jueves, 10 de abril de 2014

Trastornos Mentales no existen porque no se sabe que lo produce ni se sabe la Cura, son “Obsesiones Espirituales" Según el Espiritismo, porque se sabe que las produce y sabemos cómo Curarlas – Soy Espírita

Deficiencia de Serotonina
Tenemos a la disposición el Espiritismo ¿Por qué los Espiritistas lo han dejado de lado, con justificaciones infundadas de desequilibrios que se deben a la deficiencia de "serotonina" y que solamente pueden ser aliviados tomando fármacos que trastornan la mente, como los antidepresivos?. 
 "no existe 'ninguna prueba contundente de laboratorio que determine la existencia de un desequilibrio químico en el cerebro".






Nota Importante: 

No deje sus medicamentos de súbito, es muy perjudicial hacerlo, deberá seguir instrucciones de su médico. Es muy peligroso desengancharse de repente.

No soy médico, No puedo intervenir en tu tratamiento médico, ni tus medicamentos. Pero la forma más segura de lograr tener éxito y retomar tu vida de un régimen de drogas psicotrópicas es lograr por tu propia voluntad el desengancharte. La Oración es un gran recurso y nos ha dado muy buenos resultados.

Este video es muy instructivo sobre la información disponible de los medicamentos psiquiátricos.
IMPORTANTE : Desengancharse de solo una droga, puede llevar meses, ver minuto 2:42:46 de este vídeo
http://youtu.be/2z03DR915VE


Del Libro: QUÉ ES EL ESPIRITISMO

Allan Kardec se encargo de dejar en claro la diferencia entre la locura patológica y la obsesión. En si libro ¿Qué es el Espiritismo?, lo estableció sin lugar a dudas.

“No debe confundirse la locura patológica, con la obsesión. Ésta no procede de ninguna lesión cerebral, sino de la subyugación ejercida por los espíritus maléficos sobre ciertos individuos, y tiene, a veces, las apariencias de la locura propiamente dicha. Esta afección, que es muy frecuente, es independiente de la creencia en el Espiritismo y ha existido en todos los tiempos. En este caso, la medicina general es impotente y hasta nociva. El Espiritismo, haciendo conocer esta nueva causa de turbación en el estado del ser, ofrece, al mismo tiempo, el medio de curarla obrando no en el enfermo, sino en el Espíritu obsesor. Es el remedio y no la causa de la enfermedad.

Escollos de los médiums
70. Uno de los mayores escollos de la Mediúmnidad es la obsesión, es decir, el dominio que pueden ejercer ciertos espíritus sobre los médiums, imponiéndoseles con nombres apócrifos e impidiéndoles comunicar con otros espíritus. Es al mismo tiempo un escollo para el observador novicio e inexperto que, no conociendo los caracteres de este fenómeno, puede ser engañado por las apariencias, como el que, no sabiendo medicina, puede hacerse ilusiones sobre la causa y la naturaleza del mal. Si en este caso es inútil el estudio anticipado al observador, al médium le es indispensable, porque le proporciona medios de prevenir un inconveniente que podría tener para él consecuencias desagradables. Por esta razón no recomendaremos nunca bastante el estudio, antes de entregarse a la práctica. (El Libro de los Médiums, cap. XXIII.)

71. La obsesión presenta tres grados bien caracterizados: la obsesión simple, la fascinación y la subyugación. En la primera, el médium tiene conciencia perfecta de que no obtiene nada bueno; no se hace ilusión alguna sobre la naturaleza del Espíritu que se obstina en manifestársele y de quién desea deshacerse. Este caso no ofrece ninguna gravedad: es un sencillo contratiempo y el médium queda libre cesando de escribir momentáneamente. El Espíritu, cansado de que no se le oiga, acaba por retirarse. La fascinación obsesional es mucho más grave, porque el médium está completamente fascinado. El Espíritu que le domina se apodera de su confianza hasta paralizar su propio juicio respecto de las comunicaciones, y hasta hacerle encontrar sublime lo más absurdo. El carácter distintivo de este género de obsesión es el de provocar en el médium una excesiva susceptibilidad, haciéndole que no encuentre bueno, justo y verdadero, más que lo que él escribe, y rechazar, hasta tomar con desagrado, todo consejo u observación crítica. Le induce también a malquistarse con sus amigos antes de convenir en que es engañado, a concebir celos de los otros médiums, cuyas comunicaciones son juzgadas mejores que las suyas, a querer imponerse en las reuniones espiritistas, de las que se aleja cuando no puede dominar. Llega en fin a sufrir una dominación tal, que el Espíritu puede arrastrarle a las más ridículas y comprometedoras determinaciones.

72. Uno de los caracteres distintivos de los malos espíritus es el de imponerse; dan órdenes y quieren ser obedecidos. Los buenos no se imponen nunca: dan consejos, y si no se les escucha, se retiran. De esto resulta que la impresión de los malos espíritus es casi siempre penosa, fatiga y produce una especie de malestar; a menudo provoca una agitación febril, movimientos bruscos y desenfrenados; la de los buenos espíritus es, por el contrario, apacible, suave y produce un verdadero bienestar.

73. La subyugación obsesional, designada en otro tiempo con el nombre de posesión, es una coacción física producida siempre por espíritus de la peor especie y que puede hasta neutralizar el libre albedrío. Se limita, a menudo, a simples impresiones desagradables; pero provoca a veces movimientos desordenados; actos de insensatez, gritos y palabras incoherentes o injuriosas cuya ridiculez conoce de vez en cuando, aunque sin poder evitarlas, aquel que es víctima de semejante situación. Este estado difiere esencialmente de la locura patológica, con la cual se la confunde sin motivo, porque no presentan ninguna lesión orgánica, y siendo diferente la causa, los medios curativos deben ser otros. Aplicando gárgolas y tratamientos corporales, se logra hacer a menudo una verdadera locura de lo que era una causa moral.

74. En la locura propiamente dicha la causa del mal es interior. Es preciso, pues, procurar restablecer el organismo a su estado normal; en la subyugación la causa del mal es exterior, y es preciso librar al enfermo de un enemigo invisible, oponiéndole no remedios, sino una fuerza moral superior a la suya. La experiencia prueba que en semejante caso los exorcismos no han producido nunca ningún resultado satisfactorio, y que más bien han agravado que mejorado la situación. Indicando la verdadera causa del mal, sólo el Espiritismo puede dar los medios para combatirlos. Es preciso, en cierto modo, educar moralmente al espíritu obsesor, y por consejos sabiamente dirigidos se logra hacerle mejor y renunciar voluntariamente a atormentar al enfermo, quedando así libre el paciente. (El Libro de los Médiums, núm. 279.)

279. El ascendiente sobre los Espíritus inferiores sólo se ejerce a través de la superioridad moral. Los Espíritus perversos reconocen la autoridad de los hombres de bien. En cambio, contra quien sólo les opone la energía de la voluntad, que es una especie de fuerza bruta, los Espíritus perversos luchan y suelen ser los más fuertes. En cierta ocasión, alguien trataba de dominar a un Espíritu rebelde mediante la exclusiva acción de su voluntad, y recibió la siguiente respuesta: Déjame en paz con esos aires de fanfarrón, pues no vales más que yo. ¿Qué se diría de un ladrón que predicase moral a otro ladrón? Algunos se asombran de que el nombre de Dios, invocado contra los Espíritus malos, por lo general no produzca ningún efecto.

San Luis explicó la causa de ese hecho en la respuesta siguiente:
“El nombre de Dios sólo ejerce influencia sobre los Espíritus imperfectos cuando aquel que lo pronuncia puede valerse de ese nombre con autoridad, en función de las virtudes que posee. Cuando lo pronuncia alguien que no tiene ninguna superioridad moral, es una palabra como cualquier otra. Lo mismo sucede con las cosas sagradas, con las que se trata de dominar a esos Espíritus. El arma más poderosa se vuelve inofensiva en manos inexpertas o incapaces de manejarla.”

75. Ordinariamente la subyugación obsesional es individual; pero cuando una muchedumbre de malos espíritus se cierne sobre una población, puede tener un carácter epidémico. Un fenómeno de esta naturaleza tuvo lugar en tiempo de Cristo. Sólo una poderosa superioridad moral podía abatir aquellos seres malhechores, designados entonces con el nombre de demonios, y devolver la calma a sus víctimas. (1)

76. Un hecho importante, que debemos considerar, es que la obsesión es independiente de la Mediúmnidad, y que se la encuentra en todos los grados, principalmente en el último, en una multitud de individuos que nunca han oído hablar de Espiritismo. En efecto, habiendo existido en todo tiempo los espíritus, han debido ejercer en todo tiempo la misma influencia. La Mediúmnidad no es una causa, sino una manera de manifestarse aquélla, por lo cual puede decirse con certeza, que todo el médium obsesado ha debido sufrir de algún modo, y a menudo en los actos más vulgares de la vida, los resultados de esta influencia, y que sin la Mediúmnidad se traduciría por otros efectos atribuidos a menudo a esas enfermedades misteriosas, que resisten a todas las investigaciones de la medicina. Por la Mediúmnidad el Espíritu malhechor descubre su presencia; sin la Mediúmnidad es un enemigo oculto del que no se sospecha.

77. Los que no admiten nada fuera de la materia no pueden admitir causas ocultas; pero cuando la ciencia haya salido de la vía materialista, reconocerá en la acción del mundo invisible que nos rodea y en medio del cual vivimos, una potencia que reacciona tanto sobre las cosas físicas como sobre las morales. Este será un nuevo sendero abierto al progreso y la clave de una multitud de fenómenos mal comprendidos.

78. Como la obsesión no puede ser nunca producto de un buen Espíritu, es punto esencial el de saber conocer la naturaleza de los que se presentan. El médium no instruido puede ser engañado por las apariencias, mientras que el que está prevenido espía las señales menos sospechosas, y el Espíritu concluye por alejarse cuando ve que nada consigue. El conocimiento anticipado de los medios de distinguir los buenos de los malos espíritus es, pues, indispensable al médium que no quiere exponerse a ser cogido en el lazo. No lo es menos para el simple observador, que puede por este medio apreciar el valor de lo que ve u oye. (El Libro de los Médiums, cap. XXIV.)
1. Una epidemia semejante se cebó durante muchos años en un lugar de la Alta Saboya.

RESUMEN: En la locura propiamente dicha la causa del mal es interior. Es preciso, pues, procurar restablecer el organismo a su estado normal; en la subyugación la causa del mal es exterior, y es preciso librar al enfermo de un enemigo invisible, oponiéndole no remedios, sino una fuerza moral superior a la suya.

Nota de Frank:
“El mejor antidepresivo es hacer ejercicio, así que levántese de su silla y haga ejercicio que ese es el mejor antidepresivo. No cuesta nada, es saludable y no tiene efectos secundarios. Nos han engañado toda la vida, Has malgastado tu dinero, y hoy estas peor tomando pastillas anti depresivos. Mira lo que dice una profesional de la Salud, Doctora que trabajó por 15 años con la industria farmacéutica, exponiendo el fraude. No seas más una víctima. Haz ejercicio y cúrate tu mismo.”



