a otro. Es tiempo de no actuar como “autómatas” repitiendo cosas que no tienen sentido.

El Espiritismo es Ciencia-Filosofía-Moral, es sensato, no causa mal a nadie, no pretende que se le haga daño a nadie y menos que cosas materiales llenen tu ego.  El actuar así ocasiona faltas que luego se deberán reparar en otras existencias. El ser Espírita y entender nuestra Filosofía Espírita te ahorra cientos de años en expiaciones.


Obviamente El Espiritismo y la Metafísica no concuerdan.

Seguimos con temas de magnetismo, donde el Espiritismo no concuerda con lo que expone los procedimientos de Reiki y lo que es los Pases Magneticos en el Espiritismo. Veamos esta información publicada en WIKIPEDIA.

Reiki vs Pases Magneticos:

Reiki definido en Wikipedia:
Reiki, del japonés reiki (霊気 o レイキ, 'reiki'? poder espiritual, atmósfera misteriosa) es una práctica seudocientífica considerada como medicina complementaria y alternativa (CAM),[1] [2] [3] [4] que trata de lograr la sanación o equilibrio del paciente a través de la imposición de las manos del practicante, canalizando cierta supuesta "energía vital universal". Las pruebas clínicas realizadas no han encontrado ningún efecto positivo más allá del placebo.[5] No obstante, en la actualidad se usa el reiki como terapia en algunos hospitales y clínicas, aunque no se tengan pruebas de su efectividad.[6] [7] [8] [9] [10] El reiki no es considerado una religión por sus seguidores, pero, al carecer de base científica,[5] puede ser considerado como una creencia.
El reiki no puede reemplazar al tratamiento médico.

Etimología

Reiki en Shinjitai
El término japonés reiki es, en esa lengua, un préstamo del chino lingqi 靈氣. Las fuentes lexicográficas traducen: (de bellas montañas) atmósfera o influencia espiritual,[11] 1. inteligencia, poder de entendimiento. 2. fuerza o poder sobrenatural en los cuentos de hadas, poder o fuerza milagrosa,[12] 1. influencia espiritual (de las montañas, etc.) 2. ingenio, habilidad.[13] Esta palabra compuesta japonesa reúne rei espíritu, alma, sobrenatural, milagroso, divino, cuerpo etéreo y kigas, aire, respiración, energía, fuerza, atmósfera, estado de ánimo, intención, emoción, atención, aquí con el significado del término chino (Wade-Giles "chi") energía espiritual, energía vital, fuerza vital, energía de la vida. Las fuentes lexicográficas del japonés traducen reiki como: sensación de misterio,[14] una atmósfera (sensación) de misterio,[15] y una atmósfera etérea (que prevalece en los sagrados recintos de un templo), (sensación, percepción de) una presencia espiritual (divina).[16]
Algunos autores occidentales[17] traducen el término como energía vital universal. Si bien ki es correctamente traducido como energía vital, rei no tiene en ninguna acepción el significado de universal.
Según traducción de Rika Saruhashi, reiki es la fuerza natural que nos da vida o que hace funcionar el alma.[18]

Teoría

Según sus seguidores, el reiki es un sistema de armonización natural que utiliza la aún no demostrada "energía vital universal", para tratar enfermedades y desequilibrios físicos, mentales y emocionales. Mikao Usui (monje zen japonés), fue quien afirmó haber redescubierto esta técnica de sanación milenaria,[19] tras alcanzar satori (estado máximo de iluminación y plenitud) durante un retiro espiritual en el monte Kurama de Kioto hacia 1922, aunque no existe constancia alguna de la existencia del reiki anterior a esta fecha.
Pero más allá de su aspecto supuestamente terapéutico, que el propio Usui aseguró haber descubierto por casualidad,[20] el reiki es una disciplina o camino espiritual ( en japonés, Tao en chino).
Mikao Usui empezó a enseñar los cinco principios al constituir Usui Reiki Ryoho Gakkai, en 1922. Parece ser que fueron obtenidos de un libro llamado Kenzen no Genri (Principios de Salud), escrito en 1914 por el Dr. Bizan Suzuki,[21] [22] [23] amigo de Usui, y forman parte de la filosofía Reiki. Sus practicantes los recitan una vez al día como si fuesen una oración o mantra, antes o después de meditar, y fundamentan su vida en ellos.

Los proponentes del Reiki, presentan el Reiki en los siguientes términos:
Solo por hoy. Realmente solo existe un eterno presente. El pasado es solo un sueño y el futuro depende de tu presente. Lo que somos ahora es el resultado de lo que fuimos antes. Lo que seremos en el futuro, será el resultado de lo que somos ahora. Por tanto, debemos tratar de mantener la mente en el presente, aquí y ahora, porque es lo verdaderamente real. Imagina que vas por la calle, absorto en pensamientos sobre el pasado o sobre el futuro y a tu paso aparece una gran bolsa llena de billetes de 500 euros. Es la solución a tus problemas pero pasarás de largo porque no la verás. Ni estas allí, ni estas aquí.
Comentario de Frank:
Aquí ya vemos en que te imagines, visualizas, o decretes, esto no lo ensena el Espiritismo 
No me preocupo. Preocuparse implica sufrir por algo que aun no ha llegado o que ya ha pasado. Lo cual es absurdo y nos hace perder mucho tiempo. Todos hemos actuado mal en el pasado, nos hemos equivocado y hemos hecho daño a seres queridos. Pero está bien, eso formaba parte del aprendizaje y en aquel momento lo hicimos lo mejor que pudimos, siempre tendremos nuevas oportunidades para hacerlo mejor. No deberíamos ser tan duros con nosotros mismos. Preocuparse por el futuro es absurdo, porque el futuro está sucediendo ahora mismo, cada instante puede ser el último y por tanto, debemos apartar el miedo de nuestras vidas y seguir luchando, confiando y jugando con las cartas de la vida, aprendiendo a fluir con el ritmo del universo.
Comentario de Frank:
Las Faltas cometidas en el pasado deben ser expiadas o reparadas, por virtud de La Ley de Causa y Efecto. El Espiritismo ensena que las faltas TIENEN que ser expiadas o reparadas. El Libro de Los Espiritus dice"\:


167. ¿Cuál es el objetivo de la reencarnación?Expiación, mejoramiento progresivo de la humanidad. Sin esto, ¿dónde estaría la justicia?


No me irrito. Los enfados y la irritación suelen tener origen en nuestras ganas de tenerlo todo y a todos bajo control. Cuando algo escapa a nuestro control, nos enfadamos. Y las ganas de tenerlo todo controlado, tienen su origen en el miedo. Como tenemos miedo, necesitamos controlarlo todo. Hay que aprender a relajarse y a confiar en los demás.

Comentario de Frank:

El enfadarse es sinónimo de egoismo, y egoísmo es un flagelo que se debe erradicar en el proceso de moralizacion, por lo tanto no es aprender a relajarse, sino erradicar el egoismo. 
Con agradecimiento. Ser agradecido es una virtud. Si nos acostumbramos a sonreír y agradecer lo que recibimos, el universo se complace y nos entrega aun más cosas, pero si recibimos y no lo agradecemos, pronto dejaremos de recibir. Nosotros mismos lo experimentamos, cuando nos entregamos a alguien ofreciéndole lo mejor, pero esa persona no nos da ni las más míseras gracias, al final acabamos por no entregarnos con el mismo entusiasmo y simplemente, cumpliremos con lo reglamentariamente establecido y poco más. No solo agradecer a las personas todo lo que nos dan, sino también agradecer secretamente al Universo todo cuanto nos ha sido entregado, cada experiencia, cada nuevo día, cada batalla que nos enriquece, debemos agradecerla, incluso agradecer los malos momentos, pues gracias a ello hemos crecido y llegado a este momento. 
Me trabajo intensamente. El trabajo personal de cada uno de nosotros es importante. Todos ocupamos un puesto crucial en la sociedad y el trabajo forma parte de la porción de energía que entregamos al mundo, para que funcione mejor. Debemos trabajar con alegría y tratar de hacerlo con el corazón, entregando lo mejor de nosotros mismos en ese trabajo para beneficio de todos. Pero este Principio va mucho más allá del trabajo laboral. Realmente aquí el Maestro Usui nos indica la necesidad de trabajarse intensamente por dentro, dedicar tiempo al estudio de las propias emociones y la mente, trabajarse a uno mismo intensamente para mejorar como persona y elevarse en las altas frecuencias de la Luz y el Amor, para así ser más feliz e irradiar esa felicidad en todas direcciones.
Comentario de Frank:
Nosotros mediante los Pases Magneticos, no transferimos energias, pues es un error y transferir enegias que necesita de la materia (Energia=Materia x Velociadad al cuadrado). lo que se transfieren son Fluidos Cósmicos Universales donados por los Espíritus Buenos y Elevados.  Estos fluidos no son energias y son desconocidos aun, que solo se conoceran cuando se alcanza el nivel mas alto espiritual.
Soy amable y respetuoso. Ser amable es una de las más importantes cosas que podemos hacer para ayudar a mejorar el mundo. Un rostro amable y feliz va irradiando Luz por la calle, mientras que un rostro enfadado e irascible, crea mal ambiente a su alrededor. Los budistas dicen que hay que cultivar el hábito del contento, ellos siempre sonríen a pesar de las adversidades. Una palabra amable puede alegrarle el día a alguien, generando así mucha Luz, pero una palabra cruel puede hacer sentirse fatal a alguien y hacer que genere mucha energía negativa.

La práctica de Los Principios de Reiki forma parte de sus ejercicios habituales de purificación y crecimiento. Sus practicantes afirman que es totalmente recomendable por su facilidad y que produce profundos y beneficiosos cambios a quienes las observan y estudian.

Además de los cinco principios, los practicantes de Reiki utilizan 125 wakas escritos por el emperador Meiji y seleccionados por Usui Sensei, como complemento durante la meditación, los que practican y dan servicio de REIKI, lo hacen por dinero, El Espiritismo no cobra por la aplicación de Pases Magnéticos.

Continuo explicando lo que los proponentes del Reiki realizan sus Practicas.

Práctica

Tratamiento Reiki.

La práctica del reiki se fundamenta en un emisor o canal que, a través de sus manos o de otros métodos -según el nivel- , transmitiría el reiki (fuerza natural que nos da vida) a un receptor que puede ser él mismo u otra persona, con el fin de paliar o eliminar molestias y enfermedades. No obstante, dado que sería una energía universal, los tratamientos podrían también dirigirse a otros seres vivos como animales, plantas o a determinadas situaciones.
Algunos maestros de reiki afirman que esta práctica tiene ciertas contraindicaciones:

·         No debe aplicarse durante operaciones debido a la propia naturaleza del reiki, que consiste en reparar los daños existentes en el receptor: esto podría provocar que se frenasen las hemorragias, interfiriendo en los cortes de sangrado y limpieza que realiza el cirujano. De igual forma, si el paciente estuviera sedado, el reiki podría ayudarle a expulsar las toxinas de la sedación, despertándole antes de tiempo. Sin embargo, sí consideran recomendable una sesión de reiki antes y/o después de la operación.

·         Otro punto a tener en cuenta es en el caso de fracturas, el reiki permite acelerar el proceso de cicatrización ósea y por lo tanto el soldado de las fracturas, por lo tanto sólo es recomendable aplicar reiki a un fracturado después de que los huesos hayan sido debidamente acomodados e inmovilizados por un traumatólogo. En todo caso el reiki puede aplicarse a través del yeso u aparato inmovilizador y es igualmente eficaz.

Sin embargo, otros maestros defienden que el reiki sabe en todo momento qué debe hacer, cómo debe actuar, dónde debe dirigirse y en ningún caso actuará negativamente.[24] [25]

Comentario de Frank:


La Fuerza Natural que nos da vida o energía universal, son conceptos erróneos. Pues estas fuerzas naturales son Fluidos cósmicos Universales y no son energías.


El Espiritismo mediante los Pases Espiritas, claramente considera la parte espiritual, o sea la existencia de los espíritus en llamadas condiciones que el Reiki trata por sus tecnicas de magnetismo. La diferencia mas crucial es que El Espiritismo considera los espíritus y respeta el libre albedrío de los espíritus que son sometidos a pases magnéticos. Estos espíritus que reciben estos pases son instruidos o moralizados para que no regresen y que tambien logren su adelantamiento espiritual. 


El Reiki atropella esos espíritus que aunque sean causantes de males físicos, deben ser tratados con humanidad y compasión.  El dar latigazos al aplicar Pases Magnéticos indiscrimidadamente a espíritus impuros o imperfectos solo logra que estos espíritus regresen al tiempo, y puedan ocasionar males mayores. El reiki, en ninguno de sus postulados trata la parte espiritual y del mismo modo que las Filosofías Metafísicas hacen sus actividades sin considerar los Espíritus.







Opinión de Frank a este tema:


Las actividades de “Reiki”, tampoco es Espiritismo. No menciona en ninguno de sus estatutos los ESPÍRITUS QUE CAUSAN LAS ENFERMEDADES, y esos Espíritus son atropellados con pases Magnéticos que los alejan temporalmente, y que tal vez los enfurecen y cuando regresan, lo hacen en otras áreas.

El aplicar el “Reiki” sin considerar que están aplicando fluidos Magnéticos contra Espíritus Imperfectos que ocasionan enfermedades, es una forma de violar el libre albedrio de esos Espíritus que aunque son malos Espíritus, pero que necesitan ser moralizados y llevarlos al arrepentimiento, para que se comuniquen con la luz del conocimiento de Dios y nunca más regresen, al menos a esta existencia.  Obviamente esto es falta de respeto y de conocimiento del mundo espiritual. El Espiritismo tampoco recomienda pases magnéticos a los Animales y el Reiki se les aplica también indiscriminadamente a los animales, ocasionado que fluidos magnéticos diferentes que son apropiados para los humanos se transfieran a los animales cuyos fluidos son diferentes. Esto es otro indicio a no considerar el aspecto espiritual.

En la descripción previa de lo que es Reiki, en ningún momento se trata o se considera el aspecto Espiritual, claramente estableciéndose que lo espiritual no es parte de esta terapia.

Los malos Espíritus nos rodean en todo momento, y realizan el mal en ocasiones sin saber el mal que hacen u ocasionan en otras personas mediante enfermedades físicas.  Entonces estos Espíritus se les somete a estos Pases Magnéticos sin considerar que son espíritus con voluntad que deben ser moralizados.  Pero sino hay educación al pasante sobre la realidad espiritual se actual en contra de Espíritus que necesitan ser ayudados a continuar su proceso evolutivo.  Hay que moralizar estos Espíritus para que no ocasiones más daño y que se desprendan para siempre de ese entorno en esta existencia y no que se separen momentáneamente y luego regresen ocasionando mayor mal.  Por lo tanto bajo ninguna circunstancia estas actividades metafísicas no son acordes con el Espiritismo. Ademas, el Espiritismo no cobra dinero por sus actividades.

Veamos una tabla comparativa de conceptos básicos a fin de ver como cada concepto es tratado en cada caso.

Tabla de Comparación en conceptos Básicos en desacuerdo

Conceptos
Espiritismo
El Panteísmo es lo mismo a Metafísica
Dios
DIOS es eterno, inmutable, inmaterial, único, todopoderoso, soberanamente justo y bueno.
DIOS es un todo y por lo tanto material al conceptuarlo como luz o como energía. Dios, el ser, la mónada, el espíritu universal, o la voluntad.  Es Dios como causa última de la realidad. Existe, sin embargo, un debate que sigue aún hoy sobre la definición del objeto de estudio de la metafísica, sobre si sus enunciados tienen propiedades cognitivas.

Alma
Es Inmortal e Individual y es lo mismo a Espíritus
El ser humano es puramente materia, y por tanto no existe inmortalidad del alma, segun el Monismo Materialista. 
Espíritus
Si existen Buenos y Malos, inmateriales y deben moralizarse. Expían o reparan faltas en cada reencarnación para mejorar en cada encarnación.
Los consideran solo buenos y se diluyen en un todo al desencarnar. No existe el Mal, pues no creen en los Espíritus Malos. Los Espíritus son el Alma y se diluyen en un todo cuando desencarnan.
Reencarnación
Si existe para mejorar
No existe, pues el alma se diluye en un todo cuando desencarna.
Materialismo
Es algo que no adelanta el Espíritu
Se cree en la prosperidad material y en el materialismo
Magnéticos aplicados a malos Espiritus y se moralizan para su adelanto espiritual, en conjunto con la aplicación de Pases Magnéticos
Reiki, no considera al Espíritu a quien se aplica el Reiki, ocasionado descargas magnéticas que afectan el Libre Albedrío y no se moralizan nunca
Egoísmo
No debe existir
Existe por Decretos y afirmaciones y predicas materialistas de Prosperidad.
Adivinación
No debe existir, viola el Libre Albedrío
Aceptado por medio de los horóscopos, rituales, decretos y el tarot entre otros.
Pago por servicios Mediúmnicos
NO se cobra por servicios Mediúmnicos
Si se cobra dinero los que hacen rituales y los que adivinan por el Tarot y otras actividades adivinatorias.
Causa y Efecto
Todo mal cometido debe ser reparado en cada encarnación.
No creen en el Alma Inmortal y no creen en el sufrimiento. No creen en la reparación de faltas.
Bien y el Mal
Existe el Bien y el Mal, y existen Espíritus Buenos y Espíritus Impuros, Malos o Imperfectos
No existe el Mal, solo el Bien y procuran ser buenos pero a nivel individual, no en términos de Bien Común, pues los decretos solo pretende el bien personal y no común.
Portales Espirituales
No existen en el Espiritismo
Existen portales y tratan de circunscribir los Espíritus    supuestamente malos a un Portal Espiritual, sin embargo no creen en la maldad. ?????
Vida en otros Planetas
Si cree en la existencia de vida en todo lugar del universo
Creen que extraterrestres se comunican y creen en naves ficticias tripuladas por seres de otros planetas que nos visitan constantemente.