Entonces; amigos Espíritas, estamos olvidando que los supuestos "Trastornos Mentales", no lo son, sino que son "Obsesiones Espirituales" y el Espiritismo tiene la forma de tratar y erradicar las Obsesiones.

Cualquier Espírita que niegue las herramientas que ofrece el Espiritismo como las que menciono a continuación, le hacen un flaco servicio de divulgación del Espiritismo:

Todas estas actividades, nos ayudan en la erradicación de las Obsesiones Espirituales:
  • La Moralización,
  • El fortalecimiento de la Voluntad del Obsesado para decirle "Basta ya al Espíritu Obsesor",
  • Oración Magnética Mental, para fortalecer la Voluntad y para buenas insinuaciones.
  • La Educación Espírita tanto al Obsesor como al obsesado,
  • Educación de los familiares o co-dependientes de los obsesados.
    Estos recursos serán lo que logran erradicar la Obsesión Espiritual
    La informacióaquí publicada tiene el propósito de sustentar mi mensaje de que los llamados "Trastornos Mentales", que los médicos no pueden determinar que los produce y como se curan, y que el Espiritismo por más de 157 años tiene la informacion de que es lo que produce los llamados "Trastornos Mentales" y además, sabemos como mediante terapias basándonos en la "Voluntad" del individuo, puedan aliviarse estas condiciones que sabemos son "Obsesiones Espirituales.

    Esto no aplica a personas que por sus convicciones religiosas, no permiten ayuda y cierran sus mentes a sus creencias y por lo tanto no ejerce su buena voluntad para ayudarse en el tratamiento de desobsesion.  la "Voluntad" y su deseo de hacer el bien son los elementos necesarios para lograr éxito.


    Pero si la persona tiene una condición de incapacidad fisica que imposibilita ayudarlo porque no puede razonar por si mismo por su grado de retardación mental, esto no es una Obsesión, entonces solo nos queda la fe razonada y el deseo infinito que todo Espirita debe tener para ayudar en compasión a sus semejantes, y es en amor que tambien podemos obtener resultados en beneficio de ellos. No todos los que que tienen incapacidades físicas están obsesionados.  


    Nuestra información se ofrece voluntariamente a los interesados, no existe ninguna motivación económica, es solo educacion gratuita. que bajo ninguna circunstancia, yo; el Autor de este articulo, ni induzco, ni instruyo, ni solicito, ni menos obligo a que las personas que son tratadas con medicamentos antidepresivos, dejen de tomar sus medicamentos, tampoco a que no se sigan las instrucciones médicas a los que están en tratamientos con profesionales cualificados en los diferentes países. Solo les sugiero, rechazar con su voluntad la influencia de esos Malos Espíritus, y que a la vez hayan conformado su comportamiento hacia el Bien Común.  Todo individuo que voluntariamente acceda a comenzar a entender el mundo Espiritual, mediante la educacion Espirita, podra tener éxito en esta busque de su libertad espiritual. 


    La informacion incluida aquí para indicar lo que se ha publicado sobre los llamados "Trastornos Mentales" ha sido extraída de lo que ya esta públicamente publicado en las redes sociales como, Wikipedia, Youtube, Facebook, o reportes publicados sobre el tema.


    Dado que la informacion compartida en los vídeos que produzco, como en los artículos que publico son gratuitos al publico, son accesible del mismo modo gratuito a los interesados.  Son innumerable los casos que voluntariamente han considerado estos recursos y el porcentaje de éxito es extraordinario y positivo.




    Lo que aquí presentamos son hechos que han sido fuentes de publicaciones ya plenamente difundidos en el mundo de las comunicaciones.


    Algunos argumentos que he hecho referencia son:

    • "No existen pruebas contundentes que establezcan la relación de los niveles de "Serotonina" con los llamados "Trastornos Mentales".
    • No se le requiere a ningun paciente a ser sometido a pruebas de laboratorio que determinen los niveles de "Serotonina" que se puedan conectar con las enfermedades que se mencionan, antes de ser sometidos a un régimen de medicamentos.
    • Testimonios grabados en vídeos de médicos que certifican que no existe causas ni cura a las enfermedades mentales catalogadas como "Trastornos Mentales" listados en el DSM, Manual de Enfermedades Mentales.
    • Las advertencias de efectos secundarios mencionadas en mi vídeo y en este articulo, son listadas como efectos secundarios a los pacientes que consumen estos medicamentos antidepresivos.
    • Las personas que deciden ejercer su voluntad, utilizando su "Libre Albedrío"lo hacen voluntariamente, cuando desean ser aliviados ellos mismos, siempre tienen la opción de continuar con su régimen de pastillas que ellos mismos hayan decidido dejar de consumir, por falta de dinero o por cualquier otra causa y las misma opciones de visitar su medico las veces que lo deseen.
    • Las referencias del Espiritismo que usamos para aliviar a los que padecen las "Obsesiones Espirituales", están a la disposición gratuitas al alcance de todos los interesados.
    • Las terapias que recomiendo se resumen en lo siguiente:
    Toda persona de cualquier parte del mundo que desee esta informacion, la puede obtener en mis artículos y en mis vídeos

    Comenzaré mencionado la definición de lo que es una Depresiónsegún publicado en WIKIPEDIA.

    Depresión

    De Wikipedia, la enciclopedia libre
    Saltar a: navegación, búsqueda
    Para otros usos de este término, véase Depresión (desambiguación).

    Depresión

    La tristeza es un sentimiento que se manifiesta en todos los seres humanos en determinadas ocasiones, pero la depresión es una enfermedad mental, la cual se caracteriza por provocar anhedonia (incapacidad para disfrutar), sentimientos de tristeza y abatimiento patológicos, entre otros. La imagen representa el estado de ánimo disfórico y la perspectiva de la vida que tiene una persona con depresión.
    Clasificación y recursos externos


    La depresión (del latín depressio, que significa «opresión», «encogimiento» o «abatimiento») es el diagnóstico psiquiátrico que describe un trastorno del estado de ánimo, transitorio o permanente, caracterizado por sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad, además de provocar una incapacidad total o parcial para disfrutar de las cosas y de los acontecimientos de la vida cotidiana (anhedonia). Los desórdenes depresivos pueden estar, en mayor o menor grado, acompañados de ansiedad. Esta alteración psiquiátrica, en algunos casos, puede constituir una de las fases del trastorno bipolar.

    El término médico hace referencia a un síndrome o conjunto de síntomas que afectan principalmente a la esfera afectiva: la tristeza patológica, el decaimiento, la irritabilidad o un trastorno del humor que puede disminuir el rendimiento en el trabajo o limitar la actividad vital habitual, independientemente de que su causa sea conocida o desconocida. Aunque ése es el núcleo principal de síntomas, la depresión también puede expresarse a través de afecciones de tipo cognitivo, volitivo o incluso somático. En la mayor parte de los casos, el diagnóstico es clínico, aunque debe diferenciarse de cuadros de expresión parecida, como los trastornos de ansiedad. La persona aquejada de depresión puede no vivenciar tristeza, sino pérdida de interés e incapacidad para disfrutar las actividades lúdicas habituales, así como una vivencia poco motivadora y más lenta del transcurso del tiempo. Su origen es multifactorial, aunque hay que destacar factores desencadenantes tales como el estrés y sentimientos (derivados de una decepción sentimental, la contemplación o vivencia de un accidente, asesinato o tragedia, el trastorno por malas noticias, pena, y el haber atravesado una experiencia cercana a la muerte). También hay otros orígenes, como una elaboración inadecuada del duelo (por la muerte de un ser querido) o incluso el consumo de determinadas sustancias (abuso de alcohol o de otras sustancias tóxicas) y factores de predisposición como la genética o un condicionamiento educativo. La depresión puede tener importantes consecuencias sociales y personales, desde la incapacidad laboral (ya que se puede presentar un agotamiento que se verá reflejado en la falta de interés hacia uno mismo, o incluso el desgano para la productividad, lo cual no solo afectará a quien está pasando por la depresión, sino también a quienes lo rodean) hasta el suicidio. Desde la biopsiquiatría, a través de un enfoque farmacológico, se propone el uso de antidepresivos. Sin embargo, los antidepresivos sólo han demostrado ser especialmente eficaces en depresión mayor/grave (en el sentido clínico del término, no coloquial).[1]

    El término en psicología de conducta (ver terapia de conducta o modificación de conducta) hace referencia a la descripción de una situación individual mediante síntomas. La diferencia radica en que la suma de estos síntomas no implica en este caso un síndrome, sino conductas aisladas que pudieran si acaso establecer relaciones entre sí (pero no cualidades emergentes e independientes a estas respuestas). Así, la depresión no sería causa de la tristeza ni del suicidio, sino una mera descripción de la situación del sujeto. Pudiera acaso establecerse una relación con el suicidio en un sentido estadístico, pero tan sólo como una relación entre conductas (la del suicidio y las que compongan el cuadro clínico de la depresión). Es decir, en este sentido la depresión tiene una explicación basada en el ambiente o contexto, como un aprendizaje desadaptativo.

    Los principales tipos de depresión son:
    • Trastorno depresivo mayor.
    • Trastorno distímico.
    • Trastorno ciclotímico.
    • Trastorno afectivo estacional.
    • Depresión bipolar.
    El trastorno depresivo mayor, el distímico y ciclotímico son las formas más comunes de depresión, el trastorno distímico y ciclotímico son más crónicos, con una tristeza persistente durante al menos dos años. El trastorno afectivo estacional tiene los mismos síntomas que el trastorno depresivo mayor, en lo que difiere es que se produce en una época del año, suele ser el invierno. La depresión bipolar es la fase depresiva de un trastorno llamado trastorno Bipolar.[2]

    Historia

    Artículo principal: Historia de la depresión
    Conocida en sus inicios con el nombre de melancolía (del griego clásico μέλας, 'negro' y χολή, 'bilis'), la depresión aparece descrita o referenciada en numerosos escritos y tratados médicos de la Antigüedad. El origen del término se encuentra, de hecho, en Hipócrates, aunque hay que esperar hasta el año 1725, cuando el británico Sir Richard Blackmore rebautiza el cuadro con el término actual de depresión.[3] Hasta el nacimiento de la psiquiatría moderna, su origen y sus tratamientos alternan entre la magia y una terapia ambientalista de carácter empírico (dietas, paseos, música, etc.) pero, con el advenimiento de la Controversia de la biopsiquiatría y el despegue de la psicofarmacología, pasa a ser descrita como acaso una enfermedad más. Su alta prevalencia y su relación con la esfera emocional la han convertido, a lo largo de la historia, en frecuente recurso artístico e incluso en bandera de movimientos culturales como el romanticismo.

    Etiología

    Molécula de Serotonina. El eje serotonina-dopamina parece cumplir un papel fundamental en el desarrollo de los trastornos depresivos. En este descubrimiento se funda el efecto de los modernos antidepresivos, inhibidores de la recaptación de serotonina.

    El origen de la depresión es complejo, ya que en su aparición influyen factores genéticos, biológicos y psicosociales.

    Hay evidencias de alteraciones de los neurotransmisores, citoquinas y hormonas que parecen modular o influir de forma importante sobre la aparición y el curso de la enfermedad.[4] [5] La psiconeuroinmunología ha evidenciado trastornos en el eje hipotálamo-hipofisario-adrenal relacionados con los neurotransmisores, así como alteraciones inmunológicas asociadas a citoquinas en el trastorno depresivo mayor (por ejemplo, se reducen el número de transportadores de serotonina en linfocitos de sangre periférica de pacientes deprimidos).[6] Esto parece apuntar a una fuerte relación entre la serotonina y el sistema inmune en esta psicopatología.
    Sin embargo, se puede destacar que aún no se ha descubierto alguna alteración biológica estable y común en todas las personas con depresión; es decir, ningún marcador biológico, por lo que no podemos hablar de enfermedad en su sentido literal. Por esta razón se establecen otros términos que no implican "enfermedad" en su sentido más clásico, sino hablamos de un trastorno mental, enfermedad mental o una psicopatología.

    Por ejemplo, la alteración en el eje hipotálamo-hipofisario-adrenal puede ser interpretada como un correlato biológico (correlación), pero no necesariamente implica una explicación del hipotético síndrome. La alteración funcional en el eje puede o no aparecer en una persona deprimida, ya sea antes, durante o después. La relación correlacional supone que "tener depresión" es más probable durante la alteración en dicho eje, pero esta diferencia orgánica es estadística y no sirve para diagnosticar; es decir, no puede ser considerada un marcador biológico de enfermedad.

    Algunos tipos de depresión tienden a afectar a miembros de la misma familia, lo cual sugeriría que se puede heredar una predisposición biológica.[7] [8] En algunas familias la depresión severa se presenta generación tras generación. Sin embargo, la depresión severa también puede afectar a personas que no tienen una historia familiar de depresión.

    Las personas con poca autoestima se perciben a sí mismas y perciben al mundo en forma pesimista. Las personas con poca autoestima y que se abruman fácilmente por el estrés están predispuestas a la depresión. No se sabe con certeza si esto representa una predisposición psicológica o una etapa temprana de la enfermedad.

    Desde la psicología de conducta, se entendería que la autoestima y la depresión suponen ambas descripciones de aprendizajes adquiridos, siendo la causa de la depresión principalmente social, es decir, aprendida. Por ejemplo, la evitación y el condicionamiento han demostrado tener un papel fundamental en la adquisición y mantenimiento de este problema.

    En los últimos años, la investigación científica ha demostrado que algunas enfermedades físicas pueden acarrear problemas mentales. Enfermedades tales como los accidentes cerebro-vasculares, los ataques del corazón, el cáncer, la enfermedad de Parkinson y los trastornos hormonales pueden llevar a una enfermedad depresiva. La persona enferma y deprimida se siente apática y sin deseos de atender sus propias necesidades físicas, lo cual prolonga el periodo de recuperación. La pérdida de un ser querido, los problemas en una o en muchas de sus relaciones interpersonales, los problemas económicos o cualquier situación estresante en la vida (situaciones deseadas o no deseadas) también pueden precipitar un episodio depresivo. Las causas de los trastornos depresivos generalmente incluyen una combinación de factores genéticos, psicológicos y ambientales. Después del episodio inicial, otros episodios depresivos casi siempre son desencadenados por un estrés leve, e incluso pueden ocurrir sin que haya una situación de estrés.

    En todo caso, la depresión es descrita desde la medicina con una serie de síntomas. Así, cualquier problema psicológico que cumpla esos criterios pudiera ser diagnosticable como depresión. Ya sea un problema de neurodegeneración, ya sea aprendida, en todos los casos hablaríamos del síndrome. Si bien, el diagnóstico médico debe indicar si es de origen neuroanatómico, hormonal o psicológico. Debe aclararse a este aspecto que las hipótesis biológicas anteriormente mencionadas se referían al psicológico; muy distinto al párrafo anterior, que se refería a problemas neuroanatómicos o endocrinos mejor conocidos, como por ejemplo alteraciones en la glándula tiroides.
    Es decir, aún no se ha encontrado ningún marcador biológico de la depresión, de modo que ninguna de las alteraciones biológicas atribuidas a la depresión puede ser usada para el diagnóstico de enfermedad. Se habla por tanto de psicopatología, que puede ser descrita en un cuadro clínico (nosología).


    A pesar de la definición dada sobre la DEPRESIÓN Y LAS INDICACIONES DE LOS SÍNTOMAS Y LOS TRATAMIENTOS RECOMENDADOS, el Espiritismo ofrece información importante para el tratamiento de de "Obsesiones Espirituales"

    Comencemos con un resumen sobre la Obsesión en el Libro de Obras Póstumas de Allan Kardec.  Constituye un resumen de todos los Libros Codificados. Veamos:

    7. De la Obsesión y de la Posesión
    56. La obsesión es el dominio que los malos Espíritus ejercen sobre ciertas personas, con el fin de enseñorearse de ellas y someterlas a su voluntad por el placer que experimentan causando daño. Cuando un Espíritu bueno, o malo, quiere obrar sobre un individuo, lo envuelve, digámoslo así, con su periespíritu cual si fuere una capa; entonces, penetrándose los dos fluidos, los dos pensamientos y las dos voluntades se confunden, y el Espíritu puede entonces servirse de ese cuerpo como del suyo propio, haciéndole obrar a su voluntad, hablando, escribiendo o dibujando: así son los médiums. Si el Espíritu es bueno, su acción es dulce, benéfica y no hace hacer sino cosas buenas; si es malo, las hace hacer malas. Si es perverso e inicuo, arrastra a la persona cual si la tuviera dentro de una red, paraliza hasta su voluntad, y aún su juicio, el cual apaga bajo su fluido como cuando se apaga el fuego con un baño de agua; le hace pensar, obrar por él; le obliga a cometer actos extravagantes a pesar suyo; en una palabra, le magnetiza, le produce la catalepsia moral, y entonces el individuo se convierte en ciego instrumente de sus gustos. Tal es la causa de la obsesión, de la fascinación y de la subyugación vulgarmente llamada posesión. Es necesario observar que en este estado, el individuo tiene a menudo conciencia de que lo que hace es ridículo, pero esta forzado a hacerlo como si un hombre más vigoroso que él, le hiciera mover contra su voluntad, sus brazos, sus piernas y su lengua. 
    57. Como en todo tiempo han existido Espíritus en todo tiempo han representado el mismo papel, porque este papel está en la naturaleza; y la prueba es el gran número de personas obsesadas, o poseídas si se quiere, que había antes de tratarse de los Espíritus, o que hay en nuestros días entre quienes no han oído hablar nunca de Espiritismo ni de médiums. La acción de los Espíritus, buena o mala, es, pues, espontánea; la de los malos produce un sinnúmero de perturbaciones en la economía moral y aun en la física, porque ignorando la verdadera causa es atribuida a causas erróneas. Los malos Espíritus son enemigos invisibles, tanto más peligrosos, cuanto menos su acción se ha sospechado. Habiéndolos el Espiritismo descubierto, viene a revelar una nueva causa de ciertos males de la humanidad; conocida la causa, no se procurará combatir el mal por medios que ya se creen inútiles para lo sucesivo, y se buscarán otros más eficaces. ¿Qué es, pues, lo que ha hecho descubrir esta causa? La Mediúmnidad; por la Mediúmnidad es como esos enemigos ocultos han hecho traición a su presencia, ella ha sido para con ellos, lo que el microscopio para los infinitamente pequeños: ha revelado todo un mundo. El Espiritismo no ha traído los malos Espíritus; ha descorrido el velo que los cubría y ha dado los medios de paralizar su acción y, por consiguiente, los de alejarlos. No ha traído, pues, el mal, puesto que éste siempre ha existido; al contrario, ha traído el remedio al mal, al mostrar la causa. Una vez reconocida la acción del mundo invisible, se tendrá la clave de una infinidad de fenómenos incomprensibles; y la ciencia, enriquecida con esta nueva luz, verá abrirse delante de ella nuevos horizontes. ¿Cuándo llegará esto? Cuando no se profese más el materialismo, pues el materialismo detiene su vuelo y le pone una barrera insuperable.
    58. Habiendo malos Espíritus que obsesan y buenos que protegen, se pregunta si los malos Espíritus son más poderosos que los buenos. No es el buen Espíritu el que es más débil, es el médium que no es bastante fuerte para sacudir la capa que le ha sido echada encima, para desasirse de los brazos que le oprimen y entre los cuales, preciso es decirlo, algunas veces se halla complacido. En este caso, se comprende que el buen Espíritu no puede ocupar este lugar, puesto que se prefiere a otro. Admitamos ahora el deseo de desembarazarse de esa envoltura fluídica, de la cual esta penetrada la suya, como un vestido esta penetrado por la humedad; el deseo no bastaría. 
     La voluntad no siempre será suficiente. Se trata de luchar con un adversario; pues cuando dos hombres luchan cuerpo a cuerpo, el que tiene más fuerza muscular es el que da en tierra con el otro. Con un Espíritu es preciso luchar, no cuerpo a cuerpo, sino Espíritu a Espíritu, y en este caso también vence el más fuerte; aquí la fuerza está en la autoridad que se puede tomar sobre el Espíritu, y esta autoridad esta subordinada a la superioridad moral.
    Esta superioridad es como el sol que disipa la niebla con el poder de sus rayos. Esforzarse en ser bueno, ser mejor, si se es ya bueno, purificarse de las imperfecciones, en una palabra, elevarse moralmente lo más posible: tal es el medio de adquirir el poder de mandar a los Espíritus inferiores para separarlos; de otro modo se ríen de vuestros mandatos. (El Libro de los Médiums, Nº 252 y 279). Ahora bien; se dirá, ¿por qué los Espíritus protectores no les mandan retirarse? Sin duda pueden hacerlo y algunas veces lo verifican; pero permitiendo la lucha, dejan también el mérito de la Victoria; si permiten el desembarazarse de ellos a personas merecedoras, hasta cierto punto, de su apoyo, es para probar su perseverancia y hacerles adquirir más fuerza en el bien, que para ellas esto es una especie de gimnasia moral. Ciertas personas, sin duda, preferirían otra receta más fácil para arrojar los malos Espíritus, como por ejemplo, el decir ciertas palabras o hacer ciertos signos, lo cual sería más cómodo que corregirse de los defectos. Lo sentimos, pero no conocemos ningún procedimiento para vencer a un enemigo cuyo ser es más fuerte que él. Cuando se está enfermo, es menester resignarse a tomar una medicina, por amarga que sea; pero también cuando se ha tenido el valor de beberla, ¡qué bien se encuentra uno y que fuerte se es! Es necesario, pues, persuadirse de que no hay, para llegar a ese fin, ni palabras sacramentales, ni formulas, ni talismanes, ni signo material alguno. Los malos Espíritus se ríen de ellos y se complacen a menudo en indicarlos, y tienen siempre cuidado de llamarlos infalibles para mejor captarse la confianza de aquellos de quienes pretenden abusar; porque entonces, estos, confiando en la virtud del proceder, se entregan a él sin temor. Antes de esperar dominar a los malos Espíritus, es menester dominarse a sí mismo. De todos los medios para adquirir fuerza para conseguirlo, el más eficaz es la voluntad secundada por la oración; la oración de corazón, se entiende, y no palabras en las cuales toma más parte la boca que el pensamiento. Es menester rogar a nuestro ángel guardián y a los buenos Espíritus que nos asistan en la lucha; pero no basta pedirles que aparten a los malos Espíritus, es necesario acordarse de esta máxima, ‘Ayúdate, y el cielo te ayudará’, y pedirles, sobre todo, la fuerza que nos falta para vencer nuestras malas inclinaciones, que son para nosotros peores que los malos Espíritus, pues estas inclinaciones son las que los atraen, como la corrupción atrae a las aves de rapiña. Rogar por el Espíritu obsesor, es devolverle bien por mal, y esto es ya una superioridad. Con perseverancia se acaba, en las más de las veces, por guiarlo de nuevo a mejores sentimientos y se consigue hacer de un perseguidor un agradecido. En resumen, la oración ferviente y los esfuerzos serios para mejorarse, son los únicos medios de alejar los malos Espíritus, los cuales reconocen a sus maestros, en aquellos que practican el bien, mientras que las formulas les causan risa, la cólera y la impaciencia los excitan. Es menester cansarlos mostrándose más paciente que ellos. Pero algunas veces sucede que la subyugación aumenta hasta el punto de paralizar la voluntad del obsesado y no puede esperarse de su parte ningún concurso serio. Entonces es cuando es necesaria la intervención de un tercero, sea por la oración, sea por la acción magnética; pero la potencia de esta intervención depende también del ascendiente moral que los interventores pueden adquirir sobre los Espíritus, pues si no valen más que ellos, la acción es estéril. La acción magnética, en este caso, tiene por objeto impregnar en el fluido del obsesado otro mejor y arrojar el del mal Espíritu; cuando el magnetizador opera, debe tener el doble objeto de oponer una fuerza moral a otra moral y producir sobre el individuo, una especie de reacción química, y sirviéndonos de una comparación material, diremos, sacar un fluido. Con esto, no solamente opera un cambio saludable, sino también, da fuerza a los órganos debilitados por un largo, y a menudo riguroso, apoderamiento. Se comprende, por otra parte, que la potencia de la acción fluídica esta en razón directa, no solamente de la energía de la voluntad, sino sobre todo de la calidad del fluido introducido, y después de lo que hemos dicho, esta cualidad depende de la instrucción y de las cualidades morales del magnetizador; de lo que se deduce que un magnetizador ordinario que obrara maquinalmente para magnetizar, pura y simplemente, produciría poco o ningún efecto: es absolutamente necesario un magnetizador espiritista, que obra con conocimiento, con la intención de producir, no el sonambulismo o una curación orgánica, sino los efectos que acabamos de describir.
    Por otra parte, es evidente que una acción magnética dirigida en este sentido, no puede ser sino muy útil, en el caso de obsesión ordinaria, porque entonces, si el magnetizador esta secundado por la voluntad del obsesado, el Espíritu es combatido por dos adversarios en vez de uno. Es preciso decir también que se achaca a Espíritus extraños malos hechos, de los cuales son inocentes: ciertos estados de enfermedad y ciertas aberraciones que se atribuyen a una causa oculta, son algunas veces simplemente causa del Espíritu del individuo. Las contrariedades que más ordinariamente se han concentrado en sí mismo, los pesares amorosos, sobre todo, han hecho cometer muchos actos excéntricos que se haría mal, en darles el carácter de obsesiones. Muchas veces se es obsesor de sí mismo. Añadiremos, en fin, que ciertas obsesiones tenaces, sobre todo en personas que las merecen, forman algunas veces parte de las pruebas a que están sometidas. "Y aun algunas veces sucede también que la obsesión, cuando es simple, es una tarea impuesta al obsesado, el cual debe trabajar para el mejoramiento del obsesor, como un padre para el de un hijo vicioso". (Recomendamos de nuevo, para más detalles, El Libro de los Médiums). La oración es generalmente un poderoso medio para ayudar a libertarse los obsesados; pero no es la oración de palabra, dicha con indiferencia y como una formula trivial, que puede ser eficaz en caso semejante: es necesario una fervorosa oración, que al mismo tiempo sea una especie de magnetización mental; por el pensamiento se puede dirigir sobre el paciente una corriente fluídica saludable, cuya potencia esta en razón de la intención. La oración no tiene, pues, solamente por efecto el invocar un socorro extraño, sino también el ejercer una acción fluídica. Lo que una persona no puede hacer sola, muchas personas unidas de intención en una oración colectiva y reiterada, lo pueden casi siempre, porque la potencia de acción aumenta con el número. 
    59. La ineficacia del exorcismo, en el caso de posesión, esta probada por la experiencia, y está probado que la mayor parte de las veces en lugar de disminuir el mal, lo aumenta. La razón de esto es que la influencia esta enteramente en el ascendiente moral ejercido sobre los malos Espíritus y no en un acto exterior, cuya virtud consiste en palabras y signos. El exorcismo consiste en ceremonias y formulas de las cuales se ríen los malos Espíritus, mientras que ceden ante la superioridad moral que se les impone; ven que se les quiere dominar por medios impotentes, que se figuran intimarlo con un vano aparato, y por lo mismo se empeñan en hacerse más fuertes, y así redoblan sus esfuerzos; son como el caballo asombradizo que arroja por el suelo al jinete inhábil y se rinde cuando encuentra uno firme y experto; aquí pues, el fuerte es el hombre de más puro corazón, porque a él, le oyen mas los buenos Espíritus. 
    60. Lo que un buen Espíritu puede hacer sobre un individuo, muchos Espíritus pueden hacerlo simultáneamente sobre varios individuos y dar a la obsesión, un carácter epidémico. Una nube de Espíritus puede invadir una localidad y manifestarse en ella de diversos modos. En una epidemia de esta especie se encontraban en Judea en tiempo de Cristo; pues Cristo, por su inmensa superioridad moral, tenía sobre los demonios, o malos Espíritus, tal autoridad que le bastaba mandarles retirar para que lo hicieran, y no empleaba para esto ni signos ni formulas.
    61. El Espiritismo está fundado en la observación de hechos, resultado de las relaciones entre el mundo visible y el invisible. Estos hechos, como están en la naturaleza, se han producido en todas las pocas; y donde sobre todo abundan, es en los libros sagrados de todas las religiones, porque han servido de base a la mayor parte de las creencias. Si la Biblia y los Evangelios ofrecen tantos pasajes obscuros, es por falta de comprensión, los cuales han sido interpretados en sentidos tan diferentes; el Espiritismo es la clave que debe facilitar su comprensión.

    A continuación una contribución de una publicación que esta circulando en las redes sociales sobre este tema:

    EL NEGOCIO MÁS GRANDE ES HACERLE CREER A LAS PERSONAS QUE ESTÁN ENFERMAS !
    LAS CASAS FARMACÉUTICAS CREAN LAS ENFERMEDADES PARA QUE TU COMPRES SUS FÁRMACOS QUE CREAN DEPENDENCIA.
    La compra-venta de la enfermedad es una estrategia altamente exitosa que convierte las situaciones normales de la vida en condiciones de enfermedad psiquiátrica, haciendo que la gente de todos los estratos sociales se preocupe acerca de la "enfermedad mental" más reciente; y que soliciten una pastilla.
    LA TEORÍA DEL "DESEQUILIBRIO QUÍMICO DEL CEREBRO" ES EL FRAUDE MÁS EXITOSO DE LA PSIQUIATRÍA.
    Al paso de los años, la psiquiatría ha convencido a millones de personas que sus cambios emocionales, se deben a la deficiencia de serotonina y que solamente pueden ser aliviados tomando fármacos que trastornan la mente, como los antidepresivos.
    Cuando se dio a conocer la teoría del desequilibrio químico cerebral, surgió una avalancha de críticas y cuestionamientos, tanto que, el Dr. Steven Sharfestein, entonces presidente de la Asociación Americana Psiquiátrica (APA) tuvo que retractarse públicamente diciendo que "no existe 'ninguna prueba contundente de laboratorio que determine la existencia de un desequilibrio químico en el cerebro".
    El vocero de la APA, el Dr. Marc Graff, dijo que la teoría del desequilibrio químico del cerebro, ERA PROBABLEMENTE UNA AFIRMACIÓN PROVENIENTE DE LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA
    (No resulta para nada sorprendente si consideramos que sólo por la venta de antidepresivos se mueven más de 13 mil millones de dólares anuales).
    Cuando se le preguntó al Dr. David Burns, ganador del premio A.E. Bennett de la Sociedad de Bioética de Psiquiatría, sobre el estatus de la teoría del desequilibrio químico de la serotonina, dijo: "pasé los primeros años de mi carrera, investigando tiempo completo el metabolismo de la serotonina, pero nunca encontré ninguna evidencia convincente de que cualquier trastorno psiquiátrico, incluyendo la depresión, fuera debido a una deficiencia de serotonina del cerebro, de hecho no hay forma de medir los niveles de serotonina en una persona viva, por lo que no hay forma de probar éstas teorías".
    A pesar de estos hechos, se les ha prescrito psicofármacos a decenas de millones de personas en todo el mundo, Muchos de los consumidores creen, debido al bombardeo de publicidad, que están corrigiendo una condición física, CONDICIÓN QUE SIMPLEMENTE NO EXISTE.
    Recién en el 2004, y después de las innumerables tragedias que se habían registrado, se alertó al público del riesgo que corren los niños y adolescentes al tomar antidepresivos. También los adultos corren los mismos riesgo (entre ellos el suicidio).
    Los antidepresivos son peligrosos, causan entre otras cosas, ansiedad, agitación, ataques de pánico, insomnio, irritabilidad, hostilidad, impulsividad, acatisia (intranquilidad severa), hipomanía (excitación anormal, manía leve) y manía (psicosis caracterizada por sentimientos exagerados y alucinaciones).
    Mientras que los psiquiatras insisten en que la enfermedad es una condición neurobiológica, y han gastado miles de millones de dólares sin haber conseguido evidenciar esta teoría, el psicólogo Bruce Levine, autor de "Common sense Rebellion" (La Rebelión del Sentido Común) está dentro de aquellos que han enderezado los conceptos diciendo: 
    NO SE HAN ESTABLECIDO MARCADORES BIOQUÍMICOS O GENÉTICOS PARA EL TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN, EL TRASTORNO OPOSICIONISTA DESAFIANTE, LA DEPRESIÓN, ESQUIZOFRENIA, ANSIEDAD, COMPULSIÓN POR EL ALCOHOL O EL ABUSO DE DROGAS, SOBREALIMENTARSE, APOSTAR, O NINGÚN OTRO DE LOS SUPUESTOS ENFERMEDADES, MALES O TRASTORNOS MENTALES.
    Cordialmente 
    CAMILO VILLAMARIN
    EMPRESARIO EJECUTIVO
    Cel : 313-663 65 37 315-227 58 66
    Tel Oficina: (572) 373 9781
    E-MAIL :
    info.grupo.gano.salud@gmail.com
    info.gano.excel.colombia@gmail.com
    Skype : Gano.Excel.Colombia
    EL NEGOCIO MAS GRANDE ES HACERLE CREER A LAS PERSONAS QUE ESTAN ENFERMAS !LAS...
    SUBIDO POR GRUPOGANOSALUDCALI







    La Gran Mentira de los antidepresivos, la justificación de los desvalances de los Niveles de "Serotonina", que no hay forma de medirlos en laboratorios y que puedan ser los causantes de la "Depresion". UNA GRAN MENTIRA, que pronto alguien ha de pagar a la sociedad.  En este vídeo a continuación se destapa la gran mentira.  Un Espiritista no debe estar indicando por ahí, que los casos de "Trastornos Mentales", deben ser referidos a un régimen de "Antidepresivos" que los médicos harán posible gustozamente. ¿Y que de las "Obsesiones Subyugantes" que los Espíritus nos indicaron, mediante la Codificación Espirita. Un Espiritista no debe estar promoviendo estas mentiras, claramente identificadas por la comunidad científica y civil.