Resumo en esta tabla comparativa de conceptos con lo siguiente:

Cuando tu caminar y tu pensar es el Bien Común, los Buenos Espíritus están a tu lado por afinidad. O sea los buenos se atraen. Del mismo modo si no haces el bien se atraen Malos Espíritus. Estamos llamados a que caminemos juntos haciendo, pensando y que las intenciones sean en bien, entonces los Buenos Espíritus nos acompañan siempre.

Cualquiera que con palabras bonitas y con conceptos que no sabe explicar y que no sepa explicar lo que es Dios, excepto en decir que todos somos dioses, o que todos tenemos a dios adentro, estos son conceptos Metafísicos o Espiritualistas.

Por lo tanto mi educación pretende que seas Espírita o Espirítista como yo. El Espiritualista y el Metafísico asume que todos los Espíritus son lo mismo y no creen que el mal existe, solo predican lo bueno y lo bonito del mundo. Allan Kardec los describe como Panteísmo, y el Panteísmo no es Espiritismo ni ser Espirita. El Panteísmo es un modo de pensar en que el Alma es una chispa que se une a un torrente en el universo cuando desencarna y se confunde con un todo en el universo, perdiendo la individualidad del Alma. 

Esto explica porque no comprenden la Reencarnación, ni el porqué de la Reencarnación. Eso no es Espiritismo. Esta explicación es para los que me preguntan sobre este tema.

Recomiendo que leas lo siguiente al principio del Libro de Los Espíritus para que puedas entender la diferencia entre Espiritismo y Espiritualismo, definiendo el Alma Inmortal segun Alan Kardec.






II. – Alma, principio vital y fluido vital

Hay otro vocablo acerca del cual interesa asimismo entenderse porque es una de las bases de toda doctrina moral y ha motivado numerosas controversias, por falta de una significación bien precisa: es la palabra alma. La divergencia de opiniones acerca de la naturaleza del alma proviene de la aplicación particular que cada cual hace de esta palabra. Una lengua perfecta, en la que cada idea estuviera representada por un término específico, evitaría muchas discusiones. Con una palabra para cada cosa todos nos entenderíamos.

Según unos, el alma es el principio de la vida material orgánica. No tiene en modo alguno existencia propia y cesa al terminar la vida. Este concepto es materialismo puro. En tal sentido, y por comparación, dicen de un instrumento desafinado –que ya no da sonido- que “no tiene alma”. De acuerdo con esta opinión, el alma sería un efecto y no una causa.

Otros piensan que el alma es el principio de la inteligencia, agente universal del que cada ser absorbe una porción. Según ellos, no habría en el Universo entero más que una sola alma, que distribuye chispas entre los diversos seres inteligentes durante la vida de éstos. Después de su muerte, cada chispa retorna a la fuente común, donde se confunde con el todo, de la manera que los arroyos y ríos vuelven al mar de donde habían partido. Esta opinión difiere de la anterior en que, según tal hipótesis, hay en nosotros algo más que la materia y después de la muerte queda algo. Pero es más o menos como si no quedara nada puesto que, no existiendo más la individualidad, no tendríamos ya conciencia de nosotros mismos. Conforme a esa opinión, el alma universal sería Dios y cada ser constituiría una parcela de la Divinidad. Es ésta una variedad del panteísmo.

Por último, según otros, el alma es un ser moral distinto, independiente de la materia y que conserva su individualidad después de la muerte. Este concepto es, a no dudarlo, el más general, porque bajo un nombre u otro la idea de ese ser que sobrevive a su cuerpo se encuentra en estado de creencia, instintiva e independiente de toda enseñanza, en la totalidad de los pueblos, sea cual fuere su grado de civilización. Esa doctrina, según la cual el alma es la causa y no el efecto, es la de los espiritualistas.

Sin discutir el valor de tales opiniones, y considerando tan sólo el lado lingüístico de la cuestión, diremos que esas tres aplicaciones de la palabra alma constituyen otras tantas ideas distintas, cada una de las cuales requeriría un término diferente. El vocablo alma posee, pues, tres acepciones, y a cada cual le asiste razón, desde su punto de vista, en la definición que le da. La falla está en el idioma, al no tener más que una palabra para expresar tres ideas diversas. Para evitar todo equívoco habría que restringir el significado del término alma a una sola de esas tres ideas: no interesa cuál de ellas se elija; la cuestión es entenderse, ya que se trata de una convención. Por nuestra parte, nos parece más lógico aplicarle la significación más común, de ahí que llamemos ALMA al Ser inmaterial e individual que existe en nosotros y que sobrevive a nuestro cuerpo. Aun cuando este Ser no existiera, siendo sólo un producto de la imaginación, se necesitaría un término para designarlo.

A falta de una palabra especial para cada una de las otras dos ideas, llamaremos:

Principio vital, el principio de la vida material y orgánica, sea cual fuere la fuente de que provenga, y que es común a todos los seres vivientes, desde las plantas hasta el hombre. Visto que la vida puede existir prescindiendo de la facultad de pensar, el principio vital es una cosa distinta e independiente. El vocablo vitalidad no daría la misma idea. Para unos, el principio vital es una propiedad de la materia, un efecto que se da cuando la materia se halla en determinadas circunstancias.

Según la opinión de otros –y esta es la idea más común -, aquél reside en un fluido especial, universalmente esparcido y del que cada ser absorbe y se asimila una parte durante su vida, así como vemos que los cuerpos inanimados absorben la luz. Esto sería entonces el fluido vital que, con arreglo a ciertas opiniones, no sería otro que el fluido eléctrico “animalizado”7, designado asimismo con los nombres de fluido magnético, fluido nervioso, etcétera.

7 Esta palabra se utiliza aquí en su acepción, poco usada, de “convertirse en ser animal”. [N. del T. al cast.]

Sea lo que fuere, hay un hecho irrebatible, porque constituye un resultado de la observación, y es que los seres orgánicos poseen en sí una fuerza íntima que produce el fenómeno de la vida en tanto dicha fuerza existe; que la vida material es común a todos los seres orgánicos y es independiente de la inteligencia y el pensamiento; que inteligencia y pensamiento son las facultades propias de ciertas especies orgánicas; y, por último, que entre las especies orgánicas dotadas de inteligencia y pensamiento hay una que está provista de un sentido moral especial, que le confiere una incontestable superioridad sobre las demás, y es la especie humana.

Así pues, se comprende que, poseyendo varias acepciones, el alma no excluya ni al materialismo ni al panteísmo. El espiritualismo mismo puede muy bien entender el alma según una u otra de las dos primeras definiciones, sin perjuicio del ser inmaterial distinto, al que dará, entonces, cualquier otro nombre. De modo que esta palabra no representa en modo alguno una opinión. Es un Proteo 8 que cada cual adapta a su gusto. De ahí que surjan tantas interminables discusiones.

8 Proteo, ser mitológico que cambiaba constantemente de forma. [N. del copista.]

Se evitaría también la confusión –aun sirviéndonos de la palabra alma en los tres casos- agregándole un adjetivo calificativo que  especificara el punto de vista desde el cual se la considera, o la aplicación que se le da. Sería entonces un término genérico, que representara a la vez el principio de la vida material, de la inteligencia y del sentido moral, y que se distinguiría mediante un atributo, como se procede con los gases, a los cuales se distingue añadiéndoles las voces hidrógeno, oxígeno o nitrógeno.

En consecuencia, podríamos decir (y sería quizá lo mejor) el alma vital para designar el principio de la vida material, el alma intelectual para el principio de la inteligencia y el alma espírita para el principio de nuestra individualidad después de la muerte. Según se advertirá, todo esto es cuestión de palabras, pero importa mucho para que podamos entendernos.

Así pues, el alma vital sería común a todos los seres orgánicos: vegetales, animales y hombres. El alma intelectual pertenecería a hombres y animales. Y el alma espírita correspondería al hombre únicamente.

Hemos creído necesario insistir sobre estas explicaciones, tanto más cuanto que la Doctrina Espírita se basa naturalmente sobre la existencia en nosotros de un Ser independiente de la materia y que sobrevive al cuerpo. Puesto que la palabra alma ha de aparecer con frecuencia en el transcurso de esta obra, importaba determinar con precisión el sentido que le damos, a fin de evitar todo posible equívoco.

Vayamos ahora al objeto principal de esta instrucción preliminar.

Allan Kardec es muy enfatico en describir el Panteismo, y es precisamente lo que la Metafisica presenta en sus actividades.  Allan Kardec dijo losiguiente:


"En el capítulo en que se refiere al panteísmo, toda confusión entre Creador y Creación ha sido descartada. El Dios espiritista no es antropomorfo, pero tampoco es panteísta. Por lo demás, El Libro de los Espíritus torna de inmediato prohibitivo el camino a las especulaciones ilusorias e imaginativas sobre la naturaleza de Dios."
                    
Según unos, el alma es el principio de la vida material orgánica. No tiene en modo alguno existencia propia y cesa al terminar la vida. Este concepto es materialismo puro. En tal sentido, y por comparación, dicen de un instrumento desafinado –que ya no da sonido- que “no tiene alma”. De acuerdo con esta opinión, el alma sería un efecto y no una causa.


IV.- Panteísmo

14. ¿Es Dios un ser distinto o sería, según la opinión de algunos, la resultante de todas las fuerzas e inteligencias del Universo reunidas?- Si así fuese, Dios no existiría, por cuanto sería efecto y no causa. Y no puede ser a la vez uno y otra.Dios existe, y no podéis dudar de ello. Esto es lo esencial. Creedme, no vayáis más allá. No os internéis en un laberinto del que no podríais salir. Esto no os haría mejores, sino quizá un tanto más orgullosos, debido a que creeríais saber y en rigor de verdad nada sabríais. Así pues, dejad a un lado todas esas indagaciones. Bastantes cosas tenéis que os tocan más directamente. Estudiad vuestras propias imperfecciones a fin de desembarazaros de ellas: esto os resultará más útil que querer penetrar lo impenetrable.

Dios existe, y no podéis dudar de ello. Esto es lo esencial. Creedme, no vayáis más allá. No os internéis en un laberinto del que no podríais salir. Esto no os haría mejores, sino quizá un tanto más orgullosos, debido a que creeríais saber y en rigor de verdad nada sabríais. Así pues, dejad a un lado todas esas indagaciones. Bastantes cosas tenéis que os tocan más directamente. Estudiad vuestras propias imperfecciones a fin de desembarazaros de ellas: esto os resultará más útil que querer penetrar lo impenetrable.
15. ¿Qué pensar de la opinión según la cual todos los cuerpos de la Naturaleza, seres y mundos del Universo serían partes de la Divinidad y constituirían, en conjunto, la Divinidad misma: esto es, la doctrina panteísta?

- No pudiendo ser Dios, el hombre quiere por lo menos ser una parte de Él.
16. Quienes profesan esa doctrina pretenden encontrar en ella la demostración de algunos de los atributos de Dios. Siendo infinitos los mundos existentes, por la misma razón es infinito Dios. Puesto que en ninguna parte está el vacío o la nada, Dios se halla dondequiera. Y encontrándose Dios por doquier, ya que todo es parte integrante de Él, da a todos los fenómenos de la Naturaleza una razón de ser inteligente. ¿Qué se puede oponer a este razonamiento?
- La razón. Reflexionad con madurez y no os será difícil comprender lo absurdo de ello.
Esa doctrina hace de Dios un ser material que, si bien dotado de una inteligencia suprema, sería en gran escala lo que nosotros somos en pequeño. Ahora bien, como quiera que la materia se transforma sin cesar, si Dios fuera así no tendría ninguna estabilidad, sino que se hallaría sujeto a todas las vicisitudes, e incluso a todas las necesidades, del género humano. Carecería de uno de los atributos esenciales de la Divinidad: la inmutabilidad. No es posible vincular las propiedades de la materia con la idea de Dios sin rebajarlo en nuestro pensamiento, y todas las sutilezas del sofisma no llegarán a resolver el problema de su naturaleza íntima. No sabemos todo lo que Dios es, pero sabemos todo lo que no puede dejar de ser, y aquel sistema se halla en contradicción con sus atributos más esenciales, porque confunde al Creador con la criatura, del mismo modo que si se pretendiera que una máquina ingeniosa fuese parte integrante del mecánico que la ha diseñado.


La inteligencia de Dios se pone de manifiesto en sus obras, así como el pintor en su tela. Pero las obras de Dios no son Dios mismo, de la manera que el cuadro no es el artista que lo concibió y ejecutó.

Que es Metafísica según Wikipedia
De Wikipedia, la enciclopedia libre
La metafísica es una rama de la filosofía que se encarga de estudiar la naturaleza, estructura, componentes y principios fundamentales de la realidad.[1] [2] [3]
El nombre metafísica (deriva del griego μεταφυσική, que significa «más allá de la naturaleza») proviene del título puesto por Andrónico de Rodas a una colección de escritos de Aristóteles. Esto no implica que la metafísica haya nacido con Aristóteles, sino que es de hecho más antigua, dado que hay casos de pensamiento metafísico en los filósofos presocráticos. Platón estudió en diversos Diálogos lo que es el ser, con lo que preparó el terreno a Aristóteles de Estagira, que elaboró lo que él llamaba una «filosofía primera», cuyo principal objetivo era el estudio del Ser en cuanto tal, de sus atributos y sus causas.

En la Edad Media, se dio el debate sobre la distinción y orden de jerarquías entre la metafísica y la teología, en especial en la escolástica. La cuestión de la distinción entre metafísica y teología es también omnipresente en la filosofía moderna.

La tradición moderna ha dividido a la metafísica en: Ontología, o ciencia del ente en tanto ente, que se correspondería a la llamada Metafísica General, y tres ramas particulares: «Teodicea» (también llamada Teología Natural o Teología Racional), «Psicología Racional» y «Cosmología Racional». Esta clasificación, que fue propuesta entre otros por Christian Wolff, ha sido posteriormente discutida, pero sigue siendo considerada canónica.[4]

La metafísica aborda problemas centrales de la filosofía, como lo son los fundamentos de la estructura de la realidad y el sentido y finalidad última de todo ser, todo lo cual se sustenta en el llamado principio de no contradicción. La metafísica tiene como tema de estudio dos tópicos: el primero es la ontología, que en palabras de Aristóteles viene a ser la ciencia que estudia el ser en tanto que ser. El segundo estudio es el de la teología, o también llamada «filosofía teológica», que es el estudio de Dios como causa última de la realidad. Existe, sin embargo, un debate que sigue aún hoy sobre la definición del objeto de estudio de la metafísica, sobre si sus enunciados tienen propiedades cognitivas.

La metafísica estudia los aspectos de la realidad que son inaccesibles a la investigación científica. Según Immanuel Kant, una afirmación es metafísica cuando afirma algo sustancial o relevante sobre un asunto («cuando emite un juicio sintético sobre un asunto») que por principio escapa a toda posibilidad de ser experimentado sensiblemente por el ser humano. Algunos filósofos han sostenido que el ser humano tiene una predisposición natural hacia la metafísica. Kant la calificó de «necesidad inevitable». Arthur Schopenhauer incluso definió al ser humano como «animal metafísico». Martin Heidegger ha replanteado los asuntos metafísicos introduciendo una transformación radical digna de tomarse en cuenta.

Historia del concepto
Platón y Aristóteles en La escuela de Atenas, de Rafael Sanzio. Aristóteles es considerado como el padre de la metafísica.

El término metafísica proviene de una obra de Aristóteles compuesta por catorce libros (rollos de papiro), independientes entre sí, que se ocupan de diversos temas generales de la filosofía. Estos libros son de carácter esotérico, es decir, Aristóteles nunca los concibió para la publicación. Por el contrario, son un conjunto de apuntes o notas personales sobre temas que pudo haber tratado en clases o en otros libros sistemáticos.

El peripatético Andrónico de Rodas (siglo I a. C.) al sacar la primera edición de las obras de Aristóteles ordenó estos libros detrás de los ocho libros sobre física (tà metà tà physiká). De allí surgió el concepto de «metafísica», que en realidad significa: aquello que en el estante está después de la física, pero que también de manera didáctica significa: aquello que sigue a las explicaciones sobre la naturaleza o lo que viene después de la física, entendiendo física en su acepción antigua que se refería al estudio de la physis, es decir, de la naturaleza y sus fenómenos, no limitados al plano material necesariamente.

En la Antigüedad la palabra metafísica no denotaba una disciplina particular concerniente al interior de la filosofía, sino el compendio de rollos de Aristóteles ya mencionado. Sólo es a partir del siglo XIII que la metafísica pasa a ser una disciplina filosófica especial que tiene como objeto el ente en cuanto ente. Es hacia ese siglo cuando el conocimiento de las teorías aristotélicas se comienza a conocer en el Occidente latino gracias al influjo de pensadores árabes como Avicena y Averroes.

A partir de entonces la metafísica pasa a ser la más alta disciplina filosófica, y así hasta la Edad Moderna. Con el tiempo la palabra «metafísica» adquirió el significado de «difícil» o «sutil» y en algunas circunstancias se utiliza con un carácter peyorativo, pasando a significar especulativo, dudoso o no científico. En este sentido, también la metafísica es considerada como un modo de reflexionar con demasiada sutileza en cualquier materia que discurriese entre lo oscuro y difícil de comprender.