    Miren a continuación la cantidad enorme de efectos secundarios a los que consumen estas Drogas Psiquiátricas, que convierten a gente sana en Drogadictos promovidos por los grandes intereses farmacéuticos del mundo. 

    ¿Enfermar a una Sociedad por DINERO?. Eso es INMORAL.

    Veamos el siguiente video sobre este tema:

    "Los antidepresivos "modernos" -los conocidos inhibidores de recaptación de la serotonina- de los que la fluoxetina --comercialmente más conocido como Prozac- es desde hace veinte años la estrella de los fármacos son tan eficaces para tratar la depresión... ¡como un placebo! Es decir, no sirven para nada. Lo constató un equipo de investigadores tras revisar los 47 estudios que la FDA recibió entre 1987 y 1999. Hoy se sabe además que tienen numerosas contraindicaciones e interacciones pues pueden provocar -entre otras- reacciones generalizadas -picor, erupción en la piel, urticaria, inflamación de los vasos sanguíneos, alergias cutáneas, dolor en las articulaciones, fiebre, indisposición, ganglios linfáticos agrandados, hinchazón de tejidos, escalofríos, sensación de calor, enrojecimiento facial, palpitaciones (síndrome serotoninérgico), sensibilidad a la luz del sol y descamación de la piel (necrolísis epidérmica tóxica o síndrome de Lyell)-, reacciones en el aparato digestivo -diarrea, náuseas, vómitos, digestión difícil, dificultad para tragar, alteración del sentido del gusto, sequedad de boca y hepatitis-, reacciones en el sistema nervioso -dolor de cabeza, sueños anormales, insomnio, mareos, anorexia, fatiga, somnolencia, sopor, euforia, espasmos musculares, inestabilidad, temblor, convulsiones, sensación de inquietud interior, acatisia (necesidad imperiosa de moverse), alucinaciones, reacciones maniacas, confusión, agitación, ansiedad, nerviosismo, dificultad para concentrarse, despersonalización, ataques de pánico y comportamientos y pensamientos suicidas- , reacciones del aparato respiratorio --faringitis, dificultad para respirar y alteraciones pulmonares-, reacciones en el aparato urogenital, trastornos del aparato reproductor -disfunciones sexuales (retraso o ausencia de la eyaculación y ausencia de orgasmos), erección prolongada y dolorosa, secreción de leche- y otras reacciones genéricas como pérdida de cabello, bostezos, vista borrosa, dilatación de las pupilas, sudores, vasodilatación, dolor en las articulaciones, dolor muscular, hipotensión al levantarse, hinchazón de los párpados, hemorragias ginecológicas, gastrointestinales y cutáneas, hiponatremia (nivel bajo de sodio en sangre)... Realmente inconcebible que tales fármacos sean legales."
    https://www.youtube.com/watch?v=P-J86yFoUdY

    ¿Puede uno mismo curar una Obsesión? Claro que Si, haciendo el Bien y mediante tu VOLUNTAD - Soy Espírita

    ¿Como es posible eso de curarse uno mismo? Claro que cualquier Obsesión puede ser curada, y puede ser curada por uno mismo, solo con educarte, leyendo los Libros Codificados se puede curar una OBSESION. 

    La contestación es Si es posible. Veamos que dijeron los Espíritus a Allan Kardec:

    Pregunta de Allan Kardec al Espíritu:
    468. Los Espíritus cuya influencia rechazamos por medio de la voluntad ¿renuncian a sus tentativas?
    « ¿Qué quieres que hagan? Cuando nada pueden hacer, ceden su puesto. Pero atisban, sin embargo, el momento favorable como el gato atisba al ratón».
    Pregunta de Allan Kardec al Espíritu:
    469. ¿Por qué medio puede neutralizarse la influencia de los Espíritus malos?
    «Haciendo bien y poniendo toda vuestra confianza en Dios, rechazáis la influencia de los Espíritus inferiores y destruis el imperio que quieren tomar sobre vosotros. Guardaos de escuchar las sugerencias de los Espíritus que os suscitan malos pensamientos, que promueven discordias entre vosotros y que os excitan a todas las malas pasiones. Desconfiad sobre todo de los que exaltan vuestro orgullo; porque os atacan por el lado débil. He aquí por qué os hace decir Jesús en la oración dominical: ¡Señor! no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal». 
    470. Los Espíritus que tratan de inducirnos al mal y que de este modo ponen a prueba nuestra firmeza en el bien, ¿han recibido la misión de hacerlo? Y si es una misión la que están cumpliendo ¿les cabe la responsabilidad de ella?
    - Ningún Espíritu recibe la misión de hacer el mal. Cuando lo acomete, es por su propia voluntad y, por tanto, sufre sus consecuencias. Dios puede permitirle que lo haga para probaros, pero no se lo ordena, y a vosotros toca rechazarlo. 
    471. Cuando experimentamos un sentimiento de angustia, de ansiedad indefinible, o de satisfacción interior sin causa conocida, ¿se debe esto únicamente a una disposición física? 
    - Casi siempre se trata de un efecto de comunicaciones que, sin saberlo, tenéis con los Espíritus, o que habéis mantenido con ellos durante el sueño. 
    472. Los Espíritus que quieren incitarnos al mal ¿lo hacen aprovechando las circunstancias en que nos hallamos, o a éstas pueden producirlas?
    - Aprovechan las circunstancias existentes, pero a menudo también las provocan, empujándoos sin que lo sepáis hacia el objeto de vuestra codicia. Así por ejemplo, un hombre encuentra en su camino una suma de dinero. No creo que sean los Espíritus los que la han dejado en tal lugar, pero sí pueden inspirar al hombre la idea de ir hacia ese lado, y entonces ellos le sugieren que se apropie el dinero, en tanto otros Espíritus le están sugiriendo que lo devuelva a su legítimo dueño. Lo propio ocurre con todas las demás tentaciones. 
    473. ¿Puede un Espíritu revestir momentáneamente la envoltura corporal de una persona viva, es decir, introducirse en un cuerpo animado y obrar en lugar del que está encarnado?
    «El Espíritu no penetra en un cuerpo como tú en una casa. Se identifica con un Espíritu encarnado que tiene los mismos defectos y las mismas cualidades para obrar de común acuerdo, pero siempre es el encarnado quien obra como quiere, sobre la materia de que está revestido. Un Espíritu no puede sustituir al que está encarnado; porque el Espíritu y el cuerpo están ligados hasta el tiempo señalado para el término de la existencia material». 
     Con la VOLUNTAD...
    475. ¿Puede uno por sí mismo alejar a los malos Espíritus y emanciparse de su dominación?
    «Teniendo la necesaria firmeza de voluntad, siempre es posible, quien quiera que sea, liberarse de un yugo».Resumen: Entonces; una Obsesión puede ser curada: HACIENDO EL BIEN Y CON LA VOLUNTAD. 
    Sin tu "VOLUNTAD" nada; con ella "TODO"
    Cuando se trata de decirle a un espiritu que ya no te puede molestar y menos provocar pensamientos no deseados en la mente. Cuatro cosas importante a recordar. Veamos el Libro de los Mediums en el Ítem #249 que menciona estas 4 cosas importantes;



    • Se le exige al Espiritu que no somos un Juguete de sus Prensiones.
    • Gastar su paciencia.
    • Se le pide la ayuda al Espiritu protector.
    • Es menester tratarle con severidad,

    Veamos en concreto esto que he mencionado como lo explica el Item #249 del Libro de Los Médiums:

    249. Los medios de combatir la obsesión varían según el carácter que reviste. El peligro, realmente, no existe para todo médium que está bien convencido de que debe habérselas con un Espíritu mentiroso, como esto tiene lugar en la obsesión simple; para él no es más que una cosa desagradable. Pero por lo mismo que esto le es desagradable con tanta más razón el Espíritu se encarniza con él para vejarle. Dos cosas esenciales deben hacerse en este caso. 
    • Primero, probar al Espíritu que uno no es su juguete, y que le es imposible el engañarnos;
    • segundo, gastar su paciencia, mostrándose más paciente que él; si está bien convencido que pierde el tiempo, concluirá por retirarse, como lo hacen los importunos cuando no se les escucha. Pero no siempre basta esto, y el proceso puede ser largo porque los hay que son tenaces, y para ellos los meses y los años son poca cosa.
    • En tal caso el médium debe hacer una evocación ferviente a su buen ángel guardián, lo mismo que a los buenos Espíritus que le son simpáticos, y rogarles que le asistan. 
    • Con respecto al Espíritu obsesor, por malo que sea, es menester tratarle con severidad, pero con benevolencia, y vencerle con buenos procederes, rogando por él.

    Si realmente es perverso, se burlará al principio; pero moralizándole con perseverancia, finalizará por enmendarse: es la empresa de una conversión, tarea muy a menudo penosa, ingrata, aun repugnante, pero cuyo mérito está en la dificultad, y que si se cumple bien queda siempre la satisfacción de haber llenado un deber de caridad y muchas veces el haber conducido al buen camino a un alma perdida.

    Conviene igualmente interrumpir toda comunicación escrita  desde el momento que se reconoce que viene de un Espíritu malo que no quiere entender la razón, a fin de no darle el placer de ser escuchado.

    Aun en ciertos casos puede ser útil el dejar de escribir por algún tiempo; cada uno debe conducirse según las circunstancias. Pero si el médium escribiente puede evitar estas conversaciones, absteniéndose de escribir, no sucede lo mismo con el médium auditivo que el Espíritu obsesor persigue algunas veces a cada momento con sus palabras groseras u obscenas, y que ni siquiera tiene el recurso de taparse los oídos. Por lo demás es menester reconocer que ciertas personas se divierten con el lenguaje trivial de esta clase de Espíritus, que animan y provocan, riéndose de sus necesidades en lugar de imponerles silencio y moralizarles. Nuestros consejos no pueden aprovechar a los que quieren perderse.