Objetivo de la metafísica
La metafísica pregunta por los fundamentos últimos del mundo y de todo lo existente. Su objetivo es lograr una comprensión teórica del mundo y de los principios últimos generales más elementales de lo que hay, porque tiene como fin conocer la verdad más profunda de las cosas, por qué son lo que son; y, aún más, por qué son.[5]

Tres de las preguntas fundamentales de la metafísica son:
  1. ¿Qué es ser?
  2. ¿Qué es lo que hay?
  3. ¿Por qué hay algo, y no más bien nada?
No sólo se pregunta entonces por lo que hay, sino también por qué hay algo. Además aspira a encontrar las características más elementales de todo lo que existe: la cuestión planteada es si hay características tales que se le puedan atribuir a todo lo que es y si con ello pueden establecerse ciertas propiedades del ser.

Algunos de los conceptos principales de la metafísica son: ser, nada, existencia, esencia, mundo, espacio, tiempo, mente, Dios, libertad, cambio, causalidad y fin.
Algunos de los problemas más importantes y tradicionales de la metafísica son: el problema de los universales, el problema de la estructura categorial del mundo, y los problemas ligados al espacio y el tiempo.

El concepto de ser
Lo que es decisivo para distinguir los diferentes tipos de metafísica es el concepto de ser. La tradición distingue dos tipos de enfoques esencialmente diferentes:

Concepto unívoco de ser
Según este enfoque, «ser» viene a ser la característica más general de diferentes cosas (llamadas entes o entidades). Es aquello que sigue siendo igual a todos los entes, después de que se han eliminado todas las características individuales a los entes particulares, esto es: el hecho de que sean, es decir, el hecho de que a todas ellas les corresponda ser (cfr. diferencia ontológica)
Este concepto de ser es la base de la «metafísica de las esencias». Lo opuesto al ser viene a ser en este caso la esencia, a la cual simplemente se le agrega la existencia. En cierto sentido no se diferencia ya mucho del concepto de la nada. Un ejemplo de ello lo dan ciertos textos de la filosofía temprana de Tomás de Aquino (De ente et essentia).

Concepto analógico del ser
Según este enfoque, el «ser» viene a ser aquello que se le puede atribuir a todo, aunque de distintas maneras (Analogía entis). El ser es aquello, en lo que los diferentes objetos coinciden y en lo que, a su vez, se distinguen.
Este enfoque del ser es la base de una metafísica (dialéctica) del ser. El concepto opuesto a ser, es aquí la nada, ya que nada puede estar fuera del ser. La filosofía tardía de Tomás de Aquino nos brinda un ejemplo de esta comprensión de ser (Summa theologica)

Sistematización y método
Tradicionalmente la metafísica se divide en dos ramas:
  • Metafísica general (metaphysica generalis): pregunta por las categorías más generales del ser y por eso también es llamada filosofía fundamental. Se ocupa de qué son las cosas, las propiedades y los procesos, según su esencia y en qué relación están entre sí. En tanto se ocupa de lo que hay, se conoce como ontología.
  • Metafísica especial (metaphysica specialis), que se divide en:
    • La teología natural (también llamada teología filosófica o teología racional) estudia a Dios a través de métodos racionales (es decir, sin recurrir al misticismo o a la fe).
    • La psicología racional (también llamada filosofía del hombre, psicología metafísica o psicología filosófica) se ocupa del alma o mente del hombre.
    • La cosmología racional investiga el mundo en general. En tanto disciplina de la estructuración del mundo material como un sistema natural de sustancias físicas, ya desde la antigüedad se solía cruzar con la filosofía de la naturaleza.
La metafísica puede proceder de distintas maneras:
  1. Es especulativa, cuando parte de un principio supremo, a partir del cual va interpretando la totalidad de la realidad. Un principio de este tipo podría ser la idea, Dios, el ser, la mónada, el espíritu universal, o la voluntad.
  2. Es inductiva, en su intento de ver de manera unificada los resultados de todas las ciencias particulares, configura una imagen metafísica del mundo.
  3. Es reduccionista (ni empírico-inductiva, ni especulativa-deductiva), cuando se la entiende como un mero constructo especulativo a base de presupuestos de los cuales los seres humanos siempre han tenido que partir para poder llegar a conocer y actuar.
Edad Contemporánea

Friedrich Nietzsche considera que Platón es el iniciador del pensamiento metafísico y le hace responsable de la escisión en el ser que tendrá luego formas variadas pero constantes. La división entre mundo sensible y mundo inteligible, con su correlato cuerpo-alma, y la preeminencia del segundo asegurada por la teoría de las Ideas sitúa el mundo verdadero más allá de los sentidos. Esto deja fuera del pensar el devenir, aquello no apresable en la división sensible-inteligible por su carácter informe, y que también dejan escapar las subsiguientes divisiones aristotélicas, como sustancia-accidente y acto-potencia.

Martin Heidegger dijo que nuestra época es la del cumplimiento de la metafísica, pues desde los inicios del pensamiento occidental se han producido unos determinados resultados que configuran un panorama del que el pensamiento metafísico no puede ya dar cuenta. El propio éxito de la metafísica ha conducido fuera de ella. Ante esto, la potencia del pensamiento consiste precisamente en conocer e intervenir sobre lo conocido. Pero el pensamiento metafísico carece ya de potencia ya que ha rendido sus últimos frutos.

Heidegger afirmó que la metafísica es «el pensamiento occidental en la totalidad de su esencia». La utilización del término esencia en esta definición, implica que la técnica para estudiar la metafísica como forma de pensamiento, es o debe ser la metafísica en el primer sentido antes indicado. Esto quiere decir que los críticos de la metafísica como esencia del pensamiento occidental, son conscientes de que no existe una «tierra de nadie» en que situarse, más allá de esa forma de pensamiento; sólo el estudio atento y la modificación consciente y rigurosa de las herramientas proporcionadas por la tradición filosófica, pueden ajustar la potencia del pensamiento a las transformaciones operadas en aquello que la metafísica estudiaba: el ser, el tiempo, el mundo, el hombre y su conocer. Pero esa modificación supone a su vez un salto que toda la tradición del pensamiento ha escenificado, ha fingido o soñado dar a lo largo de su desarrollo. El salto fuera de la metafísica y por tanto, quizá la revocación de sus consecuencias.
Heidegger caracterizó el discurso metafísico por su impotencia para pensar la diferencia óntico-ontológica, es decir, la diferencia entre los entes y el ser. La metafísica refiere al ser el modelo de los entes (las cosas), pero aquél sería irreductible a éstos: los entes son, pero el ser de los entes no puede caracterizarse simplemente como éstos. El ser es pensado como ente supremo, lo que le identifica con Dios; la pulsión ontoteológica es una constante en el pensamiento occidental. Para Heidegger la metafísica es el olvido del ser, y la conciencia de este olvido debe abrir una época nueva, enfrentada a la posibilidad de expresar lo dejado al margen del pensamiento.

La filosofía analítica fue desde su nacimiento con autores como Russell y Moore muy escéptica respecto a la posibilidad de una metafísica sistemática tal y como se había defendido tradicionalmente. Esto se debe a que el nacimiento de la filosofía analítica se debiera principalmente a un intento de rebelión contra el idealismo neohegeliano entonces hegemónico en la universidad británica. Sería a partir de los años veinte cuando el círculo de Viena,se ofrecería una crítica total a la metafísica como un conjunto de proposiciones carentes de significado por no cumplir con los criterios verificacionistas del significado. No obstante esta posición es hoy minoritaria en el panorama analítico, donde se ha recuperado el interés por ciertos problemas clásicos de la metafísica como el de los universales, la existencia de Dios y otros de tipo ontológico.

El postestructuralismo (Gilles Deleuze, Michel Foucault, Jacques Derrida) retoma la crítica de Nietzsche, y argumenta que lo no pensable en la metafísica es precisamente la diferencia en tanto tal. La diferencia, en el pensar metafísico, queda subordinada a los entes, entre los que se da como una relación. La pretensión de «inscribir la diferencia en el concepto» transformando éste y violentando para ello los límites del pensamiento occidental aparece ya como una pretensión que lleva a la filosofía más allá de la metafísica.




Monismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Reciben el nombre de monismo las posturas filosóficas que sostienen que el universo está constituido por un solo arjé, causa o sustancia primaria. Así, según los monismos materialistas, todo se reduce, en última instancia, a materia, mientras que para los espiritualistas o idealistas (especialmente el idealismo hegeliano), ese principio único sería el espíritu.
Para los antiguos filósofos hindúes lo observado por los sentidos y las relaciones de causalidad son una ilusión; solo hay una realidad: Dios.1 Por tanto, Dios será esa causa primera que explica el resto del universo. Para los filósofos monistas materialistas contemporáneos la materia formada en la Gran Explosión dio lugar al universo y solo esta materia explica la realidad.

La contribución más conocida de Leibniz a la metafísica es su teoría de las "mónadas", tal como la expuso en la Monadologie. Las mónadas son al ámbito metafísico lo que los átomos son al ámbito físico/fenoménico; las mónadas son los elementos últimos conformadores del universo. Son "formas sustanciales del ser", con las siguientes propiedades: son eternas, indescomponibles, individuales, sujetas a sus propias leyes, no-interactivas, y cada una es un reflejo de todo el universo en su armonía preestablecida.
El monismo neutral es una teoría filosófica que predica que la sustancia básica no es ni física ni mental sino que puede ser reducida a materia neutra cuya naturaleza no sería ni física ni mental. El monismo neutro fue introducido en el siglo XVII por el filósofo judío-holandés Spinoza. En la actualidad una versión de esta teoría ha sido desarrollada por el filósofo estadounidense Donald Davidson.
El materialismo tradicional, una variedad de monismo, considera que la sustancia primaria es material y física.
El idealismo es una forma de monismo filosófico que sostiene que el principio básico del universo es espiritual.

Explicaciones monistas

Los planteamientos monistas, al contrario que los dualistas, consideran que el ser humano es una única realidad, que es unitario, negando así la existencia de la mente como realidad distinta del cerebro.
El monismo materialista
Demócrito (cuyo principio constitutivo del universo, o argé, era el átomo) sostenía que toda realidad es un compuesto material fruto de la unión de átomos. Por eso el ser humano es puramente materia, y por tanto no existe inmortalidad del alma. El materialismo de Demócrito se fortalece a lo largo de los siglos XVII al XIX y XX, a través de filósofos como D`Holbach, Diderot y La Mettrie, que escribió el Hombre Máquina. Para él, el alma es una parte material del cuerpo identificada con el cerebro. Así, somos máquinas muy complejas que no necesitan dirección externa(alma) para realizar sus funciones. El materialismo mecanicista de La Mettrie fue sustituido en el siglo XIX por los de Marx. Dentro del monismo materialista, se distinguen varias posturas como el conductismo y el reduccionismo fisicalista.
El monismo espiritualista
Opuesto al anterior, afirma que todo lo real es mental, es decir, todo lo que existe es la percepción de tu mente. No existe materia, sino que es fruto de tu imaginación. El ser humano es concebido como una mente que se percibe y percibe a lo otro. En palabras de Berkeley, “esse est percipi” (ser es ser percibido), es decir, la realidad consiste en percibir o ser percibido. Solo existe una única realidad espiritual. Así no tiene sentido afirmar la independencia de cuerpo o materia, puesto que todo es nuestra percepción.
Como ejemplo particular se puede tomar el monismo idealista Hegeliano que, partiendo de la historicidad del ser, se sostiene en que el ser de la realidad objetiva es el no-ser: solo existe de manera ideal (en el sentido de que solo existe en la idea) y es esta la realidad. A su vez la tensión permanente entre el ser y el no-ser (en este caso entre lo ideal y lo real) es lo que da pie al desarrollo dialéctico del espíritu humano (en el sentido alemán del concepto).
Una aplicación concreta del análisis de la dialéctica idealista es el caso del desarrollo histórico del lenguaje, como unidad de la lengua y el habla. Aquí se observa que la lengua es ideal y general, mientras que el habla, su práctica, es completamente particular; es más: el habla es un conjunto de realizaciones concretas de su idealidad. Sin embargo, la tensión entre la lengua y el habla, como ejemplo del ser y no-ser, lleva a su desarrollo histórico y transformación de tanto de la idealidad de la lengua como de la práctica del habla. Siguiendo este patrón es que podemos entender la transformación del latín a cada una de las lenguas romances.
El monismo intermedio
Spinoza (1632-1677) propone una solución neutral. Spinoza no admite el dualismo cartesiano de las dos sustancias (material y espiritual). Para él , estamos compuestos por una sola sustancia que es Dios, de la cual solo conocemos dos atributos, la extensión y el pensamiento. Son dos atributos de la misma realidad, de modo que el monismo intermedio considera que hay una única sustancia de la cual solo conocemos dos atributos. Entonces cuerpo y mente son dos aspectos de una misma cosa, y por eso, ya no es necesario plantear el problema de su interacción.

Evolución del término

Como refiere Max Kistler, probar la existencia de la mente es un desafío para el monismo. El dualismo más potente ha sido el cartesiano, no ha sido lo suficientemente salvado, y ha llevado a postular sustancias independientes entre sí ya sean cuerpos sin mente (res extensa) como mentes sin cuerpos (res cogitans).2
Las formas extremas de monismo han derivado en el conductismo lógico y la teoría de la identidad psicofísica, ambas rechazadas. La primera planteando que formas superiores del comportamiento (v. gr. el lenguaje) no son reductibles a un comportamiento. La segunda, interponiendo el argumento de que no contempla el carácter cualitativo de la experiencia y de la conciencia, términos que hoy en día son muy afines.
El debate actual se ha desplazado a probar no ya la sustancia pensante sino las propiedades mentales.
Otra forma de monismo extremo, el eliminativismo intenta probar que no existen propiedades mentales. El monismo anómalo de Donald Davidson sostiene que cada estado mental es idéntico a un estado físico. Elepifonomenismo tiene a las propiedades mentales como superveniencia de las propiedades físcas subyacentes.
Finalmente, la posición más en boga es, según Kistler,2 el funcionalismo: suerte de dualismo entre las propiedades mentales y las físicas.

Notas

1.      La doctrina vedántica de que el mundo es "del material del arte" (mâyâ-maya) no es una doctrina de la "ilusión", sino que distingue meramente entre la realidad relativa del artefacto y la realidad mayor del Artífice en quien subsiste el paradigma.
2.      a b Olivier Houdé, Daniel Kayser, Olivier Kœnig, Joëlle Proust, Francois Rastier, Diccionario de ciencias cognitivas, trad. Carlo Rodolfo Molinari Marotto, Amorrortu editores, Buenos Aires, 2003. ISBN 950 518 901 X





Reflexión Final:

          Metafísica no es Espiritismo. Han confundido sus términos con la Fisica Cuántica. Inducen a pensar que los pensamientos son energías, cuando los pensamientos no se compone de la Materia. para un pensamiento ser energia, según la Física Cuántica deberá tener como componentes la Materia.

Por lo tanto el "Ser Interior" que el Espiritismo habla que es el Alma, ellos llaman nuestro interior es incorpóreo, e inmaterial, entonces todos sus términos son distorsionados y nada de lo que presenta la Metafísica es demostrable y no se pueden demostrar físicamente. Por eso los científicos catalogan la Metafísica como una seudo-ciencia.


Sin duda estos términos (Espiritismo, Espírita, Espiritualismo y Metafísica) tienden a ser confundidos, porque no le ponemos atención. Pero Los espíritus que dictaron la Codificación a Allan Kardec, se encargaron de explicarlos para que precisamente hoy no tuviéramos confusión.  Un Espírita debe estar claro en estos términos para que con palabras como, vibraciones, sintonía espiritual, el Astral, Seres de Luz, decretos, afirmaciones, energías, luz como energía no luz como conocimiento de Dios, Portales, 11/11/11 ( 11 de noviembre del 2011),12/12/12 (12 de diciembre del 2012), el no educar el espíritu hacia el bien (pues no ceen en el Alma Inmortal), no atención a la moralización de los espíritus, los confundan.  Sin dejar de mencionar que los Metafisicos dicen que somos dioses, y que somos a semejanza de Dios, cuando en realidad Dios es inmaterial y es único.

La inmaterialidad de Dios y de los Espíritus es esencial entenderlo, pues la energía depende de la Materia, y se define como materia o masa multiplicada por la velocidad al cuadrado.  Segun el Monismo Metafísico, Dios es una materia neutra. Y esto esta en desacuerdo con El Espiritismo tácitamente. Por eso el ser humano es puramente materia, y por tanto no existe inmortalidad del alma, segun el Monismo Materialista. 

Por lo tanto conceptos de energía son términos metafísicos que no están de acuerdo al Espiritismo.

Tampoco los tratamientos de Reiki son parte del Espiritismo, aunque no todas las facciones metafísicas practican el Reiki, pero es un practica generalizada y aceptada en la Metafísica.  Estas terapias utilizadas, lo que hacen es maltratar a los espíritu encarnados con corriente magnéticas que los laceran o ratigan sin compasión.  Al no conocer los efectos en los espíritus y no moralizar o educar a los espíritus, hace que estos espíritus persistan y regresen luego.  Además de violar el libre albedrío de estos espíritus que deberían ser educados para que desistan y se retiren ascendiendo a la luz del conocimiento de Dios.

Un Espírita tiene las herramientas y el conocimiento del mundo espiritual, a la mano, solo se necesita la educación a través de la lectura de los Libros de la Codificación Espírita.

Espero esta explicación sea clara a la luz de nuestra Filosofía Espírita que puede probarse con hechos demostrables. Te invito al Espiritismo que es coherente y consolador y te ayuda a que el propósito de esta existencia tenga sentido para ti.