    De modo si alguien le dice que no se puede tratar con "Severidad a un Espiritu Obsesor", dígale en toda confianza, que es eso lo que recomiendan los Espíritus a Allan Kardec en el ítem #249 del Libro de Los Mediums, esto es Espiritismo. 




    Las Obsesiones SI tienen cura, sin necesidad de procedimientos de ritos religiosos.

    Aquí, ilustro un ejemplo de cómo una Casa Espirita tratan las Obsesiones Espirituales y pretenden curarlas. Este es un caso real:
    “El tratamiento del espíritu superior el doctor xxxxx me lo ha dado a través de esta espirita y es leerme todos los días el evangelio, escribir 10 veces todos los días el porque me merezco perdonarme y escuchar durante 5 minutos música relajante.”
    Las personas con este procedimiento religioso NUNCA se Curan, en el vídeo adjunto tengo una llamada telefónica donde una chica de 21 años entraba en trance cada vez que el Espíritu Obsesor llegaba y la mantenía en trance por 4 hrs. Con una sola llamada telefónica o una sesión por teléfono, pudo esta chica desprenderse del espíritu Obsesor. Júzgalo tú mismo. Este es un caso real.

    Cuando una persona que esta asediada por un Espiritu Obsesor y se comunicó conmigo de lo que estaba sufriendo, me encargué en decirle que la Obsesión se sale de la persona, solo con la Voluntad y haciendoel bien adquiriendo Méritos Morales y con exigirle con severidad, a ese Espiritu obsesor que tiene que dejar libre al obsesado.

    Entonces mi amiga obsesionada, le indicó al Médium de la misma Casa Espirita que indicó el tratamiento de desobsesión que había recomendado con que escribiera 10 oraciones que indicara de porque ella se merecía ser perdonada, se le indicó que El Libros de Los Médium indicaba que se debía tratar con severidad al Espiritu Obsesor: 
    "No hagas eso porque el espiritu obsesor tiene otros espíritus le obsesionan y tratarlos con severidad los iba a enfurecer mas contra ella".
    Al parecer estos mediums no educados en el Libro de Los Espíritus, nunca recomendó la moralización del obsesado y menos aun reconoció que con solo la "Voluntad" y tratando el Espiritu con firmeza y severidad, el El Espiritu Obsesor es desprendido de la obsesión.

    Esto es el resultado de no leer el libro de Los Mediums de muchas casas Espiritas, que le ocasionan mucho daño a los obsesados por no saber lo que recomendaron los Espíritus a Allan Kardec y dejar de ponerlo en pr
    á
    ctica.

    No tengo ninguna intención de criticar, sino de educar con el ejemplo, pues no podemos dejar que estos comportamientos le ocasionen daño a personas que realmente necesitan ayuda espiritual, y pueden ser ayudadas si se siguen las instrucciones de acuerdo a los libros codificados.

    Estos son Médiums que no están educados y le hacen un flaco servicio de ayuda a los que sufren obsesiones.

    Este vídeo se ilustra que la Esquizofrenia es una Mediúmnidad en el que esta obsesado, y te doy una orientación de lo que es el Espiritismo.



    HAGAMOS LA GUERRA A LA OBSESIÓN, ÚNETE A ESTA GUERRA CONTRA ESE FLAGELO DE LA HUMANIDAD, TODO EMPIEZA CON LA EDUCACIÓN ….

    Las Obsesiones sí; tienen cura, sin necesidad de procedimientos alejados de ritos religiosos.

    Aquí, ilustro un ejemplo de cómo algunas Casas Espiritas tratan las Obsesiones Espirituales y pretenden curarlas. Este es un caso real:
    • “El tratamiento del espíritu superior el doctor xxxxx me lo ha dado a través de esta espirita y es leerme todos los días el evangelio, escribir 10 veces todos los días el porque me merezco perdonarme y escuchar durante 5 minutos música relajante.”
    Las personas con este procedimiento, luce como un "rito religioso" y NUNCA se Curan las obsesiones, porque no ha mediado el comportamiento Moral ni la Voluntad del obsesionado.

    Amigo Espírita, deja de creer en las supersticiones para curar una Obsesión. Una OBSESIÓN se cura, tan pronto entiendes que es tu "Voluntad" lo que inicia este proceso. Tristemente acuden casos de Obsesión, donde en las Casas Espiritas, pretenden hacer desobsesiones, y ni tan siquiera han leído el Libro de Los Médiums y menos el Libro de Los Espíritus.

    Un Espírita no puede estar buscando los colores del Aura, ni dejarse influenciar que la obsesión es porque unos de los Chakras es atacado por un espíritu. Eso es Metafísica y Superstición. Y menos pensar que un buen espíritu esta en uno de los Chackas evitando que seas atacado. MENTIRA, los espíritus buenos y protectores no intervienen en tu libre albedrío cuando has permitido que un espíritu impuro ocasione una obsesión.

    El 
    Ítem #237 del Libro de Los Mediums, dice lo siguiente en la descripción de una Obsesión:

    CAPÍTULO XXIII
    DE LA OBSESIÓN: OBSESIÓN simple. – Fascinación. – Subyugación. –
    Causas de la obsesión. – Medios de combatirla.
    237. En el número de escollos que presenta la práctica del Espiritismo, es menester poner en primera línea la obsesión, es decir, el imperio que algunos Espíritus saben tomar sobre ciertas personas. Esta nunca tiene lugar sino por Espíritus inferiores que procuran dominar; los Espíritus buenos no hacen experimentar ninguna contrariedad; aconsejan, combaten las influencias de los malos, y si no se les escucha se retiran. Los malos, por el contrario, se unen a aquellos sobre los cuales pueden hacer presa; si llegan a tomar imperio sobre alguno, se identifican con su propio Espíritu y le conducen como a un verdadero niño. La obsesión presenta caracteres diversos que es muy necesario distinguir, y que resultan del grado de opresión y de la naturaleza de los efectos que produce. La palabra obsesión es de algún modo un término genérico por el cual se designa esta especie de fenómeno cuyas principales variedades son: la obsesión simple, la fascinación y la subyugación.”



    Decide inmediatamente a ser mejor hoy que ayer,

    RECHAZA CON SEVERIDAD CUALQUIER VOZ EN TU MENTE. pues eso lo recomienda el Ítem #249 del Libro de Los Mediums.

    Es tiempo de dejar atrás la religiosidad de centros Espiritas que no leen el Libro de Los Médiums y solo se limitan a decir que ellos son los que curan la Obsesión mediante sus espíritus mentores. ERROOOOOR, la desobsesión es atacada inmediatamente por tu
    "VOLUNTAD”,

    nada de chackras, nada de lectura de Auras, nada de un cuadro de espíritus que te atormentan, nada de eso.

    Sé mejor hoy que ayer, acude a Dios para permiso para que seas inmediatamente asistido por buenos Espíritus que derramen de sus fluidos y estos fluidos te alivian en tu interior y te dan buenas insinuaciones, ocasionado que los malos espíritus empiecen a retirarse.

    La OBSESIÓN es derrotada por tu comportamiento en Bien y tu Voluntad.

    ¡VERAS QUE SERÁS ALIVIADO INMEDIATAMENTE!

    Empieza a leer el Libro de Los Espíritus, el Libro de Los Médiums y procura conocer tu Espíritu Protector lo antes posible.

    Has sufrido porque te han enseñado mal, no se ha utilizado lo que el Espiritismo enseña, que es la lectura de los Libros Codificados. Tú decides que hacer.
    ¡ABRE LOS OJOS, LA OBSESIÓN SI TIENE CURA, SIN NECESIDAD DE RITOS ESPIRITAS QUE NADA TE AYUDAN!

    Estoy muy apenado ver tanto sufrimiento entre los Espiritas que están Obsesionados.

    Ítem 863 Libro de los Espíritus
    863. Las costumbres sociales ¿no obligan muchas veces a un hombre a seguir un camino equivocado, y no está él sometido al contralor del qué dirán cuando escoge sus ocupaciones? Eso que llamamos respeto humano ¿no es un obstáculo para el ejercicio del libre albedrío?
    - Los hombres crean las costumbres sociales, no Dios. Y si a ellas se someten es porque les conviene, lo cual constituye un acto más de su libre albedrío, puesto que si lo desearan podrían liberarse de ellas. 
    Entonces, ¿por qué se quejan? No deben acusar a las costumbres sociales, sino a su tonto amor propio, que les lleva a preferir morirse de inanición antes que apartarse de ellas. Nadie les toma en cuenta ese sacrificio que realizan en pro del qué dirán, en tanto que Dios sí les tomará en cuenta el sacrificio que hagan de su vanidad. Esto no significa que haya que desafiar sin necesidad al qué dirán, como hacen ciertas personas, que tienen más extravagancia que verdadera filosofía. Es tan desatinado dar motivo a que lo señalen a uno con el dedo o lo miren cual si se tratara de un ser exótico, como prudente descender por propia voluntad y sin murmurar cuando no puede uno mantenerse en lo alto de la escala.
    Mi Comentario a la contestación de los Espíritus a esta pregunta de Kardec hace 155 años. ¿No sería un presagio de los Espíritus a lo que sucede hoy  día a esta condición nerviosa psicosomática que afecta a muchos y preocupa a muchos más? ¿Podemos comprender cuan acertado es la descripción dada por los Espíritus a Kardec hace más de un siglo y medio? Es maravillosos saber que Dios que todo lo sabe, nos dejó plasmado esta condición social, mucho antes de que el mundo tuviera constancia de esto. Esto es una prueba contundente del mensaje de Dios a nuestras vidas. Como se describió con lujo de detalles este mal, precisamente causado por costumbres sociales y la descripción es tal que habla hasta de inanición. Me gustaría saber la opinión de los escépticos en prueba tan incuestionable de lo que Dios nos adelantó en conocimiento. Porque no podemos hoy día aceptar que la solución y cura también nos la da Dios hoy para que podamos vencer este flagelo. Para nosotros los Espiritas es muy natural achacar estos comportamientos obsesivos a ser productos de espíritus inferiores, pero para los incrédulos, los religiosos, los científicos y los escépticos no pueden entender algo obvio y real.
    Caminemos pues por la senda de la transformación Moral y veremos como este y otras enfermedades producidas por espíritus inferiores pueden ser derrotadas. No es hablar por hablar, es poder hablar con firmeza y convicción de que el mundo espiritual si existe y es real.