REFERENCIAS PARA ESCRIBIR ESTA REFLEXIÓN
  • El Evangelio Según El Espiritismo, Allan Kardec
  • El Libro de Los Espíritus, Allan Kardec
  • Obras Póstumas, Allan Kardec
  • Génesis – Allan Kardec
  • El Cielo Y el Infierno – Allan Kardec
  • El Libro de Los Médiums – Allan Kardec




Frank Montañez
No dejes de inscribirte en mi blog, así podrás recibir notificación de nuevas adiciones a mi página. Debes tener una cuenta de correo electrónico de gmail para poder hacer comentarios a los artículos y también para inscribirte en este blog. Además, si consideras que esta reflexión hoy ha sido de mucha ayuda, por favor compártela haciendo un enlace a tu muro en Facebook y no dejes de escribir un comentario para así saber que ha servido de ayuda a alguien. Gracias por leer este blog. Frank

NOTA Importante:
Si consideras que este articulo o reflexión es útil, y deseas citarnos en un artículo o nota que publiques en tu blog o en Facebook, por favor haz una mención de que obtuviste la información de un articulo nuestro ya publicado.  Eso es actuar en Moral y bien común. No permitas que el atribuirte consciente o inconscientemente crédito por algo que copiaste de otro autor, afecte tu espiritualidad, y que cometas faltas que se han de acumulan a las que ya tienes.
Si me mencionas o no, no es importante para mí, pero sí; es una falta el atribuirte que la información publicada es de tu autoría al no hacer mención alguna del autor original, si no das el crédito al que originalmente lo creo, eso es propiedad intelectual y al no dar el crédito, constituye una falta de moralidad. Recomiendo que añadas al final de tu reflexión algo así:
Partes de esta reflexión ha sido tomada de un artículo publicado por Frank Montañez de “Soy Espírita” en su blog: www.soyespirita.blogspot.com
Nombre del Artículo:
Fecha Publicado:
Eso evitarás que actúes mal sin quererlo hacer, de eso se trata la Educación Espírita.





Los siguientes enlaces te conducen a estos temas ya publicados para ayudarte en tu desarrollo de educación espiritual:





visitas
Revisado en: 5/26/15

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguir a Frank en Facebook

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo?

¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo? 
Un Espiritista Verdadero es aquel que según el Libro de Obras Póstumas, de Allan Kardec lo describe así:

Breve Contestación a los Detractores del Espiritismo

“Solo reconoce por adeptos suyos a los que practican su enseñanza, es decir, a los que trabajan en su propio mejoramiento moral, esforzándose en vencer sus malas inclinaciones, en ser menos egoístas y orgullosos, más afables, más humildes, pacientes, benévolos, caritativos para con el prójimo y moderados en todas las cosa, pues este es el signo característico del espiritista verdadero…”

Un Espiritista Verdadero, no es el que cobra menos dinero. Esos son “Charlatanes”, infiltrados en el Espiritismo. Los “Charlatanes”, son los que cobran dinero en el Espiritismo.


Evaluar a un Espiritista, y saber si es uno Verdadero, se necesita tener conocimiento adquirido, mediante la lectura de los Libros Codificados de Allan Kardec, Así se puede verificar la autenticidad.

Mensajes en Fotos


Body

















1/15/16

Un RESUMEN sobre los recursos del Espiritismo para sanar las Obsesiones Espirituales seria:









  • Moralización del Obsesado obteniendo su ascendencia Moral y luego al Obsesor moralizarlo.



  • Fortalecimiento de la "Voluntad" del Obsesado para que pueda Rechazar al Obsesor.



  • Oración Magnética Mental. (Grupales),



  • Magnetización del Obsesado, mediante Pases Magnéticos.



  • Educación Espirita.


Los postulados y la definición de la Filosofía Espirita antes expresada es nuestra razón de ser en esta red social. Por la naturaleza de este medio, muchas personas con diferentes corrientes de pensamiento y de diferente postura con relación al Espiritismo, pueden hacer comentarios a nuestras reflexiones. Esto nos llena de mucha satisfacción, porque ilustra claramente que el propósito de la existencia de esta página ha cometido su propósito al lograr cruzar barreras de idiomas y de pensamientos. Estamos muy claros en que nuestra filosofía es una de carácter Kardeciana y es la que promulga el deseo genuino de Dios en cuanto al comportamiento Moral de nuestra sociedad y de toda la raza humana, pero no tenemos ninguna conexión con otras corrientes de pensamiento sincretistas como lo son: Práctica de africanismo, indigenismos o ritualismos étnicos, Religiosos, folclóricos o sincréticos ni se hacen rezos, baños de plantas, consume de aguardiente o tabacos, inhalaciones toxicas, curaciones mágicas, maleficios o encantamientos y Santería.



Las obsesiones se Curan según el Espiritismo.






Excelente recurso de información según El Espiritismo, en el siguiente Libro Gratuito:








Todos están bienvenidos a comentar nuestras reflexiones, pero en nada esto significa que patrocinemos estas corrientes diferentes de pensamientos.











Queremos ser un faro, donde aquellos que desean encontrar el puerto seguro, puedan libremente acercarse al dialogo y a la comprensión. Jesús nos enseño a no hacer acepción de persona alguna, somos llamados a la comprensión y a la tolerancia con todos aquellos que aunque tengan pensamientos diferentes, siguen siendo seres humanos en el proceso de encontrar el sendero de la verdad en su camino evolutivo.












REFERENCIAS PARA ESCRIBIR ESTA REFLEXIÓN



  • El Evangelio Según El Espiritismo, Allan Kardec

  • El Libro de Los Espíritus, Allan Kardec

  • Obras Póstumas, Allan Kardec

  • Genesis

  • El Cielo Y el Infierno – Allan Kardec

  • El Libro de Los Médiums – Allan Kardec











Frank Montañez

“Soy Espírita”

Director de la Página


Soy Espirita en Facebook

Nuestro Canal Soy Espirita en Youtube

Blog de Soy Espirita

soyespirita@yahoo.com

"Soy Espirita" en Twitter

"Soy Espirita" en Google +

    No dejes de inscribirte en mi blog, así podrás recibir notificación de nuevas adiciones a mi página. Debes tener una cuenta de correo electrónico de gmail para poder hacer comentarios a los artículos y también para inscribirte en este blog. Además, si consideras que esta reflexión hoy ha sido de mucha ayuda, por favor compártela haciendo un enlace a tu muro en Facebook y no dejes de escribir un comentario para así saber que ha servido de ayuda a alguien. Gracias por leer este blog. Frank





NOTA Importante:




Si consideras que este articulo o reflexión es útil, y deseas citarnos en un artículo o nota que publiques en tu blog o en Facebook, por favor haz una mención de que obtuviste la información de un articulo nuestro ya publicado. Eso es actuar en Moral y bien común. No permitas que el atribuirte consciente o inconscientemente crédito por algo que copiaste de otro autor, afecte tu espiritualidad, y que cometas faltas que se han de acumulan a las que ya tienes.




Si me mencionas o no, no es importante para mí, pero sí; es una falta el atribuirte que la información publicada es de tu autoría al no hacer mención alguna del autor original, si no das el crédito al que originalmente lo creo, eso es propiedad intelectual y al no dar el crédito, constituye una falta de moralidad. Recomiendo que añadas al final de tu reflexión algo así:




Partes de esta reflexión ha sido tomada de un artículo publicado por Frank Montañez de “Soy Espírita” en su blog: www.soyespirita.blogspot.com




Nombre del Artículo:


Fecha Publicado:


Eso evitarás que actúes mal sin quererlo hacer, de eso se trata la Educación Espírita.






Los siguientes enlaces te conducen a estos temas ya publicados para ayudarte en tu desarrollo de educación espiritual:









































Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son mas fáciles de manejar. Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son más fáciles de manejar.




Audio Libros en Español GRATUITOS




Los invito a que descarguen los AUDIO Libros en mi blog. No hay escusas para no leer el Libro de los Espíritus y el de Los Médiums, pues pueden escucharlos narrados. Visita mi blog o simplemente dale clic al libro que ves listado a continuación.





¡VIVA EL ESPIRITÍSMO!





Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO.


Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – GÉNESIS




Espero estos enlaces te conduzcan a información que te ayude a lograr activar tu crecimiento espiritual, a través de la Transformación Moral.


________________________________________




NOTA ACLARATORIA:





Han notado que nuestras reflexiones se redactan para la Educación de nuestra filosofía, tal y como lo ilustran Los Espíritus de La Codificación Espirita dada a Allan Kardec. Muchas de estas enseñanzas lucen como que deben ser tratadas en la Casa Espírita y creo que sí; es esto correcto. Pero la mayoría de nuestros lectores no tienen acceso a Casa Espírita alguna, entonces no nos podemos quedar con las manos cruzadas esperando que Espíritus Impuros que sabiendo esta realidad se adelanten se introduzcan en los hogares de personas que con genuino interés se acercan a nuestra página buscando ayuda. Para ellos les sugiero considerar conformar un pequeño grupo de Estudios en su hogar. Así se deleitaran de las enseñanzas de los Espíritus. Estos dos enlaces te ayudaran a comenzar a conformar tu grupo de Estudio:





  • http://soyespirita.blogspot.com/2014/01/ley-de-sociedad-i-necesidad-de-la-vida.html

  • http://soyespirita.blogspot.com/2011/08/recomendaciones-para-los-nuevos-grupos.html













No demostramos compasión si no ayudamos a estas personas en estos lugares inaccesibles que no existe ninguna Casa Espírita cerca y tal vez nunca la habrá a no ser por nuestra educación por el Internet. Para muchos el desarrollo de la Mediúmnidad es tan serio que no han desarrollado aun Médiums en sus lugares de reunión. Pero eso no debe ser la norma, pues el mismo Allan Kardec nos apercibió de que esto era esencial en el desarrollo espiritual de las comunicaciones Mediúmnica.




Preferimos hacer accesible esta información para aquellos que genuinamente desean crecer espiritualmente, y yo soy el de pensar que si los deseos de estos nuevos allegados son encaminados al desarrollo de la Mediúmnidad, es preferible ayudarlos que dejarlos a expensas de Espíritus Impuros que aprovechándose del deseo más profundo de crecer espiritualmente intervengan para que esto no se logre.




Esta educación debe ser el detonador para el establecimiento de nuevos centros de reunión para nuevos allegados y esto cumple el propósito de la codificación y de la Ley de Progreso y Crecimiento espiritual a que todos tenemos derecho.









































Autenticidad de los libros Codificados por Allan Kardec según el Libro de Génesis, ¿Qué es una Opinión en el Espiritismo? y el propósito del Espiritismo con la Humanidad:





Ítem #10. Sólo los espíritus puros reciben la misión de transmitir la palabra de Dios, pues hoy sabemos que los espíritus están lejos de ser todo perfectos y que algunos intentan aparentar lo que no son, razón por la cual San Juan ha dicho: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios” (Primera Epístola Universal de San Juan Apóstol 4:1).



De modo que nadie tiene la autoridad Espiritual ni Moral de realizar cambios a los libros codificados que no sean los dueños y autores originales; "Los Espíritus".




Veamos lo que dice la introducción del Libro de Génesis, comentado y firmado por Allan Kardec y lee como sigue: Introducción, De la primera edición, publicada en enero de 1868.


“A pesar de la intervención humana en la elaboración de esta





Doctrina, la iniciativa pertenece a los espíritus, pero no a uno en especial, ya que es el resultado de la enseñanza colectiva y concordante de muchos espíritus, puesto que si se basara en la doctrina de un espíritu no tendría otro valor que el de una "opinión personal". El carácter esencial de la Doctrina y su existencia misma se basan en la uniformidad y la concordancia de la enseñanza. Por tanto, todo principio no general no puede considerarse parte integrante de la Doctrina, sino una simple opinión aislada de la cual el Espiritismo no se responsabiliza.


Es esa concordancia colectiva de opiniones, sometidas a la prueba de la lógica, la que otorga fuerza a la Doctrina Espírita y asegura su vigencia. Para que cambiase, sería necesario que la totalidad de los espíritus mudasen de opinión, es decir, que llegase el día en que negasen lo dicho anteriormente. Ya que la Doctrina emana de la enseñanza de los espíritus, para que desapareciese sería necesario que los espíritus dejasen de existir. Y es por eso que esta Doctrina prevalecerá siempre sobre los demás sistemas personales, que no poseen, como ella, raíces por doquier. El Libro de los Espíritus ha consolidado su prestigio porque es la expresión de un pensamiento colectivo y general.”

Firmado por Allan Kardec.






El Libro de Génesis, escrito por Allan Kardec nos indica lo siguiente tambien:


Ítem #40. El Espiritísmo presenta, como ha sido demostrado (cap. I, n.º 30), todos los caracteres del Consolador prometido por Jesús. No es, en absoluto, una doctrina individual, una concepción humana; nadie puede decirse su creador (Pues sus creadores fueron los Espíritus). Es el fruto de la enseñanza colectiva de los espíritus presididos por el Espíritu de Verdad. No suprime nada del Evangelio: lo completa y aclara. Con la ayuda de las nuevas leyes que revela, en unión con las de la ciencia, hace comprender lo que era ininteligible y admitir la posibilidad de aquello que la incredulidad tenía inadmisible. Hubo precursores y profetas que presintieron su llegada. Por su poder moralizador, prepara el reino del bien sobre la Tierra.


La doctrina de Moisés, incompleta, terminó circunscrita al pueblo judío; la de Jesús, más completa, se extendió a toda la Tierra mediante el cristianismo, pero no convirtió a todos; el Espiritismo, más completo aún, con raíces en todas las creencias, convertirá a la Humanidad.1


1. Todas las doctrinas filosóficas y religiosas llevan el nombre de la individualidad fundadora, por lo que se dice: el Mosaísmo, el Cristianismo, el Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, etc. La palabra Espiritismo, por el contrario, no involucra a ninguna persona en especial; pero sí define a una idea general que indica, al mismo tiempo, el carácter y la fuente múltiple de la Doctrina. [N. de A. Kardec.]






Claramente Allan Kardec y El Espíritu de verdad que dictó los Libros Codificados que el Espiritísmo, más completo aún, es con raíces en TODAS LAS CREENCIAS y la fuente múltiple de la doctrina, refiriéndose a que con Moisés la Doctrina fue incompleta y la de Jesús se extendió mediante el Cristianismo, pero no convirtió a todos, por lo tanto es hoy que el Espiritísmo ha de ser de todos, todas las doctrinas religiosas, "Mosaísmo, Cristianismo, Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, y yo ando los Musulmanes, los Hinduistas, los Ateos, los Laicos, los de Joaquín Trincado, los Santeros, Umbanda, en fin a "TODOS", es más incluyo, hasta los extraterrestres, Todos adelantaran sus Espíritus mediante las enseñanzas del Espiritísmo.



En el libro de Obras Póstumas, Allan Kardec, luego de haber dedicado 13 años a la Codificación Espírita, y haber codificado y publicado los 5 Libros Básicos, dijo lo siguiente refiriéndose al Espiritismo:



EL ESPIRITÍSMO NO ES UNA RELIGIÓN Constituida…



El espiritismo es una doctrina filosófica que tiene consecuencias religiosas como toda filosofía espiritualista y por esto mismo toca forzosamente las bases fundamentales de todas las religiones: Dios, el alma y la vida futura; pero no es una religión constituida, dado que no tiene culto, rito ni templo, y que entre sus adeptos ninguno ha tomado ni recibido titulo de sacerdote o sumo sacerdote. Estas calificaciones son pura invención de la crítica.


Obras Póstumas – Allan Kardec







TODOS SOMOS MÉDIUMS





Libro de Los Mediums - Sobre los Médiums - X




Todos los hombres son médiums, todos tienen un Espíritu que los orienta hacia el bien, en caso de que sepan escucharlo. Ahora bien, poco importa que algunos se comuniquen directamente con él a través de una mediumnidad especial, y que otros sólo lo escuchen a través de la voz del corazón y de la inteligencia, pues no deja de ser su Espíritu familiar quien los aconseja. Llamadlo espíritu, razón o inteligencia: en todos los casos es una voz que responde a vuestra alma y os dicta buenas palabras. Sin embargo, no siempre las comprendéis. No todos saben proceder de acuerdo con los consejos de la razón, no de esa razón que se arrastra y repta más de lo que camina, que se pierde en la maraña de los intereses materiales y groseros, sino de esa razón que eleva al hombre por encima de sí mismo y lo transporta a regiones desconocidas. Esa razón es la llama sagrada que inspira al artista y al poeta, el pensamiento divino que eleva al filósofo, el impulso que arrebata a los individuos y a los pueblos. Razón que el vulgo no puede comprender, pero que eleva al hombre y lo aproxima a Dios más que ninguna otra criatura; entendimiento que sabe conducirlo de lo conocido a lo desconocido, y le hace realizar las cosas más sublimes. Escuchad, pues, esa voz interior, ese genio bueno que os habla sin cesar, y llegaréis progresivamente a oír a vuestro ángel de la guarda, que desde lo alto del cielo os tiende la mano. Repito: la voz íntima que habla al corazón es la de los Espíritus buenos, y desde ese punto de vista todos los hombres son médiums.




Channing






Libro de Los Mediums - Capt. XVII


Amigos míos, permitidme que os dé un consejo, dado que avanzáispor un terreno nuevo, y si seguís la ruta que os indicamos no osextraviaréis. Se os ha dicho una gran verdad, que deseamos recordaros: el espiritismo es sólo una moral, y no debe salirse de los límites de la filosofía, ni más ni menos, salvo que quiera caer en el dominio de la curiosidad.


Dejad de lado las cuestiones científicas, pues la misión de los Espíritus no es resolverlas, ahorrándoos el esfuerzo de las investigaciones.


"Tratad antes de mejoraros, pues de ese modo progresaréis realmente".


San Luis






Mapa de Visitas

Horarios en comparación a Chicago