    Las siguientes referencias a lo que todos conocemos hoy día como Anorexia Nerviosa, fueron enunciadas en la contestación a la pregunta #863 del  El Libro de Los Espíritus, escrito por Allan Kardec, hace más 157 años encontramos Claras alusiones a la Anorexia Nerviosa que conocemos hoy día:

    • las costumbres sociales, 
    • puesto que si lo desearan podrían liberarse de ellas,
    • tonto amor propio,
    • de inanición,
    • su vanidad,
    • lo señalen a uno con el dedo,
    • cual si se tratara de un ser exótico,
    • cuando no puede uno mantenerse en lo alto de la escala,
    El Espíritu que contestó esta pregunta menciona “las costumbres sociales” o sea razones sociales que conducen a propiciar el ambiente apropiado para que la Anorexia Nerviosa se dé.  Muy importante este comentario y cito: puesto que si lo desearan podrían liberarse de ellas”. Ya se establece que si se desea, aquí el libre Albedrio juega un papel importante. Todos tenemos derecho a decidir, implica que ningún Espíritu Inferior puede imponer esta condición a menos que el obsesado se halla rendido a sus pretensiones y lo permita. 

    Cataloga como “tonto amor propio” y es precisamente el detonador de esta condición, un tonto amor a si mismo que es lo que los espíritus inducen en la mente del obsesado para que inadvertidamente se rinda a la obsesión de "Subyugación" de "Subyugación". Pero ya el Espiritu dijo que era un tonto amor propio, ese pensamiento.

    Tambien dijo el Espiritu, que les lleva a preferir morirse de inanición antes que apartarse de ellas. No hay alusión más contundente que este argumento, porque es exactamente como se llega a la crisis de esta enfermedad. No hay ninguna duda de el Espiritu se refería a esta enfermedad.

    Su vanidad motiva a la persona a tomar la decisión de dejar de alimentarse apropiadamente hasta conducirla a un estado crítico. Pero, aquí se hace referencia a que Dios tomara en cuenta la raíz del problema que es la vanidad y no el resultado. Es aquí donde debemos pensar que la persona que se ha sometido a esta prueba antes de reencarnar, si la vence, logra derrotar la vanidad que solo se logra con la Transformación Moral del individuo. 

    Esta otra cita, nos lleva a lo que todos le temen, me refiero al dedo acusador de otro que le indica que esta gordo y que luce mal, cuando en realidad el velo que le han tendido los espíritus inferiores es que se ve mal no por el sobrepeso, sino por la pérdida de peso. Como podemos entender esta ambivalencia, si no es pensando que esa mente obsesionada ha sido tomada por el espíritu obsesor confundiendo a la persona afectada haciéndola creer que cada kilo que pierda lograra que se vea bien.  Es como el que juega y juega compulsivamente a la lotería y justifica su acción a que tarde o temprano se va a pegar con el premio mayor del loto.

    Finalmente termina con el dedo acusador que es lo que logra destruir la auto estima de los seres humanos como lo más dañino que existe. Veamos en detalle esta última parte y citamos:
    “Esto no significa que haya que desafiar sin necesidad al qué dirán, como hacen ciertas personas, que tienen más extravagancia que verdadera filosofía. Es tan desatinado dar motivo a que lo señalen a uno con el dedo o lo miren cual si se tratara de un ser exótico, como prudente descender por propia voluntad y sin murmurar cuando no puede uno mantenerse en lo alto de la escala.
    O sea todo lo que es esta contestación del Espíritu, lo único que faltó fue ponerle el nombre de Anorexia NerviosaEl reto es uno trascendental, y no es fácil, puesto que conlleva una coordinación de factores que comienzan con la educación. Como la Transformación Moral puede explicar esta obsesión es el mayor reto en que los espiritas nos vamos a enfrentar en los años venideros.  Si logramos divulgar un mensaje de Educación bien coordinado, podemos ser de gran esperanza a tantos que sufren de este flagelo social.  Me gustaría mucho que esta información de esta reflexión, logre de algún modo motivar a que se vea nuestra filosofía con las contestaciones apropiadas a las preguntas de la Anorexia Nerviosa de este tiempo y a otras enfermedades del Alma que nos agobian.
    Entonces, al buen entendedor, pocas palabras bastan...

    Te invito a leer mi articulo sobre la Obsesión Espiritual




    Reflexión Final

    El articulo presentado anteriormente, es responsabilidad del autor. Pero hay que considerar unos hechos que si son demostrables. Como la medicación de psicofarmacos sin mediar pruebas de laboratorio alguna, para determinar las deficiencias que justifican la medicación por los profesionales de la Salud.  Por lo tanto, hay que tener bastante cuidado a que estemos los Espiritistas dejándonos llevar por informacion no corroborada científicamente que no identifican las verdaderas causas de los llamados trastornos mentales y que no curan estas condiciones.

    Existen dudas razonables para coincidir en que los llamados desequilibrios químicos en el cerebro, sean las verdaderas causas de los llamados trastornos mentales, que no son sino "Obsesiones Espirituales".


    Los Espiritistas, deberían retornar a lo que el Espiritismo nos ha indicado en los Libros Codificados, y comenzar a tratar las Obsesiones Espirituales con lo que nos indicaron los Espíritus a través de Allan Kardec.


    Tengo innumerables casos de obsesiones que han sido curados utilizando lo que nos ofrece el Espiritismo, Y mas contundente aun, tengo casos de auto curación de la Obsesiones Subyugantes de amigos de mi pagina en Facebook. Entonces ¿que esperamos los Espiritistas para contribuir con la ciencia para lograr erradicar este flagelo de la humanidad, mediante lo que conocemos del Espiritismo.?


    Los Espíritus Mentores o superiores no pueden intervenir en el Libre Albedrío de los Espíritus Encarnados o desencarnados. Porque se detiene inmediatamente el Adelantamiento Espiritual para lo cual encarnamos para expiación. 


    No coloquemos a un lado lo que nos exponen los Libros Codificados, pues estamos dejando al lado la Palabra de Dios y su consejo. Los que así lo hagan correrán solos y el Espiritismo no puede hacerse responsable.





    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Seguir a Frank en Facebook

    ¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo?

    ¿Cómo reconocer un “Espiritista Verdadero”, en el Espiritismo? 
    Un Espiritista Verdadero es aquel que según el Libro de Obras Póstumas, de Allan Kardec lo describe así:

    Breve Contestación a los Detractores del Espiritismo

    “Solo reconoce por adeptos suyos a los que practican su enseñanza, es decir, a los que trabajan en su propio mejoramiento moral, esforzándose en vencer sus malas inclinaciones, en ser menos egoístas y orgullosos, más afables, más humildes, pacientes, benévolos, caritativos para con el prójimo y moderados en todas las cosa, pues este es el signo característico del espiritista verdadero…”

    Un Espiritista Verdadero, no es el que cobra menos dinero. Esos son “Charlatanes”, infiltrados en el Espiritismo. Los “Charlatanes”, son los que cobran dinero en el Espiritismo.


    Evaluar a un Espiritista, y saber si es uno Verdadero, se necesita tener conocimiento adquirido, mediante la lectura de los Libros Codificados de Allan Kardec, Así se puede verificar la autenticidad.

    Mensajes en Fotos


    Body

















    1/15/16

    Un RESUMEN sobre los recursos del Espiritismo para sanar las Obsesiones Espirituales seria:









    • Moralización del Obsesado obteniendo su ascendencia Moral y luego al Obsesor moralizarlo.



    • Fortalecimiento de la "Voluntad" del Obsesado para que pueda Rechazar al Obsesor.



    • Oración Magnética Mental. (Grupales),



    • Magnetización del Obsesado, mediante Pases Magnéticos.



    • Educación Espirita.


    Los postulados y la definición de la Filosofía Espirita antes expresada es nuestra razón de ser en esta red social. Por la naturaleza de este medio, muchas personas con diferentes corrientes de pensamiento y de diferente postura con relación al Espiritismo, pueden hacer comentarios a nuestras reflexiones. Esto nos llena de mucha satisfacción, porque ilustra claramente que el propósito de la existencia de esta página ha cometido su propósito al lograr cruzar barreras de idiomas y de pensamientos. Estamos muy claros en que nuestra filosofía es una de carácter Kardeciana y es la que promulga el deseo genuino de Dios en cuanto al comportamiento Moral de nuestra sociedad y de toda la raza humana, pero no tenemos ninguna conexión con otras corrientes de pensamiento sincretistas como lo son: Práctica de africanismo, indigenismos o ritualismos étnicos, Religiosos, folclóricos o sincréticos ni se hacen rezos, baños de plantas, consume de aguardiente o tabacos, inhalaciones toxicas, curaciones mágicas, maleficios o encantamientos y Santería.



    Las obsesiones se Curan según el Espiritismo.






    Excelente recurso de información según El Espiritismo, en el siguiente Libro Gratuito:








    Todos están bienvenidos a comentar nuestras reflexiones, pero en nada esto significa que patrocinemos estas corrientes diferentes de pensamientos.











    Queremos ser un faro, donde aquellos que desean encontrar el puerto seguro, puedan libremente acercarse al dialogo y a la comprensión. Jesús nos enseño a no hacer acepción de persona alguna, somos llamados a la comprensión y a la tolerancia con todos aquellos que aunque tengan pensamientos diferentes, siguen siendo seres humanos en el proceso de encontrar el sendero de la verdad en su camino evolutivo.












    REFERENCIAS PARA ESCRIBIR ESTA REFLEXIÓN



    • El Evangelio Según El Espiritismo, Allan Kardec

    • El Libro de Los Espíritus, Allan Kardec

    • Obras Póstumas, Allan Kardec

    • Genesis

    • El Cielo Y el Infierno – Allan Kardec

    • El Libro de Los Médiums – Allan Kardec











    Frank Montañez

    “Soy Espírita”

    Director de la Página


    Soy Espirita en Facebook

    Nuestro Canal Soy Espirita en Youtube

    Blog de Soy Espirita

    soyespirita@yahoo.com

    "Soy Espirita" en Twitter

    "Soy Espirita" en Google +

      No dejes de inscribirte en mi blog, así podrás recibir notificación de nuevas adiciones a mi página. Debes tener una cuenta de correo electrónico de gmail para poder hacer comentarios a los artículos y también para inscribirte en este blog. Además, si consideras que esta reflexión hoy ha sido de mucha ayuda, por favor compártela haciendo un enlace a tu muro en Facebook y no dejes de escribir un comentario para así saber que ha servido de ayuda a alguien. Gracias por leer este blog. Frank





    NOTA Importante:




    Si consideras que este articulo o reflexión es útil, y deseas citarnos en un artículo o nota que publiques en tu blog o en Facebook, por favor haz una mención de que obtuviste la información de un articulo nuestro ya publicado. Eso es actuar en Moral y bien común. No permitas que el atribuirte consciente o inconscientemente crédito por algo que copiaste de otro autor, afecte tu espiritualidad, y que cometas faltas que se han de acumulan a las que ya tienes.




    Si me mencionas o no, no es importante para mí, pero sí; es una falta el atribuirte que la información publicada es de tu autoría al no hacer mención alguna del autor original, si no das el crédito al que originalmente lo creo, eso es propiedad intelectual y al no dar el crédito, constituye una falta de moralidad. Recomiendo que añadas al final de tu reflexión algo así:




    Partes de esta reflexión ha sido tomada de un artículo publicado por Frank Montañez de “Soy Espírita” en su blog: www.soyespirita.blogspot.com




    Nombre del Artículo:


    Fecha Publicado:


    Eso evitarás que actúes mal sin quererlo hacer, de eso se trata la Educación Espírita.






    Los siguientes enlaces te conducen a estos temas ya publicados para ayudarte en tu desarrollo de educación espiritual:









































    Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son mas fáciles de manejar. Te los ofrezco gratuitos en estos enlaces y en audio que son más fáciles de manejar.




    Audio Libros en Español GRATUITOS




    Los invito a que descarguen los AUDIO Libros en mi blog. No hay escusas para no leer el Libro de los Espíritus y el de Los Médiums, pues pueden escucharlos narrados. Visita mi blog o simplemente dale clic al libro que ves listado a continuación.





    ¡VIVA EL ESPIRITÍSMO!





    Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO.


    Haz clic en este enlace - AUDIO LIBRO – GÉNESIS




    Espero estos enlaces te conduzcan a información que te ayude a lograr activar tu crecimiento espiritual, a través de la Transformación Moral.


    ________________________________________




    NOTA ACLARATORIA:





    Han notado que nuestras reflexiones se redactan para la Educación de nuestra filosofía, tal y como lo ilustran Los Espíritus de La Codificación Espirita dada a Allan Kardec. Muchas de estas enseñanzas lucen como que deben ser tratadas en la Casa Espírita y creo que sí; es esto correcto. Pero la mayoría de nuestros lectores no tienen acceso a Casa Espírita alguna, entonces no nos podemos quedar con las manos cruzadas esperando que Espíritus Impuros que sabiendo esta realidad se adelanten se introduzcan en los hogares de personas que con genuino interés se acercan a nuestra página buscando ayuda. Para ellos les sugiero considerar conformar un pequeño grupo de Estudios en su hogar. Así se deleitaran de las enseñanzas de los Espíritus. Estos dos enlaces te ayudaran a comenzar a conformar tu grupo de Estudio:





    • http://soyespirita.blogspot.com/2014/01/ley-de-sociedad-i-necesidad-de-la-vida.html

    • http://soyespirita.blogspot.com/2011/08/recomendaciones-para-los-nuevos-grupos.html













    No demostramos compasión si no ayudamos a estas personas en estos lugares inaccesibles que no existe ninguna Casa Espírita cerca y tal vez nunca la habrá a no ser por nuestra educación por el Internet. Para muchos el desarrollo de la Mediúmnidad es tan serio que no han desarrollado aun Médiums en sus lugares de reunión. Pero eso no debe ser la norma, pues el mismo Allan Kardec nos apercibió de que esto era esencial en el desarrollo espiritual de las comunicaciones Mediúmnica.




    Preferimos hacer accesible esta información para aquellos que genuinamente desean crecer espiritualmente, y yo soy el de pensar que si los deseos de estos nuevos allegados son encaminados al desarrollo de la Mediúmnidad, es preferible ayudarlos que dejarlos a expensas de Espíritus Impuros que aprovechándose del deseo más profundo de crecer espiritualmente intervengan para que esto no se logre.




    Esta educación debe ser el detonador para el establecimiento de nuevos centros de reunión para nuevos allegados y esto cumple el propósito de la codificación y de la Ley de Progreso y Crecimiento espiritual a que todos tenemos derecho.









































    Autenticidad de los libros Codificados por Allan Kardec según el Libro de Génesis, ¿Qué es una Opinión en el Espiritismo? y el propósito del Espiritismo con la Humanidad:





    Ítem #10. Sólo los espíritus puros reciben la misión de transmitir la palabra de Dios, pues hoy sabemos que los espíritus están lejos de ser todo perfectos y que algunos intentan aparentar lo que no son, razón por la cual San Juan ha dicho: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios” (Primera Epístola Universal de San Juan Apóstol 4:1).



    De modo que nadie tiene la autoridad Espiritual ni Moral de realizar cambios a los libros codificados que no sean los dueños y autores originales; "Los Espíritus".




    Veamos lo que dice la introducción del Libro de Génesis, comentado y firmado por Allan Kardec y lee como sigue: Introducción, De la primera edición, publicada en enero de 1868.


    “A pesar de la intervención humana en la elaboración de esta





    Doctrina, la iniciativa pertenece a los espíritus, pero no a uno en especial, ya que es el resultado de la enseñanza colectiva y concordante de muchos espíritus, puesto que si se basara en la doctrina de un espíritu no tendría otro valor que el de una "opinión personal". El carácter esencial de la Doctrina y su existencia misma se basan en la uniformidad y la concordancia de la enseñanza. Por tanto, todo principio no general no puede considerarse parte integrante de la Doctrina, sino una simple opinión aislada de la cual el Espiritismo no se responsabiliza.


    Es esa concordancia colectiva de opiniones, sometidas a la prueba de la lógica, la que otorga fuerza a la Doctrina Espírita y asegura su vigencia. Para que cambiase, sería necesario que la totalidad de los espíritus mudasen de opinión, es decir, que llegase el día en que negasen lo dicho anteriormente. Ya que la Doctrina emana de la enseñanza de los espíritus, para que desapareciese sería necesario que los espíritus dejasen de existir. Y es por eso que esta Doctrina prevalecerá siempre sobre los demás sistemas personales, que no poseen, como ella, raíces por doquier. El Libro de los Espíritus ha consolidado su prestigio porque es la expresión de un pensamiento colectivo y general.”

    Firmado por Allan Kardec.






    El Libro de Génesis, escrito por Allan Kardec nos indica lo siguiente tambien:


    Ítem #40. El Espiritísmo presenta, como ha sido demostrado (cap. I, n.º 30), todos los caracteres del Consolador prometido por Jesús. No es, en absoluto, una doctrina individual, una concepción humana; nadie puede decirse su creador (Pues sus creadores fueron los Espíritus). Es el fruto de la enseñanza colectiva de los espíritus presididos por el Espíritu de Verdad. No suprime nada del Evangelio: lo completa y aclara. Con la ayuda de las nuevas leyes que revela, en unión con las de la ciencia, hace comprender lo que era ininteligible y admitir la posibilidad de aquello que la incredulidad tenía inadmisible. Hubo precursores y profetas que presintieron su llegada. Por su poder moralizador, prepara el reino del bien sobre la Tierra.


    La doctrina de Moisés, incompleta, terminó circunscrita al pueblo judío; la de Jesús, más completa, se extendió a toda la Tierra mediante el cristianismo, pero no convirtió a todos; el Espiritismo, más completo aún, con raíces en todas las creencias, convertirá a la Humanidad.1


    1. Todas las doctrinas filosóficas y religiosas llevan el nombre de la individualidad fundadora, por lo que se dice: el Mosaísmo, el Cristianismo, el Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, etc. La palabra Espiritismo, por el contrario, no involucra a ninguna persona en especial; pero sí define a una idea general que indica, al mismo tiempo, el carácter y la fuente múltiple de la Doctrina. [N. de A. Kardec.]






    Claramente Allan Kardec y El Espíritu de verdad que dictó los Libros Codificados que el Espiritísmo, más completo aún, es con raíces en TODAS LAS CREENCIAS y la fuente múltiple de la doctrina, refiriéndose a que con Moisés la Doctrina fue incompleta y la de Jesús se extendió mediante el Cristianismo, pero no convirtió a todos, por lo tanto es hoy que el Espiritísmo ha de ser de todos, todas las doctrinas religiosas, "Mosaísmo, Cristianismo, Mahometismo, el Budismo, el Cartesianismo, el Furierismo, el Sansimonismo, y yo ando los Musulmanes, los Hinduistas, los Ateos, los Laicos, los de Joaquín Trincado, los Santeros, Umbanda, en fin a "TODOS", es más incluyo, hasta los extraterrestres, Todos adelantaran sus Espíritus mediante las enseñanzas del Espiritísmo.



    En el libro de Obras Póstumas, Allan Kardec, luego de haber dedicado 13 años a la Codificación Espírita, y haber codificado y publicado los 5 Libros Básicos, dijo lo siguiente refiriéndose al Espiritismo:



    EL ESPIRITÍSMO NO ES UNA RELIGIÓN Constituida…



    El espiritismo es una doctrina filosófica que tiene consecuencias religiosas como toda filosofía espiritualista y por esto mismo toca forzosamente las bases fundamentales de todas las religiones: Dios, el alma y la vida futura; pero no es una religión constituida, dado que no tiene culto, rito ni templo, y que entre sus adeptos ninguno ha tomado ni recibido titulo de sacerdote o sumo sacerdote. Estas calificaciones son pura invención de la crítica.


    Obras Póstumas – Allan Kardec







    TODOS SOMOS MÉDIUMS





    Libro de Los Mediums - Sobre los Médiums - X




    Todos los hombres son médiums, todos tienen un Espíritu que los orienta hacia el bien, en caso de que sepan escucharlo. Ahora bien, poco importa que algunos se comuniquen directamente con él a través de una mediumnidad especial, y que otros sólo lo escuchen a través de la voz del corazón y de la inteligencia, pues no deja de ser su Espíritu familiar quien los aconseja. Llamadlo espíritu, razón o inteligencia: en todos los casos es una voz que responde a vuestra alma y os dicta buenas palabras. Sin embargo, no siempre las comprendéis. No todos saben proceder de acuerdo con los consejos de la razón, no de esa razón que se arrastra y repta más de lo que camina, que se pierde en la maraña de los intereses materiales y groseros, sino de esa razón que eleva al hombre por encima de sí mismo y lo transporta a regiones desconocidas. Esa razón es la llama sagrada que inspira al artista y al poeta, el pensamiento divino que eleva al filósofo, el impulso que arrebata a los individuos y a los pueblos. Razón que el vulgo no puede comprender, pero que eleva al hombre y lo aproxima a Dios más que ninguna otra criatura; entendimiento que sabe conducirlo de lo conocido a lo desconocido, y le hace realizar las cosas más sublimes. Escuchad, pues, esa voz interior, ese genio bueno que os habla sin cesar, y llegaréis progresivamente a oír a vuestro ángel de la guarda, que desde lo alto del cielo os tiende la mano. Repito: la voz íntima que habla al corazón es la de los Espíritus buenos, y desde ese punto de vista todos los hombres son médiums.




    Channing






    Libro de Los Mediums - Capt. XVII


    Amigos míos, permitidme que os dé un consejo, dado que avanzáispor un terreno nuevo, y si seguís la ruta que os indicamos no osextraviaréis. Se os ha dicho una gran verdad, que deseamos recordaros: el espiritismo es sólo una moral, y no debe salirse de los límites de la filosofía, ni más ni menos, salvo que quiera caer en el dominio de la curiosidad.


    Dejad de lado las cuestiones científicas, pues la misión de los Espíritus no es resolverlas, ahorrándoos el esfuerzo de las investigaciones.


    "Tratad antes de mejoraros, pues de ese modo progresaréis realmente".


    San Luis






    Mapa de Visitas

    Horarios en comparación a Chicago